Quieren hacer una España que ya no sería España, sin raíces, sin Historia, sin Tradición, sin alma

Quieren hacer una España que ya no sería España, sin raíces, sin Historia, sin Tradición, sin alma

Homilía en la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos en la Solemnidad de Santiago Apóstol, 25-julio-2020

Si observáis la cúpula de esta Basílica y os fijáis en el mosaico de más de cinco millones de teselas de Santiago Padrós, considerado el mejor mosaiquista español del siglo XX, podréis ver cómo en la primera línea de los santos españoles, situados a la derecha del Pantocrátor, destaca ante todo la figura del Apóstol Santiago vestido de peregrino, por debajo del cual se encuentra a San Isidoro de Sevilla con sus dos santos hermanos obispos Leandro y Fulgencio y su hermana Santa Florentina; y, por debajo de este grupo familiar, con el torso desnudo en actitud penitente como ermitaño, veréis a San Millán de la Cogolla, también de la época visigótica.

Casualidad o no –más bien seguramente no, pues Padrós no hacía las cosas al azar– aparecen así representados los tres santos que en la Edad Media fueron invocados como Patronos de España: Santiago, San Isidoro –especialmente también como patrono del reino de León– y San Millán –patrono de forma singular del condado y luego reino de Castilla–. De San Isidoro, ya en la misma época visigótica, el autor de la Vida de San Fructuoso en el siglo VII decía que «con la diligencia de su vida instruyó en lo exterior a toda España». Y de San Millán, cuando Gonzalo de Berceo se admira ante su vida penitente en los montes, exclama que «¡confesor tan precioso non nació en España!» (Vida de San Millán, estrofa 63), es decir, que no había habido antes ninguno como él en toda España. En cuanto a Santiago, ¿cómo no recordar el precioso himno O Dei Verbum con que San Beato de Liébana, a finales del siglo VIII o principios del IX, lo invocó como «áurea cabeza de España, nuestro protector y patrono nacional»?

Estos tres santos, por lo tanto, fueron invocados como Patronos de España en la Edad Media. Pero, como es lógico, la relevancia de un apóstol, el desarrollo de las peregrinaciones a su sepulcro en Compostela y la promoción de su patrocinio por la Orden militar de su nombre, llevaron a la hegemonía de Santiago como Patrono principal de España. Patrocinio que, cuando algunos extranjeros quisieron cuestionar en el siglo XVII, la pluma enérgica de Francisco de Quevedo saltó a la palestra afirmando que, «como Cristo dio a otros apóstoles otras partes del mundo, le dio [a Santiago] España para que fuese su patrón y la defendiese con la mano» (Memorial por el patronato de Santiago).

Por otro lado, en el grupo de mártires españoles que está a la izquierda del Pantocrátor, encontraréis a la cabeza, en tamaño mayor como el de Santiago, a San Pablo, el otro Apóstol que, según la tradición, también vino a predicar a España, conforme a su deseo expresado en la Carta a los Romanos (Rom 15,24.28) y cuya venida confirman textos tan antiguos como la Carta a los Corintios del papa San Clemente I y el Canon de Muratori.

Pero volviendo al grupo de santos confesores españoles presidido por Santiago, en el centro podréis ver, justo debajo de San Ignacio de Loyola representado con su rostro auténtico y un libro verde que son los Ejercicios espirituales, a Santa Teresa de Jesús también con su rostro verdadero. La santa doctora mística de Ávila fue proclamada Patrona de España oficialmente en el siglo XVII, sin que haya dejado de serlo, si bien la Inmaculada Concepción acabaría ocupando el puesto de Patrona principal, como es lógico. Y a un lado de Santa Teresa, representando a San Raimundo de Fitero, el abad cisterciense fundador de la otra gran Orden militar española que es la de Calatrava, descubriréis el rostro de Miguel de Unamuno, el escritor y pensador de hondo españolismo que exclamó ese «me duele España» que hoy cada uno de nosotros hacemos nuestro.

Sí, nos duele España, entre otras muchas cosas, porque mirando a su pasado brilla por todas partes su historia cristiana y se descubre que la fe de Cristo ha forjado nuestra Patria, uniendo a regiones y pueblos diversos en un proyecto común, mientras que en los tiempos actuales vuelven los proyectos laicistas decimonónicos de borrar en ella toda huella de cristianismo para hacer una España que ya no sería España, sin raíces, sin Historia, sin Tradición, sin alma.

