La Iglesia y el sida

A propósito de las palabras del Papa en Africa sobre los riesgos de las campañas que pretenden luchar contra el contagio del SIDA recurriendo exclusivamente al uso del preservativo, quiero ofrecer aquí algunas consideraciones aclaratorias. Tengo la impresión de que se habla muy confusamente sobre la posición de la Iglesia. A algunos les dará igual, porque sólo buscan excusas para atacar a la Iglesia y a la fe cristiana. Pero otras muchas personas de buena voluntad merecen una aclaración.

En primer lugar, es conveniente recordar que la lucha sanitaria contra la difusión del SIDA no es misión ni responsabilidad propia de la Iglesia. La Iglesia no es una institución sanitaria. Son los organismos sanitarios, nacionales e internacionales, los que tienen la obligación de informar a la población sobre cómo tienen que actuar para defenderse de ese terrible contagio.

La Iglesia se ocupa del preservativo por motivaciones religiosas, no por motivos de sanidad. La moral católica se ocupa del preservativo sólo en la medida en que su uso puede ser contrario a la ley de Dios y a sus enseñanzas sobre el ejercicio plenamente humano y moralmente correcto de la sexualidad humana, según el plan de Dios.

Apoyados en la revelación de Dios y con la ayuda de una antropología muy realista, íntimamente relacionada con los datos de la fe cristiana, los cristianos tenemos una visión profundamente humana de la sexualidad y reconocemos en ella unas determinadas exigencias naturales para que su ejercicio sea plenamente humano y moralmente correcto. La Iglesia entiende que este ejercicio plenamente humano y moralmente correcto de la sexualidad humana, requiere la existencia de una donación mutua personal, amorosa y estable, de modo que la unión sexual entre varón y mujer pueda responder a sus fines esenciales que son la expresión de un amor mutuo de donación personal y la apertura a la posibilidad del nacimiento de un hijo con todas sus consecuencias y obligaciones. Así es la sexualidad humana y sólo así puede ser vivida a fondo. Así son los planes de Dios.

En el tema de la sexualidad, a la Iglesia lo que le interesa es proclamar esta visión plenamente humana de la sexualidad y de la vida sexual humana, de acuerdo con la sabiduría de Dios y el mejor bien de las personas. En esta perspectiva, la Iglesia se ocupa del preservativo sólo indirectamente. Cuando una pareja que ha contraído matrimonio pretende utilizar el preservativo en sus relaciones íntimas, la Iglesia les dice que esa utilización no respeta la naturaleza del amor, y por eso no plenamente humana ni moralmente correcta, sino que es pecaminosa y contraria a la ley de Dios, pues bloquea una parte esencial de su sexualidad, de su amor y de su vida matrimonial.

La Iglesia no se opone al uso del preservativo por consideraciones higiénicas, por su mayor o menor capacidad para impedir posibles contagios, sino por razones religiosas y morales, en la medida en que su utilización contradice el ordenamiento de la vida sexual de una pareja humana correctamente constituida a la fecundación y la multiplicación de la vida humana. El uso del preservativo en las relaciones matrimoniales es contrario a la esencia misma de la vida matrimonial, en cuanto contradice la naturaleza del amor y la vocación de fecundidad.

Como consecuencia de esta manera de ver las cosas, cuando algunas personas quieren vivir su sexualidad de manera más o menos promiscua, al margen del matrimonio, la Iglesia no les dice “usad el preservativo para no contagiaros el SIDA”, sino que les dice “sed castos, vivid plenamente el dinamismo de vuestro amor y de vuestra entrega, de acuerdo con vuestra dignidad de personas y con los planes de Dios”.

Ocurre que la castidad y la fidelidad conyugal son, sin duda, las mejores formas de prevenir el contagio del SIDA. Por lo cual no es justo ni verdadero atribuir a la Iglesia ninguna responsabilidad en la difusión de esta enfermedad. Quienes cumplen sus recomendaciones de orden religioso y moral están también protegidos del contagio. No es justo decir que la Iglesia, con su doctrina, favorece la difusión del SIDA. Quien sigue sus enseñanzas está mejor protegido que todos los demás. En estos días pasados hemos leído acusaciones despiadadas contra la Iglesia que manifiestan una gran ignorancia o un gran rencor antieclesial y antirreligioso.

Cuando la Iglesia se opone a la difusión y legitimación del preservativo, no es por indiferencia ante el riesgo de contagio, sino por el deseo de ofrecer un mensaje más humano y más personalizador sobre el ejercicio de la sexualidad que, a la vez, es más eficaz para proteger del contagio que cualquier otro sistema, la abstención y la fidelidad conyugal. La voz elocuente de los hechos y el testimonio de los científicos honestos reconocen la eficacia sanitaria de este mensaje cristiano.

Negar o silenciar esto, y limitarse a repartir preservativos, es renunciar a la educación de las personas, favorecer tácita o explícitamente la promiscuidad sexual, y por eso mismo crear más situaciones de riesgo y más posibilidades de contagio. Esto es lo que quiso decir el Papa, por lo que injustamente se le está criticando. A quien no acepta las enseñanzas de la Iglesia y quiere vivir su sexualidad irresponsablemente al margen del matrimonio, la Iglesia no tiene por qué darle consejos higiénicos. No es esa su misión. Les ofrecerá el modelo cristiano de vida y les ayudará a vivirlo en el conjunto de su vida y de sus relaciones. Son las autoridades sanitarias quienes tienen que decirles cómo han de actuar para protegerse del SIDA. Desde el punto de vista de la Iglesia, esas relaciones extramatrimoniales son deficientes, contrarias a la ley de Dios y a la dignidad del amor humano. Con preservativo o sin él, ese ejercicio extramatrimonial de la sexualidad está fuera de los programas de vida cristiana. Sus riesgos se evitan mejor actuando de manera moralmente correcta que de cualquier otro modo. Las autoridades civiles, para ser honestas y justas, tendrían que decirlo todo y favorecer lo mejor, tendrían que decir a la población que la abstinencia y la fidelidad conyugal son la mejor prevención contra el contagio, sólo así sería legítimo decirles en segundo lugar, “pero si no queréis cumplir este consejo, por lo menos tratad de evitar el contagio con otras cautelas”.

Aparte de esto, la Iglesia tiene una intensa relación con el SIDA porque se siente obligada a ayudar y asistir a quienes han contraído la enfermedad. Los enfermos de SIDA sí son objeto de las preferencias de los mejores cristianos. En los hospitales, en los ambulatorios, en cualquier lugar donde hay enfermos de SIDA, pobres y necesitados, allí están en primer lugar los católicos sirviéndoles y ayudándoles en todo con pleno respeto y exquisita misericordia. Son hijos de Dios, son miembros dolientes del cuerpo de Cristo, y para ellos vale la sentencia de Jesús “lo que con ellos hicisteis, conmigo lo hicisteis”.

