Pastores que abandonan a la mitad de su rebaño

Pastores que abandonan a la mitad de su rebaño

Señores obispos: nos hemos sentido abandonados con esa nota. No saben el dolor y la perplejidad que ha causado en la mitad de su rebaño. Ha sido como una apertura de hostilidades.

El 11 de mayo de 2017, los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense firmaron una nota en la que afirmaban la realidad nacional de Cataluña y, en su consecuencia, añadían que «…creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional». Traducido al Román paladino: consideraban legítimo -y legitimaban- el previsto referéndum secesionista. Ese referéndum, legitimado por nuestros obispos, se celebró el 1 de octubre y se convocó una nueva reunión de la Tarraconense para los días 23 y 24 de dicho mes. Un convulso mes de octubre en el que se sucedió una huelga general, el histórico discurso del Rey, la aplicación del artículo 155 o el encarcelamiento de los Jordis. Tras aquella reunión de los obispos se esperaba una nueva nota. Sin embargo, hubo un mutis absoluto. Ni nota ni declaración alguna. Los prelados catalanes habían recibido serias instrucciones de Roma: el papa Francisco desautorizaba firmemente el proceso secesionista catalán. Incluso había prohibido a Omella que ejerciese como mediador.

Parecía que nuestros obispos volvían a ser pastores de todo el rebaño, pero hete aquí que la semana pasada se volvió a reunir la Tarraconense y no pudieron reprimir su protagonismo y su afán escribiente, en forma de una nueva nota. Ahora ya no hablan de legítimas aspiraciones, ni de la realidad nacional, sino que urgen al diálogo y a la formación de gobierno. Evidentemente, el proces, tal como era entendido, ha fracasado y pasarán varias generaciones hasta que se vuelva a impulsar un referéndum unilateral. Sin embargo, los obispos recibieron muchas presiones a fin de hablar de la cuestión de los presos. Y sucumbieron a ellas, introduciendo en la nota este párrafo: «Queremos mencionar una cuestión concreta que nos preocupa. En cuanto a la prisión preventiva de algunos antiguos miembros del gobierno y de algunos dirigentes de organizaciones sociales, sin entrar en debates jurídicos, pedimos una reflexión serena sobre este hecho, en vistas a propiciar el clima de diálogo que tanto necesitamos y en la que no se dejen de considerar las circunstancias personales de los afectados»

Una reflexión serena, piden. Y sin entrar en debates jurídicos, añaden. Con la coda de las consideradas circunstancias personales de los afectados. ¿Pero a quién piden la reflexión serena? ¿A aquéllos que desobedecieron las leyes, despreciaron a la oposición y desacataron a los Tribunales? ¡Quiá! A esos jamás se les pidió reflexión alguna, ni tan siquiera en el golpe parlamentario del 6 de septiembre, en el que se aprobó una ley de «desconexión» que abrogaba la vigencia de la Constitución y el Estatut, contra el dictamen del Consell de Garanties Estautaries y el informe adverso de los letrados del Parlament. Tampoco pidieron reflexión alguna a Puigdemont y los otros cuatro ex consellers que se constituyeron en prófugos de la Justicia, huyendo a Bruselas. Ni tan siquiera les recordaron el elemental principio de atención a los requerimientos judiciales, máxime cuando se ostentan altos cargos políticos. Al revés, están contemplando delante de sus episcopales narices cómo las empresas abandonan Cataluña, los turistas dejan de venir y se deteriora a marchas forzadas el tejido industrial y financiero. Pero ante esa lacra tampoco instan a una reflexión serena que nos permita salir del pozo. La reflexión episcopal solo se centra en los cuatro presos. Cuatro presos por delitos muy graves, que serán juzgados con todas las garantías legales de un país democrático.

