25.04.20

José María Zavala habla de «Wojtyla: La Investigación», la película que destapa el plan secreto para envenenar al Papa Juan Pablo II

José María Zavala es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. En sus más de treinta años de experiencia profesional ha trabajado en la agencia Europa Press (1986) el diario económico Expansión (responsable de Empresas entre 1988 y 1992), El Mundo (jefe de Información del suplemento económico del fin de semana y responsable de Comunicación 1992- 2000) y Capital (subdirector, 2000-2005), revista promovida en España por el grupo alemán Bertelsmann.

Ha escrito en el periódico británico The Guardian y en la revista francesa Paris Match. Es colaborador del programa “Cuarto Milenio” (Cuatro TV) y escribe cada domingo en “La Razón”. Autor de más de cuarenta libros sobre los Borbones y la Guerra Civil española, es director y guionista de “El Misterio del Padre Pío”, el largometraje documental más visto en la historia del Festival Internacional de Cine Católico de Estados Unidos.

Su última película, “Renacidos”, se convirtió en tan sólo una semana en el documental más visto en España durante 2019 y se estrena a principios de 2020 en Estados Unidos, México y el resto de Latinoamérica, además de Italia, Alemania, Francia o Polonia.

En esta entrevista nos habla de la película ‘Wojtyla: La Investigación”que se estrena el 8 de mayo y se podrá ver en las principales plataformas digitales.

¿Por qué decidió hacer una película sobre Juan Pablo II?

Es un personaje al que guardo un inmenso cariño y con el que me siento muy unido por razones familiares. Juan Pablo II es ante todo el Papa de la familia, el hombre que derrotó al comunismo y un gran santo capaz de seguir ilusionando a una sociedad que ha renegado de Cristo y que sufre en parte las consecuencias de ello. Es también el Papa de la esperanza.


¿Qué supone esta película en su carrera como director?

Me importa un bledo mi carrera como director. Sólo me interesa salvar almas, tocar el corazón de la gente para acercarla a Cristo y llevar esperanza a tantas personas necesitadas de Dios. Porque sin Él, y es mi experiencia personal, es imposible ser feliz de verdad.

¿Por qué el título? ¿Qué es lo que hay que investigar?

Seguir a Cristo hoy y siempre lleva implícita una persecución. Y Wojtyla, como gran santo que es, tampoco se libró de ella. Hemos entrado en los archivos de los servicios secretos comunistas de Polonia y exhumado documentos, fotografías y filmaciones que demuestran el implacable seguimiento que sufrió él desde 1946 y hasta poco antes de su muerte. Destapamos incluso el plan urdido para envenenarle o los sistemas de escucha y vigilancia que instalaron en sus diversas residencias.

¿Qué aporta este documental para conocer mejor al Papa Wojtyla?

Además de la persecución que sufrió por parte del régimen comunista polaco en convivencia con el soviético, Wojtyla padeció también ataques diabólicos y practicó varios exorcismos. Uno de los más grandes exorcistas explica en la película su particular combate con el maligno. La película ofrece también testimonios inéditos y actuales de conversiones y/o curaciones por intercesión de Wojtyla.

¿Cómo ha sido el proceso de preparación e investigación?

Una auténtica carrera de obstáculos desde el primer día. A imagen y semejanza de lo sucedido con “El Misterio del Padre Pío” y “Renacidos". La ecuación es infalible: a mayores dificultades y sufrimiento, mayor fruto para las almas.

He estado a punto de arrojar la toalla varias veces, pero gracias a Dios no lo he hecho porque la película es un gran instrumento de Wojtyla para acercar almas a Dios.

Rodar una película católica sin apenas dinero y endeudado hasta las cejas, sin un solo euro de ayuda oficial, y terminarla en plena pandemia del Covid-19 es un auténtico milagro audiovisual que no puede explicarse desde un punto de vista exclusivamente humano.

El formato de thriller-documental es muy atractivo…

En mis películas está siempre ausente la figura del narrador. Son los propios entrevistados quienes conducen la historia por donde yo quiero que transcurra y eso le da un ritmo trepidante.

La BSO de la película es espectacular: te eleva el alma y no busca protagonismo, sino que acompaña a la narración, engrandeciéndola.

Me he rodeado también de un equipo de grandes profesionales del cine español: Miguel Gilaberte, académico y director de fotografía (Velvet Colección), el montador Pablo Marchetto (Es por tu bien o Despido procedente), el director de producción Paco Pavón (Un Dios prohibido, Poveda o Red de Libertad), el compositor Javier de la Cruz… Personas que en algunos casos no son religiosas ni practicantes, pero que me han demostrado que son mejores humanamente que algunos fariseos.

Hay cuatro personas claves en la vida de Wojtyla: el cardenal Dziwisz, la doctora Wanda Póltawska, el postulador de su causa, Slawomir Oder; y su mayordomo, ¿se podría decir que son las cuatro grandes columnas del documental?

El cardenal Stanislaw Dziwisz, secretario personal de Juan Pablo II durante casi 40 años, es desde luego un baluarte de la película, como el postulador de la causa de canonización de Wojtyla, Slawomir Oder. Pero también lo son Valentina Alazraki, corresponsal de Televisa en El Vaticano desde hace más de 30 años, que acompañó a Juan Pablo II en sus viajes apostólicos; o Shawn Carney, fundador y presidente del movimiento “40 Días por la vida". Su participación en la película es también crucial.

Háblenos de la importancia de dar realce a su centenario y ¿cómo esta película puede contribuir a ello?

Valentina Alazraki, la mujer que más sabe hoy sobre el Papa polaco, ha afirmado tras ver “Wojtyla. La Investigación": “Es la película que faltaba sobre Juan Pablo II". Y creo que eso es ya decir mucho.

¿Qué ha supuesto la pandemia y cómo va a afectar a su estreno?

No ha sido un impedimento al final, porque la Providencia de Dios actúa cuando se trata de una obra suya. Rodamos en Cracovia, Roma y otras ciudades en diciembre del pasado año.

La víspera del decreto de estado de alarma, terminamos el montaje de la película. Y luego ya hemos podido seguir el proceso desde casa.
Íbamos a estrenar la película en cines, pero Dios ha querido que lo hagamos en las principales plataformas digitales para que puedan verla en sus hogares miles de personas que están sufriendo el confinamiento y necesitan el consuelo de la esperanza que esta película les va a transmitir. Hay ya una auténtica avalancha de reservas de la película en la página de la distribuidora European Dreams Factory (www.edreamsfactory.es).

