La Iglesia Católica y las «sacerdotas», o así...

La progrez “eclesial", que ya solo es PROGREZ -más cutre aún que la política y la “kultural", que ya es decir-, pero a la que pongo este calificativo de ECLESIAL para señalar que vive en las penumbras de lo “eclesiástico” -tal como este mundillo se manifiesta a día de hoy: un auténtico GATUPERIO, simplemente HERÉTICO-, lleva un tiempo largo con la matraca de “la mujer” y/en la Iglesia. Y, como no podemos callar más tiempo, vamos a entrarle al tema.

*****

La tal PROGREZ pretende denunciar, con esa murga que aburre hasta a las vacas -¡y mira que son paciencientes!-, que “la mujer” -tal cual: toda mujer- está siendo pero que muy maltratada por la Iglesia -incluso mucho más que por otros mundillos a los que, “curiosamente", todo se les perdona: son de “los suyos"-, por el hecho de que ni admite ni consiente que “la mujer", por serlo, sea “persona ordenada", con sus ministerios eclesiales propios, “igual que los varones": que es el trampantojo y el caballo de Troya que [email protected] tales enarbolan.

Y ahí están, con sus “caceroladas virtuales", que las páginas más vitriólicas -"Vidal, veneno mortal", por ejemplo- no paran de amplificar: -“Oyes, que igual alguien pica, ¡vete tú a saber…! ¿No han picado con lo de la Amazonia? Pues eso”. Y ahí están, a piñón fijó, que es lo único que tienen los de este mundillo; perricas aparte, que también: por eso se dedican a esto. Fobias y recorridos personales -decepcionantes y desgraciados todos-, también aparte.

Pero este “interés", ¿qué pretende, a qué responde? Porque interesado lo es: en caso contrario no estarían “dale que dale". Luego, algo traman. Y nada bueno, claro. 

¿Por qué no puede ser bueno? De entrada, de la PROGREZ nunca sale nada bueno: sus activistas son CORROSIVOS. Igual que un bicho que se les metía en la madera de los barcos que iban llegando a América, desde el Descubrimiento, y que literalmente los desmenuzaba, hasta que se deshacían casi de golpe, carcomidos.

El bicho se llamaba “broma"; o así lo llamaron los hispanos. Y no era para reirse precisamente… Así son estos; solo que, en lugar de hacerlo gratis, como los bichos, cobran.

¿Qué es lo que les interesa? Acabar con el MINISTERIO SACERDOTAL en/de la Iglesia; porque, mientras esto funcione, mientras haya sacerdotes aunque sea bien, mal o regular, HAY Iglesia. Porque mientras haya sacerdotes, hay EUCARISTÍA; es decir, está/hay CRISTO: o sea, IGLESIA, que “vive de la Eucaristía”.

¿A qué se agarran los de la matraca? A los modos y maneras DEL MUNDO, que pretenden traducir e introducir en la propia Iglesia: mundanizándola, carcomiéndola.

Por ejemplo, y como primer envite, se considera y trata el SACERDOCIO como “un oficio” más; y como en el mundo de los oficios no se puede discriminar, pues eso…. “¡mujeres sacerdotas, ya!”.

Vale. Pero, ¿y lo de la VOCACIÓN? ¿No es el Señor quien llama? Porque nadie puede arrogarse tal envite. El sacerdocio “no sale” de la Iglesia sino de Jesucristo. En el Evangelio se lee: Llamó a los que quiso.

Bueno, dejémonos de tonterías. Eso sería antes. Ahora ya no se lo cree nadie, visto a qué tipo de personal se está llevando a la Ordenacion sacerdotal. Por tanto, eliminado este pequeño “inconveniente", ¿por qué no una chica, que están tan monas vestiditas de clergimen? Así que… “¡mujeres sacerdotas y obispas, ya!”.