Es en esa parcialidad donde destaca la deslealtad de nuestros obispos. Deslealtad a todo el pueblo fiel que les ha sido encomendado. ¿Qué no han reflexionado serenamente sobre el resultado de las elecciones de diciembre? ¿No han visto que la mitad de Cataluña votó en contra de las propuestas independentistas? ¿No han observado las dos manifestaciones multitudinariamente españolistas que hubo en Barcelona y las banderas españolas que han aparecido por doquier? ¿O es qué creen que entre esas filas no hay cristianos? ¡Claro que hay cristianos! Y Ciudadanos, que es la primera fuerza política de Cataluña, cuenta entre sus votos con un nutrido escrutinio católico. Es más, a la inmensa mayoría de católicos que votamos por partidos no independentistas, nos parece bien que esos cuatro presos sigan en la cárcel por los graves delitos cometidos. Y cuando sean juzgados se les condenen a penas severas. Así de claro, señores obispos. Y tras reflexión serena.

Cierto es que Cataluña afronta una grave división y que los dos bloques se hallan en posiciones irreconciliables. Pero quien propició la división, la desobediencia a la ley, el estrangulamiento de la oposición, cuando no la xenofobia y el supremacismo fue el bloque independentista. Buenos propósitos son los suyos de restañar heridas, pero difícilmente las pueden restañar cuando se alían con solo uno de esos bloques y cuando piden reflexión y comprensión a quien cumple la ley y no llaman a la reflexión de quien la vulnera. Ante esa toma de posición, la otra mitad de su rebaño se siente dolida y perpleja, cuando observa que su alarma y su temor son despreciados por nuestros Pastores, que solo parecen preocuparse de cuatro políticos presos. Señores obispos: nos hemos sentido abandonados con esa nota. No saben el dolor y la perplejidad que ha causado en la mitad de su rebaño. Ha sido como una apertura de hostilidades. Esperemos que no se repita en Cataluña el partidismo eclesial de la Iglesia vasca. De tan funesto recuerdo. Máxime cuando tenemos el episcopado menos nacionalista desde hace mucho tiempo. Que parece haber caído en una grosera trampa.

Desde Germinans seremos inmisericordes ante cualquier parcialidad episcopal en ese campo. Nacimos como oposición al nacional-progresismo eclesial, hoy ya muy caduco y el tiempo y las circunstancias nos están convirtiendo en oposición a la instrumentalización eclesial del independentismo. Intentaremos ser igual de implacables.

Oriol Trillas

Publicado originalmente en Germinans germinabit

 

