La Iglesia siempre defendió que la Guerra Civil española fue una auténtica Cruzada

Beatriz Silva de Lapuerta (Madrid, 1958). Cursó Derecho y Máster en Derecho Comunitario en el Centro de Estudios San Pablo (C.E.U.). Desde 1985 vive en EEUU, está casada y es madre de seis hijos.

Profesora de español y con participación en múltiples voluntariados. Destacando entre ellos su pertenencia al grupo de evangelización de jóvenes y al programa de preparación para el Sacramento del Matrimonio -junto con su marido-, en la universidad Franciscana de Steubenville en Ohio.

¿Qué supone para usted traducir La última cruzada, obra del escritor católico norteamericano Dr.Warren H. Carroll?

El traducir “The Last Crusade” de Dr. Warren Carroll, ha supuesto para mi una obligación de transmitir la verdad, a la que me sentí llamada nada mas finalizar su lectura en inglés. Al acabarlo, y tras comprobar que todos sus datos eran fácilmente verificables, supe inmediatamente que esta era una parte de la historia esencial para el conocimiento de nuestra Patria y de nuestras raíces, para poder comprender de donde venimos y a donde vamos, y que la Providencia, por motivos que yo misma desconozco, me animaba a divulgar su mensaje.

El haberlo traducido, su publicación y en definitiva el difundir su mensaje, ha sido para mi una auténtica obligación y un honor.

¿Llegó a conocer al autor?

No, no llegué a conocer al autor Dr. Warren Carroll que falleció en el 2012.

Mi marido me regaló “The Last Crusade” en noviembre de 2019. Anteriormente también había leído otra obra del mismo autor relacionada con la historia de España que me había impresionado “Isabel, the Catholic Queen”. Así bien predispuesta, ya que había oído mucho hablar de este gran historiador y además fundador de una muy conocida universidad católica “Christendom College” en Virginia, me puse inmediatamente a leer el libro.

¿Cómo le impactó a usted la lectura del libro?

El impacto que tuvo sobre mi creo que no se puede describir únicamente con palabras, quizás la mejor manera de expresarlo sería utilizando un par de párrafos que yo misma he escrito para el prólogo del libro:

Algo que me sorprendió al leer las páginas de este libro fue el hecho de que yo nací en 1958, únicamente 20 años después de esta terrible Guerra Civil, en un país que increíblemente en tan poco tiempo se había recuperado; prosperaba económicamente y la gente tenía plena libertad de manifestar y practicar la fe sin ningún tipo de temor.

Su lectura me impactó profundamente. ¿Era yo la única que desconocía en muchos aspectos esta versión real y con datos comprobables de la historia? Si, naturalmente sabía que la Guerra Civil Española fue una guerra del Comunismo contra nuestra Patria y nuestra Fe; una guerra de la revolución (dado que España ya durante varios años antes de la guerra había sido asaltada por el Comunismo, Socialismo radical y Anarquismo) frente a la defensa de nuestra Patria y nuestra Fe tradicional; pero tengo que admitir que desconocía el 90% de lo que descubrí en sus páginas.

Al terminar de leerlo sentí que era mi obligación el transmitir la historia”

¿Cree que es un libro clave para recuperar nuestra verdadera memoria histórica?

Sí, nuestra memoria histórica ha sido falsificada y silenciada, y de un modo especial en los últimos años. Así nos encontramos con gente de mi generación y mas jóvenes que desconocen totalmente todo lo que se menciona en este libro.

Los grandes ataques a la Iglesia, sacerdotes, religiosos y católicos laicos por el simple hecho de practicar su fe, pero que prefirieron dar su vida y ser fieles a Jesucristo antes que renunciar a la misma. Ataques estos que comenzaron bastante antes de comenzar la guerra y que fueron ignorados o animados por el mismo Gobierno.

El impacto de este libro no es simplemente el tener conocimiento de las horribles torturas y fusilamientos. El gran mensaje de este libro es un mensaje de amor, fidelidad a Dios y perdón, que es tan necesario en la actualidad.

Al finalizar sus páginas, mi gran motivación para transmitir su mensaje fue el descubrir que todos aquellos católicos que voluntariamente, al igual que Jesucristo, dieron su vida siéndole fieles y perdonando a sus verdugos, eran personas como tu y como yo, personas que humanamente se creían incapaces de realizar esa proeza, pero todos ellos, con la gracia de Dios, fueron capaces de serle fieles hasta el fin. ¡Esa es la gran alegría y paz del cristiano!

