¿Sabía lo popular que es en Suecia una santa italiana? (Mc.1, 8))

Santa Lucía está inscrita en la Martirología Romana y en el Canon de la Misa (por el Papa S. Gregorio Magno) y se le ha tenido devoción desde tiempos remotos (como indican citas tempranas de su fiesta y la dedicación de iglesias con su nombre), pero fue el encuento de la inscripción sepulcral de la santa en 1894 lo que aclaró las dudas que pudieran haber de su existencia histórica por falta de detalles de su vida por fuentes próximas al tiempo de su martirio. Su cuerpo incorrupto está en Venecia.

No extraña que se le tenga mucha devoción en Siracusa (Sicilia), Italia, donde vivió. Su madre no quiso que se consagrara a Cristo hasta que se curó por intercesión de la santa en un peregrinaje, pero fue denunciada como cristiana por el novio que su madre le había encontrado antes del milagro. Se piensa que durante el proceso dió fiel testimonio de lo que dijo S. Juan Bautista en el Evangelio del Segundo domingo de Adviento: “Él os bautizará con Espíritu Santo” (Mc. 1, 8) . Recordó al prefecto la promesa de Jesús a sus discípulos que ante gobernadores: “No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu Santo el que hable en vosotros”. e insistió que “los que viven piadosa y castamente son templos del Espíritu Santo” y que “Si por fuerza mandas que mi cuerpo sea profanado, mi castidad será honrada con doble corona”. Eso resultó en su martirio tras muchos tormentos.

No extraña que por su popularidad en Siracusa creció la tradición de que viene en su fiesta a traer dulces y regalos a los niños buenos, volando sobre un burro. ¿No recuerda un poco esto a Papá Noel? Lo que sí podría extrañar es que un país protestante desde hace siglos como Suecia, conmemore a esta santa católica con celebraciones populares que se difundieron desde allí por toda Escandinavia, aunque queden pocas referencias a su origen católico (como pasó con S. Nicolás).

Lo que inspira la celebración sueca más que nada es el significado del nombre de Sta. Lucía, “la que lleva luz”. Ese nombre resultó en la creencia de que se le quitaron los ojos durante su martirio para ser restaurados por Cristo (por eso se le representa con ojos sobre un plato y es considerada patrona de los ciegos), pero en Suecia, donde la oscuridad es más pronunciada durante el solsticio invernal que en Italia, su fiesta es un festival de luces.

Los lussekatts (“bollos de Sta. Lucía) tienen la forma de dos ojos unidos y las antorchas que llevan las niñas recuerdan el milagro por el cual las llamas rodearon el cuerpo de la santa sin quemar. Igual que una compañía popularizó a Papá Noel, un periódico en Estocolmo empezó en 1927 la tradición de los concursos que eligen a una niña para representar a la santa ese día, llevando velas sobre su cabeza para mostrar el significado de “Lucía”. Aquí tienen un vídeo corto de la celebración:

Es curioso que la canción que se oye en el vídeo es una versión sueca de una canción italiana sobre una invitación a dar un paseo en barco en la bahía de Nápoles (que ha sido interpretada por cantantes como Luciano Pavarotti y Elvis Presley), pero con letra sobre la celebración de luz. La siguiente letra y traducción la encontré en www.mamalisa.com:

Natten går tunga fjät / La noche camina pesadamente
runt gård och stuva / Alrededor del patio y del hogar,
kring jord som soln förlät / Cuando el sol parte de la tierra,
skuggorna ruva / Las sombras se ciernen.
Då i vårt mörka hus / Ahí en nuestra casa sombría
stiger med tända ljus / Andando con velas encendidas
Sankta Lucia, Sankta Lucia / ¡Santa Lucía, Santa Lucía!

Natten var var stor och stum. / La noche camina segura y sigilosamente,
Nu, hör, det svingar / Ahora escuchen sus alas,
i alla tysta rum / En cada cuarto tan silencioso,
sus som av vingar / Susurrando como unas alas.
Se, på vår tröskel står / Miren, en nuestro umbral está,
vitklädd med ljus i hår / Vestida de blanco con luz en su pelo
Sankta Lucia, Sankta Lucia / ¡Santa Lucía, Santa Lucía!

Mörkret skall flykta snart / La oscuridad pronto se volará
ur jordens dalar / De los valles de la tierra.
Så hon ett underbart / Luego nos dice
ord till oss talar / Una palabra maravillosa:
Dagen skall åter ny / Un nuevo día volverá a levantarse
stiga ur rosig sky / Del cielo rosado…
Sankta Lucia, Sankta Lucia / ¡Santa Lucía, Santa Lucía!

Lástima que no se mencione la fuente de luz de Sta. Lucía, de la que gozamos todos los fieles bautizados: el Espíritu Santo. Seguro que a la santa le gustará que en este día recemos esta oración tradicional: “Ven, Espíritu Santo, y llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor.”

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Qué tradiciones practica su familia en preparación para la Navidad?

Mañana: San Juan de la Cruz, “Éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz” (Jn 1, 7)

3 comentarios

  
ranger
En la Barcelona, la feria de Santa Lucía es bastante popular (por mucho que le pese a Sistach).

En la plaza de la Catedral, se exponen y venden figuras del belén.

Mi madre se llama Lucía, y cuando yo era pequeño íbamos los dos a la feria de Santa Lucía, a mirar figuras del pesebre, el niño Dios, la Virgen, los pastorcillos, animalitos, etc.

Luego, en casa, preparábamos el belén. Tardábamos días en hacerlo, pues lo hacíamos con mucha atención y cariño. Era una forma divertida y, a la vez pedagógica, de preparar la Navidad, sobre todo para quien tiene niños pequeños. Mientras preparábamos el belén, mi madre me daba una auténtica catequesis con las figuritas.

Mi madre también me enseñó, antes de entrar en clase cada mañana, a hacer una breve visita al Santísimo en la capilla del colegio. Era una capilla que nunca se usaba y estaba cerrada con llave. Cada mañana teníamos que perseguir al director del colegio (un hermano marista barbudo hippy) para que abriera la puerta con llave. Yo creo que, en el fondo, el director nos esperaba con cariño cada mañana, aunque no lo demostrara.




13/12/08 3:03 PM
  
María Lourdes
Ranger, me parece fantástico cómo su madre aprovechó la feria de Santa Lucía para enseñar lo que importa de verdad en Adviento y en Navidad. Donde vivo no hay exhibiciones parecidas de belenes ni oportunidad para comprar la variedad de figuras que seguro se encuentran allí. Su comentario me inspira a dedicar mi artículo del lunes a las figuras del Belén.

Me llama también la atención lo bien que usó su madre lo que en la pedagogía en los EE.UU. se llama "teachable moments", esos momentos que no necesariamente se planean en los que se puede enseñar algo. Antes de la catequesis de mi hijo mi familia saluda al Señor en la capilla. Espero que esto tenga tan buenos resultados como ya ve su madre tras haber perseverado con su buen ejemplo.
13/12/08 5:20 PM
  
Lucia Hernandez
Primero, mi mama y abuela celebraban religiosamente el dia de Santa Lucia culminando con velas encendidas a su fotografia, al yo nacer me da~naron un ojito con el forcet y se encomendaron a Santa Lucia para que intercediara por mi ante nuestro Se~nor, lo tenia cubierto de blanco, lo que fue mejorando hasta quedar bien. Ese dia se ponian los adornos navide~nos, se asistia a la iglesia a todas las celebraciones por navidad y se celebraba el dia de noche buena con una cena familiar el 24 por la noche despues , para la iglesi a la Misa del Gallo.

13/12/13 10:13 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.