23 comentarios

Tibidabo
De deslealtad nada de nada, como cómplices de los separatistas, han caído en la traición, herejía y cisma. La realidad de la Iglesia en Cataluña se ve en sus templos y órdenes religiosas, con sus curas y monjas estrellas, es posible encontrar un folleto de Manos Unidas o el Domund en español, pues lo dudo yo no lo he visto, así quieren sensibilizar, a mas de la mitad del pueblo catalán. Desde Don Marcelo y exceptuando a Carles, la jerarquía ha sido cómplice sumisa de la dictadura masónica-marxista y de la casta burócrata-parasitaria que ha gobernado Cataluña desde 1980.
20/02/18 10:05 AM
JuanM
En primer lugar, dice: "Parecía que nuestros obispos volvían a ser pastores de todo el rebaño". Se lo debió parecer a usted, porque si como usted mismo dice fue presión del Vaticano, los obispos de Cataluña no volvieron a nada, simplemente "cumplieron una orden", que es cosa muy diferente. Y esa "orden" no decía nada de abandonar el nazionalismo como contrario al espíritu católico.
Segundo: su apreciación de que hasta dentro de un par de generaciones no se volverá a hacer un referéndum unilateral, es bastante pobre intelectualmente ¿Acaso el problema con el nazionalismo catalán es un referéndum, unilateral, lateral o bilateral? El problema con el nazionalismo no es un referéndum sí un referéndum no, es el veneno que encierra. Así, mientras marean unos y otros la perdíz con una formalidad técnica, ellos continúan esparciendo el odio a España. Y no se engañen, al catolicismo por igual (o es que ya no se acuerdan del escrache al mismísimo nacionalista Novell).
Tercero: mire usted, si un obispo recibe presiones y cede para manifestarse en una dirección política que pueda ser contraria a su conciencia (que lo dudo en estos prelados), en un pais como España, que no es CHINA, entonces ese obispo no merece el cargo que ostenta.
Cuarto: ¿Que no han reflexionado sus eminencias sobre las manifestaciones no nazionalistas? ¡Y tanto que han reflexionado!, si no no hubieran sacado esa nota perversa y patética. Al nazionalismo, con alzacuellos o sin él, les ha pillado a contrapié, no la e
20/02/18 10:15 AM
T_Paz
Había que montar una Tabarnia eclesial.
20/02/18 10:34 AM
Como la "Iglesia Oficial" en China, pero en Cataluña: la "Iglesia Oficial" de los "Països Catalans" (memez que ni ha existido ni existe más que en la calenturienta mente de los separatistas catalanes).
Dentro de nada exigirán nombrar a sus obispos y arzobispos, con la connivencia de los actuales (todo sea por la paz social; parecen no saber que el irenismo ya fue condenado por la verdadera Iglesia Católica, no la catalónica).
20/02/18 11:06 AM
Antonio
Han elegido a Barrabás.
20/02/18 11:19 AM
Gunteron
Suscribo el artículo de pe a pa.
20/02/18 12:30 PM
Rafa
Sí, en efecto, habría que montar una Conferencia Episcopal Tabarniense y dejar a estos obispos que pastoreen a los borregos de Tractoria.
20/02/18 12:49 PM
Jordi
Como la "Iglesia Oficial" en China, pero en Cataluña: la "Iglesia Oficial" de los "Països Catalans"

Iglesia Católica de obediencia política luterano-anglicana-ortodoxa, al servicio del Estado...
20/02/18 12:52 PM
Albert L
Dicen los obispos que no quieren "entrar en debates jurídicos". Pero es que resulta que la prisión provisional es una cuestión jurídica. Se decreta prisión provisional cuando concurren ciertos requisitos. Pero esto al parecer les da igual a los obispos, como les da igual la ley, los jueces y el sursum corda. Ellos están para servir a su amo. Para mí no es ninguna sorpresa esta nota episcopal. Sé muy bien a quién sirven estos. Ah, y saludos a mons. Setién.
20/02/18 1:33 PM
Manuel Rodriguez
Como siento lo de los obispos catalanes. Se que su postura no es fácil, pero dejar a la mitad de los feligreses, y posiblemente los más débiles, no hay derecho
20/02/18 3:01 PM
Un hombre que...
Conozco bien Cataluña y he vivido allí. Lo de la Iglesia es un desastre absoluto. Una "comunión perfecta" entre nacionalismo, odio al disidente y "modernismo" eclesial. Un magma repugnante.
20/02/18 4:27 PM
Juan Mariner
Son tan lamentables los obispos de la Tarraconense pidiendo el voto para PdeCAT-ERC como el Sr. Trillas pidiéndolo por Ciutadans-PP-PSC ("Y Ciudadanos, que es la primera fuerza política de Cataluña, cuenta entre sus votos con un nutrido escrutinio católico...."), dando rienda suelta al teatro electoralista catalán. Que sepa el Sr. Trillas que su correligionario Carrizosa estuvo en primera línea del día del orgullo gay en Barna, que Albert Rivera está a favor del aborto y que Arrimadas está a favor de toda la legislación antifamilia. Desde luego, no tenemos remedio (y así nos va a los católicos).¿Qué nos quiere vender este señor?

