Los filos, la serie. Capítulo 3

Muuuucho miedo. Esto me da mucho miedo. Los filos, cuando se ponen de acuerdo, son capaces de dar mucho miedo. Estos filo-minis dan miedo por su presente, pero más por su futuro. ¿Qué secretos ocultarán tras su sonrisas? ¿Te imaginas darte la vuelta y encontrarte con uno de estos mirándote mientras susurra “Lefebvre, Lefebvre…"?

14 comentarios

  
Luis Fernando
Madre del Amor Hermoso, ¿serán de la Iglesia patriótica?
El caso es que si uno se fija bien, parecen kikos. Sí, va a ser eso: ¡¡¡Son mini-kikos!!!

N. del B.: siento desilusionarle, oh amado director, pero son coreanos. Y como todo el mundo sabe, los kikos son apuestos y elegantes, de linda figura y donosura sin par. Así que... bien pudieran ser.

17/03/11 5:35 PM
  
Luis Fernando
¿Coreanos? Entonces no hay problema de que les echen los obispos. Si fueran japoneses, tendríamos que acogerles entre nosotros.

N. del B.: pues eso será pues.
17/03/11 7:18 PM
  
Nieves
Supongo que el final, apoteósico sin duda, de la serie será la de los filo-infocat......

A ver si informáis con tiempo suficiente sobre la coreografía para que empezemos a ensayarla.

N. del B.: no existen los filo-infocatolicos. A estas alturas, ya no nos quiere nadie... snif. La coreografía, de existir, sería sencilla, un paso para alante y otro también. Y repetir hasta el final.
17/03/11 7:31 PM
  
percival
Chapeau! Y los niños son... no sé qué decir. Eso: más pequeños que sus guitarras. Los filos son un poco desproporcionados.

N. del B.: Ciertamente, suelen tener el ego más grande que las cabezas y estas ya son grandes...
17/03/11 8:23 PM
  
Ricardo de Argentina
Bueno, si no pones a bailar a los filos, al menos vuelve a poner a los infocats del año pasado, que tanta gracia me hicieron.
¿Recuerdas que te descubrí, a pesar de que estabas habilmente camuflado cual camaleónico filo, en medio de la musical comparsa?
Aunque tu me lo negaste contra toda evidencia así que bueno, como era tu palabra contra la mía me tuve que resignar, haciendo gala de mi proverbial humildad...




N. del B.: Es lo que tiene mi palabra, que siempre tiene razón. Y carraspera cazallera.
17/03/11 8:27 PM
  
César Fuentes
Me encantan,¿me los prestas? Molaría tenerlos en mi casa mientras amenizan mi primer café,ahora bien, diles que no susurren esas palabras,¿eh? a ver si me va a pasr esto:

VIDEO DE MUCHO SUSTO


No está la cosa pa sustos, que mis vástagos, los 23, tienen que trabajar para mantener mis vicios.

N. del B.: ¿has visto lo que ha echo el cochino de tu hijo? Oh, que gran flim "El exorcista"
17/03/11 8:28 PM
  
César Fuentes
¿Y cuales son mis vicios, se estará preguntando la entera humanidad-lefes incluidos-? Pues,como Elvis, poseo una fuente en el jardín de mi mansión,que suelta chorros de pepsi-cola, sólo que lleva una miajina de anís, pa darle gusto a la cosa.

Na, un vicio pequeñito.

N. del B.: Mira que bien, no se me había ocurrido ponerle pesi al anís para darle sabor. A la cama no te irás sin saber una cosica más. O dos.
17/03/11 8:36 PM
  
Eleuterio
Ahora mismo voy a romper la guitarra que aporreo. Tras esta demostración de virtuosismo me siento ridículo, minúsculo, nada...

!Yo quiero ser filo-mini guitarrista!

!Qué mala sombra E.O.! !Esto no te lo perdono¡

N. del B.: Así que tú eres de los de guitarra y bongos en misa... Ya me parecía a mí...
17/03/11 8:37 PM
  
Luis Fernando
Yo estoy todavía intentando reponerme del vídeo que ha puesto César Fuentes.

N. del B.: Es que es de mucho miedo. Estoy por llamar al Padre Fortea para que me quite el susto. Porque para mí, ese ordenador estaba endemoñao.
17/03/11 10:04 PM
  
Luis Fernando
Pues yo creo que el caso amerita que llames al cura de Apariciones.

Es que me parece que es demasiado tomate para el P. Fortea.

N. del B.: Gran serie, sin duda. Pero yo creo que sería mejor un buen teólogo tradi argentino. Eso asusta a cualquiera. Demoño o no.
17/03/11 11:01 PM
  
Maricruz Tasies
:) Tu, sin duda, eres mi humorista preferido.



N. del B.: ¡Qué cosas tienes, Maricruz! Deberías pasarte por algunos portales filo-leches. Eso sí que es divertido. Se creen matones, pero dan risa. Juas... :)
18/03/11 12:40 AM
  
Norberto
Que bien ensayan para el cántico de entrada, son un primor,...sé de buena fuente, que los filos han caído en una depresión al conocer que el conjunto de adorables niños pondrán la música en los próximos oficios pascuales de la catedral de Seul...seguremos informando, próximo parte médico a las 25,456789 h.

N. del B.: No será para tanto. Mis fuentes me dijeron que en cierta ocasión Mons. Lefebvre estuvo en una habitación en la cual ¡había una guitarra! Y no le pasó nada, oiga.
18/03/11 10:33 AM
  
Norberto
¿Que no le pasó nada?, está mal informado, solo se repuso del susto consagrando cuatro obispos, no paró hasta que lo fizo, entonces repúsose, oyes.

N. del B.: lo fizo, lo fizo, mas con duro fierro fue marcado. Le pasó, pero no por el susto. Menudos bemoles tuvo.
18/03/11 11:34 AM
  
percival
¿Las guitarras son como la kriptonita para los filos? Nunca lo hubiera imaginado. Y supongo que los bongos y las baterías son fatales... Estos niños son francamente peligrosos.

N. del B.: Tuve en cierta ocasión la oportunidad de comproballo. Y el sujeto de experimentación llenome la estancia de espumarajos. Eso sí, en honor a la verdad, he de decir que también puse palitos de esos que hacen "plic, plic, plic". Y una maraca de juguete, una pandereta y un salmista tocando la flauta dulce haciendo segundas voces. Fue duro hasta para yo.
Los palitos
18/03/11 1:10 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.