¡¿Acaso el planeta se ha vuelto loco?!

 

Al leer noticias en mi teléfono, no puedo evitar preguntarme cómo hemos llegado aquí. No fue hace tanto, creo yo, que la película El Último Tango en Paris fue censurada en muchos territorios, por sugerir ciertas prácticas sexuales que hoy son el remate de un chiste. Apenas en 2008 el candidato demócrata Barack Obama decia apoyar el matrimonio natural, posición que hoy es evidente hate speech, “discurso de odio". ¿Cómo puede haber cambiado tanto el mundo en tan pocos años? ¿El planeta se ha vuelto loco?

A veces me pregunto si un romano del S. IV habrá sentido algo parecido. Un día estás celebrando los rituales a los dioses de la ciudad, como han hecho los hombres decentes por siglos, y escuchas sobre esta nueva secta judía mesiánica, que se niegan a sacrificar a los dioses. “No faltan los locos” piensas, pero cada día llegan historias de  estos ateos que aparecen por todas partes. Los pretores los persiguen y los arrojan a los leones, pero no parece tener efecto, los reportes parecen ser cada vez más frecuentes. Pasan algunos años, y ahora el emperador mismo decide tolerar la demencia, y decreta “libertad religiosa para los cristianos". Un par de décadas más tarde un joven emperador decide que el cristianismo es la religión oficial del Imperio, y proscribe los cultos a los dioses tradicionales.

¿Conclusión? En el lapso de una vida, haciendo exactamente lo mismo, un ciudadano ejemplar ha pasado a ser un enemigo del Estado. La comunidad en que vivía ha cambiado radicalmente, es decir, su mundo se ha vuelto loco.

Permítanme proponer una explicación a la situación actual: La culpa de todo esto la tiene la Unión Soviética.

Verán, durante décadas, el Estado Ruso propagó el veneno del comunismo por el mundo, en una abierta guerra cultural. Las universidades y artistas de Occidente eran el campo de batalla y, mientras existía la Unión Soviética, el conflicto era reconocido y se luchaba. Cuando cayó el imperio comunista, se celebró la victoria del capitalismo y hasta se habló del fin de la historia.

El problema fue que quedaron muchos soldados del imperio rojo sembrados en sus antiguos cuarteles. Tal como los soldados japoneses perdidos en las islas del pacífico, a su modo, ellos seguían luchando. Se escondieron en sus oficinas académicas y tocatas folklóricas, y se dedicaron a re pensar sus sueños. Entonces encontraron una salida a su dilema: El comunismo real fracasó, dijeron, pero no el marxismo, el método de análisis marxista sigue siendo válido. Ya no serían los paladines de la clase obrera, como se imaginó Marx, pero habría nuevos oprimidos a los que liberar de sus opresores: las minorías sexuales, raciales, mentales, sociales, económicas, y un interminable etc. Nuevamente serían los defensores de los excluidos y abusados por la sociedad capitalista y totalitaria, solo que esta vez no en nombre de una clase social en particular, sino de los excluidos del modelo en general.

 El nuevo enfoque, sin embargo, tenía un problema: las minorías no ganan elecciones. A fin de cuentas, todo se trata de obtener el poder político, así que este nuevo “marxismo de minorías” por sí solo no era útil. Era necesario ganar la voluntad de la gente, y la herramienta adecuada era la lástima y la empatía. Si lograban que el público empatizara con esos grupos minoritarios, que los vieran como víctimas de una injusticia, buena parte de ellos votaría por la izquierda. Permítanme un paréntesis aquí: No digo que no se cometieron injusticias contra tal o cual grupo, pero convertir a las minorías en centro de la política pública, al punto de olvidar el bien común, es una hazaña nada despreciable.

El gran aliado de esta estrategia es la natural y tan humana debilidad por el fariseísmo y la hipocresía. Ver, juzgar, condenar y castigar la paja en el ojo ajeno, al tiempo que ignoramos olímpicamente la viga en el propio. Todos queremos construir un mundo mejor, ser compasivos y factores de cambio, pensar que “otro mundo es posible” y que no estamos “del lado equivocado de la historia", pero sin dejar de cambiar nuestro iPhone cada año, ni que nuestro jardinero deje de venir una vez por semana. Así, quien jamás había conocido a un homosexual, pagaba sueldos de miseria a un migrante, o maltrataba a sus funcionarias, expiaba sus culpas votando por políticos de izquierda.

Desde la vereda opuesta, hemos debido lidiar con el enorme inconveniente de la estrategia “minoría + empatía": El fin del debate racional. Al empatizar con otro debemos sentir sentir su dolor, no cuestionarlo, ni mucho menors buscar explicaciones para su condición. Y luego de ese ejercicio empático, la experiencia personal dictará la política a seguir, sin dudar jamás de lo que el oprimido exige o cree necesitar. En la política de la empatía, quien intenta aportar razones, preguntar por conceptos claros o considerar datos objetivos, es una mala persona y es responsble de todo lo malo que ocurre. Con tal sujeto no es necesario ni provechoso debatir ¿Qué beneficio se podría obtener al dar tribuna o espacio al intolerante? Su indecencia es tal, que debe ser excluido del espacio público. Nace así también el “discurso de odio” como categoría política. Todo en nombre de la empatía y la tolerancia.

