Converso explica por qué eligió la Iglesia Católica y no la Ortodoxa

Iglesia Católica/Conversiones

Converso explica por qué eligió la Iglesia Católica y no la Ortodoxa

Brian Holdsworth explica en un vídeo cómo luego de convencerse de la existencia histórica de Jesús, comencó a buscar la Iglesia verdadera y la encontró en la Iglesia Católica.

(UCatholic/InfoCatólica) Después de que me convencieron las afirmaciones históricas del cristianismo sobre la persona de Jesús, comencé a buscar una iglesia a la cual pertenecer y, como lo hice, rápidamente me encontré confundido por la variedad desorientadora de enseñanzas y prácticas entre diferentes denominaciones cristianas, y esto me obligó a enfrentar preguntas sobre las divisiones que existen dentro del cristianismo.

Empecé a estudiar historia de la Iglesia y rápidamente reduje mi enfoque a la división entre catolicismo y protestantismo. La ortodoxia oriental no se inscribió en ese momento como contendiente por una razón muy simple.

Soy un hombre caucásico de habla inglesa en un país de la Commonwealth británica.

Hay una universalidad para el catolicismo que no existe en las iglesias ortodoxas orientales. Para convertirme en ortodoxo oriental, tendría que unirme a una Iglesia con una identidad étnica o nacional muy específica.

Cuando las personas me preguntan por qué no soy ortodoxo oriental, me siento tentado a caer en un ataque teológico, pero la forma más fácil de responder es señalándome que no soy ruso, ucraniano, griego ni de ninguna otra etnia de las iglesias orientales en la ciudad donde vivo.

Un punto de discordia en todas las principales divisiones en el cristianismo ha sido el enfoque en la autoridad. Entonces, la división Oriente-Occidente se centró en la autoridad del Papa frente a otros obispos y patriarcas. La reforma protestante tenía que ver con la autoridad de la Iglesia y el Papa frente a la autoridad exclusiva de las Escrituras, y la Reforma inglesa tenía que ver con la autoridad del Papa frente a la autoridad del Rey. Entonces, como podría adivinar, la autoridad, cómo se define y dónde reside, parece ser un componente bastante esencial de la fe.

Entonces, en el caso del cisma Oriente-Occidente, hubo una serie de controversias en las que se vieron envueltas, pero la más significativa fue el desacuerdo sobre la autoridad del obispo de Roma vs. la de los otros patriarcas y obispos. Roma insistió en que el obispo de Roma tenía una autoridad única y universal sobre toda la Iglesia, sin la cual no habría una Iglesia universal, heredada de la autoridad de Pedro. El lado ortodoxo oriental sostenía que el obispo de Roma era el primero entre iguales, pero solo de manera honorífica, lo que significaba que tenía la misma autoridad que los otros patriarcas. Entonces esa era su posición al entrar en la controversia.

Bien, ¿qué tan cierto era su posición después de que la controversia había llevado a una verdadera división y cisma? Bueno, Occidente aún mantenía la convicción de que el obispo de Roma tenía una autoridad universal sobre toda la Iglesia. Pero Oriente, no continuó tratando al Obispo de Roma como el primero entre iguales. De hecho, lo excomulgaron, lo que parece una clara violación de su propia afirmación de que ningún patriarca autocéfalo tiene autoridad sobre otro. El honor de los primeros entre iguales ha sido designado desde entonces para el Patriarca de Constantinopla.

Jesús quería que sus seguidores fueran uno como signo de su divinidad para el mundo. Entre Oriente y Occidente, por lo poco que sé de su historia, solo he visto grandes intentos de Occidente para darme cuenta de esa unidad. A través de los concilios de Lyon y Florencia, los obispos orientales aceptaron la posición de Roma sobre la Supremacía Papal, el Filioque y el purgatorio, pero la unidad que se desató se vino abajo cuando los delegados orientales volvieron a casa y sucumbieron a la presión política allí.

