Live Action y su acción contra Planned Parenthood

Una interesante polémica se ha venido desarrollando en la blogósfera gringa esta última semana. Se inició con el grupo pro vida Live Action quien contrató a dos actores para que se presentaran ante una oficina de Planned Parenthood pretendiendo ser un proxeneta y una prostituta que consultaban acerca de los servicios de anticoncepción y aborto a los que podían tener acceso ¡para su negocio de tráfico con menores!

Live Action subió a youtube los videos producto de esta actividad, y en ellos se puede ver que la representante de la “clínica” les aconseja acerca de varias formas de encubrir una violación y tráfico de menores, por ejemplo, ordenando a las niñas que digan tener más de 14 años o que el embarazo fue producto de una relación consentida con otros menores de edad.

Naturalmente esto ha provocado la reacción de Planned Parenthood, que por un lado ha dicho que los videos fueron editados para dar una falsa impresión y que la funcionaria “le siguió la corriente” al supuesto proxeneta para obtener información y reportarlo luego a las autoridades, y por otro despidió a la funcionaria que se ve en el video, aduciendo que su conducta no es aceptable para ellos.

Pero además, se ha iniciado una controversia entre aquellos católicos que reprochan a Live Action el haber usado la mentira para obtener los videos, y los que justifican las acciones tomadas por esta organización, en vista del beneficio de exponer las horribles prácticas vinculadas a la industria del aborto.

La cuestión, entonces, es ¿Es moralmente aceptable para un cristiano mentir? ¿Qué ocurre con las situaciones en que se busca evitar un mal mayor?

El Catecismo responde:

2485 La mentira es condenable en su naturaleza. Es una profanación de la palabra cuyo objeto es comunicar a otros la verdad conocida. La intención deliberada de inducir al prójimo a error mediante palabras contrarias a la verdad constituye una falta contra la justicia y la caridad. La culpabilidad es mayor cuando la intención de engañar corre el riesgo de tener consecuencias funestas para los que son desviados de la verdad.

Al decir que “la mentira es condenable en su naturaleza” la Iglesia está afirmando que mentir es intrínsecamente malo, es decir, que es una de aquellas conductas que bajo ninguna circunstancia pueden ser toleradas o condonadas, siempre es un pecado mentir.

Esto naturalmente nos lleva a pensar en nuestra vida diaria y los casos de llamadas “mentiras piadosas” ¿Acaso no podemos decir a un amigo “¡que interesante tu blog! deberías escribir un libro”? Después de todo, parece que nadie resulta perjudicado, evitamos el sufrimiento de una persona a quien apreciamos y conservamos la amistad.

Otro caso que acude rápidamente a nuestra imaginación, donde parece justificado recurrir a la falsedad, es el de las personas que mienten por encontrarse perseguidas o para liberar a otros de la persecución. Si te encuentras con un grupo armado de sujetos que se ha propuesta dar muerte los cristianos y uno de ellos te pregunta si lo eres ¿Es lícito negar a NSJC?

La Iglesia tuvo la ocasión de abordar estos casos muy temprano en su historia, debido a las constantes persecuciones bajo el Imperio Romano. No cabe dudas que la mayoría de los cristianos a los que se les exigía realizar sacrificios a los dioses romanos bajo amenazas de tortura y muerte, lo hicieron, y la primera reacción de muchos en la Iglesia no era precisamente “comprensiva”, pues, supuesto que había un arrepentimiento y confesión del pecado, se discutía si expulsarlos completamente de la comunidad o admitirlos pero sin poder participar de la comunión [fuente]. Esta posición rigorista fue adoptada por Novaciano, quien sostuvo que la idolatría era un pecado imperdonable y que la Iglesia no tenía derecho a restaurar a la comunión a cualquiera que hubiese caído en ella, opinión que luego fue condenada como herejía por la Iglesia.

Si bien aquella controversia no se refiere a la mentira sino a la idolatría, sí nos muestra la seriedad con la que los primeros cristianos se tomaban el compromiso con la verdad.

Contra la mentira escribieron tanto San Agustín en su obra contra los priscilianos, como Santo Tomás, en la Suma Teológica, donde se indica:

la mentira es mala por naturaleza, por ser un acto que recae sobre materia indebida, pues siendo las palabras signos naturales de las ideas, es antinatural e indebido significar con palabras lo que no se piensa. Por lo cual dice el Filósofo en IV Ethic. que la mentira es por sí misma mala y vitanda; la verdad, en cambio, es buena y laudable. Por tanto, toda mentira es pecado, como afirma también San Agustín en su libro Contra mendacium.

