Carta abierta de un profesor de derecho a Mons. Satué

Carta abierta de un profesor de derecho a Mons. Satué

A ningún ser humano se le puede obligar a que se someta al abuso (sexual o jurídico) de una autoridad civil o eclesiástica, por muy alta que sea. En ambos casos eso se llama 'violación'. Y tanto más grave cuanto mayor sea la diferencia entre la autoridad del abusador y la del abusado.

Estimado Sr. Satué:

Le escribo en mi condición de profesor de derecho desde hace más de treinta años.

Sigo con especial interés el desenlace del famoso caso Gaztelueta, colegio del que yo, y siete hermanos míos más, somos antiguos alumnos.

Hace tiempo que le envié un enlace que publiqué en mi web de ética y derecho sobre este caso.

Pero ahora le escribo para pedirle por el amor de Dios que piense bien lo que va a hacer, porque la injusticia de un juez es muchísimo más grave que cualquier delito de calumnia o difamación.

A Chema Martínez le condenó la Audiencia de Vizcaya sobre la base de un único testigo, la supuesta víctima, que desde antes de los supuestos abusos tenía una enfermedad mental diagnosticada y con tratamiento médico. El perito sobre el que se valoró la prueba de ese único testimonio era antiguo miembro de ETA, que como usted bien sabe puso seis bombas en distintas sedes del Opus Dei, casi todas en la universidad de Navarra y otra en el Santuario de Torreciudad. Lo que muestra la imparcialidad de este perito.

Ninguno de los alumnos del colegio Gaztelueta, ni los cientos de alumnos a los que Chema ha impartido clases, jamás han puesto en duda la honestidad del profesor. Los que viven a su lado, día y noche, porque es numerario del Opus Dei, tampoco han cuestionado su honradez (si hubieran dudado lo más mínimo, ya le habrían echado del Opus).

Toda la investigación previa llevada a cabo por los comisionados por el Cardenal Ladaria concluyó que era inocente.

El tribunal supremo argumentaba que procesalmente no podía entrar a valorar las pruebas, y con todo le redujeron la condena de 11 a 2 años, con el fin de que no entrara en prisión.

¿Por qué usted se empeña en seguir adelante con este proceso y del modo en que lo está haciendo? ¿Porque se lo ha pedido el Papa? ¿Y si el Papa le pide que usted se tire por un balcón, también se tiraría?

A ningún ser humano se le puede obligar a que se someta al abuso (sexual o jurídico) de una autoridad civil o eclesiástica, por muy alta que sea. En ambos casos eso se llama 'violación'. Y tanto más grave cuanto mayor sea la diferencia entre la autoridad del abusador y la del abusado.

Cuando enseño teoría de la justicia,  advierto a los alumnos de la gravedad de sus futuras resoluciones judiciales, y les digo lo mismo que debería saber usted, que la prevaricación judicial reviste una especial gravedad por varios motivos:

  • Primero por la acusada dimensión pública del juez, ante cuya resolución se han de someter tanto los particulares como los gobernantes de la comunidad.
  • Segundo, por la situación de quebranto en la que previamente suelen encontrarse los que acuden a juicio.
  • Tercero, por la confianza que han de inspirar los jueces, mucho más que cualquier otro funcionario, en orden a asegurar el respeto del derecho.
  • Cuarto, porque el carácter público de sus resoluciones hace que el condenado sea injustamente despreciado por el resto de la comunidad, que presume justa la sentencia.
  • Y quinto, por la misma aflicción de la condena impuesta injustamente, que hará tanto más grave la prevaricación cuanto más aflictiva sea la sanción.

Reciba un cordial saludo.