Pero, ¿cómo es posible comprender España sin el arte prerrománico, las catedrales románicas y góticas o los monasterios y conventos; sin el renacimiento herreriano de El Escorial o el barroco del Obradoiro; sin la pintura religiosa de El Greco, Velázquez o Zurbarán; sin la escultura de Gregorio Fernández, Pedro de Mena o Salzillo; sin la obra escrita de Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz o Fray Luis de León; sin la música de Victoria o del P. Soler; sin la proyección universal adquirida por fundadores de órdenes religiosas como Santo Domingo de Guzmán o San Ignacio de Loyola; sin viajeros intrépidos para llevar el nombre de Cristo a lugares lejanos como Fray Toribio «Motolinía» o San Francisco Javier; sin figuras sublimes del pensamiento jurídico y político como el P. Francisco de Vitoria, padre del Derecho Internacional, o el P. Juan de Mariana; sin intelectuales católicos como Balmes o Donoso Cortés, cuyo pensamiento, en un siglo triste para España como el XIX, traspasó las fronteras pirenaicas hacia toda Europa?

Esa alma cristiana y católica de España que San Juan Pablo II conoció, describió y amó, permanece viva y siempre pervivirá, aunque sea en pequeños núcleos con gran vitalidad. Al igual que su Patria polaca, la Patria hispana vive de la fe en Cristo y es tierra de María. Por eso hoy encomendamos nuestra Patria a Santa María de España –como la invocó el rey Alfonso X el Sabio al crear en su honor y bajo su advocación una Orden militar naval (la única de la Historia)–, para que, juntamente con Santiago, conduzcan de nuevo a nuestra Patria y a todas las patrias de Europa a descubrir y recuperar su esencia cristiana.

Homilía en la Solemnidad de Santiago Apóstol, 25-julio-2020

 