Al terminar de leerlo sintió que era su obligación el transmitir la historia, primero a sus propios hijos, y luego quizás a todos aquellos españoles de su generación y más jóvenes…

Si, al finalizar de leerlo supe que mi conciencia no me permitía simplemente el tener todo este conocimiento, del que anteriormente carecía, y no encontrar el modo de transmitirlo. Así lo primero que hice fue el comprar un ejemplar en inglés para cada uno de mis seis hijos añadiendo una nota personal (la cual incluyo en el prólogo) de por qué los animaba a leerlo. Posteriormente, tras hablar con mis hermanos, sobrinos y amigos en España y descubrir que ellos, al igual que yo antes de leerlo, desconocían la gran mayoría de lo que se encuentra en este libro, me sentí llamada a contactar a la viuda del autor y con su aprobación y ánimo, proceder a su traducción al tiempo que me puse a rezar para que el Señor, con la intercesión de la Virgen y todos los Santos y Mártires españoles, me dirigieran a aquella editorial que en estos momentos en que vive España, estuviera dispuesta a publicar un libro que contiene “su verdadera memoria histórica”.

Usted afirma que hay que perdonar, pero al mismo tiempo dice que no hay que olvidar. ¿Por qué?

Sí, como afirmo en el prólogo, como cristianos y hasta humanos, debemos perdonar, ese es el camino que nos enseñó nuestro Maestro, Jesucristo, pero olvidar no, eso no nos beneficia ya que al desconocer nuestra historia nos es fácil el volver a repetir los errores del pasado, tal como está ocurriendo en la actualidad.

De todo lo que se ha escrito de la Guerra Civil, ¿Qué aporta de nuevo el libro?

Sobre la Guerra Civil se ha escrito muchísimo y por grandes expertos, pero tristemente los vencedores han hecho una pobre labor en transmitirlo de una manera breve y fácil de leer y comprender para el ciudadano de a pie.

Mientras tanto aquellos que perdieron la guerra, vieron su oportunidad de ganarla por medio de transmitir “Su memoria histórica falsificada” por los medios de comunicación, en las aulas y en los últimos años, especialmente en la vida pública con la implantación de leyes como la de “Memoria Histórica” o la que se encuentra en las Cortes de “Memoria Democrática y Derechos Humanos”.

Así este libro “La Última Cruzada- recuperemos nuestra verdadera memoria histórica”, es un libro breve y fácil de leer, que se enfoca en un aspecto muy concreto al tiempo que fundamental de la guerra, que es el aspecto de la fe y sus mártires; y en un periodo muy corto, básicamente los tres meses anteriores y los tres meses después del comienzo de la guerra cuando se perpetraron las mayores atrocidades en contra de la Iglesia.

Al tiempo está escrito con la objetividad de un historiador norteamericano y que, aunque fue escrito y publicado en 1996, es de una gran actualidad en estos momentos en que se nos quiere imponer una falsa “memoria histórica o democrática”

Para realmente combatir estas falsedades, tenemos la obligación de informarnos de nuestro pasado para así poder influenciar nuestro presente y a futuras generaciones.

La Iglesia siempre sostuvo que fue una verdadera Cruzada, algo que queda muy claro en el libro, aunque muchos quisieran desterrar esa palabra…

Sí, como muy bien describe Dr. Carroll y como la Iglesia siempre ha defendido, la Guerra Civil española fue una Cruzada. La guerra no hubiera tenido lugar y la guerra no hubiera podido ser ganada por los Nacionales, sin el gran papel que jugó la Fe Católica.

Esta fue una guerra del Comunismo, Socialismo radical y Anarquismo que llevaban ya años tratando de asaltar nuestra Patria y la Tradición Católica de nuestra gente. Hay que destacar que el número aproximado de aquellos que dieron su vida por el simple hecho de ser católicos y negarse a renunciar de su fe, está estimado en unos 10.000 en prácticamente 6 meses. De estos, hasta al día de hoy la Iglesia ha declarado oficialmente mártires a unos 2.000 y otros 2.000 mas se hayan en proceso de beatificación.

Me gustaría acabar con la oración que el 20 de mayo de 1939, tras finalizar la guerra, el Generalísimo Franco ofreció en un Oficio “Te Deum” en la Iglesia de Santa Bárbara en Madrid:

Señor, acepta benevolente el esfuerzo de este pueblo, que siempre ha sido Tuyo, que conmigo y en Tu nombre ha vencido con heroísmo al enemigo de la verdad en este siglo”.

