De la papolatría

Alejandro VI

La elevación al trono de Pedro de S.S. Alejandro VI (quien si bien fue el Papa de la providencial y felicísima donación de América al Imperio Español, tuvo algunas costumbres poco edificantes durante algún tiempo), puso a la Sierva de Dios Isabel La Católica en un aprieto. Isabel conocía bien a quien había sido antes el Cardenal español, Rodrigo de Borja; ahora como Sumo Pontífice, le merecía el mayor de los respetos y sumisión religiosa, pero como pecador, no; y no podía aprobar conductas indignas de un prelado que causasen incluso escándalo a los fieles.

Así, con motivo de haberse celebrado en los Estados Pontificios, con toda fastuosidad, las bodas de Lucrecia Borja, hija del Papa (nacida varios años antes de la asunción de éste al trono pontificio), la Reina Isabel citó al Nuncio Apostólico Mons. Francisco des Prats, a Medina del Campo, donde se encontraba la corte. Allí, con exquisita discreción (al punto que hoy se conoce esta reprimenda sólo por un informe secreto del nuncio al Papa, conservado en el Archivo Secreto Vaticano) luego de despedir a sus secretarios y ayudantes, presentó sus quejas:

La Reina me ha dicho que hacía días quería hablarme (…). «Me dijo que su Majestad tenía mucha voluntad y amor a vuestra Beatitud (…) que estuviese cierto de que no las decía con mal ánimo, sino con todo amor, y que se veía constreñida a hablar y tratar algunas cosas que de vuestra Beatitud oía, de las cuales, porque quiere bien a vuestra Santidad, recibía gran enojo y displicencia, mayormente porque eran tales que engendraban escándalo y podrían traer consigo algún inconveniente; concretamente, las fiestas que se hicieron en los esponsales de doña Lucrecia, y la intervención de los cardenales, es decir, del cardenal de Valencia (hijo de Rodrigo de Borja, el Papa) y del cardenal Farnesio y del cardenal de Luna; y que yo, de parte de su Majestad, escribiese a vuestra Beatitud, quisiera mirar mejor en estas cosas”(1).

Este hecho histórico nos sirve de introducción a un punto que, con toda brevedad, queremos referir en estas breves líneas: el amor desordenado al Papa.

1.

El único amor blanco absolutamente ilimitado es el amor a la Eucaristía.

El amor a la Virgen es ilimitado solo sequndum quid, como se desprende de aquella máxima bernardiana que reza “De Maria nunquam satis“. Mas, simpliciter, el amor a la Madre de Dios es limitado ya que, a pesar de las imprecisiones terminológicas de algunos píos cancioneros populares, no se la puede adorar, por más que piadosamente a veces se la llame adorable o divina.

El amor al Papa es limitado y solo en un sentido muy lato puede decirse que es ilimitado. ¿En qué sentido? En el sentido de que los católicos deben tener la disposición a dar la vida en defensa del Pedro, como se ve en el guardia suizo que sale a ponerle el pecho a la balas para que no maten al Vicario de Cristo.

2.

Ahora bien, entendiendo la palabra “amor” en un sentido muy amplio usado por San Agustín -de modo que la expresión se puede aplicar al amor a Dios o al amor desordenado-, pretender que, stricto sensu, el amor al Papa sea ilimitado, es una aberración, a la vez que un error, que, evidentemente jamás fue enseñado por la católica autoridad.

En efecto, si un amor así fuese licito, se daría la razón a los heresiarcas protestantes quienes, aún al día de la fecha, nos reprochan como anticristiana la sumisión al Papa.

Las formulaciones generales son claras, pero ¿cómo puede verificarse un amor excesivo al Papa? Puede haber muchos modos, mencionemos los primeros que se nos vienen en mente:

Adorar al Papa.

Creer que todo lo que diga el Papa es infalible.

Cubrir bajo el manto de la infalibilidad aquello que no lo es.

Exigir adhesión pública incondicional a aquellos postulados papales falibles con los cuales la Iglesia, en ciertos casos, permite disentir en el foro interno.

Darle carácter dogmático a lo que no lo tiene.

Creer que una doctrina definida por la Iglesia es modificable por Papas posteriores.

Afirmar la impecabilidad papal.

Justificar moralmente actos papales pecaminosos.

Alabar actos papales indudable y peligrosamente ambiguos.

Creer que el Papa por ser Papa quedo exento de la posibilidad de condenarse eternamente.

Creer que todos los Cardenales creados por el Papa jamás proferirán herejías.

Querer salvar las proposiciones papales evidentemente insalvables.

Creer que todos y cada uno de los actos papales fueron inspirados por el Espíritu Santo.

Creer que las declaraciones del último Papa sobre un tema necesariamente mejoran las de los anteriores Pontífices.

Creer que todas las enseñanzas papales tienen el mismo valor.

Creer que es metafísicamente imposible que, en alguna infeliz circunstancia, el Papa diga una herejía en público.

Creer que el Papa no puede cometer un error, sea por descuido o sea por dolo.

Creer que el Papa necesariamente será santo.

Creer que el Papado supone o causa la confirmación en gracia.

Creer que el amor ilimitado al Papal es más piadoso que el amor ordenado.

Creer que los Cardenales electores necesariamente elegirán como Papa al que más gloria le dará a Dios y que lo harán bajo la “inspiración” del Espíritu Santo.

