Un sacerdote en la selva del Amazonas

Un sacerdote en la selva del Amazonas

El celibato es sentirse pobre y, a la vez, ser el más rico, porque nada necesitas. El pobre no tiene derecho a nada porque no es nadie. Tan solo puede dejarse amar por Nuestro Señor, que le desprenderá de todos los afectos.

Los sacerdotes del Amazonas vivimos la castidad como especial consagración al amor de Dios, que nos eligió y pensó en nosotros antes de la creación del mundo (Ef 1, 4), y respondemos a esa llamada con total desprendimiento y en plena libertad.

El celibato es una manera de amar y vivir en una comunión de corazones que crece de día en día. Es vivir solo para amar a Dios y servirle, para escucharle y obedecerle.

Es un diálogo de amor permanente, amor que es imposible encontrar en este mundo ni comparar con otros amores. Amor pleno, que llena esa sed de Dios: «¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y he aquí que Tú estabas dentro de mí y yo fuera, y por fuera te buscaba; y deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no lo estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuvieran en ti, no serían. Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y fugaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y respiré, y suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed, me tocaste, y abráseme en tu paz» (San Agustín).

Es amarle y sentirse amado de manera muy singular, beber de las fuentes divinas de su Corazón, dejarlo todo y, a la vez, no dejar nada, comparado con lo que se recibe. Es fiarse totalmente, incluso cuando caminamos sin ver nada, aunque sea aparentemente un imposible seguirle, e incluso cuando algunos se pongan en nuestra contra.

El celibato es decir fiat sin condiciones: «Si tú lo quieres Señor, hágase».

Vivir el celibato en la selva del Amazonas, en un clima extremo, donde las familias no disponen de ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas, es salir al encuentro del más necesitado, abriendo el corazón enamorado, mostrando al Señor y cantando su misericordia, agradecidos por su predilección.

Vivir el celibato es vivir el Amor que lleva especialmente a amar a los que no son amados, a ver en los últimos a Cristo, solo y abandonado.

El hermoso don del celibato llena y da sentido a la existencia. Es dejarse abrazar y estrechar por el pecho de Jesús, escuchar sus latidos que te dicen: «Te quiero», un te quiero incondicional, fiel y eterno.

Ser célibe es estar siempre en camino, dispuesto a que Dios te llame a vivir en permanente aventura sueños irrealizables. Es estar desposado para siempre con Cristo en este mundo y para toda la eternidad.

El celibato ensancha el corazón.

El celibato es también consolar al Amor que no es amado ni correspondido y desagraviar con un amor reparador: «Donde haya odio que yo ponga amor, donde haya ofensa perdón... Que no me empeñe tanto en ser consolado como en consolar, en ser comprendido, como en comprender, en ser amado como en amar» (San Francisco de Asís).

En la encíclica Spe Salvi, el Papa Emérito nos recuerda una preciosa cita de San Bernardo de Claraval: «Impassibilis est Deus, sed non incompassibilis» (Dios no puede padecer, pero puede compadecer). En efecto, «El Dios infinito y omnipotente» –en palabras de Benedicto XVI–, «se hizo hombre para poder com-padecer Él mismo con el hombre, de modo muy real, en carne y sangre, como nos manifiesta el relato de la Pasión de Jesús. Por eso, en cada pena humana ha entrado uno que comparte el sufrir y el padecer; de ahí se difunde en cada sufrimiento la con-solatio, el consuelo del amor participado de Dios» (Spe Salvi, n. 39).

La dureza del día a día en la selva del Amazonas necesita un Amor que te lleva a dar a todo y no espera ser amado, un amor que nada quiere ni desea.

El celibato es sentirse pobre y, a la vez, ser el más rico, porque nada necesitas. El pobre no tiene derecho a nada porque no es nadie. Tan solo puede dejarse amar por Nuestro Señor, que le desprenderá de todos los afectos.

El celibato, también como el amor humano, exige renuncia y sacrificio. ¡Por amor está mi Dios crucificado! El grito agonizante del Calvario también ha llegado a la selva del Amazonas, grito del dolor del Corazón de Cristo por los dolores del mundo. Los últimos de la tierra son sus predilectos, y su dolor es su propio sufrimiento.

El Espíritu Santo derrama este amor en nuestros corazones (Rom 5, 5), y por eso mismo queremos amar a los demás como Dios los ama: «Pues testigo me es Dios de cuanto os quiero a todos vosotros en el Corazón de Cristo Jesús» (Fil.1,8).

El enamorado vive en búsqueda constante del Amado: «Busqué el amor del alma mía, lo busqué sin encontrarlo. Encontré el amor de mi vida, lo he abrazado y no lo dejaré jamás...» (Cant 3, 1-4).

P. Ignacio María Doñoro, sacerdote misionero

100 comentarios

Ana
Pues ciertamente, a este sacerdote lo tenían que haber llamado para el Sínodo de la Amazonía. ¡Todo un ejemplo a seguir!
18/01/20 11:20 PM
Marta
Conozco en persona al Padre Ignacio. Su obra es la obra de Dios. El hogar Nazaret en la selva es el hogar de Dios. Y la vida del Padre Ignacio es un ejemplo de vida hacia la Santidad. Es un milagro en la Selva . Dios lo guarde y proteja muchos años Recemos por el.
18/01/20 11:22 PM
Jesus
Adelante, en ese empeño de ser solo de Jesús, y siendo de Él, poder ser luz y amor para los demás.
18/01/20 11:25 PM
Asun
Maravilloso sacerdote.su labor es increible.
Si todos tuvieramos un cachito del amor que desprende....no habria tantas desigualdades ni tantas guerras.
Gracias padre
18/01/20 11:25 PM
Candela Palazon
Padre Ignacio, es asombrosa la capacidad de sacrificio que desarrolláis algunos sacerdotes.
Luchar con el bien de la mano, en contra de las corriente actuales, es propio de los héroes.

