Canal 13 y Glee

Un lector consulta

Patoace: Respecto al tema específico de Glee ¿Cree usted que el canal 13 chileno (de la Pontificia Universidad Católica de Chile, para los lectores de otros países) muestre la imagen escandalosa de las porristas “bisexuales? Ya me parece insólito que se pase la serie por el mismo canal.

Para mí el canal 13 es como el PDC (partido demócrata cristiano, para los lectores de otros países) de los canales de TV: A mediados del siglo pasado fue fundado por personas inspiradas por una verdadera experiencia cristiana, pero hoy conserva sólo el nombre y tal vez alguna inusual concentración de cristianos, más que nada unidos a él por tradición familiar, pero en nada se diferencia de los otros canales de TV.

Las pruebas de la desafección de canal 13 respecto de la Iglesia se acumulan día a día, no tanto porque los contenidos sean particularmente inmorales, sino porque no hay ninguna diferencia entre sus contenidos, y los de otros canales. ¡Si hasta un canal privado como MEGA tiene más comentarios de sacerdotes que el 13!

Glee, con todo lo que yo pueda disfrutar de sus versiones de canciones populares, es una serie que no sólo presenta la promiscuidad, sino que la glorifica, que una y otra vez insiste en la propaganda de que la única actitud posible hacia la homosexualidad es la más profunda y sincera admiración, y que no pierde oportunidad de denostar de toda forma de autoridad tradicional. Todo lo anterior agravado por el hecho de que presenta cada una de estas facetas en el contexto de una serie acerca de y dirigida a adolescentes y recubierta con el glaseado de conocidas figuras y canciones, lo que hace que el público que reciba estos funestos mensajes, sea precisamente el más vulnerable a verse influenciado por ellos.

No digo que Glee no deba hacerse, allá cada uno con su libertad de empresa; seguramente en un mundo ideal tendría mensajes mucho más positivos que propagar, pero así están las cosas. Lo que digo es que una señal identificada con el catolicismo no prestaría sus medios para que se difunda.

Por otro lado, como ya dije, Canal 13 no es una estación de TV que se identifique como católica y por lo tanto no me cabe duda que transmitirá el mentado capítulo de las porristas bisexuales, y que lo hará en horario de trasnoche… como lo haría cualquier otro canal.

9 comentarios

  
Pedro L.
Patoace:

El canal 13 tiene una diferencia con el PDC, y es que el PDC no le pertenece a la Iglesia, en cambio, el canal, le pertenece indirectamente a ella. Poco importa que los miembros del PDC estén a favor de las uniones homosexuales o del aborto. Hace rato que sabemos que la gran mayoría de sus actuales miembros votan, cada vez que pueden, en contra de lo que enseña la Iglesia. Pero insisto, el canal 13 es distinto. Tiene una clara identificación y ligazón con la Pontificia Universidad Católica de Chile, por lo que no nos debiera ser indiferente lo que este canal pase por su señal. Además, la gente habla del "canal católico", es decir, todo Chile identifica al canal con la Pontificia Universidad Católica y por consiguiente con la Iglesia.

Saludos
19/10/10 8:23 PM
  
Pato Acevedo
No discuto que formalmente el canal 13 tenga la ligazón que describes. La pregunta es: observando sus contenidos ¿podrías notar esa ligazón?

Yo diría que no. Si todavía se le llama el canal católico es más que nada por una razón tradicional, que por una identificación real. Es como el club deportivo UC, que lleva el nombre de la universidad pero sólo tiene una vinculación formal con ella.

Es lamentable, claro. Nada me gustaría más que cada sábado por la mañana se transmitiera una hora de monseñor Chomalí hablando acerca de Humanae Vitae, por ejemplo, pero la realidad es que el canal 13 jamás considerará hacer algo tan básico como eso... es más importante dar episodios de La Pantera Rosa, de hace 50 años.

