¿Pelagianos, Gnósticos, o…?

¿Pelagianos, Gnósticos, o…?

Vista la vida cotidiana de tantos bautizados hoy en día, me pregunté si, verdaderamente, el pelagianismo y el gnosticismo eran los verdaderos enemigos de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo. Tenía mis dudas.

En el capítulo segundo de la reciente exhortación apostólica Gaudete et Exultate el papa Francisco señala dos peligros con los que se enfrenta la Iglesia; y termina ese capítulo con un deseo que se manifiesta casi en oración:

«¡Que el Señor libere a la Iglesia de las nuevas formas de gnosticismo y de pelagianismo quela complican y la detienen en su camino hacia la santidad! Estas desviaciones se expresan de diversas formas, según el temperamento y las propis características. Por eso exhorto a cada uno a preguntarse y a discernir frente a Dios de qué manera pueden estar manifestándose en su vida» (n. 62).

De manera muy breve podemos considerar pelagiano a quienes, en su deseo de vivir como cristianos, confían solo en sus fuerzas, el empeño de su voluntad, y no recurren adecuadamente a la gracia de Dios. «en el fondo solo confían en sus propias fuerzas y se sienten superiores a otros por cumplir determinadas normas o por ser inquebrantablemente fieles a cierto estilo católico» (n. 49) Y gnósticos, «el gnosticismo supone una fe encerrada en el subjetivismo, donde solo interesa una determinada experiencia o una serie de razonamientos y conocimientos que supuestamente reconfortan e iluminan, pero en definitiva el sujeto queda clausurado en la inmanencia de su propia razón o de sus sentimientos» (n. 36).

Vista la vida cotidiana de tantos bautizados hoy en día, me pregunté si, verdaderamente, el pelagianismo y el gnosticismo eran los verdaderos enemigos de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo. Tenía mis dudas.

Esas dos actitudes se vienen dando en la Iglesia desde sus orígenes. Nada nuevo bajo el sol. En un primer momento pensé que otras actitudes de los bautizados podrían ser de mayor peligro para la Iglesia, por ejemplo, la indiferencia ante los sacramentos; la banalidad en recibirlos; el desprecio o abandono de la moral y muy especialmente de la moral sexual, el «todo vale» según mi «discernimiento» personal, la poca preocupación por la vida eterna, por la propia salvación; el desconocimiento profundo de la realidad de la Gracia de Dios, etc. etc.,

Después de darle un poco de vueltas a estas cuestiones llegué a considerar que pelagianismo y gnosticismo pueden encontrarse unidos en una mentalidad que por desgracia se está extendiendo en los últimos años entre no pocos cristianos. Una mentalidad que es uno de los frutos de la influencia del modo de plantear las cuestiones de la Fe y de la Moral del primer Lutero y de sus seguidores.

Esta mentalidad –en mi opinión, y por desgracia- ha quedado recogida en cierto modo, y sin ningún amago de crítica, en el documento conjunto entre la Federación Luterana y el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, del título Del Conflicto a la comunión, editado por Sal Terrae en 2013, y que se presentaba como una preparación para las conmemoraciones habidas durante 2017 en el 500 aniversario del cisma luterano. Un documento, por otra parte, muy trabajado, y rezado, con análisis y sugerencias muy acertadas en el plano ecuménico.

En el párrafo 232 de ese documento, se lee:

Las divisiones del siglo XVI se encontraban enraizadas en modos diferentes de entender la verdad de la fe cristiana y eran particularmente polémicas, ya que se percibía que la salvación se encontraba en peligro. En ambas partes, las personas mantenían convicciones teológicas que no podían abandonar. No se puede culpar a nadie por seguir su conciencia cuando esta ha sido formada por la Palabra de Dios y ha llegado a sus juicios luego de seria deliberación con otros.

En las líneas en negrita, Pelagio y Marción, Valentín y los demás gnósticos, se dan la mano; como se la dieron en su momento Lutero, Zwinglio, Calvino, y sus seguidores.

