10.02.21

Alicia Rubio pide acabar con el feminismo totalitario, pues hace gran daño a los menores en las aulas

Alicia Verónica Rubio Calle es licenciada en Filología Clásica y profesora de educación física. Escritora y política española, desde 2019 es diputada por Vox en la XI legislatura de la Asamblea de Madrid.

¿Por qué un libro titulado Feminismo sin complejos?

El libro se llama así porque pertenece a la colección ”…sin complejos” de la Editorial Sekotia. Pero hace honor a su nombre, y es una visión del feminismo sin ninguna concesión al buenismo ni al consenso progre. Explico lo que es el feminismo en realidad basándome en los postulados de sus ideólogas, en su trayectoria, en lo que vemos día a día… Creo que ya va siendo hora de que el feminismo, que es un lobo totalitario cubierto con la piel de cordero de la reputación del inicial feminismo de equidad y liberal, sea desenmascarado. Sobre todo, porque escudado en esa reputación de la que no es heredero, se está colando en las aulas de los menores haciendo un enorme daño.

En realidad trata del hembrismo, ¿qué es exactamente?

Es una aplicación de la ideología marxista de la lucha de clases a la lucha de los sexos. Y eso no significa ni igualdad ni justicia, sino guerra de dos grupos que luchan por la hegemonía. La mujer, como sujeto oprimido en el seno de la familia y utilizada para la función productiva de la reproducción por parte del varón y la estructura social creada para ello, el patriarcado, debe liberarse y destruir esa estructura. Por tanto, de igualitario, nada, es supremacista con la otra mitad de la humanidad. Por otro lado, la necesidad de desvincularse de la función reproductiva resuelta con el aborto, es otra evidencia del supremacismo sobre unas personitas a las que se deshumaniza por el estadio evolutivo en el que están, quitándoles el primordial derecho a la vida en una discriminación mucho más cruel que todo lo que fabulan sobre el patriarcado y la opresión e injusticias sobre la mujer.

Las mujeres más que ser feministas tienen que ser femeninas.

Las mujeres, en realidad, tienen que ser libres e iguales a los varones en dignidad y derechos, y luego elegir su lugar en el mundo y lo que les va a hacer más felices y realizadas. Y la felicidad está en ser lo que se es y como se es. En el caso de la mujer, de forma mayoritaria, ser femenina con todo lo que eso significa, sin perjuicio de que haya algunas mujeres que son menos femeninas y son la respetable excepción de la norma. No la norma, desde luego.

Leer más... »

8.02.21

Perdió los dos riñones, pero no perdió nunca la fe en Dios y ahora es más feliz que cuando tenía salud

José Manuel Aparicio Adarbe, nació en Madrid un 4 de diciembre de 1964, y vive en la Sierra de Madrid. Ha sido guardia civil en la época dura de ETA, comercial, director comercial y empresario. Una enfermedad cambió su vida, pero no le quitó la esperanza ni la fe en Dios.

Cuéntenos brevemente su enfermedad y situación…

Pues Javier, por una enfermedad autoinmune, que me inutilizó los dos riñones y me encharcó de sangre ambos pulmones, tengo que hacer diálisis cinco días a la semana hasta recibir un trasplante, que deseo que no tarde mucho mas. Además por si fuera poco me han suprimido la pensión porque a pesar de tener una invalidez del 66 % consideran que puedo trabajar.

¿Tuvo momentos lógicos de rebeldía?

No los tuve en ningún momento, aunque hubiese sido muy lógico humanamente hablando. Sufro mi enfermedad, y mis padecimientos, en una actitud de agradecimiento a Dios, por que Él, nunca se equivoca y si lo ha permitido es porque en sus misteriosos designios, espera sacar un bien mayor.

¿Qué es lo que le hizo ir aceptándolo todo con esa actitud de confianza en Dios?

