Segunda carta de Marcelo Gullo a AMLO: Hernán Cortés puso fin al imperialismo antropófago de los aztecas
Ceremonia de sacrificios humanos en Tenochtitlan, representada en el 'Códice Durán' | © El Mundo

Segunda carta de Marcelo Gullo a AMLO: Hernán Cortés puso fin al imperialismo antropófago de los aztecas

Segunda carta al presidente mexicano López Obrador, el politólogo argentino Marcelo Gullo recuerda que España no conquistó el imperio azteca, sino que liberó México del imperialismo genocida de los aztecas.

Reproducimos por su interés la segunda carta que Marcelo Gullo dirige al mandatario mexicano publicada en el diario El Mundo el 7 de septiembre de 2021.

Segunda carta a Andrés Manuel López Obrador sobre el genocida estado azteca

Estimado señor presidente de la República de México, don Andrés Manuel López Obrador, ¿recuerda que el pasado 25 de agosto le escribí una breve carta, a raíz de haberse referido usted a mi persona, el 13 de agosto pasado, en un acto para reivindicar el Estado azteca al cumplirse 500 años de la de toma de Tenochtitlán?

En esa ocasión, usted, sin conocer mis antecedentes académicos ni mi actuación política, me acusó, sin fundamento alguno, de ser un pensador colonialista.

No he recibido todavía respuesta alguna a mi carta, en la cual me permití darle todos los datos históricos necesarios para que usted viera lo mal informado que estaba al respecto del imperialismo antropófago de los aztecas.

Comprendo que el trabajoso ejercicio de la presidencia de la República le ha impedido hasta ahora responderme, y se me ha informado también de que los historiadores a los cuales usted encargó la respuesta todavía no han podido encontrar la forma de rebatir los argumentos por mi expuesto. Comprendo su enojo con ellos, pero le pido sea indulgente con mis colegas, porque no es fácil la tarea que usted les ha encomendado.

Hoy vuelvo a distraer su atención a fin de realizarle la siguiente pregunta.

Si un estado A hubiera matado sistemáticamente todos los años 562.285 personas desde hace 45 años, lo que da la cifra de 23.302.825 personas asesinadas en ese lapso de tiempo, y un estado B interviniera para poner fin a esa masacre, ¿usted estaría a favor del estado A o del estado B?

Para que usted disponga de más datos para tomar su decisión, le aclaro que las 562.285 personas asesinadas no son ciudadanos del estado A, sino de otros estados que el estado A ha sometido por la fuerza.

Si usted ha tomado partido por el estado B, está entonces a favor de Hernán Cortés, quien el 13 de agosto de 1521 puso fin al imperialismo antropófago de los aztecas. Si usted toma partido por A, está a favor del emperador Moctezuma.

Permítame, estimado presidente, explayarme sobre los macabros números que he expuesto. Porque los números no mienten y sólo la verdad nos hace libres.

Según Ángel Rosenblat, quien ha realizado el estudio científico más serio elaborado hasta ahora sobre la población existente en América antes de 1492, en México habitaban, en el momento de la llegada de Hernán Cortés, 4,5 millones de habitantes.

Por otra parte, Williams Prescott, uno de los historiadores más críticos de la conquista española y uno de los más fervientes defensores de la civilización azteca, afirma: «El número de las víctimas sacrificadas por año inmoladas (por los aztecas) era inmenso. Casi ningún autor lo computa en menos de 20.000 cada año, y aún hay alguno que lo hace subir hasta 150.000».

Entonces, si México poseía 4,5 millones de habitantes en 1521, 20.000 personas masacradas por año equivalían al 0,444% (número periódico) de la población de ese momento. Esto quiere decir, para que usted tome la real dimensión del holocausto ejecutado por los aztecas, que extrapolado ese porcentaje a la actual cantidad de habitantes de México (127.792.000), equivaldría a asesinar 562.285 personas (quinientos sesenta y dos mil doscientos ochenta y cinco personas) por año.

