José Carlos González-Hurtado analiza su libro Nuevas evidencias científicas de la existencia de Dios

José Carlos González-Hurtado (Madrid 1964) es el Presidente de EWTN España (EWTN es la mayor red religiosa de medios de comunicación del mundo. Fundada en 1981 por la Madre Angélica se emite en más de 30 idiomas, se ve diariamente en más de 320 millones de hogares y en más de 140 países). Profesionalmente es Senior Advisor global de la consultora estratégica Roland Berger y de algunas de las mayores firmas mundiales de Private Equity así como Consejero de varias compañías multinacionales de tecnología y consumo basadas en Europa y América.

Fue Presidente Internacional de IRi Worldwide (Compañía multinacional norteamericana líder en Tecnología, “Big Data” y Analítica); Chief Commercial Officer y miembro del Consejo Ejecutivo del Grupo Carrefour (donde era responsable las funciones comerciales y de la Innovación, e-Commerce, Digital así como del mayor negocio de Marca Propia del mundo); Vicepresidente y Officer en Procter & Gamble (donde dirigió el negocio global de Braun así como otros de los mayores negocios mundiales de esa multinacional durante más de dos décadas). Elegido uno de los “Top 100 Global Board Candidate” por el Financial Times (Agenda Magazine); uno de los “Top 10” líderes en Israel; “Mejor empresario del año”… ha recibido otros muchos galardones internacionales.

https://www.ociohispano.es/libro/nuevas-evidencias-cientificas-de-la-existencia-de-dios

¿Por qué se decidió a escribir un libro titulado Nuevas evidencias científicas de la existencia de Dios?

Porque no hay un libro como este, ni en español ni en otros idiomas. No hay otro libro que presente las nuevas contribuciones de la física, la cosmología, la biología y las matemáticas que apuntan a la existencia de Dios. Y sin embargo las evidencias científicas son tan abrumadoras que de tratarse de otro tema el consenso sería total y la discusión ninguna y además esas evidencias se han acumulado en las últimas décadas como nunca antes…y a pesar de ello todavía hay quien considera que la ciencia está regañada con la fe.

Lo cierto es que la ciencia ha derrotado al ateísmo, pero hay muchos que no parecen haberse enterado. Por eso es necesario un libro de divulgación científica, al alcance de todos y que presente los avances de la ciencia que en todos los campos deja sin argumentos al ateísmo. Para no ser yo quien lo diga, Christian Anfinsen, premio Nobel de química obtenido por sus trabajos sobre la ribonucleasa, dejó dicho: “pienso que sólo un idiota puede ser ateo”.

Creo que es necesario un libro que haga ver a todos que el “emperador” -el ateísmo- en realidad está desnudo.

¿En qué medida los nuevos avances de la ciencia vienen a corroborar cada vez más lo que creemos por la fe?

Este libro acaba con el mito de que cuanto más ciencia, menos Dios. Lo cierto es que la ciencia siempre ha conducido a Dios, como no puede ser de otra manera, pero es que en la última generación los descubrimientos de “lo inmenso y de lo ínfimo”, de la cosmología y la biología “imponen la idea de Dios” como dijo Max Planck, el padre de la física cuántica. De todos ellos hablamos en el libro.

¿Por qué el libro empieza abordando la física y la cosmología, con el famoso tema del origen del universo?

En realidad, el libro empieza con algunas cuestiones previas necesarias, como la definición de ¿qué o quién es Dios? Porque en muchas ocasiones la discusión sobre la existencia de Dios se produce porque quienes atacan esa existencia tienen una idea errada de lo que es Él. Después en la parte dedicada a la cosmología y la física abordamos la teoría del “Big Bang”, completamente aceptada y refrendada repetidamente y que demuestra que el universo y el tiempo tuvieron un comienzo hace 13700 millones de años.