En definitiva, el adversario de la izquierda política ya no es solo alguien que opina diferente, sino un inmoral, un enemigo que solo quiere conservar privilegios, o hacer sufrir a los demás. La estrategia se resume en identificar una minoría, reemplazar el debate racional por la empatía, y perseguir al adversario como un enemigo, por ser mala persona, un troll.

Se podrá replicar que algo de esto siempre ha existido, que la superioridad moral ha sido una de las marcas de identidad de la izquierda, y es cierto. Sin embargo, lo que denota un cambio, un nuevo umbral en esa senda, es el surgimiento de la policía moral de izquierda. Aquí es donde parece que el planeta se ha vuelto loco: lo que antes era inmoral ahora se considera no solo tolerable, sino obligatorio. No basta con considerar la transexualidad como normal, incluso se deben apoyar las terapias de transición para niños, como le ocurrió a J.K. Rowling, autora de Harry Potter. No basta con acoger y legislar el divorcio, el matrimonio mismo debe ser prohibido y denunciado como una estructura de opresión. No basta con ser feminista, también debes jurar y prometer (en un acto literalmente orwelliano) que una mujer trans es una mujer.

Cuando no hay lugar para el debate racional, tampoco lo habrá para una opinión diferente, porque todo el edificio ideológico es rígido e inflexible, y cualquier grieta en su estructura amenaza con derrumbarlo por completo. Tampoco existe espacio para el humor. El mero hecho de reírse con un chiste machista o transfóbico debe ser denunciado, so pena de ser tenido por cómplices de la maldad y la indecencia, facilitadores de la enfermedad mental que es el machismo. La izquierda ha construido su propia inquisición, ha comenzado a quemar de libros y todo, y la efigie de malpensantes. Esperemos que nunca llegue a quemar personas.

 “Yo, por mi parte, les doy la bienvenida a nuestros nuevos amos insectoides”. Solo les advierto que, tal como nos ocurrió a los católicos, la gente continuará riendo de chistes machistas a sus espaldas, jurándose amor eterno y, en buenas cuentas, haciendo lo que quieran hacer. Y que pronto su policía moral acabará por caer.

27 comentarios

  
Gonzalo
Magnífico.
08/07/20 12:35 AM
  
Jordi
El problema del matoneo digital está en las personas que viven de los miles de euros en dar la buena y correcta imagen que requiere el mundo.

Son los mismos que en el siglo XVIII a. C. veneraban al Dios Faraón, en el siglo III d. C. adoraban al dios Emperador, los que en el siglo X obedecían al Señor Feudal, en el siglo XVIII eran serviles al Monarca Absoluto, en el 1790 cortaban cabezas de nobles y clérigos, en el 1808 decían sí a Napoleón, en el 1917 mataban y torturaban en nombre de la dictadura del proletariado, en el 1937 gritaban Heil Hitler, y en el 2020 eran moralmente progres y correctos.
08/07/20 2:56 AM
  
Cos
Como dice Jordi, la mayoría de la gente sigue la corriente. Hay estudios que hablan de un no mas del 30% de población realmente crítica.
Además diría algunas cosas:
- La revolución triunfa porque tiene a los grandes poderes económicos y políticos apoyándola. No es por ningún complejo de culpa, es porque los poderosos -no siempre, pero por lo general- son los primeros en querer afirmar su propia autonomía. LA alianza entre los poderes económicos y los marxistas, o neomarxistas o postmarxistas, o como se llamen, parece antinatural pero no lo es. Aunque el gato al agua se lo lleverán los poderes del capital, por supuesto. LA revolución antropológica y la mundialista no son dos revoluciones distintas. Son la misma.

- LA agresdividad eprcibida no es algo raro. Como la Iglesia ha enseñado siempre, vivimos dentro una guerra espiritual. Esta guerra se traduce materialmente en guerra cultural, política, intelectual, etc. Siempre tiene que haber un poder que se sitúe sobre y domine a los demás. No es que sea algo propio de nuestro tiempo. Si, hoy no se enseña esto, por cobardía o claudicación. Y es muy triste y tiene consecuencias graves.

- Lo que vivimos hoy en día no tiene nada que ver con la inquisición. Es exactamente lo contrario. No estoy diciendo, por supuesto, que la inquisición lo haya hecho todo bien, pero comparar al Santo Tribunal con la barbarie que estamos viviendo hoy en día crea confusión y refuerza el discurso de los revolucionarios.
08/07/20 8:29 AM
  
jandro
Los revolucionarios franceses destruyeron el régimen antiguo con la consigna "Arriba la diosa Razón".

