Ante el proyecto de legalización de los matrimonios entre homosexuales

El Consorcio de Médicos Católicos de Argentina condena el intento de redefinir el concepto de matrimonio

Frente el avance legislativo de un proyecto de ley para legalizar el «matrimonio» entre personas del mismo sexo, el Consorcio de Médicos Católicos advirtió que se pretende «redefinir el concepto de matrimonio», ante lo cual renovó su compromiso de promover y defender el respeto a la vida humana y a la familia. «Toda la ley civil debe ser reflejo de la ley moral natural, de lo contrario será una ley inicua, a la cual existe la obligación moral de oponerse», subrayó en un comunicado firmado por Alejandro Nolazco, presidente, y Antonio Catalán Pellet, secretario.

(Aica/InfoCatólica) Tras señalar que "las legislaciones favorables a las uniones homosexuales son contrarias a la ley moral natural porque confieren garantías jurídicas análogas a las del matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo", indicó que "el Estado no puede legalizar estas uniones sin faltar al deber de promover y tutelar una institución esencial para el bien común como es el matrimonio".

Por lo tanto, el Consorcio de Médicos Católicos reafirmó que "el bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Hay que defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad".

Comunicado del Consorcio

El Consorcio de Médicos Católicos atento a las pretensiones de redefinir el concepto de matrimonio, expresa una vez más su compromiso de promover y defender el respeto a la vida humana y a la familia.

  1. Recordamos que esta materia atañe a la ley moral natural, y por lo tanto exponemos nuestras razones no solamente a los creyentes sino también a todas las personas de buena voluntad.
  2. El concepto natural y básico sobre el matrimonio y la complementariedad de los sexos propone una verdad puesta en evidencia por la recta razón y reconocida como tal por todas las grandes culturas del mundo. Ninguna ideología puede cancelar del espíritu humano la certeza de que el matrimonio existe únicamente entre dos personas de sexo opuesto, que se perfeccionan mutuamente para colaborar con Dios en la generación y educación de nuevas vidas.
  3. Toda la ley civil debe ser reflejo de la ley moral natural, de lo contrario será una “ley inicua”, a la cual existe la obligación moral de oponerse.
  4. Las legislaciones favorables a las uniones homosexuales son contrarias a la ley moral natural porque confieren garantías jurídicas análogas a las del matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo. El Estado no puede legalizar estas uniones sin faltar al deber de promover y tutelar una institución esencial para el bien común como es el matrimonio.
  5. El respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. Los hombres y mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta.
  6. Por lo tanto el Consorcio de Médicos Católicos reafirma que: el bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Hay que defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

6 comentarios

PEDRO
Me parece brillante la declaración del Consorcio de Médicos Católicos en cada uno de sus puntos, pero la presión del lobby gay es muy fuerte y hay muchas mentes oscurecidas que razones tan verdaderas y sencillas son incompatibles con su entendimiento. La degradación de la cultura,sin ir más lejos la televisión propone hasta el hartazgo como modelos a homosexuales y transexuales, lo cual hace que personas que no tengan las ideas y valores claros éstos se les desdibujen, y pobres los niños con la actual ley de educación sexual que promueve en las escuelas la promiscuidad y la homosexualidad, en qué estado quedarán sus mentes. FELICITACIONES AL CONSORCIO DE MÉDICOS CATÓLICOS Y DEFENDAMOS ESTAS VERDADES IRRENUNCIABLES. GRACIAS
16/05/10 7:55 AM
José Jacinto Verde Colinas
Yo también felicito, al igual que Pedro, esta condena de Médicos Católicos de Argentina.

Ojalá surjan cada vez más voces valientes y contracorriente en defensa de la Verdad que Jesucristo ha traído al mundo hace algo más de 2000 años, pero que también podemos encontrar en la Biblia y que con tanta valentía está defendiendo nuestro Papa Benedicto XVI.
16/05/10 12:46 PM
LP
Si el matrimonio va a ser cualquier cosa,entonces que lo quiten civilmente,porque se convierte en una institucion juridica que no sirve absolutamente para nada ni consiste en nada.Se convierte el matrimonio en un simple registro donde la gente se va apuntando por parejas sin saber por que es por parejas.Cada uno puede tener hijos sin necesidad de una institucion o una inscripcion en un registro¿entonce cual es el problema?¿que quieren que sea lo mismo?¿Que´ es lo que es lo mismo?
16/05/10 2:29 PM
DJ
Bien por los MEDICOS CATOLICOS DE ARGENTINA, ojala la CEA dijera algo... los ARGENTINOS lo estamos esperando con ansias...
16/05/10 3:31 PM
PEDRO
Qué podemos esperar de la CONFERENCIA EPISCOPAL ARGENTINA si en lugar de hablar de los Novísimos y la tracendencia que es lo que hace feliz al hombre hablan de los pobres! Así estamos, más abandonados que trapo de piso! Además en lugar de evangelizar con el Magisterio y santo Tomás de Aquino,pilar del Magisterio pierden el tiempo aguando la liturgia nada menos que en la consagración con el "tomen y coman", cambios que no llevan a nada pero sí a la tristeza de la pérdida de la fe(despúes se preguntan porqué tanta gente se va a las sectas).Dicho sea de paso el "canciller" de la Universidad Católica Argentina, (card.Bergoglio) con Zecca a la cabeza como rector de la misma se dieron el lujo de llamar a Zaffroni (homosexual), ministro de la Corte Suprema a hablar de los "valores" en dicha universidad (qué valores???); también tuvieron en otra oportunidad a Gianni Vátimo, con la misma orientación sexual como invitado. POR FAVOR AYUDA SANTO PADRE, QUÉ DESOBEDIENCIA!
17/05/10 12:42 AM
Roi
Realmente me entristece que se use a un grupo de opinión como un todo. Los médicos católicos tienen todo el derecho a opinar,por supuesto,pero no son "los médicos",y además,en los 6 puntos que se exponen,no se da ni un sólo argumento médico. Este mismo programa lo habrían podido firmar los Bomberos Católicos o los Albañiles Católicos.

Mis dos principales reticencias a este argumentario son dos:

- El Orden Natural: se expone como un conjunto de leyes que se dan como verdad absoluta,y no son más que consideraciones morales de una religión,eso sí,respetables. Existen diversos matices en estas leyes,y la consideración de la homosexualidad es una de ellas.

- Resulta muy contradictorio decir que no se debe discriminar a los homosexuales,para luego decir que no pueden tener los mismos derechos jurídicos,lo cual es una discriminación evidente.

Y por último ¿el problema es la palabra matrimonio? Pues cambiémosla,por cualquiera que nos guste más. Pero me da que el debate no va por ahí.
17/05/10 12:38 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.