InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: ........ - Religiosos

14.07.09

Plantas medicinales chinas y el Patrono de los enfermos

Mis hermanos y yo hemos tenido entre todos bastante experiencia con plantas medicinales chinas porque mis padres las compraban como remedios caseros para diferentes enfermedades, aunque también acudíamos al médico y tomábamos medicina comprada en farmacias.

Preferíamos a veces aguantar un dolor de garganta a que mi madre soplara un polvo verde por un tubo de papel a la garganta (intentando evitar la lengua lo más posible por el desagradable sabor), pero nos encantaba el té de hojas de crisantemo (como manzanilla), o un caldo de lichis, ciruela china y ciertas nueces, por ejemplo. Como muchos niños chinos, tomábamos también Pei Pa Koa (“jarabe de níspero”- pronunciado “pi pa cao”), un jarabe espeso y negro hecho de diferentes plantas medicinales, como las hojas de níspero.

Leer más... »

11.07.09

¿Sabemos lo que queremos de los que elegimos como gobernantes?

Richard P. Feynman fue uno de los físicos que ayudó a desarrollar la bomba atómica y el que explicó lo que pasó en el accidente de 1886 del transbordador espacial Challenger, dejando caer un pedazo de goma en un vaso de agua fría. De joven, solía ir al centro para jóvenes judíos en su templo para poder estar con Arlene, la que sería su primera mujer.

“Una vez, cuando no estaba allí, alguien me propuso para la presidencia del centro juvenil. Los ancianos comenzaron a ponerse nerviosos, porque por entonces ya era un declarado ateo.[…] tener a alguien como yo elegido como presidente les hubiera causado mucha vergüenza. Para nuestro mutuo alivio, no fui elegido…” (“What do You Care What Other People Think?”, traducido)

Leer más... »

5.07.09

Cómo saber si somos tibios y qué hacer si lo somos

“Conozco tus palabras y que no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o calinete!; mas porque eres tibio, y no eres caliente ni frío, estoy para vomitarte de mi boca.” (Ap. 3, 15-16)

S. Antonio María Zaccaria (1502-1539), en sus casi 37 años de vida, demostró todo lo contrario a la tibieza. Huérfano de padre a los 2 años y bajo el cuidado de su madre (que desde que se enviudó a los 18 años se dedicó a la formación de su hijo), obtuvo un doctorado y la licencia médica a los 22 años para ofrecer su servicio a los pobres. Cuatro años después, en 1528, fue ordenado sacerdote.

Como el Señor en el Evangelio del XIV Domingo de Tiempo Ordinario: “empezó a enseñar” (Mc. 6, 12) en el mejor momento dentro de los planes de Dios. En sus 11 años de sacerdocio, en tiempos de Lutero, fundó la “Sociedad de Clérigos de San Pablo” (aprobada en 1533) y su rama femenina (las Angélicas de S. Pablo) y laical (hoy los Laicos de S. Pablo).

Propagaba la devoción a las 40 Horas de Adoración al Santísimo, a la Pasión del Señor y a las Cartas de San Pablo. Los viernes a las tres de la tarde hacía sonar las campanas para recordar la muerte del Señor. Fatigado por una labor tan productiva, murió en brazos de su madre, conservándose incorrupto su cuerpo.

Sus pensamientos (recogidos por los Padres Barnabitas de España en “Sentencias espirituales”) ayudan a identificar la tibieza y a superarla.

Leer más... »

26.06.09

¿Se tolera la falta de inteligencia menos que el pecado?

S. Josemaría Escrivá (1902-1975) [las citas del artículo son suyas] explica que es normal “…que se entienda por qué Santiago dice de la lengua que es un mundo entero de malicia. Tantos daños puede producir: mentiras, denigraciones, deshonras, supercherías, insultos, susurraciones tortuosas.” (“Amigos de Dios”, 298).

Quizás parte de un deseo de ser más listos que otros. “La soberbia lleva a seguir, quizá en las cuestiones más menudas, la insinuación que Satanás presentó a nuestros primeros padres: se abrirán vuestros ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal.” (“Amigos de Dios”, 99)

No debe sorprendernos, entonces, que es bastante común que se menosprecie la poca inteligencia de alguien, aunque toda inteligencia, por mucha o poca que tengamos en ciertos campos, es don de Dios y poco depende de nosotros.

Mientras tanto, pecados (que sí dependen de la voluntad humana) como el aborto son considerados “derechos” o no parecen tener importancia (por ejemplo, no asistir a Misa los domingos y fiestas de guardar). ¿Será que se comprenda mejor que uno peque porque somos conscientes de nuestros pecados, pero menos tolerantes con la falta de conocimiento porque nos consideramos más inteligentes que otros?

Leer más... »

21.06.09

Cuando parece que se nos hunde el barco

Según el Evangelio del XII Domingo de Tiempo Ordinario :“las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua” (Mc. 4, 37), la barca en la que estaban los apóstoles con Jesús. Todos pasamos por temporadas en que parece que se nos hunde el barco y S. Luis Gonzaga (1568-1591), Patrón de la juventud cristiana que murió a los 23 años, no era diferente en eso, aunque sí en la pureza con que conservó su “barca” intacta, en gracia con Dios.

El ejemplo del santo y una oración particularmente conmovedora del Papa Juan Pablo II dan aliento en momentos de desánimo.

Leer más... »