 

Javier Navascués Pérez

3 comentarios

  
pedro de madrid
Sr. Zabala, mándeme el núm. de c/c ¡enhorabuena!
25/04/20 6:04 PM
  
Feri del Carpio Marek
Soy admirador del testimonio de José María Zavala y de su obra apostólica. San Juan Pablo II jugó un papel fundamental en mi conversión de católico relativista a católico según la fe de los apóstoles. Ojalá esta película me ayude a comprender mejor algunas acciones del Papa polaco que para mí permanecen como un gran misterio:
1.- Su omisión de consagrar explícitamente a Rusia al Inmaculado Corazón de la Virgen María
2.- El encuentro de Asís
3.- La publicación tardía del tercer secreto de Fátima, evidentemente incompleto, la absurda atribución a su propia persona del Papa que muere en la visión.
4.- La desproporcionada persecución a los lefebvristas.
26/04/20 12:54 AM
  
Edgar
Tendrá algún costo para ver la película?
26/04/20 1:47 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

24.04.20

La presencia real de Cristo en la Eucaristía se percibe con más fuerza en estos momentos de dolor. Procesión de Chone, Ecuador

Inmersos en plena pandemia se están llevando acciones concretas de evangelización en países como Ecuador. En medio del confinamiento y del sufrimiento que esto provoca en un país tan pobre como es Ecuador nuestras hermanas de SHM de Chone (Manabí, Ecuador) me han enviado esta noticia y este vídeo:

Como ven, el Santísimo iba montado en un coche de los bomberos. Y muchas personas acudían a la bendición llevando garrafas de agua para que el sacerdote las bendijera a su paso. No tienen sacramentos, lo único que queda es esa posibilidad, los sacramentales. Les dejo con la preciosa crónica de la Hna Paqui Morales, SHM.

Procesión con Jesús Sacramentado y la imagen de Jesús Misericordioso - Chone - Ecuador 

En medio de la situación tan dura que se está viviendo a nivel mundial, en la ciudad de Chone, Ecuador, hemos tenido la oportunidad de vivir “un ratito de Cielo”

¡Necesitamos de Dios! ¡Necesitamos de Dios! y su presencia produce tanto consuelo y da tanta fortaleza!

El domingo de la Divina Misericordia, a las 3 de la tarde, hora de la Misericordia, salíamos de la parroquia San Cayetano de Chone a recorrer con Jesús Eucaristía todas las calles de la ciudad. Fueron casi 5 horas de recorrido, 5 horas de CIELO.

Era impresionante ver a Jesús Sacramentado recorrer esas calles, desde el centro de la ciudad hasta el sector más pobre, recibiendo tantos actos de amor, tantas solicitudes de perdón, tantos actos de adoración… El corazón estallaba de alegría.

Ver a personas sencillísimas, arrodillarse sobre la tierra, sobre las piedras, cuando veían llegar a Jesús Sacramentado , ver rostros llenos de lágrimas al poder desahogar su dolor, ver también tantos rostros llenos de alegría, que experimentaban que se “llenaban de vida” en la presencia del Dios Vivo.

Un momento especialmente emotivo fue el paso por el hospital. El hospital de Chone, tras el terremoto, por falta de infraestructura, atienden en unas carpas, unos contenedores, que mal equipados, reciben los pacientes, y los médicos hacen lo que pueden por aliviar el sufrimiento, sin contar con los medios necesarios.  Al paso por el hospital, el padre hizo parar el carro e impartió la bendición al personal sanitario que había salido rápidamente al escuchar que se acercaba el Santísimo. El Médico de nuestras almas, fortalecía a los médicos del hospital, que humildemente recibían la bendición llenos de gratitud, algunos con lágrimas en los ojos.

Damos gracias a Dios por su bondad, porque es eterna su Misericordia, y porque en los momentos de sufrimiento está más cercano todavía. ¡Dios con nosotros!

¡Viva Jesús Sacramentado!!!

 Hna. Paqui Morales, SHM

4 comentarios

  
Juan F
Cuanta falta nos haces Señor Jesús Sacramentado, Dulce Amor y Consuelo!!! Bendice nuestros pueblos y danos Tu bendición, sanacion y liberación! Mira cuantos necesitados Te imploramos... piedad y misericordia!!! VIVA CRISTO REY!!!
24/04/20 2:43 PM
  
María de las Nieves
Gracias Señor Jesús Sacramentado es una gran alegría que vengas a nuestras casas pasees por nuestras calles ;que nos sigas exhortando con tu Palabra Divina Creadora y Salvadora ;tú eres todo para nosotros en estos tiempos difíciles.
Sabemos que esto pasará ya que tú vives resucitado para siempre y nos Dices "No tengáis miedo."
Te vemos y te palpamos en nuestro interior por la confianza que tenemos tu transformas nuestra vida y te Adoramos. Gracias Señor por tu Bendición Rey de Reyes y Señor de Señores.
24/04/20 4:43 PM
  
pedro de madrid
Me saltan las lágrimas. Cuantos abortos, matrimonios homosexuales, leyes de género, roturas de matrimonios hijos abandonados, adulterios, etc. etc.. Señor ten piedad
26/04/20 1:40 PM
  
Mary Negrón Río Grande, P.R.
Bendito seas Jesús Sacramentado. Desde mi hogar, en P.R. sabes que te Adoramos, te Bendecimos y te Glorificamos, Señor, porque eres el Rey de Reyes de nuestra vida y te pedimos perdón y piedad por aquellos que no te conocen y por eso no te adoran. Ven pronto Señor asalvarnos. Líbera a nuestra humanidad de la pandemia más terrible: la del desamor, la del desenfreno y el libertinaje, la del egoísmo rampante y el abuso de poder contra los más débiles. Sánanos, Señor. Ten Misericordia de nosotros. JESÚS, PRESENTE EN EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR, ILUMINA NUESTRO ENTENDIMIENTO PARA QUE NUESTRAS ALMAS SE SALVEN. AMÉN.
26/04/20 5:48 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

21.04.20

Carta a Jesús: Gracias. Un texto de Albert Cortina

Cuando se trabaja en las cosas de Dios se reciben regalos todos los días. Estaba cenando cuando me ha llegado una carta impactante de Albert Cortina, abogado y urbanista, así como experto en transhumanismo, entre otras muchas facetas. Albert es discípulo apasionado del Señor, al que le arde su corazón como a los discípulos de Emaús. Un camino que siempre le gusta recorrer para intimar con Jesús. Les dejo con la preciosa carta.

CARTA A JESÚS: GRACIAS

Gracias por salir, como siempre, al encuentro de cada hombre y cada mujer de nuestro tiempo, también en pleno confinamiento por la pandemia del coronavirus COVID-19 y hacer estancia en el corazón de aquellos que libremente te quieren recibir.

Cuando la sensación de aislamiento y soledad es más evidente para muchos, en los hospitales, en las residencias para personas mayores o en el hogar, estos días acompañas a muchas personas que anhelan la salud para su cuerpo y la vida eterna para su alma .