Una teoría concebida por el Padre Lemaitre (sacerdote católico) y atacada furiosamente por activistas ateos – como exponemos en el libro- y ello porque como dijo Antony Flew – el famoso filósofo ateo que se convirtió en teísta al final de su vida- “si el universo tuvo un principio, es completamente sensato, casi inevitable preguntarse qué produjo ese principio”. El descubrimiento del Big Bang y también la 2ª Ley de la termodinámica -que predice el fin del Universo- han sido responsables de muchas conversiones de científicos que en sus principios fueron ateos. Hablamos de muchos de ellos en el libro.

A la pregunta clave, de por qué hay algo en lugar de nada, ¿podemos añadir algún matiz importante en relación a los últimos descubrimientos científicos?

Lo lógico, lo estadísticamente probable es que no hubiera nada. Y que si alguna vez hubo algo ese algo hubiera desaparecido. Lo lógico, lo probable es que no existiera universo ni por supuesto vida y mucho menos vida humana. Sólo el hecho de que usted y yo estemos aquí es una anomalía de tal calibre que es incalculable. Roger Penrose -premio Nobel de física en el año 2020- ha calculado las increíblemente bajas probabilidades de la existencia de nuestro universo de baja entropía, algo que es necesario para nuestra existencia. Son 1 entre . Ese es un número tan enorme que no es siquiera posible imaginarlo y no hay ordenador capaz de computarlo. Y esa sólo es una de las “casualidades” que se han producido para que exista nuestro universo y la vida humana. Otra “casualidad” que también explicamos en el libro es la de la constante cosmológica, que está calibrada a un nivel de más de 120 decimales. Nadie piensa que eso sea accidental. Está ajustada de una forma enormemente precisa, y si no fuera así… no habría universo, no habría vida. Si nos toca la lotería todos los días, si ganamos a la ruleta siempre que jugamos … es necesario pensar que Alguien está amañando los resultados para que ganemos. Son buenas noticias, Alguien nos quería aquí a usted y a mí.

En este apartado acaba hablando del principio antrópico…¿Podría explicar qué es y por qué un número tan grande de coincidencias han sido necesarias para que se diese la vida en nuestro planeta?

Hay también alguna confusión sobre este principio -y yo diría que intencionadamente- pero lo que de forma sucinta viene a decir es que si se estudian las características del universo, las constantes físicas etc… se llega a la conclusión de que no se puede cambiar prácticamente nada sin que la vida deje de existir. Es decir que parece que el Universo está afinado y calibrado y pensado de una especial manera para que la vida y en especial la vida humana exista.

En nuestro universo la energía se manifiesta a través de cuatro fuerzas fundamentales: la fuerza electromagnética, la gravitacional, la nuclear fuerte y la nuclear débil. Sus valores fueron determinados exactamente en menos de una millonésima de segundo después del Big Bang y cualquier variación habría impedido la formación del universo. Por ejemplo, si la proporción entre la fuerza electromagnética y la nuclear fuerte hubiera variado en sólo una parte entre 100.000.000.000.000.000 entonces no habría habido estrellas, ni por tanto sistema solar, ni vida. El principio antrópico viene a decir que “no deberíamos estar aquí” y, sin embargo -gracias a Dios- estamos.

¿Por qué el libro tiene también un apartado dedicado a las matemáticas y a las probabilidades?

Porque lo que presento -creo que por primera vez- es que los descubrimientos de la física: el Big Bang o el teorema de Borde-Vilenking y Guth del límite del tiempo pasado (del año 2012) tienen también su traslación en los descubrimientos matemáticos recientes: la negación de los infinitos actuales de Hilbert y también los teoremas de incompletitud de Gödel. Kurt Gödel ha sido posiblemente el mejor matemático de la historia y el mayor lógico desde Aristóteles. Fue el mejor amigo de Einstein con quien compartía conversaciones en Princeton. Ambos eran teístas y el Sr. Gödel vino a demostrar la “necesidad matemática” de la existencia de Dios. Todo ello lo presentamos en el libro de forma que cualquier persona -de ciencias o de letras- lo pueda comprender.

¿Qué quiso decir Einstein con su famosa frase de que Dios no juega a los dados?

