Jesús es el único que me importa

Me llamo… Bueno, mi nombre no importa. Sirva de presentación que mi mejor amigo, el más fiel, es Jesús, y Él vive en mí.

Siempre estamos juntos. Le gustan mucho las bromas. Reímos y reímos hasta que nos duele la tripa… A veces creo que es un muchacho como yo y como los demás, otras su relación con Dios es tan íntima que… ¡tiene unas cosas!

Un día su padre, José, el carpintero, me dijo que Jesús no era suyo, que pertenecía a Dios.

Estas fiestas de la Pascua nuestras familias peregrinarán a Jerusalén. Irán también nuestros amigos. Él es el que más ilusión tiene, no deja de recordárnoslo cada día. Vamos a la carpintería a preparar el viaje, nos sentamos y, como un anciano rabino, explica las obligaciones de los hijos de la Ley.

Tenía que caminar con nosotros, con los varones, pero va y viene entre las mujeres, pendiente de su madre, y yo tengo que ir detrás de él. Madre e hijo se miran y, sin decirse nada, se entienden.

A lo lejos divisamos Jerusalén. Jesús salta, corre de un lugar a otro feliz y -¿cómo no?- va a besar a su madre… Vemos la ciudad de nuestros mayores, cantamos: Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén.

Al entrar en el templo me sugiere que para rezar no use muchas palabras, mejor es callar y escuchar al Padre.

Nunca había visto tanta gente y, sin embargo, parece que estamos solos Jesús y yo… No entiendo a dónde me lleva, ni por qué, ni la mayoría de las cosas que dice, pero no puedo despegarme de Él.

Delante del sacrificio de un cordero, me susurra que Él será el Cordero sacrificado por la redención del mundo… Es difícil seguir a Jesús, pero ¡nadie me hace tan feliz!

Mira al tabernáculo, recorremos con emoción las estancias. Pedimos por Israel, por los gentiles. Una vez más no comprendo a qué se refiere al insistirme que ore por el dolor que sentirán José y su  madre.

Recorremos las calles de la Ciudad Santa… Las llama mi via crucis, y, en confidencia, me revela que debe renovar la ofrenda de sí mismo.

Y llega lo más inexplicable: me pide -sólo a mí- que no regresemos con la caravana y nos quedemos en el templo. Pero debo marcharme con mis padres… Y sin embargo no puedo negarle nada al amigo que tanto amo… Me fío, siempre sabe lo que hace.

Nunca había dormido en la calle, tengo frío… Estoy con Él, y es lo único que me importa. Pienso en el disgusto de mi familia, y en esa madre a la que Jesús tanto ama cuando la mira de esa manera. Tampoco Jesús duerme.

Estamos sin comida. Me duele el estómago, y no de risa sino de hambre. En un huerto recogemos aceitunas. Al marcharnos se despide del olivo como quien dentro de unos años regresará a ese lugar.

Llora al contarme como estará sintiéndose su madre… María puede pensar que ha sido una mala madre y que por eso se han escapado… Estos tres días anuncian su propia Pascua y declaran que el centro de su vida es la voluntad del Padre.

Jesús me necesita a pesar de mi incapacidad. Recuerdo la queja del profeta Jeremías: "¡Ah, Señor Yahvé! Mira que soy un muchacho" (…) No digas "soy un muchacho", pues a donde quiera que yo te envíe irás, y todo lo que te mande dirás (Jer 1, 6-7).

En el templo hay un grupo de doctores de la Ley. Jesús se coloca en medio... ¿Qué hace? ¡Esto no es la carpintería! Esos hombres son muy importantes, ¡y no son un grupo de adolescentes!

Habla, sin temor, de Dios y con tanta familiaridad que un rabino se impacienta. El más anciano le detiene. Todos escuchan con asombro sentados a los pies de mi Amigo.

Una mujer se abre paso. ¡Es la madre de Jesús!, ¡es María!… Jesús continúa como si no estuviera… Ella espera a que termine de hablar. Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos buscado angustiados (…) ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre? (Lc 2, 48.49).

Y con la Señora ante mí comprendo, ahora comprendo… Un día la madre de Jesús será mi Madre, y yo quisiera mirarla como la mira mi Amigo.

 

