InfoCatólica / De profesión, cura / Archivos para: 2020

31.12.20

El año de o la mudanza, la matanza y el parto de Micaelita

Es una expresión de mi buen amigo, el agustino P. José María Torrijos, para esos días en que parece que se acumulan las cosas. Decía: es que en el mismo día se te junta todo: la matanza, la mudanza y el parto de Micaelita.

No en un día, sino en un año se nos junta todo. Acaba de darse a conocer que desde el 19 de marzo próximo y hasta junio de 2022 tenemos el año Amoris Laetitia. A su vez seguimos celebrando el año Laudato si hasta el próximo junio, mientras dedicamos el año también a san José y seguimos profundizando en la Fratelli tutti.

No va a ser fácil la cosa. 

Leer más... »

30.12.20

29.12.20

Los que cenaron solos en nochebuena

Acabo de hablar hace un rato con un compañero sacerdote. Saludarnos, compartir cuatro cosillas, preguntar cómo nos va. Me pregunta con quién cené en nochebuena. 

- ¿Yo? Con el Socio…

Me dice: no has sido el único. Sé de varios compañeros que también cenaron solos.

- Yo por lo menos tuve al Socio…

24.12.20

Mis disculpas por foto tan poco piadosa

Pero es que, como muchos saben, Socio es un perro poco piadoso. Miren que lo tengo hablado con el P. Iraburu, y no sabemos qué puede pasar, aunque Iraburu lo achaca a la falta de la gracia bautismal, lo que tratándose de un perro no tiene fácil solución.

A Socio, por otra parte, el poner o quitar el belén ni le va ni le viene, ni le ofende ni le alegra. Ahí el peligro es otro: que se acerque al belén o al niño Jesús y quiera dejar su saludo levantando la patita, que es muy capaz. 

Fuera bromas, mi deseo de una santa Navidad para todos. Y una foto, ahora sí, más clásica y decente: el belén de Braojos colocado entre dos magníficos retablos barrocos. 

Hoy sabréis que vendrá el Señor, y mañana veréis su gloria.

23.12.20

Hemos puesto reclinatorios en Braojos

No me digan por qué, o mejor no me lo digan, pero el caso es que se puso de moda hace unos años el que los bancos de los templos carecieran de reclinatorio. Las razones, teológicamente más pobres que los artículos de Aradillas, iban sobre todo por decir que si somos hijos, los hijos no se arrodillan ante los padres. Los mismos que en cuanto te descuidan te tiran el evangelio a la cabeza por si Jesús hacía o dejaba de decir, omiten conscientemente que Jesús oraba a su Padre de rodillas y que tenemos una tradición de miles de años de orar no digo rodilla en tierra, sino hasta rostro en tierra.

El caso es que en Braojos hace algunos años compraron unos buenos bancos para el templo principal. Fantásticos. De muy buena factura y calidad. Pero sin reclinatorios.

Leer más... »