Complementemos lo expuesto con una conocida cita de San Juan H. Newman, quien si bien puntualiza que “Prima facie, es un deber necesario, aunque no sea más que por la lealtad, creer que [en el ámbito en cuya autoridad es suprema pero no infalible,] el Papa tiene razón, y obrar conforme a sus preceptos“, señala lo siguiente:

un Papa no es infalible en sus leyes ni en sus mandamientos, ni en sus actos de gobierno, ni en su administración, ni en su conducta pública (…). ¿Fue infalible san Pedro en Antioquía, cuando san Pablo se le resistió? ¿San Víctor fue infalible cuando excluyó de su comunión a las Iglesias de Asia ? ¿ O Liberio cuando excomulgó a Atanasio ? (…). Ningún católico pretendió jamás que estos papas fueran infalibles al obrar así“(2).

En suma, el amor excesivo al Papa es un error que fue llamado con una palabra muy malsonante: “papolatría".

El amor excesivo al Papa no sólo es un error teórico, sino que en algunos casos puede llegar a ser pecado.

3.

No queremos dejar de precisar que, como ya fue insinuado en estas líneas, es conveniente “distinguir” dos cosas:

a) las flaquezas morales que pueda el Papa tener y las deficientes medidas pastorales que pueda tener (campo indudable en su posibilidad)

b) y las palabras y hechos de clara significación herética, es decir, incompatible con la doctrina católica de la fe.

Aquí es donde puede darse el problema más grave y más difícil en su tratamiento teórico y no digamos en el práctico.

Esto es, lo de a) es todo obvio. Lo de b) requeriría un tratamiento más a fondo, pero no lo haremos en este breve trabajo de divulgación.

Antes de terminar, recordemos unas sabias palabras del gran Castellani:

“Existen entre nosotros fulanos que piensan es devoción al Sumo Pontífice decir que el Papa “gloriosamente reinante” en cualquier tiempo “es un santo y un sabio", “ese santazo que tenemos de Papa", aunque no sepan un comino de su persona. Eso es fetichismo africano, es mentir sencillamente, a veces es ridículo; y nos vuelve la irrisión de los infieles”

4.

Ahora bien, lo dicho jamás podrá ser invocado como pretexto para olvidar que en el Papa, debemos ver a Jesucristo, seguir a Jesucristo y amar a Jesucristo(3).

No olvidemos entonces que debemos tener una fe amasada en la más estricta docilidad a las directivas y enseñanzas papales y una fe llena de presteza en desechar el error percibido aun a través de las más débiles apariencias.

Aspiremos con denuedo a amar fervorosamente al Papa, sea quien fuere, hiciera lo que hiciese, pues esto, es signo de vida sobrenatural. Así, sin que nos importe quién sea, y ya, por el solo hecho que de que es Pedro, busquemos amar al Papa y aun alimentemos el deseo de dar la vida por él, sabiendo que no hay mayor amor que dar la vida por los amigos.

Recordando que vivir la relación con la Suma Potestad Eclesiástica es pura gracia, roguemos a Dios “que nadie jamás nos supere en obediencia filial, en obsequiosidad y amor al Papa”(4) y que nos dé la gracia de vivir siempre la letra y el espíritu de aquel catolicísimo lema que grita: “Con Pedro y bajo Pedro”(5).

Padre Federico Highton, SE

Diciembre de 2015



(1) José María Zavala, Isabel íntima, Planeta, Barcelona 2014, 214-215.

(2) San J. H. Newman, Pensamientos sobre la Iglesia. Textos presentados por O. Karrer. Ed. Stella, Barcelona, 1964, 119 ss.

(3) Cfr. San Luis Orione, Cartas de Don Orione, Carta del 15/7/1936, Ed. Pío XII, Mar del Plata, 1952, p. 143.

(4) San Luis Orione, Carta sobre la obediencia a los religiosos de la Pequeña Obra de la Divina

Providencia, Epifanía de 1935, Cartas de Don Orione, Ed. Pío XII, Mar del Plata 1952.

(5) “Cum Petro et sub Petro”, Decreto Ad Gentes, Sobre la Actividad Misionera de la Iglesia, 38.

49 comentarios

  
François de Tolède
(....)....sobran ya los comentarios...verde y en botella..Abrazo en Cristo Rey y la Inmaculada Corredentora...título y Dogma que tanto gusta y desea proclamar (...)
21/10/20 8:30 PM
  
Trabucairee
Gracias por darnos consuelo, Padre, (...)
21/10/20 8:51 PM
  
carmelo
muchas gracias por la entrega Padre Federico,
lo copie en un documento y lo guardo por si las moscas usted sabe quizás llegue el día que nos borren todos los documentos católicos del internet y quemen todos los libros y cartas...etc..
que la Virgen Inmaculada, lo proteja y le siga guiando
21/10/20 8:52 PM
  
Jorge Alberto
Una cosa es un papa pecador, otra cosa es un papa hereje. Algunos, sin embargo, dicen que un papa nunca puede ser hereje "ex cathedra", según cierta promesa de Cristo sobre la asistencia del Espíritu Santo. Dejando esto aparte, ¿hay antecedentes históricos de un papa corruptor a propósito de la doctrina? (...)
21/10/20 8:53 PM
  
Padre Federico
Por razones prudenciales, se debe editar ciertos comentarios.
21/10/20 8:58 PM
  
Héctor R
(...) no se si será por cobardía ante el mundo, pero nuestra jerarquía debería estar a la altura de lo que es, o a lo mejor les hemos puesto un valor y "amor" que no es tradicional, lo mismo se puede aplicar al Papa
21/10/20 9:24 PM
  
Sancho
También es papolatría evitar las críticas necesarias al sucesor de Pedro. Aún a riesgo de que me censure, quiero comentar aquí lo que no se puede en el artículo sobre el aliento que (...)