Ignacio María Doñoro, sacerdote

106 comentarios

Miriam
Es un escrito precioso, me ha tocado el corazón.
Me impresiona esa alusión a cómo Jesús y María se miraban... Es muy grande pensar en esa mirada, cómo debían unir sus almas, sus corazones al mirarse. Quisiera fundirme yo también con María y con Jesús al mirarles, así como ellos se fundían uno en en otro al mirarse.
Bendito sea por siempre Jesucristo y su Santísima Madre.
Gracias P. Ignacio María por este bellísimo relato.
18/02/10 3:13 PM
Rafael maria, colombia, bogota
exelente escrito como todos los que haces, y si padre es muy cierto cuando nos acercamos a a ese fiel amigo llamado Jesus, recibimos como madre la madre de el Maria, ademas, de recibirla como madre ella ya nos habia recibido como hijos antes que nosotros la reconocieramos como lo que realmente es nuestra Madre, y ella es quien nos acerca a ese hijo que ella cuido con tanto amor y nos lleva a su verdadera cruz...
gracias padre por este bellicimo articulo saludos...
y mil bendiciones...
18/02/10 3:34 PM
Cristina Martos
Es precioso este relato del amigo de Jesús. Quisiera identificarme con ese amigo que está locamente enamorado de él. Quisiera tener esos mismos sentimientos. Espero que Cristo me vaya enamorando poco a poco y que un día pueda manifestar ese amor con el testimonio de mi vida. Gracias, padre.
18/02/10 3:38 PM
Cristofer
Gracias padre por tus textos, son preciosos.
18/02/10 3:47 PM
Es lindisimo y es aun mas.Jesus nos dejo dicho metete en tu habitacion cierra la puesta que en el silecio estoy yo.Precioso es maravilloso me ha encantado y llenado mi corazon de gozo,pues nuestro corazon es el mejor sagrario para nuestro S.Jesuscristo.Gracias Padre.Dios le bendiga
18/02/10 4:08 PM
Marta Rioja
Jesús adolescente. Me ha emocionado mucho, Padre, es usted un sacerdote muy especial. No había nunca oido nada sobre Jesús a esa edad, y me ha gustado muchísimo, porque me ha ayudado a saber conocer más el amor de Cristo. Y conocer es comprender, y si comprendes ese amor, sólo puedes rendirte y amar. Quisiera ser ese amigo de Jesús, quisiera compartir con él todo tipo de aventuras y vivencias. Será maravilloso cuando llegue ese momento.
P. Ignacio María, Dios nos colma de bendiciones al leer este relato tan impresionante. Gracias por ser como es.
18/02/10 4:25 PM
María Mtz Paredes
A mi me a causado mucha impresion ver como Jesus sabía lo que iba a sucederle, sabía de su pasión y muerte, sabía de su agonía en en huerto de los olivos... "Al marcharnos se despide del olivo como quien dentro de unos años regresará a ese lugar". Es mui fuerte, nunca lo habia imaginado asi. Pobre Jesús, si sabia todo su sufrimiento tuvo que ser mui grande por nosotros. Maria Martinez Paredes(España)
18/02/10 4:36 PM
JORDAN JAVIER
PADRE ME A GUSTADO MUXO SU TEXTO. LINDISIMO. UN SALUDO A MIS COMPAÑEROS, LA FAMILIA DE LECTORES.
18/02/10 4:48 PM
Luz María Torres Ferriz (Madrid)
Padre Ignacio ma a gustado el escrito. Yo tampoco abia nunca leido nada asi. Lo leere en mi casa, porque puede ayudarnos muxho. Me gusta ver que lo mismo le dolia al amigo de Jesus la tripa de risa que de hambre, y eso es porque compartia todo con Jesus porque estaba mui enamorado de el. Muchas gracias este si me a gustado muxho porque son dos xhicos de nuestra edad, y yo tambien podia haber estado alli. Con mi imaginación estare con ellos, que nadie lo dude.
Luz Maria Torres Ferriz (Madrid)
18/02/10 4:57 PM
Paula Luna Villar
Querido Padre Ignacio María, su artículo me ha parecido maravilloso. Son dos jovencitos y uno es Jesús. Son uno de mi edad, y me ha encantado leerlo, además los encuentro muy iguales a mí. Me quedo con la frase "Jesús me necesita a pesar de mi incapacidad". Yo siento que también me sucede eso. Y además estoy pensando que cada día Dios me atrae más. Muchas gracias por darnos tantas ideas bonitas, porque luego al sentirnos tan identificados tenemos el deseo de contemplar estas escenas en nuestro silencio interior. Un beso.
18/02/10 5:18 PM
pablo
padre ignacio maria: gracias por este articulo,esta muy bien escrito y lo llevare a mi oración por que siempre me ayuda mucho es una suerte poder leer estos articulos que me llegan al corazon.un fuerte abrazo de parte de pablo maria
18/02/10 5:42 PM
Raúl Ibañez
Ahora comprendo yo también quién es la Virgen María para mí. Esta lectura ha sido entusiasmante. Muchas gracias padre, sabe muy bien lo que necesitamos en cada momento.
Raúl (Barcelona)
18/02/10 6:16 PM
Beatriz zamudio de colombia
El Señor lo bendiga, que hermoso este articulo al recordarnos el Amor de una Madre de la virgencita, y el saber como ese amigo solo le basta Jesus, que es nuestro padre, en no temer abanandonarnos en El.
18/02/10 7:01 PM
Williams Ferrer
Bendicion padre! Que bonito, excelente articulo te felicito una vez por esta labor tan bella,Jesus me necesita a pesar de mi incapacidad, excelente frase :D Le escribo desde Venezuela
18/02/10 7:11 PM
ROBERTO MORAN
En mi grupo me habían hablado de sus artículos pero no los conocía. Ahora entiendo el motivo. P. Ignacio María, ¿pero cómo es posible relatar de una forma tan poética, tan real y al mismo tiempo imaginativa, un momento evangélico? Le felicito de corazón. ¿Tiene usted algún libro escrito? .
Le mando un abrazo y aquí tiene un fiel lector a partir de ahora.
18/02/10 7:29 PM
Carmelo Terriz
Felicidades por este hermoso artículo. Coincido con los lectores, es muy grande su forma de exponerlo. Creo que ese amigo del Señor podemos ser cada uno de nosotros y vivir nuestra propia experiencia de compañeros enamorados de Jesucristo.
Un saludo. Madrid.
18/02/10 7:57 PM
Juan Maria Contreras
Que hermoso articulo, mas que eso, mucho mas, pues las palabras y las personas que forman parte de el son benditas. Se que tambien Jesus nececita de mi, y yo con alegria acepto su voluntad, sea cual sea, pero solo su Santa voluntad. Hermoso escrito padre, como siempre, un muy fuerte abrazo de mi parte.
Juan Maria Contreras, desde Oregon, U.S.A
18/02/10 8:04 PM
Faustino Gonzalez Fuertes
¡Qué estilo tan sencillo, ágil y jovial; al tiempo que tan espiritual! Enhorabuena por este escritor a Infocatólica.
La madre de Jesús era el centro de su vida, pero antes era la voluntad de Dios Padre. ¡Qué valiente meditación nos ha escrito en un estilo tan inusual y atrevido! Sólo puedo decirle: GRACIAS Y FELICIDADES, PADRE.
18/02/10 9:05 PM
María de la Pedraja
Padre Ignacio, gracias por su artículo...me ha sorprendido, gratamente, la manera de narrar estos pasajes de la vida del Señor, parecía como si lo estuviera viviendo al mismo tiempo que lo leía...algo muy cercano. Un fuerte abrazo
18/02/10 9:39 PM
leticia ortiz diaz
Uniendo mi corazon al suyo, es hermoso todo cuanto hace. Quien esta con Diosito hace cosas Grandes desde su Grandeza. Cuenta con mi apoyo y mis oraciones. Padre, Diosito lo ama mucho, esa sera siempre su Fortaleza... Bendiciones desde Puerto Rico. Abrazos de alma,.. Lety
18/02/10 9:48 PM
Enedina
¡Que bonito! le felicito por sus escritos, que llenan tanto...y contagian este amor por Jesús y esta ilusión que es el mayor motivo de nuestra vida!!
MUCHISIMAS GRACIAS POR APORTARNOS TANTO..
18/02/10 9:54 PM
Pablo Álvarez
Q gran articulo padre. Me emociono cada vez que leo sus articulos. muchas felicidades padre Dios le bendiga.

Pablo
18/02/10 10:26 PM
LUIS
Ilustremente hermoso este texto, indudablemente ha sido un buen hijo y servidor del Señor quien se ha expresado en favor éste.
Caluroso saludo desde el corazón de Colombia.
18/02/10 10:30 PM
Hilda Silva (Venezuela)
Padre Ignacio, hermoso su escrito. Yo también quiero ir con Jesús a todas partes y amar a María Santísima como la ama Él.