Pero la clave de todo, a la hora de “ser ordenado sacerdote” es que la “mujer” y el “hombre", siendo iguales en su dignidad, por ser iguales en su humanidad, son DISTINTOS como personas. Porque las personas somos SEXUADAS, varón y mujer: basta mirarse al espejo para certificarse. Y es lo primero que dice el médico cuando ha habido un alumbramiento: Es niño, o es niña.

Así fuimos creados, y así se nos reveló desde el principio: Hombre y mujer los creó. Así es cómo Dios pudo hacer las presentaciones en el Paraíso -que las hizo-, y pudo darles el encargo que les dió: Creced y multiplicaos y llenad la tierra. Aclarando, de paso, una ley de vida para la inmensa mayoría de las personas: Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne. Es decir: inventó el MATRIMONIO. Matrimonio que Cristo elevó a la categoría de Sacramento.

Esto de que uno es lo que quiere ser hasta en el sentido legal-fisiológico del término, solo es fruto del mundillo onírico, en el que la fantasía está muy por encima de la realidad: tan por encima que ES “la” REALIDAD. Y la sancionan “las leyes", que salen del mismo “sueño".

Todo falso, irreal, mentiroso, inútil e inmoral. Se pongan como se pongan. Y la Iglesia Católica no tiene “poder", porque nadie se lo ha dado, para admitir estas “cosillas” como “la nueva normalidad en la qe hemos de vivir: y solo se vive en ella, si se admiten sus postulados". 

Pues es que no. No puede. Por eso precisamente, san Juan Pablo II, que no tenía miedo a que se estudiase ningún tema -hizo que se estudiasen, y él mismo los estudió todos: Veritas liberavit vos-, declaró que la Iglesia no podía admitir el sacerdocio femenino y el tema quedaba cerrado. No había más que hablar al respecto.

¿Por qué este “carpetazo"? Hay unas cuantas razones, y todas de peso. La primera, la más importante y la más definitiva es que Jesús, que escogió a los que quiso, quiso escoger HOMBRES exclusivamente para ser sacerdotes y obispos en su Iglesia: la que salía de sus manos; de su Costado abierto, en la Cruz. Y la Iglesia no tiene el derecho -no tiene el poder-de hacer o solo algo distinto, sino exactamente lo contrario. Por eso, NO PUEDE.

Es lo que constata la Tradición de la Iglesia, desde el mimso instante en que tivo que elegir a alguien para que llenase el hueco que había dejado Judas. Y eligió entre DOS HOMBRES, de los que cayó en suerte a uno de ellos. Desde entonces ha hecho siempre lo mismo.

¿Por qué esta “fijación"? Por una razón “práctica", si se quiere llamar así. Pero es una razón pastoral y teológica profundas. El Sacerdote, en la Iglesia Católica, no es un funcionario, un gestor de funciones o ministerios. Para nada.

El Sacerdote católico, por la Ordenacion Sacramental, ES inmediatamente Cristo. Por eso actúa in persona Christi, como Cristo Cabeza. De ese modo, es como puede hablar en primera persona a la hora de la Consagración, para la que se ha Ordenado en primerísimo lugar. Y dice: Esto es mi Cuerpo… Esta es mi Sangre… Igual que lo dijo el Señor en la Última Cena. Porque el Sacerdote le presta a Cristo toda su persona de VARÓN, y solo él: porque Cristo es verdadero HOMBRE.

Y estas palabras, la mujer no podría pronunciarlas en el mismo sentido que Jesucristo; exactamente porque ES MUJER. Sería una falsedad. Y la mayor dentro de la Iglesia: se falsificaría lo que Jesús hizo. Se falsearía la propia iglesia.

Ya sé que una persona que se mira al espejo y dice: “hoy soy tío, me siento tío”. Y mañana, se vuelve a mirar y dice: “Hoy me siento nena: soy nena”. Y pasado: “hoy me siento girafilla, y soy girafilla”, no lo admitirá nunca. Pero no es mi problema; ni creo que sea el de la iglesia: que bastantes tiene, por cierto, Y no pequeños. Uno es lo sembrado por “la Amazonia", en concreto.