En esta cuestión de la sexualidad nuestros gobiernos socialistas y gran parte de los voceros de la izquierda están cometiendo un gran error. Consideran la sexualidad como un juego intrascendente, tratan de fomentar su ejercicio despojándola de sus implicaciones personales de afectividad y fecundidad, de esta manera la empobrecen, la deshumanizan, la reducen a un momento de exaltación biológica. Anticonceptivos, preservativos, facilidades para el aborto son complemento indispensable para esta concepción de la sexualidad. Los riesgos reales y profundos de esta manera de entender y vivir la sexualidad no se salvan con estas técnicas. Con esta mentalidad se fomenta la promiscuidad, con lo que aumentan los riesgos y la sexualidad en vez de colaborar al crecimiento de las personas, acaba marchitando y mancillando el amor y el gusto por la vida. La perversión de la sexualidad en la adolescencia y en la juventud compromete la madurez y la felicidad de la persona en el futuro. No podemos valorar ahora las consecuencias de las actuales campañas de nuestros gobernantes.

La cuestión del aborto, de la píldora del día después, de los embarazos no deseados, no es una cuestión que se pueda resolver con leyes y campañas políticas. La sexualidad pertenece a la intimidad profunda de la vida personal y tiene que ser objeto de una educación leal y honesta. Estamos necesitando una renovación profunda de la educación de nuestros adolescentes y jóvenes en el conocimiento adecuado de su sexualidad, en una perspectiva personalista y religiosa, en la valoración y ejercicio de la castidad como una capacidad indispensable de dominio y de libertad personales, como condición y aprendizaje del verdadero amor en donación y fidelidad.

Padres y educadores tienen que reaccionar con decisión y valentía. Es un deber de lealtad con nuestros jóvenes. Llevamos muchos años rechazando esta visión de las cosas como anacrónica y contraria a la libertad y al goce de la vida. Muchos padres y educadores cristianos han renunciado a educar de verdad a nuestros jóvenes en estas materias. Los gobiernos y muchos medios de comunicación inculcan y difunden la mentalidad permisiva y materialista a favor de sus propios intereses políticos o económicos. Se trata de un elemento decisivo dentro de la revolución cultural que estamos viviendo. Por este camino se altera la forma de verse las personas a sí mismas y de situarse en el mundo, cambian los esquemas de comunicación y convivencia, se suprimen los fundamentos de la verdadera vida familiar, se ponen los cimientos de una sociedad egoísta, sin la alegría del verdadero amor, una sociedad de personas solitarias y egoístas, desarraigadas, consumistas, a merced de la explotación económica y del dominio conductista de unos poderes políticos cada vez más intervencionistas.

Es el estilo de las nuevas dictaduras culturales. ¿Es éste el retrato de la democracia y el progreso que nos prometen? Los cristianos no podemos estar de acuerdo. De ninguna manera.

44 comentarios

  
Luis Fernando
Gracias, don Fernando, por un texto tan magistral, tan clarificador y tan difícil de rebatir por los adalides de la cultura de la muerte.

No es casual que esa cultura de la muerte haya empezado por desvirtuar la ley natural en relación a la sexualidad humana, la cual es instrumento para la transmisión de la vida. Todos, absolutamente todos venimos a este mundo gracias a un acto sexual de nuestros progenitores. En la inmensa mayoría de las veces ese es un acto fruto del amor. Y, no sé por cuánto tiempo, en España todavía hablamos de que mayoritariamente se trata de un amor conyugal.

Cuando separamos la sexualidad del amor conyugal y la convertimos únicamente en un mero instrumento de diversión, hemos puesto el primer pilar para la destrucción de la familia y para el avance de la cultura de la muerte. Primero se cierra la sexualidad a la vida y luego, cuando a pesar de ello la vida surge, se la mata en las clínicas abortivas.

En relación al SIDA, es obvio que si todo el mundo siguiera las enseñanzas de la Iglesia, no habría propagación de la enfermedad. Y también resulta obvio que a aquellos que no siguen las enseñanzas de la Iglesia sobre la castidad, difícilmente les importará un pimiento lo que ella diga sobre los preservativos. ¿O es que alguien se imagina a un adúltero con escrúpulos morales sobre el uso del preservativo? Venga, señores, un poco de seriedad.

Lo que de verdad molesta a los críticos con la Iglesia por su postura ante el preservativos, no es la salud de los enfermos de SIDA o la preocupación por los futuros contagiados. No, lo que les molesta es que la Iglesia defienda su modelo de moral sexual inserta en el matrimonio monógamo, heterosexual y fiel.
25/05/09 10:24 AM
  
Eleuterio
Por desgracia, hoy día, la relación entre educación-fidelidad-castidad no parece estar muy en vigor.

Cuando la Iglesia católica, y ahora el Santo Padre, habla sobre el preservativo no lo hace, como muy bien dice Ud. porque se considere ninguna autoridad sanitaria. Lo hace por algo más importante como es el situarse, al hablar, antes de los problemas.

Lo que quiero decir es que lo que predica la Iglesia católica, y el Papa con ella, claro, es que hay formas distintas de encarar el problema del sida. No es el preservativo la única pero, seguramente, es la más fácil y que más dinero proporciona a sus promotores. La otra, la de promover una educación en la fidelidad no interesa al mundo hedonista en el que nos movemos. Y no interesa porque va en contra de sus intereses egoístas.

Y en cuanto a todo lo que se ha dicho y escrito, y se está diciendo y escribiendo, en contra de la Iglesia católica y el Papa sobre lo dicho por el Santo Padre en su viaje a África es, seguramente, un precio que tienen que pagar una y otro por la fidelidad al Evangelio y a la doctrina de la Santa Madre Iglesia.

Por otra parte, aquí no se trata más que de la aplicación exacta de la dictadura del relativismo: todo vale... Sin embargo parece que no es así porque parece no valer la enseñanza en unos valores que podrían, seguramente, hacer que disminuyera mucho el contagio del sida.

Ahora bien, las personas que tanto atacan a lo bueno y benéfico tendrán que dar cuenta, en su día, ante Dios, por lo que hacen tan en contra de la verdad y, sobre todo, de la necesidad de solución del problema del sida.
25/05/09 10:41 AM
  
Pilar Macarro
Los que estamos día a día con adolescentes y jóvenes, nos damos cuenta del vacío de formación que tienen sobre el tema de la sexualidad humana...o de la DE formación a la que están siendo llevados por esta sociedad...URGE que seamos valientes para proclamar y para "desvelar" el sentido humano, plenamente humano de la sexualidad como lenguaje del amor...que queda desvirtuado sin la entrega y donación mutua de la pareja...
Cuando entendamos BIEN el significado de la sexualidad, podremos entender todas las demás indicaciones, respecto del preservativo, respecto de la píldora, etc.
Gracias Don Fernando por su artículo tan claro. Mis alumnos lo trabajarán esta semana en clase, que justamente estamos dando el tema de la sexualidad.
25/05/09 11:34 AM
  
Dirección InfoCatólica
Pilar, es muy buena idea la de dar el artículo de don Fernando a tus alumnos para que lo trabajen.
25/05/09 11:50 AM
  
Conchi
Totalmente de acuerdo.A los políticos solo les importan los votos y el poder.Cuanto más se embrutece el pueblo,mejor para ellos." Pan y circo ",decían los los mandatarios romanos y...así acabó Roma.Pobre Europa y pobre España.
25/05/09 11:07 PM
  
CCCP
Absolutamente de acuerdo.