Esa es una frase que Einstein le dijo a Niels Bohr en la conferencia de Solvay, en 1927. A lo que éste le contestó “deja de decirle a Dios lo que debe hacer”. Una réplica que también se hizo famosa. Pero el pensamiento de Einstein al respecto se entiende mejor con la que podemos considerar continuación de la frase y que presentamos en el libro. En una carta de 1945 a Paul Epstein -otro físico- Einstein escribió: “Dios juega a los dados incansablemente bajo las leyes que Él mismo ha prescrito”. Que viene a presentarnos un universo sorprendentemente ordenado, con leyes y constantes prescritas de forma sorprendente pero que al tiempo permite la libertad humana y la “indeterminación” de Heisenberg. Algo que también explicamos en el libro.

Luego está el tema de la biología y la evolución…¿Por qué podemos afirmar que no fue por azar?

Este también pretende ser un libro apologético y de debate, un libro que aporte la documentación y los datos a los creyentes para confrontar con “el cuñado ateo” o “el amigo agnóstico” y que les ayude a ambos y también refuerce la fe del creyente. Francis Collins, el director del proyecto Genoma Humano era originalmente ateo, tras el estudio de la vida pasó a teísta y luego se hizo cristiano y ahora es miembro de la Academia Pontificia de Ciencias. Escribió “El lenguaje de Dios” refiriéndose al genoma humano.

En una cita que incluimos en el libro dice “empecé el viaje intentando entender por qué personas intelectualmente sofisticadas podían creer en Dios. Para mi consternación encontré que el ateísmo resultó ser la menos racional de todas las posibles elecciones” y termina afirmando “el universo tuvo un principio, sigue elegantes leyes matemáticas… Dios tiene que ser un asombroso físico y matemático. El Dios de la Biblia es también el Dios del genoma. Se le puede adorar en la catedral o en el laboratorio”.

Es un libro muy documentado, hemos consultado decenas y decenas de libros y centenares de documentos en español, inglés, francés y alemán. Mostramos las evidencias de la física, la cosmología, la matemática, la química y la biología. Muy sinceramente – y espero que no se tome como una falta de humildad- no creemos que haya hoy otro libro parecido.

Finalmente aborda el tema del ateísmo y del agnosticismo, que está muy de moda en nuestros días…La Sagrada Escritura dice que para el necio no hay Dios. ¿Hay realmente tantos necios que no creen hoy en día?

Los ateos son una minoría, pero muy ruidosa. De acuerdo con el World Factbook de la CIA hay menos de un 3% de ateos en el mundo. En España son más – un 8% de acuerdo con un estudio hecho por el Pew research center- lo que explica posiblemente que los españoles estamos entre los más infelices del mundo (repetidamente, como consignan los estudios de Ipsos) y es que como también demostramos en el libro el ateísmo parece incompatible con la felicidad. Esto no es una prueba científica en contra de la ideología escéptica, pero salvo que se considere que el destino del hombre es la infelicidad, no parece lógico imaginar que la ideología que la provoca sea la más apropiada para dirigir la propia vida.

Lo cierto es que, si Dios existe, ello cambia tu vida… y para bien. No se vive igual cuando uno se sabe hijo de Dios y heredero del Reino que cuando uno piensa que es producto del azar y que el ser humano tiene la dignidad de un animal con procesos mentales complejos. Dios da sentido a la vida y con ello también nos proporciona uno de los ingredientes necesarios para ser felices.

¿Por qué, frente a lo que nos han hecho creer, no todos los científicos han sido ateos y muchos de los grandes genios de la ciencia han sido creyentes?

Este es un mito y como casi todos los mitos, es interesado. La verdad es que en un estudio sobre los premios Nobel de los últimos 100 años que mencionamos en el libro se demuestra que más del 90% de los laureados de ciencias eran teístas (apenas había ateos) mientras que el 30% de los premios Nobel de literatura se consideraban ateos. El ateísmo está más extendido entre los “hombres de letras”. Arthur Compton, premio Nobel de física decía que “a medida que aprendemos sobre nuestro mundo, la probabilidad de que este sea el resultado de un proceso aleatorio deviene cada vez más remota, de tal manera que son raros los científicos actuales que defiendan una actitud atea”.