Y tu labor en la selva un desafío que pocos podrían soportar aun siento también sacerdotes.

Gracias por derrochar valentía y entrega. Y sobre todo por tu ejemplo, tu amor al prójimo y al señor.
18/01/20 11:34 PM
Rosario
El celibato es entregarse a los niños crucificados, dar la vida por ellos como usted arriesgó y sigue arriesgando la suya.
Que Dios cada día siga proporcionándole la fuerza y la ayuda necesaria para que cada vez pueda acoger a tantos niños que le necesitan.
Dios le bendiga.
Paz y bien.
18/01/20 11:41 PM
Gonzalo Correa
Inmensa labor la que hace el Pater Ignacio. Tiene a toda la Guardia Civil a su lado.

Vigor, firmeza y constancia. Fé y amor por los más débiles en las puertas del infierno.
18/01/20 11:46 PM
María
Gracias Padre por explicar tan bien lo q es el celibato y por su gran apostolado en las Amazonas , le encomendamos !!
18/01/20 11:48 PM
Rosa Virtudes Verde Calatayud
Me encanta la labor Q esta ejerciendo Pater Ignacio velando por esos niñ[email protected] protegiendo los alimentandolos y dandoles un hogar el Hogar de Nazaret es una familia y por eso le admiro a usted Pater Ignacio y atodo su equipo y meencanta ayudarles
18/01/20 11:54 PM
FRANCISCO DOMINGUEZ ACUÑA
Tengo la fortuna de conocer desde hace años a éste santo en la tierra y a su hermosa obra de amor por los niños mas desfavorecidos por la fortuna, colaboro económicamente en la medida de mis posibilidades con su obra social en Perú y solo tengo buenas palabras para su accionar. Animo a todos los que puedan ayudar a que lo hagan, sus ayudas no caerán en saco roto por que es la honestidad encarnada y su vida está encaminada solamente a lograr que sus niños puedan superar sus traumas de la infancia aunque para ello ponga su vida en peligro como le ha sucedido mas de una vez en una sociedad tan violenta y deshumanizada como es en la que se tiene que mover. Un gran abrazo para el pater Ignacio y su obra de amor en la tierra.
18/01/20 11:58 PM
Carina
¡Que bonito!. Demos gracias a Dios por el regalo del celibato por el Reino de los cielos que ha dado a Su Iglesia. Pidámosle que nos ayude a reconocer un tesoro en la entrega del corazón entero a Dios, que viven nuestros hermanos sacerdotes, religiosos y otros fieles consagrados.
Que el Señor nos permita descubrir en esta entrega el reflejo del Amor a Dios sin medida al que estamos llamados todos en el Cielo y que ellos disfrutan anticipadamente en esta vida.
19/01/20 12:17 AM
Manuel Carlos
Cuando el corazón habla, Dios se hace voz y nos sigue inundando de alegrías. Muchas gracias Padre por sus palabras, Consuelo del que desea encontrar el Camino.
Saludos desde Sevilla.
19/01/20 12:17 AM
JAHC
Al fin una opinión sobre el celibato desde la fe y por un sacerdote que conoce y vive en la Amazonía.
Será también un intransigente de esos que no reconocen las bondades de la Pachamama?
Sólo faltaría que encima sea católico apostólico y romano de los de toda la vida.
19/01/20 12:18 AM
Concha Sánchez
El padre Ignacio, un hombre humilde y comprometido con los más débiles, los niños, esos angelitos que gracias a él, forman parte de una gran familia, una familia donde el eje principal es el amor, y por toda su labor , solo le pido a Dios que lo bendiga y proteja, y le siga dando fuerzas para seguir salvando a los niños, seres indefensos que sin su amor y dedicación , no estarían, gracias padre por ser como es, gracias por su dedicación, amor, y cariño con los más débiles, que Dios lo bendiga!!
19/01/20 12:18 AM
Santiago diez
Estuve este verano con el padre ignacio y sus 100 hijos de Dios en el amazonas. Uff increible el amor a Dios para hacer tanto bien. Ojala pueda en breve volver a verle. El Hogar de Nazaret es un paraiso entre tanta falta de valores. Gracias Pater ignacio
19/01/20 12:22 AM
Olivia Fernández
Bendito y Alabado sea Dios 💞 💒💞y Muchas gracias Padre por tú acompañamiento a [email protected] estos pequeños del Señor! Un fuerte abrazo dsd Madrid 🤗 💒 🤗
19/01/20 12:24 AM
Jaime Arias Hormaechea
Labor encomiable
19/01/20 12:25 AM
Blanca
Enhorabuena por tan estupenda labor y ejemplo.
Poder leer estos testimonios es gratificante.
Gracias 😊
19/01/20 12:26 AM
Luis Felipe
Gracias Pater por su ejemplo, por su entrega y por su valentía. Dios le bendiga
19/01/20 12:26 AM
Magdalena
El trabajo del Padre Ignacio es la labor compasiva de Dios en la tierra. Su amor hacia estos niños es su trabajo incondicional de entrega que cambiará, no solo a estos niños, también a futuras generaciones. Que Dios bendiga al Padre Ignacio.
19/01/20 12:30 AM
Carlos González Agulló
Actitudes de entrega y servicio como las del padre Doñoro y los miles de consagrados que ayudan al prójimo en situaciones tan difíciles, con riesgo para sus vidas y con una entrega absoluta, me reconcilian con la Iglesia, recordándome que no todo es Conferencia Episcopal Española o ciertos sectores vaticanos.
19/01/20 12:45 AM
Lola
El Padre Ignacio María Doñoro ha encontrado el AMOR que nunca falla. Como Santa Teresa, puede decir: "quien a Dios tiene, nada le falta". Está perdiendo su vida (en una ocasión casi la pierde de verdad) por los niños abandonados, que sin él estarían a merced de gente sin escrúpulos que haría con ellos cosas impensables para gente normal. Él tenía otras aspiraciones, pero se dejó tocar por el Señor, lo siguió y ya está recibiendo su paga: ¡¡La alegría de seguir a Cristo y ser testigo de que con Dios nada le falta!! Yo lo admiro profundamente.
19/01/20 12:46 AM
Diego Guillamon
Leal servidor a Dios y España ❤️
19/01/20 12:54 AM
Jose Luis
Un testimonio actual que mantiene vivo el amor de la evangelización. La entrega total de un corazón indiviso a través del celibato.
19/01/20 12:54 AM
Montse
Solo Dios Basta... El amor todo lo alcanza
19/01/20 1:07 AM
Marisa
El celibato es el mayor regalo que un sacerdote puede ofrecer a Dios, a Jesús.
No existe una demostración mayor de amor, no hay mayor prueba de entrega , la más sincera y probablemente
una de las más difíciles .