---

LF:
El señor Oriol Trillas es un seglar y puede votar lo que le venga en gana sin que eso afecte a nadie excepto a sí mismo. El no es el pastor de TODOS los fieles católicos catalanes. Los obispos deben ser pastores de todos, no solo de los de su calaña nacionalista, señor Mariner.
20/02/18 4:42 PM
Juan Mariner
Luis Fernando: estoy de acuerdo, los obispos lo son de todos los católicos, "de todos" sin excepción alguna. Pero permíteme dudar de la catolicidad de los que votan a partidos abortistas, divorcistas, antifamilia, homosexualistas.,. que no permiten que un buen padre de familia que trabaja 8 horas al día pueda ganarse la vida dignamente, preponderando una idealizada patria o a su grupo social. Yo no reparto certificados de catolicidad, Dios me libre, pero tenemos que exigirnos mucho para no acabar como hipócritas: las nuevas generaciones que van subiendo nos observan y no pierden detalle de lo que predicamos y de lo que, finalmente, hacemos.
20/02/18 7:38 PM
Catalán
Esta gente no vive de los casi inexistentes católicos catalanes, lo único que están haciendo es complacer a los que les dan de comer.

Como cualquier empleado ¿no?
20/02/18 8:44 PM
Jordi
Juan Mariner, todo católico, consagrado, religioso y laico, en virtud de su sacerdocio bautismal, puede ejercer el canon 212 del CDC, el cual fue producto del Concilio Vaticano II, y dice que se puede advertir de todo lo malo y, y, y mejorar lo bueno en la Iglesia: fuera lo malo, la excelencia de lo bueno.
20/02/18 9:01 PM
jose 2 católico español
Creo que el tal Juan Mariner desconoce que casi no hay formación religiosa en los colegios públicos.
¿¿¿¿¿Cuántos jóvenes o jóvenas escriben blogs en infocatólica?????
Es díficil detectar los quintocolumnistas pero si defienden a la jerarquía catalana (seglar y laica) ya sabemos de qué pie cojean Y QUE SIRVEN AL MALIGNO.
Confío Sr Mariner que no cojee.
Bona nit i fins ara!
20/02/18 10:30 PM
Lector
Sin pueblo fiel al que servir, sin Dios vivo al que amar, sin preceptos eternos que meditar... pero con un gran cúmulo de grises eslóganes a cuya altura tener siempre que estar. Oh gran Visnú, plegue a ti que en mis vidas futuras jamás me reencarne en bisbe català...
20/02/18 10:43 PM
Un hombre que...
Sólo me gustaría añadir una "anécdota": cuando viví en Cataluña ( concretamente ) en un pueblecito de Gerona ), fui a hablar con un sacerdote para bautizar a mi hijo pequeño. Sólo diré que este buen señor, al que yo hablaba en español y contestando el querido pastor en catalán,...consiguió que "pospusiera" el bautismo, quizás para cuando volviera a mi ciudad de origen,....de una manera sibilina...y así fue.
21/02/18 9:33 AM
Juan Mariner
José 2 católico español: me gusta su nombre, primero "católico", después "español". La jerarquía catalana proviene y "se debe" al grupo social dominante en la derecha y centro nacionalista (PdeCat-ERC-democristianos adheridos al PSC), y la española proviene y
"se debe" al grupo social articulado en torno al PP. Siempre lo he criticado. En el País Vasco se debe al PNV. Es lo que hay, y mientras siga así van a dejar la Iglesia como un solar. Al tiempo. No voy a hacer historia, interesa el aquí y ahora, el hoy. Muchos católicos están huérfanos de Pastores desde hace siglos.
21/02/18 10:34 AM
Alma
El problema de la Iglesia catalana como el de otras pequeñas o grandes iglesias locales ,tanto de España como de fuera de España , es su idolatría frente al nacionalismo supremacista y excluyente.No estamos tan lejos como creemos de Argelia.Una pena.
21/02/18 4:59 PM
Rodrigo.
Pero vamos a ver, ¿qué es eso de conferencia episcopal tarraconense? ¿Cuántas conferencias episcopales hay en España?
21/02/18 10:08 PM
Javi
No son mis pastores, por más que vaya a las celebraciones católicas en sus diócesis.
No son mis pastores.
21/02/18 10:53 PM
chico
Tienes más razón que un Santo.
3/03/18 1:45 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.