Reciba un abrazo venezolano!
18/02/10 10:49 PM
Anotonio Cerviño
Asi simplemente, nos describe nuestro padre Ignacio una parte del evangelio donde encontramos a la Sagrada Familia, con un avance de los "asuntos" de Dios Padre. Sin duda la Virgen María, preocupada, sintio que aun no era el momento, pero si un dato importante de lo que le esperaba, ella fué un ejemplo de fuerza para vivir, Jesús era Dios desde la tierna infancia, pero también era niño, sonreía y jugaba con sus amigos, el encuentro con el templo y sus doctores los adultos que, a menudo, leian los libros y seguramente se sintieron atraidos por la inteligencia del niño, entonces aun no se sintieron ofendidos ni amenazados, y ni siquiera en los tres días le preguntaron por sus Padres, estaban entusiasmados, eso significa que en todos nosotros hay un niño que necesita desesperadamente apoyarde en Dios. Gracias Natxo
18/02/10 11:17 PM
SÓLO ME IMPORTA JESÚS
"Me fío, siempre sabe lo que hace.

Nunca había dormido en la calle, tengo frío… Estoy con Él, y es lo único que me importa".

Así es como debemos vivir, con esa confianza y serenidad, con esa aceptación de la realidad que nos toca vivir. Pues estamos con él y con él todo lo demás no tiene importancia. Pues con él no hay frío, ni hambre, ni soledad... no hay nada que temer.

Gracias a quienes hacen posible que podamos leer a este autor.
19/02/10 12:11 AM
Campanilla
Esas son las cosas de Jesús...hacernos reir hasta que nos duele la tripa!! Jesús es tan divertido!!
Cuando Jesús vive en nosotros, sentimos su felicidad, sus bromas, su maravilloso sentido del humor...pero además nos llena el corazón y el alma...sus sentimientos, lo profundo de Su Alma, su compañia que nunca nos abandona, nos llena de vida y de fuerza.
Gracias querido p. Ignacio por dejar que Le veamos a través de tus escritos,y los que te conocemos, a través de tí!!
19/02/10 12:24 AM
Campanilla
Siempre estamos juntos. Le gustan tanto las bromas. Reímos y reímos hasta que nos duele la tripa...
Jesús es así!!!
19/02/10 12:30 AM
Emilio Gil-Bucaramanga
Gracias por recordarnos que Jesucristo es el mismo ayer y hoy!,como no amar lo que Dios amo?como no tener en cuenta a la mujer que Dios tuvo en cuenta para que naciese su hijo? Que palabras tan hermosas! saludos desde Bucaramanga Colombia!
19/02/10 12:57 AM
Antonio Lozano
"Nunca había visto tanta gente y, sin embargo, parece que estamos solos Jesús y yo… No entiendo a dónde me lleva, ni por qué, ni la mayoría de las cosas que dice, pero no puedo despegarme de Él".

En la época de mi primer amor me sucedía lo mismo con mi novia. Ahora es lo que me pasa a mí cuando estoy delante del Sagrario, padre, comprendo sus sentimientos perfectamente. Ese amigo -que puede ser usted, o puedo ser yo, o cualquiera- estaba enamorado de Jesucristo. Yo quisiera, Señor, recibirte con la frescura y la intensidad de la primera vez.
19/02/10 1:37 AM
J. Salazar
Estupenda narración, padre. Ha sido un auténtico placer poder disfrutarla. He meditado al leerlo despacio y Dios llena mi ser. Gracias.
19/02/10 2:22 AM
Fernando
No había leido nunca nada igual. Gracias, padre Ignacio Maria. Es Jesucristo adolescente. Felicidades por el relato, es para quitarse el sombrero. Un saludo. Felicito al periódico que lo ha publicado, pero sobre todo al autor. Enhorabuena.
19/02/10 4:10 AM
Linda Angelica Melendes
Disfruté al leer al padre Ignacio M. Fue gratificante y me llenó de bendiciones del Señor Dios. Cristo por medio de la educación de la Virgen María llegó a ser el jovencito tan lindo que vemos en nuestro bello escrito.
Que el Señor Dios Omnipotente le llene de sus dones y frutos. y que hoy que he visto en el facebook que es el dia de su cumpleaños, el padre Ignacio por medio de Mamita Maria obtenga tambien gracias incontables. Que el Espíritu de Dios inunde todo su ser, se lo deseo en este dia tan especial y pensativa aun por tan bella historia que nos dejó en este periódico digital.
¡FELICIDADES PADRE!

(y siga por favor mandandome informacion por el facebook)
19/02/10 5:12 AM
Teresa
"Todos escuchan con asombro sentados a los pies de mi amigo". Recuerdo a Marta y María, que María también se sentaba a sus pies para escucharle. Qué palabras tan llenas de amor y cómo atraia y cautivaba a los que le escuchaban... Debemos agradecer a Dios las vidas ejemplarizantes de quienes aún viven el amor como quien lo estrena, como es el padre Ignacio María, enamorado de Cristo, y que tanto se le nota en sus artículos. Gracias. Yo, como María, me quedo a sus pies escuchando hablar a Dios. Un abrazo.
19/02/10 6:16 AM
Campanilla
Este texto es tan profundo que impresiona, cada frase, cada una de las frases nos muestra a Jesús, sólo una persona que vive en Él puede transmitir la gran verdad de Jesús, es cierto cuando dices " Él vive en mí" los que te conocemos lo sabemos bien.
Jesús el mejor amigo, el más alegre y divertido, por otra parte el más fiel, pero lo que más impresiona es ese amor tan profundo que a pesar de pasar hambre y frio, si estamos con Él, nada importa.
El amor inmenso por su madre, esas miradas de complicidad, que hermosas son esas miradas...que hermosos los ojos de Jesús, tan llenos de luz, de amor y de alegría...Ese es Jesús!!!
19/02/10 10:21 AM
Fleming
Siento no participar del entusiasmo general. Me está subiendo el azucar con tanto merengue. Y cursilerias las justas, por favor, padre, que ya no somos niños.
19/02/10 10:28 AM
José Ignacio
GRACIAS ES MUY SENCILLO Y ESPIRITUAL. DIOS TIENE ALGO ASÍ PENSADO PARA CADA UNO DE NOSOTROS. QUISIERA ADHERIRME A SU ESPIRITU PADRE.
19/02/10 10:52 AM
Campanilla
Para Fleming;
Si lees despacio e interiorizando cada palabra, te encuentras con una gran sorpresa, con el mismísimo Jesús, por eso este texto no tiene nada de cursi, es impresionantemente profundo, pero hay que saber leer, leer con el corazón, si lees con el corazón te encontrarás cara a cara con Jesús!!
Ya ves Fleming, no se trata de cursilerias sino de ser profundo y espiritual.
19/02/10 11:29 AM
Miriam
Fleming, qué forma de hacer el ridículo. Qué poca categoría personal hay que tener para escribir un comentario en el que ofende a todos los lectores y al escritor del artículo, con un argumento tan pueril e incluso afeminado, y tan patético, como el de que le sube el azúcar. Por favor, Feming, un poco más de seriedad, que estamos en Infocatolica.
No proyectemos nuestros complejos de inferioridad en público, por favor, que esto sí que es pueril.
No somos niños, ni somos cursis, Fleming, aquí lo que hay es mucho amor de Dios, y no sé si se ha dado cuenta de que Jesucristo también fue adolescente, como usted y como yo, y que esto es la recreación de una etapa de la vida de Jesucristo.
Pero claro, hace falta una elegancia interior y un atino espiritual que usted parece no conocer.
Fleming, esa forma de insultar a una persona de tanta categoría como es el Padre Ignacio María Doñoro es afeminada, pueril y miserable. Estas cosas se hacen cara a cara. Ponga su nombre y dos apellidos al menos, y no se esconda con el apodo ridículo y cursi de "Fleming", que da vergüenza ajena.
19/02/10 12:37 PM
Miriam
Fleming, también quería decirle que procure leer sobre la infancia espiritual, que no le vendrá nada de mal. Y desde luego, no somos niños. Pero le recuerdo que los que no se hacen como niños no entrarán en el reino de los cielos. Y como niños no en edad, sino en tener un alma sencilla y limpia, como los niños; aunque sí una gran madurez que van dando los años para discernir lo que es verdaderamente cursi de lo que es importante y auténtico. Y si quieres que te diga la verdad, no quisiera incluirte entre los cursis e inmaduros. Más bien prefiero pensar que esto ha sido un patinazo y que sabrás recoger amarras.
Un saludo.
19/02/10 12:45 PM
Amador
JUAN PABLO II, COMENTANDO ESTE PASAJE EVANGÉLICO, MUY INTERESANTE:
Antes del comienzo de la predicación de Juan el Bautista, el evangelista Lucas pone el episodio de la peregrinación de Jesús adolescente al templo de Jerusalén. Se trata de una circunstancia singular, que arroja luz sobre los largos años de la vida oculta de Nazaret. En esa ocasión Jesús revela, con su fuerte personalidad, la conciencia de su misión, confiriendo a este segundo "ingreso" en la "casa del Padre" el significado de una entrega completa a Dios, que ya había caracterizado su presentación en el templo. Este pasaje da la impresión de que contradice la anotación de Lucas, que presenta a Jesús sumiso a José y a María (cf. Lc 2, 51). Pero, si se mira bien, Jesús parece aquí ponerse en una consciente y casi voluntaria antítesis con su condición normal de hijo, manifestando repentinamente una firme separación de María y José. Afirma que asume como norma de su comportamiento sólo su pertenencia al Padre, y no los vínculos familiares terrenos.