Necesitamos sacerdotes muy SANTOS ,que nos enseñen con su ejemplo que se puede amar a Dios de verdad, sin hipocresía, con total libertad .
Sólo por ese camino conseguiremos que el amor de Jesús llegue a todo el mundo.
Sólo como ejemplos de
santidad conseguirán encender el amor a Dios en resto de los corazones .
19/01/20 1:09 AM
Nancy Tosi
Gracias querido Pater y mi hermano en Cristo... maravilloso testimonio de la alegría del Celibato. Pronto estaré nuevamente en ese trocito de cielo que se llama Hogar de Nazareth!!!
Dios le colme de bendiciones y mucha paz junto a esos príncipes y princesas, lo quiero muchísimo!!!
19/01/20 2:36 AM
Antonio
Buen trabajo, siga adelante por el bien de esos niños.
19/01/20 3:55 AM
Carmen
la Labor del Padre Ignacio es encomiable, no hay camino tan Santo como el Amor que dá a todos los niños abandonados,exponiendo su propia vida,verdaderamente en su labor se vé la obra De Dios
19/01/20 7:16 AM
Javier
No es oro todo lo que reluce
19/01/20 8:24 AM
David Guerrero
Magnífico artículo. Este es un hombre de Dios.
19/01/20 8:24 AM
Javier Palacios Blanco
El Pater Ignacio nos recuerda la belleza del celibato sacerdotal y especialmente del misionero que se consagra a Dios y a entregarse a aquellos que no tienen nada, por amor a Dios. Porque tuve hambre y me diste de comer, estaba desnudo y me vestistes, enfermo y en la cárcel y me visitantes. Bienaventurados nuestros sacerdotes limpios de corazón porque ellos verán a Dios
19/01/20 8:40 AM
M. MATILDE
Una visión del celibato desde la más pura doctrina católica: el amor. No hay amor más grande que dar la vida (Jn 15, 13)
Qué falta nos hace en nuestra sociedad pensar desde el amor y no desde el egoísmo.
Muy recomendable este artículo para hacer ver a muchos que el celibato no está pasado de moda, sino todo lo contrario, que es la plenitud del amor.
19/01/20 9:04 AM
Joaquín
Páter Ignacio constituye todo un ejemplo de lo que nunca debe dejar de ser la Iglesia:entrega,servicio y coherencia con La Palabra de Nuestro Señor.
Gracias por su labor Páter!
19/01/20 9:13 AM
Consuelo Cerdá Marín
Muy hermoso y profundo el artículo. Cuando Dios elige, sabe que va a ser correspondido con fidelidad. Dejar todo para irse a Amazonas, no es fácil; pero el Amor todo lo puede. El Páter Ignacio lo hizo a cambio de nada; se cumplió " El Fiat", el "Hágase" para hacer la misión que está llevando a cabo. A pesar de las agonías o sufrimientos que pudiera sufrir, el compromiso que tiene con Dios jamás le será alterado porque sabe amar con Cristo en su corazón. Dios está con él y por siempre. Me siento muy orgullosa de conocer su misión, es admirable. Está presente en mis oraciones.
19/01/20 9:22 AM
Isabel
Que bonito testimonio sobre lo que supone para usted el celibato. Gracias Pater Ignacio porque su amor a Dios está dando sus frutos en el Hogar Nazaret con la magnífica labor que hace con sus niños.
Que su amor a Dios siga animándole a continuar y mis oraciones para que así sea.
Que Dios le bendiga Pater.
19/01/20 9:38 AM
María
Qué artículo tan bien escrito y qué razón lleva el Pater Ignacio María Doñoro... Conocer el Hogar Nazaret y colaborar con el es de las mejores cosas que me ha pasado. Es increíble ver la labor que hacen con sus niños y ver al Pater luchando a diario por cada uno de ellos.
19/01/20 9:42 AM
Isabel
Estupenda labor la del hogar Nazaret, imprescindible para dar un futuro digno a los niños y las niñas
19/01/20 9:45 AM
Javier Palacios Blanco
El Pater Ignacio nos recuerda la belleza del celibato sacerdotal y especialmente del misionero que se consagra a Dios y a entregarse a aquellos que no tienen nada, por amor a Dios. Porque tuve hambre y me diste de comer, estaba desnudo y me vestistes, enfermo y en la cárcel y me visitastes. Bienaventurados nuestros sacerdotes limpios de corazón porque ellos verán a Dios
19/01/20 9:51 AM
José Luis
Gracias Padre, por su labor.
Que Dios, le siga dando fuerza.
19/01/20 9:52 AM
maru
Maravilloso, hermoso, el testimonio de este sacerdote. Su defensa y exposición del celibato, es para enmarcarlo y colocarlo en todos los seminarios del mundo. Que tomen.nota, Kasper,.Marx, Hummes (no sé si este último está bien escrito) y todos los demás progres. Que el Señor bendiga, ayude y premie a este sacerdote misionero por su alegato maravilloso sobre el celibato.
19/01/20 10:07 AM
Jesús Amatriain
Nuestro Páter se supera día a día, me siento muy orgulloso de haberlo tenido en San Sebastián. Sigue adelante y ruega por nosotros
19/01/20 10:20 AM
Jesús Amatriain
Gracias Páter por tus artículos/enseñanzas, sirven mucho como guía ante actitudes que no son comprensibles. Ruega por nosotros
19/01/20 10:23 AM
Sergio
Gracias Parter por la labor que estas desempeñando, eres un ejemplo a seguir, gran persona y gran profesional!!
19/01/20 10:54 AM
Francisco Javier
Gracias por este articulo. Se nota el sacerdote que está enamorado de su vocación, no hay mejor argumento.
19/01/20 11:19 AM
Pablo Mayor
Que reflexiones más interesantes, Ignacio!.
Gracias por compartir estos pensamientos con todo el mundo.
Leyendo tu artículo me viene a la cabeza que existen muchos tipos de motivaciones para “hacer el bien” sea lo que sea que signifique para cada uno... unos lo haremos por puro egoísmo y autosatisfacción, casi diría por vanidad, otros por sentido del deber y otros por el más elevado altruismo. Ese es tu caso, sin duda. Pero está claro que la cuestión no es tanto hacer un acto de bondad y justicia aislado, único, sino convertir esa filosofía en un modo de vida, en algo cotidiano, habitual y en tu caso, rutinario. Eso es lo auténticamente sorprendente.
Por otra parte me planteo que para que esa rutina se mantenga en el tiempo tiene que estar basada o bien en la fuerza de voluntad que no es otra cosa que el compromiso con uno mismo o bien EN LA FE, que es el compromiso con Dios. En tu caso diría que se dan las dos circunstancias porque no me cabe duda que haces lo que haces (sin esperar nada a cambio) por una mezcla de ambas.
Ignacio, para mí eres un ejemplo de determinación y de Fe. Tus acciones me emocionan y me hacen sentir tanto orgullo que no se ni como explicarlo, pero que más da, no hace falta ninguna explicación.
19/01/20 12:19 PM
PALOMA
Ya labor encomiable la que hace el P. Ignacio y una Fe inquebrantable.
19/01/20 12:26 PM
María Sánchez
Felicito al Padre Ignacio por su magnífico artículo con un contenido ejemplar.