Es cierto que desde una visión secular, tu Persona esta confinada dentro de las iglesias cerradas y tu imagen ha quedado reducida a las frías pantallas y soluciones tecnológicas desde donde se suple, con buena voluntad, la celebración del culto público del misterio de tu presencia real entre nosotros a través de la Eucaristía.

Sólo Tú sabes quién aprovechará estos tiempos de gran tribulación y dolor para hacer un camino de conversión personal y establecer un diálogo sincero de corazón a Corazón, desde una espiritualidad centrada en la fuerza universal del Amor.

En un momento de la historia humana donde la “religión global” es de carácter secular y tecno-científico, se hace muy difícil que este mensaje, que tiene sus raíces en las realidades sobrenaturales, pueda interpelar nuestra mente racional.

Cuando nos hemos apartado de tu Corazón y de tu Mirada, para otorgar nuestra confianza a divinidades como la Razón, la Salud o el Bienestar, seguimos buscando las respuestas a la realidad existencial que nos configura y al sentido y propósito de nuestras vidas.

Estos días de pandemia nos damos cuenta de cómo deseamos la salud para nuestro cuerpo, pero también, el coronavirus hace sentir en algunas personas, especialmente aquellas que ven que su vida se extingue, como el alma tiene anhelo de gracia santificante y de eternidad.

No estamos ante tu silencio, Jesús. Si bien la religión institucionalizada ha perdido la incidencia colectiva que había tenido en la sociedad, en el interior de los corazones tu Santo Espíritu sigue iluminando las conciencias, instante tras instante, a lo largo de nuestra vida.

Estos días, muchas personas que te sienten cercano, otros que dicen no creer en Ti o aquellos que viven otras formas de espiritualidad, están llevando a la práctica esta fuerza de tu Amor en acción, intentando salvar vidas en los hospitales y en las residencias de las personas mayores, ayudando a sus vecinos y amigos que están solos, trabajando codo con codo por los que no tienen un hogar y por las personas más vulnerables, consolando a aquellas familias y amigos que han perdido un ser querido, llevando alimentos y otros suministros básicos a la población , manteniendo las clases para sus alumnos, dando acompañamiento humano y asistencia espiritual a quien lo solicita …

Son tiempos difíciles en que quieres manifestar tu misericordia más que imponer un castigo divino. Tu mirada se llena de ternura y de compasión en estos días. Quizás nos quieres hacer entender con esta cura de humildad global que está resultando ser la pandemia del COVID-19 que vamos equivocados si queremos “ser como dioses” e ir por el camino de la destrucción de la naturaleza y de la transformación artificial de nuestra condición humana. La seducción del paradigma tecnocrático, del transhumanismo y del posthumanismo puede resultar letal para nosotros y quizás nos estás dando los últimos avisos.

Gracias por querer mantener tu amistad con nosotros y por proponernos una vida nueva más que imponernos unas reglas incomprensibles o difíciles de cumplir. Entre dos amigos no se entiende una relación que no sea libre. Tú nos pides esta libertad, confianza y generosidad para corresponder a tu amor incondicional y gratuito.

El misterio de tu presencia viva y real entre nosotros después de tu Resurrección no es comprensible para la mayoría de nuestros contemporáneos. Sin embargo, la ausencia del Bien, la Verdad y la Belleza en el mundo, extiende las sombras y las tinieblas y nos hacen conscientes del vacío y la soledad existencial del ser humano cuando aparta su corazón y su mirada de Dios.

Somos custodios de tu Creación y necesitamos una explosión de fraternidad en nuestro mundo herido. Quizás el confinamiento nos haga reflexionar y cambiar. Sabemos que estamos en un “reset” del mundo. Ojalá asumamos tu mensaje de Amor. En cualquier caso, te quería dar las gracias por morir desinteresadamente por todos nosotros, y por darnos, tras tu Resurrección, esperanza de salvación. Me gusta decir a mis amigos creyentes o no creyentes que eres un Dios de Amor.

ALBERT CORTINA. Abogado y urbanista.

Barcelona, 21 de abril de 2020

3 comentarios

  
hornero (Argentina)
Ni una palabra de más, ni una de menos. Indiscutible, preciso, de profundo sentido cristiano. Sobrio y lleno de fe, confianza y amor. Una interpretación cristiana del covid-19. Enciende la esperanza de quienes deambulamos desde nuestras casas por el mundo en crisis grave. Una voz que se vuelve eco de la de muchos hombres de buena voluntad; un diálogo con un amigo que piensa por los demás, con los demás y es uno más entre más de siete mil millones de seres humanos. No es poco ser uno más, si se lo es de esta humanidad multitudinaria de hijos de Dios, confundida, pero cuyo corazón sólo Dios conoce, y a quien ama y está llamando a la conversión por medio de su Misericordia. La verdadera Misericordia que no pacta con el error, ni con el pecado. Uno más que ejerce la misericordia a ejemplo del Maestro con quienes necesitamos del amor que hace de la humanidad la gran familia de hijos pródigos que están regresando a la Casa del Padre, después de haber comido largo tiempo las bellotas de los cerdos. Como el hijo pródigo, mas también como María que se puso en camino hacia la casa de su prima Isabel, y abrió el camino al encuentro de Su Hijo con el niño que se agitó en el seno de su madre, Isabel, llamado a ser Juan el Bautista (Luc 1, 44). María va siempre delante del Señor, preparando su camino; a su lado, acompañándolo y sosteniéndolo; detrás de Él, recorriendo el camino de la Redención y de la Salvación. Ayer visitó a Isabel, hoy nos visita a nosotros, nos trae su Aurora, enviada por Cristo, para preparar una vez más los caminos del Señor. En el desierto del mundo hace oír su voz. Como Juan, nos llama a esa gran tarea de participar en la edificación del Reino de Dios entre nosotros. A ponernos de pie ante su Aurora, despertando nuestra inteligencia en todas las disciplinas, teología, filosofía, ciencias, arte, técnica, política, de modo que nuestros aportes sean iluminados y transfigurados por la Luz que irradia sobre la Iglesia y la humanidad.









22/04/20 1:35 AM
  
María de las Nieves
Una carta escrita desde el corazón y que ilumina la razón ; una carta de amigo a amigo donde fluyen sentimientos y emociones ;una carta donde cada corazón se sabe herido y sabe a quién recurrir un Padre grande y lleno de Amor que no abandona a sus hijos ;una carta que da gracias al amigo que murió por cada uno de nosotros Me amo y se entregó por mi.