2. A través de este episodio, Jesús prepara a su madre para el misterio de la Redención. María, al igual que José, vive en esos tres dramáticos días, en que su Hijo se separa de ellos para permanecer en el templo, la anticipación del triduo de su pasión, muerte y resurrección. Al dejar partir a su madre y a José hacia Galilea, sin avisarles de su intención de permanecer en Jerusalén, Jesús los introduce en el misterio del sufrimiento que lleva a la alegría, anticipando lo que realizaría más tarde con los discípulos mediante el anuncio de su Pascua.

Según el relato de Lucas, en el viaje de regreso a Nazaret, María y José, después de una jornada de viaje, preocupados y angustiados por el niño Jesús, lo buscan inútilmente entre sus parientes y conocidos. Vuelven a Jerusalén y, al encontrarlo en el templo, quedan asombrados porque lo ven "sentado en medio de los doctores, escuchándoles y preguntándoles" (Lc 2, 46). Su conducta es muy diversa de la acostumbrada. Y seguramente el hecho de encontrarlo al tercer día revela a sus padres otro aspecto relativo a su persona y a su misión. Jesús asume el papel de maestro, como hará más tarde en la vida pública, pronunciando palabras que despiertan admiración: "Todos los que lo oían estaban estupefactos por su Inteligencia y sus respuestas" (Lc 2, 47). Manifestando una sabiduría que asombra a los oyentes, comienza a practicar el arte del diálogo, que será una característica de su misión salvífica. Su madre le pregunta: "Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando" (Lc 2, 48). Se podría descubrir aquí el eco de los "porqués" de tantas madres ante los sufrimientos que les causan sus hijos, así como los interrogantes que surgen en el corazón de todo hombre en los momentos de prueba.
19/02/10 1:27 PM
Fleming
Miriam: Quien no sea como uno de estos pequeñuelos no entrará en el Reino de los Cielos.
Toda la razón y le agradezco que me lo recordara.
El resto lo mantengo. Aunque lo último que he pretendido es ofender a nadie. Un poco de ironía.
Y por lo demás, soy el único al que no le ha gustado. En el resto detecto auténtico entusiasmo, así que quedo en una abrumadora minoría que no merece tanta atención.
Y por favor, no emplee el termino afeminado como insulto, a mí no me afecta y quizás otras no se sientan muy a gusto.
Seguiré con Fleming, porque si pongo mi nombre y mis dos apellidos igual me retan a un duelo al manecer y no me parece que sea para tanto.
19/02/10 1:33 PM
Fleming
Campanilla: Puede que tenga usted razón y todo sea una carencia mía. O tal vez los años y los desengaños de la vida, pero no consigo esa cosquilla en el corazón que a todos ustedes parece haber causado.
19/02/10 1:40 PM
Campanilla
Querido Fleming, todos sufrimos desengaños en la vida, pero precisamente a pesar de esos desengaños, soledades, tristezas...cuando crees en Él, sientes una fuerza y una alegría fuera de lo común.
No deje de leer estos artículos, puede que algún día, alguna palabra le haga sentir que Jesús le habla directo al corazón, en ese momento sentirá que ya nunca estará solo, porque pase lo que pase Él estará con usted en lo bueno y en lo malo...en lo bueno haciéndole sentir feliz sólo porque si, en lo malo, sintiendo Su fuerza y Su aliento, sentirá Su presencia en todos los momentos de su vida...entonces entenderá.
Le deseo lo mejor de lo mejor, con cariño
Campanilla
19/02/10 2:36 PM
Fernando Correas
Es la primera vez que Jesús se presenta como maestro en el Evangelio y el episodio merece este relato tan bien preparado por el padre Ignacio María. Jesús es el Maestro, y ya desde adolescente lo demuestra. Así manifiesta que en él se alojaba toda la sabiduría del Dios hombre.
Con lo acontecido con su madre, que le buscaba y por fin le encuentra, se pone de relieve su humanidad y su divinidad. Jesucristo está ya realizando la obra para la que ha sido enviado.
Me ha gustado mucho, Padre, es una narración magnífica y en ese amigo de Jesús no hay que olvidar que estamos cada uno de nosotros.
Un saludo.
19/02/10 2:38 PM
Eduardo Jariod
"Un día la madre de Jesús será mi Madre, y yo quisiera mirarla como la mira mi Amigo."

