InfoCatólica / Non mea voluntas / Archivos para: 2021

25.09.21

La Iglesia Católica: el Amor de Dios que sale a nuestro encuentro.

La IGLESIA CATÓLICA. La ÚNICA y VERDADERA Iglesia. “Separada” de todas las demás, como separado está Dios de “los dioses", que no de los HOMBRES. Porque, lo mismo que “los dioses no son Dios", “las iglesias no son LA Iglesia". 

Hay la misma distancia entre LA Iglesia y “las iglesias” como la que hay entre Dios y “los diosecillos”. La misma que existe entre la NADA y LO REAL. Entre la VERDAD y la mentira. Entre el ACIERTO y el error. Entre lo que SALVA y lo que no sirve más que para pasar el rato, y cantar un poco si se tercia…

Luego, los “académicos", -los sabios y entendidos-, pueden marear la pediz todo lo que quieran, y jugar con las palabras y con sus intenciones; podrán acercar “conceptos” y demás… pero no lograrán superar la distancia ontológica y sobrenatural que existe entre la Iglesia Católica y todo lo demás que hay por ahí.

Caso aparte sería el tema de la iglesia ortodoxa. Pero no vay a entrar al tema, pues no me merece la pena. Otros, los que disfrutan con “lo académico", que lo hagan si quieren. Aunque hay mucho escrito ya al respecto.

¿Qué o Quién marca la diferencia? Ni más ni menos que Dios mismo: la Iglesia Católica ha salido de las manos de Dios. En Jesucristo. Y ninguna otra puede apuntarse ese tanto. A lo más, se apuntan bien deprisa a lo de “cristianas": es que ven qué es lo que les da más resultado.

Leer más... »

21.09.21

Vidal, "veneno mortal".

Sí. Y cada vez, según pasa el tiempo y se hace más mayor, más “veneno mortal” se vuelve el Vidal.

Viene a cuento de lo que ha escrito Arregui -tal para cual, o a cual peor-, alojado cuasi amorosamente en RD -la letal “picadura” perversa, ponzoñosa y mortífera del momento-, con el aplauso maligno y cálido del susodicho Vidal.

Ya que, a imagen y semejanza de los demonios que nunca se toman vacaciones, él nunca descansa tampoco en su arremeter contra la Iglesia Católica. Y de eso vive el buen hombre…, cobrando hasta de “institucioncillas” -para aparentar seguir siendo algo-, y “personajillos” de la propia Iglesia, que quieren seguir siendo algo. Y ahí tienen a RD como vientre “maternal"; aunque sea de alquiler y pago…

Leer más... »

16.09.21

"Todo lo que atares en la tierra...". II

Jesús no solo le dijo a Pedro lo de: Tú eres Pedro y sobre esta “piedra” edificaré mi Iglesia. Ni únicamente aquello de: Lo que atares en la tierra quedará atado en el Cielo.

Estos “talibanes a lo católico” -ya se ve el interés que tienen por la Palabra de Dios: que la cortan por donde les parece y les conviene, y se quedan tan panchos-, dan por echar en olvido lo que Jesús dijo también a Pedro y, en él, a sus Sucesores: unas palabras mucho más roqueñas, con gran diferencia, que las primeras que ya glosamos en un post anterior; porque lo pone a caldo: ¡Apártate de Mí, Satanás, que me escandalizas! 

Por supuesto que se las explica al detalle, bien concretitas y en profundidad: Pues no estás en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. Se las explica a él, a sus sucesores, y a todos nosotros: hay que estar, como primera provisión, en la cosas de Dios; si no, erramos profundamente. Y le ofendemos, necesariamente.

Pedro pretendía, con toda su buenísima voluntad y su gran corazón -que Jesús conocía al dedillo, por cierto-, pero EQUIVOCADAMENTE -las palabras de Jesús son meridianas e inequívocas-, apartarle de su subir a Jerusalén, y allí ser entregado por los Sumos Sacerdotes: ¡que era exactamente la Voluntad de Dios Padre para con Él! Y todo, como no podía ser de otra manera, en favor nuestro.

Leer más... »

11.09.21

"Añoraban los puerros, cebollas y ajos...".

Nada nuevo bajo el sol. Tampoco en la Iglesia Católica, que es la única que me importa realmente: no me da para más. Y se repite la historia, como lo vemos desde el Antiguo Testamento, que no solo se explica desde el Nuevo, sino que también lo prepara; y además nos ilustra sobre muchas cosas a día de hoy, para que no volvamos a lo mismo: que además de estar más que pasado, es empecinarse en el ERROR. Días que vienen, por cierto, más que revueltos, siniestramente perversos.

“A lo que íbamos, Juana”. Lo de los “puerros, ajos y cebollas” -"lo vegano” tiene largo recorrido, a lo que se ve-, viene a cuento de la añoranza que los judíos, ya metidos en harina de su viaje EN LIBERTAD, guiados por Dios hacia la Tierra Prometida, “una Tierra que mana leche y miel” -¡que ya es manar!-, y en el que les suministra el “Maná, que venía del cielo” -sabían, por tanto que les venía de Dios; como las codornices, o el agua de la roca, o el mimso Moisés-, recuerdan y añoran “lo que comían en Egipto”, bien sometidos a los poderes públicos. 

A lo que se ve, el “estado de bienestar” de la época como primera condición de sumisión, era llenarles la panza -nada nuevo bajo el sol: ahí estamos-, aunque fuese de esos productos de la huerta, tan magnificados hoy. Pero ESCLAVIZADOS por único horizonte. ¡Tan bien exclavizados que no les dejaban ni tener hijos! ¿Les suena la música? Que ya es horizonte…

Y es lo que me ha recordado tanta matraca de la “Conversión ECOLÓGICA”, del “Cuidado de la Casa Común”, de “la Amazonía”, y cosas por el estilo. Que me da que no llegan a católicas ni de refilón. Vamos: ni con calzador.

Leer más... »

6.09.21