La Luz de Jesús y la luz masónica

La Luz de Jesús y la luz masónica

En la masonería, aunque el neófito esté bautizado, se le dice que está en las tinieblas y busca la luz, una luz que no es la que el bautizado ha recibido en el Bautismo, tanto más cuanto que poco a poco se le va alejando de la fe católica.

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús y la luz: «En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la tiniebla y la tiniebla no lo recibió» (1,4); «El Verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, viniendo al mundo» (1,9); «Jesús les habló de nuevo diciendo: ‘Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no camina en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida’» (8,12); «Jesús les contestó: ‘Todavía os queda un poco de luz; caminad mientras tenéis luz, antes que os sorprendan las tinieblas. El que camina en tinieblas no sabe adónde va; mientras hay luz, creed en la luz, ‘para que seáis hijos de la luz’» (12,35). La resurrección de Cristo, prenda y señal de la nuestra, es tan importante que, como nos dice San Pablo: «si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra predicación y vana también vuestra fe» (1 Cor 15,14). Nuestra fe no se apoya «en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios» (1 Cor 2,5); «enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, predestinada por Dios» (1 Cor 2,7), pues Dios Padre nos «ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz» (Col 1,12).

En la ceremonia del Bautismo se pide a los recién bautizados, tanto niños como adultos que reciban la luz de Cristo, simbolizada en la vela encendida a fin que «caminen siempre como hijos e hijas de la luz, para que perseverando en la fe, puedan salir con todos los santos al encuentro del Señor», mientras que en la Vigilia Pascual pedimos que «la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu». En pocas palabras, Jesucristo es la luz que nos ilumina en este mundo y da respuesta a los grandes interrogantes de nuestra existencia, como de dónde venimos y a dónde vamos, y, sobre todo, cuál es el sentido de la vida, si hay algo más allá de la muerte, como sabemos por su resurrección, y fundamentalmente cómo alcanzar, si se puede, la felicidad y la eternidad. Pero Dios respeta de tal modo nuestra libertad que en el evangelio de San Juan se nos advierte: «vino a su casa, y los suyos no le recibieron» (1,11).

Llegados a este punto podemos preguntarnos si la luz masónica tiene algo que ver con la luz de Cristo. En la masonería, aunque el neófito esté bautizado, se le dice que está en las tinieblas y busca la luz, una luz que no es la que el bautizado ha recibido en el Bautismo, tanto más cuanto que poco a poco se le va alejando de la fe católica.

En el campo doctrinal y moral, las diferencias son claras: la Moral masónica es esencialmente relativista, lo que hace su moral incompatible con la católica, pues defienden entre otras cosas la ideología de género y los principios del laicismo. Además su doctrina, que supone el rechazo de todas las verdades contenidas en el Credo, es totalmente opuesta a la de la religión católica. Por otra parte, Cristo interrogado por el sumo sacerdote, le responde: «he hablado abiertamente al mundo… y no he dicho nada a escondidas» (Jn 18,20), mientras la masonería es una doctrina esotérica que se ampara en el secretismo y se considera a sí misma como la religión primordial de la Humanidad y la sola religión digna de los hombres. Incluso su doctrina sobre el Gran Arquitecto tiene poco o nada que ver con el Dios cristiano.

¿Es la masonería diabólica? El título del libro de Sergio Abad-Gallardo es bastante expresivo: «Je servais Lucifer sans le savoir». Para muchos masones Lucifer es el ángel portador de luz y aunque pretendió ser «igual al Altísimo, ha bajado al ‘seol’, a las profundidades del abismo» (Is 14,14-15). Lo que ciertamente es indiscutible que la masonería con su laicismo radical es totalmente opuesta a la Iglesia Católica, como se vio en las leyes anticatólicas de Francia de inicios del siglo XX, la persecución religiosa en Méjico, y desde luego jugó un papel importante en lo sucedido en España en los años treinta. Actualmente está claro su apoyo al relativismo y a la ideología de género, doctrinas que intentan subvertir los valores humanos y cristianos, tratando no sólo de corromper a la juventud, sino destruir el matrimonio, la familia, la maternidad y la religión, por lo que está claro la incompatibilidad de ambas pertenencias. Jesucristo dijo: «no se puede servir a Dios y al dinero» (Mt 6,24), pero es todavía más claro que no se puede servir a Dios y al Demonio, porque la Moral que esta gente defiende es la misma que la Moral Católica, pero al revés, es decir la Moral del Diablo. Personalmente la única explicación medianamente lógica a este acuerdo de todos los Partidos políticos con representación parlamentaria es que el nexo secreto que los une se llama masonería.

Pero es que incluso en el campo científico enseñan barbaridades como que es imposible para un homosexual llegar a ser heterosexual, cuando cada vez hay más gente que lo consigue. El cerebro no es neutro, sino que ya desde el principio el trazado general de las conexiones entre las neuronas es diferente en el hombre y en la mujer, lo que aporta la identidad personal necesariamente sexuada y por supuesto varón y masculino no pueden significar tanto un cuerpo femenino como uno masculino, así como mujer y femenino tampoco pueden significar tanto un cuerpo masculino como uno femenino.

Pedro Trevijano, sacerdote

 

12 comentarios

Ricardo de Argentina
"Personalmente la única explicación medianamente lógica (que yo encuentro) a este acuerdo de todos los Partidos políticos con representación parlamentaria es que el nexo secreto que los une se llama masonería."
---

Exacto Padre.
Y ésa es justamente la esencia y la definición de lo que se ha dado en llamar "democracia": el gobierno de las logias a través de la instrumentación de los partidos con opciones de poder.

