¡Benditos sacerdotes! (Test de «estima sacerdotal»)

Algunos han podido pensar equivocadamente que un Año Jubilar Sacerdotal es una cuestión interna del ámbito clerical. ¡Ni mucho menos! ¡Cuántas veces son los propios fieles los que nos recuerdan a nosotros, los sacerdotes, el don tan grande que hemos recibido!

El inicio del curso pastoral, es una buena ocasión para recordar que estamos ya avanzados en la celebración del Año Jubilar Sacerdotal, convocado por Benedicto XVI en el 150 aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars, patrono de los sacerdotes.

Algunos han podido pensar equivocadamente que un Año Jubilar Sacerdotal es una cuestión interna del ámbito clerical. ¡Ni mucho menos! ¡Cuántas veces son los propios fieles los que nos recuerdan a nosotros, los sacerdotes, el don tan grande que hemos recibido! En realidad, cuando alguien se acerca a un sacerdote con verdadero deseo de encontrar a Dios, está contribuyendo, sin darse cuenta, a la fidelidad de ese sacerdote y a la promoción de las vocaciones sacerdotales.

¿Valoramos el sacerdocio y queremos a nuestros sacerdotes?... Recuerdo que hace unos años estuvo de moda un tipo de “test”, en el que se preguntaba sobre nuestras actitudes ante un determinado tema, ofreciendo finalmente una evaluación, según las respuestas emitidas. Con un poco de humor, vamos también nosotros a diseñar un “test de estima sacerdotal”, que nos sirva de autoevaluación:

1.- ¿Has rezado últimamente por tu párroco, por tu obispo o por el Papa?

  1. Ni siquiera sé cómo se llaman.
  2. En la Misa ya se suele pedir por ellos, y yo me sumo a esa petición.
  3. Lo hago todos los días en mi oración personal.

2.- ¿Has abierto tu conciencia a un sacerdote, confiando en que pueda ayudarte en tus problemas?

  1. Cada uno tiene que solucionar sus problemas.
  2. “Cuatro ojos ven más que dos”... Siempre es conveniente escuchar y acoger los consejos de quien pueda ayudarnos.
  3. La mayor ayuda que he recibido de un sacerdote ha sido cuando sus consejos venían unidos al perdón de Dios en el sacramento de la Confesión.

3.- Cuando entre tus amistades escuchas comentarios anticlericales...

  1. He seguido la corriente, para no quedar mal.
  2. Me he hecho el sordo, como si estuviese a otra cosa.
  3. He dicho lo que pensaba, dando testimonio de mi fe.

4.- En un sacerdote veo…

  1. Una “reliquia” del pasado.
  2. Un “profesional” de la religión.
  3. Un ministro de Dios; “otro Cristo” entre nosotros.

5.- ¿Cuántas veces has invitado al párroco a tu casa?

  1. Al cura se le llama sólo cuando ha muerto alguien.
  2. Cuando está la abuela con nosotros, suele traer la Comunión.
  3. Varias veces… Me encantó cuando nos relató en una sobremesa la historia de su vocación.

6.-  Cuando oyes a un sacerdote predicar…

  1. Le atiendo dependiendo de sus cualidades oratorias.
  2. Le escucho si el tema del que habla me resulta interesante.
  3. Veo en él un instrumento por el que Dios me habla.

7.- Cuando se hace una colecta en favor de los seminarios…

  1. “Los curas” están siempre pidiendo.
  2. ¡Se pide para tantas cosas! ¡Una más!
  3. Colaboro gustosamente, porque pienso que ninguna vocación debería frustrarse por falta de medios económicos.

8.- Cuando veo un sacerdote anciano en la Iglesia o por la calle…

  1. Me viene a la cabeza que la Iglesia está de capa caída.
  2. Lo importante es que diga la Misa rapidito.
  3. Doy gracias a Dios por su fidelidad y por todo el bien que haya podido hacer.

9.- Cuando veo un sacerdote joven en el altar…

  1. Desconfío de su inexperiencia. ¿Qué me va a decir a mí?
  2. Le observo a ver cómo lo hace, y le “califico”.
  3. Doy gloria a Dios por su vocación y le encomiendo intensamente.

10.- ¿Cómo reaccionarías si tu hijo te dijese que quiere ser sacerdote?

