InfoCatólica / Caballero del Pilar / Categoría: Textos

12.01.19

Reflexiones a la luz de la Fe y doce poemas religiosos, un libro de Andrés García-Carro

El libro recoge más de doscientas reflexiones que Andrés García-Carro escribió en su muro de Facebook desde abril de 2017 hasta agosto de 2018. Claro y conciso, AG-C aborda en primer lugar temas propiamente religiosos -la fe, la gracia, el pecado, la confesión, la salvación-, arremete seguidamente contra el liberalismo y otros ismos maléficos de nuestro tiempo, tales como el feminismo y el homosexualismo, y concluye a modo de corolario con un vibrante alegato en pro de la verdad. Cierran el volumen doce poemas en los que el autor nos muestra una faceta más personal de su religiosidad, hablándonos por ejemplo de sus peregrinaciones a Fátima y Santiago de Compostela y rindiendo tributo a algunos santos y doctores de la Iglesia Católica.

El cartero no llama dos veces cuando recibo un libro de Andrés García-Carro, pues salgo raudo a recibirlo. He sido testigo de la evolución del autor de Interactivo desde Pintadas contra Zapatero y De mal en Rajoy hasta el actual. Sin duda Católico ergo antiliberal supuso un punto de inflexión muy claro en su obra, pues fue el diagnóstico del verdadero foco infeccioso, el liberalismo.

Y a partir de ahí su obra fue un fuerte antibiótico contra el virus de Satanás, inoculado por la demoniocracia. En su libro anterior, Por Dios y por España, ya marca sus dos grandes ideales, por este orden y supeditado el segundo al primero. Finalmente, en 2019, ya sus reflexiones no tienen otra luminaria que la Fe.

Leer más... »

6.01.19

Los Reyes dejan carbón y desprecio en el Belén de Ada Colau

Las mareas podemitas nos marean con sus bodrios anticatólicos que, como un tsunami de odio, quieren desterrar los verdaderos signos de Cristo en la sociedad. Es un mareo intenso, con profundas nauseas y ganas de vomitar encima. No consintamos que los guarros parodien lo más sagrado en el espejo del esperpento y con dinero público. Lo de los comunes es de vergüenza propia y ajena.

Los Reyes Magos pasarán por el Belén de Colau a dejar toneladas de carbón y un profundo desprecio. Aunque quizá un ángel los avise en sueños de que no se acerquen al palacio de la nueva Herodias, que promueve el aborto y ha abortado el nacimiento de Dios con unos sucedáneos de belenes inmundos, dignos de Pesadilla antes de Navidad.

Leer más... »

3.01.19

¡Despierta pueblo católico de España!

El comienzo de año es terreno virgen para sembar nuevos propósitos y depositar la fértil semilla de nuevas ilusiones. Este año me ilusiona especialmente que despierte el catolicismo de España.

Me van a permitir empezar con los preciosos versos del poema Yo llamo al toro de España de Miguel Hernández. Este precioso llamamiento al toro bravo de España a salir de su letargo siempre me llamó la atención, especialmente cuando fue lema incesante de un conocido canal de televisión. Una arenga bravía que enardece el alma dormida del pueblo español y de los amantes de la fiesta nacional.

Leer más... »

31.12.18

Sin villancicos no hay Navidad

Los ideólogos de Satanás, con azufre infernal, quieren neutralizar el buen olor de Cristo de la sociedad, imponiendo un laicismo feroz en la mayoría de estados de Occidente. Llevan décadas, conspirando en la tiniebla, para acabar con el espíritu de la verdadera Navidad, para desterrar al país del olvido las buenas costumbres católicas y socavar los cimientos de la cristiandad. Mucho peor que el avariento Scrooge, de la novela de Dickens, que se conmueve y recapacita, pues ellos han iniciado un camino de no retorno para dinamitar el Reinado Social de Cristo, tratando de apagar el rescoldo que queda en las brasas humeantes de muchos corazones.

Leer más... »

27.12.18

No hay cobertura en el portal de Belén

¿Puede haber una noticia más importante que todo un Dios haciéndose hombre? Ciertamente NO. No me refiero a un falso dios iracundo de la mitología, gestado en la imaginación del poeta. Aludo al Dios verdadero, al que ES, al ser por antonomasia, al que tiene en sí mismo la causa de su existencia.

¿Puede haber una noticia más transcendental que un Dios eterno entrando de lleno en el tiempo? La Historia rasgada de cuajo en dos para siempre, como se rasga el velo del Templo en la Pasión de Mel Gibson, no desde la noche de los tiempos sino desde la plenitud de los tiempos.

Como periodista (y mucho más como creyente) hubiese sido apasionante estar ahí cubriendo la noticia, a pie de césped, de musgo más bien, en la misma cueva. Tal vez la propia Virgen o San José me hubiesen ofrecido sus viandas o un caldo y una manta. Me hubiese apasionado estar presente en ese primer Belén viviente y quedarme esa santa noche en adoración al Niño, con los pastores, al lado de María Santísima y San José. Tal vez acunar al Niño divino e incluso abrazar con toda la reverencia al mismo Dios.

Leer más... »