Cada uno siguió su «conciencia» a su modo; que había sido formada en la Palabra de Dios, según su propia interpretación y sin hacer ningún caso a la Tradición y al Magisterio de la Iglesia, y habían llegado a sus juicios después de deliberarlos con otros, que nada tenían que ver con las legítimas autoridades de la Iglesia en la conservación de la Fe. Cada uno hizo su propio «discernimiento», y ¿quién era la Iglesia para juzgar?», se han podido decir.

Por este camino, la unidad de la Iglesia se resquebrajó. Cada uno «discernió» teniendo en cuenta lo que él «entendió» de Cristo y de sus mandamientos, y lo que en su «conciencia» aparecía como bien y mal, Los protestantes se dividieron en un número indefinido de grupos, confesiones, etc. No quedaba ningún punto de referencia objetivo para entender la Palabra de Dios, y mucho menos, para vivir un objetivo juicio de conciencia.

El Señor le dijo a Pedro delante de los apóstoles: «Te daré las llaves del Reino de los cielos, lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo» (Mt. 16, 19). Y Pedro juzgó, ató y desató, ya desde los comienzos en el Concilio de Jerusalén.

P. Ernesto Juliá, sacerdote

28 comentarios

Jesus Pereira
¿Y ahora cuando hasta altas autoridades de la Iglesia siguen el "magisterio" y la "sagrada" tradición protestante?
23/04/18 2:54 PM
Juan F
El más grande enemigo, es el subjetivismo o el relativismo rampante desde de los mal llamados católicos que no obedecen al Señor a través de Su Palabra, la Santa Tradición y El Magisterio... sin estos claros elementos no entramos al aprisco por La Puerta que es Cristo Jesús y nos convertimos en unos ladrones y bandidos... Dios nos haga mansos y humildes de corazón para aceptarLo y vivirLo tal cual Es y no hacer el dios que yo deseo, según mi discernimiento personal y de acuerdo a mi inculta conciencia (un dios a mi imagen y semejanza). Ven Señor Jesús!
23/04/18 3:42 PM
Cordá Lac
Pues hablando de pelagianismo, vuelve a la palestra eso tan reciente y tan comentado de que los ateos se salvan... si son "buenos".
23/04/18 4:22 PM
Horacio Castro
« ¡Que el Señor libere a la Iglesia de las nuevas formas de gnosticismo y de pelagianismo!” (de Gaudete et Exultate ). También “la Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida desde julio de 2017 por el jesuita español Luis Ladaria, acaba de publicar un documento, dirigido a los obispos, sobre "la salvación cristiana", la carta "Placuit Deo", aprobada por el Papa Francisco el 16 de febrero” (ReL 1/03/18)). Esencialmente es una catequesis contra la soberbia, y sobre la fe en la acción salvífica de Dios en Cristo y los sacramentos, en el hombre que suplica Su gracia para merecer la gloria eterna. Porque el poder de la gracia se impone a la conciencia cuando es gestora de flaquezas, errores y malas acciones.
23/04/18 4:22 PM
vicente
el mayor peligro es creer que Dios no nos ama o que no somos capaces de amarle.
23/04/18 4:35 PM
Julio
Muy sabio parece este breve escrito. Difícil entender en estos tiempos que esta pasando dentro de la Iglesia... Al hilo de este articulo, dos citas de San Vicente de Paul:

"...Calvino, que niega treinta veces que ha afirmado que Dios es el autor del pecado, mientras que, en otros lugares, hace todo lo posible para probar esta máxima detestable ... Todos los innovadores actúan de la misma manera: en sus libros siembran contradicciones, de modo que si son atacados en un punto tienen ya preparada una salida diciendo que en otros lados han argumentado lo contrario."