Esto está tan asumido dentro del sistema de partidos, que se sabe perfectamente que los supuestos líderes democráticos (en Argentina los llamamos "jetones", los que prestan la cara, o "jeta"), deben ser sumisos a lo que se llama la "bajada de línea", esto es, a las directivas que vienen "de arriba", de las logias.

Y cuando surge un líder insumiso, que piensa y decide por sí mismo luego de consultar a su entorno y a quienes representa, inmediatamente es tachado de "dictador", lo cual en dialecto democrático significa "tirano". Y su gobierno ya no será un gobierno sino un será un "régimen", otra palabreja democratoidea que quiere decir en su argot, "tiranía".

Esto que es tan claro, ¿porqué cuesta tanto entenderlo a tantas personas, incluso católicas? Por el lavado de cerebro que ha supuesto varias décadas de "educación democrática" o sus equivalentes, hecho desde la más tierna edad y desde diversas ángulos: el sistema educativo, el aparato cultural o la irrupción mediática.

Lo más indignante de la democracia es que se lama a sí misma "el gobierno de
25/04/18 8:08 PM
Ricardo de Argentina
(concluyo)
Lo más indignante de la democracia es que se llama a sí misma "el gobierno del pueblo", siendo en realidad todo lo contrario, es el gobierno de minorías que el pueblo no conoce y cuyos intereses son por lo general, diametralmente opuestos a los del pueblo y a los de la nación.
25/04/18 8:43 PM
Descubro
Descubro que lo que ahora se hace llamar democracia en mi país, es igual a masonería: fuerza ocultas, hipócritas, que dicen favorecer al pueblo y están en contra del pueblo. Al llegar al poder, ahogan al pueblo!
Y es difícil descubrir, quién no está arropado por ese manto de masonería... Bien difícil! De ahí que el pueblo fiel a Dios y a los principios cristianos,no sabe, no quiere en últimas acercarse a votar. Para qué?...
Dios mío ven en mi auxilio! Date priosa en socorrernos!
Que Tu Voluntad se haga en la tierra como en el cielo!
26/04/18 2:36 PM
Eiztarigorri
Siempre fue así, la democracia es la prostituta de Babilonia, la mujer de escarlata del Apocalipsis con la que fornican los enemigos de Cristo. Desgraciadamente eso que siempre fue así y que siempre tubo claro el magisterio católico cambió en el Vaticano II cuando se elevó la hipótesis a la categoría de Tesis. La hipótesis era que la democracia en si es neutra, es decir no es ni buena ni mala, eso depende del buen o mal uso que les de sus usuarios. Es cierto que la democracia cortaba cabezas durante la Revolución Francesa, pero eso no lo hacía porque la democracia fuera ontológicamente perversa, sino porque los seres humanos, destinatarios finales del invento no estaban debidamente informados, porque si los ciudadanos fueran santos y seráficos como San Francisco de Asís o Santa Catalina de Siena nada de eso hubiera pasado porque en realidad la democracia es un sistema político de derecho Divino al cual nada de cuanto malo pueda hacer le es imputable. Es cierto que la democracia permitió la implantación del régimen nazi en el siglo pasado y el aborto, la eutanasia, la sodomía, la perversión de menores, la ideología de género y ahora el infanticidio con el caso de Alfie, en nuestros días, pero eso no es porque la democracia sea mala como sostiene el fascismo, no. Es porque no comprendemos la hermenéutica antropológica de la realidad humana. Al final, cuando rindamos cuentas ante el Santo Juez, toda esa basura, porque la democracia es basura, no nos va a salvar y a aquellos que
27/04/18 4:51 AM
Dorli
Nos queda claro, Don Pedro. Gracias por este artículo verdaderamente iluminador, porque ha sido escrito desde la auténtica Luz de Cristo, Luz del único Dios verdadero, uno y trino, en quien creemos y al cual nos adherimos, de todo corazón
29/04/18 12:54 PM
matias
asi es padre yo soy uno de esos que salio de la homosexualidad a la heterosexualidad,como luca di tolve ,a traves de un grupo muy lindo y con la gracia de Dios ,no puedo dar mas datos porque siempre nos persiguen y nos hackean
30/04/18 2:41 PM
josep
el cristiano vive en la luz.
30/04/18 6:43 PM
Esron ben Fares
Estimado padre:
¿Podemos hablar de una ética cristiana? No he oído hablar de ello.
Menciona una moral cristiana, una moral masónica.

Algún libro que me pueda recomendar.
Muchas gracias
1/05/18 5:32 PM
Saulo
Lucas 6 27 38
1/05/18 7:18 PM
Magui de Santos
¡Gracias padre Pedro por la información mas clara de lo que significa esa diferencia.
2/05/18 12:56 PM
Pedro Trevijano
A Esron: Evidentemente no puedo sino recomendar mi libro "Orientación cristiana de la sexualidad" de Libros Libres o su equivalente argentino "Sexualidad: Una orientación cristiana", publicada en Ed. San Benito.. Pero como Moral General yo recomendaría el libro de texto que tengan en el Seminario de tu diócesis o archidiócesis. Un cordial saludo Pedro Trevijano
2/05/18 8:05 PM
Mariana
GRACIAS PADRE:

Me siento orgullosamente oveja de su rebaño.
7/05/18 9:49 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.