La experiencia de Uganda (donde se probó a educar a la gente en la abstinencia y la fidelidad, en lugar de sólo repartir preservativos) AVALA el planteamiento católico. Lo único que realmente funciona frente al SIDA es la contención sexual.

¿Por qué han reaccionado los "progresistas" con tal virulencia contra las palabras del Papa? Porque el Papa les ha tocado el trigémino, el nervio de su concepción del mundo: la libertad sexual ilimitada.

No bromeo. La izquierda ya no cree en la revolución social, en la abolición del capitalismo, etc. La izquierda ya no es socialista. Han sustituido la revolución del modo de producción por la revolución de las costumbres (sobre todo, las sexuales). La utopía reichiano-marcusiana del sexo libre y la abolición de cualquier represión libidinal ha sustituido a la utopía marxista de la sociedad sin clases. Es el VERDADERO programa de la izquierda postsocialista. Con la diferencia de que en la revolución sexual están teniendo mucho más éxito que en la revolución económica.

25/05/09 11:33 PM
  
enkibilal
1)
La IC atiende a muchísimos enfermos de SIDA en África y otro slugares del mundo, y es algo digno de resaltar y de aplaudir.

2)
Pero no estaría de más que aparte de consolar a los moribundos se hiciera lo posible para evitar nuevos contagios.
Eso de que la IC no es una institución sanitaria me suena a mí a echar balones fuera...
Si no es una institución sanitaria no me explico por qué tiene tantos hospitales, botiquines, dispensarios, etc. por todo el mundo, dende se tratan a millones de personas para que se curen.
Si no es una institución sanitaria no entiendo por qué insisten en recomendar la abstinencia y fidelidad no sólo como consejo moral, sino también como la única (según ellos) forma eficaz de evitar la expansión del SIDA.

3)
Tendré que teclearlo hasta que me sangren los dedos.
lo único que funciona contra el SIDA es el método ABC, que incluye la "C" de "condones".
Los únicos países (como Uganda) que han obtenido buenos resultados contra la enfermedad, han sido los que han combinado medidas como retrasar la edad de iniciación sexual, reducir la poligamia, fomentar la fidelidad y promover el uso de preservativos para aquellos que tengan prácticas de riesgo.
Les guste o no a los católicos, en Uganda se han repartido millones de condones como parte de su programa.

4)
Y en cuanto a la humanización sexual, sinceramente, uds. no tienen el monopolio del amor ni del respeto.
He tenido novias y he mantenido relaciones sexuales con ellas con preservativos y las he amado, no las he usado como objetos sexuales.
No creo necesitar la bendición de un cura para que mis relaciones sean sanas, legítimas, gratificantes y muy humanas.
Lo de ver a los católicos como reprimidos y a los progres como pervertidos es una caricatura bastante regastada.
26/05/09 11:24 AM
  
Marco
Pues a mi parece que tal vez lo difícil de entender sea que la "C" de condón puede que no sea compatible con la abstinencia, la fidelidad y la castidad.
Un saludo
26/05/09 12:56 PM
  
Pedroles
En este asunto siempre se olvida que es en Occidente donde se ha contenido el SIDA y que su contencion no se debe fundamentalmente al uso de preservativos, sino mayormente a la aplicacion de tratamientos retrovirales a todos los enfermos diagnosticados y a una mayor capacidad y eficiencia en el diagnostico. Esta eficiencia, si es verdad, que depende mucho de la concienciacin de la sociedad, es deicr de su alerta ante la enfermedad, al igual que de los medios disponibles.
Una prueba de que el preservativo, probablemente, no juegue un papel tan fundamental en la contencion del SIDA es que otras enfermedades de transmision sexual estan creciendo a ritmos que empiezan a alarmar a las autoridades sanitarias (esto pas en Espana y Reino Unido, al menos).
Un punto del que no se habla, es que si te sabes enfermo de SIDA, aunque utilices preservativo, estas poniendo en riesgo la salud y la vida de otra persona de una forma consciente, eliberada y evitable. Por lo tanto, el juicio moral sbre ese acto ha de ser siempre negativo y habria que procurar que los enfermos vivan en castidad. Que le vamos a hacer, los diabeticos tienen que tener cuidado con lo que comen (y eso es solo para cuidarse a ellos mismos) y asi ha de ser. ?Por que no han de ser entoces castos los enfermos de SIDA, para preservar la salud y la vida de otros? Quizas porque es de otros, he ahi el egoismo en la forma de vivir la sexualidad.

Un saludo a todos.
26/05/09 1:51 PM
  
amigo
marco:
desde luego que el condón no es compatible con la abastinencia. Con la castidad, según se entienda. Pero con la fidelidad, ¿por qué no? Por supuesto que es perfectamente compatible. Qué tendrá que ver.
26/05/09 2:09 PM
  
CCCP
Enkibilal: tendré que teclearlo hasta que me sangren los dedos. Los demás países africanos tienen sólo C (condones), y ven crecer la pandemia. Uganda tiene ABC (abstinencia, fidelidad, y condones), y ha casi vencido al SIDA. Ergo, la clave está en A (abstinencia) y B (fidelidad), no en C (que lo tienen también los demás países africanos, y fracasan).

Esta es la realidad empírica evidentísima, que no podéis
aceptar los progres porque la libertad sexual es para vosotros como una religión. Por eso no podéis tolerar que el Papa os recuerde lo evidente.
26/05/09 2:33 PM
  
Blanca Guerrero
De acuerdo en todo, aunque plantearé algunas dudas. No a Enkibibal, que no siendo católico no puede dar criterio moral. Creo que, como en otras cuestiones, se trata de dudas que se han de resolver en consulta directa de matrimonio católico con sacerdote o formador bien formados:

a) el caso de matrimonio en que uno de los dos tiene sida u otra enfermedad de transmisión sexual -¿la Iglesia propone la abstención de por vida del acto sexual o permite utilizar el preservativo masculino o femenino por el bien del matrimonio?... yo diría que lo primero, lo mismo que a los homosexuales o a enfermos de otros tipos, pero tal vez sea cuestión a discernir según los casos, y que por tanto valga lo que Vd. dice, que la Iglesia no va a recomendar el preservativo en general ni siquiera para ese caso

b) el caso de los repartos masivos de preservativos a los refugiados en lugares de guerras o en emergencias de inundaciones etc, -¿las ongs o misioneros católicos debieran repartir preservativos como reparten agua potable o algunas vacunas, en vistas a situaciones de mayor promiscuidad y riesgo de violación, o proponer resistir hasta el martirio, o qué?... la verdad, no me lo imagino, pero eso dicen que se hace.
26/05/09 3:05 PM
  
Blanca Guerrero
amigo, eso es, según qué se entienda por castidad...
Según la entendemos los católicos, no es compatible.

Catecismo:
2337 La castidad significa la integración lograda de la sexualidad en la persona, y por ello en la unidad interior del hombre en su ser corporal y espiritual. La sexualidad, en la que se expresa la pertenencia del hombre al mundo corporal y biológico, se hace personal y verdaderamente humana cuando está integrada en la relación de persona a persona, en el don mutuo total y temporalmente ilimitado del hombre y de la mujer.