"En cuento a mi, siempre he considerado y juzgado por santos todos aquellos que he visto conservarse en la verdad de la doctrina y resistirse a la deriva desventurada de tantas personas...que, desgraciadamente, se han dejado llevar por esta nuevas y malsanas opiniones."
23/04/18 10:11 PM
Qué fuerte!
Muy bueno, Corda Lac.
Vicente por favor... ¿quién va a creer esa tontería?. He oído tanta demagogia q estoy harta
23/04/18 11:35 PM
Marcelo
Si tenés dudas, el Evangelio es tu solución
24/04/18 5:25 AM
Qué fuerte!
Por si no se entiende mi comentario anterior. Creo q para los q entramos en este foro, que Dios nos ama y que somos capaces de amarle es obvio.
24/04/18 7:58 AM
un sacerdote
Muy bueno!
24/04/18 12:19 PM
Luis López
Es muy desagradable que se fustigue a los cristianos que -en cumplimiento del mandato de Jesús- buscan la perfección cristiana en todos los ámbitos: en la vida moral (siguiendo una moral objetiva), en la seriedad de la liturgia (desechando experimentos y acudiendo a la tradición) o en la claridad de la doctrina (desechando autores sospechosos)..

Esos -a quienes se les llama una y otra vez, fariseos, pelagianos o pepinillos en vinagre-, son la última esperanza de una Iglesia que se descompone en un subjetivismo, que parece fomentarse desde la cúspide.
24/04/18 1:48 PM
Maribel
Pero... que requetebién lo está haciendo el enemigo del hombre, el mentiroso que solo busca nuestra perdición..
Es mucho mas listo que nosotros, pero no cuenta con la " Gracia "del Señor y su poder.
Permanezcamos en la Fe.a Dios. unico Señor nuestro.
24/04/18 3:54 PM
Ricardo de Argentina
Hay algo podrido en Dinamarca...
Y en una colina romana que yo me sé, también.
24/04/18 5:03 PM
Rafa
Pensaba que a todos los que tenemos cierta edad y aprendimos el catecismo desde pequeños nos habían enseñado que nadie se salva por sí mismo, que quien nos salva es el Señor, y que a nosotros nos toca colaborar y no poner obstáculos. Por eso me pregunto ¿por qué se siguen empeñando en enarbolar el pelagianismo?, y me respondo porque la cultura de ahora sólo nos conduce a la soberbia y a todos sus acompañantes menores
24/04/18 5:22 PM
Horacio Castro
Solo muy arbitrariamente se puede identificar a Lutero con el pelagianismo (por separado de su cuestionamiento a la autoridad del Papa, a la Iglesia y el error que reconoció sobre la libre interpretación) . Por otra parte, entender que el pecador lo es porque tiene conciencia de serlo, no es gnosticismo.
24/04/18 8:22 PM
Docto Erudito
Es queda todavía algún gnostico, D. Ernesto? Si nos los hemos cargado a todos! Se acuerda ud. de los cataros? De cuando aquello de "matadlos a todos, Dios reconocerá a los suyos"? Aquel día cayeron veinte mil personas en Beziers, no todos cataros, también católicos. Miles de personas quemadas en hogueras, después. Un millón de muertos dicen que hubo en aquella cruzada en el sur de Francia, pero por fin matamos al último gnóstico! 👏😁 Y ahora dice usted que siguen siendo los peores enemigos de la IC?😞 Pues nos podíamos haber ahorrado aquel genocidio, verdad? Qué cosas. Tantos muertos y seguimos con el gnosticismo a cuestas.

😒😈

----

LF:
No conviene creerse todas las leyendas negras que corren por ahí sobre la Iglesia. Sobre todo si uno pretende ser erudito.
24/04/18 8:54 PM
Xavier De Bouillon
Por fin un sacerdote del Opus Dei y que vivió con San Josemaria, que dice respetuosa pera valientemente lo que esta sucediendo en la Iglesia. Y no es la primera vez que lo hace...

Xavier De Bouillon
25/04/18 5:04 AM
Chimo de Valencia
En los tiempos que corren es mucho más normal encontrarse con aquél que dice que "para ser buena persona no hace falta creer en Dios", que aquel que intenta vivir en coherencia su fe para "sentirse superior a los demás". De los primeros uno se encuentra a porrones todos los días y en todos los sitios, y de los segundos yo al menos no conozco ni a uno. Francisco vive en su mundo que no sabemos cuál es. Y por cierto,¿ a qué viene esa "s" intercalada en la palabra latina exultate?