...Muchas gracias, Padre.
19/02/10 4:54 PM
Maite
Es difícil seguir a Jesús, pero ¡nadie me hace tan feliz!
Así es la vida cristiana. Hay que entrar por la puerta estrecha, ¡pero qué felices somos! ¡Y nuestro Amor y alegría nadie nos lo quitará!
Maite
19/02/10 5:56 PM
RAUL JOSE LOPEZ PARDO
HERMOSO TEXTO. JESUS ES DE DIOS PERO TAMBIEN ES NUESTRO. SE OFRECIO POR NOSOTROS PARA MOSTRARNOS EL CAMINO. ES NUESTRO PERO LO DEBEMOS COMPARTIR TODOS Y MARIA ES NUESTRA MADRE. NO ES UNA POSESION DE ALGO MATERIAL. VA MAS ALLA, LO POSEEMOS ESPIRITUALMENTE Y ESTO NOS DEBE RECONFORTAR. MUCHAS GRACIAS POR OFRECERNOS ESTOS ARTICULOS PADRE.
19/02/10 6:36 PM
Loli Martínez
Gracias Páter, maravilloso escrito. Un canto al "AMOR", al Amor de Dios que nos hace amar a nuestra familia, a los amigos y en general a la humanidad. Sin ese Amor no se puede vivir ni morir en paz. El Amor puede con todo, es fuerte.
19/02/10 8:09 PM
Paquita
"Un día la madre de Jesús será mi Madre, y yo quisiera mirarla como la mira mi Amigo".Madre mía, danos esa santa y amorosa mirada para ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.
19/02/10 8:54 PM
Antonio Cerviño
Hay mucha gente que no cree en las conversiones cristianas, piensan que no son reales, o bien son fruto de una imaginación caprichosa. El encuentro con Cristo no es ninguna ilusión, sino una experiencia que transforma a la persona. Cuando estas convencido de que tu forma de vida no es la más adecuada, puede que pienses en tus antepasados y sus formas de vida como fueron, quizas no puedas conocerla, pues no tengas referencias suficientes y ademas quizas esten muertos, pude que los muertos influyan de alguna manera, pero no cambian vidas. Pero Jesús de algún modo raro y milagroso, si lo hace, ¿sabes porque?, poque todavía esta vivo. Hay una gran diferencia entre relacionarse con una persona viva y cambiar de sistema filosófico, orar con sencillez a Cristo para que entre en tu vida, la salve y la dirija, a partír de ese momento llega el compromiso y la verdad y te unes a una gran familia con ls mismas inquietudes y deseos, aplaudes y te emocionas, participas y entiendes, cuando te llamen a la puerta abre y seguro que El entra, pero no olvides Fleming, que primero tienes que escuchar y oir, sino no sentiras que te tocan en la puerta y eso es lo que hace nuestro Padre Ignacio, tocarte en el picaporte, en el timbre, con la mano y con todo lo que tiene su corazón, para que torpes como yo y tu oigamos y le dejemos entrar, ya sabes a quien. Gracias Natxo
19/02/10 10:16 PM
Diego Maria Chow
Maravilloso el articulos , con respuestas claras , contundentes, convincentes y concretas. Padre Ignacio Dios continue bendiciendolo , por tan hermosos mensajes que llegan a lo mas profundo del corazon y de nustras almas.Que el que se entrega a una cruz por amor lo proteja y le bendiga siempre, gracias tambien a el equipo de infocatolica , que hace posible llegar esta informacion de la buena nueva , ante el pueblo de Dios y gracias a Todos los que trabajan por la marcha y el funcionamiento de esta cadena informatica. Dios los Bendiga a cada uno de Ustedes y que la Santisima Virgen los amapre.

Diego Maria Chow - Puerto Rico Jibaro
19/02/10 10:30 PM
iris n morcilio
Hace unos dias hablaba con el Padre Ignacio Maria

sobre tu vocación

y resulta hijo mio,

que te escapaste con Jesús...
19/02/10 11:13 PM
Laura
Muy hermoso escrito padre. Me ha encantado y no sé cómo agradecerle tanta ayuda como nos presta a nuestro espíritu. La semana pasada echamos de menos su artículo. Siga escribiendo que lo esperamos. Gracias.
19/02/10 11:14 PM
YENIS
Es presioso el escrito padre. Siga así.
Quisiera que todos nos fijemos en cómo miramos a la Virgen María en sus representaciones, imagenes, estampitas... Pues debe ser amor puro y bello lo que debemos comunicar a Mamita con nuestra mirada, que siempre ha de ser especial. Que el Santisimo Jesucristo y Mamita Maria nos colmen de bendisiones. Gracias.
20/02/10 1:23 AM
Julián Zubiaur
El Señor quiere tenernos a todos nosotros así como a ese chiquillo, tan cerca de él que viva con él todo tipo de aventuras. La aventura del amor de Cristo es impresionante.
20/02/10 1:58 AM
Muriel
GRACIAS POR LA CANTIDAD DE ENSEÑANZAS QUE SE EXTRAEN DE CADA PÁRRAFO, PADRE. ESTUPENDO PARA LA ORACIÓN. LO LEEREMOS MUY DESPACIO MAÑANA EN MI GRUPO. UN ABRAZO.
20/02/10 2:33 AM
Carlos
Juan Pablo II en varias discursos comentó este acontecimiento en la vida de Cristo. Y nos invitó a los cristianos a ser obedientes al Padre al modo de nuestro hermano mayor Jesucristo. Así en la vida de la Iglesia siempre se ha dado una gran importancia a la obediencia a Dios.
20/02/10 4:18 AM
Daiana Salazar
San Josemaría Escriva de Balaguer a sus hijos les decia, comentando el acontecimiento del niño Jesús perdido y hallado en el templo, que nosotros también hemos perdido a Jesús muchas veses, y a causa de nuestros pecados. Y pedía a Dios que nunca más volvamos a perderle.
ME HA LLENADO DE FUERZA SU ESCRITO PADRE IGNACIO MARIA. BENDICIONES PARA TODOS USTEDES.
20/02/10 5:31 AM
Linda Martina López
Muy querido Padre Ignacio María: escrito sin igual. No vi nunca nada así sobre Jesús adolesente. Me gustó tanto que lo llevaré a mi parroquia a leerlo en catequesis de adultos. Hara mucho bien. Esta etapa de la vida de la que oyo decir tan poco está muy linda y hay que meditarla despacio para conocer de verdad cómo fue nuestro amor Jesucristo cuando estuvo viviendo entre nosotros como hombre. Que Dios le bendiga, padre.