  1. Le preguntaría a ver si se ha vuelto loco, y le recordaría que tenemos que conservar el apellido.
  2. Le pediría que se lo pensase bien y que primero haga una carrera universitaria.
  3. Me llevaría una de las alegrías más grandes de mi vida, y le apoyaría plenamente.

11.- ¿Le has planteado a algún niño, adolescente, o joven, la posibilidad de ser sacerdote el día de mañana?

  1. Yo no me meto en líos. Allá cada uno con su vida.
  2. Soy de la opinión de que hay que valorar todas las vocaciones, aunque sean diferentes a la nuestra.
  3. Sí que me he fijado en alguien concreto, y rezo por él… Un día de estos se lo “dejaré caer”.

12.- ¿Qué piensas de la expresión del Santo Cura de Ars: “El sacerdote es el amor del Corazón de Jesús”?

  1. Me parece un espiritualismo desencarnado.
  2. Pienso que eso sólo se podría decir de algún cura santo.
  3. Creo que es exactamente así, aunque “lleven este tesoro en vasijas de barro” (2 Co 4, 7).

Evaluemos qué tal te ha ido:

Si la letra “a” aparece en la mayoría de tus respuestas…, me sorprende que este test haya llegado a tus manos; pero le doy gracias a Dios de que así haya sido, para poder decirte como sacerdote que soy, que Dios te quiere con locura y que espera de ti una respuesta de amor.

Si a la mayoría de las preguntas has respondido con la “b”, me gustaría decirte que no estás disfrutando de los tesoros que Dios te ofrece por medio del sacerdocio.

Pero, si la letra “c” es la tuya… entonces te digo que no dejes de rogar a Dios por la santificación de los sacerdotes y por el aumento de vocaciones sacerdotales, porque estoy segurísimo, de que, a ti, Dios te va a escuchar.

+ José Ignacio Munilla, obispo de Palencia

19 comentarios

DIEGO+
" Tú eres Sacerdote Eterno..." ENHORABUENA ¡¡¡ GLORIA A DIOS POR SUS SACERDOTES ¡¡¡. No permitamos que este año de renovación y gracia pase inadvertido. Lo demás, puede esperar...
16/09/09 12:15 PM
Camino Iriarte
¡Muy bien dicho, monseñor!
El test está perfecto. Lo paso a las amistades. Yo recomiendo a todos los católicos que más pronto que tarde vayan a alguna ordenación episcopal, o al menos, a alguna ordenación sacerdotal, o a la Misa Crismal. Ahí se dice lo que es un obispo, un sacerdote. Y quien más quien menos, todos tenemos o hemos tenido ejemplos cercanos de sacerdotes "santos". Eso nos ayudará a rezar por ellos, que sean otro Cristo en la tierra, que tan necesitada está de Dios más que nada.
16/09/09 12:25 PM
PARA LA HOJA PARROQUIAL
una idea muy simpática es incluir el test en la hoja parroquial ... ¡eso sí, con alguna foto bonita de la procesión del pueblo!...
16/09/09 12:29 PM
alfonso
hay!!! monseñor Munilla... Hay!!! En fin....Como dice el comentario PARA LA HOJA PARRROQUIAL... Para la hoja parrqouial. Escribe usted ideas muy simpáticas.
16/09/09 3:48 PM
Joaquín
Monseñor: yo soy crítico con lo que dicen los sacerdotes al predicar, pero eso es porque hoy día muchos sacerdotes, por desgracia, predican ideas heréticas. Ejemplos recientísimos: José Antonio Pagola y Juan Masiá.
16/09/09 5:41 PM
Jesús
Lo malo es que cuanto más conoces a personas que son sacerdotes, más conoces sus debilidades. Yo conozco a algunos de manera muy estrecha...y a decir verdad, no son ningunos santos. Tampoco lo soy yo, pero yo no soy sacerdote...
17/09/09 10:36 AM
Andrea
Me gustaría responder a Jesús.

Yo también conozco estrechamente a muchos sacerdotes. Claro que no son santos¡¡¡ Y es que un santo no nace, un santo se va haciendo con el pasar de los días. Cuando un chico es ordenado es por que kiere ser un sacerdote santo, no por que sea un santo se le hace sacerdote.

Usted me dirá, si pero deben dar ejemplo. Y tiene toda la razón. Por eso hay que pedir mas por ellos, por que su pecado se agrava por este hecho.