Docto erudito, si Vd. tiene conciencia de haber perpetrado algún genocidio - lo digo porque utiliza la primera persona del plural - los católicos, no. No proyecte en la Santa Iglesia Católica lo que son sus propias vergüenzas personales.
26/04/18 3:30 PM
Jordi
"En el párrafo 232 de ese documento, se lee:

"No se puede culpar a nadie por seguir su conciencia cuando esta ha sido formada por la Palabra de Dios y ha llegado a sus juicios luego de seria deliberación con otros."

1. El luteranismo es un grave error "intrinsece malum" per se, semper et pro semper. Es la Casa de la Herejía y del Error. No merece dar ningún tipo de aportación al catolicismo, que es la Casa de la Verdad y la Perfección.

2. Sí se puede culpar, y con pecado mortal, a los que han abandonado con deliberación, conocimiento y consentimiento a las Verdades de fe, moral, costumbres y liturgia Católicas. Conocían la Verdad del Espíritu Santo y se extraviaron.

3. Lutero fue un hereje cismático excomulgado jurídicamente por el Papa de la época, y Lutero nunca mostró su arrepentimiento público, su reparación del gravísimo daño de llevar al error a millones de cristianos, su conversión y su confesión de sus graves pecados y delitos de cisma y herejía. Fue contumaz y pertinaz hasta su muerte. Lutero nunca jamás fue, es y será el testigo del Evangelio. Jamás.

4. I Corintios 15, 33 nos da la norma para con los luteranos y otros: "No os engañéis: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres". La Iglesia es Sociedad Perfecta, y contiene en sí todos los elementos para la salvación y la santificación. Para nada hay que ir a los protestantes.

5. La conciencia debe de acatar el depósito de la fe que dio Jesús, el cual, a su vez, lo oyó del Padre. Si la conc
26/04/18 4:46 PM
Jordi
Aquí hay un error:

«¡Que el Señor libere a la Iglesia de las nuevas formas de gnosticismo y de pelagianismo que la complican y la detienen en su camino hacia la santidad! Estas desviaciones se expresan de diversas formas, según el temperamento y las propias características. Por eso exhorto a cada uno a preguntarse y a discernir frente a Dios de qué manera pueden estar manifestándose en su vida» (n. 62).

a) Nunca jamás un católico ortodoxo y fiel a la verdad de fe, moral y costumbre y culto, jamás, será ni pelagiano ni gnóstico, semipelagiano ni semignóstico.

b) Pelagiano es salvarse con obras sin gracia ni sacramentos, y pelagiano es salvarse con doctrinas secretas, aunque la Enciclopedia Católica da más características.

c) Un católico ortodoxo siempre sabe que las obras sin gracia no son posibles ("sin mí, nada podéis"), y que la doctrina debe de difundirse ("id por el mundo").

Por tanto, el pelagianismo y el gnosticismo nunca son un problema entres los fieles ortodoxos.

d) Dos peligros que sí existen y son reales, y que Gaudete no ha recogido en absoluto,

i./ el ecumenismo irenista e indiferentista, donde todas las religiones tienen la verdad, expresamente condenado por la Iglesia en
- Unitatis Redintegratio 11
- Humani generis 7 y 34
- Reconciliatio et paenitentia 25

e implícitamente en:
- Quas Primas 22-23 sobre las falstas religiones.

ii./ La apocatastasis origineana, por la cual los demonios y las almas de los condenados se salvan por
26/04/18 5:10 PM
Javier
Curioso que todo el mundo interprete su escrito, D. Ernesto, como un ataque a la exhortación. ¿Lo es? Si lo es tendría Ud. que hacérselo mirar, ya se sabe, omnes cum Petro... Si no lo es debería dejarlo más claro.

En cualquier caso totalmente de acuerdo -no podría ser de otro modo- con el Papa que ve más y mejor que la mayoría de nosotros. Tanto el neognosticismo “new age” “qué bien me siento” sin carne como el neopelagianismo “listas de normas” “compromiso y coherencia” que terminan con Prozac son un grave peligro.

---

LF:
Usted debe ser como esos ultramontanos de finales del XIX que decían que el Papa es infalible hasta en la manera de afeitarse la barba.