30 comentarios

Alex
"Pueblo que no sabe su historia es pueblo condenado a irrevocable muerte. Puede producir brillantes individualidades aisladas, rasgos de pasión de ingenio y hasta de género, y serán como relámpagos que acrecentará más y más la lobreguez de la noche."
-Marcelino Menéndez Pelayo
28/07/20 11:28 PM
Rafa
Sinceramente sublime. No puedo decir nada más.
28/07/20 11:45 PM
José Ramón
De ser escuchada en posición de firmes.
29/07/20 12:06 AM
Julián
P. Santiago.
Si con uno, hizo... con dos.
Sigue al frente con tú sabiduría. Los necios patalean y hacen mucho ruido, pero los Sabios están sentados aprendiendo y escuchando a Dios. Es una versión de Marta y María.
29/07/20 6:50 AM
Manuel Rodríguez Blanco
Mejor dicho imposible, muchas gracias.
29/07/20 9:20 AM
Paloma Arias de Luxán
Sencillamente maravilloso. Verdades como puños que nos ayudan a rezar por nuestra Patria. Gracias!!!
29/07/20 10:05 AM
Cesar alonso
LA BELLEZA EXPRESADA EN PALABRAS, VERDADERAMENTE SUBLIME. QUE EL BUEN DIOS TE GUARDE.
29/07/20 10:31 AM
Kiko Teruel
Solo dar Gracias a Dios por poner en este mundo a hombres Santos y dotarles de la clarividencia para guiar a su pueblo ciego
Muchas gracias Padre Cantera
29/07/20 12:05 PM
pedro de Madrid
La masondría y el ateismo la apostasía y la indiferencia, la falta de patriotismo en España, si Dios no lo remedia nos pueden llevar a extremos antiespañoles insospechados. Una parte del socialcomunismo y los medios de comunicación, con la excepción de El Toro TV, no sueltan el secular odio almacenado por haber perdido la guerra civil El Padre Cantera es un sabio
29/07/20 1:56 PM
maru
Mal asunto, los pueblos que olvidan su historia. Buen artículo Padre!!
29/07/20 3:52 PM
Perplejo
Con usted, Padre Cantera.
Todo su artículo está entretejido con dos argumentos que al final se encuentran: amor a Cristo y amor a España. Gracias por confirmarnos en convicciones que siempre hemos tenido por valiosas.
Continue.
29/07/20 4:54 PM
Mari Carmen
Preciosa homilía!! Gracias
Nosotros pobres pecadores, en camino de santidad siguiendo las huellas de Santiago apóstol patrón de España.
Santos en potencia, creados a imagen y semejanza de Dios.. seremos santos como nuestro Padre celestial es santo.. .tarde o temprano porque Él siempre cumple sus promesas.
" Seréis santos.. seréis perfectos...
Tenemos la imagen, Cristo, ahora nos toca a nosotros trabajar día a día la semejanza.
30/07/20 1:27 AM
Consuelo Núñez
Me permito compartirlo en la página de Semiotika en facebook.
Madre de la Iglesia, desde el Arte barroco.
30/07/20 6:58 AM
Carlos Arnaus
Ya en el 2015, en una vista a Paraguay, el Papa Francisco dijo: «Un pueblo que olvida su pasado, sus raíces, no tiene futuro. Es un pueblo seco«, y añadió: que la memoria bien formada «transforma el pasado en fuente de inspiración para construir un futuro de convivencia y armonía, haciéndonos conscientes de la tragedia y la sinrazón de la guerra». Una razón mas por la cual Franco construyó El Valle de los Caídos. Ojalá y se mantenga firme el Papa cuando las bestias comunistas ataquen de nuevo.
30/07/20 8:06 AM
Luis Piqué Muñoz
Ya lo dijo aquel ¡Ay! dirigente socialista ¡que daba mucha Guerra! Ja, Ja, Ja ¡a España no la reconocerá ni la Madre que la Parió! Pero igual de culpables son todos los Políticos ¡sin Excepción! de la Tiranía fascista ¡unos Crean la Revolución y los otros la mantienen, la sostienen satánicamente! La Dictadura no fue el mejor de los Regímenes ¡sobretodo le sobró Represión ¡esa manía con el Sexo! ¡Ay! Hipocresía y cobardía! ¡pero era un Estado Católico e hizo mucho Bien material y Espiritual! Con la ¡Ay! nefasta y malhadada Democraica ¡que en sí misma no es más que una Forma de Gobierno como otras ¡no un Principio de Gobierno como la ¡Ay! fanática democracia moderna fascista! y que pudo venir en otra Forma ¡como la de Kennedy, Eisenhower, Roosevelt, por Ejemplo! llegó la Corrupción y la degradación masiva ¡la Negación de la Gloriosa Historia de España Católica y su admirable, ejemplar y Cristiano Imperio! sobretodo a paritr de 1982, cuando desapareció el bienintencionado e inofensivo ¡aunque equivocado Suárez! con el Gran Sabio y Santo Alfonso, Felipón y todo su contubernio socialista democrático fascista. Mala era la represión, pero Peor es la Fornicación masiva y el Libertinaje de la España moderna, donde el poder luciferino y el satanismo mediáitico fomentan encarnizada y fanáticamente el Vicio y AntiNatura ¡Ay! En fin, recemos y perdonemos, deseemos el Bien a los Enemigos de Dios ¡y sobretodo que se Conviertan! ¡Ay! ¡Viva España! ¡Viva Dios!
30/07/20 1:42 PM
InfoCatólica
Recordamos a nuestros lectores que la moderación de comentarios de los artículos de opinión la realizamos nosotros, no los autores de los artículos.
30/07/20 4:45 PM
Forestier
El Podemita Monedero estaba enfadado por los insultos y la bronca sonora que le regalaron mientras estaba sin mascarilla, tomándose una cerveza en una bodega de San Lucar de Barrameda. Pues en parte tiene razón, ya que no hay que insultar ni ofender por puro cabreo hacia cualquier personaje. Pero el tal personaje, aprovechó la eventualidad para decir con tono inocente: no entiendo porque me escachrean por el hecho de que queremos hacer una España distinta de lo que ha sido por tradición. Pues ahí tenemos un representante pata negra de este infame deseo de invertir la historia de España.
30/07/20 6:30 PM
Coronel (R) José-Luís García-Conde Gómez
Reverendo Padre Santiago:
Estupenda homilía como todas las suyas.
Besa su mano con todo afecto:
José-Luís García-Conde
30/07/20 10:00 PM
fernand sanchis
Magnifica homilia, hecha de fe, cultura, amor a España, sentido de la historia, esperanza! Bendito sea el santo Abad, Fray Santiago Cantera!
30/07/20 10:22 PM
hornero (Argentina)
Magnífica homilía, ésta del P. Cantera, como espléndido el gran mosaico de Padrós. Comprendo que el P. Cantera hable de lo que está contenido en el gran mosaico de esa benemérita Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Mas, quisiera rodear su homilía, mejor dicho, la España contenida y honrada en su homilía, con el reconocimiento de amor que nace también en estas tierras del Nuevo Mundo, desCubiertas, evangelizadas, y civilizadas por la España de Colón, de los Reyes Católicos y de los héroes y misioneros de nuestra Madre Patria. No se puede pretender enmendar la plana de un hombre como Padrós, pero sería de desear que, si las circunstancias lo permitieran, se añadiera alguna obra de arte que prolongara los hechos históricos representados en la Cúpula,, por los hechos históricos del Descubrimiento, Conquista y Evangelización del Nuevo Mundo. Porque estos hechos son el fruto espléndido de una España creadora, que se movió bajo el aliento profético, para realizar una obra tan excelsa como la de dar a luz un Mundo Nuevo. No puede quitar los ojos de su mente, de su corazón, de su conciencia, el don extraordinario de Dios de haberla hecho Madre Patria de innúmeras naciones. Porque si España perdiera su vocación de Madre Patria, sería aceptar una esterilidad anti-histórica, una pérdida de su CONCIENCIA ESENCIAL que la señaló y constituyó de MODO DEFINITIVO. El Nuevo Mundo va a hablar, y cuando suene su voz, entonará con España una Oda, la que el mundo necesita.