Damos gracias al Señor amigo y. A Albert que nos transmitió está preciosa carta.
22/04/20 1:10 PM
  
hornero (Argentina)
Ahora bien. La Iglesia ha confinado a la Virgen a una cripta, desde la cual no se permite que se la vea ni se la escuche. Este es el confinamiento más grave que pueda existir: intentar impedir que la Madre de Cristo cumpla la Misión que Él le ha encomendado ante la Iglesia y la humanidad: llamar a la CONVERSIÓN. A una conversión que no pacta con el espíritu del mundo, con su príncipe el demonio, ni con sus secuaces del NOM. Por esto rechazan a María, porque Ella tiene la misión de derrumbar lo que el mundo ha creado contrario al plan de Dios. Un mundo pagano, que ha penetrado en las más altas jerarquías de la Iglesia, que se inclinan dóciles ante él. Desde las densas tinieblas que envuelven las mentes y los corazones, un número enorme de católicos resisten a que el mundo actual sea sustituido por el Reino de Dios entre nosotros. Defienden el mundo actual, están firmemente adheridos a cómo ha sido construido, y a las teologías, filosofías y ciencias que lo sostienen. La Virgen trae su Aurora, una realidad nueva que se eleva inconmensurable sobre la babilonia moderna. El mundo del “hombre viejo” toca a su fin, para dar lugar al mundo del “hombre nuevo”, nacido resucitado en el Bautismo. Si la apostasía en la Iglesia continúa, veremos derrumbarse cúpulas, jardines y palacios vaticanos, que sirven para alojar a los ídolos y vomitar blasfemias.
23/04/20 5:22 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

20.04.20

Fernando Paz: «Hay ya una demanda del fin del liderazgo de los mediocres»

Fernando Paz es Profesor de Historia y Filosofía. Escritor, ha publicado: ‘Europa bajo los escombros’, ‘El fracaso de una utopía’, ‘Antes que nadie’, ‘Nuremberg, juicio al nazismo’ y otros dos libros en colaboración: ‘Proceso a José Antonio’ y ‘El libro negro de la izquierda’. Colabora en medios del grupo Intereconomía. @FernandoPazdice.

En esta entrevista analiza las consecuencias que tendrá la pandemia en la historia analizándolo desde el punto de vista sociológico.

Como historiador, ¿Cree que la pandemia supondrá un cambio de paradigma a nivel mundial?

Muchas cosas van a cambiar. El paradigma imperante ha recibido un duro golpe, no cabe duda.

En primer lugar, creo que vamos hacia la recuperación del sentido de la autoridad. La sociedad de comienzos del siglo XXI se ha construido a partir del paradigma progre, que cuestiona las figuras de autoridad, empezando por la del padre. A partir de ahí, la del policía, la del maestro, la del sacerdote…El resultado de la ruptura de la jerarquía es el caos en el que estamos.

Con toda probabilidad, habrá un cierto gusto por la vuelta a la norma. Quiero creer que se va a imponer la razón frente a la locura voluntarista y a la orgía de endorfinas en que vivimos. Ninguna sociedad puede resistir un estado de permanente emotividad como el que atravesamos nosotros desde hace medio siglo.

Hay ya una demanda del fin del liderazgo de los mediocres, a cuya apoteosis estamos asistiendo en España estos aciagos días. Algunas muestras de ello ya tenemos en la elección de fuertes personalidades en distintas partes del mundo occidental. El mito movilizador de la democracia hace tiempo que llegó a su fin.

Igualmente, el discurso de la eficiencia liberal se ha venido abajo. Resulta evidente, incluso para los más recalcitrantes, que un país no puede depender en lo esencial de otros estados; que la eficiencia -entendida en términos puramente económicos – no puede ser el criterio básico de toma de decisiones, y que la economía no es un fin en sí misma. Así mismo, que debemos retener el control de los sectores estratégicos en nuestras manos, y que la economía debe erigirse sobre pilares sólidos. Deslocalizar no es la solución.

El confinamiento sienta un precedente nunca visto a nivel mundial.

En la mayor parte de occidente se ha decretado un confinamiento que algunos consideran algo muy parecido a un “arresto domiciliario”. Y en España de forma más pronunciada que en otros sitios. Desde luego que sienta un precedente. Por mucho tiempo que pase, a quienes hemos vivido esto siempre nos quedará una sombra de temor ante el anuncio de que pueda declararse otra pandemia. Algunos expertos, por cierto, aseguran que esta se producirá sin lugar a la duda, y que también procederá de China.

El precedente – justificado desde el punto de vista sanitario – puede ser peligroso en otros contextos. Las calles vacías, los comercios cerrados, las personas observando una distancia de seguridad, la gente encerrada en sus domicilios, el espacio público tomado por la policía y el ejército…ni siquiera en estado de guerra se da una situación así. En tiempo de guerra el peligro puede ser mayor (aunque tampoco necesariamente), pero el confinamiento - cuando se da - no suele ser tan estricto.

¿Ve peligro de que por causa de la seguridad peligre la libertad?

Caminamos en esa senda desde hace tiempo. Empezamos justificando la presencia de cámaras como elemento de seguridad en espacios privados; después pasamos a que en la mayor parte del espacio público urbano se nos esté grabando continuamente; más tarde – a cuenta de la seguridad en los aeropuertos desde el 11-S de 2001 – apoyamos la exclusión de toda privacidad, así como todo tipo de limitaciones en el transporte, a la hora de volar.

Todo parece muy razonable, y en parte sin duda lo es; con toda probabilidad, estas medidas son apoyadas por la mayor parte de la población. Pero lo cierto es que supone un recorte de libertad y de nuestra privacidad.

Sucede lo mismo que con los teléfonos móviles y con los buscadores de Internet; dan abundantísima información de lo que pensamos, de lo que creemos, de nuestras inclinaciones políticas, religiosas, sexuales…y no renunciamos a ello. Creo que es, en principio, porque nos proporcionan más ventajas que perjuicios pero, sobre todo, porque no tenemos conciencia de lo que significa entregar esa información.

Toda sociedad se mueve en un difícil equilibrio entre libertad y seguridad. En el porvenir más cercano se irá imponiendo la demanda de seguridad.

¿Todo esto puede acelerar la instauración del NOM?

Algunas de las consecuencias de esta crisis podrían favorecer la imposición del Nuevo Orden Mundial. Por ejemplo, la destrucción del tejido productivo nacional - las pymes, que generan el 80% del empleo - en favor de los grandes intereses; o el aumento de la dependencia de los préstamos exteriores y el incremento de la deuda; o la destrucción de las clases medias, que son quienes sostienen con mayor determinación la identidad nacional. Todos estos son fenómenos generalizados, no exclusivos de España.

Y son factores que pueden favorecer dicha instauración…

Pero, por otro lado, la realidad parece inclinarse en la dirección contraria. Lo que ha sucedido representa un duro golpe al globalismo, que últimamente no hace más que recibir malas noticias. Pensemos que las dos mayores potencias militares, Estados Unidos y Rusia, tienen dirigentes opuestos a los designios del NOM, aunque en distintos grados; está, además, el Brexit. Los gobiernos del centro y este de Europa en los que se han impuesto fuerzas adversas a los globalistas; y el surgimiento de fuerzas políticas en países como Francia e Italia, e incluso Alemania y España, en los que la llamada “derecha alternativa” está haciendo grandes progresos hasta el punto de que ya no es descabellado pensar que pudiera alcanzar el gobierno.