Y, acerca de mentir para evitar un mal mayor, se responde:

La mentira no sólo es pecado por el daño que causa al prójimo, sino por lo que tiene de desorden, como acabamos de decir (en la solución). Pero no se debe usar de un medio desordenado e ilícito para impedir el daño y faltas de los demás; lo mismo que no es lícito robar para dar limosna (a no ser en caso de necesidad, en que todo es común).

Con todo esto, nos encontramos en condiciones de concluir que los actos realizados por Live Action, aún cuando tenían una finalidad loable, efectivamente no se encuentran conformes con la enseñanza cristiana acerca del deber que cada uno tiene hacia la verdad.

Es comprensible que, ante el horror que representa el aborto, donde se encuentra en juego la vida humana más indefensa que existe, intentemos forzar los límites de aquellas conductas que nos están permitidas, pero la prohibición contra la mentira es absoluta, y no podemos hacer un mal para obtener un bien. Nuevamente vemos que, si queremos decir que “el fin no justifica los medios”, la única forma de sostener este principio básico de la moral es creer en una realidad superior.

InfoCatólica necesita vuestra ayuda

 Haz click aquí

19 comentarios

  
Anónimo...
Decir 'digo la verdad'... no es decir nada.

¡Dila!... en lugar de contentarte con decir que la dices.

: )
01/03/11 10:24 PM
  
Antígono
Con todos mis respetos, no estoy de acuerdo con sus conclusiones respecto al caso de Live Action.
Bajo ese mismo criterio, tampoco podría un policía católico actuar contra una banda de narcotraficantes infiltrándose y haciéndose pasar por uno de ellos; o contra las redes de pederastia, de prostitución, mafias diversas, etc., etc.
Y donde digo policía, añado también periodistas (p. ej. el vídeo de Intereconomía que sirvió para reflejar la realidad del interior de las clínicas del doctor Morín), que actuasen en labores de denuncia pública sobre la existencia de organizaciones criminales que, de otra forma, no llegarían al conocimiento de la opinión pública.
Moralmente no considero que en este tipo de casos estemos ante mentiras y, por lo tanto, ante el ejercicio de un mal para conseguir un bien.
01/03/11 11:15 PM
  
Óscar
¿Y Jacob cuando roba la primogenitura?

¿Y el administrador "injusto"?

Habría que definir exactamente que es mentir.

Y nuestro propio Señor nos invita a ser astutos para el bien. A veces hay que callar, disimular, interpretar. El cristiano no debe mentir pero no está obligado a ir soltando la verdad a "tumba abierta".

Lo que hicieron estos de Live Action no fue mentir, fue interpretar. ¿Les preguntó la funcionaria directamente si era cierto lo que le estaban contando?

saludos
02/03/11 12:12 AM
  
Octavio Escobar
El juicio moral considera 1) el hecho; 2) la intención y 3) las circunstancias. (Catecismo). Por tanto, no es correcto juzgar la mentira por el hecho aislado, sin ver las otras dos situaciones. La Iglesia, por ej. Salvó muchos judíos del holocausto dando falsos pasaportes y mintiendo sobre el origen de niños judíos escondidos en colegios católicos, para salvar así sus vidas.
Si con la acción encubierta de liveaction.org se logra evitar UN aborto, solo uno, sería un acto lícito y moralmente aceptable.
02/03/11 12:46 AM
  
Ricardo de Argentina
El principio de no mentir es claro, aunque a veces en la práctica su aplicación nos presenta dilemas difíciles de resolver.

Por ejemplo, he leído que en la Guerra Civil española muchos sacerdotes y religiosos se disfrazaron de paisanos para salvar sus vidas. Y si eran interpelados, negaban su condición religiosa. PAra no mnetir, ¿no deberían haberse disfrazado? ¿Deberían haberse confesado consagrados si alguien se lo preguntaba?
Hay un matiz importante que es aplicable a estos casos, y es que no estamos obligados a dar información a quien no la merece.