---


Muy estimado Sancho

Creo que comprenderá que debo editar el comentario.

Inteligentibus pauca, dijo el Aquinate.

PF
21/10/20 9:25 PM
  
Jk
Si alguna vez fui papolatra pido perdón a Dios porque desde hace pocos años deje de serlo
21/10/20 9:40 PM
  
Silvia
COMO SIEMPRE GENIAL, CLARO, CONCISO Y CONCRETO.

GRACIAS, SEGUIMOS REZANDO POR UD, NO SE OLVIDE DE REZAR TAMBIÉN POR NOSOTROS.
Viva Cristo Rey


—-


Oremos ad invicem!
21/10/20 10:59 PM
  
José Andrés Archila Castaño
Querido y respetado padre Federico: ante el ruido y la opinión del mundo, se ve uno agobiado de tanto comentario, yo siento, que justamente el Papa actual es la respuesta de Dios ante ese devenir "papólatra". Hay que pedir aún más por el, pues será testigo de la postrera división de la Iglesia, de la separación del trigo y la cizaña (aspiro ser trigo).

Tiene un desafío muy grande por delante.
21/10/20 11:00 PM
  
SGM
A propósito de lo injustificable y de las cegueras crónicas es excelente tiempo para leer este artículo! Proverbios 22: 3. "El cuerdo ve el peligro y se esconde, pero el necio sigue adelante y la paga."
21/10/20 11:00 PM
  
Daniel Iglesias
Muchas gracias, Padre Federico, por este post tan atinado y oportuno. Lo saludo fraternalmente en Cristo.
21/10/20 11:00 PM
  
Ami Go
Rezo por el Papa (cualquiera que sea) y por la Iglesia, Francisco no es santo de mi devoción, aunque lo respeto en cuanto sucesor de Pedro. En relación al (...)


—-


Estimada Ami Go

Gracias por su comentario.

Debí editarlo ya que no toca el tópico del post. Sepa entender.

Muchas gracias

PF
21/10/20 11:10 PM
  
St. Jeronimo
¡Gran post padre!

¿Podrías escribir un post sobre la ira de Dios y los malos clérigos? Es enseñanza desde el Antiguo Testamento, pasando por los santos padres y los grandes santos que Dios manifiesta su ira permitiendo malos sacerdotes que dirigan su pueblo.. San Jerónimo ya dice cosas fuertes sobre esto, también San Juan Crisóstomo y otros!


—-


Tendré en cuenta la sugerencia.

Pax tecum

PF
22/10/20 12:57 AM
  
Daniel Argentina
Dos cosas me vienen a la mente, por el mentado Alejandro VI:
a. Siempre se dijo, por que es así, que pese a todos sus defectos personales, el papa Borgia no cometió errores doctrinales. Y esto lo explicamos en la asistencia del Espíritu.
b. Los analistas mas modernos hablan de una leyenda negra del papa Alejandro VI, donde muchas cosas -sobre todo los asesinatos, pero varias otras sobre su conducta moral- han sido notablemente exageradas por fuentes que eran conocidos opositores al papa.
22/10/20 2:38 AM
  
Gerardo S. I.

"En suma, el amor excesivo al Papa es un error que fue llamado con una palabra muy malsonante: “papolatría".
22/10/20 3:08 AM
  
Gerardo S. I.
"En suma, el amor excesivo al Papa es un error que fue llamado con una palabra muy malsonante: “papolatría".

Por Favor, ¿Podria aclarar por QUIEN O CUANDO especificamente, dicho error de alguien se usó la palabra "papolatria"?

Dios lo bendiga.




—-


Estimado Gerardo

Buena pregunta. Tengo por verdadero que este epíteto es reciente (aunque habría que estudiar si es así).
Ahora bien por más que la nomenclatura del error sea hodierna, el error se remonta al menos al siglo XIV, esto es, al nominalismo de Occam, como explica el historiador Di Mattei en texto que reproduzco a continuación:

“En el plano doctrinal, la papolatría hunde sus raíces en el voluntarismo de Guillermo de Occam (1285-1347), que, paradójicamente, fue un rabioso adversario del Papado. Mientras Santo Tomás de Aquino afirma que Dios, Verdad absoluta y Sumo Bien, no puede querer ni hacer nada contradictorio, Occam sostiene que Dios puede querer y hacer cualquier cosa, incluso –qué paradoja– el mal, ya que el mal y el bien no existen en sí, sino que Dios hace que sean tales. Para Santo Tomás, una cosa se ordena o se prohíbe porque ontológicamente es buena o mala. Para los seguidores de Occam, es todo lo contrario: una cosa es buena o mala dependiendo de que Dios la haya mandado o prohibido. El adulterio, el asesinato o el robo son malos solamente porque Dios los ha prohibido. En cuanto se admite ese principio, no sólo la moral se vuelve relativa, sino que el representante de Dios en la Tierra, el Vicario de Cristo, podrá a su vez ejercer su autoridad suprema de modo absoluto y arbitrario, y los fieles no podrán hacer otra cosa que tributarle obediencia incondicional”.

PF
22/10/20 3:13 AM
  
DG
Estimado Padre: Lea este comentario y luego, si a usted le parece necesario o conveniente, por favor bórrelo. Quiero hacerle una consulta. Ahora mismo, (...)

