La parroquia virtual de san José de la Sierra se apunta al sínodo. Respondan, por favor

Como bien saben, fueron tantas y de tal valor, a mi juicio, sus respuestas a la pregunta de que pedirían a la Iglesia con ocasión de este sínodo, que me sentí en la obligación da Desde Roma recibí un hacerlas llegar a las secrertarías del sínodo de Roma y Madrid.  Desde Roma recibí un atentísimo correo que, entre otras cosas, decía: “En su amplia y participada “parroquia virtual”, por favor, dé un paso más. Continúe la reflexión para ir avanzando hacia una síntesis fruto del discernimiento en el Espíritu. Trabajen el riquísimo material inicial constituido por la gran cantidad de respuestas. No se detengan".

No es fácil hacer la síntesis, pero sí he pensado que, en comunión con toda la Iglesia, bien podemos hacer un esfuerzo por responder a la gran pregunta del sínodo como aportación de esta parroquia al proceso sinodal.

Por si les apetece, dejo dos documentos de consulta tomados de la web de la archidiócesis de Madrid:

Estamos, pues, dentro de la primera fase. 

Si leen el vademécum, verán que la pregunta fundamental es esta:

“Una Iglesia sinodal, que anuncia el Evangelio, “caminan juntos”. ¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en la propia Iglesia particular? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?”

No voy a decir más, sí pedir a mis amabilísimos lectores sus aportaciones. Creo que son no solo necesarias, sino me atrevo a decir que imprescindibles, y desde luego ya digo desde ahora que no solo las conocerán en las respectivas secretarías de Roma y Madrid, donde serán enviadas, sino que serán leídas con detenimiento por mucha gente. El anterior post pidiendo aportaciones tuvo algo más de 450 comentarios, pero casi 30.000 visitas. Imaginen cuántos accedieron a la información, cuántos se leyeron las propuestas. Me consta que muchísimos sacerdotes y más arriba. 

Gracias desde ahora. 

102 comentarios

  
Daniel Iglesias
Muchas gracias, Padre Jorge.
Aquí va un pequeño aporte.

Una formación para ayudarnos a crecer en la sinodalidad debería subrayar los siguientes puntos fundamentales, entre otros:

a) Nuestro Señor Jesucristo nos llama a caminar juntos en la Iglesia, y nos ofrece los dones necesarios para ello.
b) En la Iglesia de Cristo, los "compañeros de viaje" son los discípulos de Jesús, sus "hermanos", quienes creen en Él, lo aman y lo siguen en Su Iglesia. "'¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?' Y extendiendo su mano hacia sus discípulos dijo: 'Éstos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre'" (Mateo 12,48-50).
c) "Se encuentran en plena comunión con la Iglesia católica, en esta tierra, los bautizados que se unen a Cristo dentro de la estructura visible de aquélla, es decir, por los vínculos de la profesión de fe, de los sacramentos y del régimen eclesiástico." (Código de Derecho Canónico, 205).
d) "No os unzáis a un mismo yugo con los infieles. Porque, ¿qué tiene que ver la justicia con la iniquidad? ¿O qué tienen de común la luz y las tinieblas? ¿Y qué armonía cabe entre Cristo y Belial? ¿O qué parte tiene el creyente con el infiel? ¿Y cómo es compatible el templo de Dios con los ídolos? Porque vosotros sois el templo de Dios vivo" (2 Corintios 6,14-16).
e) La Iglesia de Cristo no establece ninguna precondición para el primer anuncio del Evangelio: todos deben ser llamados a la fe, la conversión y el bautismo. En la práctica dejamos a muchos al margen al no predicarles la fe católica.
f) La misma Iglesia establece tres condiciones esenciales para la comunión: estar bautizado, tener la fe católica y estar en gracia de Dios. "Porque este pan y vino han sido, según la expresión antigua, 'eucaristizados', llamamos a este alimento eucaristía y nadie puede tomar parte en él, si no cree en la verdad de lo que se enseña entre nosotros, si no ha recibido el baño para el perdón de los pecados y el nuevo nacimiento, y si no vive según los preceptos de Cristo" (San Justino, citado en: Catecismo de la Iglesia Católica, 1355). En la práctica dos de estas condiciones (la fe ortodoxa y el estado de gracia) son muy descuidadas.
g) Según la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia, el alejamiento de la Eucaristía es una cuestión de vida o muerte para el cristiano individual y para la comunidad eclesial: «Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán Vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.» (Juan 6,53-54). “La Iglesia vive de la Eucaristía” (Papa Juan Pablo II, encíclica Ecclesia de Eucharistia, 1). “El sacrificio eucarístico [es] fuente y cumbre de toda la vida cristiana” (Concilio Vaticano II, Lumen Gentium, 11; cf. Concilio Vaticano II, Sacrosanctum Concilium, 10).
17/03/22 10:27 AM
  
sofía
Farragosillos documentos.
Deseando ver lo q se contesta a esa pregunta fundamental, xq a mí lo primero q se me ocurre es: ¡¿Mande?!
17/03/22 10:47 AM
  
Parmandil
No entiendo muy bien que nos pidan a los fieles nuestra opinión. Aunque a mí me gustaría que tocaran en todos sitios las campanas para el Ángelus. Y que en las páginas web de las diócesis viniera bien el horario de misas.
17/03/22 11:02 AM
  
Javidaba
De entrada y antes de meterme en el documento y vademecum una idea:
¡Qué ocasión tan Providencial nos ofrece el cielo para que de cara a la próxima Consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón María, todos y cada uno de los Obispos, en un GESTO de Sinodalidad con el Sumo Pontífice, hagan pública:
- Una personal y especial adhesión a ese acto del Papa.
- Convoquen a los fieles de sus diócesis a sumarse a esa Consagración en Comunión con toda la Iglesia, y preparen esa Consagración con Ayunos y Oraciones...
- Que exhorten a los Párrocos a hacer lo mismo en sus parroquias.
- Que una vez realizada la Consagración, se nos vuelva a Convocar para celebrar una Misa de Acción de Gracias por la Consagración realizada.

Personalmente ya he escrito a mi obispo el siguiente correo, que copio y pego por si fuera útil a alguien.
"Ave María Purísima.
Desde mi condición de fiel, quisiera hacer llegar a D. Francisco, nuestro padre y pastor, la súplica de que tenga a bien mostrar su mejor adhesión al Santo Padre Francisco, expresando públicamente su especial comunión con él para el acto de Consagración de Rusia y Ucrania al Sagrado Corazón de María; y convocándonos a la Iglesia en Navarra -en la mejor manera que entienda- tanto a una unión orante en los días previos, como a una jornada de acción de gracias en días posteriores.
Mi ruego, comprende también el deseo filial de verme representado por mi Pastor en esa especial comunión.
Asimismo, creo que es una Providente gracia celestial para el actual estado de la Iglesia convocada a Sínodo, realzar esa Sinodalidad expresando la Comunión con la Sede Apostólica.
Javier Melchor de Abajo Medina.
Pamplona, Navarra, España."

Muchas gracias, Santa Virgen María de Fátima. Ven por la Gloria y el Honor debidos a tu Hijo y a la Santísima Trinidad.
Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum...
17/03/22 11:23 AM
  
Jose
Pondremos en oración tal pregunta, pero así a bote pronto, se me ocurre que podemos empezar por reevangelizar a los de dentro.
17/03/22 11:24 AM
  
Rafa
La verdad es que entiendo muy poco de estas cosas, aunque de la Iglesia, en cuanto institución divina, algo me parece que sé. Y la Iglesia no es "democrática", es jerárquica. Y... ¡me resulta tan raro que la jerarquía no sepa lo que sucede!... Uf....
17/03/22 11:40 AM
  
Teofilo
Estimado padre Jorge, gracias por su invitación a participar. He leído por encima los dos documentos y se prestan a plantear mucha palabra, mucha reunión y poca oración, así paso a dejarle mi modesta aportación.

1. Más confesión, algunos sacerdotes no confiesan, ni hablan de la importancia de la confesión. Si no nos reconciliamos con Dios, mal vamos.

2. Adoración eucarística, yo estoy convencido que hay fieles que no creen en la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Tampoco se habla de esto a los fieles. Se necesita tiempo de Adoración, de visitar al Señor.

3. Catequesis de adultos. La formación cristiana de los fieles es muy pobre, por no decir nula en algunos casos.

4. Grupos de oración. Ya que los documentos del Sínodo tienen tantas ganas de reuniones , pues propongo la formación de grupos de oración, donde se rece el Santo Rosario, se haga oración de intercesión, lectura espiritual, etc.

5. Retiros o ejercicios espirituales. Conozco poquísimas parroquias donde se realizan retiros o ejercicios espirituales, sin embargo, conozco más parroquias donde se realizan otro tipo de actividades nada espirituales, pues eso, más meditación y menos otras cosas.

6. Incentivar la comunidad cristiana en las parroquias, ser centro de acogida, de intercambio y de ayuda entre los fieles. Las comunidades evangélicas crecen a costa de los católicos gracias a la vida comunitaria que tienen. Los católicos vamos a misa, termina esta, salimos corriendo y hasta el próximo domingo.

Gracias por su iniciativa y que Dios le bendiga.
17/03/22 11:44 AM
  
Fernando Cavanillas
Lo primero es que todos los que estamos bautizados válidamente somos parte del Cuerpo Místico de Cristo, ya que Iglesia sólo hay una. Se habla de "Iglesias particulares", pero es sólo una metáfora que confunde la parte con el todo. Estrictamente hablando sólo hay una Iglesia (la Católica con sede en Roma), y luego diferentes ritos y comunidades que son miembros de un único Cuerpo, que es LA IGLESIA CATÓLICA. Yo siento una gran alegría por ser parte de Su Maravilloso Cuerpo Místico, del que formo parte de manera objetiva gracias al bautismo y a los Sacramentos, y miro a TODOS los católicos del mundo (de cualquier rito ó comunidad) como hermanos en Cristo, y por lo tanto hijos también en Cristo de la Virgen María, Su Santísima Madre.

Los sínodos son reuniones CONSULTIVAS de una parte de los obispos (elegidos por el Papa) para ayudarle en determinados temas. Son Consultivas porque la Iglesia es una Monarquía desde su fundación hace 2.000 años, con Cristo como Rey y el Papa como Su vicario temporal en la tierra, con la misión de confirmar en la fe a todos y apacentar Sus ovejas. Los Obispos deben obedecer a Pedro, con la única excepción de una respetuosa (y valiente) corrección fraterna como hizo San Pablo con San Pedro, ó como hizo San Atanasio cuando incluso el Papa de su época simpatizó un tiempo con los herejes arrianos, muy tóxicos y desviados.

El depósito de la Fe no puede cambiar, y la misión de la Iglesia, del Papa abajo, es conservar y proclamar este depósito, con los Sacramentos y la Evangelización como ejes, con gran celo por la salvación de las almas, énfasis en los novísimos y teniendo en cuenta que la Iglesia es el ÚNICO camino de Salvación, como nos recuerda el Catecismo y la Doctrina milenaria.

El Concilio Vaticano II (y un Concilio es mucho más importante que un sínodo, porque en el Concilio se reúnen TODOS los obispos y en un sínodo sólo algunos) generó muchísimos textos, pero fue el Papa Pablo VI el que después de corregir y enmendar muchísimos de ellos, en pequeñas ó en grandes partes, los firmó de su puño y letra, siendo válidos y legítimos sólo después de su sanción papal y después de las muchas modificaciones que hizo en ellos. Si el Papa desestima totalmente un documento conciliar, se va a la papelera y ya está. Tengamos ésto muy en cuenta en cuanto a comprender la verdadera función que tienen los sínodos.

Tampoco debemos caer en una "papolatría", porque el Papa no es libre, sino que debe estar sujeto a las palabras de Cristo y a la Doctrina milenaria de la Iglesia, que no puede cambiar y que es eterna, en sus Dogmas, Magisterio definido, Escrituras y Tradición (con T mayúscula). El Papa es VICARIO de Cristo, no "sucesor" de Cristo. No tiene potestar para hacer lo que quiera al margen de Nuestro Señor y de lo que hicieron y definieron sus antecesores en el papado. Es sucesor de Pedro como vicario, apacentando las ovejas del Señor, que es quien gobierna sobrenaturalmente la Iglesia.

Cada Obispo en su diócesis es similar al Papa en la Iglesia (aún sometido a éste por ser vicario de Cristo), pero está igualmente limitado por la Doctrina Milenaria (lo que se ha aceptado siempre y en todos los lugares), el Magisterio Solemne (ex-cathedra), la Tradición (con T mayúscula) y las Sagradas Escrituras interpretadas correctamente como lo ha hecho la Iglesia en sus diferentes concilios y definiciones.

La Iglesia Sinodal es la que es valiente y mártir, y la que deja a cada Obispo un liderazgo más libre y ejecutivo en cuanto al celo por la salvación de las almas y el martirio por la Fe, pero sin separarse ni un milímetro de la Doctrina milenaria interpretada con total Ortodoxia, y supervisados por la paternal vigilancia y firme apoyo del Santo Padre.