Obviamente que este matiz no puede aplicarse al caso de Live Action, porque lo de ellos fue un embuste deliberado y total, con el agravante de una filmación no consentida.
¿Quiere decir esto que los creyentes estamos en inferioridad de medios con respecto a los impíos, al no poder hacer cosas que ellos hacen? Pues sí, es tal cual. Y eso paradojalmente es lo que nos asegura... ¡el triunfo! Triunfo personal si nos mantenemos fieles a Dios. Y triunfo social si Dios así lo quiere, y en la medida en que El lo quiera.
Porque de nosotros es el bregar, el triunfo sólo es de Dios.
02/03/11 4:59 AM
  
Walter E. Kurtz
Estimado Sr. Escobar: Debería Ud. revisar la "Veritatis Splendor". Es cierto lo que Ud. dice: la moralidad de un acto humano libre está dado por el objeto, la intención y las circunstancias. Pero, ésa no es toda la verdad. No se necesita concurso de las tres para que un acto pueda ser calificado de malo, basta con que la intención o el objeto lo sean.

Si el objeto está viciado, el acto será malo, más allá de la intención ("no es justo hacer un mal para obtener un bien", dice Santo Tomás y toda la Iglesia con él). Del mismo modo, un acto objetivamente bueno pero hecho con una mala intención, también es moralmente malo. En cuanto a las circunstancias, ellas agravan o alivian un acto que ya es moralmente malo por su objeto o su intención.

Los ejemplos tomados de la Escritura que usa otro comentarista tampoco son válidos. Recomiendo el siguiente artículo: http://newtheologicalmovement.blogspot.com/2011/03/abraham-jacob-rahab-and-judith-biblical.html

02/03/11 1:06 PM
  
luis
La mentira es siempre un acto intrínsecamente malo por su objeto, y por lo tanto no lo sanea ni la intención ni un fin supuestamente bueno que se siga de ella.

En cuanto a lo que han hecho estas buenas personas, en cualquier caso creo que está mal.

Si se entiende que han mentido, está mal.

Si se trata de una estratagema a la que a veces recurren los organismos públicos de seguridad para luchar contra la delincuencia sin llegar propiamente a la configuración de una mentira, entendemos que la falta de un cometido público otorgado por la autoridad competente tampoco autoriza desplegar tal estrategia. Sin perjuicio de que parece imposible no mentir al montar la trampa.
02/03/11 3:54 PM
  
Kewois
1) Sobre videos:
En el programa CQC de Argentina disfrazaron a un hombre de cura y este fue con un muchacho mayor de edad pero que aparentaba ser menor a un hotel alojamiento solicitando una habitación. La idea era mostrar que ese tipo de hechos ocurria y no se denunciaban y que las autoridades ocultaban el hecho.
Desde ya que ese video provoco bastante indignación en ámbitos católicos y no católicos. Se lo vió como un ejemplo de mal periodismo.

2) Sobre la verdad
- Si a tu hijo de 5 años le tienen que realizar una operación y el médico le avisa que la recuperación será en extremo dolorosa… cuando su hijo pregunta si le va a doler, usted contesta
a) SI muchísimo, te daremos calmantes pero sufriras un dolor atroz. Eventualmente te curarás.
b) No te aflijas los médicos te van a ayudar. Quizas duela un poquito.

- Si un amigo tiene diagnosticado un cáncer que usted sabe es mortal en el 99% de los casos dado su avance y metástasis.
Cuando su amigo dice que tiene esperanzas de sobrevivir y buenas chances, usted:
- Le aclara inmediatamente que casi seguro morirá
- Le dice que si que está bien tener fe y que conoce que muchos superaron ese padecimiento. (usted sabe positivamente que en la literatura medica la mortalidad en ese estadio es de 99%)

- Su esposa le pregunta si usted cree que ella luce como una mujer de 30 o de 40 años. Sinceramente usted cree que luce como de 50. Se lo dice francamente? Lucis de 50 amor!

3) Como diablos ejerce usted la abogacía con esos preceptos morales!!!????? 
Si hay gente que miente, encubre son los abogados tratando de salvar a su cliente.
Ya sea penal o civil, a menos que la confesión disminuya la pena.

En caso de accidente de tránsito NADIE se autoincrimina sino que empiezan a tratar de echarle la culpa al otro, fallas mecánicas, etc

Un cliente viene, le plantea un caso, usted lo analiza y ve que su cliente es totalmente culpable y responsable de o que se lo acusa. Va y le aconseja declararse culpable??? Pide la máxima sanción?