La virtud de la castidad, por tanto, entraña la integridad de la persona y la totalidad del don.

26/05/09 3:07 PM
  
Marco
amigo,
Blanca ya le ha hecho una precisión a lo que usted decía.
Lo que yo quería decir es que la "C" no parece que sea compatible con el amor de los esposos, entendido a la manera cristiana (lo que incluye todo lo que decíamos antes).
La C puede que no tenga nada que ver con una fidelidad entendida como "sólo con este/a", pero sí puede tener que ver con una fidelidad total que además diga "sólo con ésta/e, incluyendo su capacidad de dar vida".
Un saludo
26/05/09 4:19 PM
  
Epicteto
En todas las cajetillas de tabaco del mundo entero y por ley de las diferentes Naciones, figura obligatoriamente escrita la leyenda: “EL TABACO PUEDE MATAR“. Y así todo el mundo sabe a que atenerse en el asunto de la nicotina y derivados y el PELIGRO QUE CORRE. Y las tabaqueras no se hacen responsables de los graves problemas que produce el tabaquismo.

Con los preservativos, condones o profilácticos debería claramente ocurrir lo mismo. Está demostrado que PRESERVATIVO NO EQUIVALE A SEXO SEGURO, porque el preservativo, por muy diferentes motivos y circunstancias PUEDE FALLAR(aproximadamente en el 15 % en estudios de la máxima seriedad). Lo que produce indudablemente graves enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y SIDA ( VIH).

El virus del SIDA es 30 veces de menor tamaño, que los elastómeros (orificios) de la goma o látex, y este virus muchas veces MORTAL, se cuela por ellos y puede atravesar la supuesta barrera defensiva. Esto no lo sabe la juventud.
El preservativo como dice su nombre PREVIENE en parte, PERO NO EVITA definitivamente el problema. De cada 1. 000. 000 de usos de profilácticos, 150. 000 personas pueden ser adquirir graves enfermedades, embarazos no queridos (con su secuela criminal de abortos) y MUERTES POR SIDA.

Es necesario CONCIENCIAR A LA JUVENTUD de España y de todo el mundo de este gravísimo problema que en gran parte desconoce, creyendo muy equivocadamente por su desmesurada promoción y propaganda, que PRESERVATIVO EQUIVALE A SEXO SEGURO. Y esto es absolutamente FALSO.

Es necesario una CAMPAÑA DE ATENCIÓN AL PRESERVATIVO que podría comenzar por España y la UE, que haga obligatorio por ley (actualmente las compañías productoras de preservativos, NO QUIEREN porque disminuyen sus ventas ) que en todas las cajas de condones a la venta al público, figure claramente escrita la leyenda: “ ESTE PRESERVATIVO NO EQUIVALE A SEXO SEGURO Y PUEDE FALLAR “

Entiendo que es asunto es VITAL PARA LA JUVENTUD, que NO ES CONSCIENTE de la gravedad del problema (Por algo El Papa Benedicto XVI, desaconseja el preservativo ) y todo el mundo se daría cuenta de la posible PELIGROSIDAD del uso del condón y estaría ALERTADA y MUY ATENTA de lo que se juega con su utilización.
26/05/09 5:35 PM
  
Epicteto
Don Fernando, con todos los respetos del mundo, no estoy de acuerdo con su frase " su uso puede ser contrario a la ley de Dios y a sus enseñanzas sobre el ejercicio plenamente humano y moralmente correcto de la sexualidad humana, según el plan de Dios ".

Las palabras " PUEDE ser ", sobran.

Hay que utilizar solamente la palabra: ES.

El preservativo CIERRA LAS PUERTAS A LA VIDA y ES CONTRARIO A LA LEY DE DIOS.

Gracias por sus preclaras palabras.
Saludo cordial.
26/05/09 9:27 PM
  
Camino Iriarte
Epicteto, es mejor en los blogs no escribir en mayúsculas.
26/05/09 10:26 PM
  
Estoico
Para Camino Iriarte: Gracias por tu consejo. Es muy sabio. Lo conozco. Mi intención es buena. Solamente recalcar el mensaje.

No es ningún grito. Yo soy estoico y además, muy pacífico. En este mundo, a veces, hay que remarcar el mensaje para ser atendido y entendido.

Saludo cristiano.
26/05/09 11:33 PM
  
Camino Iriarte
Creo que como dice monseñor, la Iglesia y los católicos debemos hacer todo lo posible por excluir de nuestras "predicaciones" y campañas, el C, puesto que de él ya se ocupa abusivamente el lobby de la cultura de la muerte, con medios personales y materiales inmensos. Nosotros tenemos que ocuparnos y preocuparnos por el AB, que tiene como defensores principales a la Iglesia católica y los fieles de otras religiones que aceptan la ley natural puesta por Dios como fundamento de cualquier derecho. Las cuestiones estadísticas, puestas al lado de los argumentos de fe y moral, son bastante irrelevantes. Tenemos que dar la batalla con todos los argumentos de fe y razón, no asépticamente, puesto que sin Dios parece bastante claro que nuestro mundo cae en el vacío y la muerte, en lo chico y en lo grande.
27/05/09 8:58 AM
  