Como dijo el Cardenal Sarah, ó Dios ó nada, y eso sólo lo podemos tener plenamente en la Iglesia Católica, con sus normas y su disciplina.
17/03/22 11:56 AM
  
Ramón
Suscribo todo lo dicho por Teofilo.
17/03/22 12:09 PM
  
Gustavo Yrazu
Voy a ser muy sincero. La “sinodalidad” debería ser un “ida y vuelta” de ideas y sugerencias entre todos los cristianos pero sobre todo, hacia abajo y hacia arriba desde y hacia la Jerarquía. Tiene muchos requisitos, entre otros, una adecuada formación de todos los participantes. Pienso que en un hospital o en una oficina técnica de una empresa, la “sinodalidad” es relativa porque un especialista en reumatología tiene que tener un tema muy concreto para darle sugerencias a un hematólogo o a un especialista en vías respiratorias. O por caso, hay un campo en que un enfermero puede dar sugerencias a un médico, pero es más bien restringido, a aquellos casos en que el médico no está en ciertos detalles. Dado el nivel de formación religiosa promedio (entre los cuales me incluyo), no creo que estemos en condiciones de dar demasiadas sugerencias a la Jerarquía. Eso me hace nacer una primera propuesta: refuercen la formación doctrinaria del laicado. Aprovechen los espacios en que los laicos están en las parroquias o instituciones religiosas para introducir capítulos de formación. Es la mejor manera de implementar la sinodalidad. Porque no puede haber sinodalidad si no sabemos doctrina cristiana.
Eso nos lleva a un punto previo: ¿cree la Jerarquía en la doctrina? O, puesto, de otra manera: ¿en qué doctrina cree la Jerarquía? Porque los ecos que nos llegan de muchos lados, indican que cada diócesis tiene versiones bastante diferentes de la doctrina. Eso no es sinodalidad sino confusión y escándalo. Por lo que la segunda sugerencia sería: “¡pónganse de acuerdo!”. Podemos tener matices, pero hay un tronco inmodificable, que, ahora, muchas veces está puesto en duda. Si eso no se aclara, la sinodalidad es el precursor de las iglesias nacionales del protestantismo. No anduvieron ni andan bien, ni son modelo para seguir.
Finalmente, una tercera sugerencia. No tomar los sínodos como medio para convalidar un menú de propuestas que está escrito antes de empezar el sínodo. Eso pasó con el Sínodo de la Familia. 2 años de trabajo sinodal y el documento final difícilmente se pueda conciliar con la corriente general demostrada en el Sínodo. Eso ocurre en la Iglesia y también en muchas instituciones de la sociedad civil. Oir muchas propuestas pero finalmente que el documento final no tenga nada que ver con esas propuestas. Eso condena a que la gente termine huyendo de la sinodalidad.
Colofón de un anciano de 70 años: no me corran más con los defectos de la Iglesia de antes del CVII. Era adolescente cuando empezó el Concilio y recuerdo perfectamente el ambiente que se vivía entre los católicos. Ojalá nos pareciéramos a la mitad de lo que eran los católicos de esos tiempos. Nos quejamos de la leyenda negra española. Pero hemos construido una leyenda negra de la Iglesia pre-conciliar, completamente errónea y falsa. Una demonización que nos ha costado el proceso de descristianización más agudo desde la Revolución Francesa. En lugar de tratar de imitar el “espíritu del Concilio” habría que hacer una revisión sincera y “sinodal” sobre qué errores no hay que volver a cometer o hay que corregir. Si no empezamos por un diagnóstico certero, difícil que le acertemos al tratamiento, no importa cuánta “sinodalidad” incorporemos. Dios salve a la Iglesia.
17/03/22 12:16 PM
  
Pantaleón
Desde mi punto de vista, creo que la pregunta no es la adecuada. La pregunta adecuada tendría que ser: ¿caminamos juntos?

En la mayoría de las parroquias católicas, en líneas generales y exceptuando distintos grupos parroquiales, la “vida parroquial” de la mayoría de los fieles se limita a coincidir en las misas dominicales. Luego no hay poca vida en común. Apenas hay trato, muchos no nos conocemos. Recuerdo la anécdota que nos contó un sacerdote: una persona inmigrante comenzó a vivir en España, se empezó a plantear la Fe cristiana y comenzó a acudir a misa dominical en una parroquia católica. Nunca le saludaron ni se interesaron por él. El “recién llegado” pasó completamente desapercibido. Terminó uniéndose a una iglesia protestante, porque entre ellos sí experimentó acogida y comunidad. Seguramente porque también encontró mayor fervor. Nos falta enamorarnos de Cristo. Sin ese Amor no amaremos ni nos interesaremos por los demás apropiadamente.

Y si caminamos, ¿hacia dónde lo hacemos? Para caminar juntos hay que recorrer un mismo camino, hay que tener un mismo destino. NO PODEMOS HABLAR DE CAMINAR SI NI SIQUIERA TENEMOS CLARA LA RUTA. ¿Cómo vamos a caminar juntos si no hay unidad de facto ni en Doctrina, ni en Moral, ni en vida sacramental, ni en Liturgia...? Hagan una encuesta entre los católicos más o menos practicantes sobre la finalidad de la Iglesia y de la encarnación y muerte de Cristo (no digamos ya una encuesta sobre el Catecismo). Unos dirán que la salvación y la redención del mundo, otros que “construir un mundo mejor”. Unos creen una cosa, otros otra y una gran parte simplemente no lo tiene claro, no se lo plantea y/o no se lo han enseñado. Viven la Fe a su aire, de forma mecánica o de oídas. ES IMPOSIBLE QUE CAMINEMOS JUNTOS SI CAMINAMOS HACIA SITIOS DISTINTOS.

Me rechina que nos pregunten qué pasos nos invita a dar el Espíritu Santo. ¿Presumen los organizadores del Sínodo que todos estamos iluminados por el Espíritu Santo? Yo, por mi parte, me considero indigno y falto de oración y santidad para afirmar tal cosa. Y a juzgar por las propuestas irreconciliables que se están suscitando en la Iglesia recientemente, en sínodos, universidades, medios y foros varios, diría que hay, por lo menos, algunos a los que Espíritu Santo no les puede estar iluminando. La contradicción no viene de Dios. Y si es en contradicción con su Palabra, menos aún.

La primera escucha a lo que nos suscita el Espíritu debe ser a través de la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia. Y en una vida sacramental y de oración constante y correcta (hagan otra encuesta en las parroquias sobre eso). Si ahí no hay unidad, todo lo que hagamos, compartamos y debatamos será estéril, superfluo y quizás dañino, porque nos confundirá y ofuscará aún más. La Iglesia de hoy no adolece por falta de sinodalidad o participación laical. Eso es una cuestión menor. Nuestro problema es eso que denunciaba el profeta Oseas: “Mi pueblo perece por falta de conocimiento” (Os 4, 6), falta de conocimiento sobre el Camino que tenemos que recorrer.

Ojalá este Sínodo sirva para resituar nuestras prioridades y volvamos a caminar juntos (ahora sí) hacia un mismo Norte.

Gracias por su labor, padre Jorge, y perdone mi longitud, pero el tema tiene miga. Un abrazo en Cristo.
17/03/22 12:22 PM
  
Jago
Como oveja le puedo decir al pastor, beeeee, beeeee, beeeeeeeeeee. Espero que lo tengan en cuenta.
17/03/22 12:56 PM
  
pedro de Madrid
El caminar juntos es una teoría, nadie se lo cree ¿qué ocurre con el clero cancelado?, no los dejan caminar juntos por no pensar lo eclesiásticamente (políticamente) correcto y nadar contracorriente, sin apartarse de las enseñanzas contenidas en las Sagradas Escrituras, que hoy se interpretan de modo diferente, como lo estamos observando. Recemos por los "cancelados".
17/03/22 1:03 PM
  
La perla de York
Suscribo todo lo que dice Teofilo. Y añado:
7_ Que el Arcipreste sea más visible y sea signo de unión entre las parroquias e iglesias que tiene a su cargo. Haciendo actividades en común e implicando a todos. P. Ej. Inaugurando el año litúrgico con una gran ceremonia y fiesta común explicando que se tiene programado ( cursos, coros, acción social,...) Y pidiendo voluntarios que se comprometan.
8- Que se haga un Cantoral litúrgico actualizado y se faciliten cursos de formación para lectores, cantores.
9- Que los sacerdotes se dejen ayudar, y 10- Que la Iglesia sea más clara en sus páginas web y en sus comunicaciones. Amonestando las posiciones políticas de los sacerdotes, religiosos y religiosas. ( Estoy pensando en las urnas independentistas en iglesias o en Montserrat, además de algunas voces)
Un saludo
17/03/22 1:21 PM
  
Roberto
¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en la propia Iglesia particular? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?”

A la primera pregunta: En la soledad. No existe unión en la fe. cada uno cree lo que quiere y el Pastor es prácticamente mudo. (Santiago de Chile)

A la segunda: A lo mismo de siempre. Anunciar el Kerigma. Esto es: que Cristo murió y Resucito por nuestros pecados. Un sólo bautismo, una sola fe , y todos en Cristo.
17/03/22 1:27 PM
  
Pampeano
"¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?". Lo ignoro totalmente. Pero si se formula la pregunta es porque en algún lugar hay información al respecto. He googleado y googleado y no encuentro en ningún lado, en forma electrónica o impresa, la obra "Novedades e invitaciones del Espíritu", escrita por Él mismo. ¿Me podría decir la editorial o en que medio se ha publicado?. Por otra parte he intentado caminar junto el Cardenal Marx y algunos de sus amigos y no hay caso, van para un lado y yo para otro totalmente opuesto. En definitiva y resumiendo un poco más seriamente, puro "blablaísmo" posmoderno intrascendente.
17/03/22 1:32 PM
  
JUAN BILLON LAA
Para caminar juntos lo primero y fundamental es saber a dónde vamos.
Caminamos hacia la Patria Celestial, y cualquier cosa que nos distraiga de ese objetivo nos desvía de nuestro camino.
Cualquier esfuerzo que no tenga por finalidad salvar almas es un esfuerzo baldío.
Y lo necesario para salvarse está contenido en la doctrina y tradición de la Santa Madre Iglesia.
Lo que pide a gritos el pueblo de Dios es que la Iglesia sea Madre y Maestra.
Para otros menesteres hay organizaciones mundanas de sobra.
17/03/22 1:33 PM
  
Javidaba
D. Jorge: Su mejor criterio puede no publicar esta sugerencia.

Sugerencia para quienes asusta, o no disponen de tiempo, para leerse el Documento preparatorio y el
Vademécum para el sínodo de la sinodalidad:
A partir de la página 34 del Vademecum, en "Diez núcleos temáticos para profundizar" aparece un cuestionario sobre 10 campos relacionados con el Sínodo, que ayudan a centrar la respuesta de cada quien quiera participar.
17/03/22 1:38 PM
  
Armando de Mar del Plata
SINODO IGLESIA CATÓLICA ARGENTINA
PROPUESTAS
A.C.Arruebarrena
.
👉Geriátrico sustentable propio
👉Sistema de salud propio
👉Plazo de ejecución: fin del Sínodo de la Sinodalidad
.
Sínodo de la ciudad de Mar Del Plata :
Mar del Plata tiene 148 años de vida y fue fundada por los laicos Católicos.
La Iglesia Católica de MDP :
Desde 1960: 7 Obispos propios.
.
👉Carece de un Sistema de Salud propio
👉Carece de un Geriátrico sustentable propio
.
Pueden los Obispos ser falibles ?
Interpretaron bien el orden de prioridades durante este siglo y medio ?
17/03/22 1:43 PM
  
Percival
No importa tanto caminar juntos o separados como saber hacia dónde vamos.
Y me temo que vamos en la dirección equivocada: esta consulta va a ser sólo para seguir dándole apoyo al desnorte doctrinal y pastoral, en que estamos consumiendo energías en ello. Y para maquillar todo con una sensación de participación, que encubrirá una remodelación teledirigida de la Iglesia para hacerla más liberal, más "anglicana" y más mundana.
Mi pregunta, entonces, es: ¿qué tiene todo esto que ver con Cristo?
17/03/22 1:52 PM
  
Sturmvogel
Gracias D. Jorge.

Al leer el documento preparatorio y el vademécum hay algunos puntos que chirrían ya de entrada. Veamos:

• “La acción evangelizadora y el mensaje de salvación, en efecto, no serían comprensibles sin la constante apertura de Jesús al interlocutor más amplio posible, que los Evangelios indican como la multitud, es decir el conjunto de personas que lo siguen a lo largo del camino, y a veces incluso van detrás de Él en la esperanza de un signo y de una palabra de salvación: he aquí el segundo actor de la escena de la Revelación.” (Punto #18)

Afirmar que la multitud forma parte de una supuesta trilogía Cristo-apóstoles-multitud es forzar el Evangelio. Cristo dialoga con individuos y los dirige a la conversión. No hay más que ver lo sucedido en el relato del sermón de la montaña: la multitud escucha atentamente las enseñanzas de Jesús, que lo hace con autoridad. No establece un diálogo con la multitud y por tanto la justificación bíblica esgrimida en dicho punto es a todas luces falsa.

• “Además existe otro actor “que se agrega”, el antagonista, que introduce en la escena la separación diabólica de los otros tres. Ante la desconcertante perspectiva de la cruz, hay discípulos que se alejan y gente que cambia de humor. La insidia que divide – y por lo tanto contrasta un camino común – se manifiesta indiferentemente en las formas del rigorismo religioso, de la intimación moral que se presenta más exigente que la de Jesús, y de la seducción de una sabiduría política mundana que pretende ser más eficaz que el discernimiento de espíritus.” (Punto #21)

Para quien ha redactado este punto, el antagonista no es el demonio sino el “rigorismo religioso” (un eufemismo para referirse al conservadurismo religioso). Se supone que un sínodo sería dialogar con todas las partes sin distinciones y sin embargo ya excluye al “rigorismo religioso”. Por tanto, se puede escuchar los disparates del feminismo radical (cuyo objetivo es destruir la Iglesia) pero no al “rigorismo religioso”. ¿Dónde esta la sinodalidad?

• “En este contexto, la sinodalidad representa el camino principal para la Iglesia, llamada a renovarse bajo la acción del Espíritu y gracias a la escucha de la Palabra. La capacidad de imaginar un futuro diverso para la Iglesia y para las instituciones a la altura de la misión recibida depende en gran parte de la decisión de comenzar a poner en práctica procesos de escucha, de diálogo y de discernimiento comunitario, en los que todos y cada uno puedan participar y contribuir” (Punto #9)

¿En qué razones se basa la afirmación de que la “la sinodalidad representa el camino principal para la Iglesia”? ¿En los sesgados puntos antes analizados? Por favor, presenten argumentos y no manipulaciones. No insulten la inteligencia de las personas, sean respetuosos. ¿Entonces los que sí pueden “soñar un fututo diverso” son los que proponen los desmanes del sínodo alemán?

• “…la consulta al Pueblo de Dios no implica que se asuman dentro de la Iglesia los dinamismos de la democracia radicados en el principio de la mayoría, porque en la base de la participación en cada proceso sinodal está la pasión compartida por la común misión de evangelización y no la representación de intereses en conflicto.” (Punto #14)

Bien, no es una dinámica democrática, pero ¿al final quien decide? No queda claro. ¿Y si una propuesta no es aceptada por la mayoría? Mejor, aclaren qué es el sínodo y no digan lo que no es.

• “Cada proceso sinodal, en el que los obispos son llamados a discernir lo que el Espíritu dice a la Iglesia no solos, sino escuchando al Pueblo de Dios, que «participa también de la función profética de Cristo» (LG, n. 12)” (Punto #14)

Este párrafo no aclara la dinámica de ejecución en una parroquia real, porque si hay 2 posturas contrapuestas ¿qué hacer?, si el cura los silencia entonces nos quejaríamos de que hay clericalismo y, en caso contrario, pues democracia.

En lo concerniente al vademécum sólo diré que parece un manual de dinámicas de grupo para una empresa.