Luego ya sabemos que aquello se convirtió en un arbitrario régimen de terror sin razón alguna, pero ya el trabajo estaba hecho. Derrocado el sistema ya podían crear lo que más les conviniese, que no podía ser otra cosa que un monstruo, porque cuando el ser humano planifica la vida de los demás la cosa acaba muy mal.
08/07/20 8:56 AM
  
Joaquín
No es el comunismo el que ha promovido estas ideas. Los comunistas "fetén" eran ultrapuritanos. Es el capitalismo el que las ha promovido, con el apoyo disimulado del gobierno norteamericano. ¿No son las grandes empresas capitalistas las mayores promotoras de estas "ideas"? ¿O es que Bill Gates, Mark Zuckerberg, Tim Cook, Jeff Bezos et al. son unos entusiastas partidarios de la familia "tradicional"?

Pensadlo bien.
08/07/20 12:53 PM
  
gringo
(Hola Pato ¡Cuánto tiempo!.)
Tal vez la respuesta la tienes en la primera frase que tú mismo has escrito: "Al leer noticias en mi teléfono...".
Las ideas circulan ahora casi a la misma velocidad que el propio pensamiento, y eso hace que la sociedad cambie rápidamente.


Respecto a varios puntos de lo que señalas me gustaría añadir:
-Defender los derechos de las minorías no tiene por qué ir en detrimento del bien común. Por ejemplo defender a la minoría cristiana en Pakistán no es ir contra el bien común de los pakistaníes.
En general todo el mundo vive mejor en los paises donde se respeta a las minorías, ese suele ser el termómetro de las democracias y los lugares donde se respira libertad.
-Hay asuntos como el aborto, o el matromonio gay que han superado la guerra izquierda/derecha. Hay países sudamericanos como Venezuela con gobiernos socialistas donde no son legales, mientras que en Europa son defendidos por partidos liberales.
Los gais y travestis que iniciaron el movimiento del Orgullo Homosexual en un bar neoyorquino en el 69, no eran células comunistas infiltradas en Occidente, simplemente estaban hartos de abusos policiales y de la mafia.
Ciertamente en la izquierda occidental encontraron un primer apoyo pero ya se ha convertido en algo transversal.
-No toda crítica es discurso de odio, por supuesto y es un recurso fácil llamar "homófobo" a cualquiera que critique al movimiento LGTBI, pero eso no quita que ese discurso de odio exista y sea practicado por algunos. Por ejmplo todavía hay gente que considera a los homosexuales enfermos mentales, o pederastas en potencia a los que se debería prohibir adoptar o incluso ejercer profesiones como la de maestro de primaria.
-Creo que nadie ha criticado a J K Rowling por no apoyar terapias de transición "para niños" . Es cierto que usó la expresión "young people", pero eso no es lo mismo. Y esos detalles, esos matices, cambiar las palabras para añadir más dramatismo, porque no es igual hablar de jóvenes o adolescentes que de niños, también es un truco que usáis para alterar el debate racional.
08/07/20 1:24 PM
  
Jorge
No se debe olvidar que el problema no es el marxismo, ni el marxismo cultural, sino el liberalismo, como padre putativo de Hegel y sus derivados
08/07/20 8:12 PM
  
Alex
Acá mi respuesta gringo:

-El problema en este punto viene a ser que hay que ver cuales son los derechos que corresponden a esas minorías. Quiero decir, en el derecho natural éste surge de la misma naturaleza, y todo aquello que exista según el orden natural comparte ese derecho; la conclusión obvia es que, puesto que todos los hombres comparten la misma naturaleza también comparten los mismos derechos como el de igualdad o de libertad. El problema viene cuando se reivindican para esas minorías presuntos derechos que en verdad no lo son ya que contradicen a la ley natural ('matrimonio gay', ser considerado como el sexo que en realidad no eres, etc...).
Lo de asociar la democracia con los derechos de las minorías me parece dar una visión un tanto fundamentalista de la misma. En EEUU la esclavitud negrera no se abolió hasta 1863 pero no por ello vamos a decir que hasta entonces habían sido un país autoritario.

-Los conceptos de izquierda y derecha son muy complejos y pueden variar atendiendo a las circustancias históricas, sociales y culturales de cada lugar. Latinoamérica no es Europa y allí las izquierdas y las derechas no van a ser iguales que aquí. En el caso de Europa la defensa del aborto y el gaymonio es acometida por progres y derechistas descafeinados, pero aún existe el conservadurismo defensor de la vida y la familia natural que en España es abanderado por VOX.

-La existencia de un discurso de odio se da en una porción muy limitada de la sociedad española. La mayoría de crísticas que se dan contra el movimiento LGBT vienen por otras razones.