Bien es cierto también que una parte notable de la iglesia -me refiero a los jerarcas, sin los cuales nada podría ser dentro de la misma-, más una línea desafortunada que, desde hace bastantes años, y teniendo como banderín de enganche el CV II, está “carcomiendo” la propia Iglesia, está ayudándoles positivamente en su infame tarea.

Y ahí están. Repitiendo los mantras de siempre, solo que ahora, con más ganas y esperanzas; hasta el punto de que ha habido ya una chica que se postula como “obispa". ¡A lo grande, de entrada! ¡Fuera miserias! Y, enseguida -porque todo está tramado y bien tramado: no seamos ingenuos-, han salido los voceros de plantilla, a corear la propuesta. 

Insisto: si no hubiese jerarcas tolerantes, e incluso disponibles para tales desaguisados, no ocurrirían estas cosas. Pero es que los hay. Y más de los que serían convenientes.

Están en el mismo horizonte que los que propugnaron, a bombo y platillo y hasta con fuegos artificiales, como “la gran solución” a la desbandada de curas tras el Concilio -algo que ya se veía venir, pues el futuro YA ESTABA ahí PRESENTE-: lo de los “diáconos permanentes". Casados, por supuesto: solteritos y célibes… para eso ni se ponen. ¡Todo sea por el matrimonio!

Y ¿en qué quedó el invento? En un estrepitoso fracaso: cuatro gatos, como se dice coloquialmente. No quito mérito a los que hay y son fidelísimos y hacen su labor. Pero, ¿solución a la falta de curas? En absoluto.

Lo mismo que el “invento” de los “curas casados", nuevamente de actualidad con lo de la Amazonia y con lo del Sínodo alemán; o sea, meter con calzador los “curas de tercera regional", o de “segunda mano", o por la gatera de “los méritos acumulados” -viri probati ¿Probati, en qué?-; y aprovechando que el Amazonas no pasa por Valladolid, ni el Pisuerga por el Amazonas, que lo que les sobra es agua… Pues eso: “¡tíos casados, con taparrabos y plumas, y con las narices perforadas, curas, ya!”.

Todo, como un intento de tapadillo y “experimentación” -¿no es de rabiosa actualidad en el mundo la “ingeniería social"? ¡Pues toma ingeniería clerical!- para, una vez presente esto ya en la Iglesia, se extienda por todas partes donde haya obispos que lo “importen". Que los hay y más que habrá.

Sinceramente: es repugnante que, en la misma Iglesia y por mor y efecto de las perricas de los que nunca han pisado aquello, se cumpla lo de “a perro flaco, todo son pulgas”Y “se usa y abusa” miserablemente de los pobres y desfavorecidos: ¿Pero estos no eran “los reyes” en la iglesia de hoy, la más in de lo más in, aquellos a los que hay que traer a Roma a pasar una muy buena temporad, ya a cuerpo de rey, claro? Y mañana mandarles o montarles allí mismo a esos ¿curas? de tercera. 

Un inciso: ¿alguien se ha preguntado cuánto van a durar como curas y como católicos en esas condiciones? Y, puestos a preguntar, porque nunca lo dicen: ¿alguien sabe realmente cuántos católicos-católicos hay por allí? ¿Dos docenas, quinientos? Agradecería el dato: estoy a oscuras…

¡Pues que se apañen: que para eso son pobres y están en la Amazonia! Y se les priva de la grandeza del sacerdocio tal como es. Y se desvirtúa todo lo que haga falta… que, con este tema       -muy en consonancia con la AL, que también lo desmonta todo-, es toda la Iglesia Católica de arriba a abajo.

Todo vale con tal de que el SACERDOTE no se reconozca en Quien debe: en Jesucristo. No viva como debe: como Cristo. No hable de lo que debe: de lo que Cristo nos ha dicho y enseñado. Y no pueda ser otro Cristo, abrazando con absoluta libertad a toda la humanidad, que es lo que debe ser para todos los demás. Siendo el primer “demás” Cristo y su Iglesia. Luego, todas las almas en todas sus circunstancias concretas.