De hecho, la inmensa mayoría de los adalides de eso que se ha llamado “nuevo ateísmo” no son científicos. Son periodistas o profesores de instituto de literatura o estudiaron filosofía … y tampoco son precisamente “nuevos”, ya eran adultos a mediados del siglo pasado.

Sin embargo no todos los científicos son teístas. ¿Por qué?

Es cierto, pero también lo es que cuanto más “científico” se es, menos escéptico. Como decía Werner Heisenberg, premio Nobel y uno de los mayores físicos de la historia: “El primer sorbo de las ciencias naturales te convertirá en ateo, pero al fondo de la copa te espera Dios”.

También es cierto que los científicos más jóvenes son más religiosos que los mayores y ello quizá precisamente porque son los nuevos descubrimientos de la ciencia los que no dejan duda de la existencia de Dios.

En el libro propongo cuatro razones adicionales para explicar que no todos los científicos sean teístas. Los subcapítulos explican “Razones psicológicas”, “Miedo, “Soberbia” y “Mea culpa”. Considero que es uno de los capítulos más interesantes de un libro que creo es muy entretenido. Yo he disfrutado mucho escribiéndolo y espero que los lectores lo hagan leyéndolo.

¿Dónde se puede adquirir el libro?

Pues a partir de mediados de septiembre en las librerías habituales en España:

https://www.ociohispano.es/libro/nuevas-evidencias-cientificas-de-la-existencia-de-dios

y desde ya se puede pedir a través de internet en la web de EWTN.

En la dirección https://ewtn.es/cientificas/

Los derechos de autor del libro serán donados íntegramente para EWTN España, el canal católico de televisión para contribuir a llevar la luz del Evangelio a todos los hogares de España.

Por Javier Navascués

15 comentarios

  
carlos
Libro que parece muy interesante y que pienso leer. Aunque no es cierto que sea único: hay mucha literatura sobre el tema. Y otra cosa: no hay que asimilar teismo unicamente a cotolicismo (aunque el catolicismo obviamente es teista).
05/09/23 1:27 PM
  
José Carlos González-Hurtado
Muchas gracias por su comentario. Tiene Ud. razón en que no se debe asimilar teísmo con catolicismo. En el libro de hecho trato sólo de las demostraciones y pruebas científicas de la existencia de un Dios-Creador ( no de Jesucristo-Dios ni de la Iglesia Católica). Es un libro de divulgación científica, no de religión. Para escribirlo he consultado cientos de documentos y libros - este libro tiene más de 700 notas al pie- y no he encontrado otro que presente los argumentos /pruebas de la existencia de Dios desde las varias disciplinas científicas ( hay libros que presentan argumentos cosmológicos o físicos y otros desde la Biología... Pero no he encontrado ninguno que presente las nuevas pruebas procedentes de la física, matemáticas, biológía, química y cosmología. Un saludo cordial. QDLB
05/09/23 2:49 PM
  
Eduardo Vadillo
Muchas gracias por esta obra D. José Carlos, lo que pasa es que no he visto en Amazon que se pueda comprar en formato digital. ¿La van a sacar en ese formato en alguna de las plataformas? A algunos nos resultaría muy útil.
05/09/23 4:22 PM
  
Vladimir
Los avances y descubrimientos de la ciencia, refuerzan aún más la Fe de los que ya la tenemos pero, hay que ser realistas, por sí mismos esos avances no prueban la existencia de Dios. Dios no es objeto de prueba sino de Fe. Es desde nuestro interior, que se nos descubre y cada cual lo acepta o no, desde la Fe y, entonces, adquirimos la certeza de que existe porque lo "experimentamos".
La ciencia descubre lo que, para nosotros los creyentes, son "rastros" de Dios, pero a El como tal no lo pueden aprehender.
Las "evidencias" que nos da la ciencia, siempre serán una valiosa ayuda para reafirmarnos en la Fe y pueden llegar a ser un poderoso aliciente para el ateo que se resiste a la voz, que le habla desde dentro.
05/09/23 9:57 PM
  
