¿Hacia la legalización del infanticidio?

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Si la vida de un niño en gestación depende solamente de lo que otros piensen o sientan a su respecto y no de una cualidad propia (su sola pertenencia a la especie humana), una de las inquietantes preguntas que surge es qué razón de peso –desde esta peculiar perspectiva–, hace lícito el aborto e ilícito el infanticidio.

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad abortista avanza sin pausa y a pesar de los ropajes de legitimidad con que se viste, su propósito es en realidad simple: que el niño no deseado pueda ser muerto sin más, sin importar cómo, ni cuándo ni por qué. A tal punto está empecinada en su campaña, que pretende disfrazar esta práctica como un «derecho humano».

Sin embargo, si la vida de un niño en gestación depende solamente de lo que otros piensen o sientan a su respecto y no de una cualidad propia (su sola pertenencia a la especie humana), una de las inquietantes preguntas que surge es qué razón de peso –desde esta peculiar perspectiva–, hace lícito el aborto e ilícito el infanticidio. O si se prefiere, ¿por qué resultaría aceptable matar a alguien en gestación y no si ya ha nacido? Si el querer de otros es tan importante para respetar la vida de estos pequeños, ¿por qué se aplica este baremo en el primer caso y no en el segundo?

Con todo, a medida que esta mentalidad avanza, las diferencias entre aborto e infanticidio se van haciendo horrorosamente tenues, a veces casi imperceptibles, como muestran los dos lamentables y recientes hechos que se relatan a continuación.

En Jujuy, Argentina, el lobby abortista logró que extrajeran del vientre de su madre por cesárea a una niña con seis meses de gestación, luego que en primera instancia se denegara la petición para abortarla en razón de haber sido producto de una violación. Este «plan B» se adoptó porque de acuerdo a la ley de ese país, es posible abortar en ciertos casos pero sólo hasta la semana 22 de gestación, puesto que hacerlo más tarde resulta demasiado riesgoso para la madre. Así, como el tiempo se había agotado (ya que Esperanza, como llamaron a la niña quienes intentaron salvarla, contaba con 26 semanas de desarrollo), se buscó otra vía para, literalmente, desembarazarse de ella. Y como era muy previsible, la niña murió a los pocos días, no existiendo hasta la fecha antecedentes claros de lo ocurrido.

En el fondo, y lo que llama la atención en este caso, es que se hizo todo lo posible por deshacerse de ella, dando igual para sus promotores que se obtuviera mediante un aborto o a través de un posible infanticidio, ya sea por exponerla a un peligro innecesario (puesto que podría haberse esperado un mes más de gestación), o por no otorgarle el cuidado requerido una vez nacida, dada su situación de riesgo evidente.

Por su parte, en Nueva York acaba de aprobarse una ley gracias a la cual, será posible abortar a un niño hasta el momento antes de su nacimiento, con lo cual, la delgada línea roja entre aborto e infanticidio parece casi ridícula. Ahora, puesto que existe una relación directa entre el desarrollo del niño y la peligrosidad del aborto para la madre (para el niño es igual, al acarrearle la muerte), la gran incógnita es cuál técnica se utilizará, no siendo improbable que se use una de las más macabras: el aborto por nacimiento parcial.

Parece de película de terror, pero no lo es. Lo importante es tomar conciencia que dadas así las cosas, no pasará mucho tiempo para que la legalización del infanticidio se plantee como un nuevo «derecho humano».

Max Silva Abbott

Este artículo fue publicado originalmente por diario El Sur de Concepción.

Tomado de VivaChile

 

Archivado en: Aborto

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

6 comentarios

Doctor Extraño
Uno de cada cinco embarazos acaba en aborto espontáneo, ¿Quien es el/la responsable de esto?



---



LF:
El cien por cien de las personas que nacen mueren. ¿Quién es el/la responsable de esto?



En InfoCatólica no estamos para tonterías.
13/05/19 10:13 PM
Juan Mariner
El aborto se inició como un supuesto despenalizado, y presentaba muchas lagunas jurídicas ya casi inviables en estos tiempos (ya no entro en asuntos científicos porque no entiendo de ellos), y eso, con los años, se debatió a todos los niveles hasta tener que declararlo "derecho" de la mujer para blindarlo ante todo ataque intelectual al que ya sucumbía y hacía aguas por mínimo que fuese. El caballo de batalla del aborto como "derecho" son los plazos que establece una ley, de un día para otro puedes o no puedes abortar según una norma; por tanto, nos dirigimos al ya casi infanticidio. Vamos ganando la batalla intelectual contra el aborto y lo saben, no sé si a los genocidas se les va a ocurrir algo nuevo o irán a la brava del por c....
13/05/19 10:35 PM
Fh
Doctor Extraño, qué extraño razonamiento, porque no es lo mismo que alguien se estampe contra el suelo porque, accidentalmente, se caiga desde una ventana, por ejemplo, a que lo defenestren. No, no es lo mismo.
14/05/19 10:59 PM
Luis López
Doctor Extraño, me extraña que vd. no sepa diferenciar una muerte natural de un asesinato.

Aunque bien mirado, no es extraño que se extrañe. Lo extraño es que se llame "extraño" . Tengo bastantes nombres que le cuadrarían mejor, pero no se los propongo por riesgo de ser censurado.


16/05/19 6:04 PM
Pablo
Bueno en la legislación de Roma la patria potestas incluia el derecho a matar a los hijos. A todos estos modernistas que quieren revivir esto (en la figura de la madre, porque a los padres se nos ignora al respecto) les propongo que ya puestos impongan de nuevo la esclavitud. Seria una forma de confirmar que para ellas hay personas tipo "a" y personas clase "b"...
En el fondo seguro que lo desean pero como la hipocresía manda, nadie lo dice (aunque se hace).
En fin es significativo que de un mundo que reniega de Cristo un sintoma sea la exaltación de las madres que asesinan a los hijos. ¿No?
16/05/19 10:18 PM
Ramvel
El aborto es en sí mismo un infanticidio, un homicidio, y adivinen, también un feminicidio.
Como la intención macabra de estas personas (corrompidas y alejadas de la gracia) es matar a como dé lugar. No importa si, en contra, se esgrimen razonamientos o argumentos de toda laya, solo pesan los deseos de "liberarse" de estos indefensos.
¿Cómo hemos podido llegar a estas instancias?
Al ser de origen diabólico la maldad y crueldad solo pueden ir en aumento. Solo así se explica que se pueda embotar el entendimiento de tantas personas.
Luchemos con las armas adecuadas ante esta desgarradora realidad que sufren estos niños en el vientre de sus madres. Es un crimen que clama al cielo y no podemos ser solo espectadores.
16/05/19 10:35 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.