InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: .... 1) Jesucristo

15.01.10

Cómo cortar el pelo de niños en casa con tijeras y peine: instrucciones detalladas

Llevo más o menos tres años cortándole el cabello a mi hijo en casa porque nació con mucho pelo y se pone muy nervioso cuando se lo cortan en la peluquería. Le aterroriza el ruido de la máquina de cortar el pelo y por eso lo hago con tijeras (ninguna clase especial) y peine.

No he tenido entrenamiento profesional, o sea que mis recomendaciones son simplemente para los que no tienen experiencia cortando el cabello y desean hacerlo con una técnica diferente que Sta. Catalina de Siena (que se cortó su pelo de joven para demostrar su entrega completa al Señor y no por ningún interés estético). Mis recomendaciones se basan en lo que he observado cuando le cortan el cabello a mi esposo y en mi propia experiencia casera. Claro que agradecería sugerencias de los que entienden mejor cómo cortar el cabello.

Leer más... »

14.01.10

Receta tradicional italiana: Galletas napolitanas de tres colores

En los EE.UU. es bastante popular regalar galletas caseras a los conocidos. Me pareció una idea muy buena, hasta que lo intenté un par de años sin salirme bien ninguna receta de galletas hasta tal punto que muchas de las que hacía ni se podían comer y mi esposo ya no quería que intentara hacer ninguna.

Cuando le confié mi problema a mi amiga italiana Lucia, que cocina de maravilla, ella compartió conmigo esta receta suya de galletas, asegurándome que me saldrían bien. A simple vista parece complicado, pero el resultado es espectacular.

Leer más... »

13.01.10

¿Se puede cambiar la letra del 'Gloria' en la Misa?

cc David Bjorgen 800px-Mural_-_Jesus'_Baptism

En el Evangelio del Bautismo del Señor (que marca el final de la temporada de Navidad), se hace presente el Espíritu Santo en forma de paloma descendiendo sobre Nuestro Señor Jesucristo y se oye una voz del Cielo declarando sobre Él: “Tú eres mi Hijo, el Amado, el Predilecto.” (Lc. 3, 22).

No es de extrañar que muchos artistas acompañen ese acontecimiento bíblico con representaciones de ángeles si se recuerda cómo al comienzo de la Navidad: “… junto con el Ángel [que anunció el nacimiento del Señor a los pastores], apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ‘¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él!’.” (Lc. 3, 13-14)

El villancico popular “Sussex Carol” se inspira en ese canto angelical y fue publicado por primera vez por el obispo irlandés Luke Wadding en “Small Garland of Pious and Godly Songs”. Cecil Sharp y Ralph Vaughan Williams oyeron ese villancico interpretado por de Harriet Verrall de Monk’s Gate, Sussex, y publicaron en 1919 esta versión, que es cómo se suele interpretar hoy en día:

Leer más... »

25.12.09

Un buen “villancico” que no se suele oír en Navidad

El Evangelio de la Natividad del Señor nos indica: “La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre” (Jn. 1, 9).

“Si el alma llegara a levantar los ojos hasta su cabeza, que es Cristo [. . . ], sería realmente feliz por la penetración de su visión, al poner sus ojos donde el mal no puede oscurecerlos” (S. Gregorio de Nisa, Homilía 5).

Deseo esa profunda y verdadera felicidad a todos los lectores del blog y a sus familias a lo largo de esta Navidad y en todo momento… ese siempre nuevo gozo que apareció en el mundo por medio de un indefenso bebé que nació en la mayor pobreza del mundo para ser nuestra mayor riqueza.

Leer más... »

26.11.09

Cómo pagar una deuda infinita en menos de una hora

Poncio Pilato le dice al Señor en el Evangelio de la Solemnidad de Cristo Rey: “‘Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?’” (Jn. 18, 34) Mayor contraste no podría haber entre nuestros pecados, que le llevaron a la cruz al Señor, y el bien que nos hace el Señor en todo momento.

En los EE.UU. hay un Día de acción de gracias que este año cae en la fiesta de S. Leonardo de Porto Mauricio (1676-1751), conocido en sus tiempos como un gran predicador de la Iglesia cuyos sermones convertían a muchos. Esto nos dice el santo franciscano en “El tesoro escondido de la Santa Misa” (.doc) sobre nuestra deuda infinita con Dios y cómo pagarla:

Leer más... »