No les exigamos que sean como angeles, son hombres de carne y hueso que Dios les eligio para el sacerdocio, pero hombres, no seamos tan duros con ellos. Que por un pecado que comenten habran salvado mil almas, o habran dado mil consejos, habran dado paz a mil atribulados, por sus manos DIos habra perdonada mil pecado peores, habran consagrado, bautizado, habran celebrado mil bodas y mil funerales. habran escuchado a madres, a personas que se sentian solas, a padres y a hijos, habran ayudado a ser fiel a su vocacion a mil religiosas, y sobretodo nos habran regalado mil oraciones.

Veamos mas lo bueno que hacen nuestros curas y dejemos de fijarnos en sus defectos.

un abrazo en Cristo
17/09/09 11:41 AM
Paloma
A Jesús...

Pues claro que cuanto más conoces a una persona más debilidades sabes de ella. Y los sacerdotes son personas como tú o yo, hechos de la misma pasta. Por eso hay que rezar por ellos, porque les pedimos que sean lo que nosotros ni siquiera estaríamos dispuestos a ser o dar. Y sí, son imperfectos, pero no hay nada más edificante que descubrir cómo, a pesar de su carne mortal, los sacerdotes luchan por llegar a ser "otro Cristo" para los demás. Eso, conmueve, y nos da ejemplo, y nos mueve a implicarnos más en nuestra misión. Y, no te quepa duda, su lucha complace y consuela a Dios, y llegarán a ser más santos, con su empeño, con nuestra oración y con la ayuda de Dios.

Doy gracias a Dios todos los días porque en este mundo, haya todavía unos cuantos locos, idealistas y generosos que decidan entregar su vida completa a Dios, por el bien de nuestras almas. Benditos sacerdotes.
17/09/09 1:51 PM
Jesús
Andrea y Paloma, teneís razón. Pero cuando invitas a comer a un sacerdote y compruebas que no calla. Que tiene un ansia enorme de hablar, casi de demostrar lo sabio es. Cuando ves que le gusta de sobremanera el buen comer y el buen vino. Que sabe un montón sobre vinos. Cuando ves lo orgulloso que se siente del éxito profesional y económico de los sobrinos y se vanagloria de ello. Compruebas que para su familia busca lo mundano, más que lo divino. También compruebas la invidias, rencores, complejos que alberga en su alma. Bueno, y ya que decir del desparpajo que pueda desplegar a la hora de pedir, insinuar, chantajear emocionalmente o colarse en una fila. Eso siempre me ha hecho gracia. Y por último, son mucho más propensos a acercarse a las gentes de nivel alto tanto económica o culturalmente, más que a los paganos, inmigrantes, putas, etc...al contrario que hacia Jesu Cristo nuestro Señor.
Pero espero que nadie se ofenda por estas palabras, pues seguiré invitando a comer a sacerdotes.
17/09/09 5:41 PM
Paloma
Jesús, dices:
-No calla. ¿No se te ocurre pensar que tiene pocas oportunidades de conversar, que está muy solo?
-Le gusta el buen comer y buen vino... No sabía que esto estuviera mal ni fuera de dudosa moralidad.
-Que sabe un montón sobre vinos. El saber no ocupa lugar. Yo sé un montón sobre motos, y no tengo ni una. ¿Le censuras que entienda de algo?
-¿Sabes sobe la faceta espiritual de sus sobrinos? No juzgues. ¿no te alegras tú del éxito de los tuyos y no por eso eres mundano?
- Lo que dices de su alma, vale, como ves son igualitos al resto de las personas. Cada una tiene lo suyo, y por eso hay que rezar, por ellos y por todos.
_Lo del nivel social con los que trata... En fin, me parece un topicazo. En todo caso, todos somos hijos de Dios. Conozco a un montón que tratan con todo tipo de gente, y "guardan su virtud y marchan (como decía Kipling) como su paso y su luz".

En todo caso, me parece que estás hablando de un sujeto en particular, no creo que todos los que conozcas sean tan homogéneos.

