Solemnidad de Todos los Santos
La Iglesia triunfante. Solemnidad de Todos los Santos

Celebramos a todos los ciudadanos de la Jerusalén celestial

Solemnidad de Todos los Santos

Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, viven para siempre con Cristo. En la gloria del cielo, los bienaventurados continúan cumpliendo con alegría la voluntad de Dios con relación a los demás hombres y a la creación entera.

(InfoCatólica) Del oficio de Lecturas

De los sermones de san Bernardo, abad

¿De qué sirven a los santos nuestras alabanzas, nuestra glorificación, esta misma solemnidad que celebramos? ¿De qué les sirven los honores terrenos, si reciben del Padre celestial los honores que les había prometido verazmente el Hijo? ¿De qué les sirven nuestros elogios? Los santos no necesitan de nuestros honores, ni les añade nada nuestra devoción. Es que la veneración de su memoria redunda en provecho nuestro, no suyo.

Por lo que a mí respecta, confieso que, al pensar en ellos, se enciende mí un fuerte deseo. El primer deseo que promueve o aumenta en nosotros el recuerdo de los santos es el de gozar de su compañía, tan deseable, y de llegar a ser conciudadanos y compañeros de los espíritus bienaventurados, de convivir con la asamblea de los patriarcas, con el grupo de los profetas, con el senado de los apóstoles, con el ejército incontable de los mártires, con la asociación de los confesores con el coro de las vírgenes, para resumir, el de asociarnos y alegrarnos juntos en la comunión de todos los santos. Nos espera la Iglesia de los primogénitos, y nosotros permanecemos indiferentes; desean los santos nuestra compañía, y nosotros no hacemos caso; nos esperan los justos, y nosotros no prestamos atención.

Despertémonos, por fin, hermanos; resucitemos con Cristo, busquemos los bienes de arriba, pongamos nuestro corazón en los bienes del cielo. Deseemos a los que nos desean, apresurémonos hacia los que nos esperan, entremos a su presencia con el deseo de nuestra alma. Hemos de desear no sólo la compañía, sino también la felicidad de que gozan los santos, ambicionando ansiosamente la gloria que poseen aquellos cuya presencia deseamos. Y esta ambición no es mala, ni incluye peligro alguno el anhelo de compartir su gloria.

El segundo deseo que enciende en nosotros la conmemoración de los santos es que, como a ellos, también a nosotros se nos manifieste Cristo, que es nuestra vida, y que nos manifestemos también nosotros con él, revestidos de gloria. Entretanto, aquel que es nuestra cabeza se nos representa no tal como es, sino tal como se hizo por nosotros, no coronado de gloria, sino rodeado de las espinas de nuestros pecados. Teniendo a aquel que es nuestra cabeza coronado de espinas, nosotros, miembros suyos, debemos avergonzarnos de nuestros refinamientos y de buscar cualquier púrpura que sea de honor y no de irrisión.

Llegará un día en que vendrá Cristo, y entonces ya no se anunciará su muerte, para recordaros que también nosotros estamos muertos y nuestra vida está oculta con él. Se manifestará la cabeza gloriosa y, junto con él, brillarán glorificados sus miembros, cuand¬o transfigurará nuestro pobre cuerpo en un cuerpo glorioso semejante a la cabeza, que es él. Deseemos, pues, esta gloria con un afán seguro y total. Mas, para que nos sea permitido esperar esta gloria y aspirar a tan gran felicidad, debemos desear también, en gran manera, la intercesión de los santos, para que ella nos obtenga lo que supera nuestras fuerzas.

Oración

Dios todopoderoso y eterno, que nos has otorgado celebrar en una misma fiesta los méritos de todos los santos, concédenos, por esta multitud de intercesores, la deseada abundancia de tu misericordia y tu perdón. Por nuestro Señor Jesucristo.

De las lecturas de la Eucaristía

San Mateo 5, 1-12a. Las Bienaventuranzas.

En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:

«Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

La Iglesia triunfante y la Iglesia purgante.

Del Catecismo de la Iglesia Católica, nos. 1022-1023-1026-1027-1029 a 1031.

Cada hombre, después de morir, recibe en su alma inmortal su retribución eterna en un juicio particular que refiere su vida a Cristo, bien a través de una purificación, bien para condenarse inmediatamente para siempre. «A la tarde te examinarán en el amor» (San Juan de la Cruz, Avisos y sentencias, 57).

Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, viven para siempre con Cristo. Son para siempre semejantes a Dios, porque lo ven "tal cual es", cara a cara. Esta vida perfecta con la Santísima Trinidad, esta comunión de vida y de amor con ella, con la Virgen María, los ángeles y todos los bienaventurados se llama "el cielo" . El cielo es el fin último y la realización de las aspiraciones.