Si, ha leído usted bien. Aunque parezca mentira, si se tomara tal extrapolación sobre el promedio de 85.000 personas asesinada en 1521, equivaldría al 1,888% (número periódico) de habitantes, cosa que compondría una cifra trasladada a la actualidad de 2.412.713 personas (dos millones cuatrocientos doce mil setecientas trece personas) ejecutadas por año.

Por fin, si se tomara el máximo de personas masacradas por año citado por Prescott de 150.000 personas, estas habrían representado el 3,33% (número periódico) de la población, cosa que extrapolada al día de hoy equivaldría a dar muerte a 4.255.474 personas.

Sí, ha leído usted bien. Cuatro millones doscientos cincuenta y cinco mil cuatrocientos setenta y cuatro personas asesinadas por año.

Se impone como conclusión lógica que el estado azteca era un estado genocida.

Es esta una verdad sencilla e irrebatible, pero que nadie se atreve a decir por temor a las represarías de los guardianes (de los rottweiler implacables) del sistema mediático académico que ha instaurado la dictadura de lo políticamente correcto.

Una verdad, repito, simple, pero irrefutable: el Estado azteca era un Estado totalitario genocida que oprimía a su propio pueblo y que llevó a cabo como política de Estado la conquista de otros naciones indígenas para tener seres humanos que sacrificar a sus dioses y usar la carne humana así conseguida como alimento principal de los nobles y sacerdotes.

Esta es la verdad que no se puede decir porque entonces la leyenda negra de la conquista española de México se cae como un castillo de naipes cuando es empujado por una pequeña brisa. Esa es la verdad que me lleva a afirmar que si España tuviese que pedir disculpas por haber vencido al imperialismo antropófago azteca, tanto los Estados Unidos como Rusia tendrían que pedir perdón por haber derrotado al imperialismo genocida nazi.

La batalla por Tenochtitlán fue sangrienta, pero tan sangrienta como la batalla por Berlín, que puso fin al totalitarismo nazi. Las pruebas que presento en mi obra Madre Patria. Desmontando la leyenda negra desde Bartolomé de las Casas al separatismo catalán sobre el holocausto azteca son abrumadoras.

Cuando se analiza la historia sin prejuicios y no se quiere ocultar la verdad, como hacen los supuestos historiadores que escriben sobre el supuesto genocidio que implicó la conquista española de América, pero que callan sobre los sacrificios humanos realizados por los aztecas, se llega a la conclusión de que el imperialismo azteca fue el más atroz de la historia de la humanidad.

Por otra parte, estimado presidente, es indiscutible que el mismo pueblo azteca (no la nobleza y la casta sacerdotal) sintió un gran alivio cuando se produjo la caída de Tenochtitlán, porque el Estado azteca era un Estado totalitario que oprimía también a su propio pueblo, sobre todo a las mujeres.

El Estado estaba compuesto de una casta oprimida (conformada por los esclavos, los labriegos y los artesanos) y una casta opresora integrada por la nobleza y los sacerdotes encargados del culto a los dioses. No hay duda alguna que el pueblo azteca sufría la tiranía del emperador Moctezuma.

Bajo el despotismo de Moctezuma (como demostró también José Vasconcelos) «las mujeres eran poco menos que mercancía y los reyezuelos y los caciques disponían de ellas a su antojo y para hacerse presentes». No hay duda alguna de que «el lazo que unía a Moctezuma con sus feudatarios era de terror, que cada rey comarcano dejaba en rehenes en la capital hijos, parientes, amigos».

Estas son las verdades que me llevan a reafirmar que Hernán Cortés no conquistó México. Hernán Cortés liberó México del imperialismo azteca.

Estas son las verdades por las cuales, estimado presidente Andrés Manuel López Obrador, pienso que usted no ha aceptado hasta el día de hoy mi desafío de convocar un gran debate sobre la Conquista de América (como tuvo el coraje de realizar el emperador Carlos V en el año 1550), que podría tener lugar en una universidad de Suiza, la que el señor presidente elija, y al cual asistan cinco especialistas que defiendan las tesis del señor presidente y cinco especialistas que, como quien esto escribe, sostengan que España no conquistó América, sino que España liberó América.