Por Javier Navascués

26 comentarios

  
pedro de Madrid
Contra el socialcomunismo hay poco que hacer, están muy bien organizados, cuentan con casi todos los medios de comunicación a su favor y una parte muy importante de los enseñantes e intelectuales, dotados de una gran inteligencia para la mentira.
23/07/21 8:29 AM
  
Daniel
Llegue a la página porque soy profesor y me interesa educar a la infancia y adolescencia en contra de las sectas y prevenir daños, pero me encuentro con un artículo que defiende el fascismo y la ausencia de democracia, un régimen que recibió el apoyo de Hitler, alguna vez escuche que en España fue el único lugar del mundo en donde los aliados de los nazis ganaron la guerra y triste este tipo de artículos que alejan a quienes quieren tener fe en la iglesia, afortunadamente hay otras líneas dentro de la iglesia pero con estos sesgos es que las sectas se alimentan, absurdo que defiendan una dictadura asesina
23/07/21 8:30 AM
  
Centurión Cornelio
Muy buen artículo, enseguida voy a comprar el libro. Es terrible lo que se les está contando a los chicos en los colegios, ocultando los crímenes y matanzas de la II República (1931-1936) y del Frente Popular (1936-1939).
23/07/21 10:50 AM
  
Juan Mariner
Franco y los alzados militares y civiles del 36 tenían sus propios intereses (liberales, económicos, monárquicos, patrióticos, familiares, personales, religiosos...), pero detuvieron el genocidio del pueblo católico en España. Los europeos que combatieron en Lepanto frente al turco tenían sus intereses propios (dinásticos, económicos, geoestratégicos, comerciales...), pero detuvieron el exterminio cristiano en Europa. Quien quiera entender que entienda.
23/07/21 11:26 AM
  
Batavus
A Daniel: ¿A qué artículo se refiere? No he podido encontrarlo.
23/07/21 4:36 PM
  
Tulkas
Juan Mariner:

Los intereses del Alzamiento Nacional constituían, cada uno independientemente y todos en su maravilloso conjunto, una cosmovisión religiosa, cristiana, católica del orden social y político de la Nación.

Osea, déjate de pamplinas.
23/07/21 7:33 PM
  
Mundo Editorial
No estoy de acuerdo con la idea de la Cruzada. Esa idea se me transmitió a mí y a todos los niños de mi generación (nací en el 52) en las escuelas nacionales de aquel entonces. España ha ido a contracorriente desde que Hitler y Mussolini perdieron la guerra. Cuando Europa derrotó el fascismo e instauró la democracia, en España Franco siguió aferrado al poder trentaitantos años más, aislando a España de sus vecinos europeos, viviendo en un régimen autárquico y corrupto. Franco creó las bases para que España entrase en la democracia con mal pie, con sus símbolos manchados por una dictadura que se había apropiado de ellos y los había utilizado en beneficio propio. Aún hoy, hay gente que sigue abucheando el himno nacional y quemando la bandera, que son los de la dictadura franquista en el inconsciente colectivo. Franco destrozo a España como nación, y le cortó las alas para volar. Cuarenta años después de su muerte, seguimos con su nefasta herencia.

La "cruzada" a la que se refiere el libro, por otro lado, es pura fantasía. Los fascistas causaron el mismo dolor y sufrimiento que los "rojos" a quienes combatía. Franco encarceló y fusiló a centenares de miles de personas, y pagó con la misma moneda a sus contrarios. Pero además Franco fue un cobarde, que abandonó a sus mismos aliados, los que le llevaron al poder. En vez de entrar en la guerra con ellos, prefirió aislarse y crear su propio mundo. Hizo un país a su medida, se rodeó de gentes de su mismo color político y, por si fuera poco, creó su propia ideología, el nacional catolicismo, con una casta sacerdotal agradecida.... Hasta que todo se le vino abajo.

Murió solo, con una larguísima agonía, lleno de miedo y angustia, y dejó un país en el vacío, que muy pronto cayó en periodos de desgobierno e incluso anarquía, con toda suerte de problemas, con una monarquía corrupta y endeble, que a duras penas es capaz de sacar el país adelante, siempre en manos de políticos extremistas que, de no ser porque el verdadero gobierno está en Bruselas, habrian llevado el país al caos. Pero bueno, es lo que hay y hay que jugar con lo que se tiene.