—-

Estimado

Le respondo en privado

PF
22/10/20 3:20 AM
  
Argia
"Ahora bien, lo dicho jamás podrá ser invocado como pretexto para olvidar que en el Papa, debemos ver a Jesucristo, seguir a Jesucristo y amar a Jesucristo(3)."
Esta es la opinión de S. Luis Oriene, que no creo que sea obligatorio compartirla, de hecho me parece una contradicción con lo expuesto arriba, pues a Jesucristo hay que amarle como a lo que es: Dios, Jesucristo no se puede equivocar, asi que no hay peligro en seguirle, y ver a Jesucristo en el Papa, solo en el sentido que se dice de todos nuestros prójimos, es decir de portarnos con ellos como si fueran el mismo Cristo.
Tampoco creo que sea obligatorio dar la vida por el Papa.
Creo que el Papa es la persona puesta por Dios para dirigir la Iglesia, que solo es infalible cuando habla excatedra, y que hay que tenerle respeto, y no juzgar su persona, porque es el vicario de Cristo.
Espero que esto que escribo, no vaya contra la doctrina de la Santa Madre Iglesia.



——

Estimada Argia

La frase orionita no debe ser entendida en clave papólatra sino a la luz de un sano y santo amor al Santo Padre.
San Luis Orione nos exhorta a ver a Jesús en el Papa, lo cual es perfectamente lógico: normalmente, en un vicario se ve a su mandante, lo cual no significa que en los errores del vicario, veamos errores del mandante. La frase de San Orione se puede entender sanamente o al modo papólatra. Debe ser entendida sanamente.

Respecto de la disposición a dar la vida, Jesús dió Su vida incluso por sus enemigos. Los Santos estaban dispuestos a dar la vida por sus amigos y aún por sus enemigos, si Dios se los inspirase. Ergo, Los Santos también estaban dispuestos a morir por el Papa, lo que no significa darle la razón en todo al Papa. Puedo morir por mi vecino aunque mi vecino enseñe cien errores. San Maximiliano Kobe dió su vida por un judío.

El Papa es la persona puesta por Dios para dirigir la Iglesia, solo es infalible cuando habla ex cathedra , y hay que tenerle respeto, y no juzgar su intención (no podemos juzgar la intención de nadie, no sólo del Papa). Es el vicario de Cristo.



PF
22/10/20 11:47 AM
  
Alfonso Jesús Vivar
JORGE ALBERTO. Tengo entendido que existieron algunos papas que favorecieron la herejía, aunque no que fueron herejes. Creo (y es sólo una opinión) que el que es Papa no podría decir una herejía en forma pertinaz y pública porque el Espíritu Santo lo limita. Lo que no impide que guarde silencio cuando no debiera, sea ambiguo, o hereje en forma privada.

Y tengo la idea de que (...)

Podrá parecer descabellado, pero no sería extraño. El P Olivera Ravasi publicó hace unos años un libro que, creo, pasó desapercibido en internet. En dicho libro se publicaron sermones de San Vicente Ferrer sobre los últimos tiempos. Y San Vicente dice que le fue revelado que iban a haber dos anticristos. El primero de ellos va a ocupar el puesto de papa (aunque no iba a ser tal), elegido después del papa verdadero. Que su misión iba a ser destruir la Iglesia (al revés del "Restaura mi Iglesia de San Francisco"). Y que si bien el mal iba a venir de Alemania, en medio de estos malos iba a venir el papa verdadero y santo (o sea, sería alemán), vestido de blanco por su pureza y ancianidad, con un saco de escriba.

(...)

—-

Estimado Alfonso

Debo editar ciertos comentarios, como el suyo. No se ofenda. Son las reglas del portal InfoCatólica.
De todos modos, si la memoria no me falla, San Ferrer no habla de dos anticristos, sino del Anticristo y el falso profeta, que no es lo mismo, aunque es parecido.

¿Está seguro que San Vicente dice que el Papa contemporáneo al Anticristo será alemán? No recuerdo eso.

En Dios
22/10/20 1:33 PM
  
Alfonso Jesús Vivar
Entiendo la censura. Y le agradezco que al menos publicara el resto. Sobre lo que me pregunta, San Vicente habla de dos anticristos, no menciona a uno como falso profeta, aunque podría ser asimilado a él, dado que según he leído (y en el libro "El Anticristo" de Federicho Mihura Seeber está muy bien aclarado), el Falso Profeta sería algún Obispo (o tal vez un Papa) católico.

Podría ser también que hubiera un primer anticristo, un falso profeta, y un segundo anticristo.

Respecto al papa alemán, no lo dice exactamente. Pero dice que el mal vendrá de Alemania, que venían de ahí seis varones trayendo un vaso de muerte, y que: "venía en medio de los seis hombres dichos, un varón, vestido de paños blancos de lienzo, el cual tenía un saco de escriba colgado del cinto.(...) Este varón será el verdadero Papa a quien perseguirá el Anticristo, y estará vestido de blanco por dos motivos pues, por un lado, la blancura significa su vejez, pues será muy anciano, siendo sus cabellos y su carne de ese color. Por otro lo segundo tendrá gran castidad, pues será virgen".

Le dejo en otro comentarios la transcripción de algunas partes, aunque es mejor leer directamente el libro.
22/10/20 2:55 PM
  
Alfonso Jesús Vivar
Profecías de San Vicente Ferrer

“Pues digo que muestra la segunda profecía la caída de la dignidad de la Iglesia y por ella se abre y manifiesta el misterio del fin de la Iglesia. Y quien leyera entienda, porque brevemente quiero exponer lo que a mí me fue declarado debajo desde entendimiento y sentencia.

(...) es necesario saber que han de venir dos Anticristos, uno después de otro, antes que venga la destrucción por el fuego del fin del mundo. De los cuales uno ha de ser oculto y vendrá primero, y el otro después que será puro.