Pues va a ser que no. El "cum Petro" no significa decir sí y amén a todo lo que diga o haga Pedro. Y si tiene alguna duda al respecto, léase la carta a los Gálatas y determinados pasajes de la historia de la Iglesia
27/04/18 8:44 AM
Jorge Frech
Saludos, padre Ernesto. Descuidar la vida sacramental es en detrimento de nuestra alma. Vivimos espiritualmente por la Gracia y Dios nos transmite su Gracia a traves de los sacramentos. El protestantismo solo reconoce el bautismo. Nuestros pilares son: Magisterio, Tradicion y La Palabra de Dios. Ellos estan intrinsicamente ligados y no se pueden separar. Esta ignorancia actual ha crecido hasta el punto que nos encontramos con sacerdotes que niegan las Verdades de fe. Protestantisar la iglesia es un grave error, son ellos, los protestantes, los que tienen que regresar a la Fuente de donde partieron. Que Jesus y Maria lo bendigan siempre.
27/04/18 10:44 PM
Rafael
Está claro que la herejía luterana no quita para que pueda haber otras, como la pelagiana o semipelagiana y la gnóstica. Nadie debería sentirse molesto porque el Papa denuncie las herejías pelagiana y gnóstica. Por desgracia, como indica valientemente el Papa, muy presentes hoy en día en la Iglesia.

---

LF:
No hay un solo gnóstico auténtico entre los católicos de hoy en día. Ni uno. Pelagianos puros, pocos. Semipelagianos, la gran mayoría, aun sin saberlo.

Pero es que además, cuando el Papa habla de pelagianismo no se refiere al pelagianismo real sino a uno que no se sabe muy bien de dónde se lo ha sacado.
28/04/18 3:25 PM
Rafael
LF, tu opinión confirma el gran acierto del Papa con esta exhortación apostólica, que si es cierto lo que dices resultaba imprescindible:

“Semipelagianos, la gran mayoría, aun sin saberlo.”

Como recoge en este artículo Don Ernesto Juliá, el Papa aplica el primer remedio:

“Por eso exhorto a cada uno a preguntarse y a discernir frente a Dios de qué manera pueden estar manifestándose en su vida” (las citadas herejías)

Por otro lado. El ecumenismo no es una herejía. Es doctrina de la Iglesia desde hace mucho tiempo.
28/04/18 3:47 PM
estefano sobrino
Pues me parece que el texto de la Exhortación es bastante claro: gnosticismo y pelagianismo son grandes riesgos para quienes se han tomado la santidad en serio. No lo son para los no cristianos, ni para quienes no se plantean si eso de santidad va con ellos.
Igual que las herejías (esas y otras) surgen dentro de la Iglesia, no fuera de ella.
Está claro que el Papa emplea los términos de modo analógico: hoy en día no creo que haya ningún cristiano dispuesto a fundar una secta gnóstica o pelagiana. Sin embarlo, el peligro de pensar "eso ya me lo sé", "eso ya lo hago", y conformarse de modo soberbio con lo propio, dejando de lado al Señor, lo veo como un problema real que nos puede afectar a muchos.
29/04/18 12:39 PM
el nuevo
Excelente artículo.
Me pregunto cuánto tiempo va a poder seguir escribiéndolos. En esta época de misericordia los misericordiados son legión, y el padre Aberasturi en otro blog se tuvo que despedir
3/05/18 4:02 PM
Carmen
Tendria que darles vergüenza cuestionar en publico la exhortacion del Papa. Y ustedes son los que dicen que hay que estar unidos a Pedro?. Por qué no cuestionaban lo que decia Juan Pablo II o Benedicto XVI? Me parece muy mal lo que están haciendo. No cuesta nada profundizar en verdades como puños que recomienda el Papa. Es una persona cercana a Dios y está haciendo mucho bien a muchas personas. Tal vez ustedes los del Opus Dei tendrían que examinarse un poquito y ver porqué estan tan aislados del resto de los cristianos y porqué se les van tantos de su institución.

---

LF:
No se pensará usted que todos los que han comentado esta noticia son del Opus Dei, ¿verdad?
Y por cierto, eso de que no se puede cuestionar en público a un Papa, ¿de dónde lo ha sacado?
4/05/18 9:04 PM
josep
de todo hay en la viña del Señor........
7/05/18 8:44 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.