Es de hombres de bien reconocer los errores. Pero si usted cree que no se ha equivocado al reivindicar el Estado genocida más espantoso de la historia de la humanidad tenga entonces a bien aceptar reto que le he lanzado.

 

10 comentarios

Mariana

Excelente carta: Felicidades Dr. Marcelo Gullo.

Pienso que la mayoría de los mexicanos están de acuerdo con usted y reconocen el lamentable estado de la cultura actual en México.

Dios ha puesto a una persona culta como usted para expresar lo que muchos mexicanos no se atreven: Gracias.
Viva la antigua Nueva España.
9/09/21 5:13 PM
Ramón montaud
Buena para puntualizar fue la Corona de Castilla la que participo en el descubrimiento del nuevo mundo, sobre todo extremeños y andaluces.
AMLO está muy ocupado con el Tren Maya, y estoy seguro que le tomara en serio un día de estos,o de lo contrario existe la frase de que a la tercera va la vencida.
Podemos solicitar a AMLO, que ya que desprecia a parte de la historia España que nos devuelvan de esa parte de la historia todas las iglesias y catedrales, todos los edificios coloniales, todas las universidades, todo lo que en la era colonial se hizo allí desde el punto de vista arquitectónico, y artistico, todas las obras escultóricas y pictóricas, que prohíba el catolicismo, que la Virgen de Guadalupe deje de ser la patrona de México y que establezca nuevamente las costumbres aztecas.
Como buen patriota que diga a sus ciudadanos que está avergonzado de la inmensa perdida de territorios en EE.UU. en el siglo XIX.
Si España es lo que AMLO cree que es y su descendencia sigue siendo culpable, porque se invito a tanto español a su país a partir del año 1939.
Tenía que haberse continuado sin relaciones diplomaticas con
España, porque se restablecieron en el año 1977?
Porque AMLO, deja mucho que desear como persona aunque es el típico político de Maquiavelo.
9/09/21 6:51 PM
Ene
José Obrador Revueltas nació en Ampuero (Cantabria). Fue el abuelo de López Obrador.
José González Viñas nació en Asturias. Fue el bisabuelo de López Obrador.
Pobre López Obrador. Descendiente de hijos de esa nación que lo trae tan resentido.
Que se consuele con Pedro Sánchez, que le dijo que muchos españoles, huyendo del franquismo, encontraron en México su segundo hogar, y que eso es una deuda que tiene España con México. (¿Deuda de España? Que la pague Sánchez, que es quien la reconoce)
10/09/21 4:36 AM
Gerardo S. I.
Manuel Andres Lopez Obrador -MALO-, en el mejor de los casos esta Senil; en el peor de los casos, es un Psicopata. Dios lo perdone y nos libre de él pronto.
11/09/21 12:48 AM
Sonia Calderón
A ese texto agregaría que, el imperialismo totalitario de los aztecas tenía asediado y bloqueado económicamente durante 60 años a la 1er. REPUBLICA del continente que es la República de Tlaxcala, antes Tlaxcallan. Este bloqueo en la actualidad podria igualerse al bloqueo comercial que igual por 60 años les tiene sometidos el imperio de los U.S. al pueblo cubano.
Los Tlaxcaltecas férreos enemigos del imperio fué el único pueblo que prefirió presindir de bienes tan básicos como la sal, antes que doblegarse y rendirse al imperio. Dentro del numero de victimas mortales de los aztecas que usted menciona, puedo afirmar que eran miles o posiblemente millones de Tlaxcaltecas, ya que vivían asediados y perseguidos sus guerreros para celebrar sus dichosas Guetras Floridas en honor a su Dios Huitzilopoztli para sacrificarlos. Y a la llegada de los Españoles hubo otros indígenas que les dijeron a los españoles que buscaran a los Tlaxcaltecas por ser en mesoamerica bien conocidos por su valor de enfrentar al imperio, y asi fue, llegaron a Tlaxcala, y tras varias batallas con éstos finalmente se llevó a cabo un diálogo al ser reconocidos por los españoles como altos y valientes guerreros enemigos del imperio y ahí nació su alianza. Usted como historiador con sus altas credenciales. Le hago una pregunta; ¿Cuántos guerreros Tlaxcaltecas eran por cada guerrero español en las batallas contra los aztecas?. Ya que se dice que eran en su mayoría Tlaxcaltecas, que superaban en buen numero a los
12/09/21 1:50 AM
Sonia Calderón
Le hago una pregunta; ¿Cuántos guerreros Tlaxcaltecas eran por cada guerrero español en las batallas contra los aztecas?. Ya que se dice que eran en su mayoría Tlaxcaltecas, que superaban en buen numero a los españoles, y fueron los Tlaxcaltecas pieza medular para vencer al imperio, y no para "ayudar" a España, si nl que Tlaxcala tenía suficientes razones para masacrarlos y acabarlls por los 60 años de asedio y asesinato de su puebll, así que fue su propia guerra también con ayuda de la oportunidad presentada por los españoles. Y me atrevería a contradecir su tesis con todo el respeto, de que No fueron los españoles los que liberaron a los pueblos del yugo del imperio, si no los Tlaxcaltecas con ayuda de los españoles quienes lo hicieron. Y en donde sí podria coincidir es, que en la colonización, sí fueron los españoles con ayuda de los Tlaxcaltecas.
Esto se lo plantea una Tlaxcalteca que desea igual que usted reinvindicar la historia con la verdad basada en mi sentido común y en lo que he podido leer. Saludos desde mi hermoso Mexico Lindo y querido.
12/09/21 3:58 AM
Jorge Cantu
Sonia Calderón:

