Palabras del Papa en el Ángelus celebrado en el Valle de Aosta

«El deber educativo de los abuelos es cada vez más importante»

«Agradezco a Dios que me ha concedido la felicidad de estas jornadas marcadas por el reposo, a pesar de mi pequeño incidente que ya conocéis y que podéis ver». Con estas palabras Benedicto XVI saludó a los fieles que le acogiero entre aplausos y canciones, durante el Ángelus celebrado en las montañas del Valle de Aosta. Benedicto XVI se detuvo a reflexionar, durante su alocución previa al rezo mariano del Ángelus, sobre la memoria que ayer se celebró de los santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen y por lo tanto, abuelos de Jesús. Ante esta conmemoración, el Papa dirigió su pensamiento a los abuelos y a la importancia de la educación, que tiene un lugar fundamental en la pastoral de la Iglesia.

(RV/InfoCatólica) El Papa invitó a rezar por los abuelos que en la familia “son los depositarios y a menudo testigos, de los valores fundamentales de la vida”. “El deber educativo de los abuelos –enfatizó el Pontífice- es cada vez más importante, y todavía lo es más, cuando por diferentes razones, los padres no son capaces de asegurar una adecuada presencia al lado de los hijos en la edad de crecimiento”. En este sentido, el Santo Padre confió a todos los abuelos del mundo a la intercesión de santa Ana y san Joaquín , dirigiéndoles una bendición especial.

Asimismo el Santo Padre reflexionó sobre el pasaje evangélico de ayer dedicado al cuarto capítulo de Juan, en el que se habla del milagro de los panes, del prodigio del Señor que caminó sobre las aguas del lago en tempestad, y del discurso en el que Él se rebela como “el pan de vida”.

En este Año Sacerdotal, Benedicto XVI señaló que el texto de Juan lleva a los sacerdotes a reflejarse en los apóstoles, preguntándose: ¿Dónde podré encontrar el pan para tanta gente?, ¿Quién soy yo?, ¿Cómo puedo con mis límites ayudar a Jesús en su misión?. “La respuesta la da el Señor -dijo el Papa- poniendo en sus manos ‘santas y venerables’ el poco que ellos son, los sacerdotes, nosotros los sacerdotes nos transformamos en instrumentos de salvación para muchos, ¡para todos!”.

Tras el rezo mariano del Ángelus y el responso por los fieles difuntos, Benedicto XVI saludó a todos los presentes en varios idiomas deseando unas felices vacaciones para todos, y deteniéndose en particular a saludar a las hermanas de la Caridad de Santa María reunidas en Capítulo General. “Queridas hermanas -les dijo el Papa-, tomad de vuestro carisma la linfa para ser signo del amor del Señor al servicio de los pobres y los jóvenes, imitando a María, modelo de caridad y Madre del Buen Consejo.

En polaco el Pontífice agradeció las muestras de afecto que desde este país le han llegado tras el pequeño accidente, mientras que en italiano saludó a todos los presentes y en especial, a la comunidad africana de Turín.

Saludo en español

El Papa se dirigió también a los peregrinos de lengua española con las siguientes palabras: “Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española que han participado en esta oración mariana, así como a cuantos se han unido a nosotros a través de la radio y la televisión. Invito a todos a que, a ejemplo de María, seáis dóciles a la voluntad de Dios, para dar testimonio del amor infinito que tiene a todos. Feliz domingo”.

Intervención del obispo de Aosta

El obispo de Aosta, monseñor Giuseppe Anfossi, saludó al Papa antes del rezo del Ángelus, el último que preside desde esta región donde el Pontífice ha estado descansando desde el pasado 13 de julio.

Agradeciendo su presencia y deseándole “buena salud y serenidad”, y haciendo referencia al pequeño incidente que tuvo Benedicto XVI que le provocó la rotura de su muñeca derecha, el prelado ha alabó en especial la visita que el Santo Padre realizó el viernes pasado a la catedral de Aosta para presidir las Vísperas.

El Valle de Aosta ha recibido al Papa en trece ocasiones, recordó Monseñor Anfossi, un hecho que “nos confirma en la fe” y “nos lleva a escuchar con detenimiento sus palabras”. En este sentido el obispo valdostano elogió la última encíclica social de Benedicto XVI, Caritas in Veritate: “tenemos el deber de prestar atención a lo que usted, Santo Padre, dice y escribe. La encíclica es un llamamiento a profundizar, a estudiar con más detenimiento, y a meditar religiosamente”.

InfoCatólica cuenta con tu ayuda, haz clic aquí

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.