El legado de fe de Kennedy

Josué (1450A.C.-1370A.C.) nació en Egipto y cruzó el Mar Rojo con Moisés, sucediéndole por voluntad divina. Cruzó el río Jordan para entrar en la Tierra Prometida con el pueblo de Dios y conquistó ese territorio ayudado por el Señor, que, por ejemplo, detuvo el sol hasta que ganaron una batalla (Josué 10, 13).

Poco antes de su muerte, reunió a todo el pueblo para recordarles las maravillas que obró el Señor por ellos y declaró: “ ‘En cuanto a mí y a mi casa toca, nosotros serviremos al Señor.’” (Jos. 24, 15) El pueblo decidió lo mismo y Josué les recomendó: “Quitad, pues, los dioses ajenos que haya entre vosotros y volved vuestros corazones al Señor, Dios de Israel”. (Jos. 24, 23) Tras practicar su fe ante su familia y el pueblo, pudo dejar como legado una exhortación clara a amar y a servir a Dios sobre todas las cosas.

¡Cuánto se lamentaría que el Señor dijera en el Evangelio del XXII Domingo de Tiempo Ordinario a los judíos: “Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres” (Mc. 7, 8), todo lo contrario de lo que el valiente Josué hizo en vida.

—————————————————–

El 11 de agosto, 2009, falleció a la edad de 88 años una mujer cuyo legado también fue la práctica de su fe en la vida pública: Eunice Mary Kennedy Shriver [enlace en inglés], la quinta de nueve hermanos, entre los cuales se encontraba el Presidente John F. Kennedy.

Su hermana mayor, Rosemary Kennedy (1918-2005), quedó intelectualmente discapacitada a causa de una lobotomía a los 23 años, lo cual le inspiró a Eunice fundar “Special Olympics” en 1968, un evento deportivo para personas discapacitadas.

En 1972, un año antes de decidirse Roe vs. Wade en los EE.UU. a favor del aborto, Shriver insistió en que los abortos se podrían reducir si se abrieran más hogares de maternidad y propuso una campaña “Un millón por la vida” para reclutar ese número de personas para adoptar a bebés no deseados por sus madres. Esta demócrata pro-vida protestó en 1992 el apoyo al aborto de su partido político, firmando con otros:

Podemos elegir reafirmar nuestro respeto por la vida humana. Podemos elegir extender de nuevo el manto de protección a todos los miembros de la familia humana, incluyendo a los que no han nacido. Podemos elegir ofrecer cuidado eficaz a madre y a hijos. Y si elegimos eso, América experimentará un nuevo nacimiento de libertad, que llevará consigo un renovado espíritu de comunidad, compasión y de preocupación por otros” (Fuente en inglés de fragmentos de la carta a New York Times: Lifenews.com)

Por toda su labor pro-vida y por los discapacitados, “El Papa acompañó con su oración la muerte de Eunice Kennedy Shriver” (según Zenit.org), expresándole su cercanía por el nuncio apóstólico en los EE.UU. un día antes de su fallecimiento.

——————————————————–


Este es el comunicado de su fallecimiento por su familia
(que incluye 5 hijos y 21 nietos)
[Traducido del original en inglés]:

“Es difícil para nosotros creerlo: la maravillosa Eunice Kennedy Shriver se fue a la casa de Dios esta mañana a las 2h.

“Ella fue la luz de nuestras vidas, una madre, esposa, abuela, hermana y tía que nos enseñó por ejemplo y con pasión lo que significa vivir una vida llena de amor y servicio al prójimo impulsada por la fe. Para cada uno de nosotros, parecía con frecuencia parar el mismo tiempo – para organizar otros juegos de “Special Olympics”, para visitarnos en nuestros hogares, para cuidar de su propia madre, de sus hermanas y hermanos, y para navegar, contar historias, reir y servir a sus amigos. ¿Cómo lo hacía todo?

Inspirada por su amor de Dios, su devoción a su familia, y su implacable creencia en la dignidad y el valor de cada ser humano, trabajó sin cesar – buscando, exigiendo, reclamando, esperando cambio. Fue una oración viviente, una defensora viva, un centro de poder vivo. Se emprendió a cambiar el mundo y a cambiarnos, y ella hizo eso y más. Fundó el movimiento que sería “Special Olympics”, el mayor movimiento en la historia del mundo para la aceptación y la inclusión de personas con discapacidades intelectuales. Su labor transformó la vida de cientos de millones de personas por todo el mundo, y ellos en cambio son su legado vivo.

“Siempre nos hemos sentido honrados compartiendo nuestra madre con personas de buena voluntad por todo el mundo que creen, como ella, que no hay límite al espíritu humano. En este tiempo de pérdida, nos sentimos sobrecogidos por los dones de oración y de apoyo enviados por tantas personas que le amaron. Estamos unidos en nuestra creencia que está ahora en el Cielo, regocijándose con su familia, disfrutando los frutos de su fe, y todavía animándonos adelante a los desafíos del futuro. Su amor nos inspirará siempre hacia la fe y el servicio.

“Ella era para siempre devota de la Santísima Madre. Que ella sea acogida ahora por María al gozo y al amor de la vida eterna, en la segura verdad de que su amor y espíritu vivirán para siempre”.

——————————————————–

Eunice Mary Kennedy Shriver se ganó el respeto de todos sirviendo a Dios primero y después al prójimo. Dejó un claro ejemplo al resto de su familia de que se debe profesar la fe católica en la vida pública. Que el Señor le abra las puertas del Cielo pronto si no lo ha hecho ya.

