El misterio de la vocación sacerdotal: resultados de encuestas 2009 en VocacionMatch.com


Según el Evangelio del XXV Domingo de Tiempo Ordinario Jesús: “llamó a los Doce” (Mc. 9, 35) para preguntarles lo que habían estado discutiendo por el camino para instruír a los que iban a tener la misión de anunciarle por todo el mundo. Cada uno de esos doce apóstoles fue llamado por el Señor según donde se encontraba: con sus redes, bajo la sombra de una higuera, cobrando impuestos… cada uno metido en sus propios afanes y pensamientos.

S. Mateo (s. I) era considerado un pecador públicoociedad por ser cobrador de impuestos, por tocar el dinero de los romanos. ¿Qué anhelos habrá despertado el Señor al pasar ante su puesto, fijando sus ojos en él y llamándole para seguirle? En el Plan de Dios, llegaría a ser apóstol, presbítero, evangelista y mártir. ¡Qué misterio más profundo es cada vocación, cada llamada a la santidad tras los pasos del Señor!

Así recuerdan algunos cardenales su propia vocación, sin poder explicar del todo la gracia de su encuentro con Dios que les llamó para sí:

Cada bautizado es llamado al sacerdocio común, pero no deja de llamar la atención que el Señor eligió a los Doce y les formó con particular atención a lo largo de Su ministerio público. Ellos serían los que darían de comer espiritualmente a los demás por medio de la Eucaristía, los que conocerían íntimamente al Señor por su trato con Él en la Eucaristía y en la Oración, los que dejarían su vida para servir a Dios ante todo y por amor a Él a todos los demás.

El sacerdocio no es una profesión que uno escoge sino una forma de nueva vida a la que sólo puede llamar el mismo Señor. Por eso hace falta un discernimiento maduro para saber si la voz que uno escucha en su interior es la del Señor. Vocationmatch.com ofrece ayuda para los que se sienten llamados al sacerdocio y a la vida religiosa, como muestra este vídeo:

En las respuestas de los hombres a una encuesta(en inglés) de este año en ese sitio, 25,3% indican que están haciendo planes para entrar en un programa de formación en los próximos 12 meses, 40,7% que están considerando la vocación muy seriamente y 24,1% seriamente. 63% estaban interesados en el sacerdocio (42,1% en el religioso, 17,9% en el diocesano).

Respecto a lo que consideraron la mayor ayuda como fuente de información sobre la vocación, 86,3% consideraron de importante a esencial los retiros de discernimiento, 84,6% los folletos, revistas y libros espirituales, 80,6% los directores de vocaciones 78,9% los sitios web vocacionales, y 70,8% los sacerdotes diocesanos, por encima de los parientes y amigos. Menos importantes eran los ministerios universitarios y los blogs de otras personas discerniendo la vocación.

En el discernimiento, 96,8% consideraban “esencial” o “muy importante” la oración, 88,5% el entender mejor lo que emparejaba bien la vocación a sus vidas y 82,3% la dirección espiritual. También les influye mucho el contacto personal con sacerdotes y religiosos. Además, este año más hombres (68%) que mujeres (61%) consideran llevar hábito muy importante o esencial.

En las encuestas más recientes (en inglés) a los que muestran interés en el sacerdocio o la vida consagrada por ese sitio (hombres y mujeres), les preguntan lo que más les ha sorprendido sobre la vida religiosa desde que comenzaron su discernimiento y también lo que más temen de la vida religiosa. Anecdóticamente, a muchos les sorprende el gozo de los sacerdotes y religiosos con quienes se ponen en contacto, a algunos les sorprenden los cambios que se han llevado a cabo desde su juventud y también la variedad de institutos religiosos. Otros se sorprenden al darse cuenta de que su vocación es verdadera, aunque muchos temen fracasar y no seguir el camino que el Señor quiere para ellos.

También incluyen encuestas a los directores de vocaciones (enlace en inglés). Las respuestas más recientes a la pregunta de si algo les sorprende [#9, respondida por 156 personas], revelan que hay gran interés en la vida espiritual, pero muchos de los que disciernen la vocación también necesitan ser mejor informados sobre lo que supone la vida religiosa. Muchos no son candidatos aptos por no ser católicos, por ejemplo, o estar casados o divorciados sin haber sido su matrimonio declarado inválido. Pocos de los que dicen estar interesados continúan el proceso de discernimiento, por lo que es más necesario que nunca pedirle al Señor vocaciones sacerdotales, más sacerdotes santos que perseveren en el Camino:


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Cómo cree que se pueden alentar el “sí” a la vocación sacerdotal? ¿Cómo discernió su propia vocación en la vida?