Diego Poole

21 comentarios

maru
Magnífico!!!! El citado caso huele mucho a chamusquina.
1/12/23 12:46 PM
Manuel
Gracias por este artículo.
"Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre..."
1/12/23 2:53 PM
Litur
“Le quieren echar del opus”
Nadie tiene la autoridad para echarte de tu familia.
A mí me parece que estos jueces, por no ser, no son ni cristianos, ni jueces. Más bien son sicarios.
1/12/23 3:39 PM
Jose
Ese tribunal no tiene ni pies ni cabeza, es como una distopía.
1/12/23 3:42 PM
Trieste
Soy abogado y católico, pero no miembro del Opus Dei. Su carta es impecable. Este asunto es una aberración jurídica, hay prevaricación en curso, despotismo , contrafuero y contraDios. Bergoglio desprecia el Derecho, es firme partidario de la acción directa , como los comunistas y desconoce la virtud de la justicia, es arbitrario y tiene muchas fobias y filias repetitivas. Satué se comporta como un lacayo.
1/12/23 4:27 PM
Juan
No sé si el profesor es culpable o no: lo que sí sé es que la reiteración del juicio por vía canónica es una barbaridad, que además parece obedecer al deseo de Francisco de quedar bien ante la opinión pública, después de las manifestaciones que escuchó en el famoso programa de TV. ¿De verdad es justo (no digo ya cristiano) instrumentalizar a un acusado, del que no se sabe si es culpable o no, para obtener un beneficio de imagen y reputación. ¿Y que lo haga nada menos que el Papa? Es terrible.
1/12/23 4:30 PM
Juan Alvarez
Mas claro imposible!!Un dia se sabra la verdad de porque este hostigamiento!!!
1/12/23 4:52 PM
Jacobo
Estamos ante un nuevo caso Dreyfuss, esta vez en la Iglesia, aunque en realidad es probablemente la punta del iceberg de muchas otros abusos de poder: sobre cardenales Burke, Muller, etc, sobre obispos Liviere, Strickland, etc., sobre movimientos: CL, Opus, etc... y como Zola, quizás tengan muchos católicos que decir, a su vez: YO ACUSO.
1/12/23 5:29 PM
Japo
El paralelismo entre el abuso sexual y el abuso jurídico es clarísimo: es una violación grupal de los derechos humanos, con lesiones tan graves o más que las de una violación sexual. Y en cierto modo más grave porque es institucional, premeditado, insistente Si nos animan a denunciar los abusos de los eclesiásticos, pues ahí va esta denuncia.
1/12/23 6:07 PM
Rafael Gomez
Espero que se animen muchos más profesionales del derecho a denunciar lo que está ocurriendo.
Espero que el Opus dei no se preste a la expulsión de este señor de la institución.
1/12/23 6:19 PM
Marivi Guisande Gonzalez
Si la Iglesia es Madre como debe ser,me parece muy doloroso el padecimiento de este profesor
1/12/23 6:54 PM
Iuscompass
Hay que prevaricar para salvar la cara a quien, llevado de una emotividad comprensible, cayó de modo tan incauto en la celada que le tendieron en el documental de Evole.
Salvar la cara del Papa es loable, hacerlo a costa de la propia honra es heroico, pero hacerlo a costa de la honra ajena es un miserable acto de traición del que el propio Francisco se avergonzaría.
1/12/23 7:06 PM
enc
Aquí hay algo que no cuadra; que alguien del PSOE envíe a su hijo a estudiar a un colegio del Opus Dei y luego se empecine en denunciar unos presuntos abusos sexuales contra su hijo.
Lo siento por el chico, por el padre y por el profesor, todos están sufriendo.
2/12/23 12:39 AM
Juliana Congosto
Soy una persona de 80 años. Estudie derecho aunque nunca lo he practicado. Tengo que decir que estoy verdaderamente escandalizada por la actuación de la Iglesia (???) en este caso qie me hace perder la paz. Como se puede hablar de justicia y de perdón y actuar así? Solo recordar lo que dice el Evangelio: !hay de aquellos que escandaliza ....
2/12/23 10:06 AM
Argia
"Al pan, pan y al vino, vino"
Menos clericalismo y más buscar la verdad.

2/12/23 11:05 AM
Pedro Anton
Es sorprendente e injusto el ensañamiento clerical en un caso ya juzgado tanto en el ámbito civil como en el eclesiástico. ¿Porqué este proceder contumaz? Parecen existir motivaciones que nada tienen que ver con la justicia, que desconocemos pero que, en cualquier caso, estan haciendo daño a la iglesia y sus representantes. Por el bien de nuestra Madre la Iglesia, resuelvan de forma definitiva esta flagrante injusticia.
2/12/23 4:29 PM
Jacinto
Ser "buenista", o sea, pensar que no hay mala intención por parte de Satué, es propio de malas personas o de tontos imperiales.
2/12/23 10:51 PM
Miquel Salamó
"Bienaventurados los perseguidos por la justicia ....." Y aquí tenemos un caso concreto a que se refería el Señor en el evangelio. Un perseguido injustamente por quien debe dar ejemplo de cariño y caridad. Dedíquese el sr obispo de Teruel a fomentar la diocesis y trabajar en ella, que falta hace, y deje de cometer más barbaridades persiguiendo a los ya juzgados por la via adecuada.
Piense que hay infierno.
2/12/23 10:54 PM
jp
Ni el Papa se comporta como Papa, ni muchos clérigos lo hacen en razón de justicia. Que vergüenza de Iglesia Catolica nos están dejando. Luego se quejan de que no hay vocaciones. Es terrible la falta de fe del clero, una forma de volar la Iglesia desde dentro, alejando la justicia y el derecho de la misma. A ello hay que añadir el escándalo generado en los fieles .Dios se apiade de ellos.Auxilio de los Cristianos y Reina de la Iglesia ruega por nosotros.
7/12/23 3:53 PM
Angela
Cada vez q leo algo de este caso me imagino el viacrucis q estará pasando esta persona. Todo mi apoyo y oración por el para q Dios le de fortaleza.
Y los q entienden de leyes q le suponen como se ha hecho en este artículo
7/12/23 8:09 PM
carlos saez Argentina
Gracias emérito profesor por el articulo, que debemos tener muy presente los peregrinos por el ataque permanente a nuestra Santa Iglesia.Me suena un tufillo de venganza con varias victimas, familiares afectos Cuando hablamos de la ponderación de un testimonio único en un proceso penal uno de los principios controvertidos es el de inocencia. Así, se pone en jaque la idea relativa a si un solo testimonio puede bastar para desvirtuar el mencionado principio y ser suficiente para condenar a una persona. En nuestro País el orden jurídico no es aplicable la máxima testis unus, testis nullus, que implica que no puede dictarse una sentencia condenatoria con fundamento no debe perderse de vista que siempre debe primar el principio de inocencia, duda razonable e igualdad, pues, siguiendo la reflexión de Wolfgang Frish, “…la condena de un inocente constituye una injusticia mucho mayor que la absolución de un culpable…
9/12/23 2:16 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.