Desde el mismo momento que el doctor en la UCI, me dijo que había perdido los riñones, mi pregunta fue: Vale, ¿y ahora como hacemos para pelear por mi recuperación?. Fue inmediato, el Doctor se quedó perplejo, esperaba que me derrumbara, pero no fue así, por la ayuda de Dios que me dio la fuerza en ese momento tan difícil.

Leer más... »

7.02.21

La pintura religiosa, tanto española como extranjera, del siglo XIX en el Museo del Prado

De nuevo deambulamos imaginariamente por las salas Museo del Prado, acompañados por Fernando Álvarez Maruri. La colección de pintura sacra del siglo XIX merece ser comentada en un capítulo aparte.

Muchos expertos opinan que el arte decimonónico ha sido tradicionalmente marginado en el discurso expositivo del museo. ¿Qué información nos puede aportar al respecto?

Nuestra primera pinacoteca nacional atesora más de 2600 cuadros de pintura decimonónica, además de un notable conjunto de esculturas. Desde el punto de vista cuantitativo, el arte del siglo XIX es el que mayor peso tiene dentro de las colecciones del museo. A partir de 1856, se celebraron en España las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes; se trataba de certámenes en los que se premiaba a lo artistas más sobresalientes del momento; las obras más relevantes, según el criterio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, fueron adquiridas por el Estado. En 1898 se inauguró el Museo de Arte Moderno, en una sección de las actuales dependencias del Museo Arqueológico Nacional, en donde el público podía disfrutar de una amplia selección de pinturas y esculturas del siglo XIX y principios del XX. En 1971, esta institución cultural se integró en el Museo del Prado y el arte decimonónico comenzó a exponerse en el Casón del Buen Retiro. En 1997 se cerró esta histórica construcción, que formó parte del complejo palaciego del Buen Retiro, con el fin de someter al edificio a una profunda reforma. Por desgracia, cuando se abrió nuevamente, el Casón del Buen Retiro se destinó a Centro de Estudios del Prado.

Actualmente, en el edificio de Villanueva se exhibe una exigua parte de los fondos decimonónicos; tan solo doce salas, ubicadas en la planta baja, se dedican a la pintura y escultura de este período; este espacio estaba anteriormente destinado a exponer otras partes de la colección. Sería una excelente noticia para los asiduos visitantes del Prado que el arte decimonónico contara con un edificio propio; para tal fin, habría que acondicionar una construcción emblemática de titularidad estatal, de grandes dimensiones y a poder ser en las cercanías del Edificio de Villanueva. Los expertos han barajado principalmente dos opciones: el Palacio de Fomento, actual Ministerio de Agricultura, ubicado en la popularmente conocida como Plaza de Atocha y el Palacio de Buenavista, sede del Cuartel General del Ejército, en la Plaza de Cibeles. Parto de la idea de que toda obra de titularidad pública debe ser expuesta en las mejores condiciones posibles; si permanece en los almacenes a la espera de, en el mejor de los casos, ver la luz con motivo de alguna exposición temporal, nos están privando a los ciudadanos de su disfrute. En mi opinión, tanto los ministerios como los organismos militares deben tener su sede en edificios funcionales y modernos, reservándose las construcciones históricas para fines esencialmente culturales.

Leer más... »

6.02.21

Cine para pensar, un libro de Mª Ángeles Almacellas, con un trasfondo de valores católicos

Mª Ángeles Almacellas es doctora en Filosofía y CC. de la Educación (UCM), licenciada en Filología Hispánica y diplomada en Formación Teológica.Tambiém es experta en “Educación en Virtudes a través del Cine” y profesora de la Escuela de Pensamiento y Creatividad y responsable de “Cine y valores” de la Fundación López Quintás, a cuyo patronato pertenece. Igualmente es crítica de cine y colaboradora de Pantalla 90 y CinemaNet. Es miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC) y vicepresidenta de SIGNIS-España (Asociación Católica Mundial para la Comunicación). Pertenece a los jurados de los premios cinematográficos Alfa y Omega; ¡Qué bello es vivir! y Personaje, de CinemaNet. Autora, entre otros títulos, de Educar con el cine (EIUNSA, 2004), Camino hacia la madurez personal (Desclée De Brouwer, 2009), Seguir educando con el cine (Digital Reasons, 2015) y, en colaboración con Ninfa Watt y Juan Orellana, Manual de crítica de cine (CEU Ediciones, 2019).