Un saludo.
23/07/21 8:50 PM
  
Tulkas
Mundo:

Das a entender que te gustaría un sucesor de Franco a título de rey. Así la monarquía no sería endeble. ¿No?
24/07/21 12:05 AM
  
África Marteache
¡Menuda empanada gallega! resulta que lo que pasó después es consecuencia del franquismo, como el nazismo fue consecuencia de la Conferencia de Versalles, el fascismo del estado de caos en que quedó Italia después de la IGM y el bombardeo de Pearl Harbor del bloqueo estadounidense de combustible a los japoneses y el mismo franquismo del desastre que fue la IIRE. Naturalmente no hay acción que no tenga consecuencias. ¿Cuál crees que hayan podido ser las consecuencias de que el PRI haya gobernado en solitario de 1917 a 1990? ¿Y las consecuencias de la IIGM para los alemanes? ¿Y las consecuencias del Holocausto para el estado de Israel? ¿Y las consecuencias de la injerencia de EE.UU y Rusia en Oriente Medio?
Pero pensar que Pedro Sánchez es una consecuencia de la España Franquista es ir demasiado lejos, porque a lo mejor, si nos remontamos un poco más, puede que el catalanismo tenga sus antecedentes en la revuelta de Indíbil y Mandonio contra los romanos.
Si hay gente que abuchea el Himno Nacional y la Bandera no es por Franco sino porque les han enseñado que España es una mierda, pero desde luego Franco no fue, los culpables de eso están vivos y fabricando historias políticamente correctas que hacen palidecer las invenciones franquistas. Al menos éstas nos ensalzaban como nación no nos denigraban.
24/07/21 12:17 AM
  
Cos
Mundo Editorial
España ha ido a contracorriente desde que Hitler y Mussolini perdieron la guerra. Cuando Europa derrotó el fascismo e instauró la democracia, en España Franco siguió aferrado al poder trentaitantos años más, aislando a España de sus vecinos europeos, viviendo en un régimen autárquico y corrupto.
----------------------------
España no fue a contracorriente de nada, el aislamiento se lo impusieron los "demócratas", que fueron los que se aliaron con los comunistas. Es que la vida tiene estas cosas. En el franquismo seguro que hubo corrupción, como en todos los sitios, pero ni comparación con lo que vino después. Hoy en día no es que haya corrupción, es que se presume de ello públicamente.
Hace poco se hacía pública parte de una investigación de la Guardia Civil, donde en una conversación telefónica entre un miembro del gobierno y el jefe de la patronal catalana -quien, por cierto, tiene una empresa de asesoramiento sobre el cobro de subvenciones. Jeje.Y no asesoran a la panadería de la esquina ¿Verdad? ¿Verdad que sabemos como funcionan estos "generadores de riqueza", los "emprendedores"?¿No sabemos a quienes tienen colocados como consejeros?-. Bueno pues ¿De qué iba la conversación? Pues de los fondos europeos ¿Alguna sorpresa?¿No, verdad? ¿Me va a hablar usted del franquismo viendo todos los días como nos restregan por la cara la partitocracia, los 17 más 1 cacicatos?¿Va a hablar de franquismo teniendo en el gobierno al principal responsable de la guerra y el mayor saqueador que ha conocido este país?
Que no, que ya no cuela. Que hace ya mucho tiempo que no cuela.

-----------------------------
Mundo Editorial
Franco destrozo a España como nación, y le cortó las alas para volar. Cuarenta años después de su muerte, seguimos con su nefasta herencia.
---------------------------
Jeje. Al revés, durante el franquismo España vivió los años de mayor progreso de su historia. Eso es objetivo. Dato mata relato.

-----------------------------
Mundo Editorial
Franco fue un cobarde, que abandonó a sus mismos aliados, los que le llevaron al poder.
---------------------------
Franco hizo lo mejor para su país. Los argumentos son cada vez mas estrafalarios.

-------------------------
Mundo Editorial
Murió solo, con una larguísima agonía, lleno de miedo y angustia, y dejó un país en el vacío, que muy pronto cayó en periodos de desgobierno e incluso anarquía, con toda suerte de problemas, con una monarquía corrupta y endeble, que a duras penas es capaz de sacar el país adelante, siempre en manos de políticos extremistas que, de no ser porque el verdadero gobierno está en Bruselas, habrian llevado el país al caos. Pero bueno, es lo que hay y hay que jugar con lo que se tiene.
------------------------------
Franco murió cristianamente, atendido por el sistema de salud nacional que ayudó a crear -hace pocos días falleció una famosa actriz de militancia comunista. En la clínica privada mas famosa que hay en Madrid-. Miles de personas fueron agradecidas a despedir su cuerpo yaciente. Dejó un país próspero, sin deudas con nadie, con una buena educación y sanidad. Después llegaron los saqueadores y los depravados. Y el preceptivo, en estos casos, cambio de chaqueta.

