InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: ........ - Italia

13.12.08

¿Sabía lo popular que es en Suecia una santa italiana? (Mc.1, 8))

Santa Lucía está inscrita en la Martirología Romana y en el Canon de la Misa (por el Papa S. Gregorio Magno) y se le ha tenido devoción desde tiempos remotos (como indican citas tempranas de su fiesta y la dedicación de iglesias con su nombre), pero fue el encuento de la inscripción sepulcral de la santa en 1894 lo que aclaró las dudas que pudieran haber de su existencia histórica por falta de detalles de su vida por fuentes próximas al tiempo de su martirio. Su cuerpo incorrupto está en Venecia.

No extraña que se le tenga mucha devoción en Siracusa (Sicilia), Italia, donde vivió. Su madre no quiso que se consagrara a Cristo hasta que se curó por intercesión de la santa en un peregrinaje, pero fue denunciada como cristiana por el novio que su madre le había encontrado antes del milagro. Se piensa que durante el proceso dió fiel testimonio de lo que dijo S. Juan Bautista en el Evangelio del Segundo domingo de Adviento: “Él os bautizará con Espíritu Santo” (Mc. 1, 8) . Recordó al prefecto la promesa de Jesús a sus discípulos que ante gobernadores: “No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu Santo el que hable en vosotros”. e insistió que “los que viven piadosa y castamente son templos del Espíritu Santo” y que “Si por fuerza mandas que mi cuerpo sea profanado, mi castidad será honrada con doble corona”. Eso resultó en su martirio tras muchos tormentos.

No extraña que por su popularidad en Siracusa creció la tradición de que viene en su fiesta a traer dulces y regalos a los niños buenos, volando sobre un burro. ¿No recuerda un poco esto a Papá Noel? Lo que sí podría extrañar es que un país protestante desde hace siglos como Suecia, conmemore a esta santa católica con celebraciones populares que se difundieron desde allí por toda Escandinavia, aunque queden pocas referencias a su origen católico (como pasó con S. Nicolás).

Leer más... »

7.12.08

Un obispo sin miedo al poder temporal (Mc. 1, 3)

El desierto, árido por definición, no está muerto ya que acoge una gran variedad de flora. Hasta el Atacama, el desierto más seco, florece en abundancia bajo condiciones propicias. Del desierto surgió S. Juan Bautista como se oyó en el Evangelio del Segundo domingo de Adviento: “una voz grita en el desierto” (Mc. 1, 3). Otra voz que floreció en medio del desierto de su sociedad fue San Ambrosio (340-397), que no dudó en defender la fe contra el arrianismo, hasta cuando peligraba su vida. Amenazado a muerte por un siervo del emperador, respondió: “¡Dios lo quiera! Así sufriría yo como corresponde a un obispo, y tú obrarías como las gentes de tu calaña”.

Leer más... »

27.11.08

Día de Acción de Gracias en los EE.UU. (Mt. 25, 32-33) (Lc. 1, 46)

En cada cuarto jueves de noviembre se celebra en los Estados Unidos el Día de Acción de Gracias para conmemorar que en 1620 los aborígenes ayudaron a los primeros colonos de Inglaterra a sobrevivir su primer invierno en el Nuevo Mundo y que éstos se lo agradeció invitándoles a una celebración tras su primera cosecha, aunque los orígenes históricos de la fiesta todavía se debaten en el país.

A muchos se les olvida que también hay un sentido religioso en el origen de la celebración, que hoy en día muchos en los EE.UU. llaman también “día del pavo” por ser tradición comer pavo en familia ese día, aunque se comía venado en las colonias originales. En actualidad, se cocina de formas diferentes dependiendo de la cultura: mis suegros americanos lo comen relleno, según lo que es tradicional aquí, mi familia china lo comía con una receta de pato, una familia cubana que conocemos lo cocina como pernil asado, y una familia mejicana que también conocemos lo cocina con recetas mejicanas.

Pues, cabe recordar que los colonistas reconocían que la abundancia de la cosecha fue una bendición de Dios. Además, en 1795, el primer presidente, George Washington, en su proclamación de acción de gracias, dijo que es “nuestro deber como personas con reverente devoción y agradecimiento, reconocer nuestras obligaciones al Dios todopoderoso, e implorarle que nos siga prosperando y confirmado las muchas bendiciones que de El experimentamos…” El presidente Abraham Lincoln hizo proclamaciones también en las que pide a los ciudadanos de su país recordar los “dones del Altísimo Dios” con un “día de Acción de Gracias y Alabanza a nuestro beneficiente Padre que mora en los Cielos”.

Leer más... »

26.11.08

El cazador del Paraíso (Mt. 25, 40)

Verás muchas familias dispersas, muchos establecimientos arruinados, muchos almacenes cerrados, muchas empresas y compañías en suspensión de pagos, muchos negocios frustrados, quiebras sin número, inmensos trastornos y desgracias sin cuento. Ante este cuadro tristísimo exclamarás sin duda: ¡Pobre mundo, infeliz sociedad! Ahora bien, si buscas el origen de todos estos desastres, hallarás que una de las causas principales es la crueldad con que se trata a los difuntos, descuidando el socorrerlos como es debido, y no cumpliendo los legados piadosos: además, se cometen una infinidad de sacrilegios, es profanado el Santo Sacrificio, y la casa de Dios, según la enérgica expresión del Salvador, es convertida en cueva de ladrones.”

¿De quién es esa cita? Del “Gran cazador del Paraíso”, como le llamaba su amigo, el Papa Benedicto.

Leer más... »