Mañana: S. Mauricio y compañeros mártires - “no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle” (Mc. 9, 32)

6 comentarios

  
Ana
A los católicos practicantes o que intentamos al menos, nos resulta dificil escuchar a dios porque estamos llenos de miles de cosas, tenemos ruido interior y ruido exterior que nos vuelve sordos a la cosas de Dios, y la sociedad es materialista, hedonista,comodona, no es extraño que cueste escuchar y responder a las llamadas.
Sigo la cadena de oración y trataré de lucrar alguna indulgencia de las que vienen en el folletito
24/09/09 6:07 PM
  
susi
Mis padres, especialmente mi madre, me enseñaron a rezar desde pequeña, a hacer un pequeño examen de conciencia cada noche, rezábamos los ocho el rosario en familia...SIempre nos hablaron bien de todas las vocaciones de la Iglesia, y ,aunque ninguna hemos recibido una vocación especial, valoramos las que existen, seguimos haciendo lo mismo con nuestras familias y rezamos para que haya vocaciones de todo tipo.
En efecto, la oración es el medio para hablar con DIos, escucharle y saber lo que quiere de nosotros, y recibir la fuerza para hacerlo.
24/09/09 8:14 PM
  
María Lourdes
Ana, es difícil mantener la Presencia de Dios a lo largo del día, pero ayuda mucho tener algún horario planeado de actividades que nos ayudará a mantener esas "espinas" de distracciones a lo mínimo. Es cuestión de comprometerse a asistir a Misa diaria, o a rezar el Rosario cada día, o a dedicar tiempo a la lectura espiritual, o a visitar al Santísimo Sacramento... cada uno según lo que pueda, sin descuidar obligaciones. Lo que no se planea no suele hacerse por esas miles de otras cosas que piden nuestra atención. Si Dios es importante, reservaremos tiempo para Él primero en nuestras vidas.

Tendré que escribir sobre las indulgencias del Año Sacerdotal, que anima a los fieles a rezar por los sacerdotes y ofrecer algún sacrificio por ellos, especialmente los primeros jueves del mes durante este Año Sacerdotal. Gracias por compartir sus pensamientos.
24/09/09 8:33 PM
  
María Lourdes
Susi, no se podrá resaltar bastante la importancia de que se hable bien sobre las vocaciones en la familia. Dios es el que llama, pero cada persona es libre de responder "Sí" o "No", y el entorno familiar ayuda mucho a mantener la posibilidad de vocaciones abierta tanto en la misma generación como en las futuras.

Creo que era al comienzo de las "Revelaciones" de Sta. Brígide de Suecia que el Señor le dijo que si ella fue favorecida, era a causa de la virtud de sus antepasados. El Señor no se olvida de las oraciones de sus fieles.

Como anécdota, le diré que mi esposo, mis hijos y yo también pedimos como una intención de nuestras oraciones "por los sacerdotes y los religiosos", y sin que se lo digamos, nuestro hijo insiste en pedir "por los Obispos y los diáconos también" y mi hija al comienzo de las oraciones antes de acostarse siempre se acuerda primero del Papa. Creo que los seminaristas también necesitan todo el apoyo espiritual que podamos darles con nuestras oraciones. Un saludo.
24/09/09 8:40 PM
  
Norberto
ML
Pues me parece estupendo el VocationWatch,ya que el autoexamen,es un paso excelente para que el candidato tome cartas en el asunto de su vocación,eso no niega que la llamada es de Dios y por tanto de carácter sobrenatural,espiritual no de razonamiento humano.

Theresita tuvo que hacer frente a su vocación religiosa y a su vida de monja sin Director Espiritual,y vaya si lo buscó,pero no lo encontró,ella no tuvoVocationWatch.

Creo que lo mejor que podemos hacer,además de la oración es ser generosos en nuestra vocación, y con ese testimonio, Dios suscitará sacerdotes en su Iglesia.

Como tantas veces se ha dicho "la vocación sacerdotal empieza en la familia",no obstante hay que entenderlo en sentido de Cuerpo Místico,es decir,una,muchas familias pueden ser ejemplares y sin embargo,no contar con ningún sacerdote;en cambio,y yo conozco muchísimos casos,hay sacerdotes en familias indiferentes o abiertamente contrarias al cristianismo.

Ser tan generosos para entregarnos sin ver frutos sacerdotales,ya que Dios en su inefable economía de la gracia aplicará el fruto donde Él vea,o sea ser generosos sin esperar fruto,Dios lo sacará donde Él vea,¿me explico?.

Esta mañana en misa de 8h.renové mi Vínculo De Esclavitud Mariana,y me acordé y de ti,pedí para que perseveres,pese a las dificultades,patentes.
24/09/09 8:59 PM
  
María Lourdes
Norberto, VocationMatch.com es un recurso muy útil que además de la información en el sitio, sugiere institutos según los datos e intereses de los que disciernen, además de personas de contacto para los interesados, con la opción de que alguien de los institutos que uno elija se ponga en contacto por correo electrónico. Pero, también es limitado y Sta. Teresita de Lisieux tenía algo mejor en el santo ejemplo de sus padres (ya beatificados como sabe) y el de sus hermanas que le precedieron en la vida religiosa. Su padre le llevó a entrevistarse con superiores y con el mismo Papa. Como dice, también hay sacerdotes que siguen su vocación a pesar de no contar con el apoyo de sus familias.

Aunque el fruto sacerdotal no salga de la misma familia, saldrá por medio de oraciones dedicadas a ese fin porque el mismo Señor nos dijo que pidiéramos al Padre por "labradores" ya que la mies es mucha.

Mucha influencia tiene el ejemplo de sacerdotes fieles a Dios y a su vocación, enamorados del Señor. Recordemos que una de las primeras cosas que hizo S. Mateo tras recibir su vocación fue invitar a todos sus amigos a un banquete con el Señor. Le agradezco mucho sus oraciones de todo corazón.



24/09/09 10:26 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.