¿Por qué un libro titulado Cine para pensar?

Los buenos guiones cinematográficos expresan experiencias humanas muy hondas que nos llevan a la reflexión. Pero interpretarlo hasta sus últimos detalles requiere un referente antropológico bien articulado que nos permita llegar hasta la experiencia profunda que late bajo el argumento de una película.

El buen cine da que pensar, pero antes hay que saber “pensar el cine”.

Si aprendemos a pensar bien y a aplicar una mirada penetrante, nuestra visión trasciende lo superficial para llegar a lo más hondo, no nos quedamos solo en la trama argumental sino que profundizamos hasta la actitud vital de cada personaje y entendemos el sentido profundo de sus actos. Esto constituye una gran lección de sabiduría.

¿En qué medida el cine es un espejo de la vida?

Decía Julián Marías que puede haber una antropología cinematográfica porque el cine es con métodos propios un análisis del hombre una indagación de la vida humana. Y así es, efectivamente, el cine es un espejo de la vida, muestra la realidad del hombre:

a) En sus elecciones y relaciones – Personajes: Cada uno de los seres que figuran en la trama argumental actúan, deciden, se relacionan según un código ético determinado.

b) En su acontecer – Argumento: Sucesión de hechos, episodios, situaciones… que tienen lugar en la película.

c) Desvelando su misterio – Tema: La experiencia humana profunda que subyace bajo el argumento.

Leer más... »

4.02.21

Ramiro de Maeztu, del regeneracionismo a la tradición católica

José Alsina Calvés, nacido en Ripoll, es licenciado en Biología por la UB, y Master en Historia de las Ciencias y Doctor en Filosofía por la UAB. Catedrático de Instituto jubilado. Fundador y secretario general de la Asociación Sindical del Profesorado de Enseñanza Pública de Cataluña. Autor de diversos libros sobre historia de la ciencia, historia de las ideas y biografías políticas. Director de Nihil Obstat, revista de historia, metapolítica y filosofía. Hasta hace poco presidente de Somatemps, dirige en la actualidad la Catedra Eugeni D’Ors de Pensamiento Hispánico de esta asociación.

En esta entrevista nos habla de su nuevo libro Ramiro de Maeztu, del regeneracionismo a la contrarrevolución. El libro está prologado por el prestigioso intelectual Pedro Carlos González Cuevas.

¿Cuál puede ser, en su opinión el principal atractivo de la figura de Ramiro de Maeztu para el público español del siglo XXI? ¿Qué suscitó en usted el interés por su figura?

Como son dos preguntas, voy a contestar por separado. El interés que pueda tener Maeztu para un lector del siglo XXI es vario. En primer lugar, conocer la propia historia del pensamiento español. En segundo lugar, y en relación con la anterior, el conocer esta historia le permite juzgar mejor los acontecimientos: así, el conocer la influencia del pensamiento de Maeztu en el franquismo nos ayuda a conocer mejor esta etapa de la historia, y dejar de verla como un bloque monolítico (y, desde luego, como una encarnación del mal absoluto). Pero, además, el pensamiento de Maeztu puede ser un punto de referencia importante para la elaboración de un pensamiento Hispanista, que se ofrezca como alternativa a la desmembración de España desde unas coordenadas intelectuales mucho más sólidas que el llamado “constitucionalismo”. Con respecto a la segunda pregunta, mi interés por Maeztu vino del estudio previo a la publicación de mi libro sobre Laín Entralgo, concretamente de la polémica entre Laín y Calvo Serer. Este último era discípulo de Maeztu.

Leer más... »