El próximo Sínodo tendrá una fase diocesana, otra continental y una final en Roma

El Sínodo sobre la sinodalidad comienza en octubre y durará tres años

El próximo Sínodo tendrá una fase diocesana, otra continental y una final en Roma

El próximo octubre, el Papa dará inicio a un camino sinodal de tres años de duración y articulado en tres fases (diocesana, continental y universal), compuesto por consultas y discernimiento, que culminará con la Asamblea de octubre de 2023 en Roma. Tendrá dos «Instrumentum laboris» en vez de uno. Su lema es «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión».

(Vatican.news) «Uno en escucha de los otros; y todos en escucha del Espíritu Santo». Para concretar y hacer visible esa sinodalidad deseada por el Papa Francisco desde el inicio de su pontificado, el próximo Sínodo de los Obispos se celebrará no sólo en el Vaticano sino en cada Iglesia particular de los cinco continentes, siguiendo un itinerario de tres años articulado en tres fases, hechas de escucha, discernimiento, consulta. Laicos, sacerdotes, misioneros, personas consagradas, Obispos, Cardenales, incluso antes de discutir, reflexionar e interrogarse sobre la sinodalidad en la Asamblea de octubre de 2023 en el Vaticano, se encontrarán por tanto viviéndola en primera persona. Cada uno en su diócesis, cada uno con rol, con sus exigencias.

Un proceso sinodal integral

El itinerario sinodal, que el Papa ha aprobado, se anuncia en un documento de la Secretaría del Sínodo en el que se explican sus modalidades. «Un proceso sinodal pleno se realizará de forma auténtica sólo si se implican a las Iglesias particulares», se lee. Además, será importante la participación de los «organismos intermedios de sinodalidad, es decir, los Sínodos de las Iglesias Orientales Católicas, los Concejos y las Asambleas de las Iglesias sui iuris y las Conferencias Episcopales, con sus expresiones nacionales, regionales y continentales».

Por primera vez un Sínodo descentralizado

Es la primera vez en la historia de esta institución, deseada por Pablo VI en respuesta al deseo de los Padres Conciliares de mantener viva la experiencia colegial del Vaticano II, que un Sínodo comienza descentralizado. En octubre de 2015, el Papa Francisco, conmemorando el 50 aniversario de esta institución, había expresado el deseo de un camino común de «laicos, pastores, Obispo de Roma» a través del «fortalecimiento» de la Asamblea de los Obispos y «una sana descentralización». El deseo ahora se hace realidad.

Apertura solemne con el Papa en el Vaticano

Superando cualquier «tentación de uniformidad», pero apuntando a una «unidad en la pluralidad», la apertura del Sínodo tendrá lugar tanto en el Vaticano como en cada una de las diócesis. El camino será inaugurado por el Papa en el Vaticano el 9 y 10 de octubre. Seguirán tres fases – diocesana, continental, universal – que pretenden hacer posible una verdadera escucha del pueblo de Dios y al mismo tiempo implicar a todos los Obispos en los diferentes niveles de la vida eclesial.

Fase diocesana: consulta y participación del Pueblo de Dios

Siguiendo el mismo esquema, es decir, con un momento de encuentro/reflexión, oración y celebración Eucarística, las Iglesias particulares iniciarán su camino el domingo 17 de octubre, bajo la presidencia del Obispo diocesano. «El objetivo de esta fase es la consulta al pueblo de Dios para que el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados», se lee en el documento. Para facilitar la participación de todos, la Secretaría del Sínodo enviará un Documento Preparatorio, acompañado de un Cuestionario y un Vademécum con propuestas para realizar la consulta. El mismo texto se enviará a los Dicasterios de la Curia, a las Uniones de Superiores y Superioras Mayores, a las uniones o federaciones de vida consagrada, a los movimientos internacionales de laicos, a las Universidades o Facultades de Teología.