-Dar terapias de transición a un niño o a un joven es lo mismo, ya que ambos se encuentran todavía en etapa de desarrollo y dárselas puede acarrear consecuencias negativas para dicho desarrollo, por no hablar de la gran cantidad (80%) de los que dicen identificarse con su sexo distinto en edades tempranas luego cambian de opinión.
Además, ten por seguro de que casi todos los que han criticado a JK Rowling apoyan las terapias de transición para niños.
09/07/20 1:23 AM
  
Jose
El comentarista gringo, dice: "Defender los derechos de las minorías no tiene por qué ir en detrimento del bien común." Y pone un ejemplo de Pakistán, saliendo totalmente del tema, que es:
" lo que antes era inmoral ahora se considera no solo tolerable, sino obligatorio. No basta con considerar la transexualidad como normal, incluso se deben apoyar las terapias de transición para niños"
Y tan va contra el bien común, que ya hay leyes alrededor del mundo, para penar a todo aquel que manifieste opinión en contrario. Decir que la homosexualidad es antinatural, es calificado automáticamente de "delito de odio" se acabó la libertad de opinión y la libertad de opinión es el bien común. Siempre hay alguno engañándose a sí mismo, bien dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.
09/07/20 2:35 AM
  
gringo
Pues me parece que os pasais con el victimismo.
Los jueces, al menos en España saben distinguir muy bien entre el discursode odio y la libertad de expresión.
Por ejemplo el obispo de Alcalá de Henares ha sido denunciado muchas veces por asociaciones LGTB, y siempre han sido archivadas las querellas.
Una persona puede opinar que la homosexualidad es pecado, o antinatural, y no pasa nada.
Otra cosa es cuando el discurso se empieza a deslizar al terreno de identificar homosexualidad y pederastia, a considerar a los gais enfermos mentales, etc.
Igualmente también hay muchas denuncias de parte del mundo católico que a veces prosperan y otras no.
Al payaso Leo Bassi hace años le querían meter en la cárcel por haberse disfrazado del Papa Benedicto y repartir condones en un acto en la universidad de Valladolid. La denuncia quedó también archivada.(Pero sirve de ejemplo para ver que gente sin sentido del humor hay en todas partes).
Recientemente la Asociación de Abogados Cristianos consiguió que no se pudiera ondear la bandera arcoiris en el balcón del Ayuntamiento de Cádiz.
Otra cosa son los linchamientos en redes sociales, pero claro es que de eso no se libra nadie.
09/07/20 2:30 PM
  
Néstor
Precisamente el tamaño del fenómeno, tan bien subrayado en el artículo, debería impulsarnos a buscar causas proporcionadas.

Y esas causas proporcionadas consisten, básicamente, en que el poder económico mundial apoyó activamente, es decir, con dólares, todo ese proceso, y lo sigue apoyando ahora, de lo cual Soros es solamente el botón de muestra más claro.

Quiere decir que en EE.UU., por ejemplo, hay un "Estado Profundo" al que le importa muy poco quién sea el Presidente de turno, y que ha apoyado siempre activamente estas causas de "izquierda".

Quiere decir, por ejemplo, que ha sido la Fundación Ford la que ha financiado la imposición de la ideología de género en las universidades de EE.UU.

Quiere decir que tenemos que empezar a enterarnos de lo que son el Council on Foreign Relations, el Population Council, y las relaciones que tienen con la ONU, el Banco Mundial, la Reserva Federal de los EE.UU, y el Fondo Monetario Internacional.

Saludos cordiales.
09/07/20 2:33 PM
  
Palas Atenea
"Cuando no hay lugar para el debate racional, tampoco lo habrá para una opinión diferente, porque todo el edificio ideológico es rígido e inflexible, y cualquier grieta en su estructura amenaza con derrumbarlo por completo".
Examinemos el caso Lidia Falcón y el de Noam Chomsky, estas personas pensaban que defendían sus ideas desde la racionalidad, ella siempre fue feminista de izquierdas y él ya sabemos quién es. Bien, ahora ambos son fascistas.
A ella le echaron del PC por defender que solo existe el binomio varón-mujer (cosa fundamental si se quiere ser feminista) y le llamaron homófoba.
A él, por ser uno de los 150 firmantes de la carta de los intelectuales americanos advirtiendo de que los despidos de cualquier disidente de universidades y periódicos estaba coartando la libertad de expresión, le han puesto fino en twitter. Muchos de los firmantes de esa carta han cantando la palinodia y ha habido quién ha suplicado con lágrimas en los ojos a la revista "Harper´s" que borren su nombre de la lista porque está muerto de miedo. MIEDO.
La palabra miedo la dice el mismo "El País". Uno de los firmantes que permanecen firmes, aunque parezca un juego de palabras, ha dicho que los que tenían MIEDO no firmaron y que no sabe por qué los que sí firmaron ahora quieren dar marcha atrás.
Hasta el más idiota sabe lo que es un chantaje mafioso, si esta gente pretende llevar a cabo su programa chantajeando al director de un periódico o al decano de una universidad, ¿qué clase de gente son? "Chantajeadores sin Fronteras" que han descubierto de pronto dónde está el poder, porque el poder siempre está en alguna parte, en el palacio o en la choza. Ahora está en la choza, pero está.
Debería alegrarme de que a Falcón y a Chomsky les pase una cosa así pero no puedo evitar sentir pena por aquellos que vivieron toda la vida como progresistas para morir como yo, que siempre he sido su oponente. ¡Qué gran desengaño debe ser esto! ¡Ay, Falcón, ay, Chomsky, pensasteis que la razón era posible sin Dios y ahora veis volar las erinias de la sinrazón a vuestro alrededor! No quiero ni acordarme de lo que le pasó a Adorno en el 68.
09/07/20 3:08 PM
  