Muy verdadera y acertada la selección de citas bibliográficas.

Valoro, muy positivamente, el ejemplo y la labor de los misioneros que dan, desde lo más profundo de sus corazones, todo su Amor y dedicación a tantos necesitados.

Ellos nos enseñan a creer que se puede conseguir un mundo mejor donde la buena convivencia y la paz florezca en nuestras vidas.


19/01/20 1:15 PM
DANIEL NOTARIO HERRERO
En estos tiempos en que la Doctrina de la Iglesia parece que es moldeable y adaptable al mundo, y que todo es relativo, todo es negociable, y todo vale, voces como el Padre Ignacio Doñoro, o como el Cardenal Sarah se mantienen fieles a la Tradición, y advierten de la virtud del celibato, de la importancia de la vocacion, de esa responsabilidad, de la opción que un dia tomaron, por el Amor que todo lo llena, y que todo lo completa. Quien a Dios tiene, nada le falta (Sta.Teresa de Jesús). Y no necesitan de ningún otro tipo de amor, ni apego.
19/01/20 1:34 PM
Alicia A A
Gracias Padre Ignacio por su valentía y ejemplo de Fe. Un placer haberle encontrado casualmente en las redes sociales a usted y sus testimonios.
19/01/20 4:05 PM
Martinna
Cuando nos sentimos apenados por una iglesia ramplona Dios nos manda este testimonio precioso como consuelo. Te alabamos y te damos gracias Señor por darnos ejemplos de sacerdotes y feligreses santos
19/01/20 5:16 PM
P. Jesús
Pasé unos meses en la selva amazónica conociendo la labor de los sacerdotes en aquella tierra y colaborando con ellos. Puedo decir que soy testigo de cómo viven el celibato y es así como lo describe el P: Ignacio con el que tuve la dicha de estar. Esta es la labor y la realidad de aquellos benditos hermanos en el sacerdocio. Hombres sacrificados, entregados, que han renunciado a todo por amor a Jesucristo. Quién quiera cuestionar el celibato y presentar la labor pastoral del sacerdote casado en aquella zona de la selva amazónica es porque no ama a Jesucristo con un corazón indiviso y por supuesto porque no conoce ni cree en el celibato de muchos sacerdotes que no tenemos otro corazón que el Corazón de Jesús.
19/01/20 6:06 PM
José María
Sinceras reflexiones de un sacerdote de Cristo comprometido con su fe.
19/01/20 6:14 PM
Carmen Hoyo Lázaro
Agradezco de corazón su testimonio y labor en favor de los más desfavorecidos. Que el Señor le Bendiga y Guarde.
Desearía contribuír con mi donativo a su obra, por lo que agradecería un contacto ( Orden a la que pertenece. CTA. Bancaria etc...)
19/01/20 6:28 PM
Roque Perez Rivero
Tras leer este artículo del Padre Ignacio, que muestra su vida y hace presente la de tantos misioneros, doy gracias a Dios por el don del celibato de tantos presbíteros, que humanos y pecadores como son, se entregan del todo a Cristo amandole en los demás de forma oblativa y mostrando ser felices. No se necesitan más palabras al ver la riqueza del celibato para el presbítero católico. Solo se necesita ver y y creer en el don del Espíritu Santo a la Iglesia
19/01/20 6:41 PM
Riky Maiky FerNández Chávez
Soy Riky, tengo 19 años estudio Psicología, soy el hermano mayor de 83 hermanos, de esta familia llamada Hogar Nazaret. Les considero como mis hermanos, como mi familia por una razón principal que es haber nacido de la sangre de Cristo. El padre Ignacio María es nuestro papá, así le llamamos debido a que nos educa, nos ayuda crecer como personas en diferentes aspectos, por ejemplo en el sentido moral, axiológico y en lo más fundamental que es el aspecto espiritual. Además, nos ama, nos protege y está siempre con nosotros para echarnos una mano cuando las cosas se ponen duras.