Fernando Sebastián
Bueno, a alguno de nuestros comentaristas les pediría que leyesen "queriendo entender", y no para ver por dónde te pueden pillar para desvalorizar lo que uno escribe y salir con la suya. Cuando digo que la Iglesia no es una institución responsable de la salud pública estoy diciendo algo elemental. No somos un ministerio de ningún gobierno, no somos una institución política, no tenemos la responsabilidad ni la capacidad de garantizar la salud publica de ningún país. Otra cosa es que en el mensaje y en la vida cristiana, entre atender a los enfermos, a los moribundos, a los que sufren, tengan o no tengan cura. Me parece que lo que digo no es "echar balones fuera", es una clarificación indispensable.
Lo específico de Uganda no ha sido repartir condones, que lo hacen en todas partes. Lo específico, lo acertado y lo honrado, ha sido recomendar la abstención y la fidelidad. Y en la diferencia del tratamiento está el origen de la diferencia de los efectos conseguidos.
Los católicos no tenemos el monopolio de nada. La prueba es que lo que tenemos lo ofrecemos a todos, más todavía, es para todos no sólo para unos cuantos, Dios es amor, y es El quien se ha revelado para el bien de todos y ofrece sus dones a todos. Los hombres podemos alimentar algo parecido al amor, pero el amor verdadero, en su plenitud, lo tenemos que aprender de Jesucristo, que nos invita a querernos como El nos quiso y nos quiere, con un amor generoso, respetuoso, vivificador, fiel, abnegado, irrevocable. Este es el amor que nos hace crecer, que ayuda a vivir, que nos acerca a Dios. Nadie tiene monopolio. Todos tenemos que aprender y recibir humildemente el don y la ayuda de Dios. Si nos empeñamos en vivir por nuestra cuenta sin conytar con Cristo ni con Dios, nos perdemos la amplitud y la belleza de vida que ellos nos ofrecen. El tema, amigo Enkibilal, no está en discutir con los católicos, a ver si los arrinconamos entre todos, está más bien en decidir cada uno cómo responde a la llamada de Dios, a la presencia de Jesús en nuestra historia, en la historia de todos. Yo no quiero que me dé la razón, a mi me gustaría ayudarle a responder adecuadamente a la interpelación de Jesucristo. Eso es asunto de cada uno. Los demás tenemos que proponer y respetar la decisión de cada uno. Podemos también rezar, estar disponibles, pero sin molestar, claro. La cosa es ahí, Jesús está ahí, con su testimonio sobre Dios y sobre la verdad de la vida, y cada uno tiene que ver lo que hace con El. Decirlo no tiene por qué hacernos antipáticos a los católicos, porque las cosas son así, y eso no depende de nosotros.
Blanca, en relación con su pregunta le digo que en un planteamiento verdaderamente cristiano de la vida conyugal yo opino que lo correcto es la abstención. Algunos moralistas piensan de otra manera, pero yo no estoy de acuerdo. Es difícil, pero es posible con la gracia de Dios y supone un verdadero y profundo crecimiento en el amor.
A lo segundo, le digo que los católicos nunca debemos repartir condones, debemos exhortar y ayudar a vivir honestamente según la ley de Dios en todas las circunstancias. Terremotos, inundaciones, no sé qué tiene que ver con esto. Cuarteles, cárceles, campos de refugiados, etc. lo mismo. Lo nuestro es ayudar a vivir honestamente, santamente. Si no nos hacen caso se les puede decir, si pecas contra el sexto no peques también contra el quinto. Pero no facilitar condones. Distribuir condones es facilitar la promiscuidad. Aumentar el pecado y el riesgo. Nunca es bueno.
Bueno Epicteto, te entiendo pero hay situaciones en las cuales el preservativo no añade malicia especial, como p.e. en las relaciones sodomíticas. El asunto es más complicado de lo que parece porque las situaciones son muy diferentes.
Y muchos saludos, amigos. Lo de hoy es el reverso de esa bella vocación divina que es el amor, la fidelidad, la multiplicación de la vida. Ese es el camino y no lo contrario. Dios os guarde.
27/05/09 7:16 PM
  
Carlo
No hay mayor "blasfemia" y “perversión” que no respetar la libertad de conciencia.La Religion para ser "algo" que pueda convencer debe de basarse en la mas absoluta libertad de conciencia.Todas las creencias son validas como si no tienes ninguna.Desde la coaccion,el dogma furibundo y la prohibicion,la Religion no es de recibo.El futuro del Cristianismo (ya estamos) pasa por una Religion de amor y compasion...y no por una Religion dogmatica...la Religion dogmatica ha hecho mucho daño porque ha pisoteado la dignidad humana,asi de facil.Los delirios de los fundamentalistas son "blasfemos" contra los derechos del hombre.
27/05/09 11:00 PM
  
Flavia
De acuerdo en todo, Monseñor.
Carlo, la primera norma del amor y de la compasión es no engañar dando la razón al mal. Y el mal tergiversa la sexualidad... y mira el resultado, ahí está bien clarito. Eso es objetivo. Si abusas de algo, se vuelve contra ti. Ni siquiera, en ese caso, necesitamos echarle la culpa a Dios del sida.
Luego vendrá la compasión, sí, desde luego: ayudar a todas las personas en dificultades, a todas, porque Dios no rechaza a nadie. Pero sin haberles dado la razón cuando no la tenían. ¿ Prohibiciones ? Pues mira, todo se andará. Ya veremos qué pasa en el futuro cuando no haya en absoluto medios económicos para curar a todos los afectados de enfermedades sexuales, por ejemplo, ya verás cómo pagan justos por pecadores, contagiados por contagiantes. Y ya verás cómo entonces será la Iglesia la que pida limosna para ayudar a los abandonados. Al tiempo, si vivimos.
28/05/09 12:34 PM
  
Jonathan
No tiene que ver con el post.
El partido Alternativa Española (AES) encaja perfectamente en esa opción alternativa al PP y al PSOE.

(N.de M. Jonathan, no es correcto insertar propaganda electoral en todos los artículos, además de que es contraproducente para el partido mismo. Valga la advertencia en general).
28/05/09 10:28 PM
  
enkibilal
¿Hay un solo país del mundo donde se contenga el SIDA solamente con recomendaciones de abstinenecia y fidelidad?
No.
¿hay algún país del undo donde se contenga el SIDA solamente con reparto de condones?
No.
¿Lo más eficaz, lo único eficaz, es combinar abstinenecia, fidelidad y condones?
Sí.
¿Admite la Iglesia esta combinación?
No.
Ergo, ¿La IC propone el método más eficaz?
No, es más, lo boicotea proponiendo el mismo método desde hace 2.000 para combatir enfermedades venéreas y embarazos no deseados (y que ya vemos cuáles han sido sus resultados).
28/05/09 11:46 PM
  
Marco
Enkibilal:
Hace dos mil años, por lo menos, que la Iglesia también lleva diciendo que robar es malo y, como no ha dejado de haber robos, pues tendría que callar, ¿no?
Un saludo
29/05/09 9:03 AM
  
CCCP
Enkibilal, eres un falaz. La Iglesia predica abstinencia, fidelidad y medios naturales de control de la natalidad A LOS SUYOS. Los que cumplan esto están perfectamente protegidos contra el SIDA. La Iglesia no se opone a que la OMS distribuya condones a los no católicos. Eso sí, indica, con toda razón, que sólo con condones no se va a conseguir nada.

Dices: "¿se ha conseguido reducir el SIDA en algún país sólo con abstinencia y fidelidad? No".

Falacia absoluta, de nuevo. ¿Acaso se ha intentado en algún sitio? Por supuesto que no. Los condones inundan el planeta. Si se intentara, quizás los resultados fueran mejores de lo que piensas. Hacia mediados del siglo XX se habían erradicado -al menos en España- las enfermedades clásicas de transmisión sexual (sífilies, blenorragia, etc.). Sin condones. Con el cambio de las costumbres sexuales.

Los condones incentivan la promiscuidad al investir al usuario con una infundada sensación de invulnerabilidad (infundada porque se produce cierto porcentaje de fallos, que diversos médicos intervinientes en estos blogs cifraron en un 15%). Es el fenómeno conocido como "risk compensation", reconocido por la revista The Lancet y por el científico agnóstico Edward Green, máxima autoridad en SIDA de la Universidad de Harvard (te he puesto el link ya 4 o 5 veces, así que no lo pondré una sexta).
29/05/09 10:26 AM
  
enkibilal
Marco:
La iglesia dice que robar es malo pero sabe que con sólo decirlo no basta para evitar robos, y que yo sepa durante milenios la IC ha admitido que los ladrones reciban un justo castigo con la cárcel, así como que la justicia social y el reparto de riquezas pueden reducir el nº de robos.
De la misma forma si sabemos que sólo diciendo que con la fornicación puedes ir al infierno o pillar el SIDA, no se va a conseguir frenar la enfermedad, porque por desgracia las personas somos tercas y pecadoras a más no poder.