1/08/20 12:46 AM
Fer
Fray Santiago Cantera, gracias. España está en el punto de mira muy especialmente desde hace 200 años. Muchas veces pienso que los malvados (con la ayuda de sus cómplices, los indiferentes y los complacientes) conseguirán sus objetivos - justamente hasta que le leo. Hoy pensaré que jamás lo conseguirán. Hoy rezaré por usted. Que es rezar por la cristiandad, por la verdad, por España. Gracias.
1/08/20 8:20 AM
Santi
Entre ellos muchos catàlics de pro. ¿Sabe usted por qué los nacionales fusilaron a Carrasco y Formiguera tras su entrada en Barna?
1/08/20 7:22 PM
Kiko Teruel
Solo dar Gracias a Dios por poner en este mundo a hombres Santos y dotarles de la clarividencia para guiar a su pueblo ciego
Muchas gracias Padre Cantera
2/08/20 12:23 AM
hornero (Argentina)
Propongo este lema: ESPAÑA Y EL NUEVO MUNDO UNA MISMA CRISTIANDAD.
2/08/20 12:52 AM
Roberto Finat
"Dios no muere".
Agrego que, "Tampoco está pintado".

Es todopoderoso y eterno.
Ama a su España y España no morirá.
Pero por su apostasía sí sufrirá.

Atte.
2/08/20 3:42 AM
Trieste
Querido Padre Santiago: es Vd. un cristiano valiente, un monje culto y un español patriota. Le pido que siga su santa andadura y rece por España. Amén.
3/08/20 12:31 AM
gustavo perez
Grandilocuente e inmarcesible este egregio benedictino. Cuántas verdades no dijo en tan poco espacio retórico. España, igual que una serie de pueblos, tan grandes en su tradición humanista, van camino de la fatal desgracia de la mano o por causa de la deriva socialista, aupada por la ignorancia de las nuevas generaciones y por la aquiescencia cobarde de los viejos españoles que callados y somnolientos miran imperturbables su declive. Sí, nos duele España, como dice el monje Cantera, porque en los tiempos actuales vuelven los proyectos laicistas decimonónicos de borrar en ella toda huella de cristianismo para hacer una España que ya no sería España, sin raíces, sin Historia, sin Tradición, sin alma.
3/08/20 11:25 PM
S
La hipocresía se instaló en la sociedad hace muchos años, confiemos en nuestra madre Santisima , un abrazo.
5/08/20 8:43 AM
Pedro Amate de Torrejon
Evidentemente ; hay dos Españas : Es hora de que cada cuál decida en cuál de las dos desea estar.
6/08/20 9:10 AM
hornero (Argentina)
"Me duele España", y me duele que España se haya desentendido del Nuevo Mundo, que es su patrimonio y el fruto más glorioso de los grandes hombres y santos que forjaron su Hispanidad cristiana. España antes que Europa, es ella misma, y si no se reconoce en el Nuevo Mundo, es porque su mente y su corazón ha sido "europeizada" en peor de los sentidos, esto es, en su identificación con el mundo moderno, del racionalismo, cientificismo, tecnicismo y babilónica confusión.
6/08/20 10:18 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.