Las mejores fotografías del telescopio espacial Hubble (Mc. 1, 24)

Miscato, que lee este blog, mandó hace poco a sarmientosdelavid(arroba)gmail(punto)com una presentación PowerPoint de imágenes sacadas por el telescopio espacial Hubble con el comentario: “Después de contemplar las imágenes de esta presentación solamente nos queda decir: ‘Grandes y maravillosas son tus obras Señor…’.” Incluia imágenes de la Galaxia del Sombrero, de Nebulosas como la del Águila y “Noche estrellada”, dos galaxias arremolinadas, la Vía Láctea, los planetas del Sistema Solar, etc.

La portal europea del Telescopio Espacial Hubble NASA/ESA ofrece un archivo de imágenes y las 100 mejores fotografías sacadas por Hubble, entre las que se encuentran algunas de las mencionadas y las que acompañan este artículo: la Nebulosa gigante NGC 3603 (uno de los más masivos grupos de estrellas jóvenes en nuestra galaxia) y la Galaxia “Pinwheel” (una de las más conocidas espirales con regiones en las que se siguen formado estrellas). [En los dos últimos enlaces se pueden ver las imágenes en gran detalle con “zoom”.]

El universo es obra de Dios Todopoderoso, que se nos hizo visible por medio de su hijo Jesucristo, a quien el endemoniado del Evangelio del 4o. domingo de Tiempo Ordinario llamaba: “El Santo de Dios” (Mc. 1, 24). Celebramos hoy en la Fiesta de la Presentación del Señor que ese mismo Dios Infinito quiso ser llevado al Templo de Jerusalén como un bebé en brazos de Su Madre, la Santísima Virgen María, para cumplir la ley. Allí Simeón le reconoció como Salvador y luz de las naciones (y desde luego que lo es el que dió luz a todos los astros en el universo y a nosotros la Luz de la Vida Eterna). Por eso se solía bendecir velas en esta fiesta (una de las más antiguas de la Iglesia), que popularmente se conoce como “la Candelaria”.

El nombre original griego de la celebración, “hypapante”, significa “encuentro”. ¿Y cómo encontró Simeón al Dueño del Universo en el Templo? Entre los más pobres a los ojos del mundo. ¿Y cómo viene a nuestro encuentro en la Iglesia? Como Pan y Vino. Ni el telescopio más potente puede alcanzar los límites de Su Creación, pero Él se encuentra entero en la más pequeña partícula de Pan Consagrado, en la Sagrada Eucaristía. Con gran razón decía S. Agustín: “¡Cuánta fuerza tiene verdaderamente contra la soberbia de los demonios la humildad de Dios, quien ha venido entre nosotros como siervo!”

¿Cómo no servir a un Dios tan Grande y Bueno? Sta. Teresa de Jesús escribió sobre la vocación de las dos hijas de un caballero con las que fundó un monasterio en 1575:

¡Oh, grandes son vuestros juicios, Señor! Vos sabéis lo que hacéis, y yo no sé lo que me digo, pues son incomprensibles vuestras obras y juicios. Seáis por siempre glorificado, que tenéis poder para más. ¿Qué fuera de mí, si esto no fuera? Mas…si fue alguna parte su madre, que era tanta su cristiandad, que sería posible quisiese vuestra bondad, como piadoso, que viese en su vida tan gran virtud en las hijas. Algunas veces pienso hacéis semejantes mercedes a los que os aman, y vos les hacéis tanto bien como es darles con qué os sirvan.” (Las fundaciones, 22, 7)

En alabanza a Nuestro Creador,
aquí tienen el vídeo musical “Salmo de la Creación”,
interpretada por Ximena Gray y Juan Pablo Soffia:

Letra de “Salmo de la Creación”

1) Por tu océano azul y las aguas del mar
por todo continente y los ríos que van,
por el fuego que dice, como arbusto ardiente
por el ala del viento quiero gritar…

Coro
Mi Dios, Tú eres grande y hermoso
Dios viviente e inmenso
Tú eres el Dios de Amor.