Por otro lado, la UE - un bastión del globalismo - sufre la mayor crisis de su historia, y resulta difícil creer que vaya a recuperar el crédito perdido. La crisis ha cuestionado seriamente el proyecto de la UE; y ya da igual lo que esta haga, porque su pasividad inicial la condena. Como dijo Oscar Wilde, nunca tendrá una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión.

Podría darse un resurgir del estado-nación.

Es un hecho que, frente al fracaso del globalismo, se constata el éxito de las políticas de control de fronteras y de soberanía nacional: Hungría, Polonia, Chequia, Rusia…han preservado a sus nacionales mucho mejor que los países globalizados.

El globalismo necesita de la prosperidad y la felicidad - o de su apariencia, las más de las veces - para imponerse; no lo hará nunca por la fuerza, sino con el consentimiento de la población. Sin el soma de la prosperidad y la felicidad (con frecuencia artificialmente inducidas) lo tiene mucho más complicado. Las crisis representan siempre un revés para el mundialismo: ante las mismas, tendemos a replegarnos sobre nosotros mismos, a buscar la seguridad en el refugio de la familia y la nación. La magnitud de esta crisis, imposible de ocultar, es un revés formidable para el globalismo. Eso no quiere decir que no trate de sacar provecho de la misma.

No cabe duda de que la actual situación acentuará la guerra entre globalistas y patriotas; que es la batalla en la que estamos en estos últimos años y que va a ser también la de estos próximos años.

En España, parte importante de ese conflicto, también habrá un antes y un después.

Aparte de los miles de muertos y sus cientos de miles de afectados, 47 millones de españoles han sido confinados durante largas semanas, muchos de ellos quedando arruinados; algo que no se olvidará fácilmente.

 

Javier Navascués

8 comentarios

  
pedro de madrid
Hubiera podido ser un excelente diputado por VOX, pero el periódico ateo y masón, el País, como no podía ser de otra forma, se lo impidió con noticias falsas y tendenciosas, que en ello están muy especializados. Un verdadero hombre cristiano y sensato.
20/04/20 12:41 PM
  
JuanM
A Fernando Paz es siempre un placer escucharlo, leerlo y meditar sus reflexiones. Tengo casi todos sus libros.
20/04/20 12:49 PM
  
El gato con botas
Historiador vinculado a Intereconomia, cadena católica donde las haya y el mejor ejemplo de católicos queriendo influir y defender nuestra religión. . En mi casa se les ve todos los días.
20/04/20 6:36 PM
  
Juan Mariner
¿Fin del gobierno de los mediocres? No lo creo, los gobernantes electos son siempre fiel reflejo de sus votantes, como no puede ser de otra manera.
20/04/20 6:48 PM
  
El gato con botas
Los hechos que , en defensa de España y su trabajo civilizador y evangelizador se niega a enseñar la iglesia a sus cientos de miles de alumnos, los aprendo en Intereconomia y en algunos otros pocos sitios.
20/04/20 7:15 PM
  
Centurión Cornelio
Una cosa es el reforzamiento de la autoridad, y otra muy distinta el ensayo de técnicas de control de la opinión, que es lo que se está haciendo en España; cosa que con un gobierno de la "derecha" sería imposible, porque ahora mismo tendríamos una situación de violencia extrema en las calles.
20/04/20 9:21 PM
  
doiraje
Nos hace falta como el aire para respirar voces como la de Fernando Paz. Suele ser claro, rotundo, preciso y además apasionado como pocos en defender a España y sus intereses, su pasado, su identidad, sus valores tradicionales y su futuro basado en ellos. Es, pues, alguien muy valioso para esta hora crucial que vivimos.

En cuanto a sus opiniones vertidas en esta entrevista, quisiera ser tan optimista como él. Sin duda, la crisis descomunal provocada por el coronavirus va a poner en cuestión muchas cosas, pero el globalismo está muy lejos de ser derrotado. Incluso está aún lejos de ser derrotado el PSOE de Sánchez y el comunista de la coleta. Ojalá sea yo el que se equivoque.
21/04/20 12:26 PM
  
Palas Atenea
Si se lucha en todos los frentes y durante décadas para conseguir la mediocridad generalizada hasta el punto que todas las listas de los partidos políticos están llenas de mediocres ¿de dónde va a surgir un gobernante que no lo sea? y en el caso de que surgiera o surgiese, los borregos ¿lo aceptarán?
21/04/20 5:21 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

18.04.20

Rafael María Molina: "Ahora más que nunca es la hora de la Santísima Virgen"

Rafael María Molina analiza como historiador las consecuencias que tendrá esta pandemia en la historia y cómo ayuda a superarla el consuelo de la oración a Dios y la intercesión de María Santísima, consoladora de los afligidos.

Como historiador ¿cómo valora esta pandemia y qué importancia tendrá en la historia?

Aunque las epidemias han sido un fenómeno frecuente en la historia, nuestra generación se había acostumbrado a pensar en la idea de una epidemia como algo muy antiguo y superado por la ciencia, al menos en Europa y el mundo occidental. Se veía  que algo así solo es posible en África o en zonas muy remotas de Asia. De repente, por primera vez desde hace un siglo, con la mal llamada “gripe española", nos hemos encontrado con la idea de una auténtica epidemia letal y global, con capacidad teórica para afectar a todos. De repente hemos entendido que la ciencia no es tan maravillosa y omnipotente como creíamos. Sin duda, el coronavirus va a dejar una profunda huella en la historia, tanto por su capacidad letal como por sus desastrosas consecuencias económicas.

Nuestra generación en el mundo occidental nunca la había conocido, ni medidas tan duras como el confinamiento, en estado de alarma, que en la práctica es de sitio…

Exactamente, el confinamiento masivo de una gran parte de la población mundial es un fenómeno nuevo en la historia de la humanidad. Es verdad que ya en la Edad Media con la plaga de la Peste Negra, existían duras penas para quienes se saltaran determinadas cuarentenas, pero un confinamiento masivo de gran parte de la humanidad en una especie de estado de sitio mundial es nuevo en la historia. Los gobiernos se están acostumbrando a ejercer una autoridad única y poco contestada que ni siquiera las mayores dictaduras de la historia se atrevieron a acometer. Incluso en la URSS de Stalin o en Corea del Norte se podía salir a la calle a dar un paseo. Aún están por ver las consecuencias políticas de esta situación pero existe el temor a que muchos gobiernos, incluso o especialmente las democracias liberales, no van a renunciar tan fácilmente al poder total, una vez que lo han experimentado.