Linda Martina Lopez A. L. (Lima)
20/02/10 6:47 AM
Michel
¡Cómo quisiera haber leido este escrito antes!, porque es verdad que leyéndolo despacio me ha hecho mucho bien.
Reimos y reimos hasta que nos duele la tripa. Es cierto que un cristiano debe ser alegre. Hay un dicho así: un santo triste es un triste santo. La alegría del cristiano es imparable, porque es muy profunda y no tiene relación con las vivencias diarias, sean o no adversas, sino que nade del mismo Dios que habita en mi interior.
20/02/10 12:29 PM
Ignacio
Me quedo pensativo sobre mi oración de cada día al leer que "al entrar en el templo me sugiere que para rezar no use muchas palabras, mejor es callar y escuchar al Padre".
ESCUCHAR. Nunca he escuchado a Dios. Siempre ha consistido mi oración en decirle y decirle. Me ha dado este nuevo horizonte, padre, y lo agradezco, porque esa escucha puede darme grandes sorpresas. ¿Qué querrá decirme Dios?
Un abrazo, padre Ignacio María.
20/02/10 12:59 PM
Beatriz Fontecha
Me ha emocionado este escrito, por la sencillez pero llena de profundidad. Muchas gracias por la meditación tan estupenda que nos deja esta semana, Padre Ignacio María.
El amor de Jesús por su madre era grandísimo. Por eso luego nos da como madre a la madre que tanto amaba, porque su amor por nosotros era también inmenso. Tenemos que amar, si no, no habremos aprendido nada.
Cada mañana me despierto pensando que es una nueva oportunidad de amar.
20/02/10 1:37 PM
Antonio Vila
Gracias por la información. Ha sido muy interesante esta narración tan preparada. Le agradeceré siga enviándome información, padre. Felicito a Infocatólica por este escritor que marca una diferencia muy grata.
20/02/10 2:30 PM
Lorena Mas
Jesús es un chaval como los demás. Su amigo también. Estos son los valores que debemos vivir sin ninguna vergüenza. Con valentía y seguridad. Porque si no de nosotros hacen lo que quieren. Un beso.
20/02/10 2:56 PM
María
Vivir para Dios es lo más grande. El amigo de Jesús es un modelo para todos nosotros. Deberíamos leerlo despacio llenándonos de las enseñanzas que se extraen de este artículo. Incluso, mucho mejor, meditarlo ante el Señor Sacramentado. Yo lo llevaré impreso a la Adoración Eucarística de este sabado y lo meditaremos juntos.
20/02/10 3:50 PM
Luisa Gutierrez
Es muy bonito. A mí también lo único que me importa es Jesús. Felicidades, Padre Ignacio María y felicidades a Infocatólica. Muchas gracias por este artículo.
20/02/10 6:39 PM
Kris
Padre Ignacio María k bonita historia nos kuenta. Pareze k no la hubiera eskuxhado nunka. Es diferente y me a gustado muxo mas así. Un beso.
Kris.
20/02/10 8:08 PM
JL Polo
Pater, sigues siendo el mejor correo de Jesús, estás abriendo los ojos a los que, casi no vemos ni lo que tenemos en nuestras narices, habla con Él y háblale de nosotros, pues te escuchará, no creo que pueda olvidarse de un representante como tú. Que Él te bendiga
20/02/10 8:19 PM
Norbert
Escuchar la aventura de este amigo de Jesús me ha ayudado mucho. Es una aventura que corrieron juntos, así nosotros nunca estamos solos, siempre vamos con él, como este joven. Gracias, padre, me llega muy dentro del alma.
20/02/10 9:27 PM
Es 1 texto precioso. La gente debe de mentalizarse en creer, en saber lo que ocurrió hace 2000 años. No puede escuchar los malos consejos. Debe reforzarse, no debilitarse. ¿Cuando superaremos a los débiles de espíritu? Eso sería mi sueño. La mayoría del pueblo judío votó la crucifixión de Cristo y la libertad de 1 asesino: BARRABÁS.
20/02/10 10:46 PM
Carla (Badajoz)
Padre Ignacio María Doñoro, me a conmovido muxo su artículo. Gracias por ser tan distinto y contar las cosas desde ese prisma en que todo parece nuevo y todo parece de estreno. Que Dios le siga dando ese don tan particular de llegar al corazón de la gente que le lee.
Cómo le admiro.
Cuánto me a ayudado.
Gracias y felicidades, Padre Ignacio María Doñoro.
Carla (Badajoz)
20/02/10 10:51 PM
P. Jorge Eliecer Escobar Patiño
Apreciado Padre: Muy bueno su artículo y sobre todo lleno de mucha experiencia de fe……. JESUS ES EL UNICO QUE ME IMPORTA…. Si todos fuéramos capaces de hacer llegar este eslogan a la vida de muchas personas que no le dan la importancia que Jesús se merece…… Seguramente con María saldríamos muchos en busca de El……….
Padre. Jorge Eliecer Escobar Patiño
ECUADOR
20/02/10 11:03 PM
Fernando Mendaza
Me ha encantado el artículo: ¡¡¡Evangelio en mano y a vivir aventuras con Jesús!!! Lo bueno es que esas aventuras son de verdad, nos dan vida al alma. Un abrazo fuerte, Padre Ignacio.
20/02/10 11:08 PM
EMILIO
Es muy bonita la reflexión del Padre Ignacio, nos ayuda a comprender cómo, de qué manera, debemos reconocer a Jesús en nuestras vidas. Como el amigo que camina a nuestro lado, como aquel que nos acompaña; pero un amigo no está solo para acompañarnos sino también para gozar de nuestra humilde compañía: eso nos pide Jesús en esta Cuaresma, que la vivamos con el, que sintamos como él sintió por nosotros para que podamos morir a nuestras debilidades y renacer a nuestro hombre nuevo, al que sólo la presencia de Jesús en su vida la basta.
20/02/10 11:11 PM
Almahispana
Estimado Páter Ignacio. He leído con atención e interés el artículo, muy bien narrado como usted acostumbra, cuyo tema central es el modelo de Jesús, el buen amigo Jesús, que vino enviado por el Padre, vivió como hombre entre nosotros,y murió para redimir a toda la humanidad, y mediante la lectura del texto nos relata simpaticas anécdotas y vicisitudes que encuentran los hombres en esta vida y nos invita a seguir el modelo o pauta que nos enseñaba Jesús, tema que de algún modo me ha llegado a las fibras del alma. Muchas gracias por sus interesantes aportaciones de redacción que tanto bien nos hacen a los católicos, e incluso para serena meditación y bien para otros muchos que se asoman a esta ventana abierta de internet. Un fuerte abrazo.
20/02/10 11:15 PM
Hermosa catequesis de la ida al Templo de Jerusalén... muy fresca y amena de seguir, como para hacerla con niños. Mezcla textos de manera hermosa. La leeré nuevamente y soñaré que yo soy ese amigo. Un abrazo y bendiciones a todos.
20/02/10 11:30 PM
José Antonio Mercader
PADRE IGNACIO MARIA NO SÉ CÓMO HA PODIDO HACER UN RELATO TAN SENCILLO Y MAGNÍFICO. GRACIAS.
21/02/10 1:27 AM
Helena
Padre Ignacio María, hermano en Jesucristo, que Dios le llene de su amor por la caricia que nos ha dado a todos con tremendo relato lleno de frescura y de inocencia, y de espiritualidad y de amor divino sin igual. Que Jesús y la Virgen, mirándose, le comuniquen tanto amor como ha puesto en este fabuloso escrito. Que siga tan enamorado de Jesucristo como se ve que está. Le deseo bendiciones sin fin.
21/02/10 3:08 AM
AMIGO DE DIOS
Destaco la unión de ese amigo fiel a Jesús, siempre fiel, que es humilde y está profundamente enamorado del dueño de su alma, Jesucristo. Quisera ser él.
21/02/10 3:11 AM
ANONIMO
Querido Padre Ignacio, ¿podremos todos ser ese amigo enamorado de Jesús, que vive feliz todo tipo de aventuras con él, porque está enamorado? Rece por nosotros, para que su amor se nos contagie. Bendiciones a todos, hermanos en Cristo Jesús.
21/02/10 4:39 AM
Seve
Gran relato. Felicidades.