Bruselas exhala azufre cada día con mas descaro. Hace poco aprobaron una declaración parlamentaria en la que equiparaban el aborto con los derechos humanos y en la que pretenden anular la objeción de conciencia de los médicos. Es decir, como si estuviésemos en una distopía o en la Unión Soviética, pretenden obligar a un médico a practicar abortos, algo que ni siquiera pertenece al ámbito de sus competencias -es mas bien lo opuesto a sus competenias- ¿Se puede concebir degeneración mayor? Como si se tratase de una distopía o de la Unión Soviética, imponen la agenda 2030. Y el sistema monetario -demencial sistema de deuda de los bancos centrales- lleva décadas beneficiando a los alemanes en detrimento de los españoles.
24/07/21 9:11 AM
  
Urbel
Llama la atención que la traductora del libro, nacida en 1958 e hija, si no me equivoco, de Federico Silva, ministro de Franco, confiese que no conocía la realidad de la Cruzada de 1936 hasta que tradujo este libro de un autor estadounidense. Demuestra lo muy poco que se hablaba de ello en los últimos años del gobierno de Franco. Muchos se han preguntado si ese desarme cultural, ya en tiempos del Caudillo, no habrá sido una de las causas de la ruina espiritual de España desde 1975.
24/07/21 9:12 AM
  
Juan Mariner
No son pamplinas, Tulkas, algunos militares estaban por no derogar el divorcio. Los de Juan March o Cambó, ya sabe... Y los del Duque de Alba, también. Muchos carlistas fueron burlados con Juan Carlos y muchos falangistas sinceros de antes de la Guerra eran anestesiados con la "revolución pendiente".
24/07/21 12:25 PM
  
Tulkas
Palas:

Pensar que España es una mierda es falta de viajes.

Yo conozco gente que piensa que España es una mierda y que se han ido. Pero, ¡ay! porque han obtenido sin necesidad de oposición lo que en España nunca hubieran obtenido mediante oposición, tras un fracaso rotundo sl intentarlo.
Siempre hay otras razones de interés personal que no se reconocen.
24/07/21 12:29 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Daniel y Mundo Editorial son evidencia del estrago intelectual que hacen ideologías demenciales como los DD.HH y el democratismo.
Como siempre, dos alternativas: Son ignorantes supinos o bien mentirosos.
24/07/21 2:43 PM
  
Centurión Cornelio
Y fíjese don Cristián que ambos dicen ser profesores. En manos de ésta gente está la formación de juventud española.
24/07/21 4:55 PM
  
Juan Mariner
Urbel: si se detiene en la prensa del Movimiento (ya no FE"T" de las JONS), verá que, desde el camaleónico franquismo ya se quería pasar página de la Guerra Civil y entrar en las Comunidades Europeas a cualquier precio.

Esto de estar anclado en los años 30 y 40 sólo sirve para exaltar a la gente para que te llene las urnas en uno u otro sentido. A la Iglesia Católica no le hace ningún bien ni el primer franquismo ni el último, el primero durante la postguerrra fue una simbiosis inadmisible, y, el segundo (el tardofranquismo), un desprecio igual de inadmisible: ni tanto ni tan poco.
24/07/21 6:02 PM
  
Mundo Editorial
Franco tuvo una muerte cristiana, dice usted. No digo que no. Intentarlo, es público y notorio, que lo intentó. O tal vez hubo otros que se ocuparon de intentarlo por él, eso nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que se le puso encima el manto de la Virgen del Pilar. También es conocido su testamento político, leído entre lágrimas forzadas, por su ministro Arias Navarro. Tampoco sabremos nunca si lo escribió el propio Franco o se lo escribieron para él, lo mismo que los muchos discursos que leyó a sus fieles seguidores que aclamaban a miles, "Franco, Franco, Franco...". También sabemos que fue la Seguridad Social la que se ocupó de él, en el tiempo que duró su larguísima agonía, pero qué se pretende decir con eso? Que ocupaba una habitación compartida, como los demás? Recibió un trato de favor sin paliativos, con su yerno el marqués de Villaverde al mando del equipo médico, que se ocupó de él y le alargó cuanto pudo su agonía. Yo seguí todos los partes médicos, como millones de españoles en aquellos días, y desde luego no fue una muerte apacible.

Pretendió haberlo dejado todo, atado y bien atado, pero ya ven, un par de años después, los mismos que gritaban " Franco, Franco...." hasta desgañitarse, salieron a pedir las autonomías, y mas tarde, la independencia. Su régimen saltó hecho pedazos, sin remedio, porque era un régimen basado en una sola cosa: él mismo. Solo él. Sus seguidores no eran tantos, como pudo verse enseguida. El Movimiento Nacional, el partido único que había en España, ni siquiera se presentó en las primeras elecciones que hubo en unos pocos años.

O sea, que no. Franco fue el mayor lastre que ha tenido España en un siglo. Se levantó contra el régimen legal de España, la República, usurpando el poder tras una larguísima y cruenta guerra civil. Por su puesto que tras el levantamiento hubo crímenes horrendos, perpetrados por anarquistas, comunistas y socialistas. Murieron miles de religiosos, sí, a partir del "alzamiento nacional". Hubiesen muerto si no se hubiese producido? La pregunta es irrelevante. Se sabe lo que pasó, pero nadie sabe lo que hubiese pasado en otras circunstancias.