Ciertamente ha habido pestes y grandes pandemias como la llamada injustamente gripe española…

Exactamente, y a veces esas terribles epidemias como la Peste, que causaron cifras devastadoras de víctimas tuvieron grandes consecuencias, sociales, económicas o geopolíticas. La mal llamada gripe española fue el último ejemplo de una epidemia masiva antes del coronavirus, pero el Covid es más misterioso dado que la explicación científica que siempre se dio a la gripe española fue que la población, sobretodo en Europa, estaba muy debilitada por el hambre y las privaciones de todo tipo sufridas durante la I Guerra Mundial. Mientras que ahora no conocemos realmente la explicación científica del Covid, si es que hay alguna. Los propios científicos han fallado y durante los primeros meses ni siquiera se ponían de acuerdo sobre si el Coronavirus era una pandemia grave o una simple variante de la habitual gripe estacional. Solo después de varios meses y decenas de miles de muertos en todo el mundo han entendido que es un fenómeno muy grave. Cómo decía antes, todo esto al margen de las dramáticas consecuencias personales para mucha gente, nos ha servido para darnos cuenta de que la ciencia tiene límites.

Se ha demostrado que si el gobierno de España hubiese actuado de forma responsable desde enero, se habrían evitado muchísimas muertes.

En España el gobierno perdió 2 meses cruciales entre enero y marzo, haciendo caso omiso de múltiples advertencias. Aprovechar esos dos meses vitales para prepararse ha supuesto la diferencia entre los países que han gestionado bien el virus y los que lo han hecho mal, como España.

Además se mantuvieron, de forma inexplicable durante un mes, 240 vuelos diarios con Italia cuando ya era pública la difícil situación que atravesaba el país transalpino.

Lo más triste es que además el empeño del gobierno, por motivos ideológicos, en que se llevaran a cabo grandes manifestaciones feministas el 8 de marzo ha traído consecuencias muy graves.

A día de hacerse esta entrevista sigue España encabezando el ránking de muertes por habitante….y eso que teníamos la mejor sanidad del mundo…

Es triste decirlo pero con los datos en la mano, la gestión que se ha hecho en España es de las peores del mundo. Por no hablar de las desastrosas consecuencias económicas. Tal vez el gobierno consiga sobrevivir a esto o tal vez no, pero en cualquier caso va a ser muy difícil que los historiadores mínimamente rigurosos del futuro aprueben la gestión del virus por parte del gobierno de Sánchez- Iglesias.

Debemos tener también muy presente que los casi 20.000 muertos en nuestro país hasta ahora no son una mera estadística, sino 20.000 almas, 20.000 familias destrozadas. Debemos rezar por ellos y por sus familias y por las víctimas de todo el mundo

Usted como hombre creyente, ¿cree que esta pandemia puede ser un toque de atención divino a una humanidad en donde cada vez son más aberrantes los pecados?

Vivimos una situación totalmente excepcional en la historia. Cómo decíamos antes, en la historia ya ha habido antes graves epidemias pero una epidemia que, además de su gran mortalidad, haya conllevado el confinamiento masivo de buena parte de la humanidad, la paralización de la economía y sobretodo la desaparición virtual de las Misas y la administración de Sacramentos en Europa y gran parte del mundo es totalmente nueva. Ni siquiera en tiempos de las persecuciones romanas a los cristianos.

Voces mucho más autorizadas que la mía como la de virtuosos sacerdotes o expertos historiadores católicos como el italiano Roberto de Mattei, por citar un ejemplo, han recordado que en tiempos de epidemias la Iglesia siempre promovió más que nunca el culto público para rogar al Señor y hacer penitencia. Los santos siempre en esos momentos se ocuparon del culto al Señor y de la salud las almas, antes que de cualquier otra consideración humana.

Por eso es tan terrible, ver a gran parte de la jerarquía de la Iglesia, férreamente sometida a los gobiernos, mientras los fieles permanecen abandonados y sin Sacramentos.

Las grandes epidemias, como han explicado los mejores teólogos, siempre son señal del Cielo. Los grandes santos siempre consideraron que las epidemias no vienen del poder de las tinieblas, sino que son castigos o advertencias del Cielo para que los seres humanos abandonen el pecado.

En los momentos históricos tan difíciles y excepcionales que vivimos, desde el punto de vista católico una cosa está clara: ahora más que nunca es el momento de la devoción a la Santísima Virgen, que es quien aplastará la cabeza de la serpiente. No olvidemos que ahora, en el momento en que parecen haber llegado los tiempos profetizados en Fátima, que todo concluirá con el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María

También abundan las blasfemias contra Nuestro Señor y la Santísima Virgen…

Desgraciadamente incluso en estos momentos abundan las blasfemias. Da la impresión de que hay gente que aunque viera ante sus ojos el fin del mundo trataría de pecar y ofender al Señor y a María hasta el último segundo.

Pero las peores blasfemias son las que llevan a cabo algunos miembros de la Jerarquía de la Iglesia y las de los gobiernos.

Por ejemplo, cuando el gobierno español aprobó solemnemente tramitar la ley de la eutanasia el día de la Virgen de Lourdes, eso es una blasfemia muy grave contra la Virgen que tarde o temprano iba a tener una respuesta. Ahora han muerto muchos ancianos pero las consecuencias sociales y económicas van a ser de una gravedad que el gobierno nunca imaginó.

Lo mejor que podemos hacer ahora es encomendarnos a la Santísima Virgen y ayudar en la medida que podamos a los enfermos y sus familiares.

¿Cómo le ayuda su devoción a la Virgen a soportar estos momentos tan duros?

Nadie puede conocer los planes del Señor ni saber si estamos o no ante los tiempos finales, desde luego, pero lo que está claro es que vivimos momentos absolutamente excepcionales en la historia y por tanto ahora más que nunca la mejor opción, en esta hora, más que nunca es la devoción a María. El rezo del Santo Rosario, a poder ser en familia, acordarnos de Ella, como hijos necesitados, y encomendarnos a nuestra Madre. Ella es el camino seguro que lleva al Señor.

Mucho se habla de que hay más tiempo para estar con la familia, pero casi nadie habla de rezar el Rosario en familia….

Exacto. El Santo Rosario es la piedra angular de la devoción a María y su poder es insospechado. Es un momento ideal para rezarlo frecuentemente. Aunque es loable reconocer a los colectivos que se han distinguido en esta crisis como los sanitarios o el Ejército no son recomendables gestos como los aplausos en los balcones porque son sustitutivos laicistas de la oración.

Mucho más útil que esos aplausos es rezar en estos momentos, especialmente a la Santísima Virgen María. Y recordar que más que venerar y esperarlo todo de una ciencia que ha fallado estrepitosamente, es la ocasión de acordarnos del Señor de Cielos y Tierra y de la Virgen. Ciencia, sí, naturalmente, pero no en oposición a Dios ni concebida en su contra.