Y todo vale con tal de que las almas no encuentren junto a ellas a un sacerdote-sacerdote que les lleve al Señor y, con Él, lleguen al Cielo.

20 comentarios

  
Martinna

El ministerio de “igual da” de los feminoides beatorros en las sacristías...

Si rezarán la liturgia de las horas, el invitatorio se lo sabrían de memoria, un pueblo de corazón extraviado que no reconoce a Dios no entrará en su descanso. Si no cumplen lo mandado por el Señor, de poco sirven los avisos porque ni se los creen. Menos mal que siempre quedará alguna iglesia apostólica fiel al evangelio de Cristo. Es bueno tener ya muchos años para saber que lo erróneo venidero no nos tocará padecerlo, gracias a Dios. Seguiremos orando para que el Espíritu Santo obre con poder, para conversión, para santificación de su iglesia.
21/06/20 9:27 PM
  
Trieste
Magnífico artículo. Necesitamos voces como la suya que se enfrentan a los herejes internos. Dios lo bendiga y le siga dando coraje.
22/06/20 9:31 AM
  
Juan Carlos Villaverde Rico
Éstas "progresistas" no perdonan que Cristo se encarnará en un varón y que la Santísima Trinidad esté formada por un Padre,un Hijo y un Espíritu Santo.De ahí el machismo con que tachan a la Iglesia Católica.
Odian a la Iglesia, y al hombre...quizás por que le gustan las mujeres normales, no las que tienen una empanada mental que las hace ser aborrecidas por el varón
22/06/20 10:08 AM
  
maru
P. Aberasturi, ésto sucede porque no hay autoridad en la Iglesia y se corte de raiz, YA. Estoy harta de escuchar siempre la misma monserga fatal. O no creen en Jesucristo o quieren enmendarle la plana al mismo Dios. Esinntolerable!!!!
22/06/20 10:34 AM
  
Diácono
Le leo con frecuencia, don José Luis, pero hoy no ha dado ni una con sus afirmaciones sobre los diáconos permanentes.
1.- No somos sustitutos de los curas ni queremos serlo. El presbítero es insustituible. Y un diácono no lo puede sustituir. Mal sucedáneo y error si un obispo piensa tapar la crisis de vocaciones presbiterales con diáconos. Somos colaboradores del obispo y el presbítero.
2.- Somos un ministerio distinto, una vocación diferente, instituida desde muy antiguo. Los primeros colaboradores, según Hechos, de los apóstoles. Repito, no somos sacerdotes, somos ministros para servir a la Iglesia allí donde se nos mande. Eso sí, recibimos el sacramento del Orden. Y sólo por ser icono de Cristo siervo, a pesar de nuestros pecados, ya merece la pena.
3.- Muchos diáconos antiguos estaban casados, algunos santos. Ya se menciona en Hechos y en las cartas de san Pablo, donde se habla de las mujeres de los diáconos, e incluso se mencionan cómo han de ser. Así que haya diáconos casados no es novedad en la historia de la Iglesia.
4.- También hay diáconos permanentes célibes, no sólo los hay casados. Y algunos que no comprenden está vocación siempre dicen: ¿por qué pudiendo ser curas se quedan de diáconos? Repito: es una vocación distinta a la de la sacerdote, propia, que no debe depender del número de sacerdotes.
5.- Eso de que somos pocos, cuatro gatos, dice despectivamente, se lo admito para España, donde somos unos 460. En el mundo somos unos 47000. ¿Le parecen pocos 15000 en USA, 4000 en Alemania, 3500 en Italia, 2500 en Francia? Es el ministerio que más crece en el mundo (el único), según el anuario pontificio. No es opinión, son datos.
6.- No somos progres por el hecho de ser diáconos (no sé qué tiene que ver), ni bandera anticelibataria de nadie. El diácono está con lo que diga la Iglesia y así debe ser. Personalmente estoy a favor del celibato de los sacerdotes y en contra de la ordenación de mujeres, así que no somos punta de lanza de movimiento anticelibato ni experimento alguno. Pero mi opinión es una mota de polvo que no importa a nadie.
7.- Sé que ama a la Iglesia. Yo, como el que más. Pero si es así tendrá que aceptar sus ministerios y lo que disponga la Santa Sede. ¿O sólo vale lo que diga Juan Pablo II pero no lo que diga Pablo VI, que promulgó el decreto de instauración del diaconado permanente? ¿No están ambos en los altares?
Un saludo en el Señor.