Con las objeciones señaladas, se puede decir que el documento preparatorio del sínodo tiene importantes defectos aunque espero que a la hora de aplicarlo se subsanen dichos defectos. Y que no vengan ahora a esgrimir que quien critique este sínodo no cree en el Espíritu Santo. Dios derrama suficientes gracias para que los posibles problemas del sínodo, no sean tales. Como Dios nos ha dado el libre albedrío, no determina nuestra conducta. Si la libertad humana no es recta, entonces no se puede dar por hecho que el resultado final va a ser bueno.
17/03/22 2:39 PM
  
Pablo
Responderé sólo a: "¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?"

Si se me permite la osadía de interpretar lo que me invita el Espíritu Santo; creo que la invitación "Caminar juntos" no es que todos hagamos lo mismo, sino que cada uno haga y anuncie el evangelio desde su vocación.

Ejemplos: Vocación sacerdotal o matrimonial; vocación religiosa o laica; vida contemplativa o "activa", etc. En otras palabras, que los sacerdotes sean sacerdotes y no laicos, que los casados lo sean (y no adúlteros), que las mujeres imiten a la Virgen (y no pretendan ser sacerdotes), que los religiosos sean religiosos y no laicos, que los padres se comporten como tales y no como solteros sin hijos, que los bautizados se comporten como tales, etc.

Pues eso, ser auténticos en nuestra vocación y no meras copias fraudulentas de otras que no nos corresponden.

Opinión personal: que todos quieran poder hacer de todo me parece una locura (el hombre orquestra hace ruido y no sinfonía, no se puede nadar y guardar la ropa, estar en misa y repicando, etc).
17/03/22 2:51 PM
  
Vladimir
Se debe establecer, de manera obligatoria, en todos los Seminarios, el estudio de la DECLARACIÓN DOMINUS IESUS, SOBRE LA UNICIDAD Y LA UNIVERSALIDAD SALVÍFICA DE JESUCRISTO Y DE LA IGLESIA.
Nuestros futuros Pastores se deben convencer, firmemente, de todo lo que contiene este luminoso Documento, que hoy, a muchos les irrita tanto, como la luz a un ojo enfermo.
17/03/22 2:53 PM
  
María José
Pues yo, porque le aprecio mucho, pero créame que ni ganicas de contestar, y ya no le digo de leerme esos documentos...
Porque creo que es un error tremendo la convocatoria de dicho sínodo, y mi poca fe en él hace que piense que las respuestas al mismo están ya dadas, escritas y rubricadas.
Pero, aún con todo, suscribo todas y cada una de las propuestas de D Daniel Iglesias, el primero de todos los comentaristas.
Dios le guarde y le bendiga.
17/03/22 3:10 PM
  
Albert L
Sinceramente no creo en los sínodos. Son burocracia eclesial y maniobras de imagen pública lanzadas por una élite decrépita y corrupta.
17/03/22 3:19 PM
  
Federico
Humildemente y desde mi punto de vista, creo que lo primero es plantearnos si realmente caminamos juntos. Porque a día de hoy, creo que no sería honesto decir que la gente que mantiene la fe de toda la vida y los obispos alemanes, por poner un ejemplo, están caminando juntos realmente.
Volviendo a la pregunta, yo diría que no podemos caminar juntos a menos que compartamos la misma fe. No caminamos juntos porque nos caemos bien, como un club de amigos, sino que somos hermanos en Cristo porque creemos en lo mismo. Por tanto, creo que el Espíritu Santo quiere que, primero, compartamos todos la misma fe. Desde el lado de los obispos y sacerdotes, está claro que eso supone no predicar herejías y actuar contra quien lo haga, que ya es mucho en los tiempos que corren. Y desde el lado de los laicos, formarnos como corresponde y seguir sólo a pastores de recta doctrina, rechazando a los que nos quieren vender una fe distinta.
17/03/22 3:27 PM
  
Pep
Pues a mi lo de "caminar juntos", igual que los "acompañamientos", tienen sentido si es para ir a algún sitio. ¿Donde va la Iglesia? No se sabe.

También es curioso que nos pidan opinión a los fieles sobre cómo tiene que ser la Iglesia. Para eso están los obispos ¿no? Desde un punto de vista de liderazgo, para eso tienen la autoridad. Y desde un punto de vista material, para eso cobran el sueldo sus señorías. El que no quiera o no le guste que dimita, que a ninguno lo obligan...Yo quiero ser jefe, pero sin tener que mandar. Pues no oiga.

Y por último, esto de pedir opinión a los subordinados es siempre y en todas las organizaciones puro teatro. Si lo que dicen no gusta, "la pregunta no la hemos hecho correctamente" y papel a la basura. Y si gusta, "ya lo decía yo".

En fin, que el sinodo de la sinodalidad se está sinodalizando...
17/03/22 3:33 PM
  
Daniel
El caminar juntos significa estar ligados entre sí. Estar en común-unión.
En la Iglesia de Jesucristo eso significa estar unidos cada uno y en Comunidad con Jesús.
¿Puedo estar unido a Jesús y no escuchar su Palabra?
¿Puedo estar unido a Jesús y descuidar los medios, los misterios, los Sacramentos que el nos dejó para estar unidos a Él.?
¿Puedo estar unido a Jesús y no importarme sus mandamientos?
El caminar juntos es un Volver a Dios, de cada uno y en Comunidad.
Más que nunca, hoy el mundo se nos ha metido en nuestras vidas, en nuestro espíritu, en nuestros pensamientos y solos nos perdemos. Por eso hay que volver a Jesús, que no es otra cosa que volver a su Iglesia, con todo lo que lleva esto.
Para ello debemos reconocer que somos un Pueblo que camina, desterrado, en un valle de lágrimas y que solo nos impulsa el deseo, la Esperanza de llegar a esa ciudad del Cielo que Jesús nos prometió y en el camino ayudar a otros a que también se asocien a esta empresa de frutos eternos.
Volver a valorar la liturgia, la catequesis, y que ellas basen nuestra vida cotidiana. No el diario, las redes, la opinión pública, sino la Voluntad de Dios en nuestras vidas.
Ser así como guías para otros en donde mostramos con la palabra y la vida el Amor de Dios a todos. Ser instrumentos de reconciliación para con Dios, con el Hombre, con la Creación.
Sin lugar a dudas una Iglesia que camina así es una Iglesia alegre, fecunda, cargando la cruz de cada día y sabiendo que solo la Gracia de Dios, la Gracia del sacrificio de Jesús nos da el triunfo, si nos adherimos a Él.
Esta Iglesia es un Pueblo orante, suplicante, que sabe que el Pecado nos ha alejado de Dios, pero por otro lado sabe que el Señor, nuestro Dios, no nos abandona a nuestra suerte. Es más nuestros dolores y sufrimientos nos ayudan a estar más cerca de Dios, a desear cada día más su Ternura, su Amor, su Poder.
Volvamos a Dios.
Amén
17/03/22 3:49 PM
  
Teofilo
Desearía añadir a mi anterior comentario lo siguiente. El fin último del cristiano es la salvación de su alma y, en la medida de lo posible, la de su prójimo , para ello tiene que desear ser santo, y así es como se construye la Iglesia, empezando por uno mismo. Sin embargo, me da la sensación, que los resultados que se quieren obtener de este Sínodo es que vamos todos juntos, pero no sabemos donde.
17/03/22 3:50 PM
  
Miguel
" Una Iglesia sinodal, que anuncia el Evangelio, “caminan juntos”. ¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en la propia Iglesia particular? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?” "

No se contestar a la pregunta.
Me supera.
Será porque no fui a la facultad de teología.

Propongo lo que hicieron siempre los fieles normales hasta el CV II :

Rezar el rosario, ir a Misa, saberse pecador y confesarse con frecuencia, amar al prójimo y estar abierto a sus necesidades, tener ganas de ir al cielo, perdonar las ofensas, prepararse para una santa muerte, y de esa manera evangelizarás a la sociedad.

Y los que tengan cualidades superiores harán cosas más importantes.

Pero en mi opinión el fiel corriente y moliente con hacer lo expuesto antes es más que suficiente.



17/03/22 4:07 PM
  
Sancho
Pues, sintetizando, aunque ese sea el trabajo de los pastores sinodales, el Espíritu del mundo nos invita a crecer en nuestro "caminar juntos", y revueltos, expurgando del Evangelio todo aquello que lo impida; también expurgando de la Iglesia a todo clérigo, religioso, seminarista o laico que no esté en esa comunión pedestre.

PS. Corrija el primer párrafo.
17/03/22 4:08 PM
  
C.V.
El que se anime puede publicar también su comentario en la web de San José de la Sierra, para que quede constancia.
17/03/22 4:30 PM
  
Fulgencio
¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en la propia Iglesia particular?
Respuesta: ¿Qué es caminar juntos? ¿Caminar para qué? Si caminamos juntos para llegar al cielo, me apunto. Pero si caminamos juntos para dar vueltas que conmigo no cuenten.

¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?”
Respuesta: El Espíritu Santo que es el mismo ayer y hoy nos invita a lo mismo que invitó a los apóstoles: anunciar que Cristo es el Salvador del mundo. Esta afirmación da por hecho que el mundo está perdido sin Cristo. Afirmar y confirmar que no hay otro Salvador. Todo lo que sea salirse de esto es idolatría, pecado abominable donde los haya. Por lo tanto, el Espíritu Santo nos invita a no hacer componendas buscando la aprobación del mundo: Cristo es Salvador y la Iglesia, que es una santa católica y apostólica, tiene la misión de anunciar al Salvador y denunciar el pecado que lleva a la destrucción de la obra salvadora de Dios.
17/03/22 4:33 PM
  
Francisco de México
Intenté leer los documentos de consulta.... grandes deben haber sido mis pecados para tamaña penitencia.

Creo que discutirlos nos llevaría dos o tres siglos, ejemplos millones, pero uno casi al azar.

"• El diálogo nos lleva a la novedad: Debemos estar dispuestos a cambiar nuestras opiniones a partir de lo que hemos escuchado de los demás."

¿Y desde cuando la novedad es intrínsecamente buena? Bueno, para novedades sugiero que el sínodo sea discutido en latín, no es la primera vez que lo sugiero.... ¿eso de escuchar a todos implica también a los católicos, o solo a los herejes?.

17/03/22 4:44 PM
  
Jose Antonio
¿Alguien puede explicar que es la sinodalidad?
¿Es un argentinismo?
Si deriva de la palabra sínodo....la expresion "Precisamente
el camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del
tercer milenio" me resulta incomprensible.
17/03/22 5:44 PM
  
Faustino
Que venga el párroco a comer a casa. Hace más de 50 años que ya no vienen. Mejor con sotana, por los niños. Así se van ya enterando de las renuncias al mundo (No las de la buena mesa, se comía muy bien aquel día)
17/03/22 5:46 PM
  
Julian
La primera parte de la pregunta es tremendamente endiablada que no se entiende... porque nadie sabe adonde va ese caminar, y si se supone que ese caminar es hacia Dios, entonces pareciera que por cada paso que avanzamos nos desviamos dos. En cuanto a la segunda pregunta, yo creo que más que un paso, lo que nos pide el Espíritu es que nos pongamos todos en la misma ruta... porque el Evangelio que tengo en mi mente para anunciar no es el mismo evangelio del cardenal Marx, ni del 80% de los teólogos del mundo, ni de la Lucia Caram, ni el de Masiá, ni el de RD, ni el del arzobispo de Lima, ni el de los jesuitas; así que creo que antes de pensar en salir de paseo deberíamos tener bien definido hacia donde y por donde. Propongo que al inicio del sínodo todos sus participantes (obispos, sacerdotes, religiosas, teólogos, etc.) hagan una solemne confesión de la fe católica a modo de juramento para tratar de no dejar lugar alguno a los herejes y sus herejías. Y para ser más conciliares que nadie podría utilizarse el Credo del Pueblo de Dios, junto con el Credo de San Atanasio (sobretodo por aquello de "Esta es la fe católica, quien no la crea fiel y firmemente, no podrá salvarse. Amén").
17/03/22 5:55 PM
  
maru
Caminar juntos, hacia dónde? Hacia una iglesia modernizada, acomodada al mundo?, Con los planteamientos de la Conf. Episc. Alemana? o caminar juntos en la Iglesia Católica, fundada por Jesucristo, con su Tradición y Magisterio?, Me apunto a este último camino, a los otros dos, rotundamente, NO .
17/03/22 6:01 PM
  
Almudena1
Leeré los dos documentos porque eso lleva su tiempo.
Pero así, solo al ver la pregunta, la respuesta me viene dada.
¿Para caminar juntos? Un solo pastor. Doctrina, Tradición y Magisterio y un pastor que vele por defenderlos del Mundo, el demonio y la carne.
No somos protestantes, cada obispo, cada diócesis, cada sacerdote o cada laico no puede ir por donde quiera, eso es lo que está pasando y ya vemos los resultados.
Volved al Amor primero, eso es lo que pediría.
17/03/22 6:15 PM
  
Ideantioquia
Imposible leer los documentos propuestos. Dos ideas: Cambian los tiempos, pero la naturaleza del hombre es la misma (vean las lecturas de la misa de hoy 17 de marzo). Y dos: si lo anterior es cierto: esa naturaleza del hombre necesita lo mismo que han empleado los santos que nos han precedido...
No puedo excederme en tiempo. Santos son aquellos que en las persecuciones al Cristianismo de ayer y de hoy no reniegan de la fe y morían y mueren cruelmente y perdonando... Urgente: (1) Culto a Dios; enseñar a amar a María; conocer la vida de los santos. (2) Enseñar la doctrina cristiana; conocer la Historia de la Iglesia; fundamentar la fe para dar razón de la misma. (3) Darse a los hermanos. Epílogo: Recordar a cada obispo que es el "cerebro y el corazón" del Cristianismo en su diócesis. A cada sacerdote: si sirve a la Iglesia, es imprescindible; si vive de la Iglesia, que lo deje. A cada bautizado: "has sido redimido con la sangre de Cristo", déjate de miserias y circunstancias.
17/03/22 6:41 PM
  
Manuel d
Don Jorge,
Mi contribución sobre lo que significa caminar juntos: supone sentirnos acompañados los fieles, incluidos vosotros los sacerdotes; supone compartir nuestros dones, no solo materiales sino también espirituales; supone dar la cara ante los dictados del mundo, con las armas de la fe, sin complejos y con la tranquilidad de la fe; supone ofrecer alternativas ante el mundo, utilizando para ello la sabiduría bimilenaria de la iglesia, sin ánimo de imponer nada, con espíritu constructivo; supone crear foros comunitarios de comunicación, para compartir vivencias entre los fieles; y supone dar la debida relevancia a las verdades reveladas, como puntos esenciales de nuestra actuación.
No soy teólogo don Jorge. Le doy las gracias por darme la oportunidad de expresar mo modo de ver las cosas..
Que San Patricio le bendiga. Le rezo su Ave María
17/03/22 8:16 PM
  
claudio
Estimado Padre, caminar por caminar, juntos o separados, sirve únicamente para hacer ejercicios físicos.
El tema es cuál es el destino en el caminar, para qué caminar juntos, cuál es la meta a la cual llegar.
San Pablo lo dice clarito "he peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe", el de Tarso caminó por todos lados, corrió, lo pararon, entendió y siguió caminando y corriendo, se animó a presentar al Resucitado en Atenas y lo corrieron "Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez. Y así Pablo salió de en medio de ellos".
Para ese caminar no hace falta nada más que lo que ya tenemos, Dios, las Escrituras, Los Sacramentos, la Liturgia, la salvación, no le agregará nada un sínodo ya que la Iglesia custodia una verdad de la que no puede disponer, antes de "caminar" debemos elegir una actitud ante Cristo:
Del santo Evangelio según san Lucas 10, 38-42
Yendo ellos de camino, entró en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude». Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada».
17/03/22 8:32 PM
  
África Marteache
Yo leeré los documentos cuando me entere que los Obispos Zhan Weizhu, Guo Xijin, Jia Zhiguo, Cui Tai y Shao Zhumin los han leído, lo digo porque habitualmente suelo caminar con ellos. Si el Partido Comunista no deja que los lean y participen de la sinodalidad del sínodo me quedo con ellos.
17/03/22 8:44 PM
  
Pampeano
La verborragia de este tipo de documentos se contrapone al mandato evangélico del "si-si / no-no". El "si si, no no" no requiere de mayores interpretaciones, tanto para el que pregunta como para el que responde y es difícil sacarlo de contexto. Este pleonasmo, muy expresivo pero sin sentido (salvo el que cada lector le quiera dar), conduce a respuestas igual de extensas por la imposibilidad de precisar el qué, el porqué, el para qué y el cómo de lo que se pregunta, y posibilita que el interesado saque las conclusiones que le plazcan. No es serio todo esto y, reitero, antievangélico como impropio del pastor.
17/03/22 8:53 PM
  
PdB
Creo que es fácil responder a la segunda pregunta si miramos las apariciones de Ntra. Sra. Oración, penitencia, poner a Jesús Eucaristía en el centro de nuestras vidas.