Tiene clientes? Yo de ninguna manera contrataría a un abogado cuya norma es no mentir jamás bajo ninguna circunstancia.

Durante mi juicio de divorcio ambas partes mentimos en varios puntos para agilizar el trámite, ambos aconsejados por nuestros abogados de hacerlo.

Usted es un idealista utópico Pato. 

Kewois
02/03/11 4:26 PM
  
Kewois
>"no es justo hacer un mal para obtener un bien", dice >Santo Tomás y toda la Iglesia con él)

Cientos de veces cuando se ha discutido el llamado "problema del mal" los foristas creyentes han dicho

1) Quizás el mal que vemos tenga como consecuencia un bien mayor.

2) Eso que parece malo quizás sea a la larga bueno

En el caso 1 se admite que Dios por lo menos y no se si otras personas pueden ocasiones un mal si el beneficio es mayor. Dan como ejemplo el dolor de una cirugía. Pero se contradice con lo dicho por Santo Tomas.

en el caso 2, no hay actos malos pues todo termina siendo bueno por lo tanto también se contradice.




Kewois
02/03/11 4:31 PM
  
Walter E. Kurtz
Kewois,

discúlpeme pero está equivocado.

En su caso 1, lo que el cristiano dice --siguiendo a San Pablo-- es que para los que aman a Dios todo sucede para su bien. Lo que la piedad popular ha deducido que aún del mal, Dios saca bienes. "O felix culpa!"

Esto bajo ningún concepto quiere decir que Dios "puede ocasionar un mal para obtener un bien mayor". Sino que todo tiene un lugar en el plan de Dios y que de un mal cometido por otros o de una catástrofe, Dios puede obtener un bien.

No hay ninguna contradicción para una persona que entienda un mínimo de lógica.
02/03/11 7:58 PM
  
rojobilbao
Las mentiras no cabe duda que hay que minimizarlas tanto como seamos capaces. La mentira además, cuanto más se usa de ella más nos "exige" utilizarla como recurso, por lo que nada mejor que huir de ella.

Ahora bien, quien pretenda decirme que para salvar una vida humana no debo utilizar la mentira que no se llame católico y me niegue el serlo; pues no se hizo al hombre para el sabbat, sino al revés.

Si para que quede constancia firme de los métodos homicidas de una organización hay que soltar una trola de las gordas, se dice, pues el beneficio supera el mal que se hace.

¿Qué el fin no justifica los medios? Sí, hombre, a veces sí. Pegar a un hijo es malo, pero si debo hacerlo para educarle correctamente, lo utilizaré como recurso.

Fijemosnos en la proporcionalidad de las cosas; que en este caso no se trata de una mentira sostenida en el tiempo y que ha engañado a gente de buena fe, sino que ha sido un teatro de 1 hora para desenmascarar a gentuza.
02/03/11 10:04 PM
  
Ricardo de Argentina
Rojobilbao, si tu actividad de repartir carnés de católico te deja tiempo, te sugiero que escribas a la Santa Sede proponiendo la re-redacción del 8º Mandamiento:
"No levantarás falso testimonio ni mentirás, salvo que sea para salvar una vida humana".
03/03/11 12:05 AM
  
Kewois
>No hay ninguna contradicción para una persona que entienda un mínimo de lógica.
Lo de mínimo de lógica queda por su cuenta. El problema del mal sigue vigente y no creo que de ningún modo sea algo trivial. Más bien es algo complejo
>Sino que todo tiene un lugar en el plan de Dios y que de un mal cometido por otros o de >una catástrofe, Dios puede obtener un bien.
Siendo Dios todopoderoso puede perfectamente evitar la catástrofe. No lo hace por lo tanto mueren aplastados mil niños. Ustedes dicen que de ahí sale un bien mayor. Ok.
Pero para las familias y para los niños eso es un mal. Y bien grande.
Y esto no lo dije yo lo dicen sus compañeros de religión. Revide los comentarios de artículos anteriores

Saludos
Kewois
03/03/11 3:40 AM
  
rojobilbao
Ricardo, no reparto carnets, si lees bien ataco precisamente a quien pretende hacerlo.