Cuando Dios llama

Lo hace sólo una vez

Lo leeremos más despacio para extraer todas sus enseñanzas.

Un saludo.
21/02/10 10:00 AM
Rosa María
Siempre me ha entusiasmado ver a Jesús más joven de lo que estamos acostumbrados, y es una sorpresa haberlo encontrado tan humano y tan divino en este relato. GRACIAS
21/02/10 11:54 AM
Ana B.
Con tantos problemas como trae la vida es respirar aire puro poder leerle, padre Ignacio María. Me gusta Infocatólica y especialmente sus artículos son una verdadera joya. No sé cómo expresar en forma de palabras lo que siente mi corazón al ver a estos dos amigos, uno es Jesús, otro imagino que puedo ser yo, o cualquier de nosotros. Cómo sienten, cómo aman, y al percibir ese amor por María...
MARAVILLOSO, FELICIDADES

ANA B.
21/02/10 2:38 PM
Julio
Gracias Padre, como siempre me has llenado de Dios con tu escrito. Un abrazo.
21/02/10 5:29 PM
Josè Santiago Figueroa C
¡Ah, Señor Yahvé! Mira que soy un muchacho" (…) No digas "soy un muchacho", pues a donde quiera que yo te envíe irás, y todo lo que te mande dirás (Jer 1, 6-7).

Para ello solo debemos tener un corazòn abierto a escuchar lo que Dios Padre quiere de cada uno de nosotros, y entregarnos a su voluntad con humildad y obediencia.
Josè Santiago Figueroa C
21/02/10 5:54 PM
David, Bucaramanga - Colombia
Madre e hijo se miran y, sin decirse nada, se entienden.
Ciertamente me llama mucho la atencion esta frase es muy bella en si, es muy bello poder mirar a los ojos de nuestra verdadera mamá, Maria, es muy bello sentirse en el amor de Dios verdaderamente es muy hermoso, hoy hago una invitacion a todos, abran esa puerta a la que Jesus todos los dias llama, abranle el corazon a Jesus y veran que todo es más facil, ya no habran mas penas y todo sera alegria si vives con el de la mano. Dios Te Bendiga padrecito!!!
21/02/10 5:54 PM
María del Mar
Es un relato hermoso! Todos deberíamos vivir así nuestra amistad con Jesús..sin barreras ni obstáculos, con una admiración profunda hacia un Dios tan cercano y humilde que nos ha regalado la salvación.
Un abrazo en los corazones de Jesús y de María.
Maria del Mar
21/02/10 6:30 PM
Jose Angel angulo
Esta tratado como la Boda de Canaan un dialo entre madre e hijo, un dialogo profundo las miradas de los dos debian saltar de amor el uno por el otro; asi no me estraña que la Virgen muriera de dolor al ver a su hijo clavado en la cruz.Si yo tambien cuando estoy delante del Señor me quedo sin palabras, me imbade un amor hacia El que acaba saltandome las lagrimas de verlo clavado en la cruz;Es un relato bonito, precioso y ameno,gracias padre por estos escritos que ademas son buenos para reflexionar sobre uno mismo
21/02/10 9:12 PM
Alejandro Melero
Maravilloso texto P.Ignacio.
Una vez mas nos volvemos a emocionar.
Nada mas grande que andar siempre de la mano de Jesus.
Que más bonito que saber que día a día,anda a nuestro lado la Luz del mundo.
Quién se enamora de Dios,no puede dejar de caminar con Él,de seguirle a cada sitio,de seguir cada una de sus huellas.
Con Él podemos caminar con los ojos cerrados,solamente gozando de su Paz,de su Amor.
Siguiendo la Luz no temeremos,ya que Él pago nuestra culpa en la Cruz,y en su Resurrección gozamos la alegría de Dios.
Solamente mirando los ojos de Jesus,encontraremos la mirada de Maria,y en los de Maria,al Mismo Dios.
Un corazón unido,una mirada siempre unida.
Seamos como Maria,siempre a los pies de su Hijo,embriagada de Amor,oyendo hablar las palabras de Amor de su Hijo,viviendo con Él las alegrías,los sufrimientos...
Con Maria amamos,con Maria esperamos,con Maria adoramos.

Que la Paz de Jesus y Maria reine siempre en tu Corazón.

Alejandro.Castellón-España.
21/02/10 9:42 PM
Realmente Jesús es el mejor amigo que podamos tener. El hijo de Dios hecho hombre, tan tierno, inocente, puro, sabio... es el único del cual debemos fiarnos y en quien debemos abandonarnos; si hacemos su voluntad y seguimos sus mandatos, cosas estupendas llegarán.
Tan pequeño y ya cumple su misión, tan pequeño y destaca entre los doctores, tan pequeño y a la vez tan grande, así es nuestro pequeño Salvador. Sufría por el dolor de María su madre, pero se gozaba al hacer la voluntad de su Padre. Tan pequeño y ya empezaba a probar la cruz que posteriormente cargaría; una cruz que no le corresponde y que nos la arrebata por amor, invitandonos a cargarla junto a Él.


¿Y nosotros qué? Le acompañamos cuando le necesitamos y le abandonamos cuando es flagelado, crucificado y muerto nuestro Salvador. No contento con todo lo que hizo por nosotros, nos dió además la joya más valiosa que pueda existir, La Virgen María nuestra madre y quien nos ha de servir como mediadora maternal y abogada con el Padre.

Gracias Padre Ignacio Mª., por un momento fui aquel pequeño niño que acompañaba a Jesús su mejor amigo y disfruté de su presencia, compartí su dolor y pude mirar a los ojos a María Inmaculada, tan preciosa y pura como solo ella sabe ser por Amor a Dios.

