Dios se hizo pequeño por Amor, ¡alegrémonos! (Jn. 1, 14)


¡Feliz Navidad a todos!


Donde sea que estén este maravilloso día, les deseo a todos los lectores y bloggers de este portal y sus familias todo lo mejor.


¡Que el Buen Niño Dios nos bendiga a todos siempre con Su Paz y Amor para que nos acerquemos cada vez más a Su Luz!

———————————————————–

Oímos con gran alegría hoy en el Evangelio de la Natividad del Señor: “Y la Palabra se hizo carne” (Jn 1, 14). La Sabiduría increada nos enseña sin palabras, haciéndose vulnerable, como uno de nosotros en todo menos en el pecado. En medio de su pobreza, su frío y su pequeñez se olvida de sí mismo para darnos Su Alegría, simplemente porque nos ama a cada uno de nosotros.


Para meditar este gran misterio, tenemos aquí un poema español de S. Juan de la Cruz y una versión en inglés y en francés (el original) de un villancico
que probablemente se oye mucho en España también. [Se incluyen las traducciones al español.]


Romance del Nacimiento por S. Juan de la Cruz

Ya que era llegado el tiempo / en que de nacer había,
así como desposado / de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,/ que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre / en su pesebre ponía,

entre unos animales / que a la sazón allí había,
los hombres decían cantares, / los ángeles melodía,

festejando el desposorio / que entre tales dos había,
pero Dios en el pesebre / allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa / al desposorio traía,
y la Madre estaba en pasmo / de que tal trueque veía:

el llanto del hombre en Dios,/y en el hombre la alegría
lo cual del uno y del otro/ tan ajeno ser solía.

————————————————————————————————————————————

En la Nochebuena de 1906, el inventor canadiense Reginald Fessenden transmitió el primer programa AM de radio, en la que tocó el villancico “O, Holy Night” en violín. Por eso se considera este villancico la primera pieza musical transmitida por la radio:

Versión en inglés que se oye en el vídeo (villancico original abreviado):

O Holy night, the stars are brightly shining.
It is the night of our dear Saviour’s birth.
Long lay the world in sin and error pining,
Till he appeared and the soul felt its worth.
A thrill of hope the weary world rejoices,
For yonder breaks a new and glorious morn.
Fall on your knees! Oh hear the angel voices!
Oh night divine! Oh night when Christ was born!
Oh night divine! Oh night! Oh night divine!

Chains shall he break for the slave is our brother,
and in his name all oppression shall cease.
Sweet hymns of joy in grateful chorus raise we;
Let all within us praise his holy name.
Christ is the lord, that ever, ever praise we.
Noel! Noel! Oh night;oh night divine!
Noel! Noel! Oh night; oh night divine!
Noel! Noel! Oh night; oh night divine!

Traducción al español:

O noche santa, las estrellas brillan resplandecientes.
Es la noche del nacimiento de nuestro querido Salvador.
Por mucho tiempo yacía el mundo suspirando en pecado y error,
Hasta que Él apareció y el alma sintió su valor.
Una ilusión de esperanza alegra al mundo cansado,
Porque más allá amanece una nueva y gloriosa mañana.

¡Caed de rodillas! ¡O, escuchad las voces angelicales!
¡O, noche divina! ¡O, noche en que Cristo nació!
¡O, noche divina! ¡O, noche! ¡O, noche divina!

Las cadenas romperá porque el esclavo es nuestro hermano,
Y en su nombre toda opresión cesará.
Dulce himnos de gozo en coro agradecido alzaremos;
Que todo en nuestro interior alabe su santo nombre.

Cristo es el Señor, que siempre, siempre alabaremos.
¡Navidad! ¡Navidad! ¡O, noche, o noche divina!
¡Navidad! ¡Navidad! ¡O, noche, o noche divina!
¡Navidad! ¡Navidad! ¡O, noche, o noche divina!

La música de ese villancico fue compuesta por Adolphe Adam en 1847 para la letra original de Placide Cappeau, un vendedor de vino que escribió la letra por petición de un sacerdote de su parroquia. Aquí la tienen, con una traducción del francés y la interpretación de Georges Thill para los que quieran oir la versión original:


Minuits, chrétiens / Cantique de Noël

Minuit, chrétiens, c’est l’heure solennelle,
Où l’Homme-Dieu descendit jusqu’à nous
Pour effacer la tache originelle
Et de Son Père arrêter le courroux.
Le monde entier tressaille d’espérance
En cette nuit qui lui donne un Sauveur.

Peuple à genoux, attends ta délivrance.
Noël, Noël, voici le Rédempteur,
Noël, Noël, voici le Rédempteur!

De notre foi que la lumière ardente
Nous guide tous au berceau de l’Enfant,
Comme autrefois une étoile brillante
Y conduisit les chefs de l’Orient.
Le Roi des rois naît dans une humble crèche:
Puissants du jour, fiers de votre grandeur,

A votre orgueil, c’est de là que Dieu prêche.
Courbez vos fronts devant le Rédempteur.
Courbez vos fronts devant le Rédempteur.

Le Rédempteur a brisé toute entrave:
La terre est libre, et le ciel est ouvert.
Il voit un frère où n’était qu’un esclave,
L’amour unit ceux qu’enchaînait le fer.
Qui Lui dira notre reconnaissance,
C’est pour nous tous qu’Il naît, qu’Il souffre et meurt.

Peuple debout! Chante ta délivrance,
Noël, Noël, chantons le Rédempteur,
Noël, Noël, chantons le Rédempteur!

La medianoche, cristianos / Cántico de Navidad

La medianoche, cristianos, es la hora solemne
Cuando Dios como Hombre descendió a nosotros
Para borrar la mancha original
Y frenar la ira de su Padre.
Todo el mundo tiembla de expectación
En esta noche que nos da un Salvador.
Pueblo, de rodillas, espera tu salvación.
¡Navidad, Navidad, aquí está el Redentor,
Navidad, Navidad, aquí está el Redentor!
La luz ardiente de nuestra Fe,
Nos guía a todos a la cuna del Niño,

Como de antaño una estrella brillante
Condujo a los Magos allí desde el oriente.
El Rey de reyes nació en un humilde pesebre;
O poderosos de hoy, orgullosos de vuestra grandeza,
Es a vuestro orgullo que Dios predica.
¡Inclinad vuestras cabezas ante el Redentor!
¡Inclinad vuestras cabezas ante el Redentor!
El Redentor ha roto toda cadena
La tierra está libre y el cielo está abierto.
Él ve un hermano donde no había más que un esclavo.
El amor une a los que estaban encadenados por hierro.
¿Quién le dirá nuestra gratitud?
Es por todos nosotros que nació, sufrió y murió.
Pueblo, de pie, canta tu redención.
¡Navidad, Navidad, cantemos al Redentor,
Navidad, Navidad, cantemos al Redentor!

La letra de la versión española del villancico, “Oh Santa Noche", se puede ver en este enlace.

No nos olvidemos de dar gracias al Señor por el don de Su Natividad, que tanto le costó para mostrarnos lo mucho que nos ama.

Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]: ¿Qué detalle de la Natividad del Señor es el que más le impresiona y por qué?

Mañana: San Esteban, “Vino a su casa y los suyos no la recibieron” (Jn 1, 14)

2 comentarios

  
paula
todo tiene que ser amor,confianza,tolerancia,respeto...
17/01/09 7:09 PM
  
María Lourdes
Paula, así debería de ser, gracias al ejemplo y a la ayuda que nos da Jesucristo, Dios hecho hombre. Gracias por su reflexión.
17/01/09 8:39 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.