CCCP:

1)La IC cuando dice que el condón es pecado, habla para los suyos.
Pero cuando miente y dice que el condón falla un 30%, o que el condón anima amantener relaciones por la falsa sensación de seguridad, o que usando condón te vuelves materialista y machista y puedes acabar siendo un adicto a la violación y la pedofilia; ya no habla de temas religiosos, sino éticos y sanitarios, y trata de asustar a todo el mundo.
A los que creen con el miedo al infierno, y a los que no creen con el miedo al SIDA y la degradación social y moral.

2)Antes de que se inventara el condón y se generalizara su uso, en todos los países de Europa, donde la IC era la única voz moral, cultural y científica las enfermedades venéreas campaban a sus anchas.
El jabón y el condón han hecho más por la salud europea que los sermones.

3)
¿Me quieres decir que en la españa de franquista no se fornicaba ni había burdeles?
A mediados del S.XX Franco reguló la prostitución y las "señoritas" estaban controladas por médicos del Estado que las atendían y les inyectaban penincilina si fuera menester.
Ya ves que a veces, la administración pública y la intervención estatal sirven para algo.
Si ahora vuelven enfermedades "clásicas" es porque la prostitución está en un limbo legal y cualquier chica se trae sus males del Tercer Mundo sin que a las autoridades les importe un comino, combinado además con clientes irresponsables, de esos que pagan un suplemento por hacerlo sin condón.
Parece increíble, pero haberlos haylos.
¿Más coches son más accidentes de tráfico?
No tiene por qué.
Pues con los condones igual.

29/05/09 3:26 PM
  
Carlo
Es Dios quien admira al hombre.La verdad esta en el hombre.El hombre es la verdad.Antes de admirar lo invisible hay que admirar lo visible.La gente en las iglesias se pone de rodillas ante lo que no existe…YO ME PONGO DE RODILLAS ANTE LO QUE EXISTE: EL HOMBRE.Me gusto mucho el gesto del canciller aleman Willi Brandt cuando se puso de rodillas en el Gueto de Varsovia.Y es que la espiritualidad laica existe y es verdadera.Gracias a Dios.
Iglesia "atacada" no significa Dios atacado.Muchas veces defender al hombre es defender a Dios y defender a la Iglesia es atacar a Dios.En la sangrienta historia eclesiastica sobra fe en Dios y falta y mucho, fe en el hombre.El Concilio Vaticano II fue un paso adelante con su "viraje antropologico" pero hay que seguir avanzando.Hoy hace falta mas reformas.
La fe de la Iglesia es fe en Dios Todopoderoso, la fe de la Iglesia es fe en la Santisima Trinidad pero la fe de la Iglesia es tambien, fe en el hombre.(Homilía de Juan Pablo II)
29/05/09 4:18 PM
  
CCCP
Enkibilal: en los países católicos -cuando realmente lo eran- las conductas sexuales eran mucho más "ordenadas" que ahora, aunque hubiera desviaciones (burdeles y adulterios). Desde los 70 los progres habéis impuesto vuestra moral sexual, y los resultados están a la vista (rebrote de las enfermedades de transmisión sexual, desintegración familiar).

Las enfermedades venéreas, que "campaban a sus anchas" en siglos anteriores, habían sido casi erradicadas a mediados del XX. Y no sólo por el jabón (¿crees que no había jabón en el XIX?), sino por la moralización de las conductas. La influencia de la Iglesia en España fue especialmente intensa en los años 40 y 50 (ahora me llamarás franquista, claro, aunque has visto cómo me doy de mamporros con los de Alternativa Española por estos blogs).

¿Qué representante de la Iglesia ha dicho nunca que "usando condón te vuelves materialista, machista y adicto a la pedofilia"? Decididamente, desvarías.

Que "el condón anima a mantener relaciones al infundir una falsa sensación de seguridad" no sólo lo decimos los católicos; lo dice también Edward Green, científico agnóstico de Harvard: http://www.larazon.es/noticia/edward-green-el-mayor-experto-en-sida-de-harvard-da-la-razon-al-papa

29/05/09 6:01 PM
  
enkibilal
CCCP:


1)Ya veo que sigues con tu enfermiza obsesión de creer que todas las costumbres, perversiones y desviaciones sexuales las inventaron los progres después de mayo del 68.
¿Realmente has leído la Biblia? Yo sí, es el mejor libro para volverte ateo.
¿Has leído las prohibiciones y castigos del Levítico?
No se prohíbe lo que no se practica.
¿Has leído el Libro de Buen Amor, el Lazarillo, La Celestina..., los escribieron los progres?
Quiero reirme un poco, anda dime que la culpa de los casos de pederastia dentro de la Iglesia es de la cultura progre postconciliar, dime que los curas irlandeses son una panda de rojos, y que en tiempos de Pío Nono no había obispos homosexuales, curas pedófilos, monjas lesbianas...

Y dime que en el mundo a mediados de los 50 casi se consigue erradicar las enfermedades venéreas con la abstiencia y castidad, hasta que llegaron los malvados izquierdistas a estropearlo todo.
Macho, se te darán bien los idiomas, pero que cortito de entendederas eres y cómo la ideología te anula el cerebro...

No existe la panacea para el SIDA, pero la práctica demuestra que el método ABC es lo único que funciona.
Y ya está.
Pero como al Papa no le gustan los condones, pues nada, a machacar los condones.
Y el sr de Harvard jamás ha dicho que haya que rechazar el uso de condones, eso lo manipulais los mismos que decíais que en Uganda se había reducido el SIDA sólo con los métodos de la Iglesia, hasta que os vimos el plumero, y tuvisteis que admitir el método ABC, e incluso algunos afirman ¡Que éste es el método de la Iglesia!¡son tan ingenuos que no pueden admitir que la Iglesia rechace lo único que de verdad reduce el SIDA!.
Simplemente hay que reducir con las prácticas de riesgo, pero como estas siempre existirán los condones siguen siendo necesarios para minimizar riesgos.


2)Me alegra que consideres desvaríos lo que escribí sobre iglesia y condones.
Métete en la pág. web de la CEE y busca el decálogo sobre el SIDA y verás los desvaríos completos.
29/05/09 6:38 PM
  
Conchi
Don Fernando: ¡muchas felicidades en el día de su santo!.Mañana es: San Fernando III el Santo.Páselo bien y busque otro tema;este está ya muy manido.Es predicar en el desierto.Siglo XXI= egoísmo,sexismo,hedonismo,relativismo y materialismo.¿ Hay quién dé más ?.
¡¡¡ FELICIDADES !!!
29/05/09 6:47 PM
  
enkibilal
www.conferenciaepiscopal.es/pastoral/salud/sida/decalogo.htm


3.-"La promiscuidad que fomenta el preservativo es adictiva. Y eso lleva a la modificación de las costumbres sexuales aumentando el apetito sexual, llegando incluso a un mayor número de violaciones, abusos sexuales o casos de pederastia".

4.-"El preservativo falla alrededor de un 20% de casos en los que se usa correctamente, según diversos estudios. la cifra varía entre el 10% en caso de embarazo y un 30% en caso de VIH".