El Señor le bendiga y guarde! Nunca deje de rezar por nosotros, sus hijos y hermanos en Cristo.
21/02/10 11:05 PM
Yuris
De nuevo quedo emocionado. El sol del amor de Dios calienta los corazones más fríos. Jesús es el amor de mi corazón. Me entregué a él y nunca más lo abandonaré. Nada, ni todos los problemas del mundo juntos, ni todas las dificultades podrán impedir que el cielo y la tierra se unan en Jesucristo.
22/02/10 4:17 AM
MANUEL
"Me llamo ÁNGEL. Bueno, mi nombre no importa. Sirva de presentación que mi mejor amigo, el más fiel, es Jesús, y Él vive en mí".


GRACIAS PADRE IGNACIO MARIA. ¿DA USTED ALGÚN RETIRO? QUISIÉRAMOS ASISTIR.
22/02/10 11:36 AM
Santiago
María y José creyeron haber perdido a Jesús. Qué angustia debieron pasar. Jesús tenía sólo 12 años. Le estuvieron buscando durante 3 días... Cuánto sufrimiento. La alegría de encontrarlo fue un gozo inexplicable. La cruz siempre acompaña al cristiano. Pero después de la cruz, siempre llega la resurrección.
22/02/10 1:06 PM
claudia evelyn diaz clavijo
padre ignacio,, en todo momento y en toda dificultad
el meejor amigo que podemos tener es el,,siempre esta a nuestro lado, ayudandonos,-
este relato que hace, se entiende como el AMOR, mas grande como lo fue el de JESUCRISTO Y MARIA ,amor totalmente DIVINO,,,sus miradas
llenas de total pureza,,..de MARIA SIEMPRE VIRGEN ..Y DE JESUCRISTO,,AMOR ABSOLUTO Y AMOR TOTAL,,AMOR DE QUIEN DIO LA VIDA POR TODOS NOSOTROS, PARA SALVARNOS......
que ningun problema por grande que sea nos pueda separar de el AMOR DE JESUCRISTO quien es camino verdad y vida.............................
22/02/10 2:52 PM
andrea valenzuela lagos
muy hermoso me llena el corazon y gratificacion de esa bellas palabras gracias padre por lo bello de esa palabras
22/02/10 2:56 PM
MINERVA CASTELLANOS
Padre Ignacio María, es un escrito que me ha ayudado mucho. Me habían hablado de sus artículos y lo leyeron y meditamos en nuestro grupo. Fue muy hermoso reflexionar con el Señor. Sobre todo lo que más nos impresionó era el amor de Jesús por su madre, de lo que extraimos muchas conclusiones positivas para nuestra vida espiritual, incluso humana. Muchas gracias por su ayuda. A partir de ahora me pasaré por aquí a leerle. Un abrazo.
22/02/10 3:09 PM
Soraya Otero
Muchas veces se ha interpretado este capítulo de la vida de Jesús como que nosotros no debíamos perder a Jesús, porque la virgen lo perdió sin culpa, pero nosotros lo perdemos por nuestra culpa, por el pecado. A mí no me gusta esa interpretación, porque más bien yo diría que quiere decir este pasaje algo parecido a cuando en el Evangelio dice que quien no deja a su padre y a su madre por Dios no es digno de él.
Por cierto, una narración muy bien preparada, estupenda.
22/02/10 8:29 PM
ALFREDO
QUE CONFORTANTE ES SABER QUE JESÚS NOS BRINDA LA POSIBILIDAD DE SEGUIRLE Y NOS DA A SU MADRE PARA QUE NOS AYUDE.
22/02/10 8:43 PM
Wilfred Antonio Olivares Contreras
Bendiciones padre Ignacio Maria por la gran enseñanza que nos trasmitio en su bello escrito. Jesús era un adolesente pero tenía la sabiduría de Dios. Su amigo era un jovensito normal pero bueno, que sólo vivía del amor a Jesús. No sabía que se enamoró de su Dios, de su criador y era un lindísimo amor que le llevaba a realisar todo lo que Jesús quisiera, por ser la voluntad de su Dios. En el amiguito estamos cada uno de nosotros, ai tenemos que encontrarnos, reproduciendo esa vida de amor y acompañamiento al maestro, a Dios. Me senti que estaba siendo acompañado por el maestro en cada segundo de mi vida, desde que le lei, acompañado en cada instante, en cada suzeso, en cada acontesimiento. Intentare que no se me olvide que nunca voy en soledad sino siempre con mi amado Jesúa, que me cuida y me protege pero que me dirige por donde Dios desea que yo camine, según su santa voluntads. Que Jesús y Mamita nos bendigan a todos y nos llenen de su poder y de la fuerza de la gracia. Que siempre Jesús venga a caminar a nuestro lado y vaya para alante con nosotros y nos guie y que camine el nuestro camino antes para que podamos seguirle y no perder nuestro rumbo. Amen.
23/02/10 4:31 AM
Gladys Helena Garcia del Valle
Lo imprimi y orar con este texto es loque hice en la capillita de mi parroquia. Fue una hermosa vivencia. Bendiciones.
23/02/10 6:18 AM
José Vicente Díez del Corral
Este fragmento nunca lo olvidaré. Es el enamoramiento verdadero:
Nunca había visto tanta gente y, sin embargo, parece que estamos solos Jesús y yo… No entiendo a dónde me lleva, ni por qué, ni la mayoría de las cosas que dice, pero no puedo despegarme de Él.
Enhorabuena por este relato tan impresionante, Padre.
23/02/10 12:22 PM
José Santiago Figueroa
Estimado Padre quisiera pedirle invitara a sus amigos y contactos a una reflexión y oración por mi País, por mis hermanos que sufren en estos momentos, fue un terremoto, dicen el 4 más fuerte de nuestra historia, tenemos familias que quedaron sin nada lo perdieron todo, casas completas en el suelo, cadaveres flotando en las aguas.
Es un gran dolor el que sufre nuestro país, solo le pido, lo que a la distancia puede darnos " Oraciones", ella fortalcen y ániman.
Atentamente
José Santiago Figueroa C
4/03/10 10:36 PM
Mi Dios es mi padre y padre de Jesus lo amo con todo micorazon, le pido por mi familia Burgos Miranda
31/03/10 7:05 PM
Elena
Pues Padre Ignacio, lamento decirle que, a veces, usted también se equivoca. En mi caso perjudicó a tres personas, no digo que lo hiciera de mala fe, pues le conozco y se que usted, padre, es incapaz. Yo no quería lo que tengo ahora, y destrozó la vida de otra persona a lo que yo, también, contribuí.
La fe en Dios es buena, muy buena, lo mejor, pero no cuando se comenten errores y los agentes de Dios en la tierra, hacen que se sigan comentiendo.
Un saludo, padre, recuerdos a mi marido, su buen amigo.
26/03/11 3:29 PM
James H. Chow
El estar enamorado de Dios, es otra cosas
Que lindo es el Señor...
22/11/11 1:50 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.