Por su muerte y su Resurrección Jesucristo nos ha "abierto" el cielo. La vida de los bienaventurados consiste en la plena posesión de los frutos de la redención realizada por Cristo, quien asocia a su glorificación celestial a aquellos que han creído en Él y que han permanecido fieles a su voluntad. El cielo es la comunidad bienaventurada de todos los que están perfectamente incorporados a Él.

Este misterio de comunión bienaventurada con Dios y con todos los que están en Cristo, sobrepasa toda comprensión y toda representación. La Escritura nos habla de ella en imágenes: vida, luz, paz, banquete de bodas, vino del reino, casa del Padre, Jerusalén celeste, paraíso: "Lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, lo que Dios preparó para los que le aman" (1 Co 2, 9).

En la gloria del cielo, los bienaventurados continúan cumpliendo con alegría la voluntad de Dios con relación a los demás hombres y a la creación entera. Ya reinan con Cristo; con Él "ellos reinarán por los siglos de los siglos".

Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo. 

La Iglesia llama purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados. La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura habla de un fuego purificador... Esta enseñanza se apoya también en la práctica de la oración por los difuntos, de la que ya habla la Escritura...

Desde los primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el sacrificio eucarístico, para que, una vez purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos.

11 comentarios

Sir Peter saint James
Si por algo se ha caracterizado la Iglesia tras el último Concilio es por la omisión de los novísimos. Nunca he oido hablar del Infierno en una homilía parroquial, y sin embargo, las palabras de Jesús están entre nosotros para siempre: "Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, pues muchos querrán entrar y no podrán". Tampoco he oido hablar en sermón alguno sobre los sufrimientos del Purgatorio, ni de la necesidad de que recemos por los afortunados que se hallan en él cumpliendo dolorosas penas de purificación. Del Cielo sí, por el contrario, he oido hablar muchas veces y, también he de decirlo, de forma engañosa, dando a entender que todos vamos a ir a ese lugar. Pocas cosas más difíciles que entrar por esa "puerta estrecha" y, sin la misericordia de Dios, nadie podría entrar, porque ya lo dice el divino Maestro: "Es imposible para el hombre, pero no para Dios".
1/11/20 9:47 AM
Ronin
Soy un pecador.
Y cada vez tengo menos fé. Es un año complicado para mi, veo tanto mal, tanto sufrimiento en lo personal y en lo general que cada vez creo menos.

Pero ayer a la noche, tras un día malo (aunque no peor que otros), me acordé de mis abuelos. Como este año no podré ir a llorar frente a su tumba. Y les pedí que rezaran por mi y por todos nosotros.
1/11/20 10:43 AM
Juan de Barcelona
Sin duda alguna todo un acierto incluir las lecturas de la santa Misa y la Oración colecta, así como la lectura Patrística del Oficio en un día tan señalado para todos los cristianos como es la Solemnidad de Todos los Santos.

Ellos son nuestros amigos y hermanos en el Cielo y sin duda alguna interceden ante Dios Nuestro Señor por todos nosotros
1/11/20 2:04 PM
hornero (Argentina)
"Nos espera la Iglesia de los primogénitos, y nosotros permanecemos indiferentes; desean los santos nuestra compañía, y nosotros no hacemos caso; nos esperan los justos, y nosotros no prestamos atención.

Despertémonos, por fin, hermanos; resucitemos con Cristo, busquemos los bienes de arriba, pongamos nuestro corazón en los bienes del cielo." (S. Bernardo).

Hoy celebramos juntos a nuestros hermanos bienaventurados, como “conciudadanos de los santos y familiares de Dios” (Ef 2, 19). Esta es nuestra auténtica condición; la debemos hacer valer de modo fuerte en estos tiempos, porque ella nos permitirá cambiar la suerte actual del mundo.; librarlo del usurpador, y emprender la magna tarea de edificar la CIUDAD DE DIOS, "la Jerusalén celestial que viene del cielo de parte de Dios" (Apoc 21, 2). La Aurora de María irradia la sabiduría, santidad y poder que necesitamos para llevar adelante la tarea, que transformará la ciénaga en un jardín, en el que Dios pasee la hermosura de sus perfecciones (Gen 3, 8). ¡Basta, de pensamientos y palabras rencorosas; de quejas y críticas saludables, demoledoras de errores, perversiones,complicidades, herejías y apostasías, ppero que NO PROCLAMAN el PLAN COMPLETO de Dios: el TRIUNFO DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA EN EL MUNDO, el aniquilamiento del anticristo, la Nueva Edad del Reino, en la que la CREACIÓN participará de “la libertad de la gloria de los hijos de Dios” (Rom 8). Si callamos el FINAL, será un PÉSIMO CUENTO, que no concluye en
1/11/20 2:36 PM
Spes
🎉🎉🎊!!FELICIDADES!!🎉🎊
SANTOS DE DIOS
Que tienen la imponderable dicha de gozar de Él.
Y felicitación a todos los que lleven nombres de Santos,,,que Dios nos reúna, cuando Él lo disponga,. con nuestro Santo Patrono , para saludarlo "" personalmente y en persona"" 😁
1/11/20 2:36 PM
PEDRO

Ronin, ¡¡ CRISTO ha vencido a la muerte ", que resucite tu FE.