A los laicos nos llama a buscar ser santos. A los sacerdotes, además, a proclamar la necesidad de conversion y de no ser del mundo aunque vivamos en el mundo. Difícilmente el Pueblo de Dios pondrá a Dios en el centro de sus vidas y encima de todas las cosas si los pastores no proclaman con firmeza que no hay camino, ni verdad ni vida fuera de Nuestro Salvador

17/03/22 9:01 PM
  
Pep
Viendo las respuestas, llegó a la conclusión de que D. Jorge nos ha hecho una pregunta trampa.¿A que sí?
Porque la respuesta es que no son preguntas para los fieles. ¿A que no?

Debí haberlo sospechado por ese "respondan, por favor" del título.
17/03/22 10:13 PM
  
PEPE
Padre Jorge; después de leer así, a salto de mata, el vademécum de la sinodalidad, pensaba no participar, pero por Vd. decido mandarle lo que yo pienso.
Si de verdad la Iglesia quiere mejorar, lo tiene muy fácil, con volver a la FE de antes del C.V.ll, seguir los Mandamientos de la ley de Dios, no destruir lo que construyeron papas anteriores y alejarse de herejías en que se ha metido, lo tiene solucionado.
Instituciones como las políticas, cuando no saben solucionar los problemas, crean comisiones de investigación, la Iglesia no lo necesita, tiene doctores que basándose en la FE y la oración pueden volver al camino correcto, el que marcó Jesús.
Que la Virgen Maria Madre dé la Iglesia y San José su patrón los guíe.
17/03/22 10:37 PM
  
Marta de Jesús
Por lo que he podido leer, estaría en sintonía con Teófilo, por ejemplo. En general con los apuntan que lo importante, antes de caminar juntos, es saber bien hacia donde. Si no es hacia Cristo y de ahí al Cielo, tiempo perdido.

Interesante también lo de ayudar a los sacerdotes, invitarles a comer, ayudarles en su posible soledad. Hacer comunidad a tiempo completo, no a ratitos.

Ofrecer la Salvación. Seremos examinados en el Amor. En el de verdad. No lo que se vende hoy día como amor. El que lleva al Cielo.
17/03/22 10:40 PM
  
África Marteache
Pampeano: Tú, como siempre, dando muestras de clarividencia. ¿No dijiste que eres de Santiago del Estero? Puedes debes ser el más listo de la provincia y parte del extranjero.
17/03/22 11:06 PM
  
Miguel José
Caminar unidos en la misma Fe. Un asunto que hemos dejado que se hunda en los últimos años es la educación católica. En muchísimos colegios católicos no se enseña de verdad la auténtica Fe, sino sucedáneos que yo diría que suponen una vacuna contra la Fe, que hacen más mal que bien. Y es una pena. Un niño que todavía no está maleado es un campo fertilísimo donde plantar la semilla de la Fe. Si arreglamos los colegios habremos ganado mucho. Creo que merece la pena dedicar un gran esfuerzo a ello.
18/03/22 12:18 AM
  
Lucía Victoria
“Una Iglesia sinodal, que anuncia el Evangelio, “caminan juntos”. ¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en la propia Iglesia particular?”

Caminar juntos debe significar avanzar todos en una única y misma dirección. Unos más rápidos, otros más lentos, otros arrastrándose, pero siempre ayudando a levantarse a los que tropiezan, se caen o se extravían. No dejando a nadie atrás: "que no se pierda ni uno solo de estos pequeños" (Mt. 18, 14).

*******

“¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos?”:

1.- El primer paso, ser conscientes y proclamar que Cristo es el único Camino. Y por eso, debemos cerciorarnos de que caminamos con Cristo, por Él y en Él: "que todos seamos uno en Cristo Jesús" (Gálatas 3, 28).

2.- El segundo consiste en avanzar con la ayuda y la gracia del Espíritu Santo. Un avanzar que no se refiere a "cambiar" o adaptar el magisterio y la doctrina de la Santa Madre Iglesia a las modas y los ritmos del mundo, sino que más bien significa "crecer en edad y sabiduría" y "dar fruto en abundancia" durante todo el trayecto: "que Dios les haga conocer perfectamente su voluntad, y les dé con abundancia la sabiduría y el sentido de las cosas espirituales. Así podrán comportarse de una manera digna del Señor, agradándolo en todo, fructificando en toda clase de obras buenas y progresando en el conocimiento de Dios"(Col. 1, 9-10).

3.- El tercer paso exige detenernos en cada cruce de caminos (las intersecciones) y señalar a todos cuantos allí nos encontremos cuál es el verdadero camino de regreso hacia la Casa del Padre, invitándoles a compartir trayecto hasta llegar a la celebración del banquete al que todos hemos sido invitados: Pero "para esto, es necesario que permanezcáis firmes y bien fundados en la fe, sin apartarse de la esperanza transmitida por la Buena Noticia que habéis oído y que fue predicada a todas las criaturas que están bajo el cielo" (Col. 1, 23), de modo que, "fortalecidos plenamente con el poder de su gloria, adquirirán una verdadera firmeza y constancia de ánimo, y darán gracias con alegría al Padre, que nos ha hecho dignos de participar de la herencia luminosa de los santos" (Col. 1, 11).
18/03/22 1:08 AM
  
