¿Por qué la Iglesia celebra el 1 de mayo a San José Obrero?

El trabajo humano en la Constitución «Gaudium et spes»

¿Por qué la Iglesia celebra el 1 de mayo a San José Obrero?

El 1 de mayo la Iglesia celebra la Fiesta de San José Obrero, patrono de los trabajadores. Esta celebración litúrgica fue instituida en 1955 por el Siervo de Dios, Papa Pío XII. «La actividad humana contribuye a que se cumplan los designios de Dios en la historia», dice la Constitución «Gaudium et spes», del Concilio Vaticano II.

(De la Liturgia de las Horas) 1 de mayo. San José Obrero

Sobre la actividad humana en todo el mundo

De la Constitución pastoral Gaudium et spes, sobre la Iglesia en el mundo actual, del Concilio Vaticano II, 33-34

Con su trabajo y su ingenio el hombre se ha esforzado siempre por mejorar su vida; pero hoy, gracias a la ayuda de la ciencia y de la técnica, ha desarrollado y sigue desarro­llando su dominio sobre casi toda la naturaleza y, gracias ­sobre todo a las múltiples relaciones de todo tipo establecidas entre las naciones, la familia humana se va reconocien­do y constituyendo progresivamente como una única comunidad en todo el mundo. De donde resulta que mucho­s bienes que el hombre esperaba alcanzar de las fuerzas superiores, hoy se los procura con su propio trabajo.

Ante este inmenso esfuerzo, que abarca ya a todo el género humano, el hombre no deja de plantearse numerosas preguntas: ¿Cuál es el sentido y el valor de esa actividad? ¿Cómo deben ser utilizados todos estos bienes? Los esfuerzos individuales y colectivos ¿qué fin intentan conseguir?

La Iglesia, que guarda el depósito de la palabra de Dios, de la que se deducen los principios en el orden moral y religioso, aunque no tenga una respuesta preparada para cada pregunta, intenta unir la luz de la revelación con el saber humano para iluminar el nuevo camino emprendido por la humanidad.

Para los creyentes es cierto que la actividad humana individual o colectiva o el ingente esfuerzo realizado por el hombre a lo largo de los siglos para lograr mejores condiciones de vida, considerado en sí mismo, responde a la voluntad de Dios.

Pues el hombre, creado a imagen de Dios, recibió el mandato de que, sometiendo a su dominio la tierra y todo cuanto ella contiene, gobernase el mundo con justicia y santidad, y de que, reconociendo a Dios como creador de todas las cosas, dirija su persona y todas las cosas a Dios, para que, sometidas todas las cosas al hombre, el nombre de Dios sea admirable en todo el mundo.

Esta verdad tiene su vigencia también en los trabajos más ordinarios. Porque los hombres y mujeres que, mientras procuran el sustento para sí y sus familias, disponen su trabajo de tal forma que resulte beneficioso para la sociedad, con toda razón pueden pensar que con su trabajo desarrollan la obra del Creador, sirven al bien de sus hermanos y contribuyen con su trabajo personal a que se cumplan los designios de Dios en la historia.

Los cristianos, lejos de pensar que las conquistas logradas por el hombre se oponen al poder de Dios y que la criatura racional pretende rivalizar con el Creador, están por el contrario convencidos de que las victorias del hombre son signo de la grandeza de Dios y consecuencia de su inefable designio.

Cuanto más aumenta el poder del hombre, tanto más grande es su responsabilidad, tanto individual como colectiva.

De donde se sigue que el mensaje cristiano no aparta a los hombres de la edificación del mundo, ni los lleva a despreocuparse del bien de sus semejantes, sino que más bien les impone esta colaboración como un deber.

Oración

Dios todopoderoso, creador del universo, que has im­puesto la ley del trabajo a todos los hombres, concédenos que, siguiendo el ejemplo de san José, y bajo su protección, r­ealicemos las obras que nos encomiendas y consiga­mos los premios que nos prometes. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

2 comentarios

Luz
¡Qué precioso Texto de la Gaudium et Spes!.....
Y la oración final aconseja "que sigamos el ejemplo de San José.....". ¡Pues sí!.....es una enorme ayuda para nosotros seguir su ejemplo.Ahora que se hace tanto ruido, mirar la vida de SAN JOSÈ le llena a uno de asombro y de ganas de imitarle en el día a día.
Mil gracias a Info católica por publicar este texto.
Un saludo
2/05/18 11:25 PM
Luz Mery vaquero Ospina
Gracias por tan hermoso texto.
Tengo que agradecer a Dios por mi trabajo, por darme su tierra para que yo y toda mi familia la disfrutemos.
Dios los bendiga
4/05/18 1:54 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.