Roma siempre ha sido el iniciador del diálogo ecuménico, por lo que he visto. Fue en el primer Concilio Vaticano que las excomuniones mutuas de 1054 fueron levantadas. Fue el segundo concilio del Vaticano el que hizo del ecumenismo una alta prioridad para el avance de la Iglesia, lo que allanó el camino para la comisión teológica conjunta de Oriente y Occidente.

Fue el Papa Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI quienes recitaron el Credo de Nicea con los patriarcas orientales sin el filioque. Fue el obispo de Roma quien visitó por primera vez el este. No fue hasta 1995 cuando el Patriarca de Constantinopla finalmente visitó Roma.

El testimonio completo puede ser escuchado en inglés en el siguiente vídeo:

 

9 comentarios

Francisco Javier
Bienvenido a la fe en la única Iglesia fundada por Jesucristo que es nuestra Iglesia Catolica.
29/04/18 6:05 PM
Dania Montes de Oca
Es interesante tomar la decision convencido-a no por lo que dice otro o por fanatismo ciego sino por la lectura y análisis.
29/04/18 8:23 PM
Rinaldo26
UN converso muy centrado y puntual en su elección. En realidad a a la hora de la conversión de un no creyente al Cristianismo solo hay dos opciones : la Iglesia Católica y la Ortodoxa. Los protestantes vinieron después cada uno con su doctrina.
Pero mientras la Iglesia Católica es Universal, la Ortdoxa esta divida en según su país y obedecen al presente haga lo que haga. Es lo que se conoce como Cesaropapismo.
Por el contrario el Papa no rinde cuentas a nadie más que a Dios.
30/04/18 4:02 AM
Néstor
Me parece que hay un error, en cuanto a que las excomuniones mutuas entre Roma y Constantinopla se levantaron después del Concilio Vaticano II, en 1965.

Saludos cordiales.
30/04/18 1:33 PM
irma
Bienvenido a casa, el Cielo y la Tierra, se regocijan cada vez que un hermano encuentra el verdadero camino
Dios y María Santísima te bendigan mucho
30/04/18 2:30 PM
YH
De hecho es que en el fondo son la misma Iglesia.

La actual Iglesia Ortodoxa era la misma Iglesia Católica en su parte Oriental, hasta que sucedió el Cisma por división de opiniones, principalmente. Nunca debió de ocurrir, fue el principio de la decadencia de la Fe en todo el Orbe cristiano.

Espero que sea el primero de muchos de nuestros hermanos que se reconcilien de nuevo con la Iglesia Universal, o mejor aún: que la parte Oriental vuelva a abrazarse con la Occidental en la misma Fe del principio.
30/04/18 4:25 PM
ANGELICA
UNA PRUEBA MAS, QUE QUIEN BUSCA LA VERDAD LA ENCUENTRA. COMO UNO DE LOS PILARES DE STO DOMINGO "VERITAS", UNIDA A LA INVESTIGACION Y FORMACION, ILUMINARAN TU FE.
30/04/18 10:35 PM
Luis I. Amorós
Los patriarcas y arzobispos ortodoxos no tienen ningún interés en el ecumenismo, porque con el ecumenismo se les va abajo su tinglado de autocefalias infinitas, prerrogativas infinitas y compadreos con el poder político de turno.

Dicho esto, nos hace falta en Occidente tomar nota de cómo llevan los hermanos focianos el tema de la espiritualidad y las órdenes monásticas. Ni una grieta por la que se pueda colar el modernismo. Misma mística y mismas reglas que en los últimos 17 siglos. Podrán ser perseguidos por los comunistas, o podrán perder fieles a manos del materialismo y el ateísmo filosófico, pero ellos en sus trece. Nadie se confunde con ellos. Ojalá los "latinos" pudiésemos decir lo mismo de nuestros pastores.
30/04/18 10:58 PM
Abundando en el comentario de D. Luis I. Amorós, yo añadiría su fidelidad a los ritos tradicionales - sin los desvaríos post conciliares del catolicismo - así como su patriotismo y radical oposición a la invasión islámica, tan defendida desde diferentes púlpitos y "onejes", presuntamente, católicas.
De esto deberían tomar ejemplo las actuales jerarquías "nuestras" comenzando por quien esta en la mente de todos.
1/05/18 4:06 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.