Hogar Nazaret es la familia que el padre Ignacio María ha formado. Vivo con él desde hace más de 3 años, le he visto sufrir ante todo lo que iban diciendo en el Sínodo de la Amazonía.
Conozco a muchos sacerdotes de la Selva del Amazonas, vivo con ellos, comparto con ellos trabajo y confidencias. Viven el celibato con alegría, y es porque están profundamente enamorados de Cristo, en el sentido contrario sus vidas no tendrían ese brillo tan especial. Nada tienen que ver con las conclusiones del Sínodo de la Amazonía. Finalmente doy gracias a Dios por dar a los sacerdotes de la Amazonía el don del celibato.
19/01/20 7:30 PM
Miguel Antonio Barriola
Leyendo y meditando este testimonio tan sincero, se pregunta uno, si la ilusión de los famosos y tan anunciados "viri probati", que podrían ser ordenados sacerdotes, serían aptos para ofrecer un entrega tan "total".
Tendrían que atender a los hijos, a la esposa, al modo de mantener económicamente a la familia. Y las urgencias pastorales, evidentemente que pasarían a ser cumplimientos de funcionarios, no de una convencida dedicación total.
19/01/20 10:00 PM
Filomena García
Gracias al Páter Ignacio por la gran labor que realiza en la selva del Amazonas. Dios quiso ponerle dónde los pobres y abandonados son el desecho de la sociedad. Grande entre los grandes...sacrificado, comprensivo, amor por el débil....la obra de Dios se personifica en la figura de éste sacerdote.Dios le guarde por muchos años 🙏
19/01/20 10:25 PM
Vicenta Maria
Oŕo para que el Señor nos mande sacerdotes con un amor tan grande como el del padre Ignacio que hace una labor tan maravillosa en la selva con los mas desfavorecidos que Dios lo bendiga y le de mucha salud por muchos años
19/01/20 11:03 PM
Tonet Escrivà Jordi
Conozco desde hace muchos años al P. Ignacio y doy fe de el gran milagro de su trabajo en la Selva de Perú.
He conocido y vivido en la distancia sus necesidades, la alegría de sus niños, y sobre todo, la humildad de éste sacerdote enamorado de Dios dispuesto a entregar su vida por los más desfavorecidos del mundo.
Los crucificados sin culpa y sin defensa posible.
Les he oído, con alegría, manifestar el cariño que le tienen y el amor que reciben.
El milagro del Hogar de Nazaret es haber visto la multiplicacion de los panes y los peces gracias a la Providencia y a la entrega humide y ciega al Amor del Padre.
Que Dios le bendiga y que María no levante nunca su mirada a vd. padre.
Así lo pido.
19/01/20 11:44 PM
Marta M.C.
Mientras haya en la tierra sacerdotes que amen así a Cristo, podemos estar tranquilos... Estoy segura de que las palabras del Padre Ignacio Doñoro en torno al celibato expresan el sentir de miles y miles, ¡millones!, de sacerdotes católicos en todo el mundo, porque el que se entrega a Cristo por amor, no necesita nada más... ¡Qué amor más grande y qué suerte la del sacerdote! ¡Y qué suerte la nuestra, que tenemos sacerdotes que nos traen a Cristo a la tierra y nos ayudan a llegar al cielo! En el Amazonas o en Australia, en Noruega o en Alaska, ¿qué más da?
Gracias, Padre Ignacio, por vivir el Amor, con mayúsculas, consagrado a Cristo y a su Iglesia.
19/01/20 11:58 PM
Catisa Morales
Gracias páter por este precioso artículo.
Yo he dado clase durante muchos años y doy catequesis de postcomunión .Durante estos años he conocido a muchos sacerdotes y no sabe cómo me alegra ver que todos piensan como usted, o que usted piensa como ellos. No conozco a ninguno que piense como los sacerdotes del Sínodo de la Amazonia y doy por ello muchas gracias a Dios, porque son unos sacerdotes como Él quiere, sacerdotes generosos que le entregan todo y son felices de hacerlo.Dios los bendiga.
20/01/20 12:46 AM
Carina
Riky: tu testimonio de ser parte de esa familia del Hogar Nazaret me ha llenado de alegría. Tu cariño filial por el Pater se nota en cada palabra de tu comentario. El os quiere con el Amor más grande y se ve que se te está contagiando. Cuidale a él y a todos tus hermanos.
20/01/20 1:00 AM
Rosa
Hace años que conozco al Padre Ignacio María Doñoro y el Hogar Nazaret es ya parte de mi vida. Tengo muy buenos amigos sacerdotes, he compartido con ellos muchas confidencias. El celibato sacerdotal es para todo sacerdote un inmenso tesoro que ha recibido del Señor. Que va en vasijas de barro. Tesoro que tienen que cuidar y procurar, como dice en el artículo, que el corazón crezca en amor a Dios cada día más. Las conclusiones del llamado Sínodo de la Amazonía nada tienen que ver ni con las realidad de los sacerdotes de la Amazonía ni con los sacerdotes de la Iglesia Católica. El celibato llena y da sentido a la existencia del sacerdote. Gracias Infocatólica por publicar estas palabras que tanto bien hacen y tanta luz dan.