El Anticristo oculto vendrá bajo especie de santidad, el cual ha de tener la vida cristiana por fuera y en su corazón será arraigado el espíritu maligno, el cual inspirará en el que haga muchas maldades en la Iglesia bajo capa de bien. Este no querrá consejo de nadie, sino más bien, todo aquello que le pareciera ejecutará, sea malo o sea bueno, por la instigación y consejo del diablo.Engañará a muchos Príncipes y poderosos con su santidad fingida y mala, en tal manera que los llevará a grandes yerros y escándalos. Hará torcer en la ley a muchos varones doctos y sabios, porque el diablo trabajará para que cumpla sus pensamientos, dándole a entender que le viene de parte de Dios; muchos hombres famosos en santidad serán engañados por el diablo, por medio del Anticristo oculto.

(...) De todo esto el mismo texto de la Biblia lo declara, pero a partir de esta declaración yo aprovecho a expresar lo siguiente: Nabucodonosor se entiende por el Anticristo oculto, el cual se encontrará en la dignidad papal tan grandemente, que ninguno fue desde el principio, ni será después hasta el fin del mundo, y será el último en dicha dignidad. No digo yo que será hecho papa, sino, ídolo levantado contra el Papa verdadero. Esta será la cuarta bestia que saldrá del mar.

Y cuando veáis todo lo dicho, muriendo este Anticristo oculto, vendrá el Anticristo puro, o perverso (...).

(...) Y para mejor mostrar lo que dice quiero abrir, o declarar dos profecías, las cuales fueron escrita por Ezequiel en el octavo capítulo, donde declara cómo Dios muestra a aquel ídolo hecho en el fin del mundo, contra el verdadero vicario suyo por los idólatras, como por los hombres que acostumbraron con las riquezas y dignidades a colocar a los Papas a su voluntad, como al fin, estos mismos harán otro así tan grande, que antes no fue, ni después será.



---

Estimado

No dice nada sobre Alemania.

En Dios

PF
22/10/20 2:56 PM
  
Alfonso Jesús Vivar
Profecías de San Vicente Ferrer (Continuación)

Y será todo este mal extendido de la parte de Aquilón, quiere decir Alemania, como se muestra en Jeremías, capítulo primero (...) Por lo cual, la razón y la ira de Dios allí descenderá sobre la Iglesia (...).

Ezequiel: “Y llamo en mis oídos con gran voz, diciendo llegaron las visitas de la ciudad, y cada cual tenía un vaso de muerte en su mano. Y cada seis varones venían del camino de la puerta de arroba que mira hacia Aquilón”. Quiere decir, de la parte de Alemania, porque todos traerán en sus manos el vaso de la muerte.

Dice aún más Ezequiel, que venía en medio de los seis hombres dichos, un varón, vestido de paños blancos de lienzo, el cual tenía un saco de escriba colgado del cinto. Y dice que Dios había mandado a dicho varón que anduviese por la ciudad poniendo el signo de la Tau en medio de las frentes de los que llorasen sin embargo que, a los llenos de risas y danzas, no lo marcase.

(...) Nos queda por ver quién es aquél varón vestido de paños blancos que tenía un saco de escriba colgado de las cinturas (...) Este varón será el verdadero Papa a quien perseguirá el Anticristo, y estará vestido de blanco por dos motivos pues, por un lado, la blancura significa su vejez, pues será muy anciano, siendo sus cabellos y su carne de ese color. Por otro lo segundo tendrá gran castidad, pues será virgen, ya que el color blanco se compara a esta virtud. Pues así, por ser anciano y casto, estará vestido con telas blancas, y traerá su saco de escriba que significa la potestad eclesiástica, potestad que tendrá dicho Papa y no otro, mientras viviere. El saco de escriba estará colgado de sus cinturas o de su cinto pues esto significa su buena conciencia, al ser elegido como Papa verdadero.”

Del libro “Sermones de San Vicente Ferrer. En los cuales trata de la venida del Anticristo y del Juicio final”, pág 25 y siguientes.
22/10/20 2:57 PM
  
Alfonso Jesús Vivar
Ya sé que no lo va a publicar, pero por si es de su interés, le dejo mi opinión respecto del enigma que representa para mí (que no creo que Bergoglio sea papa) la actitud de Benedicto XVI.
(...)


---

Estimado

Una cosa son las profecías de San Vicente, otra cosa muy distinta es la cuestión de la validez de la renuncia de SS Benedicto XVI.

SS Francisco es el Papa. De lo contrario, SS Benedicto es el peor de los mentirosos.

No abriremos un foro sobre el tema.

In Domino

Padre Federico
22/10/20 3:44 PM
  
Gerardo S. I.
Gracias por su respuesta.

¿quien puede ser calificado de "papolatra"? solamente un Catolico.

Yo opino que quien lo haga, sea quien sea, se descalifica a si mismo; porque estrictamente hablando ¿cual seria la definicion de Papolatria?. El diccionario de la RAE no la incluye, o sea, no existe la palabra y, en todo caso, se pudiera concluir que, significa "afirmar que el Papa es Dios" , lo cual es absurdo, pues ningun Catolico formado o ignorante, puede creer eso. Por lo tanto, cualquiera que me califique a mi de "papolatra", yo lo considero un fanatico y, ya ni siquiera le doy argumentos.


---

La palabra "papólatra" no es perfecta. Habría que buscar una mejor.

