InfoCatólica / De profesión, cura / Categoría: Sin categorías

12.08.12

Aquí está sor María Luz (obediencia y religiosas de la LCWR)

Sor María Luz tuvo que pedir permiso con poco más de cuarenta años para vivir fuera del convento y atender a sus ancianos padres muy limitados por la enfermedad. Más de veinte años en el pueblo, durante los cuales pudo hacer de todo: profesora de religión, catequista, colaboradora de la parroquia, clases particulares a niños con problemas. Lo mismo dirigía el coro parroquial que visitaba enfermos.

Por supuesto la atención a los padres lo primero. La madre, en silla de ruedas. El padre, cascadillo por los muchos años. Pero si tenía un rato, era para los demás.

Más de veinte años hasta que fallecieron los dos. Y cuando su padre dejó este mundo recuerdo que tuvimos una preciosa charla en su casita del pueblo. Me confesó que mucha gente del pueblo le pedía que no regresara al convento y siguiera con la enorme labor que había estado haciendo.

Le dije: mira, después de más de veinte años viviendo fuera del convento, no te va a ser fácil el regreso. Y si deseas quedarte en el pueblo, todos lo vamos a entender. Ahora bien, si vuelves, sólo puedes hacerlo de una manera, que es presentarte a la provincial y decirle: aquí esta sor María Luz. Sin condiciones. Sin pedir nada. Ir donde vea conveniente. Hacer lo que ella disponga. Obedecer con alegría. Si no es así, no vuelvas.

Volvió. Unos años más tarde, con los setenta cumplidos, me contó llena de gozo que marchaba destinada a Chile. Sus palabras fueron estas: “qué grande es Dios, mira que acordarse de mí, a mis años, para cruzar el charco…”

Leer más... »

11.08.12

Frente al neopelagianismo: más sacramentos y menos autoayuda

Las viejas herejías son como las olas de calor: siempre vuelven. El pelagianismo está superado desde el concilio de Éfeso (431), pero sigue apareciendo de cuando en cuando y con especial fuerza en estos tiempos.

Normal. Vivimos momentos de exaltación del ego: “tú vales mucho”, “tienes que cuidarte”, “cultiva tu yo”, que suena muy bien pero que es de un egoísmo que tira de espaldas. Al rebufo de estas viejísimas teorías revestidas de modernez de lo más “in” se ha desarrollado una corriente de libros y experiencias de autoayuda que a servidor le parecen una mezcla de engaño, ingenuidad, comercio y ganas de vivir a la última.

Leer más... »

10.08.12

No hace falta robar alimentos. La gente los da... a Caritas

Nueve carros de comida. Nueve. De un supermercado y por las bravas. Para eso necesitaron nada menos que treinta personas, violencia y montar el numerito. Consiguieron salir en la tele eso sí y, una vez más, soltar el demagógico discurso de los ricos, los pobres, el capital y la opresión proclamado, qué cosas, por la izquierda más rancia y más enemiga de la libertad.

Quisieron donar el fruto de la rapiña a un banco de alimentos que, como es natural, lo rechazó, ya que no se nutre del expolio, sino de la caridad, la buena fe y las ganas de ayudar a los demás.

Para conseguir alimentos gratis no hace falta montar este numerito. Yo sé lo que es acudir a un hipermercado en nombre de Caritas y solicitar colaboración para dar de comer al hambriento. En el último año hemos tenido que hacerlo dos veces. Entre las dos, más de siete toneladas de alimentos que la gente, sin violencia, desinteresadamente, con alegría, fue regalando por que sí. Ni amenazas, ni malas caras, ni televisión, ni demagogia ni gaitas celestiales o terrenales. Con un dato curioso: el de un alto dirigente sindical que recibió la información de Caritas y no dejó ni un kilo de arroz. Generosidad del sindicalismo actual.

Leer más... »

7.08.12

Cosas de la señora Rafaela: No me importa lo que piense

La señora Rafaela es cristiana vieja que, como ella dice, tiene una fe firme a pesar de los curas. Y es que en su pueblo ha tenido que aguantar de todo.

A D. Miguel, que decidió convertir la pila bautismal medieval en macetero y adquirir para suplir la un frutero de cerámica de Talavera. A D. Tirso, firme partidario de la abolición de toda imagen. A D. Abel, que volvió a pedir dinero para reponer las imágenes regaladas por D. Tirso.

Ahora el párroco es D. Jesús. Hace unos días la señora Rafaela le ha preguntado por una cuestión de moral. El bueno del cura comenzó su respuesta afirmando que él pensaba… La señora Rafaela se le tiró al cuello: ai me importa un bledo lo que usted piense, lo que quiero es que me diga cuál es la doctrina de la Iglesia sobre este punto.

Volvió a argumentar el cura: “verá, es que yo en conciencia lo que tengo que decirle…”
Y la señora Rafaela: “ni conciencia ni… Su conciencia es predicar y enseñar lo que manda la Iglesia”

Leer más... »

6.08.12

Tomás Gómez: ignorante o incendiario

Siempre me pareció un tipo peculiar. Alcalde de Parla en Madrid ostenta el glorioso título de haber dejado a su municipio con una deuda de más de 221 millones de euros, lo que equivale a ser la cuarta ciudad más endeudada de España. Como premio a tantos méritos pretende ser el próximo presidente de la comunidad de Madrid.
Cada vez que abre la boca la pifia. Hace no mucho afirmaba que la iglesia no paga IBI, ni IVA, ni nada. Lo cual significa o bien que no tiene ni idea del régimen fiscal de la iglesia o que distorsiona las cosas para liarla.
Lo último es atreverse a afirmar que la gente del opus no debería poder ejercer cargos públicos. Otra manera de seguir liándola un señor que se ha demostrado pésimo gestor de los intereses de su pueblo.
Parece que no es nada. Pero cada día una barbaridad nueva contra los católicos hasta que un día la gente, convencida de lo malos que somos queme los templos con los creyentes dentro.

Leer más... »