Palas Atenea
El primer error cometido por estas personas firmantes de la carta llamando tímidamente al orden por aquello de la libertad, es no darse cuenta que ya no hay diferencias cualitativas en las opiniones. Si se escribe con las tripas y el sentimentalismo es un insulto que alguien crea tener méritos para ser un intelectual o apele al criterio de autoridad. Por eso el acoso twittero se ceba con ellos diciéndoles: "Pero, vosotros, ¿quiénes creéis que sois, burgueses de mierda?" y aquellos firmantes que son de raza negra, que los hay, ni imaginarme puedo lo que estarán oyendo.
Ellos, ingenuamente, pensaban que no es lo mismo una carta firmada por 150 intelectuales, muchos de izquierdas, que otra escrita por 150 obispos, pero se equivocan, pretender ser un intelectual es un insulto, lo mismo que magistrado, decano u obispo. El que se carga a las jerarquías, y ellos han hecho mucho por cargárselas, termina discutiendo de filosofía con un plomero. Como se les ocurra hacer un boicot contra los libros de Chomsky va dado. No descarto verle a él también cantando la palinodia y, si no lo hace, tendrá que pagar el precio.
09/07/20 3:26 PM
  
Centurión Cornelio
Dios mío, tengo 49 años y me da toda la impresión de que me ha pasado lo que en algunos cuentos de hadas: que me he echado a dormir la siesta debajo de un viejo sauce y me he despertado mil años más tarde.
09/07/20 11:01 PM
  
Palas Atenea
Nunca hay un 100% de arribistas o comprados por el dinero de los lobbies que cita Néstor, siempre hay un tanto por cierto de personas que van por libre apoyadas en un prestigio que hace tiempo perdieron y no se han dado cuenta. Personas que han perdido de vista la realidad y creen que todavía estamos en los 60-70, cuando Lidia Falcón publicaba la revista "Vindicación Feminista" y Chomsky escribía sus libros ejerciendo de prestigioso profesor que lideraba la protesta contra la Guerra del Vietnam y era aplaudido por todo el campus de Berkeley.
Pero ahora son unos mindundis de los que nadie hace caso, esto ha tomado otro rumbo. Unos van sembrando las semillas pero son otros los que recogen las gavillas, el sembrador creyó arrojar trigo al surco y salió cizaña, haber mirado bien lo que sembraban.
Lidia Falcón necesita el sexo para su programa feminista y le dan género indeterminado; Chomsky necesitaba libertad para escribir-siempre en América y siempre criticando a América-y le mandan callar.
Esto les está pasando a muchos cardenales que escriben al Papa por unas dudas importantes y no les contesta; los otros que firman una carta y provocan un tsunami, la otra que, porque escribió los libros de Harry Potter se cree que puede opinar sin consultar primero, y puede que le tiren los libros a la cara...Aquí nadie puede decir nada que no esté dentro de la línea permitida y ésta ya está marcada. Nadie. El pensamiento es único y tiene que servir para todos.
El pobre gringo trata de salvar lo insalvable, pero él también está siendo arrastrado por la corriente, teniendo en cuenta que siempre fue un mindundi sobre eso al menos no se hará ilusiones. Lo tiene muy fácil porque ya piensa como ellos y nada tiene que perder como los citados.
"Otra cosa son los linchamientos en redes sociales, pero claro es que de eso no se libra nadie". Si los linchamientos están hechos por personas sin ninguna conexión es una cosa, si están organizados pueden conseguir que el rector de una universidad expulse a un profesor como viene ocurriendo en Norteamérica porque ¿de dónde surge el miedo que denunciaba "El País"? ¿De qué tienen miedo? No se refiere al miedo físico estaliniano de que los vayan a mandar al GULAG, se refiere al miedo de perder el trabajo y no poder encontrar otro, a que boicoteen tus libros y nadie los compre, de que te hagan la vida imposible y, como una de las firmantes de la famosa carta, tengas que borrarte de twitter. Es decir no hace falta que Stalin mande al KGB en tu busca, tú mismo te volatilizas. Autocensura, se llama eso y se practica mucho en los países comunistas y ahora en los democráticos.
Algunos como Ben Shapiro o el conocido exprofesor canadiense se refugiaron en Youtube hasta que les den la patada que será más pronto que tarde. El círculo se está cerrando.
Yo soy una persona anónima y cada vez me alegro más de serlo, no estoy en twitter, ni en Facebook ni en ninguna parte.


