Duelo entre un David católico español y un Goliat protestante alemán en defensa del honor de la Virgen

En 1585 tuvo lugar el espectacular milagro de Empel, que ilustra la portada de este artículo, pero años antes se produjo un hecho extraordinario en defensa del honor de la Virgen.

 

En el año 1546 en el contexto de la guerra en Alemania entre el ejército católico del emperador Carlos V, compuesto en parte por soldados españoles de los Tercios y el ejército de la Liga Protestante alemana se produjo un episodio que parece una emocionante repetición del bíblico duelo entre David y Goliat. Fue en defensa del honor de la Virgen María y obtuvo la victoria el David español católico.

El 31 de agosto de 1546 se hallaba el ejército de Carlos V en sus líneas defensivas, situadas en torno a la ciudad de Ingoldstat en Baviera. Frente a él tenía a un ejército protestante de mayor tamaño. Carlos V había prohibido expresamente que los soldados saliesen a realizar emboscadas contra el enemigo porque podían debilitar las líneas propias. Un grupo de soldados españoles había partido en misión de exploración y fueron testigos de los gritos y desafíos de un soldado protestante alemán desde las líneas enemigas que empezó obstensiblemente a insultar a la Virgen.

Este grupo de soldados españoles no pudo soportarlo y uno de ellos llamado Martín Alonso de Tamayo decidió salir a desafiar al soldado enemigo con una pica o lanza en duelo singular. Aceptó el enemigo protestante, que era mucho más alto y de mayor envergadura física que el soldado español. Pese a que llegaron órdenes de sus superiores de regresar inmediatamente a la línea defensiva, el soldado Tamayo hizo ver que no las oía y salió a desafiar al enemigo. Salió a su vez el soldado protestante alemán con una espada y empezaron a intercambiarse golpes de espada y pica. Al tercer o cuarto golpe el soldado español le clavó la lanza en el cuello y a continuación le cortó la cabeza. Todo el campo imperial le aclamó como un héroe cuando supo lo que había pasado.

No obstante el emperador Carlos V decidió condenarlo a muerte por haber desobedecido sus órdenes de no moverse de las líneas propias, pero todos los Maestres de Campo y muchos soldados suplicaron al emperador que le perdonara la vida y probablemente la intercesión de la Virgen también jugó un papel. Carlos V le perdonó finalmente la vida.

Hoy en día con la mentalidad irenista que impera escandalizaría a algunos retarse en duelo y cortar la cabeza del enemigo muerto, pero en aquella época con el catolicismo tan vivo y fuerte, muchos jóvenes españoles, como el soldado Tamayo, no toleraban insultos contra la que consideraban su querida Madre.

Por Javier Navascués

12 comentarios

  
Victoria

👏👏👏👏👏👏👏👏. Oé,oé,oé....
20/06/20 8:36 AM
  
Victoria

Perdón, es que no había acabado.

Nadie se mete con mi Madre. Cor Mariae dulcissimum, filios tuos adiuva.

Un cordial saludo, y feliz sábado.
20/06/20 8:41 AM
  
J. Pereira
😇
🙏
20/06/20 9:18 AM
  
c
Muy hermosa y valiente anécdota que además enseña el papel tan importante de España en la defensa, por todas las partes del mundo, de la Catolicidad. No tenemos que olvidarlo a pesar de la propaganda desde siglos y siglos.
20/06/20 11:34 AM
  
Norberto E.
No fue tal el modus operandi de S. Fco. de Sales, el soldado español ,de su acción, no logró conversión alguna y sí un muerto violentamente, ¿es esto cristianismo?.
¿Hazaña, qué hazaña?
20/06/20 12:08 PM
  
Jordi
Revela también un hecho objetivo: el factor de combate ofensivo y defensivo de un soldado de los Tercios, español o no, era superior a la de cualquier otro soldado. Había un espíritu de cuerpo que los elevaba.
20/06/20 12:36 PM
  
Chico
Norberto, me parece que no has leido bien
20/06/20 8:29 PM
  
Rafaelus
Ese es el Catolicismo que inspiró el arte barroco en Arquitectura y Música. La Contrarreforma no fue sólo guerra contra herejes y turcos, también fue una época muy profunda en espiritualidad. Comparemos con los cristianismos neo calvinistas de hoy, indiferentes o casi psicopáticos, todos estériles en artes.
20/06/20 10:45 PM
  
Tulkas
San Francisco de Sales trataba con familias de su diócesis, enfangadas con la herejía, este soldado le dio lo que merecía a otro soldado. No se puede comparar.

Rafaelus, clavado: "comparemos con los cristianismos neo calvinistas de hoy, indiferentes o casi psicopáticos, todos estériles en artes".
21/06/20 9:23 AM
  
Jose Ignacio
Las guerras religiosas del siglo XVI fueron terribles en Francia, Flandes, no digamos la guerra de los treinta años en Alemania.Las venganzas, masacres etc. ,estaban a la orden del dia. Por ambos bandos. Incluso en Suiza, hoy tan idílica hubo guerra civil entre cantones católicos y reformados.
En España gracias sobre todo a la profunda reforma católica auspiciada por Isabel la Catòlica, el cardenal Cisneros etc. nos libramos de tales desastres.
21/06/20 12:15 PM
  
Jorge Cantu
Norberto E.

"No fue tal el modus operandi de S. Fco. de Sales, el soldado español ,de su acción, no logró conversión alguna y sí un muerto violentamente, ¿es esto cristianismo?. ¿Hazaña, qué hazaña?"

San Francisco de Sales era sacerdote y teólogo y usó el medio de la caridad y la predicación. Estos hombres soldados eran, y su lenguaje, las armas. Este soldado demostró a su manera y mejor entender, su fidelidad y valentía, arriesgando su vida por la Madre de Dios ofendida (conste que no lo hizo por su propio honor). Hoy no lo entendemos, será que nuestra fe es muy pobre o somos demasiado cobardes para jugarnos la vida por el Señor, y no es común dirimir hoy una discusión con un duelo a muerte, pues el honor hoy es muy poco estimado, y menos el honor de Dios, que muchos consideran algo de inferior valor y que ni siquiera les quita el sueño. ¿Porqué morir por Quién te importa tan poco que ni siquiera te altera el sueño?

"el soldado español, de su acción, no logró conversión alguna y sí un muerto violentamente."

¿Quién te asegura que la mitad católica de la Alemania actual no lo es por el arrojo de este humilde y valiente soldado español?
22/06/20 7:07 AM
  
Cristina de San Pedro
Qué hermosa historia. En el juicio final conocerán la repercusión de ese evento. Lo importante es, que ahora al narrarla nuevamente, algo quede en los corazones de nuestros jóvenes. ¡Que todos defendamos a nuestra Madre Celestial, aunque en ello nos vaya la vida!
23/06/20 6:47 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.