"¿Cuántos guerreros Tlaxcaltecas eran por cada guerrero español en las batallas contra los aztecas?"

"El ejército que destruyó México Tenochtitlan el 13 de agosto de 1521, contaba con 99% de soldados indígenas y menos de 1% de españoles. En las cifras recientes que manejan los historiadores, hay polémica sobre las cantidades más no en las proporciones, sostuvo Federico Navarrete Linares, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, en una nueva sesión del Seminario México Tenochtitlan. Siete siglos de historia, organizado por la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI) del gobierno de la Ciudad de México.

Como parte de la conferencia virtual titulada “El papel de Tlaxcala en el proceso de la Conquista”, el doctor en Estudios Mesoamericanos, abordó uno de los episodios más polémicos de la Conquista, pues en el que, sin embargo, casi todo el mundo reconoce la importancia de ese grupo y de otros aliados mesoamericanos en la rendición de los mexicas y la posterior destrucción del imperio.

Navarrete Linares señaló que las cifras suelen ser de mil españoles por cien mil indígenas, aunque se piensa que pudieron haber sido más de los pueblos originarios. Pese a que no hay consenso en las cifras de combatientes, precisó que los españoles nunca pasaron de mil."

(Tomado del sitio web de periódico "El Economista" de México).
15/09/21 1:50 AM
El gato con botas
¿Por qué los gobernantes mejicanos odian a España? Básicamente son masones y cualquiera que difunda la fe católica es enemigo, y básicamente también tienen consagrado el país a los dioses caníbales aztecas como bien claro demuestra el escudo de la bandera mejicana. Así se explica lo primero y, como consecuencia, la violencia hasta extremos satánicos en la que se desenvuelve el país.
16/09/21 9:32 AM
Javidaba
Muchas gracias, D. Marcelo.
16/09/21 10:46 AM
FrAsis
Excelente información para los que sabemos poco de este tema.

Dada la situación de apostacia y Dinio diabólico actual me pregunto quién puede convencer al demonio y sus secuaces con libros, tésis, biografías, cartas, abogados, lógica o retórica, etc. de que está equivocado??

Ellos se divierten mientras inventan la historia y la "corrigen". Mientras redefinen la verdad y la mentira, lo bueno y lo malo.

Ellos se divierten mientras nos distraen de la oración, dándonos algo para pensar y debatir, cómo aventar un trozo de carne a los leones, mientras ajustan sus planes y los implementan sin perder tiempo.
17/09/21 8:42 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.