Y no sigo porque tengo vergüenza ajena.
Señor sebastián Aguilar, este decálogo que uds. tienen colgado en su pág. web desde el año 2005 es un rosario de falsedades que en nada beneficia a la Iglesia.
Que uds. consideren pecaminoso el uso del preservativo, y así se lo digan a sus fieles, me parece muy bien.
Pero mentir sobre cuestiones técnicas, científicas y médicas, lo único que hace es alejarles de la realidad y de las personas que podrían ser creyentes.
¿Ud. cree que yo voy a fiarme de una Iglesia que dice esas cosas, que no resisten cualquier estudio serio?
No sé cuántos preservativos habrán usado uds., pero yo he usado bastantes durante más de una década y ni me han fallado el 10% (ni siquiera usándolos mal), ni me he vuelto un violador ni un pederasta.
Tal vez uds. no lo sepan, pero lo único adictivo del sexo es el placer. Eso es lo único que aumenta el apetito sexual.
Tratar de achacar los males de la sociedad al uso de un cacharro de plástico que protege contra enfermedades sinceramente, es para temer que uds. pudieran influir en el gobierno de nuestro país.
"El nuevo ministro de interior ha decidido que la nueva campaña para reducir los crímenes de violencia sexual consista en prohibir la venta de condones y las clases de educación sexual" ¿Se imaginan?.
29/05/09 7:03 PM
  
Conchi
Enkibilal:se respira en tu tono, un tufillo de resentimiento...Bastante falta de respeto a las creencias de los demás.El Papa habla a los creyentes de la Iglesia,con todo su derecho de Pastor universal ó católico que es lo mismo.Su autoridad viene de Dios,pues Cristo así lo confirmó en la cabeza de Pedro.La Fe no se impone,se propone.Así se hace desde hace 2009 años.Me he educado 12 años con religiosas y aquí estoy: madre, esposa y abuela.También fuí y soy pecadora y libre ( libertad que me ha dado el Creador; pero de mis actos, solo yo puedo responder y así lo he hecho siempre.Se acepta el consejo ó no; pero nunca se escaquea uno, detrás del muro de la insidia.Deja en Paz a la Iglesia y a los creyentes.Procura ser persona y no oveja de las "ideas". ¡Ya está bien de insultos!.No manches con tus palabras el buen nombre de tantas y tantas personas de bien que han pasado por la tierra y pasarán (a pesar tuyo).El fanatismo y el odio son malos consejeros.
29/05/09 7:16 PM
  
CCCP
Dice el fanático Enkibilal (abducido por la "Iglesia de la Condonología", una secta destructiva): "no sigo porque tengo vergüenza ajena. Señor sebastián Aguilar, este decálogo que uds. tienen colgado en su pág. web desde el año 2005 es un rosario de falsedades que en nada beneficia a la Iglesia".

Dijeron los científicos Richens e Imrie en el artículo "Condoms and Seatbelts: The Parallels and the Lessons" ("The Lancet", 2000): "There are three ways in which a large increase in condom use could fail to affect disease transmission. First, condom promotion appeals more strongly to riskaverse individuals who contribute little to epidemic transmission. Second, increased condom use will increase the number of transmissions that result from condom failure. Third, there is a risk-compensation mechanism: increased condom use could reflect decision of individuals to switch from inherently safer strategies of partner selection or fewer partners to the riskier strategies of partner change plus reliance of condoms".

Y además, Enkibilal, está la experiencia de cada uno. Yo he sido progre, y conozco a muchos progres. Los preservativos fallan: desde luego que ocurre; la Conferencia Episcopal dice la verdad. Y, tarde o temprano, si llevas una vida promiscua, llega el día en que te confías y no te lo pones. Frente a la infección, no cabe otra defensa segura que la abstinencia y la fidelidad: la transformación completa de la actitud frente al sexo. The Lancet tiene razón. La Iglesia tiene razón.
30/05/09 12:51 AM
  
enkibilal
CCCP:
¿Eres capaz de mostrar algún informe o documento, en inglés, castellano o arameo que corrobore lo de ese infame decálogo?
¿Eres capaz de encontrar algún científico, aunque sea de la catadura del polaino de turno, que presente estudios que afirmen "el condón falla en la prevención del IVH un 30%"?
¿Y qué puñetas significa ese presunto 30% de fallos, que si me acuesto con una mujer infectada de SIDa tengo un 30% de posibilidades de enfermar yo también?
¿y qué revista científica o publicación universitaria han consultado para decir que con el uso del condón se puede uno volver violador o pedófilo, el "Alfa y Omega"?
Intentar asustar a la gente no es una forma seria de combatir el SIDA.

Y The Lancet, o Harvard, o cualquier otra publicación o institución seria jamás dirán que hay que olvidar el condón en la lucha contra el SIDA, alo más que llegarán es a decir que centrar sólo en el condón esa lucha es un error, y eso tambén lo digo yo, pero no el Papa, que centra dicha lucha sólo en la abstinenecia y fidelidad, manipuladores.
¡A ver si encontrais un artículo de The Lancet diciendo que al SIDA se le vence sólo co la abstinenecia y fidelidad!
30/05/09 1:44 PM
  
CCCP
Enkibilal: de "manipulación", nada sino lógica de parvulario.

Uganda tiene A, B y C, y se cura. El resto de Africa tiene C, y enferma. Ergo, la clave del éxito está en A y B, no en C. Hay C por toda Africa, y no sirve para nada. La clave está en A y B. Sé que es difícil abandonar la religión condonológica, pero deberías intentarlo.
30/05/09 1:53 PM
  
azahar
Sólo quería saludar a CCCP y decirle que totalmente de acuerdo con lo expuesto aquí y en otros blogs, con respecto al mismo tema.

En mi opinión, es evidente que no se puede luchar contra el sida y, al mismo tiempo, repartir preservativos pues con ello se está expresando que se puede seguir realizando la misma conducta pero con una probable protección. Y digo, probable, porque no hay ningún informe científico ni experiencia que avale un 100% de seguridad en la utilización del preservativo. Y tanto me da que sea por su porosidad como por su rotura, pero no es protección total. Así que la mejor manera de acabar con la propagación es con la enseñanza, con la evangelización: la abstinencia, cuando deba aplicarse, y la fidelidad conyugal.

Cuando existe un problema, se ha de solucionar desde la raíz y no se está haciendo. Se debería acudir al fondo de la cuestión y enseñar que la promiscuidad tan sólo deriva en un placer temporal, que la búsqueda de ese mero placer, oculta las cualidades de las personas y que el compromiso que se adquiere con la persona a la que se debe fidelidad, debe ser cumplido. Que no se trata de no contagiarse o contagiar, se trata de evitar la enfermedad, que es diferente. Pero si se dice que el preservativo es la solución, entiendo que es un error pues se están potenciando y justificando las actitudes que conducen a la enfermedad.

