InfoCatólica / De profesión, cura / Categoría: Sin categorías

27.09.12

Adoración permanente al Santísimo: si un día yo pudiera...

Pienso que cada cura tiene una ilusión especial en su parroquia. Es ese sueño recurrente que te acompaña, que pones delante del Señor, que te ilusiona, que te hace decir… ¡ay si un día aquí pudiéramos…!

Siendo cura de pueblo tuve un sueño: regalar una ermita a la Virgen. La Virgen del Espinar había tenido ermita por siglos. Un pantano la anegó y un intento de ermita nueva fue un fracaso. La Virgen llevaba treinta años en la iglesia parroquial. Y llegas al pueblo, y ves la devoción, la ilusión de la gente, y te dices… ¡ay si un día aquí pudiéramos…!

Leer más... »

26.09.12

Nosotros esa circular no la hemos recibido

Mesa de negociación del convenio en una gran empresa. En un momento de la reunión, uno de los altos cargos de la misma dice: “tranquilos, que de aquí saldrá un convenio como Dios manda”. Me contaba que uno de los representantes de Comisiones Obreras se le tiró prácticamente al cuello: “nosotros esa circular no la hemos recibido”. Para continuar: “no sé por qué hay que nombrar a Dios aquí”.

Dios está ausente de la vida pública. No sólo está ausente, sino que nombrarlo casi casi es de mal gusto. Cualquier día descubriremos, como en los tiempos recios de la guerra civil, que decir “adiós” es señal de carcundia y ofensa al prójimo y pasaremos al siempre neutro y sobre todo revolucionario “salud”.

Leer más... »

25.09.12

La hija pródiga

Maribel (vamos a llamarla Maribel) desapareció de la parroquia hace ahora tres años. Catequista, colaboradora, amiga… Y voló. Un día que no viene y sin avisar, otro que tampoco. No contesta el teléfono, no responde a los correos…

Pregunté a su íntima amiga. Nada de nada. Tampoco le cogía el teléfono. ¿Qué pasará?

Un año después, estaba yo paseando por el barrio, cuando se paró a mi lado un coche, bajó Maribel, se me abrazó llorando y sólo me dijo: perdóname, un día te contaré, ahora no puedo…

Unos meses después supe que había fallecido su padre y me presenté en el tanatorio. Ella no podía creerlo: ¿pero cómo has venido, cómo te has enterado? te estoy muy agradecida…

Leer más... »

24.09.12

El peligro de los nuevos movimientos

Sabía yo que se podía liar. Cuando tocas el tema movimientos y parroquia siempre saltan chispas. Es decir, que no es tema para nada baladí.

Comienzo con algunos matices:

Matiz uno. Nada tengo en contra de movimiento alguno. El Santo Padre los muestra como una bendición para el momento presente de la Iglesia y servidor no tiene más que añadir.

Matiz dos. La Iglesia ha vivido sin movimientos creo que diecinueve siglos, sin más espiritualidades digamos con apellido que las órdenes terceras. Y no han faltado santos, ni apostolado, ni caridad, ni anuncio del evangelio hasta los confines de la tierra.

Leer más... »

23.09.12

Parroquianos a secas

Una amable comentarista, Eva, me daba las gracias el otro día por colocar entre las opciones eclesiales la de “parroquianos a secas”, que parece acaban olvidados la mayor parte de las veces.

Cuánta razón tiene Eva. Y además, según mi modesto entender, en dos direcciones.
En primer lugar porque es cierto que en la vida de la Iglesia parece que todos los subrayados van a movimientos, grupos y asociaciones. Da igual que sean neocatecumenales, Opus Dei., Comunión y Liberación, Acción Católica, carismáticos. Parece que si no tienes apellido no eres nada, apenas un católico del común siempre sospechoso de tibieza, comodidad y conformismo.

Leer más... »