10/07/20 12:09 AM
  
Cos
Una de las claves es el poder judicial, quien tiene la última palabra en muchos asuntos. En Estados Unidos se utiliza para legislar a través del precedente de jurisprudencia que tiene potestad de crear. En España los casos tambien son numerosos. En otros países se han utilizado los tratados internacionales para imponer la agenda, como por ejemplo en Taiwán, donde había habido un referéndum previo que rechazó el mal llamado matrimonio igualitario antes de que éste fuese impuesto. En Costa Rica pasó algo parecido.

Es muy significativo este artículo en el que se denuncia la discriminación legal a la que se somete a los niños varones en el ámbito de la legislación internacional:
" La discriminación de los niños (varones) avanza sin grandes resistencias entre los activistas de derechos humanos".
.elespanol.com/opinion/tribunas/20200611/ideologia-genero-problema-derechos-nino/496820321_12.html

Se equivoca en la consideración del título, porqeu no es en este caso ideología de género sino feminismo radical, pero en realidad ambas cosas forman parte de lo mismo.

Y, por cierto, en España claro que se practica el discurso del odio. Un discurso del odio brutal. Por ejemplo contra el partido VOX. Que, de paso, sirve como advertencia a cualquiera que en algún momento dado tenga la tentación de sacar los pies del tiesto. La criminalización del disidente y el doble discurso son practicados sin ningún disimulo. Y esta es la situación en la que estamos.
10/07/20 1:59 AM
  
Cos
Hay un recurso argumental que se usa para relativizar la revolución antropológica que vivimos. El de "la democracia liberal permite la convivencia de distintas formas de pensar y las diferencias se dirimen, caballerosamente, a través de la palabra y el voto".

Este es siempre un discurso parcial, a veces bienintencionado, que adolece de no tener en cuenta el contexto. De forma chapucdera se podría contar la evolución del contexto político mas o menos así:
Revolución industrial - proletarización - emergencia idelogías socialistas - 1ª guerra mundial - revolución soviética y fascismo - crak del 29 - 2ª guerra mundial - emergencia de EEUU y URSS - guerra fría - caída muro de Berlín y crisis rusa - emergencia China, rusa y mundialista. A esto hay que sumarle un montón de otros factores igualmente relevantes: Creación del Banco de Reserva Federal, final del patrón oro y el nacimiento del dinero deuda, satélites de comunicación, internet, digitalización de las transaciones comerciales, etc.
Frente a los argumentos abstractos, cuasi mágicos -que son los que usan a menudo los medios de propaganda-, la realidad de lo concreto, que es el marco en el que se posibilita la realización de los hechos. Por eso cada época tiene unos problemas que le son específicos.

Retos para el futuro -ya presente-: tecnología de datos, nanotecnología, inteligenia artificial, ¿Crisis del petroleo?, etc. En general lo que tenga que ver con filosofías y prácticas psothumanistas -el horizonte evidente de la revolución-. También las consecuecias que se deriven de ello, por ejemplo una posible estandarización de diversas humanidades en función de la capacidad de acceso a las aplicaciones transhumanistas.
10/07/20 2:32 AM
  
Palas Atenea
"La cultura de la cancelación (Cancel Culture) se refiere al fenómeno que comenzó a ganar popularidad en 2018 y que consiste en retirar el apoyo moral, financiero, digital y social a personas o entidades mediáticas consideradas inaceptables debido a determinados comentarios o acciones, o por transgredir ciertas expectativas".
Entre estas personas están J. K. Rowling, Margaret Atwood, Salman Rushdie, Martin Amis, Noam Chomsky, el músico de jazz Wynton Marsalis y otros escritores, psicólogos, profesores, etc...
A la "Cultura de la Muerte" que señaló el Papa Francisco se añade ahora la de la Cancelación o muerte vudú (muerte en vida): "Que su nombre sea borrado, que nadie compre sus libros, que nadie les defienda, que todo el mundo les ataque desde todos los flancos, que deseen morir, que no haya lugar donde puedan meterse".
¿Que puede decir un obispo si esta gente, la mayoría de ellos considerados liberales o de izquierda, no pueden abrir la boca?
Habrá que enfrentar la cárcel porque los atemorizados jueces tendrán que ceder a las presiones, es cosa de dos telediarios y sus familias serán lapidadas con piedras twittweras.
¡Viva la Libertad!

10/07/20 8:19 AM
  
Pato Acevedo
@ Gonzalo: ¡Muchas gracias! Volver después de tantos meses con un "magnífico" de tu parte me ha hecho el día.

@ Jordi: Así es. El fariseísmo y las atrocidades morales han sido una constante en la historia humana. El catolicismo es el antídoto, aunque no siempre los católicos han estado a la altura.

El solo hecho de permanecer en una Iglesia a la que han pertenecido tantas malas personas debería llamarnos a la humildad.

@ Cos: Los poderosos son los primeros fariseos, creo yo. Bill Gates realmente piensa que debe hacer un bien que compense todo el dinero que ha ganado, y así termina haciendo mucho daño.