Incluso cuando daban Teleduc, uno podía identificar al canal como universitario (aunque no católico), pero hoy no hay ni siquiera eso.
19/10/10 11:53 PM
  
Pedro L.
Es verdad lo que dices Patoace; en la práctica, no hay nada que haga notar el real vínculo del canal con la Iglesia. Pero eso es lo que yo encuentro escandaloso. Porque la gente sabe que ese vínculo existe, por lo tanto debe pensar que si el canal muestra la homosexualidad como algo normal, entonces es la propia Iglesia la que está de acuerdo con las relaciones homosexuales, por poner un ejemplo.
20/10/10 12:09 AM
  
Pato Acevedo
Ese es un riesgo real y una grave responsabilidad para los que emiten esos contenidos y aceptan que el canal todavía siga asociado a la Iglesia Católica.

La pregunta es ¿qué debemos pedir? ¿pedimos que deje de llamarse canal UC? ¿o que deje de emitir contenidos inaceptables para un canal católico? (ni pensar en que participe activamente en labores evangélicas, a eso hemos llegado). Yo creo que lo más fácil y realista es pedir lo primero, porque lo segundo requeriría un cambio demasiado grande en el canal, una verdadera conversión.

No sé, es mi opinión.
20/10/10 7:13 PM
  
Pedro L.
Lo primero estuvo a punto de suceder. No entiendo como la universidad se quedó con parte del canal. Debió haberlo vendido completamente. Creo que el canal en este momento esa una vergüenza no sólo para la Iglesia, sino también para la universidad como tal.

Saludos,
20/10/10 8:04 PM
  
Marisol
Increible, me parece estar en plena edad media...pensaba que la humanidad había entendido el valor del respeto al otro, consciente sin embargo, que es precisamente la iglesia como entidad de corte espiritual quien menos debería discriminar y menos censurar o no dice por ahi la biblia: Quien este libre de pecado lance la primera piedra..
21/10/10 9:50 PM
  
Kewois
Discrepo con.....Marisol. :)

Si efectivamente un canal es propiedad de un grupo de Católicos ellos tienen derecho a difundir la programación que se les de la gana.

Una cosa sería prohibir, por ejemplo Glee en todo canal de TV del país, otra muy distinta que un canal específico decida que emite y que no.

No he visto casi nada de Glee, no soporto los musicales americanos, así que no puedo opinar sobre esa serie.

Pero por entradas anteriores parece que molesta que se presenten series o películas donde se muestra que los homosexuales o bisexuales son gente normal, feliz, moral etc. No encaja dentro del estereotipo que tienen en mente ciertas personas que deberían mostrarlo como seres infelices, inmorales que sufren.

Consejo: conozcan más personas homosexuales, charlen con ellos o ellas (no creo que tengan que buscar mucho), vean a que patrón se ajustan si al del Desviado pervertido o simplemente una persona con otra orientación sexual.

Saludos
Kewois
22/10/10 6:38 PM
  
Daniel
Lo que me pasa a mí es lo siguiente: Canal 13 en los 80´s fue el valuarte de la Iglesia y por esa programación se llnó los bolsillos... A principios de este siglo estaba en quiebra y tuvo que : poner una teleserie con un homosexual, llenar de Los Simpsons (si es católico ser Homero sin cuestionarse nada y vivir como Homero, allá quien lo haya dicho) y vamos con más programas bastante alejados de lo católico.

Ahora el capítulo de las porristas en Glee, Canal 13 lo va a dar, pero con bastantes cortes como siempre lo ha echo.

Ah y respecto a que Megavisión es más católico, creo ahí volvemos al doble estándar de nuestra sociedad, ya que ellos fueron los que iniciaron este boom de erotización en los menores con su programa "Mekano".
24/10/10 1:56 AM
  
Pato Acevedo
@ Kewois: Molesta la propaganda, sí, porque no se lo presenta como gente normal, con luces y sombras, sino como epítomes de la virtud; a la homosexualidad, no como una condición real, sino como la fuente de toda bondad; y a la total aprobación ( ni siquiera tolerancia) como la única reacción posible.
24/10/10 11:53 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.