2.10.12

¿Ecologista? No, gracias

Soy una persona así de extraña. Huyo del ecologismo, los supuestos productos ecológicos, la vuelta a la vida natural y la protección de la mariposa loca.

Posiblemente la razón sea que uno es de pueblo e hijo de agricultor y ganadero. En casa jamás se escuchó la palabra “ecología”. Pero mi padre sabía perfectamente cultivar buenos tomates y patatas, a las que echaba sus productos para matar bichos, cuidar de sus vacas, ordeñar para obtener la mejor leche, podar los árboles, cortar espinos, aclarar arroyos y desmochar fresnos. Lo de siempre, lo que llevaban haciendo su padre y sus abuelos toda la vida.

Leer más... »

1.10.12

La toca de la Caram

En España tuvimos una vez un político claro como el agua clara. Se llamaba Pablo Iglesias y nunca ocultó sus intenciones. En el diario de sesiones del congreso de los diputados quedan recogidas algunas de sus perlas: “El partido que yo aquí represento aspira a concluir con los antagonismos sociales,… esta aspiración lleva consigo la supresión de la magistratura, la supresión de la iglesia, la supresión del ejercito… Este partido está en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones“. Es decir, el fin justifica absolutamente todos los medios.

Me he acordado mucho de esta forma de entender la política al leer esta mañana el blog de sor Lucía Caram en Religión Digital, donde muestra su incondicional apoyo al candidato de Convergencia a las próximas elecciones autonómicas catalanas, a la vez que asume ese famoso discurso victimista según el cual Cataluña es la vaca de la que chupa toda España, justo cuando acaba de pedir 5.000 millones al estado para pagar nóminas.

Leer más... »

30.09.12

Juanito precipicio

No lo digo yo. Fue el viejo profesor, D. Enrique Tierno Galván quien llamaba por este nombre a Juan Barranco. Toda una visión de futuro.

La gente, cuando deja de estar en el candelabro (Sofía Mazagatos dixit), parece que de cuando en cuando siente una necesidad vital de soltar alguna chorrada solemne a ver si alguien se acuerda de que todavía existen.

Jornadas sobre “Laicidad y ciudadanía en la España del siglo XXI” en la sede del partido socialista de Madrid. Pues llega la clausura y su presidente, Juanito Precipicio, suelta la gracita de turno para conseguir el aplauso fácil de esos socialistas madrileños que cada vez sacan menos votos, y menos que van a sacar si siguen así las cosas.

Leer más... »

29.09.12

Me imponen fotógrafo y floristería

Esta tarde tengo boda en la parroquia. Nada que objetar a la misma. Los novios han hecho el curso de preparación con nosotros y parece que se lo han tomado en serio. Familias practicantes, matrimonio con misa y en la parte musical dúo de viola y oboe interpretando música clásica. Bien es verdad que me hablaron de algo de “Metallica” y alguna cosa de Los Beatles, pero les dije que no era conveniente y sin problemas.

Tengo la inmensa suerte de no tener muchas bodas en la parroquia, lo que me permite preparar a los novios y ver con ellos cada detalle, incluyendo fotos y flores.

Leer más... »

28.09.12

Sacramentos ¿decir no?

Sé que el tema es un charco embarrado. Pero si uno algo puede aportar aquí es su experiencia de cura párroco, sus dificultades y limitaciones, la visión de los problemas desde el despacho parroquial, el templo y la sacristía.

Dos son los sacramentos que plantean problemas. Sobre todo dos: bautismo y matrimonio. Los otros plantean menos dificultades al menos en principio.

Parto de que ya quisiera yo de que todos los feligreses fueran santos, perfectos, simpáticos, guapos, amables y de buen gusto. Pero los feligreses son como un servidor: limitados, con sus problemas cada uno, carácter singular y demás cuestiones varias.

Llegan papá y mamá al despacho con su retoño para el que piden el bautismo. En principio nada que objetar. Miro lo que dice el derecho, que pone como única condición “que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.” A ver qué es eso de “esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica…”. A partir de ahí… la cosa se complica.

Leer más... »