Creo que me atribuyes unas afirmaciones que, si no me equivoco, para nada las he escrito: por tanto, no sé de dónde te las sacas. De los diáconos permanentes, hago una alabanza clara. No tenía esos datos que tu aportas, y no los voy a comentar tampoco.
Un abrazo, y reza por mí.
22/06/20 11:04 AM
  
maría
Deseo que haya más sacerdotes como ud. para que cante las notas como debe ser, aquí en mi Argentina principalmente. Dios le siga dando ese coraje de defensa a la Iglesia de Jesucristo.
22/06/20 11:42 AM
  
G Flavius
¡Cuánta razón tiene!

Pero aquí todo el mundo calla. Y, en esto de callar, los "buenos" son quizá los peores. Su cobarde insensatez -sus omisiones, sus dejaciones, etc.- ha hecho posible la escalada de los "malos" a los puestos directivos en la jerarquía. Sin una queja, sin una crítica..., como auténticos indigentes intelectuales

La demolición de la Iglesia es el objetivo, aunque no lo lograrán.
22/06/20 12:28 PM
  
Lisardo
Chapeau por el artículo. Otro argumento en contra del sacerdocio femenino. La Santísima Virgen María no celebró Misa. Cuando aparezca una mujer más digna para celebrar la Misa, o sea nunca, quizá la Iglesia se lo plantee. De cajón. Por otra parte, deseando que se proclame el dogma de la Virgen María cómo Corredentora. A que los feministas no están de acuerdo. Porque será?
22/06/20 4:03 PM
  
pedro de Madrid
Y una vez sacerdotisas el siguiente paso es el del matrimonio con cura o con quien sea y a criar hijos, como san Pedro
22/06/20 4:51 PM
  
Mariana

Exacto Padre: "modos y maneras del mundo" que no dejan de ser los enemigos del alma: Mundo, demonio y carne.

Gracias por sus palabras que nos devuelven la fe en la verdadera doctrina de la Iglesia ante tanta modalidad en la que se acaba el gusto.

Incluso a las monjas contemplativas ahora las obligan a hacerse todas federadas. Que locura cuando JPII había respetado la libertad de cada quien de hacerse o no federadas.

Pido su Bendición Padre José Luis.

22/06/20 8:40 PM
  
sofía
Ni se me ocurre que una mujer pueda ser sacerdote, pero la razón que da el Papa me gusta, porque dice simplemente que la Iglesia no se considera con poder de cambiar eso. Así es, no debe cambiarlo.

Es verdad que la segunda persona de la Santísima Trinidad se encarnó en un hombre judío, pero no por eso tienen todos los sacerdotes que ser judíos ¿varones sí? Pues eso dilucidó Juan Pablo II y yo no tengo nada que objetar.
Pienso que así convino y sigue conviniendo y convenirá, teniendo en cuenta q, al parecer, gran parte de los hombres son incapaces de ver a una mujer como un ser humano creado a imagen y semejanza de Dios, aunque indudablemente lo sea.
Y como el mundo es machista convino que Jesús fuera varón.
Y sigue conviniendo q solo sean sacerdotes los varones.
Además el sacerdocio cristiano no es poder sino servicio.
Ni se me ocurre q una mujer quiera aspirar a ser sacerdote.
Pero la razón no es q las tres personas de la Santísima Trinidad sean varones, pues ni el Padre es un señor con barba ni el Espíritu santo es masculino, de hecho en hebreo es femenino el género de la palabra q designa al Espíritu Santo.
La mujer es tan imagen de Dios como el varón.
Pero una cosa no quita la otra y para actuar en nombre de Jesucristo es razonable q la persona sea varón. Y es asunto cerrado.
Paz y Bien