Ese capítulo de nuestra historia se cerrará un día, pero aún no está cercano. La ley de memoria histórica, no es la solución final al desastre. Es de suponer, que se derrogara, o se cambiará, no una, sino muchas veces. España seguirá siendo un país en guerra civil por muchos años, pero una cosa es posible y deseable: que sea una guerra incruenta. Una guerra de palabras, solamente. Sin asesinatos, sin fusilamientos y sin terrorismo. Eso ya es un paso importantísimo. Así que...

Olvidemos la cruzada y dejemos descansar a los muertos.

Firmemos la Paz de una vez por todas.
24/07/21 7:02 PM
  
África Marteache
Tulkas: Pensar que España es una mierda es cuestión de enfoque, no de viajes. Empecé a viajar en 1974 y no vi ninguna maravilla en esos mundos de Dios que me dejara especialmente boquiabierta, pero otros si se quedaron así porque ya estaban predispuestos. Yo fui crítica con Franco y, por la misma razón, lo fui con todos los demás pero otros para demostrar que el franquismo había hundido a España no hacían más que aspavientos cuando iban a otro país. Lo cierto es que si has visto los Pirineos no te van a dejar patidifusa los Montes Tatras, si conoces San Sebastián tampoco ninguna ciudad francesa, si conoces la costa española del Mediterráneo ya conoces el Mediterráneo y solamente ciudades como Florencia, que acumulan tesoros artísticos especialmente maravillosos, pueden causar alguna sensación.
Es la naturaleza distinta la que produce efecto, como ver la Cruz del Sur, los cayos del Caribe o la desembocadura del Amazonas o el Río de la Plata, es decir la geografía física la que atrae más por desconocida, pero eso no tiene nada que ver con el gobierno o la forma de vida de sus habitantes. Con respecto a eso yo he visto a un tipo mear en un portal una noche de sábado en Oslo, lo que me pareció contradictorio con el estereotipo que nos largan de los noruegos, casas en los pueblos de Francia con el váter fuera cosa que no había visto en España, y unas votaciones en México en 1978 en dónde el único partido visible era el PRI y la gente no parecía conocer a los demás. Naturalmente si procedía de España esperaba ver modos de vida y comportamientos mucho mejores que los que vi y entonces me pareció que Franco, ocupado en sus cosas, había dejado que nuestra imaginación volara demasiado y no era para tanto. Debió hacer más hincapié en lo que había fuera para que los propagandistas no se aprovecharan largándonos inexistentes e idílicos modos de vida. En todas partes cuecen habas.
25/07/21 8:08 AM
  
África Marteache
Los únicos que parecían ajustarse a lo que esperaba ver fueron los países comunistas - yo los vi cuando eran comunistas - y lo único que me sorprendió fue ver en Budapest una iglesia de las que salían de misa un buen montón de personas, eso no lo vi ni en Ucrania, ni en Rusia, ni en Rumanía (no conozco Polonia). Por todo lo demás parecían ajustarse al modelo. Pero los maravillosos países capitalistas siempre tenían zonas oscuras con las que una no contaba por estar hipervalorizados. De tanto pensar que España era una autarquía los demás países, incluidos los hispanoamericanos, parecían estupendos y la mirada crítica captaba cosas que no encajaban con esa visión idílica.
25/07/21 8:35 AM
  
Tulkas
Mundo:

Cuando murió Franco tenía España: un sistema educativo universal, gratuito y de calidad; sanidad pública, universal, moderna al menos en los centros de referencia nacional que ya eran muchos; no había paro; una TV pública que cumplía una labor cultural; un sistema universal de pensiones y paz social; una natalidad elevada porque no había aborto y una juventud que aún no había sido machacada por las drogas duras.

Y lo peor es que la sociedad española se creía que todo eso lo tenía asegurado porque sí.
25/07/21 9:36 AM
  
Cos
Mundo Editorial
Franco fue el mayor lastre que ha tenido España en un siglo. Se levantó contra el régimen legal de España, la República
---------------------------------
Es bastante discutible que el régimen de la Segunda República fuese legítimo en origen: se levantó sin la aprobación del pueblo, el régimen monárquico previó fue destruído mediante amenazas al rey, que se fue de España, precisamente, ante la presión de que se pudiese producir -algunos pudiesen provocar- una guerra y para evitar ésta. ¿No cree que en tales circunstancias quien tuviese intención de buscar la legitimidad del nuevo régimen hubiese por justicia buscado la aprobación de los ciudadanos?
En su desarrollo no parece que fuese buscada ni esa legitimidad ni la concordia entre los españoles: prohibición de la educación católica o control de las expresiones religiosas en los espacios públicos.

