Los obispos sudaneses expresan temor por Sudán
Los disturbios se han apoderado de Sudán tras el golpe militar del 25 de octubre (AFP)

Después del golpe militar

Los obispos sudaneses expresan temor por Sudán

Tras el golpe militar en Sudán, los obispos de Sudán y Sudán del Sur han expresado su consternación por el hecho de que la nación africana haya vuelto a la dictadura y los disturbios mortales.

(VaticanNews/InfoCatólica) El 25 de octubre, el general Abdel Fattah al-Burhan tomó el poder de un gobierno de transición y detuvo al primer ministro Abdalla Hamdok, así como a varios funcionarios gubernamentales y líderes políticos. Disolvió el Consejo Soberano militar-civil, el jefe de estado colectivo del país, que se había establecido para guiar al país hacia la democracia tras el derrocamiento del autócrata militar Omar al-Bashir, que gobernaba desde hacía mucho tiempo, tras la Revolución o el levantamiento popular (2018-19).

El fuerte militar anunció un estado de emergencia, diciendo que las fuerzas armadas necesitaban garantizar la seguridad y la protección, pero prometió celebrar elecciones en julio de 2023 y entregar el poder a un gobierno civil electo. Tras la presión internacional, el ejército permitió que el primer ministro Hamdok regresara a casa bajo vigilancia al día siguiente.

El temor de los obispos sudaneses

«Estamos volviendo a una era militar en Sudán, a la guerra en lugar de la paz», dijo a la agencia de noticias Fides del Vaticano el obispo Yunan Tombe Trille de El Obeid, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Sudán y Sudán del Sur (SSSCBC). El propio ex gobernante Al-Bashir llegó al poder en un incruento golpe militar el 30 de junio de 1989. Sus partidarios han estado clamando por el retorno al gobierno militar.

Monseñor Trille cree que los Hermanos Musulmanes están detrás de la acción de las fuerzas armadas, diciendo que «se les podía ver en el Palacio de la República días antes del golpe». «Su solicitud al político gobernante fue clara: hacerse a un lado y entregar todo a los militares», dijo el obispo Trille.

Las elecciones de 2023 una «farsa»

Bajo el gobierno militar, los obispos de Sudán ven un futuro sombrío para Sudán. El presidente de los obispos sudaneses cree que los militares tomarán el poder total y se burlarán del mundo con la celebración de elecciones en julio de 2023. Será una farsa más, que legitimará su poder, como ha sucedido con gobiernos anteriores. «Es muy probable que la gente continúe saliendo a las calles, pero en esta situación, pronostico que habrá mucho sufrimiento», dijo.

Llamada a respetar la vida

En declaraciones a ACI África el martes, el obispo Trille subrayó la urgente necesidad de que la comunidad internacional presione a los militares para que muestren respeto por la vida humana. «Estamos escuchando sobre la muerte de personas que expresan sus sentimientos sobre el golpe de estado contra gobiernos civiles», dijo, incluidos manifestantes que fueron atacados por las fuerzas de seguridad. «La comunidad internacional debería presionar a la junta para que valore la vida de sus ciudadanos», dijo. Las fuerzas de seguridad han matado al menos a 11 manifestantes antigolpistas en los enfrentamientos que siguieron al golpe.

El obispo Trille también instó a la comunidad internacional a «ayudar a la junta militar a respetar y cumplir las normas, liberar a los ministros civiles detenidos y dialogar con ellos para devolver el poder al gobierno civil».

Al subrayar el compromiso social de los obispos por el bien común, el obispo Trille dijo: «La Iglesia en Sudán nunca ha permanecido en silencio bajo la cruz de Cristo, a pesar de algunos de los cambios que han tenido lugar en Sudán; la actitud de los líderes hacia la Iglesia nunca ha cambiado».

Codicia por el poder

Sudán permanece en el limbo, con la perspectiva de un gobierno militar y su represión, violencia y tiranía que se ciernen sobre el país. El general militar justificó su golpe citando luchas internas y estancamiento dentro del gobierno de transición, cuya popularidad ha menguado a medida que las condiciones económicas del país se han deteriorado.

Sin embargo, la verdadera razón del golpe parece estar en otra parte. Al-Burhan entregaría su presidencia del Consejo de Soberanía ya en noviembre, en un paso que reduciría el control militar sobre el país. Claramente, al-Burhan no está listo para renunciar al poder.

El golpe del lunes llega como el punto culminante de las tensiones entre los islamistas conservadores que quieren un gobierno militar y los que derrocaron a al-Bashir, luego de un fallido intento de golpe militar el 21 de septiembre. Ambos campos han organizado manifestaciones antes del último golpe.

Presión internacional

El golpe ha provocado llamamientos de la comunidad internacional, incluidos Estados Unidos y Occidente, para restaurar el gobierno de transición liderado por civiles y liberar a los detenidos tras la toma del poder por los militares. El Consejo de Seguridad de la ONU expresó el jueves su solidaridad con el pueblo sudanés y afirmó su disposición «a apoyar los esfuerzos para realizar la transición democrática de Sudán» y las aspiraciones del pueblo «por un futuro inclusivo, pacífico, estable, democrático y próspero».

El jueves por la noche, al-Burhan dijo en un discurso a los grupos que ayudaron a destituir al dictador Omar al-Bashir en 2019 que se estaban llevando a cabo consultas para seleccionar un primer ministro, según un video transmitido por Al-Jazeera TV. Dijo que el ejército está negociando con el depuesto primer ministro Hamdok para formar el nuevo gobierno.

Reacción de los militares

Sin embargo, los movimientos del hombre fuerte militar indican su renuencia a relajar su control del poder. Un funcionario militar dijo el jueves que Al-Burhan ha despedido al menos a seis embajadores, incluidos los enviados a Estados Unidos, la Unión Europea y Francia, después de que condenaron la toma del país por parte de los militares. Los diplomáticos prometieron su apoyo al depuesto primer ministro, Hamdok, y su gobierno. Un funcionario que habló bajo condición de anonimato dijo el miércoles que el general al-Burhan también despidió a los embajadores sudaneses en Qatar, China y la misión de las Naciones Unidas en Ginebra. La televisión estatal Sudan TV también informó sobre los despidos.

2 comentarios

Ramón montaud
El golpe Militar es en Sudán , y la Conferencia Episcopal es de Sudán y de Sudán del Sur. Como pastores hacen bien en ser visibles ante este Golpe de Estado que suponemos va a traer lo que
traerá y con solo una población cristiana inferior al 10% de la población y con los Hermanos Musulmanes a favor del golpe.
30/10/21 7:11 PM
maru
Hay bastantes países aún, que son verdaderos polvorines y la islamización subiendo. Qué el Señor tenga piedad y proteja a los católicos en esos sitios
31/10/21 9:46 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.