No juzgues, reza por ellos, lo necesitan, y nosotros necesitamos sacerdotes santos.
17/09/09 9:35 PM
Paloma
Paloma:

El sacerdote del que habla Jesús tiene poquísima disculpa. Anes se comprendería un pecado ocasiuonal contra el 6º (y mira qu e esa es vuestra obsesión) que una actitud tan mundana de manera estuctural en su personalidad. Yo también conozco alguno así. Rezaremos por ellos, pero sacerdote santo es lo más alejado del que describe Jesús, calcado de alguno que conozco yo.
18/09/09 12:42 AM
Jesús
Yo soy sobrino de sacerdote...y conozco a tres de manera muy estrecha. Es decir, de haberles invitado a comer en muchas ocasiones y comparten la mayoría de las características que describía en mi anterior comentario. A otros les he tratado menos, pero su actitud en la intimidad es también bastante mundana. Así que se me hace muy muy difícil ver en un sacerdote "otro Cristo" entre nosotros, como apunta monseñor Munilla. Creo que la mayoría son profesionales de la religión, a excepción algunas salvedades que confirman la regla.
18/09/09 8:15 AM
Antonio
Las consideraciones que hace Jesús, están faltas de una reflexión autocrítica: ¿Qué parte de culpa puedo tener yo en que ese cura no sea santo?
18/09/09 10:46 AM
Andrea
Saben que a Jesucristo tambien lo llamaron borracho y comilón???? Puede que se parexcan mas a Cristo de lo que parece.
22/09/09 3:18 AM
Jesus
Muy buena Andrea. Es verdad que incluso a Jesucristo le acusaron de mundano. Puede que estés en lo cierto y estos pobres sacerdotes se le parezcan más que lo que parece. Me quedo con ese pensamiento positivo.
22/09/09 11:00 PM
charo
Rezo por los sacerdotes siempre.Les defiendo si les critican.Si agradecería tuvieran un tiempo y más disponibilidad para aconsejar a los fieles particularmente.
3/10/09 6:29 PM
Rodrigo Cuevas M.
Quiero hacr un breve comentario a lo dicho por Jesús y Paloma:
Soy sacerdote y les agradezco infinitamente su oponión y me parecen acertadas las dos posturas, cada una basada en alguna o varias experiencias personales y son válidas las dos.

Por mi parte tengo 18 años de ordenado, soy sacerdote diocesano, y se dice que los sacedotes religiosos hacen los votos de castidad, pobreza y obediencia; y que los sacerdotes diocesanos los viven... es sólo un "decir".

Yo no me concidero inteligente ni sabio, tampoco me conozco ni trato a personas de dinero; no tomo ni gota de vino, el de consagrar, sólo lo que empapa una parte de la cuarta parte de la hostia. Yo no hablo, más bien soy muy reservado e introvertido.
Todos los años de ordenado he sido enviado sólo las parroquias más humildes y necesitadas. Suelo comer sólo lo que la gente pobre come. No tengo automovil, me desplazo en transporte colectivo; no soy polular, más bien desconocido. No tengo títulos, sólo soy soldado razo y de batalla, etc.

Pero me condiero con muchas debilidades y defectos. Se que necesito de su oración para perseverar en este camino y hacer lo que hago, lo mejor que pueda.

Doy Gracias a Dios por este don inigualable. No soy "Jesús de Nazaret", ni tampoco me parezco a Él", pero hago esfuerzo por ser lo menos imperfecto, sin ser santo, pretendo al menos "ser un buen y mejor sacerdote".

Oren por su sacerdotes, especialmente por los que más necesitamos de la misericordia de Dios y la comprensión de ustedes...

Que Dios les bendiga y les proteja donde quiera que se encuentran.
P. Rodrigo Cuevas M.
10/10/09 1:54 PM
carmen
Con todos mis respetos y humildad,creo, como catolica que reza por todos los sacerdotes,que un test como este deberia ser mas profundo en el sentido,de querer investigar si los sacerdotes son fieles al evangelio,si realmente estos producen conversiones y si son ejemplo del evangelio.Desde mi corazon,le digo todo esto,, pues todos los que estan en la iglesia no estan convertidos,y esto es muy triste......Con lo facil que es buscar una persona DIOS llamada Jesus.
25/10/09 2:42 PM
carmen
Maria,madre mia te pido por todos los sacerdotes del mundo y especilmente por los que mas necesitan la misericordia del PADRE...Sabes que un rosarito diario es pa ellos..Amen,Amen
25/10/09 2:50 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.