Responsables aquí y allá

Cada Obispo, antes de octubre de 2021, nombrará un responsable diocesano como punto de referencia y enlace con la Conferencia Episcopal que acompañará la consulta en la Iglesia particular en cada paso. A su vez, la Conferencia Episcopal nombrará un responsable o un equipo como punto de referencia con los responsables diocesanos y la Secretaría General del Sínodo. El discernimiento diocesano culminará con una «Reunión Pre-Sinodal» al finalizar la consulta. Las contribuciones se enviarán a su propia Conferencia Episcopal, en la fecha que ésta determine.

El discernimiento de los Pastores

A continuación, corresponderá a los Obispos reunidos en Asamblea abrir un período de discernimiento para «escuchar lo que el Espíritu ha suscitado en las Iglesias que se les ha confiado» y hacer una síntesis de las aportaciones. La síntesis se enviará a la Secretaría del Sínodo, así como las contribuciones de cada Iglesia particular. Todo esto se hará antes de abril de 2022. Del mismo modo, también se recibirán las aportaciones enviadas por los Dicasterios, Universidades, Unión de Superiores Generales, Federaciones de Vida Consagrada, movimientos. Una vez obtenido el material, la Secretaría General del Sínodo elaborará el primer Instrumentum Laboris, que servirá de esquema de trabajo para los participantes en la Asamblea del Vaticano y que será publicado en septiembre de 2022 y enviado a las Iglesias particulares.

Fase continental: diálogo y discernimiento... y más documentos

Comienza así la segunda fase del camino sinodal, la «continental», prevista hasta marzo de 2023. El objetivo es dialogar a nivel continental sobre el texto del Instrumentum laboris y realizar así «un nuevo acto de discernimiento a la luz de las particularidades culturales de cada continente». Cada reunión continental de los Episcopados nombrará a su vez, antes de septiembre de 2022, un responsable que actuará como referente con los propios Episcopados y la Secretaría del Sínodo. En las Asambleas Continentales se elaborará un documento final que se enviará en marzo de 2023 a la Secretaría del Sínodo. Paralelamente a las reuniones continentales, también deberán celebrarse Asambleas Internacionales de especialistas, que podrán enviar sus contribuciones. Por último, se redactará un segundo Instrumentum Laboris, que se publicará en junio de 2023.

Fase universal: los Obispos del mundo en Roma

Este largo camino, que pretende configurar «un ejercicio de colegialidad dentro del ejercicio de la sinodalidad», culminará en octubre de 2023 con la celebración del Sínodo en Roma, según los procedimientos establecidos en la Constitución promulgada en 2018 por el Papa Francisco Episcopalis Communio.

29 comentarios

Nunca pasa nada
Más reuniones, más documentos, más burocracia, más gastos, más apariencia de sinodalidad. Todo para que al final sea el de siempre quien saque las conclusiones que seguramente ya tiene pergeñadas.



En todo caso, puede servir para medir el grado de avance de la apostasía a nivel general.
21/05/21 6:29 PM
esron ben fares
Hasta donde tengo entendido, "camino sinodal" no es una figura canónica. Fue un vía que los alemanes emplearon para no estar bajo el completo control de Roma.