[Imágenes de Eunice de Wikimedia Commons: Foto (TCY), Foto de cuadro (Beinnow)]

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Por qué no debemos los católicos reservar la práctica de la fe sólo a la “vida privada”? ¿Cree que es más fácil decir hoy en día que en tiempos de Josué que uno y su familia servirán al Señor?

Mañana: Bto. Bartolomé Gutiérrez - “su corazón está lejos de mí” (Mc. 7, 6)

6 comentarios

  
JCA
¡Una demócrata antiabortista! Tiene un gran mérito, porque en la actualidad es casi un oxímoron.
03/09/09 7:34 AM
  
ugl1820
La Iglesia nos enseña que debemos anunciar a Cristo a lo que no lo conocen y, claro está, eso ha de hacerse desde todos los ámbitos de nuestra vida: familia, amigos, compañeros de trabajo e incluso a quienes conocemos de pasada.

Testimonios de vida como el de Eunice nos deben impulsar a ser mejores cristinaos y, muy especialmente, a hacer apostolado y proselitismo. La fe no es algo que se deba vivir de puertas para adentro, sino que tiene que ser nuestra guía de vida y ser vivida en todo momento.

Es por ello importantísimo que aquellos políticos que se dicen católicos den testimonio público de su fe, pues entre todos, hemos de construir el Reinado Social de Cristo.

+ Bendiciones.
03/09/09 9:24 AM
  
María Lourdes
JCA, es verdad que asombra bastante en los EE.UU., pero los hay. Lo admirable de Eunice es que ella se mantuvo firme a pesar de ser de una familia católica de tan alto perfil público en la que no todos se mantuvieron pro-vida (creo que su hermano Robert también lo era). Ella luchaba para que se mejorara la situación de personas marginadas y los no nacidos y algún hermano suyo le fastidiaba su labor votando por leyes en contra de lo que ella se esforzaba en hacer realidad.

Además, hay al menos una otra persona conocida que firmó la misma carta en 1992 que Eunice contra el aborto que recientemente fue avisado por un obispo católico de su estado por votar por una ley que promueve el aborto en el extranjero.

No creo que le fue fácil, pero le animaba que le dijeron desde pequeña que las mujeres no podían tener verdadero poder. Su padre así se lo dijo porque tenía grandes ambiciones para sus hijos pero no para sus hijas, y ese rechazo le ayudó a luchar para cambiar la situación de los marginados. Curiosamente, cambió la vida de millones sin recurrir como a otras mujeres ambiciosas a pensar que el aborto es un "derecho" para hacerse sentir más poderosas. Al contrario, sintiéndose poderosa ya, mejoró la vida de otros. Un saludo.
03/09/09 2:53 PM
  
María Lourdes
Ugl1820, me parece que un problema es que no es del todo coherente el mensaje que reciben los políticos católicos de parte de la Iglesia Católica cuando algunos pero no todos los obispos les hacen frente con que no se puede ser político católico y estar a favor del aborto y demasiados laicos católicos les apoyan aunque vayan en contra de la fe católica. Se piensan que pueden llamarse personas de fe por creer con gran convicción en algunas de las doctrinas de la Iglesia Católica mientras eligen no respetar otras.

Eunice demostró que se puede ser pro-vida y al mismo tiempo lograr resultados cambiando la vida de otros a través de proyectos sociales. Muchas gracias por su comentario y sus oraciones.
03/09/09 3:06 PM
  
azahar
Los católicos no debemos reservar la práctica de la fe sólo a la vida privada por eso mismo, porque somos católicos. No se trata sólo de un carácter, de unos comentarios o de una idea, se trata de una forma de vida y nuestras vidas no se ciñen a “puertas para adentro”. También trabajamos, acudimos a reuniones, acompañamos a nuestros hijos a sus actividades, salimos, participamos en distintas acciones, formamos parte de la sociedad, educamos a nuestros hijos con unos principios y respeto de valores humanos. Aún con nuestras imperfecciones y fallos, que los podemos tener todos y, al menos, debemos reconocerlos.

En definitiva, nuestro comportamiento debería ser evidencia de nuestra fe.

Y no es difícil hoy en día reconocer que se es creyente, al menos para mí, porque me da igual lo que piensen los demás. Pero sí que observo que se adoptan posturas cautelosas porque para algunos es vergonzoso, como si se sintieran fuera de lugar. Y son, precisamente, estos católicos quiénes en determinadas circunstancias pueden hacer difícil decir hoy día que uno y su familia servirán al Señor, sobretodo si se trata de personajes públicos que rigen nuestra política.


P.D.: Ana y María Lourdes: Mi sobrinito ya está en casa con sus padres, gracias a Dios. Desde hace dos días.

03/09/09 7:22 PM
  
María Lourdes
Azahar, "My Mother's Heavenly Role Model" (en inglés) es un artículo que escribió Timothy Shriver (hijo de Eunice Kennedy Shriver) el año pasado sobre la devoción de su madre a la Ssma. Virgen María. Por ejemplo, ella insistía que en mayo, el mes de Ntra. Madre, toda la familia se reuniera después de la cena para rezar el Rosario (y cómo siguió rezándolo con su madre durante la enfermedad de ésta).

También habla Timothy Shriver sobre cómo las madres de hoy en día parecen no querer forzar ninguna devoción sobre sus hijos, quienes acaban queriendo buscar una devoción. Por su devoción a la Ssma. Virgen María, se dedicó Eunice a defender a los pobres, recordando palabras del Magnificat y enseñando a sus hijos a respetar a las mujeres. Si no hay vida interior, si la fe no es fuerte en la vida "privada", no lo será ante los que nos encontremos cuando salimos de casa.

¡Qué alegría volver a leerle y especialmente con noticias tan buenas de Víctor! Espero que sus vacaciones fueron muy buenas. Saludos.
03/09/09 11:23 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.