No discriminen a Dios

Escribo estas líneas, porque ya no puedo soportar el desprecio y la discriminación hacia Dios. Y esta discriminación (uso esta palabra porque es la que se emplea en todas estas cuestiones) causa más dolor cuando es propiciada por los propios miembros de la jerarquía eclesiástica. Sacerdotes de la diócesis de Río IV han apoyado el día del orgullo LGTBQI (y todo el alfabeto, porque cada vez le agregan una letra para incluir la nueva desviación sexual que aparece). La Provincia Franciscana S. Fco. Solano publicó una imagen promovida por la JUFRA (Juventud Franciscana), con los colores del arco iris diciendo «La fraternidad abraza la diversidad» (traducido significa: «ser fraterno es abrazar los actos homosexuales»).

El sacerdote de Río IV escribió en una red social que la Iglesia debe acoger a estas personas que son las más «vulnerables» de la sociedad, «perseguidas» y «oprimidas», y que debe pedirles perdón por el dolor que les ha causado. Y para ello argumentaba su postura citando el número 2358 del Catecismo de forma parcial. Obviamente los números 2357 (Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves -cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10-, la Tradición ha declarado siempre que «los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados» -Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8-. Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso) y 2359 (Las personas homosexuales están llamadas a la castidad) son omitidos con toda la intención. A su comentario se unieron otros sacerdotes.

Mi deseo es que quienes leen esta pequeña nota sepan que seguimos existiendo sacerdotes católicos heterosexuales célibes que profesamos la fe y la moral de la Iglesia de Jesucristo, que estamos perseguidos y en las «catacumbas», pero que todos los días subimos al Altar con la certeza absoluta que «nada reemplazará jamás una Misa por la salvación del mundo» (Benedicto XVI); que respetamos a las personas que experimentan una sexualidad compleja, pero que también queremos ser respetados y que no queremos que se discrimine a Jesús y su visión de la sexualidad, y no queremos que se nos imponga la aceptación de actos intrínsecamente desordenados como si fueran buenos. El que quiera realizarlos, allá él, pero no nos obliguen a aceptarlos.

Señalo algo puramente biológico y reto a cualquiera a contestarlo desde una perspectiva científica: «La mujer tiene una cavidad especialmente preparada para la relación sexual que se lubrica para facilitar la penetración, resiste la fricción, segrega sustancias que protegen al cuerpo femenino de posibles infecciones presentes en el semen. En cambio, el ano del hombre no está diseñado para recibir, sólo para expeler. Su membrana es delicada, se desgarra con facilidad y carece de protección contra agentes externos que pudieran infectarlo. El miembro que penetra al ano lo lastima severamente pudiendo causar sangrados e infecciones» «Contra facta non valent argumenta» (contra los hechos no valen los argumentos).

«Dentro de la Iglesia se ha formado también una tendencia, constituida por grupos de presión con diversos nombres y diversa amplitud, que intenta acreditarse como representante de todas las personas homosexuales que son católicas. Pero el hecho es que sus seguidores, generalmente, son personas que, o ignoran la enseñanza de la Iglesia, o buscan subvertirla de alguna manera. Se trata de mantener bajo el amparo del catolicismo a personas homosexuales que no tienen intención alguna de abandonar su comportamiento homosexual. Una de las tácticas utilizadas es la de afirmar, en tono de protesta, que cualquier crítica, o reserva en relación con las personas homosexuales, con su actividad y con su estilo de vida, constituye simplemente una forma de injusta discriminación». (Nº 9 CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE CARTA A LOS OBISPOS DE LA IGLESIA CATÓLICA

SOBRE LA ATENCIÓN PASTORAL A LAS PERSONAS HOMOSEXUALES- El Sumo Pontífice Juan Pablo II, en el transcurso de la Audiencia concedida al suscrito Prefecto, ha aprobado la presente Carta acordada en la reunión ordinaria de esta Congregación y ha ordenado su publicación. Roma, desde la sede de la Congregación para la Doctrina de la fe, 1 de octubre de 1986. Joseph Card. Ratzinger). Hermanos obispos, sacerdotes y religiosos: La Escritura, la Tradición y el Magisterio no cambian con el Papa de turno. «NO DISCRIMINEN A DIOS».

 

P. Andrés David Quiroga, sacerdote

10 comentarios

  
José Luis (OFS)
• «¡En el nombre del Señor! Comienza la vida de los hermanos menores- La regla y vida de los hermanos menores es ésta: guardar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo viviendo en obediencia. sin nada propio y en castidad.» (San Francisco de Asís, 2ª Regla, 1)

Las reglas de San Francisco de Asís, muy útiles para todos los que quieran vivir la pureza de la fe, de las buenas costumbres.

Sin vida de oracion es imposible guardar la castidad, la pureza del corazón. Todo el que quiera comprometerse con la vida franciscana, significa un compromiso con Cristo Jesús, porque la familia franciscana, es la vida del Evangelio.

La JUFRA debería tomarse su tiempo, entre la oración, y la meditación de las Sagradas Escrituras, y las reglas de San Francisco, porque no se han dado cuenta que se han desviado del camino de la salvación eterna, Tienen que volver a Cristo Jesús. Estudiar a conciencia, la pureza de la Vida Franciscana.

Aceptar otras relaciones que no sean castas, puras, es porque el alma ha naufragado en la fe. Las relaciones, los abrazos con personas impuras, es aceptar ese pecado, se desvía de Dios, rompiendo las promesas.