18 comentarios

  
Manu militari
Esa "ciencia que ha fallado estrepitosamente", es a la que recurren creyentes y no creyentes para ser tratados, es la que está salvando vidas y la que abará encontrando la vacuna para esta pandemia igual que ha ocurrido en situaciones anteriores.
18/04/20 11:14 AM
  
Palas Atenea
Cuando se llegue a saber, que no se sabe, lo que está pasando también nos daremos cuenta de la cantidad de cosas que nos han hecho hacer que no han valido para nada, razón por la cual en el año 3.000 quedaremos igual que la gente de la Edad Media que combatían la peste con medios inadecuados. Ciertamente la epidemia demuestra que la ciencia siempre actúa a toro pasado. Que la UCI y el entubamiento habrá salvado a muchos-los que hayan conseguido entrar allí porque no a todos se les ha dado la opción- pero también se han salvado muchas personas por la capacidad de su propio organismo para luchar con el virus. Es decir, más o menos como en el Medievo, en que la peste tampoco mataba a todos. Además, ni esto es la gripe del 18, ni lo que pueda venir será esto, por lo que la ciencia, efectivamente, es inefectiva para combatir un tsunami sanitario. La ciencia lucha y vence en muchos casos pero en otros falla estrepitosamente y, desde luego, si se hiciera una encuesta-que no se hará-sobre cómo está la confianza en la ciencia en estos momentos el resultado sería penoso teniendo en cuenta la cantidad de familiares y amigos que 20.000 muertos dejan. O eso o han perdido la fe y necesitan creer en algo.
18/04/20 12:02 PM
  
Fer
Se puede rezar y aplaudir. No hay contradicción entre ambas cosas.
18/04/20 3:33 PM
  
Palas Atenea
Ciertamente, durante la cuarentena en el rezo del Santo Rosario cuando llego a las Letanías y digo: "Salud de los enfermos" lo repito tres veces. Nuestra Señora: María Auxiliadora, el Perpetuo Socorro, la Virgen de los Remedios y otras advocaciones marianas son la mejor ayuda.
18/04/20 3:51 PM
  
Manu militari
Palas, creo que usted culpa a la ciencia de lo que es, fundamentalmente, ineficacia política y de la administración de los recursos sanitarios, antes de la pandemia y durante ella.
18/04/20 3:51 PM
  
Palas Atenea
No, yo a la ciencia no la culpo de nada porque la ciencia es buena, pero limitada. El problema es cuando sus defensores se extralimitan y ven en ella la solución de todo. La humildad casa con la religión y con la ciencia, en un caso porque somos humanos hijos de un Dios Todopoderoso y en el otro porque somos simplemente humanos. No se puede pedir a un ser limitado respuesta a todos los problemas. Es más, ni siquiera soy de las que se enfada con el gobierno, sin discutir que su gestión sea deficiente, porque creo que esto es más que para la ciencia y para el gobierno. Así que, hasta mañana, si Dios quiere, porque si Él no quisiera yo ya no estaré aquí.
18/04/20 6:05 PM
  
Palas Atenea
Otra cosa: los médicos y sanitarios se están portando de maravilla, como siempre lo han hecho, porque la medicina sabe, por tanteo, lo que es conveniente aunque no sepa las causas. Si una persona presenta síntomas de asfixia el oxígeno, la traqueotomía o la intubación le ayudan, de la misma manera que los parches porosos aliviaban la bronquitis tiempos atrás, y, muchas veces, curaban. La ciencia es la que descubre las causas de algo, no los remedios. El Renacimiento es una época en que se investigó mucho el uso medicinal de ciertas plantas sin tener ni idea de que curaban enfermedades causadas por virus, bacterias u otros organismos descubiertos mucho después. A esa ciencia me refiero: a la que descubre la causa de algo. La que cura es otra cosa.
Por lo tanto los aplausos y las oraciones son perfectamente compatibles.
18/04/20 6:28 PM
  
Filemón
Los virus no se combaten con "ciencia" porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos. No se trata de una bacteria contra la que puede usarse la penicilina, descubierta "científicamente" por casualidad por el Dr. Fleming.

Lo que resulta extraño es que la "ciencia" no sea capaz de contrastar las cadenas de ADN o ARN de la gripe estacional, la gripe estacional transmutada y el coronavirus. ¿Qué secuencias de ACGT se comparten? ¿Cuáles faltan? ¿Se repiten? ¿Es siempre el mismo virus en todas partes? ¿Se puede sintetizar (fabricar) con los medios actuales?

Demasiadas preguntas sin respuesta como para no levantar sospechas. Del culo de la Kardashian lo sabemos casi todo, del Covid-19, nada, ni por qué lo llaman así. Hala, a tirar de ciencia medieval, a confinarse en casa y a usar trapos, lejías y agrios.
18/04/20 8:09 PM
  
Manu militari
"porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos"

Y todo eso no lo sabemos gracias a la ciencia, nos lo enseña la Biblia, la Summa y el Catecismo, ¿verdad?
19/04/20 9:04 AM
  
Palas Atenea
Un poco de humildad, Militar, y reconoce que esto ha rebajado mucho los humos a la ciencia que últimamente andaba muy engreída. Dejemos a cada quién en su lugar. Si a ti te parece que la Biblia no te soluciona nada a los muertos por la pandemia les puede parecer que a ellos la ciencia tampoco les ha solucionado nada y esa opinión sería tan legítima como la tuya.
19/04/20 1:06 PM
  
Manu militari
Palas, está bien ser humilde, en lo intelectual y en otras cosas, pero su comentario equivocó el blanco, le pongo, completo, lo que escribió Filemón:

"Los virus no se combaten con "ciencia" porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos"

A eso es a lo que respondí. Si alguien ha pecado de incongruencia o de falta de humildad, esta vez no he sido yo.
19/04/20 3:30 PM
  
Filemon
Nos lo enseña el cuerpo humano y la sabiduría popular. No se trata de negar los avances científicos pero sí de evitar hacer de la ciencia una religión. El método de prueba y error sigue tan de actualidad, hoy, como hace 30 siglos. Y de este modo, por prueba y error y asumiendo el riesgo, aparecieron las vacunas.

La pandemia se inició a finales de diciembre en China y entró en España por Catalunya a mediados de febrero. Ha habido tiempo más que suficiente para realizar análisis genéticos comparativos y, en mayor medida, si se tiene en cuenta que el virus ya existía en ciertas especies animales. Si las diferencias genéticas entre mamíferos son mínimas y se conocen, entre organismos más simples no debería entrañar ninguna dificultad.