Ahora Roma lo implemente en la práctica, se debe clarificar oficialmente que se entiende por "camino sinodal".
21/05/21 7:05 PM
maru
De la manera que está hoy día la Iglesia Católica, no me da muy buena espina lo que salga de ese futuro sínodo. Me gustaría equivocarme pero ya digo que no me inspira nada bueno
21/05/21 7:21 PM
Fernando Martín López Avalos
Más de lo mismo. Es uno de los signos de una Iglesia que se ha vuelto populista. Lo que en realidad necesitamos es estudiar y vivir nuestra fe, no más reuniones para espetar largas parrafadas que, hoy, por hoy, están plagadas de ambigüedades. En los tiempos en que fue formado en la fe católica, no había estas pomposas reuniones. 
21/05/21 7:34 PM
Raúl de Argentina
Al progresismo LE ENCANTAN los planes, el "diálogo" y las reuniones.
De esa manera se autojustifican que están ocupadísmos como para dedicarse a evangelizar.
De proselitismo ya no hablemos porque eso ahora es inmoral.
21/05/21 7:44 PM
fernando
Que bonito.
Se trata, a mi modo de ver, de poner mucho énfasis en la estructura, para vaciar el contenido. Mucha parafernalia de papeleo, reuniones, etc. muy democrático y participativo. para concluir lo que está previsto.
21/05/21 8:01 PM
Alfonso
Un sínodo es, en términos generales, un encuentro religioso o asamblea de obispos que representa al episcopado católico y tiene como tarea ayudar al Papa para buscar soluciones pastorales con validez y aplicación universal en el gobierno de la Iglesia universal. Duración: 3 años.

Su lema es «Por una Iglesia sinodal (decisión que se toma en un sínodo) ,comunion, participacion y mision»
21/05/21 8:38 PM
Maria Teresa Pairet
Madre mía....y luego dicen que las mujeres hablamos y que además hacemos grupitos de mujeres para despellejar al prójimo.
Y que me suena esto a ese tipo de reuniones a las que hacen algunas mujeres, pero esta vez con hombres, noooo si esto de intentar equiparar a la mujer al hombre se a convertido al reves, es los hombres intentando parecer mujeres tomando un cafe
21/05/21 9:20 PM
Jordi
Tiene toda la razón. Es la Iglesia de las reuniones colectivas. Todo vendrá premarcado. Se discutirá de lo menos útil: procesos de reunión, información, debate, deliberación y votación, pura burocracia... Pero la salvacion es individual, de las almas, y para eso sólo hay dos sacramentos: confesión y absolución individual, y la misa.
21/05/21 9:45 PM
Lego
Señores Obispos: No pierdan tiempo y recursos y dedíquense a la oración, la santificación a través de los Sacramentos y la formación en la sana doctrina y la Evangelización.
21/05/21 10:06 PM
Carlos
Que Dios nos ayude
21/05/21 10:32 PM
Claudio
¡Pobre nuestra santa Iglesia!
Más se asemeja a un gobierno democrático que a una iglesia.
Pero Dios pedirá cuentas a todos, sin excepción.
21/05/21 10:33 PM
Octavio
Si tienen que complacer a todo el mundo (Obispos y conferencias episcopales) Habrá mas de una verdad por lo que se oscurecerá l a única verdad revelada por Jesucristo.
Dios nos agarre confesados.
21/05/21 10:53 PM
J. Pereira
¿Quienes tienen tiempo para tanta asamblea y reunión? Los políticos y los desocupados. 
21/05/21 11:39 PM
Percival
Es aún peor de lo que parece: es el presupuesto y el globo sonda para un Vaticano III.
Pero en versión critpo-chavista: palabras bellas, promesas seductoras, imagen popular y sinodal... pero se hace lo que está previsto en la hoja de ruta, y al final parecerá que toda la Iglesia piensa y es eso que salga de ahí. Donde la fuerza estará en las mayorías reales o ficticias y no en la continuidad de la Tradición.
Como para echarse a temblar.
22/05/21 12:09 AM
fernand sanchis
Por qué no un concilio? Todos los obispos del mundo, representados! Bajo la supervision del sucesor de Pedro! Los sinodos estan muy de moda, pero han acabado algunas iglesias locales creyéndose el centro del universo, y superiores a Roma!
22/05/21 1:57 AM
Gus. F.
Después se va a venir el Sínodo sobre Sinodalidad de la Sinidalidad...
El título parece un chiste de Groucho Marx.
22/05/21 5:07 AM
RaBor
¿Parece un concilio "enmascarado" de Sínodo?
22/05/21 9:37 AM
rocamador
Hemos descubierto algo para lo que no existe palabra en el diccionario. No puede ser bueno. No lo encuentro en el Evangelio. Los que critican algo son los que más lo practicaban. Se denostaba la "autorreferencialidad" (otro palabro), o la Iglesia vuelta sobre sí misma. Aquí tenemos esa idea en su máxima expresión. Nada del mensaje evangélico. Nada de predicar a Jesucristo. Sólo nos interesa la organización. El mensaje es que la Iglesia es una estructura de poder, no de servicio, moldeable ad libitum. Lo mismo será la doctrina. Ya se nos dijo lo que ocurrirá, si no volvemos a Cristo: si la sal se vuelve sosa, no sirve para nada, sólo para que la pisotee la gente.
22/05/21 9:41 AM
C
El virus de la democracia, Señor, ten piedad de los pobres católicos que no quieren ser contaminados. La ley de Dios no se cambia.
22/05/21 10:43 AM
Desde Madrid Capital
22/05/21 12:10 PM
Luis Ignacio
Entramos en un terreno muy resbaladizo. ¿Es compatible esta propuesta de proceso Sínodal, con participación de laicos, con la Constitucion Dogmática Lumen Gentium del CV II? ¿Podría algún teólogo de la casa dar luz sobre esta cuestión? Muchas gracias.
22/05/21 1:55 PM
Vicente
Dado que el Pueblo de Dios está formado no solo por los miembros de la Jerarquía sino por todos los bautizados, bueno es que todos y todas tomemos parte en este Sínodo tal y como lo ha trazado la máxima autoridad de la Iglesia, el Papa.