Pecadores, somos todos, hasta los discípulos directos o primeros de Dios. Ya ves PEDRO le negó tres veces, y Pablo andaba a la caza de los cristianos, y excepto Juan ( otro discípulo amado del Señor ) que se quedo junto a la Madre de de Dios la Virgen Santísima, lo demás discípulos no estaban y " se habían dado el piro "; pero Cristo sabía de la condición humana y los perdono. Ya sabes que muchos de ellos murieron en martirio.

Y dices " cada vez tengo menos Fe "; pero ello no es cierto, porque estas siendo probado, ya ves estimado amigo " que el Cielo o la Eternidad se consiguen a través del dolor y del sufrimiento ". Ofrece tu cruz por tus seres amados y por los pecadores. No pienses que te falta FE, y que sepas que Dios esta vigilante, controlando cada segundo de tu vida. " Acaso tengas cruces, para que seas corredentor ", y ello es duro, pero transitorio, y al final todo mejorara, porque Dios es bueno y acude en ayuda de su hijos " y recuerda que no da una piedra a quien le pide pan ". El olvido que tu crees como hijo de Dios es una fina tentación del maligno. Cuando estés en la felicidad de la eternidad bendecirás esos malos momentos. " Dios crea bienes, pero también permite males, todos para la salvación de las almas ".
1/11/20 2:50 PM
hornero (Argentina)
continúo - Si callamos el FINAL, será un PÉSIMO CUENTO, que no concluye en el HÉROE, sino en la BRUJA.
1/11/20 4:06 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
¿Y si los imitamos? ¡No me parece mala idea!
Recurramos a ellos, por medio de la oración, para lograr tan pretencioso objetivo. Estoy segura que ellos nos van a echar una buena mano.
1/11/20 4:22 PM
enrique
Por los comentarios, compruebo ,que ha sido un acierto esta publicación. Nos ha movido el deseo de la vida Eterna.

Ronin: tu sinceridad me ha movido a rezar por ti. He rezado al Padre y a nuestra madre María ;estoy seguro que te llega, porque dice Jesus :
"... Si un hijo le pide al padre un pez, le va a dar una serpiente, si vosotros que sois malos no haceis eso, mucho menos el Padre que esta en los cielos ".
Si yo le he pedido aumente,tu fe y la mia, estoy seguro que así será.
Buenas noches: Ronin . enrique.
1/11/20 6:21 PM
enrique Cheli Pedraza
/Rogamos, para agradecer la ejemplaridad, virtuosismo y heroicidad de la vida de los santos y santas(canonizados y anónimos no canonizados) cuya, Festividad hoy Conmemoramos , a fin q intercedan por las Peticiones de Oraciones, q, venimos formulando a lo largo del año a quienes nos encomendamos, para q a través de tales, recibamos: gracias, favores y bendiciones.
/ Oramos, para que mas cristianos, católicos y creyentes se esfuercen , afanen e inquieten en "interiorizarse" de la vida de los santos y las santas , de quienes mucho, tenemos q aprender , dedicando, tiempo al conocimiento de sus biografías ,trayectorias y propuestas , q, retroalimentan nuestra Fe, Esperanza y Caridad y nos hacen descubrir, cual, es el camino, q, nos conduce al Cielo, por una eternidad¡
/ Imploramos, para que mas cristianos, católicos y creyentes, contribuyan, haciendo circular información, sobre los santos y santas del día, para que mas se favorezcan,beneficiándose de la intercesión de tales...
Gracias, Favores y Bendiciones a Quienes orarán por las siguientes intenciones y colaborarán en hacerlas circular en vistas a q mas se beneficien, por los tiempos, que, nos aguardan ...
( Al tener presente, q toda acción, aporte y contribución para informar, orientar y compartir con el prójimo, favorece , beneficia y bendice, no solamente a quien la realiza ,en cuanto a la consecución de su propia cristificación, santificación y divinización, sino, q repercute "positivamente" en todo el Cuerpo Místico
1/11/20 11:30 PM
Sacapuntas
Los bienaventurados son los habitantes del Reino de los Cielos, pero igual que el Reino ya está aquí, entre nosotros, muchos ellos también están aquí todavía, o se incorporan. Ellos traen el Reino a este mundo y se puede disfrutar de él siendo como ellos. No hace falta poseer las nueve gracias, con una ya seríamos bienaventurados
2/11/20 4:43 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.