9.03.20

Bernanos: la libertad, ¿para qué?

Bernanos está de moda. Entiéndase, no es que las conversaciones en el autobús versen sobre el escritor francés (no hay espacio para casi nada más que para el coronavirus), pero últimamente se han publicado en español varios de sus libros, lo que me imagino obedece a que hay un grupito de lectores ávidos por leer a Bernanos.

No es de extrañar. En tiempos de corrección política y de discursos planos, la voz atronadora de Bernanos resuena con una fuerza que casi parecía olvidada. En la última obra de Bernanos publicada por Ediciones Encuentro, La libertad, ¿para qué?, Bernanos se nos presenta como digno sucesor de León Bloy, lanzando invectivas a diestro y siniestro, sin dejar títere con cabeza. Y no se trata solo de los previsibles, que también, es que no se salva nadie: ni la Resistencia, ni los democratacristianos, que «chapotean en cada charco y ponen cara de haber perdido algo para obtener de los camaradas marxistas el ñermiso de volver a buscarlo». Ni siquiera se salva la sacrosanta Revolución Francesa (de la que, por cierto, Bernanos hace una original y, en ocasiones difícil de sostener, interpretación), como cuando escribe que «al decretar el reclutamiento obligatorio, la Convención nacional traicionó la civilización e inauguró el mundo totalitario».

Leer más... »

28.02.20

¿Edad Media terraplanista? Todo es mentira

Esta semana nos llegaba la siguiente noticia: «Mike Hughes muere al estrellarse el cohete en el que se lanzó al espacio para probar que «la Tierra es plana». El estadounidense Mike Hughes falleció en la caída del proyectil, que alcanzó el kilómetro y medio de altura para intentar probar con imágenes del horizonte que el planeta es plano».

Más allá de la tragedia, muchos medios han aprovechado para mofarse de esa ridícula idea medieval que gracias al progreso y la ilustración hace tiempo que hemos superado.

Sólo que lo de que la Tierra es plana no tiene nada de medieval.

De hecho, en la Edad Media se conocía perfectamente el pensamiento del astrónomo Ptolomeo, del siglo II d.C., que sostenía que la Tierra era una esfera situada en el centro del universo.

Leer más... »

24.02.20

Corazón Ardiente: vayan al cine y rápido

Este sábado he tenido la suerte de ver Corazón Ardiente, la película sobre el Sagrado Corazón de Jesús que se acaba de estrenar en nuestras pantallas. No soy muy entusiasta de las películas religiosas, a menudo bienintencionadas pero con grandes carencias. No es el caso: Corazón Ardiente funciona muy bien y se ve con interés.

La película combina una trama de ficción que da pie a introducir un documental mientras la protagonista investiga sobre el Sagrado Corazón para su próximo libro. La parte de ficción, basada en hechos reales, fluye bien y mantiene un buen ritmo en todo momento, destacando la interpretación de la mexicana Karyme Lozano. Pero el plato fuerte es la parte documental, que nos ofrece un recorrido por la historia de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, una lograda síntesis que incluye lo esencial.

Leer más... »

18.02.20

El tabú de los sacerdotes italianos asesinados por partisanos comunistas

De entre las muchas historias silenciadas por el discurso oficial la de los sacerdotes italianos asesinados por los partisanos comunistas durante la Resistencia es quizás una de las más desconocidas.

Fue el historiador Giampaolo Pansa, recientemente fallecido, quien, al estilo de un Reynald Secher con las guerras de la Vendée, desafió la conjura de silencio que pesaba y, en cierto sentido, aún pesa sobre estos hechos. Unos sucesos que se mantenían por el recuerdo privado de allegados y testigos y que durante los años 50 del siglo pasado aún se recordaban en diferentes misas conmemorativas. Luego cayó el olvido sobre estos incómodos hechos, un olvido que duró 30 años.

Leer más... »

10.02.20

Jérôme Lejeune; la biografía de este moderno Tomás Moro escrita por Esparza

Jérôme Lejeune es uno de los gigantes del siglo XX, una figura a la altura de los más grandes cuya vida no deja indiferente. Cuando tuve la ocasión, hace unos pocos años, de ver el documental que le habían dedicado, salí con esa convicción y con unas ganas enormes de darlo a conocer. Lejeune, su vida, su descubrimiento, su tragedia, su valentía, tenían que ser conocidos. Era necesario saber más de aquella persona que vivió en sus propias carnes el desgarro de nuestro mundo. Así que cuando vi que José Javier Esparza había escrito una biografía titulada Jérôme Lejeune: amar, luchar, curar. La fascinante vida del descubridor del origen del Síndrome de Downme llevé una gran alegría. Ya teníamos entre las manos el libro que necesitábamos para que el ejemplo de Lejeune llegara a más gente.

Leer más... »