Javidaba
C U E S T I O N A R I O
Declaración previa.
Observo que no se mantienen en este campo de comentario, los diferentes tipos de letra que usé para diferenciar las preguntas del Vademecum de mis respuestas.
Intenté formarme en sinodalidad bajándome de vatican.va “Episcopalis conmunio” uno de cuyos enlaces me llevó a -copio y pego- PROFESIÓN DE FE EN LOS CASOS EN QUE LO PRESCRIBE EL DERECHO EN LUGAR DE LA FÓRMULA TRIDENTINA Y DEL JURAMENTO ANTIMODERNISTA (17 de julio de 1967) a la luz de CDC Libro III Título V can. 833 que obliga a prestar juramento "1. ante el presidente o su delegado todos los que toman parte, con voto deliberativo o consultivo, en un Concilio Ecuménico o particular, sínodo de Obispos y sínodo diocesano; y el presidente ante el Concilio o sínodo;".
Si mi participación pudiera considerarse como consultiva, estoy dispuesto a prestar y presentar el Juramento donde y cuando se me requiera; y del mismo modo, bajo ese Juramento que hago en privado, expongo lo que se leerá en los X puntos del Cuestionario.
Javier Melchor de Abajo Medina. 69 años.
Pamplona, Navarra, España.
I
Vademecum:
En la Iglesia y en la sociedad estamos en el mismo camino uno al lado del otro. En la propia Iglesia local, ¿quiénes son los que “caminan juntos”? Cuando decimos “nuestra Iglesia”, ¿quiénes forman parte de ella? ¿Quién nos pide caminar juntos? ¿Quiénes son los compañeros de viaje, considerando también los que están fuera del perímetro eclesial? ¿Qué personas o grupos son dejados al margen, expresamente o de hecho?
R e s p u e s t a :
Nuestra Iglesia, inserta en el mundo a predicar, bautizar y celebrar.
Formada "actualmente" por bautizados. En Esperanza, por no bautizados llamados a ser evangelizados y acoger la Redención. (ut omnes unum sint).
Cristo exige caminar juntos. Él, Camino, Verdad y Vida, acompaña. En comunión con Él, la Comunidad eclesial, abierta "católicamente".
Quedan fuera:
- quienes en uso de su libertad, salieron o permanecen indiferentes.
- quienes han recibido malos testimonios o pésima o insuficiente doctrina.
- quienes por ignorancia insalvable no conocen la Fe.
Todos ellos entran en la obra de Cristo: "los pobres son evangelizados".
II
Vademecum:
La escucha es el primer paso, pero exige tener una mente y un corazón abiertos, sin prejuicios. ¿Hacia quiénes se encuentra “en deuda de escucha” nuestra Iglesia particular? ¿Cómo son escuchados los laicos, en particular los jóvenes y las mujeres? ¿Cómo integramos las aportaciones de consagradas y consagrados? ¿Qué espacio tiene la voz de las minorías, de los descartados y de los excluidos? ¿Logramos identificar prejuicios y estereotipos que obstaculizan nuestra escucha? ¿Cómo escuchamos el contexto social y cultural en el que vivimos?
¿Deuda de escucha?. Primeramente con el Santísimo Sacramento. (mea culpa)
¿Deuda de escucha en nuestra Iglesia?: A lo que dice de verdad el Vaticano II.
Menos "escucha" al "espíritu del Concilio", que así nos va y peor le va a ir a mis nietos si no se pone remedio firme.
¿Escucha a la Tradición?, ¿a las tradiciones válidas?
¿Se celebran todas las Misas "a la escucha" de lo que dicta la Instrucción General del Misal Romano?
III
Vademecum:
Todos están invitados a hablar con valentía y parresía, es decir, integrando libertad, verdad y caridad. ¿Cómo promovemos dentro de la comunidad y de sus organismos un estilo de comunicación libre y auténtica, sin dobleces y oportunismos? ¿Y ante la sociedad de la cual formamos parte? ¿Cuándo y cómo logramos decir lo que realmente tenemos en el corazón? ¿Cómo funciona la relación con el sistema de los medios de comunicación (no solo los medios católicos)? ¿Quién habla en nombre de la comunidad cristiana y cómo es elegido?
R e s p u e s t a :
El contexto social en que estamos, es el entregado al Enemigo por el "papanateo" de ¿escuchar? y "aggiornarnos" buenísticamente. Flagrante traición a quienes nos legaron una sociedad con defectos, sí, pero con matrimonio indisoluble, con familias numerosas, con seminarios y noviciados repletos, etc. "hechos históricos" que nuestra cristianidad castrada (no militante) ha entregado con irenismo acomodaticio e insocial (falto de Caridad) permitiendo familias rotas, poligamia-poliandria "por entregas", el crimen social del aborto, la FALTA DE SACERDOTES, y toda la secuela de males.
Las preguntas del texto, están transidas de complejo de inferioridad y contagio de facundia del Mundo: "estilo de comunicación", "sociedad de la cual formamos parte" "relación con el sistema de los medios de comunicación".
Del enemigo el consejo. ¿Qué hace el Enemigo sino continuar sin "aggiornarse" hacia su principal objetivo: ¡las almas!?
Menos "palabreo". Ya tenemos la Palabra.
Me alegra ver en su texto las palabras "valentía" y sobre todo "parresía", que remite y recuerda la actitud de los primeros cristianos (paganos convertidos) que en su misma sociedad, vivieron la Caridad debida a Dios y a sus prójimos conciudadanos. Ellos también iban "a por las almas".
Santa María de la Escucha: Ora pro nobis.
IV
Vademecum:
“Caminar juntos” solo es posible sobre la base de la escucha comunitaria de la Palabra y de la celebración de la Eucaristía. ¿Cómo inspiran y orientan efectivamente nuestro “caminar juntos” la oración y la celebración litúrgica? ¿Cómo inspiran las decisiones más importantes? ¿Cómo promovemos la participación activa de todos los fieles en la liturgia y en el ejercicio de la función de santificación? ¿Qué espacio se da al ejercicio de los ministerios del lectorado y del acolitado?
R e s p u e s t a :
Si la "escucha comunitaria de la Palabra y la celebración de la Eucaristía" no forma a los asistentes en la Sacralidad debida al Misterio que Realmente sucede, banalizamos la celebración con "misas divertidas" o conceptos de este estilo.
La Misa es para Dios, que, benevolente, nos admite a adorarlo, y a través de la Iglesia, dicta la manera en que quiere, debe y puede ser adorado.
Esto viene ordenado en Sacrosantum Concilium y la Instrucción General del Misal Romano.
Una Misa, cada Misa, debiera sobrecoger como a Moisés la frase "descálzate porque el lugar que pisas es santo", y hoy el Presbiterio puede invadirse incluso en chandal y camiseta de tirantes, los signos, pausas, silencios, y gestos prescritos frecuentemente obviados o "predicados" incluso como "ritos" con sentido despectivo. En vez de formársenos en Liturgia, se producen "liturgias creativas de iniciativa privada y variada", cuando quién más y mejor sabe de Liturgia, es el Liturgo por excelencia, Nuestro Señor.
Predíquese más y profundamente sobre la Santa Misa. Predíquese sobre la participación de Dios en el rito, (en precisión, la participación es nuestra, de Él la iniciativa y Su Presencia). Gn. 15.9 y ss. es muy sugerente.
V
Vademecum:
La sinodalidad está al servicio de la misión de la Iglesia, en la que todos sus miembros están llamados a participar. Dado que todos somos discípulos misioneros, ¿en qué modo se convoca a cada bautizado para ser protagonista de la misión? ¿Cómo sostiene la comunidad a sus propios miembros empeñados en un servicio en la sociedad (en el compromiso social y político, en la investigación científica y en la enseñanza, en la promoción de la justicia social, en la tutela de los derechos humanos y en el cuidado de la Casa común, etc.)? ¿Cómo los ayuda a vivir estos empeños desde una perspectiva misionera? ¿Cómo se realiza el discernimiento sobre las opciones que se refieren a la misión y a quien participa en ella? ¿Cómo se han integrado y adaptado las diversas tradiciones en materia de estilo sinodal, que constituyen el patrimonio de muchas Iglesias, en particular las orientales, en vista de un eficaz testimonio cristiano? ¿Cómo funciona la colaboración en los territorios donde están presentes diferentes Iglesias "sui iuris" diversas?
R e s p u e s t a :
Punto del cuestionario flojo, generalidades imprecisas:
- Dos milenios de Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica... ¿En “sinodalidad” o sin sinodalidad?. Las tensiones Iglesias jerárquica y carismática (S. Francisco, Ignacio de Loyola, S. Josémaría) se solucionaron “en sinodalidad”. ¿O no?
- ...¿… protagonista de la misión?, ¿yo?, en todo caso actor secundario.
- “… servicio en la sociedad …” La Historia está llena de “hechos” que muestran la Cristiandad fundada a la luz del Evangelio. Pecadora, pero perfectible en sus Universidades, Enseñanza, justicia social (gremios, cofradías) derechos humanos reconocidos por la Monarquía hispana en sus territorios, hospitales, monogamia, familia, cabildos y ayuntamientos, la propiedad, cooperativas, montepíos, sentido de comunidad y solidaridad… mejorable todo como obra humana, pero al fondo el reinado social de Cristo; pecando a diario, pero con la idea de que somos peregrinos en esta tierra, y recordando caritativamente al Poder político y a los poderosos de la sociedad, que están llamados a cooperar caritativamente a la salvación de las almas. Llevamos 60 años tirando eso por la ventana, y así lo agradecen los poderosos, y así nos va a la Iglesia.
- en “el cuidado de la Casa común”, espero se refieran al cuidado de la Iglesia, no a la Ecolatría propugnada en la Carta de la tierra que va dando frutos pachamámicos ¿a qué se refieren uds.?
VI
Vademecum:
El diálogo es un camino de perseverancia, que comprende también silencios y sufrimientos, pero que es capaz de recoger la experiencia de las personas y de los pueblos. ¿Cuáles son los lugares y las modalidades de diálogo dentro de nuestra Iglesia particular? ¿Cómo se afrontan las divergencias de visiones, los conflictos y las dificultades? ¿Cómo promovemos la colaboración con las diócesis vecinas, con y entre las comunidades religiosas presentes en el territorio, con y entre las asociaciones y movimientos laicales, etc.? ¿Qué experiencias de diálogo y de tarea compartida llevamos adelante con los creyentes de otras religiones y con los que no creen? ¿Cómo dialoga la Iglesia y cómo aprende de otras instancias de la sociedad: el mundo de la política, de la economía, de la cultura, de la sociedad civil, de los pobres…?
La frase del comienzo tiene miga… ¡ojo al diálogo, con diálogo comenzó Eva a dejarse engañar con “verdades” de la serpiente!
Diálogo sí. Como los primeros cristianos de la primitiva Iglesia, afirmados previamente en Verdad y Caridad.
Diálogo estilo San Pablo. Los últimos cincuenta años, muestran que “diálogos” con “visiones divergentes” destruyeron familia, demografía y un etcétera en que destacar el fracaso de los Seminarios y noviciados con que vibraban decenas de miles de familias por el hijo, nieto, amigo... aspirante. ¿Y hoy?… ¿“por sus frutos los conoceréis”?
Veamos la Historia: Durante siglos, en cada pueblo, el sacerdote además de las funciones de su Ministerio Sagrado, cumplió diariamente otra serie de funciones sociales impresionantes y minusvaloradas por desconocidas: ¿No ha sido ese un estilo de diálogo perseverante y conviviente en tiempo y lugar?. Diálogo plasmado en “hechos”.
Resumo mi experiencia con personas de otros credos o increyentes, “católico ignorante seguro protestante, ateo, o gnóstico nueva era”. La mayor parte bautizados católicos estudiantes en nuestros colegios. Hay mucha fofez predicada y enseñada. Campos sin predicar llenados por otros “predicadores” p.e. no predicamos de ángeles, y tenemos los “ángeles guays” de la new age. No se predicó de la Santísima Trinidad, y ahora cualquier dios es válido...
VII
Vademecum:
El diálogo entre los cristianos de diversas confesiones, unidos por un solo Bautismo, tiene un puesto particular en el camino sinodal. ¿Qué relaciones mantenemos con los hermanos y las hermanas de las otras confesiones cristianas? ¿A qué ámbitos se refieren? ¿Qué frutos hemos obtenido de este “caminar juntos”? ¿Cuáles son las dificultades?
R e s p u e s t a :
Mi experiencia, mínima, con otros cristianos es en foros cibernéticos.
Me ayuda a afirmarme en la Fe de la Iglesia.
“Sola fides” en “sola scriptura” es hemiplejia: Dios propone al intelecto un acto de Fe en Su Revelación bíblica. Mas el ser humano es también carnalidad. ¿Ésta coopera al acto de Fe?… Dios, congruente, otorga en la “materia” sacramental el refuerzo cooperativo. Sacramentum ¡fidei!, es la Eucaristía. A los ángeles bastó el “¡¿Quién como Dios?!” de su Fe. Los humanos, espíritu y materia, necesitamos la Fe con Sacramentos.
“Sola scriptura”, y el judaísmo declaró al Hijo de Dios, blasfemo y reo de muerte. Satanás es pionero libreintérprete de la Palabra de Dios, “interpretando” para Eva que serían como dioses.
Principales dificultades:
- Gestos como Pachamama en Vaticano, refuerzan su idea de “católico=idólatra”.
- Carencias o falacias en Historia y Padres de la Iglesia Primitiva.
- Ignorancia del filojudaísmo en Lutero sacando del canon los deuterocanónicos.
- No prestan atención a argumentos propuestos. Los eluden, insistiendo en sus “tics” e insultos.
¿Ecumenismo?, sin concesiones doctrinales. Ejemplar respuesta de Benedicto XV a la propuesta de que la Iglesia entrara en el ecumenismo propuesto por los protestantes.
VIII
Vademecum:
Una Iglesia sinodal es una Iglesia participativa y corresponsable. ¿Cómo se identifican los objetivos que deben alcanzarse, el camino para lograrlos y los pasos que hay que dar? ¿Cómo se ejerce la autoridad dentro de nuestra Iglesia particular? ¿Cuáles son las modalidades de trabajo en equipo y de corresponsabilidad? ¿Cómo se promueven los ministerios laicales y la asunción de responsabilidad por parte de los fieles? ¿Cómo funcionan los organismos de sinodalidad a nivel de la Iglesia particular? ¿Son una experiencia fecunda?
R e s p u e s t a :
En este punto, me veo en situación de decir y pedir: Obispo y doctores tiene la Iglesia para, con mejor criterio, saber, organizar y administrar. Desconozco mucho sobre los temas aquí señalados.
Sí sé lo que han sido “consensos” ¿sinodalicios? de la C.E.E. que creo… desafortunados:
- Años 80 y 2000. CONCAPA estuvo a punto de cargarse las Leyes de Educación ESO y LOGSE. En ambas ocasiones, la CEE, intervino para que los Colegios católicos se “descolgaran” del apoyo a los padres. ¿Así reacciona la autoridad de la Iglesia cuando los laicos católicos intervienen en política?, ¿empuja a sus fieles a intervenir y los abandona a la patas de los caballos?...
- ¿Fue “sinodaleo consensuado” que desaparecieran de toda España los comulgatorios?. ¿Dice eso el C.V. II?, ¿Memoriale Domini? Y ya que ha salido Memoriale Domini, ¿acaso no es un mero indulto la concesión de la Comunión en la mano?
- ¿Dónde dice y manda la Instrucción General del Misal Romano que se celebre la Misa de cara al pueblo?
- El “Danos hoy nuestro pan de cada día” impuesto por la CEE, ¿pretende corregir a Cristo que enseñó que antes de pedirlo consideráramos al “Panem nostrum supersubstantialem”? ¿No enseñó Él mismo a considerar al “Padre nuestro (de Él y por Él, nuestro) antes de dirigirnos a Él?, En el adjetivo “nostrum” de “Panem nostrum”, ¿no se involucra Cristo mismo como Sobresustanciador?.
IX
Vademecum:
En un estilo sinodal se decide por discernimiento, sobre la base de un consenso que nace de la común obediencia al Espíritu. ¿Con qué procedimientos y con qué métodos discernimos juntos y tomamos decisiones? ¿Cómo se pueden mejorar? ¿Cómo promovemos la participación en las decisiones dentro de comunidades jerárquicamente estructuradas? ¿Cómo articulamos la fase de la consulta con la fase deliberativa, el proceso de decisión (decision-making) con el momento de la toma de decisiones(decision-taking)? ¿En qué modo y con qué instrumentos promovemos la transparencia y la responsabilidad (accountability)?
R e s p u e s t a :
Disiento totalmente de la palabra “consenso”. ¿No es infinitamente más sólida y solidarizante la palabra “comunión”?. ¿Para qué recurrir a "consenso" si la Historia demuestra que el progreso de las ciencias y la verdad se ha producido generalmente contra "consenso"?
Y ¿por qué no concluir adecuadamente la primera frase?, pues la “común obediencia al Espíritu, ha de ser a la del Espíritu Santo, pues con el “espíritu del Concilio” por ejemplo, se nos cuelan espíritus...raros y hasta con humo del infierno como dijo S. Pablo VI.
La participación en las decisiones dentro de comunidades jerárquicamente estructuradas, es: Obediencia, obediencia y santa obediencia, al tiempo de exponer lealmente a la autoridad, los inconvenientes o falta de perspectiva que pudiera padecer el superior. Cumplido el deber de informar, no resta sino obedecer, y vigilar el cumplimiento de lo ordenado.
Eso mismo hace el mal: Establecido el aborto, vigila que no deje de aplicarse, y si puede, impide se rece ante abortorios.
X
Vademecum:
La espiritualidad del caminar juntos está destinada a ser un principio educativo para la formación de la persona humana y del cristiano, de las familias y de las comunidades. ¿Cómo formamos a las personas, en particular aquellas que tienen funciones de responsabilidad dentro de la comunidad cristiana, para hacerlas más capaces de “caminar juntos”, escucharse recíprocamente y dialogar? ¿Qué formación ofrecemos para el discernimiento y para el ejercicio de la autoridad? ¿Qué instrumentos nos ayudan a leer las dinámicas de la cultura en la cual estamos inmersos y el impacto que ellas tienen sobre nuestro estilo de Iglesia?
R e s p u e s t a :
Propongo un cambio a la primera frase: “La cristianidad del caminar juntos está destinada a ser…” menos “espiritualidad”, que Cristo es también carnal.
En su segunda, la oración y celebración en común ha de fundamentar toda formación.
¿Discernimiento y ejercicio de la autoridad?. El “Depositum fidei” y la Historia de la Iglesia, son fuente copiosa de criterios de formación.
¿Instrumentos…? como mínimo para el común de los fieles, “vacunarlos” con el Catecismo de Segundo grado, texto nacional, de los años sesenta del pasado siglo, aprendido de memoria. Si precisa alguna actualización, vigílese atentamente. Ha sido para mí y muchos, una versión memorística del ángel de la guarda.
El mal desprecia la memoria en la Enseñanza, pero repite, reitera, e insiste en instalar en cada memoria humana sobre todo en niños, sus eslóganes falsos.
Instrumentos para “leer las dinámicas de la cultura” ambiente, Catecismo de la Iglesia Católica, Santo Rosario, Sacramentos.
Más grave que “la cultura mala que nos rodea” que al fin y al cabo no son más que herejías desbocadas, es la falta de una Apologética interna a los fieles.
Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum...
18/03/22 1:54 AM
  
Andrés.
Más eclesialidad pero menos clericalismo. Tengo 39 años, cada vez veo que los laicos asumen funciones propias de los sacerdotes como por ejemplo distribuir la sagrada Comunión y llevarla los enfermos cuando realmente no se da ninguna razón extraordinaria y excepcional que lo justifique, simplemente muchos sacerdotes delegan esas funciones en laicos. Por otra parte, muchos sacerdotes llevan una vida más propia de seglar que de laico. Pido que los laicos no se salgan de su rol de laicos y los sacerdotes no se salgan de su rol de sacerdotes.

Me gustaría que en la Iglesia brillase la coherencia, es triste ir a misa y escuchar al sacerdote atacar a la propia Iglesia e ir en contra de la doctrina. Todo ello sin que nada pase.

Por último, yo comulgo de rodillas y en la boca. PIDO QUE EN TODAS LAS IGLESIAS ESTÉ HABILITADO UN COMULGATORIO PARA QUE QUIEN LO DESEE PUEDA RECIBIR AL SEÑOR SEGÚN LA NORMA UNIVERSAL DE LA IGLESIA.


Andrés Suárez Cardero.
Gran Canaria - España .
Diócesis de Canarias.
18/03/22 8:33 AM
  
Daniel
Los fieles del Vetus Ordo, en las diócesis en que se nos prohíbe el acceso a los sacramentos Vetus Ordo, no sentimos el "caminar juntos" con nuestros pastores. Esta situación es muy dolorosa pues sentimos que nuestro pastor quiere que NO caminemos junto a él y el resto de la diócesis. Puede que no sea esa su voluntad pero sí es nuestra sensación. Si se quiere fomentar el "caminar juntos" sería bueno empezar por reconocer la diversidad ritual de la Iglesia y no prohibir la celebración de un rito tradicional a aquellos fieles que se sienten ligados a dicha tradición litúrgica.
18/03/22 9:18 AM
  
Victoria
Totalmente de acuerdo con Teófilo, hago mías sus palabras.
En una de mis confesiones el sacerdote, al decirle lo que había tardado en confesarme, me quiso tranquilizar diciéndome que San Agustín nunca se
confesó. ????????
Saludos junto con mis oraciones.
18/03/22 10:55 AM
  
Cordá Lac
Pues mal el sínodo sinodal desde la propia esencia.
Si la pregunta fundamental va de «caminar juntos», que es eufemismo o metáfora, el sínodo sinodal no puede llegar a ningún sitio ni real ni metafórico. No real porque parte de eufemismo; no metafórico porque son infinitas las ideas que cuadran con «caminar juntos».
Este sínodo sinodal se parece más a eso de «tratar del sexo de los ángeles». ¡Perdón!, hoy en día, y de acuerdo con algunos obispos, como el tal Marx, habría que decir «tratar del "género" de los ángeles».
Bueno, a no ser que esté un error y sí se trate realmente de «caminar juntos» a Santiago de Compostela, o a Roma, o a Jerusalén, o a la Meca (¡vaya Vd, a saber!, dado lo bien que nos llevamos con los musulmanes), o a etcétera.
18/03/22 1:27 PM
  
Néstor
Para crecer en nuestro caminar juntos es imprescindible que caminemos juntos en la fe recibida de los Apóstoles. De lo contrario estaremos caminando juntos sólo físicamente, y por tanto, yendo a ninguna parte.