José Carlos González- Hurtado
Buenas noches.
El libro se puede comprar/ reservar desde hoy, pero sólo sale publicado detel dia 12/9.
Sí saldrá en formato digital (ebook).
Gracias por el interés
Un saludo
QDLB
05/09/23 10:43 PM
  
Carlos Augusto Mesa Posada
En la respuesta a la cuarta pregunta:
A la pregunta clave, de por qué hay algo en lugar de nada, ¿podemos añadir algún matiz importante en relación a los últimos descubrimientos científicos?
Hay una pequeña inconsistencia en la respuestas: Habla de la probabilidad de 1 entre .
Pienso que se podría redactar de un modo más claro.
05/09/23 11:29 PM
  
penc
Estoy muy curioso de saber como ha vidido su fe en el trabajo! yo a veces me pregunto como vivirla con mis colegas. Excelente libro! muchas gracias por divulgarlo espero comprarlo pronto!
06/09/23 12:45 AM
  
JSP
1. Vladimir, la posibilidad universal de conocer a Dios, por medio de la sola razón natural, es una verdad definida por el concilio Vaticano I (1869-1870), contra el fideísmo y el agnosticismo, y tradicionalmente se ha considerado que esta posibilidad es uno de los llamados preámbulos de la fe. El Concilio definió que «el único Dios verdadero, creador y Señor nuestro, puede ser conocido con seguridad a base de la luz natural de la razón humana por medio de lo que ha sido creado» (Dz [=Denzinger] 1806; cf. también Dz 1785).

www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1985/documents/hf_jp-ii_aud_19850320.html

2. Big Bang o Gran Explosión es la teoría del comienzo del universo más corroborada por la Física. El punto inicial en el que se formó la materia, espacio y tiempo.​ El término proviene del astrofísico Fred Hoyle que lo utilizó a modo de burla siendo ateo y que cuando descubrió la estructura material del carbono, necesaria para el ADN de la vida y vida inteligente, imposible por azar y si por el diseño inteligente de Alguien, se hizo agnóstico.
3. Originalmente el Big Bang fue llamado átomo primigenio o huevo cósmico por el astrofísico y sacerdote Georges Lemaître.
4. La teología de la Creación vino antes, judeo-cristiano, que los datos y teoría de la Ciencia de la materia. La teología de la Creación entraba en choque con la filosofía griega de un universo eterno en el que creía al principio Albert Einstein.
5. La ciencia y la religión no se oponen ni se contradicen, son dos formas de conocer la realidad. Son maneras diferentes de situarse en el mundo con propósitos y alcances diferentes. Optar por la ciencia o por la religión es una falsa disyuntiva porque cada una de ellas se ocupa de ámbitos muy distintos de la vida. No puede haber contradicción porque tratan de dos cosas muy diferentes. La ciencia me dice cómo se comporta la materia. La teología trata de la relación personal de cada ser humano con Dios. Mientras cada una se mantenga en su campo, con su propia metodología, no hay problemas. Solamente puede haber contradicción cuando se quiere aplicar la misma metodología en campos que son incompatibles.
6. Por la Física sabemos del Big Bang, que no hay antes porque el tiempo es materia (Relatividad general), estado anterior al presente o subsiguiente de la materia, que la materia no es inteligente, no conoce previamente que va a desaparecer (entropía = energía no eterna). La materia es capaz de cambiar y evolucionar, pero no de autocrearse a sí misma. La esencia de la materia no es la de existir en un modo concreto, no tiene inteligencia para existir por finalidad de un modo concreto y no de otro. El universo tiene unas magnitudes físicas muy precisas. Y en el universo hay orden, si no, no existiría la Física. Por ello, sabemos que el universo no es eterno, es finito e ilimitado. Además, sólo tenemos una descripción operativa de la materia, no conocemos lo que es. Por tanto, la Ciencia nos da una visión muy restringida de la realidad. Por ser el tiempo, según la Relatividad general, un parámetro de la materia, también es necesario decir que “antes, no había antes”, y que el comienzo marca el paso total de nada a algo, la verdadera creación de todo lo que es el conjunto de realidades materiales del Universo observable, con sus componentes y sus leyes. También la Física debe comenzar. La paradoja termodinámica tiene una solución: el Universo no es eterno. La Física no puede responder ni por qué hay un universo ni para qué es el universo. Eso corresponde a la Metafísica y la Teología.