En gran parte de Europa existía un ambiente revolucionario, pero en ningún sitio hubo tantos muertos como en España, ni creo que existiese cosa parecida a la Ley de Defensa de la República que era, de facto, la epresión del totalitarismo. ¿Es legítimo un régimen que se rige bajo el manto de algo como la Ley de Defensa de la República?

"Hoy nos han quemado: siete iglesias, seis casas, todos los centros políticos de derecha y el Registro de la Propiedad. A media tarde, incendios en Albacete y Almansa. Ayer, motín y asesinatos enen Jumilla. El sábado, Logroño; el viernes, Madrid, tres iglesias. El jueves y miércoles, Vallecas... Han apaleado en la calle Caballero de Gracia a un comandante de uniforme, que no hacía nada. En Ferrol, a dos oficiales de artillería; en Logroño, acorralaron y encerraron a un general y cuatro oficiales. Creo que van más de 200 muertos y heridos desde que se formó el Gobierno (Febrero 36), y he perdido la cuenta de las poblaciones en que se han quemado iglesias y conventos: ¡hasta en Alcalá! [donde había nacido]".
Manuel Azaña (presidente de la República), carta a Rivas Cherif, Mayo 1936

¿Qué legitimidad le quedaba a la República y qué opciones había una vez que el Frente Popular se terminó apropiando de ella con los pucherazos de las elecciones del 36?
25/07/21 11:26 AM
  
Cos
La corrupción en la Segunda República.

Julio Camba:
Tantos fueron los enchufes a los amigos, los cargos inútiles creados para colocar a los camaradas, los gastos suntuarios y los hábitos de nuevo rico –sobre todo de unos socialistas cuya hipocresía no se cansó de restregarles–, que calificó el nuevo régimen como "la República de los enchufes".

Pío Baroja:
–Ahora es nuestro momento –decían jefes y jefecillos, pero no pensando en el pueblo, sino en sí mismos. Fue la época de los enchufistas".

Valle-Inclán fue nombrado en 1932 conservador del Patrimonio Artístico Nacional, pero no tardó en denunciar que los gobernantes de la flamante República se dedicaban a vender obras de arte de palacios, museos e iglesias a marchantes franceses, que después las vendían con enormes beneficios a millonarios norteamericanos. Escribió varias cartas al ministro de Instrucción Pública, Fernando de los Ríos, protestando tanto por este saqueo como por los actos vandálicos contra el patrimonio artístico, pero no recibió respuesta alguna, por lo que dimitió inmediatamente.

Wenceslao Fernández Flórez:
"En el Parlamento hay una pandilla de forajidos, hartos de matar y robar en la revolución de octubre; nos gobiernan ignorantes audaces, enamorados de sus magníficos automóviles con radio y calefacción; desde arriba y desde abajo se saquea el país: nunca tantas fortunas se improvisaron tan rápida y oscuramente".

www.libertaddigital.com/cultura/libros/2021-06-08/jesus-lainz-los-izquierdistas-de-la-segunda-republica-los-mayores-ladrones-de-la-historia-de-espana-6786883/

www.jesuslainz.es/libros/la-gran-venganza-1/

25/07/21 11:35 AM
  
África Marteache
Yo también creo que la legalidad del régimen republicano era más que discutible, teniendo en cuenta que siempre tenían que ganar las izquierdas y se ponían como erinias si no pasaba tal cosa, además teniendo en cuenta la llamada Revolución de Octubre de 1934 era más que evidente que ellos mismos consideraban que la república no era legal si los votos se los llevaba la derecha. La Revolución de Octubre fue tan demencial que, cuando el gobierno envío tropas a sofocarla, tropas que llevaban la bandera republicana, los sediciosos salían a enfrentarse a ellos con la misma bandera y al grito de ¡Viva la República! como si las tropas y el gobierno que las mandó fueran otra cosa.
25/07/21 10:33 PM
  
Ronin
Mi abuelo luchó en la guerra. En el lado de Franco. Venía de una ciudad mediana con movimientos sindicales y agrarios.

Recuerdo que hace años le pregunté por qué se unió al bando franquista. Me contó que tras el golpe de la Republica del 34 España dejó de ser un estado de derecho. En su ciudad, mediana de provincias repito, se desarrolló el gangsterismo socialista y anarquista que con la excusa de la revolución y la muerte al opresor hacían lo que querían. Desde cargarse al dueño de una tienda y por supuesto saquearla, "pasear" al director de una fábrica y violar a un grupo de chicas porque eran "niñas bien, hijas de los burgueses". En resumen, un estado de anarquía.