Estimada Sofía:
Por lo que dices, y por ninguna otra cosa o circunstancia, me da que te pasas varios pueblos en lo que asientas; pues lo que afirmas no es católico, ni revelado, ni aceptable teológica o doctrinalmente. Y por eso entro al tema: porque yo sí me refiero a lo católico, en todos los órdenes de cosas.
Y, como muestra, me voy a referir a un par de cosas de las que sacas a relucir.
Dices que no tienes nada que objetar respecto al Papa... pero objetas, y mucho. Afirmar que "como el mundo es machista convino que Jesús fuera varón" no hay por donde cogerlo, ni siquiera intelectualmente hablando. Por supuesto, la Iglesia jamás lo ha dicho.
"Machismo! y "feminismo" son "creaciones ideológicas" interesadas en destrozar al hombre y a la mujer a la vez; y son de ayer mismo: nada católicas, por cierto; trasladar esto a ser la razón de que la Segunda Persona de la Trinidad se encarnase como "varón"..., pues tienes un problema, del tipo que sea.
Y tampoco es católico que las tres Personas de la Santísima trinidad sean "varones", porque en Dios no hay "varón ni hembra"; tampoco en los ángeles. En el orden de lo espiritual puro, por esencia, no hay seres "sexuados".
Que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad se encarnó como "varón", fue porque quiso. O, como dices repetidamente, aunque lo niegas de inmediato, porque "convenía".
23/06/20 3:44 AM
  
Argia
Lisardo
"Otro argumento en contra del sacerdocio femenino. La Santísima Virgen María no celebró Misa. Cuando aparezca una mujer más digna para celebrar la Misa, o sea nunca, quizá la Iglesia se lo plantee"

Según tu planteamiento, los hombres también tendrían que ser más dignos que la Virgen Maria, para poder celebrar la misa, si eso fuera así no existiría ningún sacerdote.
No es que los hombres tengan más dignidad que las mujeres para el sacerdocio, es simplemente que Jesus eligió hombres.
"26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;

28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,

29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;

31 para que, como está escrito: El que se glorie, gloriese en el Señor".
1 Corintios 1, 26





Los "varones" no son más dignos que las mujeres para ser sacerdotes, pues son iguales en dignidad; como muy dices es lo que Jesús hizo: "eligió a los que quiso", y quiso que todos fueran varones. Y es lo que la Iglesia Católica ha respetado siempre.
Por otro lado, los "varones" que el señor escoge para sí, son "más dignos" desde el mismo instante en que reciben la Ordenación Sacerdotal, con el Sacramento del Orden. Como entre una persona no-bautizada y otra bautizada hay una diferencia esencial, ontológica, fruto de la Gracia Santificante, que lo cambia todo; lo mismo pasa entre un varón "Ordenado Sacramentalmente" y otro no-ordenado. Y, por lo mismo, vale para la mujer también.
23/06/20 12:55 PM
  
María de las Nieves
Nuestra Iglesia necesita varones para el sacerdocio y es tarea de toda la Iglesia hacer un llamamiento a esta bellísima vocación..

No se el porqué ha descendido tanto el número de sacerdotes nuevos que no entran a los seminarios.
El Señor llama a vivir con El por su Espíritu Santo para Servicio a Dios y a los fieles en la Unidad del Cuerpo místico de Cristo.
Sin Sacerdotes no hay Iglesia será otra Asamblea distinta; reuniones sociales Caristas ;ONG.