Respecto a modificar el decálogo, antes habría que modificar el "no matarás", pues ¿acaso no es lícito matar en según qué circunstancias? Pues eso, mutatis mutandi.
03/03/11 2:31 PM
  
Ricardo de Argentina
Bueno Rojobilbao, yo juzgué por tus palabras:
----
"quien pretenda decirme que para salvar una vida humana no debo utilizar la mentira que no se llame católico".
---
Aquí apareces como árbitro de catolicidad, ¿o no? Y lo más patético del caso es que si piensas así, quien no eres católico eres tú!. O lo eres pero no lo demuestras.

Tienes razón cuando afirmas que hay circunstancias y circunstancias. Por ejemplo, el sacerdote que en la Guerra Civil de España decía que no lo era, actuaba justificadamente en legítima defensa. El martirio se puede admirar (se debe admirar) pero jamás se puede exigir.

Pero estamos ante un caso muy concreto que propone el bloguero: un montaje fraudulento organizado con un fin noble. ¿Está bien? No, está mal.
03/03/11 6:21 PM
  
Pato Acevedo
@ rojobilbao: Tienes razón en que la respuesta de Ricardo no fue adecuada. Les pido no usar la segunda persona (tú, Uds.) porque lo que se diga en contra de una opinión de esa forma, fácilmente se desvía hacia la persona, y luego se entiende como insulto.

Ahora, respecto a la mentira, uno puede explorar los límites y condiciones de un mandamiento (interpretar la Biblia, para saber a qué se refiere con "no matar" o "no mentir"), pero cuando la Iglesia dice que algo es malo por naturaleza, ahí los que seguimos a Cristo (de quien la Iglesia es el cuerpo) acatamos y nos atenemos a las consecuencias, o dejamos de decir que somos cristianos. No se trata de calificar a otros de buen o mal católico, sino de uno mismo seguir la lógica y la verdad hasta sus últimas consecuencias.

Por eso el ejemplo de los mártires es relevante. Hay muy pocas cosas que la Iglesia califica de intrínsecamente malas y entre ellas se encuentran la mentira y la idolatría.

La Iglesia no habla en abstracto, sino que lo hace a partir del ejemplo que nos dejaron los mártires. Puede que yo no sea de ese tipo, puede que si un soldado me pide quemar incienso en el altar de Roma a cambio de la vida de mi hija ¡yo lo haga! Pero al menos, en honor a esos mártires que no lo hicieron, iré a reconocer mi falta, por no haber estado a la altura del maestro y de los que nos legaron esta fe preciosa. Seguramente el confesor verá hasta qué punto mi voluntad estuvo alterada y determinará la verdadera gravedad del pecado, pero lo que nunca podría decir es que adorar a otros dioses fue algo bueno.

De otro modo estaría diciendo que los mártires murieron en vano, porque realmente no tenían la obligación de hacerlo.
03/03/11 6:30 PM
  
rojobilbao
Ricardo es faltar a ka ética mínima cortar las frases de la gente.Yo decía:

"Ahora bien, quien pretenda decirme que para salvar una vida humana no debo utilizar la mentira que no se llame católico y me niegue el serlo."

El final es la clave, no se niegue la catolicidad por un desencuentro en puntos como este.


Insisto, engañar a un malo, para desenmascarar a un mentiroso y que así resplandezca la verdad, no es bueno, pues utiliza un método malo, pero no es malo, pues el fin logrado es lo suficientemente bueno para que obviemos lo malo.

¡Con la de pecados que se comenten a diario! ¿vamos a "penalizar" lo que tiene tan noble fin? Yo no.
03/03/11 7:20 PM
  
Ricardo de Argentina
Disculppa Rojobilbao, pero a mí me interesa más lo que Dios manda y la Iglesia enseña, y no tus heterodoxas opiniones.
Sacar de mentira verdad es un recurso deshonesto, lo mires por donde lo mires.
03/03/11 8:30 PM
  
Ricardo de Argentina
Patoace, a ver si queda claro, yo no quise insultar a nadie y si alguien se sintió ofendido, pido las debidas disculpas.
Tampoco creo haber faltado a la ética, pues lo que yo he entendido es que Rojobilbao negaba la condición de católicos a quienes no son capaces de mentir para salvar una vida humana. Con decir que no era eso lo que había querido decir, quedaba aclarado el punto.
03/03/11 11:25 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.