El clima actual de permisivismo doctrinal en la Iglesia, que comenzó después del Concilio Vaticano II amparado en la famosa frase "del anatema al diálogo", hace prácticamente imposible ese "caminar juntos" si es que con él se quiere llegar a donde Cristo quiere que lleguemos.

En la Iglesia todo depende de la fe, más precisamente, del contenido de la fe, y la unidad de la Iglesia y del caminar de todos nosotros sólo puede ser unidad en ese contenido de la fe.

Por tanto, me parece esencial que se comience por condenar públicamente los errores contra la doctrina católica, especialmente en temas de moral, que se han venido difundiendo pacíficamente en la Iglesia durante décadas.

Igualmente, que se vuelva a unir la parte disciplinar con la parte doctrinal de la Congregación para la Doctrina de la fe, a fin de que las declaraciones doctrinales puedan tener algún efecto práctico.

Igualmente, que se evite toda descentralización doctrinal dejando a cargo de los distintos Obispos la tarea que le corresponde esencialmente a Roma: vigilar la pureza de la fe. No podemos tener una fe distinta de una diócesis a otra.

Todo ello implica una acción decisiva contra el "lobby" homosexual en la Iglesia, que sin duda es el responsable de muchas de esas desviaciones doctrinales que justificarían sus conductas aberrantes.

Considerar también la supresión de las Conferencias Episcopales que más bien sirven para trabar la acción pastoral de los Obispos que quieren ser fieles a la doctrina católica.

Y por ahora quedamos ahí, aunque hay mucho más, obviamente.

Saludos cordiales.
18/03/22 1:28 PM
  
SS
Ruego , se recupere el reclinatorio, para recibir a nuestro Señor, de rodillas, si la salud lo permite. Y ya está bien de ser juramentados del poder del mundo.
18/03/22 2:00 PM
  
hornero (Argentina)
Quizás este comentario no esté contemplado en el Sínodo sino de modo indirecto.

He propuesto a mi párroco una sugerencia que puede ser de interés general. Por eso me permito hacerla extensiva a las parroquias.

Se trata de abrir un registro de fieles que deseen abonar un estipendio, que puede ser una suma voluntaria generosa, para celebrar futuras misas de difuntos en favor de su persona o de otras, una vez que el familiar/es que consten en el registro por indicación del fiel interesado, comuniquen a la parroquia su fallecimiento.
Tal intención post mortem constituye un acto de verdadera devoción a la intercesión de la Iglesia, por lo tanto meritorio, además de apuntar a la consecución de nuestro fin último, la eternidad, lo que es fundamental en un mundo ahogado por el hedonismo consumista y por carecer de trascendencia.

Las sumas de dinero que los fieles ofrecieran tendrían como fin ayudar a la Nueva Evangelización de la humanidad toda. Necesitamos favorecer abundantes vocaciones sacerdotales, como es la preocupación que el Papa Francisco acaba de manifestar a los agustinos recoletos. Necesitamos que la Iglesia se ponga de pie, recupere su iniciativa vigorosa de abrir los caminos de la tierra al Reino que ha venido, viene y vendrá.

Puede estimarse que esta propuesta genere entre los fieles un aporte económico significativo si es bien instrumentada. Aseguraría que en las misas comunes diarias el sacerdote tenga presente en su oración a todos los difuntos que el registro parroquial incluya para ese día, sin nombrarlos por ser un número probablemente grande que irá en aumento, y así sucesivamente para las misas futuras.

Sería de desear que el párroco comparta con su obispo esta propuesta a fin de que llegue a las demás parroquias de la diócesis.

Qué mejor que los fieles apuntemos a lo eterno, que nuestros bienes los pongamos a buen recaudo, que Dios los multiplique a fin de que nuestros hermanos alcancen lo que la Virgen pide al mundo entero: la CONVERSIÓN.



18/03/22 2:31 PM
  
Laura Gasparutti
Para crecer juntos lo primero que hay que hacer es llevar una vida santa siguiendo el ejemplo y las palabras de Jesús empezando por la Jerarquía que no todos pero si muchos dan muy mal ejemplo, si la jerarquía da el buen ejemplo los fieles lo seguirán y entre jerarquía primero y fieles después convencerán a los que no creen, pero para ello deben buscar las cosas del cielo y no adaptarse al mundo ya que el reino de Dios no es de este mundo, si todos hacemos eso el Espíritu Santo se manifestará.
Menos palabrería que no convence a nadie y más ejemplo de vida santa.
Jesús es el verbo o sea la palabra de Dios, cualquier sínodo que intente corregir aunque sea una coma del mensaje de Jesús debería ser excluida del catolicismo
Ni todos los hombres juntos pueden ser más que el Hijo de Dios
18/03/22 3:02 PM
  
Mundo Editorial
Pero, es que estáis locos? 😰 de que sirve todo eso cuando estamos al borde de una guerra mundial nuclear? Es que no os enteráis de nada? Despertad, por Dios, despertad! Ave maría gratia plena🙏
18/03/22 3:18 PM
  
Néstor
En la misma línea sinodal del caminar juntos en la fe y la doctrina de la Iglesia, donde la Iglesia local no puede entenderse ni actuar al margen de lo que sucede en la Iglesia universal, sugiero:

1) Sustituir al actual Relator del Sínodo por otro prelado que se muestre acorde con la doctrina de la Iglesia en materia, por ejemplo, de homosexualidad y ordenación sacerdotal de mujeres.

2) Hacer lo mismo con el actual Presidente de la Pontificia Academia para la Vida, poniendo en su lugar a otro prelado que sintonice con la doctrina expresada por San Juan Pablo II en sus Encíclicas "Evangelium Vitae" , "Familiaris Consortio" y "Veritatis Splendor".

3) Por lo mismo, expulsar de dicha Pontificia Academia a todos aquellos de sus miembros que acepten al menos en algunos casos el aborto, la eutanasia, la anticoncepción y las uniones homosexuales del tipo que sean.

4) En general, la Iglesia debería marcar una clara desolidarización con el Nuevo Orden Mundial anticristiano, antihumano y genocida.

5) Ello implica, obviamente, terminar con la obligatoriedad de la "vacunación" y de las mascarillas en el Vaticano y dejar esos temas a la libre e informada decisión de los fieles.

6) Poner fin a la actual situación de la Iglesia en Alemania, dando a elegir a todos los Obispos y sacerdotes alemanes entre la aceptación pública de la doctrina de la Iglesia en los puntos que ellos controvierten y la excomunión.

Siguen siendo nada más que algunas de las cosas más importantes.

Saludos cordiales.
18/03/22 3:26 PM
  
Pampeano
Doña Áfrika, no soy de Santiago del Estero; de otra provincia que por distintos motivos ahora silencio.
Néstor dixit: "El clima actual de permisivismo doctrinal en la Iglesia, que comenzó después del Concilio Vaticano II amparado en la famosa frase "del anatema al diálogo", hace prácticamente imposible ese "caminar juntos" si es que con él se quiere llegar a donde Cristo quiere que lleguemos".
Siguiendo con fundamentos evangélicos y parafraseando al Señor, si un ciego camina junto a otro ciego, ya sabemos donde terminan ambos.
18/03/22 3:33 PM
  
Maria M.
Pues yo siento que el paso que El Espiritu Santo nos invita a dar en ese Caminar Juntos es el paso firme y valiente de llevar al Señor en nuestro corazón allá donde vayamos. Y con docilidad a las mociones del Espíritu Santo ser sus instrumentos, para que con nuestra vida ejemplar y plena de amor a Dios y al prójimo, seamos testigos de Cristo en el mundo. Como dice la Palabra " de lo que hay en el corazón habla la boca"....Si cada uno de nosotros fuéramos conscientes de que llevando el Amor de Dios transformamos el mundo.....Todo cambiaría...Esto lo vemos casi a diario en nuestra vida cotidiana....Ven EspírituSanto!!! Maranatha!!!

También la Palabra nos habla del testimonio público y valiente. Yo veo por todas partes personas de fe haciéndolo muy bien, veo sacerdotes y obispos muy ejemplares.....la iglesia sigue muy viva .....Allá arriba y por todas partes hay personas devastando a su paso toda huella y buen olor de Cristo, pero Jesucristo ha resucitado y es indestructible y la Iglesia resurge de nuevo una y otra vez.. .
18/03/22 3:42 PM
  
JUAN NADIE
Yo creo que lo que pide el Espiritu Santo es sencillamente lo mismo de siempre. Fidelidad al estado y santidad.
Que los sacerdotes y obispos, tengan buena doctrina, la de siempre y la vivan, especialmente en la misa. Que las misas sean un prodigio de precisión, rigor, y respeto a lo que se hace y a quien se lo hace. Espiritualidad. No inventar ocurrencias como si la liturgia o la iglesia o el tempo fuesen propiedad de sus administradores. Preservar y mantener un Fe y un tradición de hace 2000 años. Y luego facilitar sacramentos.
18/03/22 4:22 PM
  
rmartinhe
"Continúe la reflexión para ir avanzando hacia una síntesis fruto del discernimiento en el Espíritu. "

¿No cree P. Jorge que en las más de 400 respuestas a su primer post ya se dijo todo lo que se tenía que decir y que ahora solo es necesario que el que tenga que oír que oiga?

Tantas vueltas me recuerdan al "corro de la patata, como juego y para niños estaba bien, pero más, no.
18/03/22 5:04 PM
  
claudio
Estimado Jorge, consultado monseñor Casalotodo sostiene que es bueno caminar (pero hay que hacerlo con moderación, como con la bebida).
Que entre caminar y no caminar hay varios estados, mantenerse parado o sentado, o de rodillas, o inclinado reverencialmente (ejercicios también comprendidos dentro de la liturgia) especialmente en la Misa las posiciones físicas tienen su importancia y también deben hacerse "juntos" y respetuosamente especialmente en la Eucaristía.
Que hay caminos que son famosos y valiosos como el de Santiago.
Que el secreto del buen caminar reside en que cada paso tenga su sentido.
Que a lo mejor hay que dejar (e inclusive favorecer) que algunos caminen mucho y lejos, que lleven sus "creaciones mundanas", con la esperanza que no regresen.
18/03/22 5:39 PM
  
Angeles
Nuevamente , muchas gracias D. Jorge por darnos voz . La verdad es que en esta ocasión , la pregunta es más compleja porque no sé exactamente que me preguntan .¿No podían , para empezar, hablar más claro , de forma que se tenga el nivel cultural e intelectual que se tenga , se entienda ?. Mi respuesta es que ahora mismo , yo no sé si siento que formo parte de mi parroquia real , de la Iglesia , si , como bautizada y creyente que soy , pero dificil me lo ponen porque yo ya no entiendo nada .No entiendo en que ha quedado la jerarquia eclesial ,¿para cerrarnos los templos o dejarnos sin auxilios espirituales , cuando más los necesitamos?¿Para no recuperar lo suprimido? ¿Para que cada cual predique lo que quiera predicar o decir aunque sea herético y aquí no pase nada ?. Para sentirse comunidad es necesario tener cosas en común y hoy por hoy , siento más que pertenezco a la feligresía de S. José de la Sierra que a la mia real .
Sé que hay por desgracia muy pocos sacerdotes para cubrir tantas iglesias , pero también somos cada vez menos fieles . Antes sabía que si llamaba pidiendo unos últimos auxilios para algun moribundo en casa , en la parroquia , me iban a atender , ahora no estoy tan segura . Y si quiero confesar , tampoco es fácil y voy a misa y la homilia del pobre sacerdote que la dice , que es muy mayor y demasiado hace , siempre es la misma .
Antes del confinamiento , íbamos casi diariamente a misa a la Capilla Real , y alli , solo de vernos , eramos como una familia , con los sacerdotes, empleados y demás asistentes y nos echabamos de menos ,y aún seguimos alegrándonos cuando nos vemos , y algunos incluso llamándonos , porque después del confinamiento , esas misas se suprimieron .
¿Y ahora nos preguntan ?¿Qué quieren que les digamos?¿Q ue lo están haciendo muy bien con todas esas barbaridades que están haciendo y permitiendo , y sumandose a criterios y campañas que no son cometido de la Iglesia? .¿Y casi avergonzándose de decir que somos Católicos , apostólicos , romanos , orgullosos de la fe recibida , que no queremos que nos la cambien , que no renegamos de nuestros símbolos y ritos? Pues con mi beneplácito que no cuenten .
18/03/22 5:55 PM
  
Cristiano viejo
Para los sinodales:
La Iglesia es Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana.
Nuestro Señor instituyó el Colegio Apostólico y nombró a Pedro primer Papa de la incipiente Iglesia ( Tú eres Pedro...) y la instituyó Jerárquica, es decir; que cada santo aguante su vela y responda de su cargo ante el Señor, el pastor con su cayado y el rebaño del pueblo fiel a seguir a su pastor.
Para esto hace falta Oración, Sacramentos (sobre todo Confesión y Eucaristía), Doctrina expuesta en el Magisterio de la Iglesia a lo largo de la historia, Catecismo (más Catecismo y también más Catecismo) y finalmente tener voluntad de hacer el bien.
Podría seguir, pero creo que el resto son ganas de enredar y enredar hasta discutir sobre el sexo de los ángeles.
Le rezo su Avemaría.
18/03/22 7:29 PM
  
Fernando M Soriano
“Les ruego, pues, con la reverencia que puedo, que no echen en olvido al Señor ni se aparten de sus mandamientos a causa de los cuidados y preocupaciones de este siglo, porque todos aquellos que lo echan en olvido y se apartan de sus mandamientos, son malditos, y serán echados por Él al olvido" San Francisco de Asís.
Para más respuestas a su consulta "les ruego, con la reverencia que puedo" que pregunten a quien les puede contestar: a los muchos Santos y Doctores de la Iglesia, cuyas enseñanzas siguen siendo vigentes hoy y lo serán siempre.
18/03/22 8:06 PM
  
Víctor Santiago
A mí me gustaría más horas abiertas las iglesias con sacerdotes sentados dentro del confesionario.