22/05/21 2:21 PM
Jordi
La solidaridad esconde la democratizacion (dictadura de la mayoría votante auque sean unos pocos), el centralismo democratico y la Iglesia Nacional, tesis de los heterodoxos alemanes, que dicen que el pueblo nunca se equivoca. Pero la Iglesia es teocrática y universal, y busca la salvación individual de las almas.
22/05/21 2:48 PM
jp
La verdad nunca ha sido democratica. Lo malo es que casi nadie cree en la verdad y así nos va 
22/05/21 4:09 PM
angeles wernicke
Juan Domingo Peròn decìa: "Si deseas que algo no se concrete, ordena formar una ´Comisiòn´"...
22/05/21 4:37 PM
Fraileví
22/05/21 4:42 PM
claudio
Dentro de tres o cuatro años ya no van a saber para qué se reunieron, el que queda último que apague la luz.
Hegel sostenía que la historia se repite primero como farsa y luego como tragedia.
Es un sínodo para tratar la sinodialidad sinodial que no tiene un objetivo final sino tres etapas, la última se juega en Roma en la Casa Central del Sínodo y como corresponde el final lo determinará el Papa -ver Cánones-:

343 Corresponde al sínodo de los Obispos debatir las cuestiones que han de ser tratadas, y manifestar su parecer, PERO NO DIRIMIR ESAS CUESTIONES ni dar decretos acerca de ellas, a no ser que en casos determinados le haya sido otorgada potestad deliberativa por el Romano Pontífice, a quien compete en este caso ratificar las decisiones del sínodo.

344 El sínodo de los Obispos está sometido directamente a la autoridad del Romano Pontífice, a quien corresponde:
1 convocar el sínodo, cuantas veces le parezca oportuno, y determinar el lugar en el que deben celebrarse las reuniones;
2 ratificar la elección de aquellos miembros que han de ser elegidos según la norma del derecho peculiar, y designar y nombrar a los demás miembros;
3 determinar con la antelación oportuna a la celebración del sínodo, según el derecho peculiar, los temas que deben tratarse en él;
4 establecer el orden del día;
5 presidir el sínodo personalmente o por medio de otros;
6 clausurar el sínodo, trasladarlo, suspenderlo y disolverlo.
22/05/21 5:48 PM
Chico
A ver si cantamos en corro todos cogidos por las manos: Donde están las llaves matarilerile, etc
23/05/21 5:11 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.