Ante eso se opusieron los militares y el golpe de Estado. Hay miles de libros contando lo que pasó desde ambos puntos de vista. Defender hoy en día a la Republica cuando gente como Azaña, Prieto, Rojo, Lister, ... pocos sospechosos de fascistas, han escrito que aquello era una casa de locos mal organizada, por no decir algo peor, es lamentable. El propio Azaña dejó escrito que merecían perder la guerra y ser juzgados cuando supo de las Checas. Que no fueron un invento de Cesar Vidal por cierto.

Mi otro abuelo era un hombre de campo. Sufrieron mucho en la guerra. Y siempre contaron que aunque no se significaron, hasta que no llegó Franco y los "liberó" vivían en un estado de miedo permanente. En Extremadura. Lo bueno, es un decir, es que vivían en el campo y entre ellos se encargaron de los rojos y anarquistas que mataban al cura del pueblo, violaban a la hija del funcionario o se llevaban al hermano del farmacéutico por sospechoso de fascista. Esos años las fincas y dehesas se llenaron de cadaveres cuando la gente del campo comenzó a defenderse de los abusos de los rojos. Los lobos comieron bien.

Ambos bandos cometieron autenticas salvajadas. Y España se llenó de víctimas. De un lado y otro. Mientras no asumamos eso, que la realidad es la que es y los muertos no son propiedad de nadie, mal vamos. Y eso con el gobierno que tenemos y con los españoles sectarios, que es mayoría, no tiene buena solución.
26/07/21 12:55 PM
  
JUAN NADIE
BOBUNDO Editorial
TRANSCRIBO CHORRADA
"Franco fue el mayor lastre que ha tenido España en un siglo. Se levantó contra el régimen legal de España, la República"
Mira tontin, mientras haya cinicos o lelos como tu, que no se de que pie cojeas mas, habra guerra como la Memoria antihistorica que es una guerra a la verdad.
Hechos, para que aprendas y no escribas mas majaderías.
La República, la segunda, era un regimen criminal y asesino y ladron.
Los comunistas, socialistas y separatistas dieron un golpe en el 34 contra la única republica legítima que hubo, y como ese golpe fracasó dieron el golpe del 36 falsificando las elecciones y robandolas.
Menuda legitimidad la tuya y de tus amigos comunistas y sociatas.
y luego entre febrero y julio se dedicaron a matar desafectos por el pecado de ser catolicos o no pensar como ellos.
Esa es tu republica de mierda, que se dedico a quemas iglesias y bibliotecas y periódicos y a asesinar, sin que las FSE hiciesen nada entre otras cosas porque muchas veces los asesinos eran de las fuerzas policales. Esa es la basura de tu Republica criminal y falsaria. Y contra ese regimen asesino y liberticida se rebeló Franco y nos salvo de una revolución socialista en marcha. Y no solo eso en su regimen se creó la clase media, hizo la revolución agraria e industrial en España y convirtió a España en el país donde mejor vivia la gente humilde en todo el mundo.
Ya esta bien de escribir majaderías Bobundo, que luego igual te las crees.
26/07/21 9:58 PM
  
Proby
"Ambos bandos cometieron auténticas salvajadas".

No es cierto. Entre los dos bandos enfrentados hubo diferencias enormes, aunque la gente simplista pretenda despachar la cuestión con banalidades del estilo de "todos hicieron barbaridades". Entre los rojos hubo facinerosos y asesinos sin escrúpulos que mataban a gente inocente. Si luego esos criminales fueron ajusticiados, no significa que ambos bandos fueran iguales. Unos perseguían la religión y otros la defendían. Unos tenían chekas y otros tribunales militares con una garantía procesal. Unos supieron superar sus diferencias con la suprema autoridad de Franco y otros se mataron entre sí como bestias. Cabe recordar a los brigadistas internacionales que fueron víctimas de su jefe, André Marty, el "carnicero de Albacete", o los milicianos fusilados en Aravaca por resistirse a ir al frente, unos 200, enterrados junto a mártires como los dos Ramiros, Maeztu y Ledesma, o los recientemente conocidos casos de docenas de brigadistas de la 84 Brigada que conquistó Teruel, mandados por el alcalde socialista de Mérida, que fueron fusilados por resistirse a suspender su permiso tras la dura batalla. No; en la lucha entre el bien y el mal, los nacionales fueron los del bien y los rojos los del mal. Y nadie me convencerá de lo contrario ni me convertirá en un tibio de ésos que Dios vomita de Su boca. Lo siento.
27/07/21 2:12 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.