Cuando unos padres quieren tener un hijo lo piden al Señor y se lo concede o no y a veces antes de engendrar le piden un varón que sea sacerdote y hay madres que Dios se lo concedió.
Los hombres y mujeres que somos padres tenemos una maravillosa vocación matrimonio y educación y una profesión acordé a nuestro vocación y servicio a otras personas
Una mujer es madre y por el sacerdocio común es partícipe de la vida del Señor.
Puede ser llamada por el Señor además de su familia ;profesión; a ser catequista; colaborar en la Parroquia; profesora Religión.
No es llamada a la vocación Ministerial Sacerdotal pues ya fue educada que ese Ministerio es exclusivo de varones y su misión primera es ser Mujer y Madre para que vengan hijos y varones Sacerdotes al mundo lo cumplió la Madre del Señor; Madre de la Iglesia.
María entrego a su Hijo con dolor al Padre y la Eucaristía es Sacrificio; Acción de gracias y s
Servicio y unión en El personal y formando el Cuerpo Místico que es la Iglesia y ser todos elevados por Cristo al Padre.

Hemos perdido el núcleo ontológico del Sacramento del Orden y del Matrimonio y sin ellos seremos idólatras del mundo.
De todos nosotros depende revertir esta situación o moriremos en nuestro pecado.
Es tarea de la autoridad eclesial hacer llamamiento a estudiar a los Seminarios y formar varones Sacerdotes y Esposos busquen
La Santidad

No hay más tiempo de espera o entramos en la realidad espiritual escatológica como llamamiento definitivo o la Iglesia se nos apaga.
La iglesia es Celeste; la liturgia es Celeste y desciende Nuestro Señor consagrando los dones. Si nos presentan otra modalidad de Iglesia no la conozco.
Oremos Padre y que el Señor se apiade de nosotros.
23/06/20 12:58 PM
  
sofía
Estimado blogger,aunque en algún punto puede q yo haya dado lugar a un malentendido, en otros no hay más q remitir al comentario q está claro:

1- Yo no objeto nada al papa:
"la razón que da el Papa me gusta, porque dice simplemente que la Iglesia no se considera con poder de cambiar eso. Así es, no debe cambiarlo" "la Santísima Trinidad se encarnó en un hombre judío, pero no por eso tienen todos los sacerdotes que ser judíos ¿varones sí? Pues eso dilucidó Juan Pablo II y yo no tengo nada que objetar".

2- A continuación añado como mi opinión: Jesucristo no podía ser más q varón o mujer, y era conveniente que fuera varón x la opinión q tenía esa sociedad sobre la mujer. Eso solo expresa un hecho constatable, la mujer ni siquiera era considerada un testigo fiable.
Más discutible es q yo piense q siempre habrá machismo y q dada la incapacidad de muchos para ver a la mujer como ser humano creado a imagen de Dios, no resulta conveniente su sacerdocio. Es una razón + x la q estoy de acuerdo en q no lo cambien.

3- Soy yo la q critico lo q ha dicho otro comentarista sobre q las personas de la Santísima Trinidad son varones.
Digo q la razón no es esa q alega él, xq eso no es cierto.
En la respuesta q me da, vd hace la misma objeción al decir q no es católico asignar un sexo a Dios -debió decírselo a él.

4- Añado q el sacerdocio es servicio y no debe plantearse como una aspiración al poder.