20/01/20 2:36 AM
Victoria Osuna
Gracias, Padre Ignacio, por explicar de una forma tan bella el don del Celibato. Gracias por la labor que realiza y por hacernos partícipes de ella. Que Dios le de fuerzas para seguir durante mucho tiempo al frente del Hogar Nazaret.
20/01/20 9:53 AM
Pilar
Admiro profundamente la labor del Pater Ignacio, muy interesante su artículo sobre el celibato muy acorde con su ejemplar personalidad. Muchas gracias por su fortaleza y entrega a los niños más necesitados, son estas las noticias q diariamente tendríamos q ver, gente como usted q hace q el mundo sea un poco mejor.Muchas gracias Padre Ignacio y q Dios le siga dando salud y energía muchos años más
20/01/20 10:54 AM
Juanjo Ortega-Curado
La Obra de Dios se materializa a través de sus discípulos, de su Amor,y Entrega, del Servicio a los demás, y usted Páter demuestra que el Amor llena al hombre mientras su espíritu queda completo del Espíritu Santo, del Amor de Ntra. Madre, de la sonrisa de los niños.
Gracias por darnos a conocer su obra, la Obra de Dios!
20/01/20 5:00 PM
Chechu
Gracias Dios Padre, Creador, Providente, gracias por cuidar de Don Ignacio para que Don Ignacio cuide de esos niños. Gracias D. Ignacio por salvar mi Fe aquellos años de juventud desnortada.
20/01/20 8:40 PM
Candela
¡Ánimo Padre!
Necesitamos muchos sacerdotes como tú . Porque nos hace sentir que los cristianos no podemos estar solamente en el patio de butacas y pagando la entrada. Tenemos también que ser actores. GRACIAS 🙏
21/01/20 9:17 AM
Rubén
Ya va a tener la visita de algún comisario misericordioso para ver como andan las cosas. Es la realidad.
21/01/20 2:12 PM
Alexis
Un texto esclarecedor puesto que está escrito por un sacerdote que vive directamente la realidad del ministerio sacerdotal en la Amazonía, dentro de lo que ha sido siempre el magisterio De la Iglesia y que confiamos siga siendo! Ánimo para su obra padre, Dios le bendiga!
21/01/20 2:49 PM
Octavio
Todo un ejemplo de entregarse al 100% a una causa, lo llevo siguiendo en sus labores humanitarias desde años y hace a uno insignificante. Muchisima suerte
21/01/20 3:55 PM
Iker
Magnífica reflexión sobre el celibato, solo alguien que lo vive con pasión podría hablar así. Y la mayor pasión es Jesucristo. El espíritu santo esté con todos los sacerdotes, curas, presbiteros, obispos y todo el que vive en el celibato por amor y servicio.
La paz!
21/01/20 7:31 PM
Elena de Miguel
El Padre Ignacio María ha comprendido perfectamente el mensaje de Cristo y nos transmite la palabra de Dios con sus obras por los niños desvalidos, por los pequeños Cristos de cada día. Para mí es como Superman pero con alzacuellos.
21/01/20 7:45 PM
Juan Tang
Dios bendiga a cada niño y niñas Que nuestro Padre misericordioso cuide siempre de ustedes
21/01/20 7:51 PM
Dolores
Creo que su mayor satisfacción será, cuando esos niños hayan llegado a su madurez con un amigo de camino llamado Jesús, y sienta que su labor se multiplicará por esas benditas almas.
Mientras, todos admiramos su obra. Que Jesús al que usted ama y ha entregado su vida le premie en todos esos hijos que llegaron a su vida a través del amor que llena su corazón.
Bendito sea Ignacio María Doñoro !!
21/01/20 7:56 PM
Alfonso Anadón Fernández
Desde luego ver la Cara del Páter Ignacio dice
Mucho de Él. Es el Espejo del Alma .Pese a qué he difiero Mucho de La Jerarquía actual de la Iglesia y de Su forma de Actuar ,ves a Soldados de Dios Haciendo el bien allí, dónde tanto se Necesita.
Bravo por él y por tantos Curas cómo él
Máximo, cuando sabes Su Trayectoria.
Muchas gracias Padre Ignacio.
Un fuerte ABRAZO.
Dios le bendiga.
21/01/20 9:15 PM
Nenín
Hace ya unos años, al poco de ser elegido el Papa Francisco, fui a la Sacristía de la Basílica-Catedral del Pilar y le pregunté a un Sacerdote “por qué no se pide también en la Misa por el Papa Benedicto XVI? Y me contestó: “porque ya no es Papa, él ha querido dejarlo… además ahora con este Papa están subiendo las estadísticas…” Me quedé muy triste, no lo entendí y sigo sin entenderlo todavía. Qué es la Iglesia, una empresa, la bolsa…? Se nos mide por estadísticas a los católicos? No sé qué está pasando en la Iglesia.
Y entre tantos temas y cuestiones que no entiendo, me encuentro con este artículo sobre el celibato de los Sacerdotes, en concreto, los Sacerdotes del Amazonas. Estoy leyendo el libro del Cardenal Robert Sarah “Se hace tarde y anochece” Ed. Palabra. Creo que el cardenal Sarah es una persona con suficiente autoridad para hablar de este tema y muchos más.