Mi Dios, Tú eres grande y hermoso
Dios viviente e inmenso,
Dios presente en toda creación.

2) Y por los animales, de la tierra y el agua
por el canto del ave y el cantar de la vida.
Por el hombre que hiciste, semejante a Ti
y por todos sus hijos, quiero gritar..

3) Por la mano tendida, que te invita a la danza
por el beso que brota al surgir la esperanza
la mirada de amor, que levanta y reanima
por el vino y el pan, quiero gritar…

4)[No en el vídeo]
Por el cielo ante Ti, majestad y esplendor
la infinita grandeza y también lo pequeño
y por el firmamento, por tu mano de estrellas
por el hermano sol quiero gritar…

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Cómo experimenta la grandeza de Dios en su vida?

Mañana: San Blás – “su fama se extendió” (Mc. 1, 28)

13 comentarios

  
Noby
La Naturaleza,en contemplación, me lleva a Dios,y,me acuerdo,y,a veces canto,en medio del campo o conduciendo,el salmo 8
"Señor,dueño nuestro ¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra..."
02/02/09 10:34 PM
  
fan

Yo siento lo que dijo San Pablo "en Él vivimos, nos movemos y existimos".
Y cuando me recuerdan lo que hay en el universo, como usted hoy, más me impresiona si cabe.
02/02/09 10:50 PM
  
guillermo aguilera
Vereis, a pesar de la situación especial por la que atravieso, nada relevante, cuanto más improbable me parece el Creador más asombroso se me presenta. Si es imposible , que cuente conmigo . Pensar "sin El" me parece una estafa, una automutilación, una carencia de ambición : el "supuesto" Dios hace el mundo más grande, más genial y profundo
03/02/09 12:57 AM
  
laurel
Experimento la grandeza de Dios cuando miro atrás y veo cómo me ha ido guiando y no me ha dejado nunca
03/02/09 9:33 AM
  
María Lourdes
Noby, me leí el Salmo 8, y me impresionó mucho: "¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, y el hijo del hombre para que de él te cuides?" (Salmo 8, 5) ¡Qué poca cosa somos, pero qué grandes nos ha hecho la grandeza del Amor de Dios!
03/02/09 10:57 AM
  
María Lourdes
Fan, su cita de S. Pablo me hace pensar que Dios es como el aire que respiramos en el sentido de que está en nosotros y le necesitamos para vivir pero nos acostumbramos tanto a Su Presencia que nos olvidamos de Él a ratos, aunque Él nunca se olvida de nosotros. Necesitamos ser recordados y Él, sabiéndolo, se quedó entre nosotros en el Santísimo Sacramento.
03/02/09 11:05 AM
  
María Lourdes
Guillermo Aguilera, las imágenes que evoca de cómo pensar sin Dios es "una estafa, una automutilación, una carencia de ambición" me recuerdan que Dios nos ha creado para ser (por medio de Jesucristo) herederos de su Reino Eterno como hijos de Dios y Cuerpo de Cristo, pudiendo hasta "poseerle" a Él mismo por los Sacramentos en esta vida y por completo en el Cielo. Muchas gracias por su reflexión.
03/02/09 11:19 AM
  
María Lourdes
Laurel, cuando hago lo que dice, la grandeza de Dios deja de ser algo para admirar de lejos y llega a ser algo que me llena de amor y me hace rendirme a Sus Pies. Su comentario me recuerda esta meditación popular, "Huellas en la arena" [Fuente: http://www.devocionario.com]:

Huellas en la arena
Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida. Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena. Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, Tu me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba".

Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: "Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos".
03/02/09 11:29 AM
  
Foix
Así escribe Charles Péguy en "El pórtico del Misterio de la Segunda virtud":

La fe que amo más, dice Dios, es la esperanza; la fe no me sorprende,
no me resulta sorprendente.
Resplandezco tanto en mi creación.
En todas mis criaturas.
En los astros del firmamento y en los peces del mar.
Sobre la faz de la tierra y sobre la faz de las aguas.
En el viento que sopla sobre el mar y en el viento que sopla en el valle.
En el tranquilo valle.
En el recogido valle.
En las plantas y en los animales, y en los animales de los bosques.
Y en el hombre.
La caridad, dice Dios, no me sorprende.
No me resulta sorprendente.
Esas pobres criaturas son tan desdichadas que, a menos de tener un corazón
de piedra, ¿cómo no iban a tener caridad unas con otras?
¿Cómo no iban a tener caridad con sus hermanos?
¿Cómo no iban a quitarse el pan de la boca, el pan de cada día, para dárselo
a desdichados niños que pasan?
Y ha tenido mi hijo una tal caridad con ellos...
Mi hijo, su hermano.
Una caridad tan grande...
Lo que me admira, dice Dios, es la esperanza.
Y no me retracto.
Esa pequeña esperanza que parece de nada.
Esa niñita esperanza.
Inmortal.
Porque mis tres virtudes, dice Dios,
las tres virtudes, criaturas mías,
niñas hijas mías.
son también como mis otras criaturas.
De la raza de los hombres.
La Fe es una Esposa fiel.
La Caridad es una Madre.
Una madre ardiente, toda corazón.
O una hermana mayor que es como una madre.
La Esperanza es una niñita de nada.
Que vino al mundo el día de Navidad del año pasado.
Que juega todavía con el bueno de Enero.
Con sus pequeños pinos de madera de Alemania cubiertos de escarcha pintada.
Y con su buey y su asno de madera de Alemania.
Pintados.
Y con su pesebre lleno de paja que los animales no comen.
Porque son de madera.
Pero esa niñita pintada atravesará los mundos.
Esa niñita de nada.
Sola, llevando a las otras, atravesará los mundos.
Esa niñita de nada.
Sola, llevando a las otras, atravesará los mundos concluídos.


03/02/09 12:06 PM
  
Noby
Propongo, apropósito de la Creación una vuelta por el Salmo 103(104).¡Que lo disfrutéis!.
03/02/09 1:34 PM
  
María Lourdes
Foix, muchas gracias por compartir un poema tan pertinente al tema. El poema de Charles Peguy (1873-1914) es aún más significativo cuando se tiene en cuenta que el autor (huérfano de padre desde muy pequeño) que era socialista y ateo en 1900 volvió a la Iglesia Católica en 1907 (aunque he leído que no volvió sacramentalmente hasta poco antes de su muerte luchando en guerra) y parte de la razón por su vuelta fue que pensaba que el anticlericalismo de su gobierno iba en contra de la libertad. Hizo muchas peregrinaciones a Ntra. Sra. De Chartres tras su conversión. En la misma obra que cita dice: "Esperar es lo más difícil... Lo fácil, la gran tentación es desesperarse" (según le citó el Papa Juan Pablo II en una audiencia general, el 22.11.2000).
04/02/09 10:54 AM
  
María Lourdes
Noby, gracias por recordarnos ese salmo también, que alaba la majestad en el universo de Dios y su gran bondad con los que le temen porque conoce nuestra debilidad.
04/02/09 11:04 AM
  
Pilar
El Salmo de la Creación es hermoso y al oírlo me recuerda el Salmo 19 :



El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos...

Tambien el Salmo 121 Dios no duerme.El 136 Somos hijos.Los cánticos de Isaías, etc..No puedo comprender la vida sin Dios,ni mi vida sin Él.El es mi camino,mi verdad,mi vida.

------------------------

Pilar, muchas gracias por haber dejado ese hermoso testimonio de la importancia de Dios en su vida. Siento haber tardado tanto en publicar su comentario.
09/11/12 12:46 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.