PF
22/10/20 4:20 PM
  
Jesús
Si supuestamente Alejandro VI no cometió errores doctrinales, ¿de qué le sirvió si en la práctica no fue fiel a la doctrina? Bien habla la Biblia de personas así, y para mí ese hombre no es mejor que un hereje.
22/10/20 4:56 PM
  
Alfonso Jesús Vivar
Sí menciona a Alemania, padre. Fíjese en la continuación. O si quiere, directamente en el libro que seguro lo tiene.
22/10/20 6:31 PM
  
Jorge Alberto
Quisiera mencionar (con relación a la llamativa profecía de san Vicente Ferrer, que (...)

---


Estimado Jorge


Le agradezco su intervención y su interesantísimo comentario. Pero, lo edito ya que no me parece circunspecto lanzar hic et nunc, esto es, en los comentarios de esta entrada en el actual contexto, un panel informal y espontáneo sobre tópicos esjatológicos tan profundos y tremendos.



In Domino et Domina,

Padre Federico
22/10/20 7:16 PM
  
Jorge Alberto
Estimado padre, si no fuera mucha molestia, me gustaría mostrarle un ensayo breve e inédito que trata algo al respecto. Le podría interesar.


--


Adelante!
22/10/20 8:21 PM
  
Oscar Alejandro Campillay Paz
Impecable artículo.
Gracias por esa claridad.
Sólo me atrevo a dos observaciones y a un ruego.
Mi primera observación ha coincidido felizmente en todo con el último comentario de Gerardo S.I.; a mí también me resulta absurdo el término papolatria y creo que amor desordenado por una criatura (en este caso el Papá) sería el correcto.
La segunda observación tiene que ver con su advertencia de creer erróneamente que un cardenal no puede enunciar una herejía, y es aclarar (aunque parezca tan evidente) que este amor mal entendido también puede darse con obispos, sacerdotes, o pensadores. Hoy tenemos católicos que creen que es palabra (o acciòn) infalible si la oyen de Viganó, Schneider, Müller, Burke, o hasta de Erdogan o Trump!
Es ese inmaduro "a tal no me lo toques, porque es un grande". No debemos olvidar nunca nuestra condición pecadora, y la guia del Maestro: "por sus frutos los conoceréis"

Y el ruego tiene que ver con la posibilidad de hablar en un artículo del polo opuesto. Es decir de aquel católico que ataca con aversión toda acción y palabra del Santo Padre, con rabia mal disimulada y disfrazada de objetividad.

Por que que los hay, los hay.

Bendiciones!
22/10/20 10:43 PM
  
hornero (Argentina)
Largo una palabra: FILÓPAPA.
22/10/20 10:44 PM
  
JSP
Buen y necesario artículo hoy día.
1. Según los Evangelios, la misión de cada Papa es la confiada a Pedro: Jesucristo le dio las “llaves del Reino de los Cielos”, con el poder de “atar y desatar” (cfr. Mt 16,19), para “confirmar a los hermanos en la fe” (cfr. Lc 22, 32) y “apacentar su rebaño” (cfr. Jn 21, 15-17).
2. El Vicario de Cristo es la cabeza visible de la Iglesia, identificado con la Cabeza del Cuerpo, servidor no mayor que el Maestro, enseña el depósito de la fe revelada y apostólica, defiende los dogmas de fe ante la herejía y mantiene la unidad de la Iglesia en comunión con Nuestro Señor Jesucristo.
3. Donde está Pedro está la Iglesia de Cristo. El deseo y elección del Papa no puede ser contrario a la Voluntad de Dios, la deliberación y el logos del Papa no puede ser contrario al Logos de Dios y la doctrina y magisterio del pontificado papal no puede ser contrario al Espíritu de Dios.

Cristo vence, Cristo reina, Cristo impera.
22/10/20 10:59 PM
  
hornero (Argentina)
Otra: papacentrismo, papacentrico.
23/10/20 3:25 AM
  
Pablo
(...)

---


Estimado

El tópico de la entrada no el que Ud refiere, sino otro.

In Domino et Domina

Padre Federico
23/10/20 10:31 AM
  
Federico
No sé por qué si se reconoce que Francisco no es Papa legítimo, hay que tratar de mentiroso a S.S.Benedicto XVI. El Santo Padre sigue siendo Benedicto XVI, ya que fue nombrado legítimamente en 2005 y nunca ha abdicado formalmente; si ese hubiera sido su propósito hubiera seguido los preceptos canónicos que él conoce perfectamente, pero no lo hizo.

JSP, Francisco ha renunciado expresamente al título de Vicario de Cristo, Benedicto XVI no ha renunciado a esa dignidad.

---

Estimado Federico

Benedicto XVI dijo: “Papa solo hay uno y no soy yo” (https://www.vidanuevadigital.com/2018/09/21/benedicto-xvi-sentencia-papa-solo-hay-uno-y-no-soy-yo/).
“Con la figura del Papa emérito traté de crear una situación en la que yo fuera absolutamente inaccesible para los medios de comunicación y en la que quedara claro que solo hay un Papa”. Con esta contundencia, dice el portal VND, Benedicto XVI trató de explicar por carta al cardenal Walter Brandmüller -uno de los más críticos con su renuncia y con Francisco-, el porqué de su renuncia y el procedimiento que siguió.

El portal VND agrega lo siguiente: "Detalla además que “seguramente no habría sido sensato declarar simplemente una vuelta al cardenalato. Habría estado permanentemente expuesto al público como, precisamente, un cardenal (es más, mucho más, en él habrían visto al ex Papa). Esto habría podido conducir, queriendo o no, sobre todo en el contexto de la situación actual, a duras consecuencias”. A partir de ahí, el Papa alemán le sugiere al purpurado que “si usted conoce una vía mejor y cree poder condenar la que he elegido, le ruego que me lo diga”". No parece que VND esté mintiendo.