Paz y Bien




T contesto de nuevo, Sofía, supuesto que lo seas, y ya. El siguiente comentario no te lo voy a colgar. Lo siento, pero más sobre lo mismo, no gracias.
Vamos a ver: lógicamente, si Cristo asume la naturaleza humana, la asume sexuada, porque sexuada es. Que quisiera ser "varón" en lugar de mujer, no tiene nada que ver con tu apreciación personal: "por la opinión que tenía esa sociedad sobre la mujer". Si ese hubiese sido el tema -que no lo es- nos lo habría revelado, y no lo ha hecho: luego ese no es el tema. Que tu lo veas así, es tu problema: ni el de la Iglesia, ni el mío. Tampoco el de Cristo.
San JP II dilucidó lo de "varones" y dio el cerrojazo al "sacerdocio de la mujer", que no ha lugar. De los judíos, en este caso del sacerdocio, no dijo nada, que yo sepa.
Si quieres seguir manteniendo lo del machismo/feminismo en las categorías de esa época, también es tu problema. No el de la Iglesia, ni el mío.
Lo del "sexo" en Dios -y en los ángeles, insisto-, tampoco ha lugar. Y te lo he dicho a ti, porque lo sacabas tú a relucir, sin mencionar a nadie más y pretender contradecirlo: al menos, yo, no me he enterado.
Que la mujer no sea aceptable para el sacerdocio, tampoco tiene nada que ver "con la incapacidad de muchos [no sé qué encuestas habrás hecho al respecto, ni qué datos tendrás: quizá lo ha dicho alguien en algún comentario] para ver a la mujer como ser creado a imagen y semejanza de Dios". La Iglesia Católica, empezando ya por su Fundador, la vio siempre así, tal como dices. Y así la sigue viendo: es la única instancia donde esto ocurre; y, por tanto, el único sitio donde conserva toda su grandeza y dignidad. Y también los católicos, si quieren serlo auténticamente: en la Iglesia no hay "lucha de clases", que eso va por otro lado.
Por cierto: el que pretenda hacerse sacerdote por el poder, está apañado. Para eso, mejor POLÍTICO: va de suyo. Y hay perricas que apañar. Además.

23/06/20 5:56 PM
  
Lisardo
Argia

Si Jesús hubiera querido mujeres sacerdotisas la primera hubiera sido la Virgen María.
Si María no oficio Misa ninguna mujer debe
Por otra parte, el enfrentamiento entre hombre y mujer es cosa del marxismo cultural y en último término de Satanás y ahí no entro.
Por supuesto,ninguna criatura creada, ni hombre ni mujer, es comparable a la Virgen María, la más excelsa de las criaturas y no hay ningún varón que se le aproxime en santidad. Y ella como encarnación de la perfección en una mujer, solo sirvió y nunca reivindicó nada.
He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según Tu palabra.
Modelo inigualable de Santidad para hombres y mujeres.
24/06/20 9:43 AM
  
San Miguel ruega por nosotros
Muy interesante su artículo. Y NUNCA NUNCA NUNCA A ESO DE LAS SACERD...AS. NUNCA claudicar a Satanás.Quieren llevados por la soberbia destruir la Santa Iglesia, pero sabemos cómo termina esto.
24/06/20 3:48 PM
  
Marina
No es frecuente, que los hombres reivindiquen, que Dios naciese de una mujer.
Ser Madre de Dios, nos da a las mujeres argumentos, para estar más que cumplidas.
25/06/20 9:34 AM
  
Miguel Zamora
Alguna vez leí sobre el concepto de "El escandalo de la Particularidad de Dios"... Significa que, Dios, siendo Rey de Reyes, tiene derecho a decider lo que El quiera en cualquier situación. En el caso del Sacerdocio y elección de los Apóstoles eligió varones. En cuanto a la maternidad, eligió mujeres. Somos sus creaturas y El puede hacer lo que quiera con nosotros. Yo así lo entiendo y lo acepto porque El es Dios y somos suyos. Bendiciones.
26/06/20 5:55 PM
  
Néstor
Excelente artículo, saludos cordiales.
28/06/20 12:04 AM
  
Oblata OSB M. C. de la Misericordia
La Santa Madre Iglesia se encarga de cuidar y pastorear, a pastores y ovejas; y las santas madres dentro de la Iglesia se encargan de amamantar y ensegnar a los corderillos desde su mas tierna infancia con la verdadera doctrina. Mas nos valdria a nosotras mujeres dar buen alimento espiritual a nuestros hijos con observancia de LA PALABRA y el ejemplo, el ser mujer no disminuye nuestro ser como hijas de Dios por la Gracia; pero si nos da una gran responsabilidad ante Dios y los hombres; y esta es hacer brillar las piedrecitas que construyen la verdadera Iglesia de Dios;
Porque recibi Misericordia y Amor, Os envio un abrazo muy fuerte
02/07/20 11:51 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.