En el capítulo 2 “La crisis del sacerdocio”, entre otras cosas dice: “Hoy la Iglesia corre un serio peligro, porque lo que se está desmoronando es el significado más hondo del sacerdocio”… “la luz del sacerdocio se ha apagado. Y lo digo con más pena aún porque sé que son muchos los sacerdotes fieles que se dedican infatigablemente a su misión” “Hoy es imprescindible volver a la raíz de nuestro sacerdocio. Esa raíz, lo sabemos bien, es una sola: Jesucristo”. “El celibato manifiesta la esencia misma del sacerdocio cristiano. Hablar de él como si fuera una realidad secundaria es una ofensa para todos los sa
21/01/20 9:48 PM
Yolanda María
Gracias Padre por explicar de una forma tan clara y sincera el gran tesoro que es el celibato, por un excelente artículo, no sólo para leer, sino para releer y meditar. Gracias por este testimonio de amor al Amor.
21/01/20 10:20 PM
Maria Eugenia
Que magnifica persona el Pater Ignacio. Lo conocí siendo capellán de la Guardia Civil en Inchaurrondo en los peores años del terrorismo etarra. ETA la banda asesina que segaba vidas Diario. Que tiempos tan duros, el Pater celebrando funerales y consolando a víctimas y familiares, sin olvidar que él mismo era otro objetivo de la banda asesina.
Pues bien después de este periodo tan duro, difícil y sangriento se embarca en la aventura de la Selva amazónica, volviéndose a jugar la vida por unos seres indefensos, desprotegidos y abandonados y vendidos para traficar con sus órganos. Funda Hogar Nazaret para hacer el bien a todos estos niños. Una labor inmensa y que no tendría éxito sin la ayuda De Dios y la tenacidad del Pater. Gracias por dar tanto Pater Ignacio!!!
21/01/20 11:04 PM
Nenín
. los sacerdotes que hay en el mundo” “la relativización de la ley del celibato sacerdotal acaba reduciendo el sacerdocio a una mera función. Y el sacerdocio no es una función: es un estado. El sacerdocio no es hacer, sino ser” “El sacerdote está llamado a una entrega total y sin límites…”,”…el celibato expresa esa entrega esponsal, es el signo concreto y vital de ella, es el sello de la Cruz en nuestra vida de sacerdote” “Con su celibato el sacerdote elige desprenderse de sí mismo por amor para vivir siendo únicamente esposo de la Iglesia”.
“Si con su celibato el sacerdote manifiesta y da a entender al mundo que desea ser esposo de la Iglesia ¿qué sentido tiene la vida de los sacerdotes casados? ¿Estarían menos entregados a la Iglesia? ¿Cómo podrían vivir plenamente su responsabilidad de esposos y padres de familia si son ante todo esposos de la Iglesia y padres de los cristianos? Renunciar al celibato sacerdotal acabaría generando una interpretación errónea de los signos”.
“Si alguno viene a mí y no odia a su padre y a su madre y a su mujer y a sus hijos y a sus hermanos y a sus hermanas, hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo” (Lc 14, 26)”
“Ninguna autoridad, ningún sínodo, por ninguna razón y por ninguna necesidad local, podrá arrogarse el poder de disociar sin más el sacerdocio y el celibato sacerdotal, porque –tal y como recuerda el Concilio Vaticano II- el celibato del clero no es solo un “precepto de la ley eclesiástica, sino un don precioso de Dios” (O
21/01/20 11:09 PM
Maria Delgado de Robles
El Pater Ignacio María no le conocía mucho , si había oído hablar de él y de su obra, ,en poco tiempo, me he hecho fan de este maravilloso sacerdote, que me ha hecho que mi corazón se se abra por todo lo que hace por los chavales que viven un infierno , aquí en la tierra, se me saltan la lagrimas una y otra vez,.. qué labor! Dios mío!! cuanta fuerza! cuanto cariño enmana!! Gracias! Pater! Qué Dios le bendiga!!! Le mando un cariñoso abrazo y rece por toda mi familia y por mi!!! Creo muchisimo en usted! y me lempaoa de Fe!! Maria
21/01/20 11:29 PM
Jose Ignacio
Dios nuestro Señor le bendiga Padre Ignacio.Sinceramente me han llenado de alegria todos los comentarios.
22/01/20 8:15 AM
Jorge
Comparto...."El celibato, también como el amor humano, exige renuncia y sacrificio"... admiro su labor, su entrega y sacrificio en esa gran obra que es el Hogar Nazaret . www.hogarnazaret.es
22/01/20 2:10 PM
María Jesús
Pater Ignacio, un hombre bueno. Enamorado de Dios.
22/01/20 5:43 PM
Francisco Javier Miguel Sordo
Los que hemos tenido el don de conocer al Padre Ignacio Doñoro no nos sorprende ni sus palabras ni su obra. El Espíritu le lleva de su mano y es una gracia hablar y compartir con él su experiencia como consagrado a Cristo.
Bien está escrito que de lo que habla la boca, o " escribe la pluma " abunda el corazón; por eso, podría resultar oportuno contar con frecuencia con su pluma.