In Domino et Domina,

Padre Federico
23/10/20 1:02 PM
  
Luis V
Padre Federico, DEO GRATIAS! excelente artículo! Ciertamente hay muchos católicos que deben educarse en su fe para no caer en lo que usted describe en su artículo: la papolatria. No podemos defender lo indefendible, ni caer en el error que nos haga condenarnos.

Christus Imperat!
23/10/20 1:46 PM
  
Alfonso Jesús Vivar
Jorge Alberto. Me quedé con la curiosidad de leer sus comentarios. Si no hay inconveniente, podría enviármelos a mi correo?

[email protected]

Le agradezco.

Y gracias al padre.
23/10/20 2:30 PM
  
Karlos
En términos generales esa doctrina es conocida. Nunca me he encontrado a nadie que defendiera de forma directa que el Papa es infalible fuera del caso de ex cathedra.

Y ahora menos.

Pero si es cierto que con Papas muy carismáticos, como San Juan Pablo II, la línea se solía difuminar bastante. Pero no siempre por una excesiva veneración personal. La Papolatría o su sucedáneo mucho más frecuente, la "fundadorlatría" o la obispolatría suele surgir en personas que se piensan bien formadas, sin estarlo, y que encuentran fácilmente en cualquier palabra del líder religioso que más les guste, un argumento definitivo para sostener su punto de vista, o para hacer "lo que la Iglesia siempre ha enseñado".

La Iglesia está formada por hombres y salvo excepciones, por desgracia, las filias y las fobias tiene un peso desmesurado a la hora de formarse su propia opinión. Esto ha hecho un daño terrible en la historia de la Iglesia.

Estudiar, ir a las fuentes, contrastar posturas, ser honesto intelectualmente, cuesta esfuerzo.


——-


Hay muchos sedevacantistas que son infalibilistas incluso respecto del Magisterio ordinario.
23/10/20 9:16 PM
  
Franco
Tal vez una palabra más adecuada sea "papodulía".
24/10/20 2:32 AM
  
templario
(...)
*S. Tomás Cayetano-Teólogo y Cardenal: Adherirse a un falso (...)

--------------------

Estimado Templario

Aprecio su espíritu militante.
No sé de donde sacó las interesantísimas citas que aporta y que omito publicar (puesto que, hic et nunc, temo que podrían alimentar una deriva peligrosa y fácilmente malinterpretable por el público indocto), pero noto que algún problema hubo en su trabajo ya que pone "S. Tomás Cayetano", cuando Cayetano no sólo no es Santo, sino ni siquiera Venerable.
En Dios
Padre Federico
24/10/20 3:43 PM
  
JSP
P. Federico, mi comentario es en general respecto de la misión de cada Papa que recoge la confiada a Pedro.

1. Del apóstol Pedro toma el poder (Petri Apostoli Potestatem Accipiens).
2. Pater y Pastor.
3. Obispo de Roma.
4. Sumo Pontífice.
5. Dominus Papa.
6. Los papas firman escribiendo su nombre en latín, tras lo cual escriben “P.P.” y, en su caso, anotan el número de papa.
7. Donde está Pedro está la Iglesia.
24/10/20 7:32 PM
  
hornero (Argentina)
Envío por cuarta vez este comentario, enviado los días 22-23-25 de octubre. Ignoro si hay alguna objeción, si fuera así,ruego me sea dicha.

Entiendo que en el Papa CO-EXISTEN dos realidades: la del VICARIO DE CRISTO y la de la PERSONA HUMANA DEL PAPA. Los actos y pensamientos del papa en cuanto es persona humana, no afectan en ABSOLUTO a su condición de Vicario de Cristo, Piedra Fundamental de la Iglesia. Como persona humana, el Papa es falible, expuesto al error y al pecado, si bien cuenta con la protección de la gracia propia de su estado. Como Vicario de Cristo es IMPECABLE e INFALIBLE, contra él no pueden las fuerzas del infierno. Ahora bien, se plantea la cuestión de hasta qué extremo la maldad u el error pueden afectar a la persona del Papa. Me parece obvio, que la respuesta pertenece SÓLO A CRISTO.



Estimado Hornero

A Ud yo lo aprecio muchísimo. Ud es un gran apóstol. Pero, le hago una corrección fraterna, que le pido no se la tome a mal.

Le borré tres veces el comentario, pero como Ud lo manda por cuarta vez,  le contesto dos cosas.

1.- La teología no es opinología. La realidad del Papado, y demás cosas sagradas, no es lo que a cualquiera le parece. Ud se larga a especular por medio de un comentario público que lo leen incontables personas.

2.- Reflexione en su casa, pero solo publique lo que le conste que sea correcto y conforme a la enseñanza católica perenne, y no los frutos de sus reflexiones personales sin ninguna cita de ninguna fuente perenne, como el Magisterio, la Escritura y la Tradición.

3.- Su disociación mental entre el vicariato y la persona, me parece falsa. 


En Dios


Padre Federico


26/10/20 12:12 PM
  
Jorge Alberto
Estimado padre, ¿ha podido recibir bien mi correo con el adjunto del ensayo inédito? Gracias. Quedo atento.


Sí, muchas gracias

PF
26/10/20 1:21 PM
  
hornero (Argentina)
Le agradecería, lo explicara usted. Un comentario no es un tratado, es un comentario. Creo que es suficientemente preciso lo que afirmo. El Vicario de Cristo esta preservado, conforme a las palabras de Cristo, contra las fuerzas del infierno. ¿Hace falta algo más, para probar la distinción entre la persona humana del Papa y su condición de Vicario?


