25.01.09

El caballo de San Pablo no aparece en la Biblia (Mc. 1, 19)

Se ve un caballo en la gran mayoría de representaciones gráficas de la Conversión de San Pablo (c.34), (que el Papa permitió celebrarse en este domingo del año paulino), aunque la narración bíblica de ese gran acontecimiento (Hechos de los Apóstoles, 9) no menciona ningún caballo. Tampoco menciona S. Pablo (c.3-65) en sus cartas que hubiera uno. Las Sagradas Escrituras dicen que iba de camino a Damasco (a unos 190km de Jerusalén), sin mencionar cómo iba. Tardaría al menos cuatro días en recorrer el camino, que cruza el río Jordán (de gran significado religioso) y pasa por el Monte Hermón, pero lo más probable es que lo hizo a pie. Entonces, ¿por qué suele representarse una caída de caballo? ¿Qué simboliza el caballo?

Leer más... »

24.01.09

Miel como antídoto, miel como cebo (Jn. 1, 38)

S. Francisco de Sales (1567-1622), el Patrono de los periodistas y los escritores católicos, es muy conocido por las muchas conversiones que logró en Ginebra, la zona calvinista en la que se ofreció a evangelizar por su ejemplo (paciente y perseverante a pesar de maltratos) y con una serie de panfletos sobre la doctrina de la Iglesia para refutar a los protestantes. Sin embargo, su tarea evangelizadora también incluía su predicación a los bautizados para asegurar su conversión de vida y su permanencia en la Iglesia Católica con obras como “Tratado del Amor de Dios” e “Introducción a la Vida Devota”.

A Sta. Juana de Chantal (a quien conoció en 1604 y con quien fundó la Congregación de la Visitación en 1610) le dijo: “Yo he repetido con frecuencia que la mejor manera de predicar contra los herejes es el amor, aun sin decir una sola palabra de refutación contra sus doctrinas”. Se le atribuye el dicho: “Caza más moscas una gota de miel que un barril de vinagre”, aunque, según él, no hay mejor forma de producir “la miel de las más excelentes virtudes, que comiendo el pan de amargura y viviendo de angustias” (Introducción a la vida devota) Como no se puede dar lo que uno no tiene al evangelizar, también hay que ser paciente con uno mismo, aplicando la dulzura como antídoto al veneno de la ira: “En esto faltan muchos que se enfadan por haberse enfadado, se entristecen de haberse entristecido y se desesperan por haberse desesperado; [esos enfados] tienden al orgullo y no tienen más origen que el amor propio, que se turba e inquieta por vernos imperfectos.” (Introducción a la vida devota)

Leer más... »

23.01.09

¿Qué significan los nombres de los doce apóstoles? (Mt. 10, 1-4) (Jn. 1. 42)

La noticia de que “Benedicto XVI levanta la excomunión a los obispos ordenados por Marcel Lefebvre” resalta de nuevo la importancia de la sucesión apostólica que tiene lugar en la Iglesia Católica, fundada por el mismo Jesucristo por medio de sus apostóles. Cada uno de esos hombres figuraban en los planes del Señor desde antes de su existencia. En cuanto vió a Simón Pedro, según el Evangelio del 2o. domingo de Tiempo Ordinario, le dijo: “Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).” (Jn 1, 42) Llamándoles por nombre, les invita a una nueva intimidad y relación con Él.


¿Sabe lo que significan los nombres de los primeros 12 apóstoles?

Leer más... »

22.01.09

Hizo un nudo de pescador doble para salvar a su madre (Jn. 1, 42)

El nudo de pescador doble, un nudo marinero o alpinista que se usa para pescar o para escalar montañas, representa muy bien la vida de la Beata Laura Vicuña (1891-1904), que murió heróicamente a los 12 años. Consiste en dos lazos sencillos para cabos finos cortos, como eran la Bta. Laura y su madre. Ella lo era por la exquisita finura de su virtud en la tierna infancia en que murió y su madre por haberse cortado de la gracia de Dios y desgastado su vida viviendo en pecado. Siempre es mejor que los cabos usados para el nudo sean del mismo material, porque si no, sólo el más rígido es el que aguantará la tensión, lo cual hizo la beata, fuerte en la fe, para convertir y salvar a su madre.

Leer más... »

21.01.09

¿Cuál es su personalidad espiritual? (Jn. 1, 36)

Santa Inés (290-304) imitó en su vida y martirio de virginidad a su Amado Jesucristo, a quien S. Juan Bautista llama en el Evangelio del 2o. domingo de Tiempo Ordinario: “el Cordero de Dios”(Jn. 1, 36). Según Fray Luis de León:

“Cordero, pasándolo a Cristo, dice tres cosas: mansedumbre de condición, y pureza e inocencia de vida, y satisfacción de sacrificio y ofrenda, como S. Pedro juntó casi en este propósito hablando de Cristo: ‘El que, dice, no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; que, siendo maldecido, no maldecía, y, padeciendo, no amenazaba; antes se entregaba al que juzgaba injustamente; el que llevó a la cruz sobre sí nuestros pecados.’”(De los nombres de Cristo, libro 3)

Se suele representar a Sta. Inés con un cordero porque su nombre en latín se parece a “agnus” ("cordero"), aunque deriva del griego “hagnē"(ἁγνή)"pura". Por eso, el Papa bendice en su fiesta a los corderos con cuya lana se tejen los palios arzobispales. Nos dice S. Ambrosio de la santa: “Sabemos por tradición que murió mártir a los trece años de edad. Destaca en su martirio, por una parte, la crueldad que no se detuvo ni ante una edad tierna; por otra, la fortaleza que infunde la fe, capaz de dar testimonio en la persona de una jovencita.” (Tratado sobre las vírgenes) El testimonio de una vida cristiana es algo que se requiere de todos los fieles, no sólo de los arzobispos.

Para conocer nuestra vocación, nos recomienda el P. Benedict J. Groeschel en su libro “Pasajes espirituales: la psicología del crecimiento espiritual”[Fuente de las citas del resto del artículo]: “El primer paso para el conocimiento de tu propia vida espiritual es ver con claridad qué es lo que nos atrae [de Dios]: el uno, el verdadero, el bueno o el hermoso.” Dice también: “Si tú te examinas a ti mismo o a aquellas personas que bien conoces con relación a la vida espiritual, te darás cuenta de que la mayoría de la gente encaja bastante bien en una o tal vez en dos categorías.”

Leer más... »