Artículos de Fray Santiago Cantera, OSB en InfoCatólica

Fray Santiago Cantera, OSB

Prior de la Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos

Quieren hacer una España que ya no sería España, sin raíces, sin Historia, sin Tradición, sin alma

Homilía en la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos en la Solemnidad de Santiago Apóstol, 25-julio-2020

Los Reyes Católicos, reyes de España

El calificativo se aplica tanto a Isabel sola, como únicamente a Fernando, y a los dos juntos. Es decir, cabe afirmar que hay una conciencia clara de que los dos son los Reyes de España.

Adoremos al Niño Dios con los pastores y los Magos

En la fiesta de la Epifanía, tanto en Oriente como en Occidente, se han celebrado tradicionalmente tres elementos de una misma teofanía o manifestación del Dios Salvador: la adoración de los Magos, el Bautismo de Jesús en el Jordán y el milagro de las bodas de Caná.

La verdadera honra

¿Por qué cuesta tanto desprenderse de la fama? Porque la honra falsa va de la mano de nuestro ego. Cuando la honra se confunde con el buen nombre ante los demás y el halago ajeno, estamos ante una honra mentirosa, que no es honor.

En la fiesta de Santiago Apóstol

En este año del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles, no olvidemos las promesas que el Sagrado Corazón ha hecho con relación a nuestra Patria, la primera de ellas al Beato Bernardo de Hoyos en 1733: «Reinaré en España»; y la segunda a Santa Maravillas de Jesús a muy pocos kilómetros de aquí hace casi cien años: «España se salvará por la oración». Tampoco olvidemos lo que dijo la Santísima Virgen a San Antonio María Claret: «En el Rosario está cifrada la salvación de tu Patria».

Es preferible una Iglesia mártir que una Iglesia connivente con el mal

Hoy vivimos tiempos difíciles para la fe en España y el testimonio de los mártires debe servirnos de estímulo frente a la adversidad. Vosotros mismos lo podéis contemplar hoy en esta celebración, que a mí me recuerda a las misas del Beato mártir Jerzy Popieluszko en la Polonia de los años 80. Por ello, debemos mirar el valor de los mártires para llenarnos nosotros mismos de valor. Es preferible una Iglesia mártir −y recordemos que la palabra mártir significa «testigo»− que una Iglesia connivente con el mal por temor a perder un bienestar temporal. A medio y largo plazo, la Iglesia que realmente pervivirá será la primera.