Más visión espiritual y menos análisis y comportamiento mundano por parte del párroco y feligreses aunque considero debe venír de arriba hacia bajo.

Que tengan una liturgia cuidada con detenimiento y detalles de amor. No sólo que se ame al Señor sino que se note y transmita un cristiano de tiene que nota que lo es y no esconderse avergonzado sino vivir sin complejos en la gracia y la paz de Dios. Deseo una liturgia hecha con amor y tacto. Que se note que no es pan sino el Cuerpo de nuestro Salvador.

Sacerdotes sin complejos que se visten con sotana y dan testimonio público al caminar por la calle.

Todo eso me alienta y atrae a los jóvenes que vemos autenticidad y valentía... Orgullo de ser hijo de Dios... Ese es el único orgullo positivo.

Pido demasiado?
18/03/22 9:54 PM
  
Ignacio Jonatan Hernández López
Yo necesito respuesta a otras pregubntas antes de poder responder a esta. A saber:
¿Cómo es que quienes nos deberían orientar en el camino nos preguntan por el camino? ¿Es que no lo conocen?
¿Cómo es que La Iglesia, llamada a enseñar la Multiforme Sabiduría del Amor De Dios (Efesios.3.7-13) pregunta acerca de qué es lo que dice el Espíritu Santo? ¿Es que La Iglesia no está conducida por El Espíritu Santo?
Perdonen si lo que pregunto resulta obvio y sin embargo lo ignoro.
Puedo asegurar que no hay mala fe en mi cuestionamiento: Es sincero.
Gracias y que buenos días nos dé Dios.
19/03/22 3:15 AM
  
Rafa Gomez
Se ha cambiado el "caminar con Cristo hacia el Padre" por el "·caminar juntos". Se ha perdido el verdadero objetivo: Cristo, y se ha cambiado por una visión del mundo basada en las relaciones entre los hombres. Esto no es que no sea importante, pero no es lo principal.
19/03/22 7:24 AM
  
Elvira

El colmo de la autorreferencialidad es un sínodo sobre la sinodalidad
19/03/22 9:49 AM
  
AntonioFM
Yo creo que en el "caminar juntos" sería muy importante que los sacerdotes y sobre todo los obispos y cardenales dijeran y opinaran homogéneamente y por supuesto siguiendo la recta doctrina y no nos volvieran locos a los fieles con. Sus discordancias y herejias
No estaría de más que hicieran pocas declaraciones
19/03/22 10:15 AM
  
Javidaba
Mundo Editorial:
Pos si estamos tan locos de que no nos damos cuenta de que nos va a caer encima una guerra nuclear, pos ¡qué le vamos a hacer!, a lo mejor incluso nos morimos porque nos mata un bombardeo.
Mientras tanto, me uno a tu Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum...
19/03/22 11:50 AM
  
Gonzalo
Me ha encantado leer lo que arriba ha dejado ha escrito Miguel:

"Propongo lo que hicieron siempre los fieles normales hasta el CV II :

Rezar el rosario, ir a Misa, saberse pecador y confesarse con frecuencia, amar al prójimo y estar abierto a sus necesidades, tener ganas de ir al cielo, perdonar las ofensas, prepararse para una santa muerte, y de esa manera evangelizarás a la sociedad"

Usted sí que sabe, Don Miguel



19/03/22 5:03 PM
  
jose 2 católico español no castellano
Querido D. José:
Mi Custodio no me autoriza seguir un texto cuasi hereje y escandalizador como: " Indicamos aquí los principales, que
manifiestan la sinodalidad como forma, como estilo y como estructura
de la Iglesia:
• hacer memoria sobre cómo el Espíritu ha guiado el camino de
la Iglesia en la historia y nos llama hoy a ser juntos testigos del
amor de Dios;
• vivir un proceso eclesial participado e inclusivo, que ofrezca
a cada uno – en particular a cuantos por diversas razones
se encuentran en situaciones marginales – la oportunidad
de expresarse y de ser escuchados para contribuir en la
construcción del Pueblo de Dios; "en el día de mi santo.
En una religión cristocéntrica, solo añado lo que es Iglesia de acuerdo al Evangelio, del resto de "farolillos" no dice nada la Tradición cristiana católica romana.
Muchas gracias por su artículo, y se le ve con más ganas que nunca.
Martillo pilón e inasequibles al desaliento.
QDLB.
19/03/22 8:03 PM
  
José Antonio
La Iglesia es una sociedad prefecta y jerárquica. Cada uno debe afrontar sus responsabilidades. ¿Es que no caminamos juntos desde Pentecostés? Creía que todos ibamos por el mismo camino, pero puede ser que la "jerarquía" vaya por otros caminos disitntos a los que seguimos los simples fieles.
Espero y deseo que el Espíritu Santo eche una mano a la "jerarquía", pues de lo contrario...
Rezo la preceptiva Ave María.
19/03/22 8:16 PM
  
Pedro 1
Padre Jorge:
No entiendo por qué desde Roma le piden a usted que repregunte. ¿No hablamos claro hace unas semanas? Si hubiese sido por teléfono, habría alguna excusa. Las comunicaciones telefónicas pueden tener problemas técnicos. Pero usted envió los comentarios del blog y les llegaron. Por qué dicen, entonces: "¿Eh, cómo?... no se oye bien... ¿me lo puede repetir, por favor? Supongo que no se estarán riendo de nosotros, pero a mí me da esa impresión. Qué mal pensado soy.

Bueno, ahora mi respuesta :
Yo quiero una Iglesia que no castigue ni cancele a los sacerdotes que respetan la liturgia, los sacramentos, la doctrina y la moral católicas. No puede ser que se consienta que muchos clérigos no lo hagan y estén mejor considerados que los obedientes y ortodoxos.
Una Iglesia que no camine en un éxodo hacia la autodestrucción. Que pregunte y sobre todo que responda a los dubia de sus fieles a la luz de la Palabra de Dios.
19/03/22 8:58 PM
  
Tannhäuser
Pues muy agradecido a las secretarías del sínodo, tanto de Roma como de Madrid por preguntarnos nuestra opinión a los soldados rasos de Cristo, así que a la orden de las sotanas con fajines, este turuta responde lo siguiente. Quizá por no tener sino solo la formación de un bautizado raso, toda esa sobreabundancia de palabras y frases ampulosas que exponen mucho y no dicen nada, me parece pura palabrería de relleno, empezando por la expresión sínodo de la sinodalidad, así como sus 10 núcleos temáticos que me recuerdan el sketch musical de Les Luthieres titulado La Comisión. En los citados diez nucleos temáticos, se formulan numerosas preguntas planteadas como algo arcano que debe ser discernido trabajosamente, a lo largo de un camino casi iniciático que se ignora a donde conduce, cuando, en realidad, todas esas inquietudes y dudas ya han sido resueltas en uno u otro momento de la historia de la Iglesia, es mas, de hecho, vienen resueltas de fábrica por la predicación de Nuestro Señor que lejos de usar muchas palabras, usó solo las precisas y adecuadas para enseñar con perfecta claridad. Por eso creo que para responder a todas las cuestiones que se plantean, solo hay que hacer una cosa y es volver a los orígenes del cristianismo y por tanto, centrarse en el Evangelio, catecismo, oración y sacramentos, mas el amor filial a la Virgen. Reforzar estas columnas de nuestra fe que deben ser comunes a todos, es la forma de asegurarse de que las distintas iniciativas, movimientos, carismas etc, vayan en sintonía con la Iglesia de la que forman parte, para poder tener una actividad fructífera y eficaz.
19/03/22 9:02 PM
  
Miguel Antonio Barriola
A mi ver, por santo que haya sido San Juan XXIII, habría que desechar su desvaloración de los "profetas de calamidades". Porque...¿Qué profeta dejó de advertir sobre las malas conductas de Israel y los males, que de ellas se seguirían?
Por lo mismo, así como para la salud del cuerpo los médicos avisan sobre dietas a seguir, muchas veces implicando sacrificios; o medicinas a usar, no menos y mucho más ha de haber en el magisterio de la Iglesia (IMPRESCINDIBLE GUÍA EN EL COMÚN CAMINAR), claras advertencias sobre desvíos o lo que advertía S. Agustín: "Cursus celerrimus, sed praeter viam"(= Carrera muy rápida, pero fuera del camino).
Creo, por tanto saludable, volver a los "anathema sit", de los antiguos Concilios, que fueron, lamentablemente pasados por encima en el Vaticano II.
Para ello, publicar, algún tipo de "Denzinger", donde se señalen sin contemplación las tremendas consecuencias, que se desprenden de tantas posturas, tranquilamente toleradas en el magisterio actual.
¿Puede un James Martin seguir pontificando su "misericordia" con las uniones homosexuales, sin que nadie levante la voz?
¿Es posible que avancen las propuestas evidentemente heréticas, planteadas por la "sinodalidad germánica", con silencio total sobre las mismas?
Adhiero a la propuesta de NÉSTOR de bajar a personalidades concretas, a las que hay que aplicar severas amonestaciones, como un Marx y un Hollerich.
Todo "buen camino" consta de avisos útiles para los viandantes y sobre todo automovilistas: "¡Cuidado: Curva peligrosa!" "¡Atención al ganado!" etc.
Ahora bien, si en la pretendida "sinodalidad", no se señalan peligros más que evidentes, que ya andan enseñoreándose de teólogos, universidades "católicas" (¿ - ? ) y toleradas por pastores, que se van convirtiendo en lobos, son muy posibles "caminos des - norteados".
Advertir a los sacerdotes, que no den por terminados los estudios con el último examen rendido en el Seminario, sino que no pierdan la virtud de seguir profundizando las Escrituras, la Tradición y la analogía de la fe, con la preocupación de buenas lecturas y no sólo de lo que esté de moda, recordando que "lo nuevo" no es "bueno", por el solo hecho de ser "novedad". Así: es "nuevo" el dientecito que aparece en la encía del bebé y nos alegramos. Pero no es menos "nuevo" el cáncer, que se despierta en un pobre hombre o pobre mujer....
Además, Jesús, al terminar su discurso de las parábolas (Mt 13, 52), recordó que "Todo escriba que se ha hecho discípulo del Reino de los cielos es semejante al dueño de una casa que saca de su arca cosas nuevas y cosas antiguas". "Nova et VETERA".
Si tuviéramos que encontrar en cada época, todo el arsenal de conocimientos, que nos precedieron, andaríamos todavía por la época de las cavernas. Y en historia: "El que ignora el pasado está en peligro de repetirlo".



























19/03/22 9:33 PM
  
JUAN NADIE
MUNDO EDITORIAL
Tienes razón dentro de poco va a haber una guerra nuclear, empezará Rusia, seguirá EEUU y luego China y UK. No se va a librar nadie ni España. La web esa de una universidad de EEUU que pone que aquí solo cae un pepino en Rota esta absolutamente desactualizada. Eso era cuando no eramos de la OTAN. Ahora nos caen seis pepinos como poco, es decir toda España quedará hecha un solar.
La cosa esta que arde y no queda nada. Corre date prisa. El único sitio donde de verdad te libras es en la patagonia al lado del glaciar perito moreno. Todo lo que no sea eso es comerte la radiación que es peor que la explosión. Corre, no pierdas tiempo y no te carges de cosas superfluas. No te lleves movil ni teclado porque todas las redes se van a caer y es un peso extra.
19/03/22 10:56 PM
  
Anahí Tropini
La Iglesia no me edita reformas en lo doctrinal ni en lo respectivo a la tradición, solamente es necesario que vivamos la fe (que los sacerdotes vivan la fe verdaderamente).Es necesario que haya fuertes controles para evitar abusos sexuales por los sacerdotes y quienes cometan abusos deben ser devueltos al estado laical directamente, sin vueltas ni demoras.En cuánto a los que hagan declaración contra la doctrina y la tradición, en los medios de comunicación, en sermones, conferencias, documentos, redes sociales o si alguien pudo documentar eso grabando y si además hay testigos de reían ser excomulgado sin vuelta y sin demora, no debería poder volver a ejercer el sacerdocio por el bien de los fieles, lo mismo cabe para quienes hayan caído en malversación de fondos.
La liturgia tradicional en latín debe preservarse y no se le debe poner trabas. Todos los sacerdotes deben saber celebrar la misa tridentina (vetus ordo) y novus ordo. Todos los fieles deben tener el derecho de pedir misas en cualquiera de esas formas, sin que se les niegue.Todos los sacerdotes deben formarse en los padres de la iglesia
La iglesia no debe adaptarse al mundo (ideología de género, eutanasia, aborto, suicidio asistido, feminismo, teología queer) debe seguir proclamando las verdades de la fe proclamadas por 2000 años.Es preferible una iglesia pequeña y mártir en lo cotidiano que una falsa iglesia.
20/03/22 6:02 AM
  
Católicorunner
Buenos días:
- Cambios en horarios de Misas en días laborales con Misas a las 7.00 e incluso a la hora de la comida a las 14.30 o las 15.00. En ciudades grandes de más de 50000 habitantes se podría plantear. En todos los pueblos Misas no sólo los domingos también algún día entre semana. Propongo que canónigos y sacerdotes religiosos puedan ayudar a está labor.
- Horarios amplios de confesiones también antes de las Misas de 7.00 de la mañana, pero no que haya que buscar al sacerdote sino que este en el confesionario.
- Las tareas administrativas las dejen en manos de laicos y ellos se dediquen a la atención Pastoral y espiritual.
- Las sotanas, clerigman y hábitos vuelvan a verse por las parroquias, colegios y calles.
- Los Sagrarios al centro de los altares no en capillas en algunos casos escondidas.
- Iglesias abiertas para horar muchas horas, a lo mejor una por arciprestazgo.
- Retiros y ejercicios espirituales.
- Formación para laicos especialmente a catequistas, adaptada a horarios formas on line presencial...
- Actos de piedad popular en las calles, rosarios de la aurora, via crucis, procesiones.
- Web con horarios de Misas y confesiones actualizado en todas las webs diocesanas (de fácil acceso no perder tiempo y tiempo hasta que lo encuentres).
- Homilías y formaciones claras sobre el pecado, la santidad, la lucha espiritual...
-Apoyo y acompañamiento de los laicos a nuestros sacerdotes estar atentos a sus necesidades.
- Respeto a la mísa tradicional.
- Conversión de vida de todos.
20/03/22 10:13 AM
  
Católicorunner
Se me ha olvidado.
Comunión obligatoria en la boca y reclinatorios para comulgar.
20/03/22 10:15 AM
  
Templario
Os dejo unas ideas:

1) Dejar evangelizar a los laicos en parroquias sobre diferentes temas: espirituales y doctrinales. No decir eso no es necesario....
2) eliminar todo rastro de Nueva Era de la Iglesia, de colegios y casas de espiritualidad: fuera yoga, fuera mindfulness, fuera el Zen y demás meditaciones orientales.
3) Dar más importancia a evangelizar jóvenes pero con doctrina no con juegos. Tratar temas con ellos como : sexualidad, castidad, pudor y modestia, bioética etc.
4) Recordar al sacerdote que igual que el casado lleva el anillo de bodas así el sacerdote debe vestir de sacerdote para diferenciarse del resto del mundo y ser un referente.
5)Menos ecología, menos fraternidad, menos sinodalidad más doctrina más moral más espiritualidad auténtica.
6) Crear grupos para dar respuestas a las inquietudes de los jóvenes siempre desde la doctrina católica.
7)Combatir por parte de los Obispos los errores doctrinales tan de moda hoy y eliminar de editoriales y librerías católicas aquellos manuales que no son fieles a la doctrina de la Iglesia.