30/05/09 2:21 PM
  
enkibilal
¡Pero a qué juegos malabares te dedicas!
O sea, que en Uganda reducen el SIDA gracias al ABC y tú ¡Ale hop! coges la "C" y la haces desaparecer como si fuese algo inútil porque cuando la C se usa por separado es un fracaso.
Muy bien listillo ¿Y no has caído en la cuenta de que la AB por separado también es un fracaso?
¿los seres humanos bebemos hidrógeno? ¿Bebemos oxígeno?¿O los necesitamos a ambos combinados para sobrevivir?
Estoy harto de decir que la C por sí sola como las AB por sí solas no sirven para nada.
En África, ya se intentó el sólo AB, cuando el SIDA ea finales de los ´70 se convirtió en pandemia y no había condones, sino monjas misioneras pidiendo castidad, y ya sabemos los resultados
Lo único útil es ABC y la Iglesia, tu Iglesia, la católica, la papista, no lo admite. tu Iglesia no admite lo único que sirve para curar el SIDA. y tú, fanático manpulador no quieres admitirlo porque eres incapaz de creer que el Papa se pueda equivocar no ya en cuestiones doctrinales, sino científicas.
¿Qué dogma es ese de que el Papa también es infalible cuando habla de productos farmacéuticos, que no lo conozco?
30/05/09 2:24 PM
  
enkibilal
Y a este respecto no tengo nada más que decir ni ganas de perder el tiempo.
No hay un solo país del mundo donde todo el mundo vaya a intentar ser casto, y por supuesto aquellas personas que lo intenten, como humanos y pecadores que son, cometerán fallos.
Por eso, porque hay gente que no quiere AB, y porque los que lo quieren no siempre pueden, es necesario facilitar el acceso a C (que no es infalible, pero protege bastante).
Y no lo digo más, allá cada cual con su conciencia, yo desde luego puedo mirarme al espejo sin que se me caiga la cara de vergüenza pensando en los millones infectados de SIDA, porque no juego con sus vidas, como esos criminales que están presionanado al gobierno ugandés para que seccione la C y presentar a Uganda como un éxito de la moral cristiana.
30/05/09 3:04 PM
  
CCCP
Gracias, Azahar.

Enkibilal: aquí no hay más fanático que tú.

En realidad, ABC es una solución de compromiso, una contradictio in terminis. Las alternativas son: promiscuidad (C), o no promiscuidad (AB). La OMS ha ensartado en una sola fórmula irenista dos estrategias que en realidad responden a inspiraciones distintas: 1) considerar que los hombres somos algo más que animales y que podemos dominarnos: AB; 2) considerar que somos animalitos y que siempre vamos a estar echando canitas al aire: entonces, al menos pongámonos el condón.

Son dos estrategias mutuamente excluyentes: o eres promiscuo, o no lo eres. Si vas a ser promiscuo, mejor al menos ponerse el condón. Pero es muchísimo mejor no ser promiscuo: muchísimo más seguro sanitariamente (y también, más humanizador moralmente). La Iglesia no dice más que eso. Y tiene toda la razón.

Y la OMS dice lo mismo que la Iglesia. C es la tercera alternativa, sólo válida para quien no sea capaz de A y B, que es lo realmente SEGURO, lo realmente EFICAZ. C es subsidiaria, supletoria respecto a AB (que es lo recomendado en primer lugar).



30/05/09 5:36 PM
  
CCCP
La rabia que posee a los progres cuando el Papa habla sobre SIDA me confirma en una vieja intuición mía: la libertad sexual ilimitada es el nuevo núcleo ideológico de la izquierda. Ya no creen en la revolución socio-económica (abolición de la propiedad privada, etc.), así que han cambiado el socialismo por la revolución sexual. Les tocas el dogma del "derecho al libertinaje", y se ponen como la niña del exorcista (como muy bien dijo monseñor Munilla en un artículo reciente).

30/05/09 5:41 PM
  
Conchi
Sigo pensando que éstos que se meten en los blogs de ideas religiosas "católicas;su tendencia es: destruir al contrincante con insultos y blasfemias.Si, somos Católicos,Apostólicos y Romanos:Católicos(universales),Apostólicos(de la raiz de los apóstoles),Romanos (pues Pedro estableció su estancia en Roma para predicar a Roma y allí lo crucificaron).Ni más ni menos hace 2000 años.No somos papistas ni monsergas.Por cierto ese apelativo fué puesto por los seguidores de Enrique VIII en siglo XV.Nosotros seguimos a Jesucristo y a su Iglesia.El que no quiera que se abstenga,sin más y deje opinar a los demás que a lo mejor tienen algo que decir,como miembros comprometidos en la sociedad de los hombres.¿ Si ó no ?
30/05/09 6:04 PM
  
Blanca Guerrero
Gracias por las respuestas, don Fernando. Muy claras. Sí, lo especifico que puede dar la Iglesia, y lo que los católicos tenemos que dar a nuestra sociedad, aquí o en África, es la adhesión a la voluntad de Dios, a su plan para cada hombre y mujer en todas las culturas y en cada generación. Los mandatos del Señor son verdad, son la verdad que salva al mundo de todos los males posibles. Además, son los únicos mandatos que pueden "adaptarse" y cumplirse por todos, ricos y pobres, casados y solteros, enfermos y sanos. Como dice Vd., las principales razones que hemos de dar son de orden religioso. Aunque por supuesto que cada cual según sus conocimientos pueda aportar las evidencias científicas y jurídicas y sociológicas o demográficas, que no están en contra de las religiosas nunca, si bien se entienden. A mí me basta con pensar en mis familiares, amistades y vecinos para comprender que meter las ideologías de género y de pervertida sexualidad en nuestra sociedad, ha sido veneno en vena que en tres décadas está arrasándola. Si para mi España no quiero eso, tampoco lo quiero para Hispanoamérica, África o Asia.
31/05/09 9:31 PM
  
asrone
Dejo una referencia a un libro que se publicará próximamente:

Soon to be Available

Affirming Love, Avoiding AIDS: What Africa Can Teach the West. Matthew Hanley and Jokin de Irala.

Note: This will be the NCBC members’ complementary book for 2009 and will be shipped after January 15, 2010.

From the foreword by Edward C. Green, Harvard School of Public Health:

“Those Catholics who are agonizing over a perceived disconnect between Church teachings and its position on condoms and what works in AIDS prevention will benefit from reading Hanley and de Irala’s book. Firmly planted on solid epidemiological ground, their work stands in sharp relief to many others in the faith-based community who have curiously adopted a (politically correct and unsubstantiated) viewpoint virtually indistinguishable from that which one might expect to find at thoroughly secularized institutions. But if anything, we should have learned from the evidence alone that one does not need to jettison core beliefs related to sexual restraint, or imply that the epidemic stems primarily from outdated moral teachings which principally serve to foster stigma and discrimination, as some church affiliated entities have done, to make a constructive contribution to global AIDS control.”
Support the NCBC

Contributions to The NCBC are always appreciated. While the stock market may be up, contributions are still down. Please consider making a donation to support the work of The National Catholic Bioethics Center. All donations are fully tax deductible and you can be certain that your contribution is being used to directly support our work in support of the Culture of Life. Cash donations may be made by calling the Center at 215-877-2660 or you may contribute online at www.ncbcenter.org/donation.asp.
19/11/09 1:48 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.