PD: Experimentos del Big Bang que lo corroboran:

- Descubrimiento de la radiación de fondo de microondas por Arno Penzias y Robert Woodrow Wilson.

- Planck (satélite) · WMAP · COBE.

- El Big Bang y el descubrimiento de las ondas gravitacionales predichas por Einstein.

hipertextual.com/2023/06/fondo-ondas-gravitacionales-big-bang

----
Señor Navascués muy buena y acertada entrevista y al señor es de agradecer su esfuerzo y trabajo, comprando su libro, por presentar evidencias científicas que argumentan en contra de la filosofía del reduccionismo materialista del marxismo/ateísmo y de los dioses falsos de la materia.
06/09/23 6:17 AM
  
José Carlos González-Hurtado
Respondo al Sr, Mesa Posada.
Es cierto que falta un número en esa respuesta -ignoro por qué- la probabilidad de la que hablo es de 1 entre el 10 al factorial de 10 al factorial de 123
V= 10 elevado a 10 elevado a 123
Muchas gracias
06/09/23 11:34 AM
  
Miguel Galarza
Buenas noches.
Tengo una pregunta para José Carlos.
He comprado su libro apenas dos días y ya hoy he visto un vídeo en Youtube que habla de las nuevas fotos del telescopio James Webb que según el relato dicen encontrar muchas galaxias que no se están expandiendo en el universo.

https://youtu.be/QSEj8uo3EZg?si=kRcH1oVnqg-GGABd

Cómo se que hay de todo por ahí, quería me hablara de este aparente descubrimiento que alega desmentir la teoría del Big Bag.

Espero poder recibir su respuesta, pues me parece razonable los datos que he oído de usted en distintas entrevistas y aunque todavía voy leyendo el 2do capítulo de su libro, me interesaría saber de este video que está circulando en las redes.

Gracias y que Dios le bendiga.
Miguel
24/10/23 4:45 AM
  
Jesús Bejarano Quesada
Estimado don José Carlos.

Hace 4 minutos terminé de leer el libro. Mi primer comentario es sencillo: gracias. Esta es la lectura que estaba buscando desde hace mucho tiempo. Me ha atrapado tanto que pienso mañana mismo empezar de nuevo su lectura pues estoy seguro que dentro de toda la riqueza de contenido algo me hace falta reforzar. Téngase por seguro que esta semilla de mostaza ha caido en buena tierra (eso esperamos). Dios le bendiga a usted y su familia. Saludos desde Costa Rica.
16/11/23 5:46 AM
  
Victor Ignacio
Estoy interesado en leer el libro , me gustaría que lo suban digital para la plataforma  apple books para poder adquirirlo. Soy de Bolivia y el libro no sabemos si llegara , gracias y saludos !!!
13/12/23 2:15 AM
  
Daniel Araque
Hola Jose Carlos.
Me compraré el libro.
Pero me surge una duda: ¿por qué es católico y no protestante/evangélico?

No concibo una adoración al Dios de la Biblia sin tocar exclusivamente la mano de Jesús de Nazaret, siendo Él el centro de todo y nada ni nadie más.

Un abrazo.
16/12/23 2:15 PM
  
angel
Se agradecería mucho un listado completo de todos los galardonados con Premio Nobel que son teístas.

He visto afirmar que más del 70% de "letras y humanidades" lo son y más del 90% de "ciencias" pero a parte de lagunos nombres completos sería interesante tener el listado completo, aunque fuera de los últimos 100 años.
14/01/24 12:39 AM
  
Roberto Javier Ondó Ndong Medjá
Muy bien José Carlos
Uste me hace tener otra concepción a cerca de Dios
19/02/24 2:48 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.