El coronavirus no es un germen desconocido. Un test de compatibilidad genética (de paternidad sin ir más lejos) se hace en minutos y los conocimientos "científicos" por manipulación de embriones y edición genética, tanto en animales como seres humanos, son una realidad desde hace años. ¿Es el covid-19 un organismo genéticamente modificado o modificable? Esperamos una respuesta certera y diligente.
19/04/20 5:39 PM
  
Palas Atenea
Ni incongruencia ni falta de humildad. De falta de humildad pecan aquellos que se burlan de los medievales y de cómo combatían las pestes, que son muchos, porque creen en el progreso indefinido y presumen de de ahora ya no es así. Pues esta pandemia demuestra que estamos evitando el contagio de la misma manera que ellos. La respuesta certera e inteligente la esperamos pero en el presente lo que utilizamos es jabón, lejía y algo que nos tape la boca y las fosas nasales. Ahora desinfectamos, los medievales también lo hacían: quemaban barrios enteros.
19/04/20 9:11 PM
  
Manu militari
Palas, se lo explicaré de nuevo ya que parece que aún no lo ha entendido, o no quiere hacerlo cosa que no me sorprende y que he podido comprobar en varios comentaristas que parecen totalmente incapaces de aceptar que otro con quien comparten ideología y creencias se ha equivocado, cuando reconocerlo implica dar la razón a un no creyente.
La incongruencia y falta de humildad del comentario de Filemón están en su afirmación:
"Los virus no se combaten con "ciencia"..."
y acto seguido esceribir:
"...porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos"
El funcionamiento de las vacunas, su creación, el descubrimiento del sistema inmune y de los anticuerpos, son logros de la ciencia, así que es incongruente afirmar lo que se dice en la primera parte del comentario para luego escribir lo que le sigue. No creo que sea tan difícil de comprender.
En lo que se refiere a su "comparativa" entre los medios actuales y los medievales, me parece demagógico. Yo no me he burlado de los conocimientos que tenían en aquella época, pero es absurdo comparar las medidas de higiene disponibles hoy con quemar barrios enteros, cosa que, por otra parte, se hacía por razones místicas -el fuego purificador- y no sanitarias, y sin tener idea de cuales eran los mecanismos de propagación de las infecciones, ni de qué era la asepsia en las intervenciones médicas.
19/04/20 11:27 PM
  
Palas Atenea
Para darte la razón tendría que decir:
a) Que nos estamos medicando, vacunando o tomando medidas profilácticas. Cuando lo cierto es que ni siquiera saben si las mascarillas son efectivas, ni si el virus afecta al suelo (desinfectan) o se queda en el aire, ni si la distancia de metro y medio es segura o no.
2) Que los científicos ya saben cómo atajar la pandemia.
Como la evidencia demuestra que no es así. ¿Cómo quieres que te dé la razón?
Me estás pidiendo un acto de fe en la ciencia mediante el cual yo "crea" que van a encontrar la causa y el remedio. Pero la ciencia, por su propia esencia, no admite actos de fe. Es posible que pase el virus, después de provocar una devastación (que ya la está causando) y sigamos sin saber nada concreto de él, igual que es posible que dentro de una semana tengamos una vacuna o un medicamento que funcione.
Soy persona de riesgo y la única protección que tengo en estos momentos es la voluntad de Dios, si fuera atea no tendría ninguna.
No sé si esta pandemia debilitará la fe en Dios, cosa extraña porque a nosotros Jesucristo no nos prometió nada en este mundo sino en el otro; pero la ciencia, que si es de este mundo, ha quedado muy tocada porque ha dejado clarísimo que ante algo desconocido no sabe qué hacer. Yo espero que encuentren el remedio, por la cuenta que me trae,
pero no me pidas que tenga ninguna seguridad.
Y sí, el jabón, la lejía y los tapabocas son medios medievales sencillamente porque en el Medievo también existían. Por cierto tengo una mascarilla pero no sé si es de las buenas o de las malas porque de todo hay en la viña del Señor. Hasta eso es incierto.
No has elegido el mejor momento para defender a la ciencia, un buen momento fue cuando Christiaan Barnard hizo el primer trasplante de corazón en 1967 (lo recuerdo perfectamente) pero el año 2020 ha sido un annus horribilis para la ciencia. Usted tampoco quiere entender, y lo comprendo porque si la ciencia le falla ¿qué le queda?
20/04/20 9:12 AM
  
Manu militari
Palas, sigue sin entenderlo y ya no se me ocurre qué más hacer para explicárselo.
Yo no quiero que me de la razón, ni digo que la ciencia sea infalible, eso sería absurdo e iría en contra de una de las bases del conocimiento científico que es provisional y perfectible.
¿Entiende usted que es contradictorio decir que "los virus no se combaten con "ciencia"..." y después querer demostrar que es cierto poniendo como ejemplo las vacunas, el sistema inmune y los anticuerpos, todos ellos descubiertos gracias a la ciencia?, si no lo entiende, y esa era mi crítica al comentario de Filemón, no tengo otra cosa que decirle.
Por suerte no necesito que me quede nada más, si la ciencia falla, que evidentemente lo hace en ocasiones, lo que hay que hacer es seguir investigando, insistir en encontrar respuestas tantas veces como sea necesario, eso se llama avance científico y, entre otras cosas, nos permite no tener que quemar barrios, como usted decía, haber erradicado la viruela, etc, etc...
20/04/20 11:02 AM
  
Palas Atenea
Cierto, sigo sin entenderle a usted como usted sigue sin entenderme a mi.
Usted cree que no tiene contradicciones, pero las tiene, porque una ciencia que necesita años para resolver algo que se presenta de repente decepciona y mucho, quiera entenderlo o no. No me decepcionaría si me ayudara a no contagiarme, pero si toda lo que me da son consejos que podía haberme dado una bruja del s.XV, como utilizar medios caseros de eficacia dudosa, ya me dirá.... si sale con barbas, San Antón, y si no la Purísima Concepción. Huir del contagio confinándose o yéndose a una isla remota es más viejo que Matusalén.
20/04/20 1:26 PM
  
Manu militari
Palas, la decepcion es un sentimiento subjetivo, hay quien puede decepcionarse por que la ciencia no de con una solución inmediata a la pandemia actual o a cualquier otro problema, pero eso lo que demuestra es desconocimiento de qué es y cómo funciona la ciencia.
Por lo mismo, y con mayor motivo tratándose de una entidad omnipotente hay quienes pueden decepcionarse con Dios por no terminar con la pandemia con un "chasquido de dedos" o por haberla permitido y me apuesto lo que usted quiera a que a esos les diría usted muy parecido a lo que yo a los que se decepcionan con la ciencia, que no entienden como ni porqué actúa Dios.
Para terminar, no veo que vayamos a aportar más a lo ya dicho, solo le pregunto una cosa, ¿cree usted, como afirmó Filemón, que "los virus no se combaten con "ciencia"..."?
Si la respuesta es afirmativa, ¿podría decirme con qué se combaten entonces, que no esté relacionado con la ciencia ni con la tecnología, que es la aplicación práctica de los conocimientos científicos?
20/04/20 3:15 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.