@ jandro: Ojalá hubiera hoy al menos la hipocresía de los revolucionarios de alabar la razón. Me temo, sin embargo, que los nuevos marxistas han incluso abandonado la ciencia, uno de sus antiguos motivos de orgullo.

@ gringo: (¡muchas gracias por la bienvenida!)
Lo que para unos es "discurso de odio" para otros es una verdad incómoda. Esa categoría como tal no forma parte de la tradición legal (que conoce varios límites a la libertad de expresión), y es más una herramienta para luchar contra el malpensante. Solo por eso debería ser rechazada por toda persona inteligente.

Y sobre los jueces y el humor ¿Has oído hablar del caso del humorista Count Duncula? Hasta ahora los jueces no han cumplido con su labor de defender la razón y poner un dique a la locura, y no creo que lo hagan en futuro

@ Jorge: El problema es que "liberalismo" tiene, en la esfera pública, una definición todavía más ambigua que la del marxismo. Anticipo que en las mazmorras del progresismo muchos católicos compartiremos celdas con auto denominados liberales, y por eso no me atrevo a condenarlos.

@ Néstor: Todas las organizaciones que mencionas las agrupo en el fariseísmo de las élites. Todos los que forman parte de ellas creen que sus ayudar a las minorías y suprimir los discursos divergentes son acciones altruistas y desinteresadas.

@ Centurión: Tú yo tenemos la cara de la foto del artículo.
10/07/20 4:27 PM
  
gringo
Pato, ciertamente el humor cada vez está más cercenado en Occidente, en todos los sentidos.
No me suena el caso que mencionas, pero creo recordar que en Chile hicieron boicot a la revista The Clinic por una portada en la que se burlaban de Benedicto XVI, dibujado con un condón en la cabeza.
En España chistes sin malicia, que se publicaban en los años ochenta sobre el atentado contra el jefe de gobierno del régimen franquista Carrero Blanco (asesiando en 1973), llevó a una tuitera al banquillo y fue condenada por "humillar a las víctimas del terrorismo" ¡en 2017!. Aunque fue absuelta al año siguiente.
Igualmente chistes sobre homosexuales o mujeres maltratadas que se contaban en televisión en los ochenta, hoy no se podrían emitir.

Palas Atenea, eso de "cultura de la cancelación" es el boicot de toda la vida. Y lo hace todo el mundo. No es necesario remitirse a las señoras en las puertas de los cines para que la gente no viera "Jesucristo Superstar", o a la revista The Clinic que ya mencioné a Pato.
Aquí mismo en Infocatólica algunos propusieron hace algunos años un boicot a los productos de AMAZON, porque su dueño Jeff Bezos había donado dinero a favor del matrimonio gay en un referéndum en el estado de Washington.
Lo que pasa es que el boicot no tuvo demasiado éxito, teniendo en cuenta que algunos blogueros de esta casa venden sus libros precisamente en AMAZON y podemos ver el logo de la empresa anunciado por aquí.
Porque claro una cosa es clamar contra el lobby gay y el capitalismo, y otra cosa que te toquen el bolsillo...
10/07/20 5:34 PM
  
Palas Atenea
No, no es el boicot de la toda la vida. No hay peor ciego que el que no quiere ver.
10/07/20 7:34 PM
  
gringo
No, Palas. Son hordas de travestis sedientos de sangre.
No exageremos.
Tú misma has tenido un encontronazo con Hechos. Te dijo que sabía muchas cosas sobre ti. Sólo le faltó el típico "sé dónde vives".
Trols los hay de todos los colores.
Ciertamente hoy en día no puedes opinar nada sin ofender a alguien.
¡Pero si hasta el Papa Francisco cada vez que habla ofende a una legión de blogueros y comentaristas católicos, con razón o sin ella!.
Cuando yo era niño en los ochenta un humorista podía disfrazarse de obispo o contar chistes de maricones y no pasaba nada. Hoy en día lo denunciarían el lobby gay o la Asociación de Abogados Cristianos, según el caso.
10/07/20 10:29 PM
  
Palas Atenea
Es absurdo que digas que el humor está siendo cercenado en Occidente. ¿Por qué? ¿por el boicot de toda la vida? Al humor no le pasa nada que no le pase a todo lo demás.
10/07/20 10:33 PM
  