Con uno de estos salga adelante me conformo......

Bendiciones
20/03/22 11:04 AM
  
Juan Mariner
"caminar juntos" es sintomático de la situación de la Iglesia, sólo se camina y camina, sólo dando vueltas y vueltas y vueltas a lo mismo una y otra vez, para no ir a ninguna parte concreta, castigando a los que quieren seguir el Camino de siempre y no sendas peligrosas, porque los guías con sus báculos, que están para otras cosas suyas, acaben despeñándonos en cualquier precipicio algún día.
20/03/22 12:00 PM
  
Martinna
¿Os imagináis a Moises haciendo encuestas a los Israelitas después de cuarenta años en el desierto?
“Pues el sínodo de la sinodalidad lo mismo”
20/03/22 12:48 PM
  
Fulgencio
Digo lo mismo que Ignacio Jonatan Hernández López
"¿Cómo es que quienes nos deberían orientar en el camino nos preguntan por el camino? ¿Es que no lo conocen?
¿Cómo es que La Iglesia, llamada a enseñar la Multiforme Sabiduría del Amor De Dios (Efesios.3.7-13) pregunta acerca de qué es lo que dice el Espíritu Santo? ¿Es que La Iglesia no está conducida por El Espíritu Santo?"
A estas alturas y ¿preguntar por el camino? Pero si el camino está trazado: Cristo.
¿Qué dice el Espíritu Santo?: "El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias." Capítulos 2 y 3 del Apocalipsis.
20/03/22 4:02 PM
  
Pablo
Perdone, padre, que haya tardado tanto en responder pero es que estos sres. del sínodo me dejan perplejo:

Ambas preguntas ya fueron contestadas en las más de cuatrocientas respuestas que se escribieron.

La síntesis es:

1) Oración de calidad.

2) Doctrina, Tradición y Magisterio.

Cumpliendo éstas El Espíritu sopla que no queda ni una mínima mota del humo de Satanás.

¡Ave María, padre!
20/03/22 4:41 PM
  
Almudena1
Con esta convocatoria, el Papa Francisco invita a toda la Iglesia a interrogarse sobre un tema decisivo para su vida y su misión: «Precisamente el camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio»……

Me propuse leerme los documentos que nos sugiere Dn. Jorge y… empezamos mal.
A estas alturas de Cristianismo ¿de verdad hay que preguntarse si el camino de la sinodalidad es lo que espera Dios de Su Iglesia para el III milenio?
¿O es que la frase entrecomillada se da por hecho?
No me apetece nada esta comedura de coco, más confusión y lio.
A mi me duelen las rodillas para empezar este “camino”, mejor, las posaderas para leer tanta vanalidad.
Saben perfectamente que es lo que quiere Cristo para Su Iglesia y si no lo saben y lo tienen que preguntar…. Mal vamos.
20/03/22 5:53 PM
  
JSP
Padre Jorge, pido que Roma y toda Iglesia particular en comunión tenga a Cristo como Centro de toda su misión apostólica.
20/03/22 5:54 PM
  
Jose Maria
Caminamos juntos....,
Pero ¿sabemos a donde vamos?
Debemos saberlo: Pues adonde Yo voy vosotros conocéis el camino .Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie viene al Padre sino por Mi. (Jn 14 4-6). Lo debemos saber, pero.....
En esta noche oscura de la Iglesia podemos encontrar respuestas en san Juan de la Cruz
Iremos
"Sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía
aquesta me guiaba
mas cierto que la luz del mediodía
adonde me esperaba
QUIEN yo bien me sabía
Y claro que me lo se
EL me espera en el SAGRARIO
La LUZ que emana del SAGRARIO sera nuestra guía
EL, Camino Verdad y Vida
Y su Verdad nos protegerá como un escudo en el camino (Sal.90)
Potenciemos nuestra adoración perpetua virtual desde "nuestra" Parroquia de San José de la Sierra
Promocionemos mas adoraciones virtuales y si podemos reales.
Y humildemente bebamos en ellas el agua de vida
20/03/22 6:18 PM
  
Cosme
Estos dos documentos que suman más de cien páginas, están plagados de tópicos, palabras huecas y frases de enorme ambigüedad, en resumen, son textos ininteligibles que no se los van a leer ni los curas.
Si verdaderamente les interesara saber lo que pensamos habrían sido mas breves y concretos como lo hemos sido nosotros con nuestra participación anterior.
Tengo la impresión que esta segunda nota que ha recibido de Roma, es una tomadura de pelo en plan "sigan ustedes escribiendo lo que quieran que nosotros vamos a hacer lo que nos da la gana". Cuanta más información, todo mucho más difuso y, para no variar, mucha más confusión.
20/03/22 8:24 PM
  
JUAN NADIE
COSME
Tiene usted toda la razón, pero ante eso hay dos formas de actuar, ignorar el sinodo o inundarlo de propuestas completamente diferentes a lo que ellos pretenden. Es una forma de privarles del relato de la participación y del consenso. Cuando pretendan erigirse en la voz de la comunidad según sus criterios montoneros o marxistas, realmente no van a poder hacerlo, cualquiera les puede señalara y desenmascarar por no atender a un numero importante de fieles.
21/03/22 9:42 AM
  
José Maríamp
Creo que lo del sinodo es una tomadura de pelo, ¿lo que se quiere es reconocer las peticiones del episcopado alemán? ¿un paso mas de tuerca para restar poder al Papa y los obispos e ingresar en caminos desconcocidos y peligrosos? a la pregunta principal ¿caminar juntos? vamos lo que ha hecho la Iglesia de Cristo durante 20 siglos ya no vale, ¿ecumenismo? a mi me parece muy bien que los que no están dentro de la fe católica sean evangelizados para su conversión, porque... si la unica fe verdadera es la expresada por la Iglesia Católica, se sigue que todas las demás "fes" son falsas, que pueden estar más o menos lejos pero deben ser consideradas como sectas, pues no están en la comunión de los santos que solo ostenta la Iglesia Católica.
¿Todos los comentarios y propuestas estarán inspirados por el Espiritu Santo? o mas bien serán apetencias personales o grupales más o menos interesadas, hay que dejarse de tonterías y mirar al "Depósito de la Fé" creo que ya todo está inventado, vamos de mal en peor, menos sínodalidad y más evangelio y más catecismo.
Solo como apunte, decía el catecismo de San Pio X: "El Protestantismo o religión reformada, como orgullosamente la llaman sus fundadores, es el compendio de todas las herejías que hubo antes de él, que ha habido después y que pueden aún nacer para ruina de las almas." de verdad que no me quiero ecumenizar ni sinodalizar con estos.
21/03/22 10:33 AM
  
Manuel
Caminar juntos... ¿hacia dónde? Quiero pensar que al cielo. Por lo tanto, todo nuestro empeño debe ser ese. Para ello, creo prioritario, habrá que profundizar en el conocimiento de la persona de Jesucristo con:
· Ejercicios Espirituales Ignacianos (de diferentes duraciones y adaptados a adultos, jóvenes, matrimonios, catequistas -que deben tener un periodo obligatorio de formación para poder serlo-, etc)
· Adoración del Santísimo (silencio -sin música de fondo- unos puntos de meditación al principio tras una lectura del Evangelio, y dejar a la persona en silencio a solas con Él)
· Estudio del Catecismo.
· Clases de apologética.
· Cine parroquial (selección de películas religiosas y de valores cristianos)
· Facilitar acceso al sacramento de la Penitencia y a la dirección espiritual.
· Redes sociales para evangelizar.
· Muchas tareas administrativas pueden hacerlas los laicos.
· No clericalizar a los laicos, darles su espacio -siempre que estén bien formados y puedan ayudar a la formación de otros-.
· Dejar establecerse en la parroquia a grupos de sobrada solvencia que son fieles a la Iglesia y a su Magisterio, que quieran evangelizar con diferentes actividades a niños y a jóvenes, aunque no sean de renombre, pero sí que mantengan esas características. Tal vez, en otras parroquias no han sido aceptados y no han podido encontrar su sitio y en otras pueden establecerse. Necesitan el apoyo de un sacerdote que les pueda aceptar.
(Son solo algunas propuestas)
21/03/22 12:21 PM
  
F C Romero
Ave María Purísima, D. Jorge.
Nos pide que participemos nuevamente, como parroquia virtual, en el Sínodo. He de decirle que los textos que nos ha propuesto están en la línea de otros anteriores de la Diócesis de Madrid, y que por desgracia han servido prácticamente para poco, por ser benévolo. Basta con ver los resultados, que por cierto, no se han visto y que siguen en la línea de no atraer, de quedar, seguramente, muy bien ante la autoridad competente, pero que a los cristianitos de a pie no les sirven de nada. Si Cristo utilizó siempre un lenguaje claro que entendían todos desde los fariseos los más humildes, ¿a qué ese afán de utilizar palabras vacuas de difícil, y hasta imposible comprensión para los más humildes? Eso de primeras.
Aprendimos, los que tuvimos la suerte de estudiar el Catecismo para niños, la Historia Sagrada y aquellos fundamentos de la religión católica que Cristo se dirigía a todos , se hacía entender por todos, pero que sus representantes , y no quiero entrar en los porqués, tienden al engolamiento, a escucharse a si mismos con beneplácito.
Falta la práctica de la humildad a todos los niveles. Y aun teniendo conciencia de ello, procuramos practicar algo para "decargar" un poco las conciencias. Aquellos que tienen la facultad y el deber, que esto no se olvide, de dirigir, de ponerse a la cabeza de ese Camino que nos dicen que hagamos juntos, lo hacen de forma errática, haciendo quiebros o dando bandazos en un sentido u otro, demostrando inseguridad, y dispersando por falta de confianza en ellos a aquellos que debemos seguirles. Se echa a la gente del camino de la Salvación, del camino recto hacia el cielo, provocando sinuosos recorridos que llevan al abismo en la mayoría de los casos. Queremos que la Iglesia sea Madre y Maestra, que no se deje llevar por el mundo, sino que sea ella quien le marque el rumbo al mundo. Camino ,Verdad y Vida, ese es el lema a seguir. No se puede perder el rebaño llevándolo a donde están las ovejas perdidas, ese no es el camino. Los pastores han de ir a por ellas y traerlas de nuevo al redil.
Somos poseedores de la Verdad que es Cristo, y en estos momentos en que la duda impera, y se necesitan las certezas en este mundo descreído de Dios, si realmente nosotros somos creyentes, no nominalmente, enseñaremos la Verdad por el Evangelio de Cristo
Se pide enseñanza correcta de la Verdad sin que de lugar a dudas. Ya cada cual sabrá aceptarla o no, en el ejercicio de su libertad.
Lenguaje claro de los pastores, sin omitir cosas que al mundo le puedan parecer sensiblemente incorrectas (hablar del pecado, de la muerte, de la condenación, del sufrimiento, del arrepentimiento, de la enmienda del mal)
Formación de pequeños y adultos. No dar nada por sentado. se requiere también un "reciclaje" de conocimientos para los cristianos, que
o no se tienen, o se han aprendido mal o insuficientemente, para combatir el mal de la ignorancia de nuestra propia religión católica, que es mayor de lo que se piensa. Que el ser creyente requiere esfuerzo.
Eliminación de la vaguedades e incorrecciones doctrinales, con ánimo efectivamente, de corregir, pero sin tolerar la persistencia en el error. Utilizar los medios necesarios para ello sin temor.
Práctica de la oración para alabar a Dios, darle gracias y pedirle toda clase de bienes.
Expresión de la visibilidad de la Iglesia , práctica de manifestaciones piadosas en la vida pública, no sólo ante los propios cristianos, sino ante los que no lo son. Defensa de la Iglesia Católica ante las manifestaciones que, de todo tipo, se producen en su contra.
La Comunión de los Santos, ha de ser efectiva, no sobre el papel, o un simple deseo.
Son conceptos y manifestaciones muy básicas D. Jorge. La Iglesia, como obra de Cristo ha de tener el lugar preponderante en la vida de todos.
Que Dios le ilumine y la Virgen le de ánimos en su labor D. Jorge.

21/03/22 1:06 PM
  
Fernando Cavanillas
El Señor nos dijo: "YO SOY el Camino, la Verdad y la Vida"... ¿Qué otro camino podemos siquiera imaginar transitar?.

Mejor caminar con nuestra cruz a cuestas siguiendo a Cristo en Su Doctrina eterna, en los Dogmas de Su Iglesia, en la oración y en Sus Sacramentos, siendo de verdad católicos practicantes, fieles a Dios cumpliendo Sus Mandamientos, devotos de nuestra Purísima Madre, la Virgen María y siguiendo la estela e imitando a los grandes santos de la historia.
21/03/22 1:35 PM
  
José Maríamp
En los últimos años, se han enviado a la Santa Sede más de 7 millones de firmas procedentes de 150 países, encabezadas por la de santa Teresa de Calcuta, respaldadas por 550 obispos y más de 40 cardenales (mediante cartas personales dirigidas a Su Santidad), pidiendo la proclamación de un quinto Dogma: María Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada del pueblo de Dios.
Yo también lo pido que se proclame el quinto Dogma.
25/03/22 9:46 AM
  
Juan A. Ruiz
En uno de los comentarios se hablaba de una persona que en su busqueda espiritual empezo a frecuentar una parroquia, pero pasando desapercibido. Al final se fue a una comunidad protestante donde se sintio acogido.
Esto me sugiere la idea de que se deberia acoger una acogida y encaminamiento bien sea a un catecumenado o a buscar su puesto en un grupo, parroquia, grupo de oracion, pastoral etc. Esta acogida puede ser a nivel parroquial o zonal y ayudaria a encontrar grupos de referencia donde vivir una fe mas profunda y no ser un mero espectador de la misa.
27/03/22 9:50 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.