Un abrazo.
22/01/20 5:50 PM
Catisa Morales
Riky sé que eres un hermano mayor estupendo y que ayudas al P. Ignacio María todo lo que puedes. Nadie como tú para contar lo que es el Hogar Nazaret, sabes bien como se preocupa vuestro padre para que no os falte todo lo necesario y como os quiere. Un abrazo con todo mi cariño

Para poder ayudar a Riky y sus hermanos www.hogarnazaret.es

22/01/20 9:19 PM
Emma
Que labor tan preciosa. Gracias P. Ignacio y gracias también a infocatólica por difundirlo.
23/01/20 11:58 AM
Gemma Isabel García Crespo
Es admirable esta Misión De Dios a través del pater Ignacio. Un ejemplo a seguir. Estoy encantada de haber conocido su historia y a él desde el principio de su decisión de entregar su vida por los niños en Amazonas. Qué valiente y bueno.
Podría extenderme mucho en comentario pero he resumido porque hay actos que se sienten y expresan desde y hasta el Corazón 💖 que con escritos....
Obras son Amores y no buenas razones, como el Pater Ignacio comprende muy bien...
24/01/20 3:39 PM
Ana María Ruiz Díaz
Preciosas palabras sobre el celibato por parte del padre Ignacio. Otra manera de demostrar amor, a Dios y a los hermanos. Gracias Padre por su obra.
24/01/20 6:59 PM
Maria José Delgado
Gracias Pater por el ejemplo y esa gran labor.
24/01/20 7:10 PM
Alejandro Correa
Increible trabajo y dedicación. Un ejemplo a seguir. Magnifico!!
24/01/20 7:12 PM
Lola Quintero de Salas
Me alegró mucho saber de usted Pater, de que está bien y sigue con esa maravillosa labor que hace en el Hogar de Nazaret con sus niños.
No olvide rezar por nosotros, sus compatriotas de 🇪🇸que buena falta nos hace.
Aquí tb rezamos por usted, que Dios le siga amando, y dándole fuerza para seguir a delante.
Un abrazo desde Sevilla
25/01/20 5:40 AM
Eduardo Fernández
Y cómo no contaron contigo para el Sínodo de la Amazonia??? Ejemplo a seguir.
25/01/20 8:22 PM
Pilar Hinojosa
Escuchándote pater, me animas cada día a mejorar y a servir también más a los que me rodean. Tu labor, como ves,no solo tiene efectos en la selva. Gracias de corazón!
Seguiremos siendo tu altavoz en este lado del mundo para conseguir que más gente colabore con tu misión y abra también su corazón.
26/01/20 10:26 PM
David Sánchez
Conocí al Pater Ignacio hace 20 años, un ejemplo a seguir como sacerdote y como persona, he colaborado economicamente en su trabajo por el echo de conocerle y saber que haga lo que haga estará bien invertido.
Grande Pater!
29/01/20 10:13 AM
Maria Teresa Gallegos
Me fascino todo lo que dijo este misionero sobre el don del celibato. Me gustarla ayudarlo vivo en México, no se si tenga una cuenta en algun banco, para poder depositarle, para ayudar a su maravillosa obra misionera. Ma. Teresa. México.
31/01/20 2:44 AM
Miguel
Prueba irrefutable, de que la Santa Iglesia Católica, permanecerá de pie hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo, porque los verdaderos sacerdotes son como usted padre....verdaderos enamorados de Cristo.
2/02/20 5:48 PM
Cruz
Una gran labor en beneficio de los más necesitados.
4/02/20 9:46 PM
Guillermo
Bravo Padre Ignacio! Muy interesante y asi es la vida de los que estan completamente enamorados de Él hasta el punto de entregarse lo más íntimo de su ser. Tomo nota de todo el artículo. Muchas gracias y Dios le siga bendiciendo en su trabajo.
6/02/20 4:22 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.