Palas Atenea
Te contradices, gringo, primero dices "como siempre" y luego dices que no. No hay razón ninguna para admitir que el humor haya sido víctima de nada si no percibimos varias cosas:
1) Cualquier opinión contraria a la propia es una agresión personal, cualquier interpretación deductiva, que puede ser perfectamente desmontada porque, efectivamente, no deja de ser una opinión, se contesta con un ataque de histeria, etc...en vez de atacarla fríamente.
2) Los sentimientos de baja estofa han sustituido a los argumentos.
En estas condiciones, hasta el famoso número de Tip y Coll sobre cómo debe servirse un vaso de agua, debido que Tip emplea un francés macarrónico, puede herir a los franceses. Simplemente abrir la boca ya es una agresión.
3) Si lo que tú dices fuera verdad los 150 firmantes de esta carta están pirados porque si estamos como antes no ha lugar semejante misiva dirigida a una revista. ¿Por qué crees que lo han hecho? ¿La posición de Lidia Falcón es constitutiva de delito de odio contra nadie? La percepción de esta gente-me refiero a los firmantes- según tú, es exagerada porque las cosas no han cambiado.
Tú mismo tergiversas lo que digo afirmando "son hordas de travestis sedientos de sangre", pero no te voy a decir ni mentiroso, ni falaz, ni levantador de falsos porque en mis escritos no aparecen para nada esas palabras lo cual indica que tú padeces también de manifiesta exageración. Yo no he dicho que esas personas sean travestis ni que estén sedientas de sangre, pero si afirmo que son un grupo de resentidos para los que ha llegado la hora de la venganza.
La construcción de un enemigo es absolutamente necesaria por lo tanto, y a falta de judíos o musulmanes de los que la izquierda no puede echar mano, el enemigo es la Historia y nuestros propios ancestros, lo que Freud descubrió en el Complejo de Edipo.
La exageración, forzada por la percepción sentimental, hace que palabras que antes se empleaban muy poco, porque su uso se restringía, ahora se manejan continuamente: si me gusta un escritor le llamo genio, si matan a tres personas le llamo genocidio, si es conservador le llamo fascista, etc...es decir elimino los adjetivos más moderados para tomar los adjetivos tremendistas tanto negativos como, a veces, positivos.
La carta, yo la he leído, está escrita cogiéndosela con papel de fumar, por lo que, teóricamente, no podría ofender a nadie pero a los que va dirigida reaccionan como tú y dicen: "Nos están llamando travestis sedientos de sangre". Es decir, no puedes notar nada porque tú mismo te has apuntado al argumentario sentimental, así que ¿cómo vas a percibirlo? Ha habido ocasiones en las que te has dejado llevar por tus emociones y has escrito todo con mayúscula, así que afectadito por el asunto si que estás, igual que muchos cristianos que, inconscientemente, han asumido también esa posición sin darse cuenta.
Es algo que flota en el ambiente y nos afecta a todos, pero a unos más que a otros.
Tu costumbre, por ejemplo, de hablar de mis "amigos" y de los que no son mis "amigos" es temeraria.
¿Qué te importa a ti con quién discuto si no eres tú? Jamás me he fijado con quién discutes o dejas de discutir y agradecería que tú dejaras de meterte en lo que no te importa cual vieja chismosa tratando de utilizarme unas veces como amiga de fascistas y otras como martillo de trolls. Si tomo partido por alguien es por estar de acuerdo con la idea que expone puntualmente, no con su persona. Soy tan inmune a los elogios como a los improperios porque es lo que me enseñaron de niña, por eso tengo problemas en el postmodernismo.
11/07/20 11:28 AM
  
gringo
El humor está siendo cercenado porque ahora cualquier chiste es considerado un insulto por alguien, y hay una mayor tendencia a judicializarlo todo.
Antes si algo te molestaba pues te aguantabas y en un par de días se te había olvidado, ahora está de moda poner demandas. Y hay mucha sobreactuación a la hora de hacerse el indignado.
También hay que tener en cuenta que antes como mucho para protestar podías escribir una carta al director del periódico local, para lo que tenías que identificarte con tu DNI.
Ahora tienes las redes sociales con una audiencia potencial mucho mayor, y que permite un mayor anonimato, con lo que se facilita el insulto y hasta la amenaza.
Esas mismas redes sociales permiten también que gente de ideas parecidas se conozcan y organicen, aunque estén separados físicamente.
Ya no importa ser el único gay del pueblo o el único "facha" del trabajo.
Y hablando de amenzas y trols en redes, yo mismo en el antiguo blog de Milenko en esta web recibí amenazas de agresión física por parte de un comentarista llamado Yuri Vashilenko, supuestamente un ultranacionalista ruso. Por cierto que a pesar de esas amenazas Milenko nunca censuró a Yuri. Y es que se supone que hay trols buenos y malos según la ideología y ya se sabe, entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera.
11/07/20 3:45 PM
  
gringo
Respecto a la pregunta que da título al post, no creo que el mundo se haya vuelto loco, pero hay extremos cada vez más extremos .
13/07/20 9:03 PM
  
Fede
Palas, desde luego concuerdo con usted en lo que hace a la sociedad de la vacua adjetivación y del histerismo programado. Un rasgo importante de estos tiempos es el falso optimismo del progresismo, que festeja los supuestos logros de los que le son fieles, y se vuelve histérico con los que le enfrentaren. Hace falta mucho discernimiento filosófico. El poder siempre ha Sido una conspiración, por cierto. Tanto así que puede decirse que la Historia se mueve en base a conspiraciones. Que fue si no la Revolución Francesa? Un blm del pueblo francés? Que fue el nazismo? Un brote espontáneo antisemita?
14/07/20 7:25 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.