19.02.18

Decálogo para católicos perplejos

David y SaúlDoy gracias a Dios por haber seguido Infocatólica desde el inicio. Y ahora por la confianza que se me da de poder escribir en esta página. Una de las cosas que caracterizan a todos los que escriben aquí, creo yo, es el moverse en el difícil equilibrio entre el respeto a los pastores de la Iglesia, por un lado, y la exigencia de la verdad, por otro. No pretendo que haya que elegir entre una cosa o la otra, o llegar a un punto intermedio en el que ni se sirva a una cosa o a la otra (como algunos pretenden que se tenga que hacer entre ortodoxia y misericordia), sino que la defensa de la verdad exige un respeto y un cuidado a la jerarquía de la Iglesia, semejante a aquel que David tenía con Saúl, incluso cuando aquél estaba en la verdad y éste se movía conducido por un odio asesino.

Leer más... »

30.01.18

Veritatis Gaudium y la teología tomista

Santo Tomás y San AlbertoEl Papa Francisco acaba de promulgar la Constitución Apostólica Veritatis Gaudium, sobre las Universidades y Facultades Eclesiásticas. No es mi intención comentar el documento completo, sobre todo porque no me parece que tenga la capacidad para hacerlo de manera provechosa. Sí quisiera, sin embargo, poner atención sobre un punto sobre el que creo poder decir algo.

En el artículo 64 de las Normas aplicativas de la Congregación para la Educación Católica que acompañan y desarrollan la Constitución Apostólica se puede leer, referente a la Facultad de Filosofía: «La investigación y la enseñanza de la filosofía en una Facultad eclesiástica de Filosofía deben basarse “en el patrimonio filosófico perennemente válido”, que se ha desarrollado a lo largo de la historia, teniendo en cuenta particularmente la obra de Santo Tomás de Aquino».

Leer más... »

16.01.18

D. Marcelo, el Seminario y el Vaticano II

Centenario de D. MacerloSalvo que, por necesidad psicológica o moral, uno elija cerrarse a la realidad y no ver las cosas como son, se debe reconocer que la Iglesia atraviesa en España una crisis sin precedentes en su historia. A la hora de analizar los factores que han llegado a esta crisis, muchos toman la salida fácil de culpar al Concilio Vaticano II de todos los males que afectan a la Iglesia universal y, por tanto, a la Iglesia española. No niego que es muy tentador presentar una historia en la que en la Iglesia todo iba viento en popa y, de la noche a la mañana, gracias a las maniobras de un grupo de eclesiásticos muy organizado, se consiguió organizar un Concilio ecuménico que pusiera todo patas arriba. Es fácil incluso reconocer que líneas teológicas con grandes deficiencias convergen en muchas de las orientaciones del Concilio, aunque casi todos aceptan que los textos conciliares no contienen afirmaciones heterodoxas.

A mí me resulta absolutamente imposible culpar al Concilio Vaticano II de la crisis actual. Y la «culpa» de esta incapacidad mía, que me suele poner en posiciones muy incómodas en los debates al respecto, la tiene el que considero el obispo español más importante de la segunda mitad del s. XX, el Cardenal D. Marcelo González Martín.

Leer más... »

7.12.17

Don Marcelo y las misiones

Don MarceloEn mi artículo anterior quise explicar algo de la historia de las dos misiones diocesanas de la Archidiócesis de Toledo. Me referí a una Carta Pastoral escrita por el Cardenal D. Marcelo González en 1994, que para mí es una auténtica guía pastoral para las misiones diocesanas.

Espero algún día tener ocasión para comentar quién fue D. Marcelo y la importancia que tuvo y sigue teniendo para la Iglesia en España. Quizá bastaría recordar que durante los años 70 y 80 la seguía vocacional asoló España en casi todas las diócesis con algunas excepciones. Una de las más notables fue la de Toledo, que pasó de un seminario prácticamente cerrado por el Card. Tarancón, a tenerse que abrir un seminario adicional para acoger a los candidatos al sacerdocio. Un hito de este proceso fue su carta pastoral Un seminario nuevo y libre, expresión de lo que pudo haber sido en todas partes la auténtica reforma que pidió el Concilio Vaticano II.

Leer más... »

3.12.17

Envíame adonde quieras; y, si conviene, aun a los indios

San Francisco Javier

Como indica mi breve presentación, he tenido la dicha de ser misionero fidei donum durante seis años. Normalmente no indico que pertenezco a la Archidiócesis de Toledo, porque no quiero que mis posturas personales se confundan con las de la Archidiócesis. Es una precaución que en otros tiempos resultaría absurda, pero no en la situación actual. Hoy, sin embargo, tengo que decir que, efectivamente, como sacerdote diocesano de Toledo pasé mis seis años como misionero en una de las dos misiones diocesanas de Toledo.

Hay que explicarlo un poco. En 1994, el Cardenal D. Marcelo González Martín, verdadera luz de la Iglesia en los oscuros momentos del inmediato posconcilio, tomó la iniciativa de abrir una misión diocesana en la que, como opción preferencial, ni exclusiva ni excluyente, los sacerdotes de Toledo pudieran vivir la dimensión universal de la Iglesia. La iniciativa cristalizó en una colaboración permanente entre las Archidiócesis de Toledo y de Lima, con una presencia de sacerdotes diocesanos de Toledo en una parroquia de Villa el Salvador, uno de los inmensos pueblos jóvenes de los conos de la capital peruana. Cuando partieron los primeros sacerdotes, D. Marcelo escribió una carta pastoral hermosísima titulada Toledo y Lima, diócesis hermanas. Me gustaría mucho poder compartir el texto, pero lamentablemente, aunque estoy haciendo lo posible, soy incapaz de encontrarlo.

Leer más... »