La castidad es necesaria para el alma que quiere anunciar a Cristo Jesús.
• « Si, por instigación del diablo, fornicare algún hermano sea despojado del hábito, que ha perdido por su torpe pecado, y déjelo del todo y sea expulsado absolutamente de nuestra Religión. Y haga después penitencia de sus pecados.» (San Francisco de Asís, 1ª Regla, 13,1-2. [Cfr. 1º Cor 5,4-5] ). Los falsos hermanos siempre fueron expulsados para no contaminar a otros. Sacar los frutos podridos de la canasta, echarlos a otro sitio.

Solo debemos respetar todo lo que viene de Dios no del diablo, y el diablo es muy astuto, que terminan seduciendo
03/07/20 1:02 PM
  
Sancho
No sólo discriminan a Dios, es que se atreven a instrumentalizar su nombre y a censurar y tergiversar su Palabra, cuando no a hacer escarnio público de la moral cristiana, henchidos de orgullo. Luego hay algunos que incluso se escandalizan de que Dios, si es que creen en Él, los haya castigado con dureza, y los excluya de entrar en su Reino, si se empeñan en continuar con esas prácticas.
03/07/20 1:39 PM
  
Pedro 1
Padre:
Dice usted: "Seguimos existiendo sacerdotes católicos heterosexuales célibes que profesamos la fe y la moral de la Iglesia de Jesucristo, que estamos perseguidos y en las "catacumbas"".
Lo dice como si fuesen ustedes una minoría frente a una mayoría apóstata e inmoral. ¿Cómo los persiguen? ¿Tiene pruebas de esta persecución para aportarlas? ¿También la jerarquía argentina los persigue? ¿Qué son esas catacumbas en las que viven los sacerdotes católicos heterosexuales célibes?
03/07/20 1:46 PM
  
Jaime Astudillo
El "movimiento" ideológico (nada científico) homosexual es nada mas que el resultado de amalgamar marxismo (infestado de judaísmo y masonería) con todo tipo de heterodoxias sexuales. Así que, si alguien presupone que puede formar parte de la Iglesia Católica o de cualquiera de sus movimientos monacales y de un "lobby" masónico-judaico-marxistoide, se equivoca sustancialmente, pues contradice de manera expresa el principio de "no contradicción" Aristotélico.

Me sumo totalmente a la exclamación completa del documento del P. Andrés David Quiroga...
...y añado: Dejen de engañar y de engañarse NI SON CATÓLICOS, NI SON FRANCISCANOS.

Jaime Astudillo
Desde Cuenca Ecuador
03/07/20 3:27 PM
  
Alex
Razones por las que la sodomía es un vicio contra-natura:

1. El coito carnal debe darse dentro del orden moral que la ley natural manda.

2. El fin natural primario del coito carnal es la procreación(hecho biológico innegable) y por tanto la ley natural tiene este fin como base de su orden moral.

3. La procreación de la especie humana, así como en los demás mamíferos, se da a partir de un proceso de fecundación sexual entre un varón y una mujer.

4. Dado que la sodomía , así como la pedofilia y la poligamia van contra los anteriores principios, son un vicio contra-natura.
03/07/20 5:30 PM
  
Marcelo
La Apostasía está en un punto álgido, por supuesto que quien no desea verla no es del Señor.
03/07/20 7:10 PM
  
Jose
Antes la homosexualidad fue reprimida, luego tolerada y si nos descuidamos, será obligatoria. Resistencia Ya.
03/07/20 9:40 PM
  
Nadya
En San Juan Argentina, el obispo que no buscó con tanto ahíco que hubieran misas, pero a puesto todo el empeño en juntarse con travestis para darles trabajo pero no quiere que cambien de rumbo, sino que fomenta estas desviaciones y no quiere que sus reuniones se transformen en catequesis. O sea de Dios nada y les dicen "chicas" a estos hombres con disforia. Perseguía a Con Mis Hijos No Te Metas. Ahora entendemos el por que. Lamentable.
05/07/20 5:48 PM
  
María de las Nieves
La naturaleza humana se manifiesta en dos sexos varón y mujer ;la unificación de la energía sexual se da en el matrimonio cristiano por ser elevado por Jesucristo a Sacramento.
Jesucristo ama a cada fiel hasta lograr la unidad con El; está presente en el matrimonio.
La atracción del deseo sexual es homo o heterosexual y en un nivel más elevado es unificado.
Un sacerdote es célibe; tampoco tiene que definirse por su sexualidad es varón y punto.
Su sexualidad por su vocación y llamada está elevada y unificada en Cristo Jesús no tiene porqué definirse ni homo; ni hetero . Si vive aspirando a la perfección en Cristo Jesús es el Espíritu Santo que lleno a María y a los fieles que Aman buscando al Señor.
Cada Sacerdote debe afirmarse en su identidad su verdadera esencia que crece en el varón Jesús.
05/07/20 6:16 PM
  
carlos iavicoli
Cumplamos el Mandamiento del Señor sobre la Misericordia hacia nuestros projimos personas LGTB. Pero no se debe usar la Misericordia hacia las personas como imposicion de sus opciones. Eso es usar la Misericordia para actuar contra Dios Jesus acepto siempre a las personas pero nunca acepto su conducta. YO NO TE CONDENO,les decia, estas perdonado pero CONVIERTETE.. Por que debemos aceptar la imposicion de autopercepciones LGTB contra nuestra inviolable libertad de conciencia y de percepcion y aun mas bajo amenazas? Si dicen ser cristianos, cosa que solo Dios sabe,en donde esta la Misericordia de ellos hacia quienes ,tenemos distinta percepcion? Señor aumentanos la Fe. Amen
15/07/20 3:48 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.