---


Estimado


Metafísicamente es imposible concebir algo fuera del supósito, mas la persona humana es el supósito en el caso de un ser humano no divino. Por eso, su afirmación me resulta problemática.

In Domino et Domina

Padre Federico
27/10/20 2:11 AM
  
hornero (Argentina)
Gracias, Padre, por su reflexión. Hay una verdad evidente e irrefutable, que se funda en las Palabras de Cristo: el Vicario de Cristo, la Piedra Fundamental de la Iglesia, NO ESTÁ EXPUESTA AL ATAQUE DE LAS FUERZAS DEL INFIERNO. Que, cómo se concilia o co-existe esta realidad con la persona humana defectible del Papa, es una cuestión que merece ser estudiada. La INDEFECTIBILIDAD del Vicario de Cristo es la garantía, la razón decisiva y definitiva de la INVULNERABILIDAD de la Iglesia como Cuerpo Místico de Cristo; razón de su indestructibilidad por los enemigos. El Vicario de Cristo, como Piedra Fundamental, sostiene al Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia, y le asegura su capacidad de extender el Evangelio y la CONVERSIÓN hasta los confines de la tierra. Es gloria de la Iglesia, que asegura su Misión trascendente en el tiempo, hasta la interioridad profunda de todo ser creado, para, desde allí, donde éste ha sido asumido por Cristo, conducirlo a la nueva condición: “participar en la libertad de la gloria de los hijos de Dios” (Rom 8). Es necesario tener presente esta DISTINCIÓN FUNDAMENTAL entre la realidad del Vicario de Cristo y la realidad de la persona humana defectible del Papa, porque ella asegura contra el escándalo de errores que un Papa puede cometer humanamente, que hoy conmueven y confunden a muchos, que llegan a pensar que los mismos pueden ser CAUSA que el Papa deje de ser tal. Los límites propios de un comentario me impiden abundar en más tazones.

---

Estimado

El Vicario de Cristo puede defeccionar moralmente y a veces doctrinalmente, pero la Iglesia es invencible.

PF
27/10/20 11:11 AM
  
hornero (Argentina)
Padre, si usted se refiere al Vicario de Cristo en CUANTO TAL, no en el uso de este título con que es nombrado frecuentemente el Papa, afirma un ERROR GRAVE, pues, es Cristo quien nos enseña y revela su DECISIÓN de que Pedro es constituido “piedra sobre la que edificaré yo mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Mat. 16, 18). Esta condición del Vicario de Cristo es la que hace invencible a la Iglesia. Si la Iglesia no estuviera edificada sobre la roca de Pedro, se desmoronaría. Cristo, conociendo la debilidad humana, fundó la Iglesia sobre roca firme, y no hay más roca que la de Pedro en cuanto es VICARIO DE CRISTO. La persona humana de los Papas ha cometido errores y pecados, desde San Pedro hasta hoy, pero JAMÁS AFECTARON LA CONDICIÓN EMINENTE del Vicario de Cristo presente en ellos. Esta es una VERDAD DE SUMA IMPORTANCIA hoy, en momentos que el CISMA parece amenazar a la Iglesia DESDE DISTINTOS FLANCOS.







---------------------

La Iglesia es invencible, pero el modo de argumentar esta verdad no es el que Ud aduce.

In Domino et Domina,

Padre Federico
27/10/20 2:23 PM
  
Un alma desesperada
(...)
¿Qué hacemos con lo que dijo San Pablo?
“Pero aún cuando nosotros mismos, o un ángel del cielo os predicase un Evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema.”
(...)
Qué hace James Martín en la iglesia, (...) cómo es posible que nadie se atreva a expulsarlos. ¿Qué están esperando, ver las cenizas de la Iglesia, que aparezca el anticristo y acabe con todo?
No entiendo por qué nadie de la parte sana del clero hace algo.
Con todo respeto, y discúlpeme pero ya no puedo más,
¡necesitamos Santos, no teólogos!

---

Estimado/a

En primer lugar, no se desespere. Espere a Dios de Dios.

En segundo lugar, debí editar bastante su comentario.

En tercer lugar, tampoco yo entiendo por qué no echan de las filas del clero activo a los agentes sodomizantes.

En Dios

PF
28/10/20 8:03 PM
  
Un alma desesperada
Le agradezco mucho que me haya respondido.

“Espere a Dios de Dios”, lo ha inspirado el Espíritu Santo, me ha dado un gran consuelo.

Dios lo bendiga y María Santísima lo guarde de todo mal.
29/10/20 6:10 AM
  
Feligrés Anónimo
En relación con la palabra "papolatria" , vendría a significar "adoración al papa". Quizás se debió hilar más fino y sugerir otro término que, unificando los vocablos "Papa y Pasión", entendiendo éste último en su acepción de "amor desordenado", fuese más exacto o ajustado a la realidad. El neologismo formaría la contracción de dos partículas iguales que evitasen la cacofonía y a la vez expresasen con mayor exactitud el verdadero significado del mismo.

Yendo a la evolución del neologismo y su significado, quedaría una definición así:

papasionado. s./adj. Dícese de la persona que defiende y ama desordenamente al Papa y da por cierto y correcto todo lo que diga o haga, rechazando cualquier juicio discriminatorio, de raciocinio o sensatez y obviando que el Sumo Pontífice puede ser feble y falible como ser humano.


22/11/20 11:50 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.