Misión en el paraíso – Hambre y pobreza

Volvemos del norte a la capital con intención de viajar a Roma. Tras unos pocos días en la capital, como nuestra estancia debe prolongarse por las trabas covidianas, decidimos movernos a un lugar cercano a las playas, aprovechando un contacto con una persona que nos ofrece una casa sencilla en una de las muchas aldeas de pescadores.

La casa no tiene agua corriente, ni electricidad, no tiene camas, y hace un bochorno terrible que nos obliga a dormir al aire libre mirando las estrellas. Para el higiene sacamos el agua de un pozo que hay en el jardín. Y para nuestras necesidades hay algo hecho de cemento, parecido a un baño, sobre una fosa séptica.

La casa se sitúa en una pequeña aldea cerca del Puerto de no Retorno, donde acaba la Ruta de los Esclavos. Ahora los chinos van a demoler toda esta zona para edificar un complejo turístico con el tema de los esclavos. Para este fin el Estado ha expropiado todas las casas pagando por ellas lo que equivale a poco más de 500€. Nuestra casa también ha sido expropiada. Gracias a los ingenios de un aldeano, nos empalman con el cableado de un comercio, y tenemos electricidad.
     

 Aunque no nos propusimos una “misión oficial", sucede que como el agua moja y el fuego quema, el misionero misiona. Para evitar malentendidos nos reportamos al Rector del lugar. La parroquia abarca un territorio inmenso de playas paradisíacas, el rector cuenta con la ayuda de un vicario, pero no es suficiente para atender bien todo. A pesar de un primer recibimiento cordial, a los pocos días recibiremos unas instrucciones que limitaran nuestros movimientos…

Nuestra vida se organiza en torno de las horas litúrgicas. Madrugada oscura bajo las estrellas del Ecuador, al fondo del mar la Cruz del Sur perfectamente visible, Escorpio y Centauro brillan sobre nosotros, amanece mientras salmodiamos en la playa Maitines y Laudes con la aurora. A lo lejos, algunas luces sobre el mar señalan el lugar donde faenan los pescadores con las redes, arriesgando no pocas veces sus vidas para traer el alimento al hogar, en unas pequeñas embarcaciones con forma de canoa, donde desafían al Océano, que en estas costas suele estar regularmente embravecido.


Después del Santo Rosario, rezamos la hora Prima viendo salir el sol a Oriente sobre el horizonte del mar. Los mosquitos se han comido mis manos pese al repelente, y aunque trato de convencerme de lo contrario, creo que volveré a pillar la “palud". Tras el estudio rezamos la hora Tercia, y después organizamos el día mientras desayunamos. No es común aquí desayunar, pero nuestra robusta constitución tiene sus exigencias. Aunque comemos con bastante modestia, un plato por comida y punto, las tres comidas en África es un lujo de los ricos (ya no digo si comento aquello de las cinco comidas que tenemos en España).

La malnutrición y el hambre aquí son habituales. La gente come por lo general entre una y dos comidas. Realizamos una pequeña campaña para aliviar esa necesidad, sabemos que no soluciona el problema, pero es mejor que nada. Localizamos a las familias más pobres de cada aldea y les damos un lote con lo necesario para un mes. Entre esas familias me llaman la atención la situación de dos jóvenes enfermos de unos veinte años a quienes tomo de la muñeca, el índice sobrepasa ligeramente la uña de mi pulgar. Así como lo digo…



(continuará…)

Padre Emmanuel, S.E.

Vínculo: http://adgentes.sanelias.net/?p=2127

10 comentarios

  
Oscar de Caracas
Rezo por usted padre...
Que Dios le de fuerzas.
11/03/21 1:05 PM
  
Josep
qué hacer para ser misionero ahí ????????


--


Todo está en conseguir un permiso del obispo del lugar... lo cual es MUY difícil

Muchos obispos africanos son reacios a recibir misioneros blancos.

PF
11/03/21 4:50 PM
  
Carmen L
Me preguntaba que impide que llegue ayuda oficial a esas aldeas, y dentro mío resonaba, "pecado original", mientras no se borra el pecado original por el bautismo y no podemos acercarnos al bautismo, si nadie nos predica, y nadie predica si no es enviado. Vaya que se necesitan obreros para la mies, aunque Dios podría hacer el milagro, de tierras fecundas y lluvias a tiempo en algunas regiones africanas, los niños puestos a orar, abrirían las esclusas del cielo.
11/03/21 6:43 PM
  
Luis E
Dios lo Bendiga Pater! Estamos rezando por el éxito de la Misión encomendada, Christus Imperat!
11/03/21 9:52 PM
  
José
Nuestro Señor Jesucristo les de mucha fuerza; toda la que compró con su bendita sangre, aún a pesar, y leo un comentario más arriba, del Pecado original.

No les tengáis miedo, porque nada hay oculto que no vaya a ser descubierto, ni secreto que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a plena luz; y lo que escuchasteis al oído, pregonadlo desde los terrados.
No tengáis miedo a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma; temed ante todo al que puede hacer perder alma y cuerpo en el infierno. ¿No se vende un par de pajarillos por un as? Pues bien, ni uno solo de ellos caerá en tierra sin que lo permita vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. Por tanto, no tengáis miedo: vosotros valéis más que muchos pajarillos.
A todo el que me confiese delante de los hombres, también yo le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Pero al que me niegue delante de los hombres, también yo le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.
Mt 10,26-33

"El camino es corto, la lucha breve, el premio eterno".
11/03/21 11:36 PM
  
maru
Recemos mucho por los misioneros , se encuentran en situaciones calamitosas que ni imaginamos.
12/03/21 5:03 PM
  
María M.
Padre Emmanuel, siga informando, Gracias por su testimonio, rezaré el Rosario por su misión. Bendiciones.
14/03/21 9:37 PM
  
Carmen L
Y leyendo recientes entradas en infovaticana, acerca de los terribles proyectos ejecutados por Guillermo Puertas, en África, donde ha cambiado la agricultura tradicional por una de esclavitud, que no deja alimentarse de la tierra a los pobres campesinos africanos, reduciéndolos a vil esclavitud en su propia tierra, por gobernantes, que han aceptado condiciones sabe Dios a cambio de qué. De nuevo, el pecado original del que solo nos salva Nuestro Señor. ¿Y el blm no se aplica en África?
21/03/21 7:40 PM
  
ANGELICA
"Yo velaré por ustedes y por las personas que están a su cargo"...
Sólo Dios puede lo que la fuerza humana no tiene.
Bendiciones y mis oraciones por las misiones.
Abrazo
01/04/21 12:04 AM
  
Victoria P
Presentes en nuestras oraciones, Padres. La Virgen bendita los proteja
07/04/21 11:15 PM

Esta publicación tiene 2 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.